“Independientemente del posicionamiento político responsable y abierto que adopte un periódico,

el sonido de una rotativa en funcionamiento constituye siempre una música que suena a la democracia, el inconformismo y la libertad que todos tenemos el derecho y el deber de disfrutar.”

Volver a Publicaciones

Estas publicaciones se pueden consultar bien en la Hemeroteca Web de EL CORREO GALLEGO, o bien en la de GALICIA HOXE, abajo indicadas:


Para facilitar la búsqueda, introducir:

  • Palabra a buscar: “jose manuel estevez saa”
  • Extensión de la búsqueda: “Todos”
  • Buscar en rango de fechas: “Todo el archivo”

Crítica Cultural: Columnas de opinión y artículos de análisis

  • ¿Son satánicos los versos? (El Correo Gallego, El Correo 2, 27/09/09). ISSN: 1579-1564
  • ¿Son godos los góticos? Una reflexión sobre la estética gótica. (El Correo Gallego, El Correo 2, 04/10/09). ISSN: 1579-1564
  • Las mujeres y una habitación propia. Sobre el universo de la figura femenina en (con)texto: sus espacios reales y simbólicos. (El Correo Gallego, El Correo 2, 11/10/09). ISSN: 1579-1564
  • Siglo XXI. El arte ha muerto, ¡viva el arte! (El Correo Gallego, El Correo 2, 18/10/09). ISSN: 1579-1564
  • Imagen. ¿Vale más que mil palabras? (El Correo Gallego, El Correo 2, 25/10/09). ISSN: 1579-1564
  • Los peligros de la publicidad. ¿Cuáles son los límites del arte publicitario? (El Correo Gallego, El Correo 2, 25/10/09). ISSN: 1579-1564
  • La caja tonta se ha hecho mayor. La transformación del fenómeno televisivo. (El Correo Gallego, El Correo 2, 06/12/09). ISSN: 1579-1564
  • Grandes retos para el 2010. Reflexión social, prudencia tecnológica y las humanidades. (El Correo Gallego, El Correo 2, 10/01/10). ISSN: 1579-1564
  • RAG: hoxe máis que nunca. Novos desafíos, próximas eleccións e decreto de plurilingüismo. Manuel González, presidente interino da Real Academia Galega. (El Correo Gallego, El Correo 2, 17/01/10). ISSN: 1579-1564
  • Lo "eco" está de moda. Ecología política, ecocrítica, ecofeminismo y los verdes. (El Correo Gallego, El Correo 2, 24/01/10). ISSN: 1579-1564
  • La seducción irlandesa. La verde Éire, Rexurdimento, Nós y Grial, y el Tigre Celta. Razones por las que Galicia ve a Irlanda como "nación hermana". (El Correo Gallego, El Correo 2, 31/01/10). ISSN: 1579-1564
  • Días de fantasía y amor. Máscaras, sueños e imaginación, carnaval y San Valentín. (El Correo Gallego, El Correo 2, 14/02/10). ISSN: 1579-1564
  • Eros se viste de mujer. El continente oscuro, cuerpo y escritura. Sexualidad femenina. (El Correo Gallego, El Correo 2, 21/02/10). ISSN: 1579-1564
  • La era de la simulación. Realidad virtual, medios e Internet, ciberniños. Todo en 3D. (El Correo Gallego, El Correo 2, 28/02/10). ISSN: 1579-1564
  • Las gracias de la mujer. Día Internacional. Grandes Gallegas. Luchadora anónima. (El Correo Gallego, El Correo 2, 07/03/10). ISSN: 1579-1564
  • La crisis de la prensa. Problema global. Competencia ¿desleal? Nuevas fórmulas. Los diarios buscan soluciones. (El Correo Gallego, El Correo 2, 28/03/10). ISSN: 1579-1564
  • Vacaciones en tiempos revueltos. Dudas razonables. Teoría lomaniana. Grandes hoteles. (El Correo Gallego, El Correo 2, 04/04/10). ISSN: 1579-1564
  • Salud, divino tesoro. OMS, mens sana, alimentación y slow food. Buenos hábitos. (El Correo Gallego, El Correo 2, 11/04/10). ISSN: 1579-1564
  • La parálisis nacional. La Irlanda de Joyce en la España del fútbol y los "realities". Qué hacer con la generación"ni-ni". (El Correo Gallego, El Correo 2, 18/04/10). ISSN: 1579-1564
  • Madre de familia. La historia materna ha sufrido todo tipo de invasiones. La mano que mece la cuna. (El Correo Gallego, El Correo 2, 02/05/10). ISSN: 1579-1564
  • Nuevas Torres de Babel. El fenómeno del multilingüismo en las Cortes Generales. El plurilingüismo como objetivo. (El Correo Gallego, El Correo 2, 09/05/10). ISSN: 1579-1564
  • El periodismo se adapta. Se vislumbran optimismo y aires de renovación en la prensa. Pedro J. Ramírez y la nueva edad dorada. (El Correo Gallego, El Correo 2, 27/06/10). ISSN: 1579-1564
  • Se busca talento. El nuevo capital humano de las empresas frente a la crisis. Los empresarios necesitan visión. (El Correo Gallego, El Correo 2, 11/07/10). ISSN: 1579-1564
  • Marbella revive y avanza. La perla de la Costa del Sol muestra sus armas de seducción. La confianza que dan las personas. (El Correo Gallego, El Correo 2, 18/07/10). ISSN: 1579-1564
  • Santiago, soldado y santo. Iconografía y crónicas refuerzan la dualidad del Apóstol. Símbolo de Fe y protección. (El Correo Gallego, El Correo 2, 25/05/10). ISSN: 1579-1564
  • Sanxenxo es mucho más. Paraíso de calidad humana, riqueza natural y excelencia turística. Su éxito es un premio al esfuerzo. (El Correo Gallego, El Correo 2, 01/08/10). ISSN: 1579-1564
  • Gula, ese delicioso pecado. Xurxo Fernández y su libro Caney motivan el sabroso debate. Xurxo y Ghaleb Jaber Ibrahim, con la gastronomía. (El Correo Gallego, El Correo 2, 08/08/10). ISSN: 1579-1564
  • El sacrificio de los toros. Una afrenta a la constitución, a la libertad y al lenguaje. Empresa y política echan un capote. (El Correo Gallego, El Correo 2, 15/08/10). ISSN: 1579-1564
  • Galicia vuelve a emigrar. La crisis se prolonga y nos hace revivir el trauma de la partida. La solución debe resultar integral. (El Correo Gallego, El Correo 2, 29/08/10). ISSN: 1579-1564
  • El septiembre más difícil. Gobierno y ciudadanos se enfrentan ahora a un mes muy duro. El estrés implica insatisfacción laboral. (El Correo Gallego, El Correo 2, 05/09/10). ISSN: 1579-1564
  • Autostop hacia Bolonia. La universidad se aproxima al Espacio Europeo en precario. Por el éxito de los estudios superiores. (El Correo Gallego, El Correo 2, 12/09/10). ISSN: 1579-1564
  • Universidad a la carrera. La OCDE y las sorpresas de "nueva matrícula" nos abren los ojos. Estudiantes en pista. (19/09/10). ISSN: 1579-1564
  • ¿Príncipes de las aulas? La sufrida vida académica del profesor universitario. (El Correo Gallego, El Correo 2, 26/09/10). ISSN: 1579-1564
  • Galicia como laboratorio. Nuestra comunidad podría ser un referente mundial en I+D+i. (El Correo Gallego, El Correo 2, 03/10/10). ISSN: 1579-1564
  • Cuando el arte apesta. Manifestaciones artísticas y hábitos que nos resultan nocivos. (El Correo Gallego, El Correo 2, 10/10/10). ISSN: 1579-1564
  • Periodismo de verdad. El reto de la prensa ante la nueva y difícil realidad social. (El Correo Gallego, El Correo 2, 17/10/10). ISSN: 1579-1564
  • La prensa y la política. El componente ideológico del periodismo como valor irrefutable. (El Correo Gallego, El Correo 2, 24/10/10). ISSN: 1579-1564
  • ¿Quién es Benedicto XVI? Por sus obras los conoceréis, solemos decir al hablar de personas por las que sentimos sana curiosidad. (El Correo Gallego, 06/11/10). ISSN: 1579-1564
  • La faceta intelectual de Joseph Ratzinger. (El Correo Gallego, 06/11/10). ISSN: 1579-1564
  • ¿Quién teme al Papa? Los católicos aumentan y la iglesia resulta imprescindible. (El Correo Gallego, 08/11/10). ISSN: 1579-1564
  • Las trabas de la lengua. La RAE aprueba una nueva Ortografía de la lengua española. (El Correo Gallego, El Correo 2, 21/11/10). ISSN: 1579-1564
  • O faro de Breogán. Antonio de Toro amosa ao mundo a esencia da cultura galega. (El Correo Gallego, El Correo 2, 28/11/10). ISSN: 1579-1564
  • ¡Viva Jalisco y el español! La Feria del Libro de Guadalajara (FIL) y el auge de la lengua española. (El Correo Gallego, El Correo 2, 12/12/10). ISSN: 1579-1564
  • Pisa se debe enderezar. El Informe PISA 2009 delata las carencias de nuestra educación. (El Correo Gallego, El Correo 2, 19/12/10). ISSN: 1579-1564
  • El principio de(l) Todo. La incertidumbre actual genera ilusorias teorías holísticas. El caso de Stephen Hawking y Roger Penrose. (El Correo Gallego, El Correo 2, 26/12/10). ISSN: 1579-1564
  • El triste bunga-bunga. El caso Berlusconi destapa la degradación mediterránea. Postulados patriarcales y machistas propician la vulgaridad de una (de)generación (ni-ni) en la que caen muchas jóvenes atraídas por la fama, el poder y el dinero fácil. (El Correo Gallego, El Correo 2, 13/02/11). ISSN: 1579-1564
  • Punto en boca. La hermandad entre las ciencias de la salud y las humanidades. En torno a José María Suárez Quintanilla, Presidente de ICOEC. (El Correo Gallego, El Correo 2, 27/02/11). ISSN: 1579-1564
  • Cerebros estafados. Los jóvenes son víctimas propiciatorias de un sistema mezquino. (El Correo Gallego, El Correo 2, 03/04/11). ISSN: 1579-1564
  • CdC: un faro internacional. En torno a la Cidade da Cultura de Galicia. (El Correo Gallego, 10/04/11). ISSN: 1579-1564
  • Inglés y excelencia. En España renunciamos al prestigio académico y al éxito laboral. (El Correo Gallego, El Correo 2, 15/05/11). ISSN: 1579-1564
  • Universidad frustrada. Se le impide actuar como verdadero motor de cambio integral. Se le demanda competitividad y excelencia a coste cero y sin ayudas. Estudiantes, investigadores y docentes sin apenas voz ni voto. (El Correo Gallego, El Correo 2, 22/05/11). ISSN: 1579-1564
  • Trabas para emigrar. El sistema educativo y nuestro modo de vida como obstáculos. Falta informacón y desconocemos las ofertas y otros modos de trabajar. La práctica docente actual tiene mucho de teórica y muy poco de práctica. (El Correo Gallego, El Correo 2, 29/05/11). ISSN: 1579-1564
  • Las rutas del empleo. La demanda internacional como salida a la escasez de trabajo. ¿Dónde y de qué hay trabajo? (El Correo Gallego, El Correo 2, 26/06/11). ISSN: 1579-1564
  • Galicia Hoxe en Europa. O xornal escrito en galego é un referente de eficacia e rigorosidade no marco europeo da Asociación Europea de Xornais en Linguas Minoritarias e Rexionais (MIDAS). (El Correo Gallego, 02/07/11). ISSN: 1579-1564
  • Campesinos e incendios. Éxodo rural, insensatez y campos 'a monte' como polvorines. (El Correo Gallego, El Correo 2, 10/07/11). ISSN: 1579-1564
  • Pobre Universidad. La poca financiación, la crisis y Bolonia arruinan la Institución. (El Correo Gallego, El Correo 2, 24/07/11). ISSN: 1579-1564
  • Los peligros de la Red. Este fenómeno social hace más vulnerables a nuestros jóvenes. Las amenazas de las redes sociales. (El Correo Gallego, El Correo 2, 31/07/11). ISSN: 1579-1564
  • Vivimos una cultura de narcisismo. El peligro de las sentencias categóricas. Los ricos siguen siendo los intocables. Los pobres no consiguen quitarse el yugo de sufridores. (El Correo Gallego, 08/08/11). ISSN: 1579-1564
  • La oportuna visita de Benedicto XVI. Sólo desde el ansia de notoriedad y publicidad se entienden las ilógicas manifestaciones 'anti-Papa'. (El Correo Gallego, 15/08/11). ISSN: 1579-1564
  • El uso útil o indecente del dinero. Los sueldos de los futbolistas frente al de los grupos sociales en quienes más confían los españoles. (El Correo Gallego, 22/08/11). ISSN: 1579-1564
  • El necesario análisis del discurso. Lo que se dice y el modo en que se dice adquieren tal relevancia que a todos los profesionales preocupa. (El Correo Gallego, 05/09/11). ISSN: 1579-1564
  • Sin casa ni sueldo no hay boda. La injusticia social hace que nuestros jóvenes pasen de la desolación a la indignación. (El Correo Gallego, 10/10/11). ISSN: 1579-1564
  • De Doha a Compostela con Amal. El Festival de Cine Tribeca de Doha y el Festival de Cine Euroárabe Amal unen el mundo árabe con el occidental. (El Correo Gallego, 31/10/11). ISSN: 1579-156
  • La CdC del Gaiás como prioridad. Una labor a realizar por todos. Sólo así el motor del proyecto Cidade da Cultura alcanzará su máximo rendimiento. (El Correo Gallego, 07/11/11). ISSN: 1579-1564
  • Galicia y los países anglófonos. La solvencia de Galicia en el conocimiento de la idiosincrasia, la especificidad y la singularidad de los países de habla inglesa. (El Correo Gallego, 28/11/11). ISSN: 1579-1564
  • Los efectos bondadosos de la crisis. Hemos abandonado nuestro estado de aletargamiento y ensoñación. (El Correo Gallego, 19/12/11). ISSN: 1579-1564
  • Debates de falsos gallos de corral. Opiniones cargadas de prejuicios e inmovilismo que se vierten en los medios. (El Correo Gallego, 26/12/11). ISSN: 1579-1564.
  • Una primavera para la universidad. ¿Por qué tengo la sensación de que la Universidad está viviendo una triste decadencia, pasando por una especie de oscuro invierno? (El Correo Gallego, 30/01/12). ISSN: 1579-1564
  • La crisis, el pesimismo y la prensa. Lo que no debe hacer la prensa seria es ni caer en el conformismo acomodaticio, ni aprovecharse del sufrimiento ajeno para pasar de contrabando según qué postulados ideológicos. (El Correo Gallego, 06/02/12). ISSN: 1579-1564
  • Una sociedad herida de muerte. Pretenden reconstruir en un par de años la destrucción que propiciaron durante lustros. Si siguen jugando con nuestro trabajo, con nuestra salud, con nuestra cultura, con nuestra educación y con el futuro de nuestros hijos, terminaremos enfadándonos. (El Correo Gallego, 13/02/12). ISSN: 1579-1564
  • Ourense gana más que a un Obispo. Monseñor Leonardo Lemos Montanet fue elegido por el Papa Benedicto XVI para ocupar la Cátedra del Templo Catedralicio ourensano. Un grandísimo ser humano y un intelectual de enorme valía. (El Correo Gallego, 20/02/12). ISSN: 1579-1564
  • La muerte como musa ineludible. 73 x 73 x 273. La hermana del sueño. 27 artistas reunidos por las comisarias Fátima Otero y Cristina Carballedo en la iglesia de la USC. (El Correo Gallego, 27/02/12). ISSN: 1579-1564
  • Estudiar la inserción laboral es clave. Galicia se adelanta al resto de comunidades con el libro Estudo da inserción laboral, publicado por la Axencia para a Calidade do Sistema Universitario de Galicia (Acsug) que dirige José Eduardo López Pereira, creador de una de las primeras Agencias de Calidad de España. (El Correo Gallego, 05/03/12). ISSN: 1579-1564
  • Lenguaje y visibilidad de la mujer. El informe de Ignacio Bosque Sexismo lingüístico y visibilidad de la mujer, la confusión entre género gramatical y sexo, y esas guías que tratan de avalar una reconfiguración artificial y arbitraria del lenguaje. (El Correo Gallego, 12/03/12). ISSN: 1579-1564
  • Esas personas transmiten amor. El esfuerzo, entusiasmo y coraje de la Fundación Down Compostela y de su presidente Juan Martínez. Las personas con síndrome de Down y discapacidad intelectual tienen derecho a crear su familia, completar sus ambiciones formativas y forjar su futuro laboral. El afecto que podamos transmitirles nos será devuelto y recompensado por ellos mil veces. (El Correo Gallego, 26/03/12). ISSN: 1579-1564
  • Los tesoros de las Rías Baixas. Dentro de este paraíso destaca el municipio de Sanxenxo, con sus seductoras siete parroquias, tan embriagadoras en verano, como fascinantes el resto del año. (El Correo Gallego, 09/04/12). ISSN: 1579-1564
  • Las madres del siglo XXI. Prácticamente todos los países celebran el Día de la Madre. Hoy día entendemos a la mujer en su globalidad, en su esencia más completa como ser humano: como productora y reproductora a la vez. (El Correo Gallego, 06/05/12). ISSN: 1579-1564
  • Don Bosco está cada vez más cerca. Una de las figuras de la Iglesia que más afecto y admiración despierta dentro y fuera de la Institución. La urna, que porta algunos de los restos del Santo y una reproducción fidedigna de su último semblante y su comedida figura, comenzará su recorrido por Galicia en Allariz el 19 de mayo. (El Correo Gallego, 07/05/12). ISSN: 1579-1564
  • Xunta e reitores buscan camiñar xuntos. Declaración da Universidade da Coruña en defensa da educación universal, pública e de calidade. O presidente da Xunta, Alberto Núñez Feijóo, e o conselleiro de Cultura, Educacion e Ordenación Univesitaria levan tempo traballando para que as medidas do Real Decreto 14/2012 que afectan á educación universitaria teñan o menor impacto posible na nosa Comunidade grazas a estar nunha situación vantaxosa con respecto a outras comunidades en materia de déficit. Os reitores das tres universidades galegas trasladaron ás respectivas comunidades académicas a boa sintonía existente entre as partes. (El Correo Gallego, 21/05/12). ISSN: 1579-1564
  • La prensa y el precio de la libertad. ¿Cuánto vale que otros nos cedan su voz para denunciar, desde los periódicos, las injusticias que se cometen a diario en nuestro país, en nuestra ciudad, en nuestros barrios, o con nuestros familiares y amigos? ¿Cuánto vale saber que hay gente dispuesta a enfrentarse al poder, a las decisiones políticas, a los movimientos especulativos? Para que la prensa sea verdaderamente libre, capaz de mantener su independencia frente a los grupos de poder... Una prensa que no tenga que sobrevivir gracias a la esclavitud que imponen la publicidad y las subvenciones... (El Correo Gallego, 28/05/12). ISSN: 1579-1564
  • Garrigues en la Cátedra Inditex UDC. El presidente de Garrigues Abogados y Asesores Tributarios, Antonio Garrigues Walker, invitado por la Cátedra Inditex de Resposabilidad Social de la Universidade da Coruña habló de los distintos tipos de déficit que padecemos. "El índice de felicidad" aumenta en aquellos "que hacen lo que deben hacer". En nuestra sociedad no abundan referentes éticos, lo que hace que España tenga "una exigencia ética baja". (El Correo Gallego, 11/06/12). ISSN: 1579-1564
  • La USC con el discurso y la identidad. Las prácticas sociales discursivas que determinan y moldean nuestra identidad. Congreso Internacional "El discurso de la identidad", organizado por el grupo de investigación que dirige el profesor José Manuel Barbeito Varela. A las perspectivas lingüísticas más vanguardistas hemos de añadir aproximaciones provenientes del ámbito no sólo de la filología, sino también de la sociología, la psicología, la historia o los más recientes estudios culturales. Las dos organizadoras principales, Laura Lojo Rodríguez y Teresa Sánchez Roura no imaginaron que la respuesta y la participación iba a ser tan positiva. (El Correo Gallego, 18/06/12). ISSN: 1579-1564
  • La pediatría y toda Galicia lo celebra. Miles de niños gallegos han pasado por sus sabias manos, cientos de miles de toda España se han beneficiado de sus conocimientos. Federico Martinón Sánchez, ilustre médico de Ourense, Medalla Castelao. La pediatría ve en el doctor Martinón el epítome de la entrega y el buen hacer. La Medalla Castelao premia este año a un profesional irreptetible que todos sentimos un poco como nuestro. (El Correo Gallego, 02/07/12). ISSN: 1579-1564
  • Funcionarios y justos por pecadores. Una vez más, los rigores de la crisis se ceban con aquellos cuyo único delito ha sido esforzarse para sacar una oposición que los situase al servicio de la función pública. No permitan que por un desorden partidista o interesado tengan que pagar las familias de quienes, bajo el filtro del mérito y la capacidad que otorga una oposición, garantizan el funcionamiento de nuestros servicios e instituciones públicas, y soportan la estructura del Estado. (El Correo Gallego, 16/07/12). ISSN: 1579-1564
  • Criterios y opiniones más que válidas. Desde que el pasado lunes publicásemos aquí la reflexión "Funcionarios y justos por pecadores" (ECG, 16/07/12), han sido numerosas las reacciones y los comentarios que me han llegado de buenos amigos y lectores. El sentido común y la sensatez que las impregna. Al igual que hacemos muchos, nuestros responsables políticos deberían saber escuchar y tomar buena nota de un pueblo que la mayoría de las veces es más sabio de lo que podamos imaginar. (El Correo Gallego, 23/07/12). ISSN: 1579-1564
  • De Sanxenxo a Póvoa de Varzim. En los últimos años las clases sociales medias o medias altas se han unificado a la baja (medias bajas), y las altas ahora ya son sólo medias y con miedo, mucho miedo. Y todos, todos, miramos y remiramos. Buscamos y rebuscamos. Los que tenemos el bolsillo más menguado, por exigencias del guión. Los que todavía lo tienen medio lleno, porque han visto que "no hay mucho que no se acabe". (El Correo Gallego, 30/07/12). ISSN: 1579-1564
  • El deporte no lo es todo ni de lejos. Los británicos son excepcionales en promocionar y hacer valer su herencia; actitud que muchas naciones, España incluida, deberían imitar. Esa acertada evocación de la historia y la cultura contrastó con el pobre discurso del presidente del comité organizador, Lord Sebastian Coe, diciendo simplezas como que "el deporte lo es todo en la vida". Afortunadamente, será el espectáculo de Boyle, y no las palabras de Coe, las que perduren en la mente de los espectadores de los Juegos Olímpicos de Londres. (El Correo Gallego, 06/08/12). ISSN: 1579-1564
  • Arte y literatura invaden Sanxenxo. Hombres y mujeres que, pese a las restricciones presupuestarias que impone la crisis y a la inexistencia de las más básicas ayudas institucionales, con su prestigio y su tesón desean hacer de esta maravillosa perla de O Salnés un lugar todavía más atractivo para quienes la visitan. Jaime Corral, al frente de la librería Nós, consigue que los autores más laureados del año se acerquen a su librería a firmar sus últimas publicaciones. El arte pictórico y escultórico brilla con luz propia en pleno paseo de Silgar, en la galería Cabalum, situada en el emblemático pasaje del edificio Marycielo, gracias al esfuerzo de la prestigiosa comisaria y coordinadora de exposiciones Cristina Carballedo. (El Correo Gallego, 13/08/12). ISSN: 1579-1564
  • Los deseos de una boda estival. Nos duele saber que son tantas las parejas que luchan por su amor sin tener la posibilidad de independizarse y formar un hogar. Y si esto es terrible, igual o peor es que haya parejas que, tras haberse esforzado, casado y lanzado a la tarea de la paternidad, ahora vean cómo su futuro se desvanece por culpa de la crisis y teman por su propia subsistencia. Ojalá la familia vuelva a imponerse como pilar de la sociedad y muchos jóvenes puedan seguir pronto el ejemplo de César y Sandra. (El Correo Gallego, 20/08/12). ISSN: 1579-1564
  • Victoria Soto resulta ejemplar. Nuestra preocupación, la de los padres, políticos, gestores y profesores ha de ser el estudiante que, en la medida de sus posibilidades y capacidades, se esfuerza por superarse, que son la mayoría. Hemos de buscar fórmulas para incentivar su formación y su vocación, y facilitar los medios humanos y económicos para que así sea. (El Correo Gallego, 27/08/12). ISSN: 1579-1564
  • El turismo o se mima o se pierde. Está bien que nuestros puertos resulten atractivos para los cruceros, que nuestro paisaje interior y nuestras piscinas naturales sean únicas, que playas como el arenal de Carnota, las Islas Cíes o A Lanzada despunten, o que nuestros geodestinos y Productos Cabeceira de Marca se promocionen, pero hay otras cosas que cuidar, como el trato al turista, el respeto a las fiestas populares y patronales, la amabilidad de las corporaciones locales y sus empleados públicos con los veraneantes, la seguridad y el descanso de los vecinos, o la limpieza de calles, playas, jardines y bosques. (El Correo Gallego, 03/09/12). ISSN: 1579-1564
  • El Gaiás fue protagonista en verano. El hecho de que sean tantas las personas involucradas en cada iniciativa que tiene lugar en la Cidade da Cultura de Galicia demuestra que se está consiguiendo la implicación de toda la sociedad en un proyecto que es colectivo tanto en su funcionamiento como en su uso y disfrute. Estoy seguro de que el Plan Estratéxico do Gaiás 2012-2018 defendido por Jesús Vázquez Abad, combinado con los objetivos de rentabilidad, difusión y sostenibilidad del presidente Alberto Núñez Feijóo, conseguirán, con el apoyo de la sociedad gallega, que el Gaiás se convierta en un modelo de acción y desarrollo para Galicia. (El Correo Gallego, 10/09/12). ISSN: 1579-1564
  • El loable compromiso de la ACSUG. Como muestra de excelencia, la propia Agencia para la Calidad del Sistema Universitario de Galicia (ACSUG) se somete a certificaciones externas de calidad, lo que le ha valido ser recibida con los más altos honores como miembro de pleno derecho en la Asociación Europea para la Garantía de la Calidad en la Educación Superior (ENQA) y ser incluida en el Registro Europeo de Agencias de Calidad Universitaria (EQAR). Sus estudios de inserción laboral, y los informes de sus técnicos y comités de expertos, además, les permiten a instituciones y docentes ser conscientes de sus fortalezas, pero también de sus debilidades y de su capacidad de mejora. (El Correo Gallego, 05/11/12). ISSN: 1579-1564
  • Las cuotas de las mujeres. La cruzada emprendida por la vicepresidenta de la Comisión Europea, Viviane Reding, para imponer una directiva que exigiese una cuota real de representatividad de, al menos, el 40% de mujeres en los consejos de administración de aquí al 2020. El 14 de noviembre conseguía el visto bueno unánime de la Comisión tras matizar un texto que ahora da una cierta autonomía a los Estados sobre su aplicación, y busca la transparencia en la elección, protege el mérito y la cualificación, y trata de priorizar el sexo menos representado. Aunque sean muchas las dudas que genera esta medida, incluso entre el sector femenino, la historia hegemónica y patriarcal se empieza a reescribir. (El Correo Gallego, 25/11/12). ISSN: 1579-1564
  • Recortes, educación y esos ángeles. Todo gasto en educación constituye una inversión; quizá la mejor inversión para el futuro de nuestro país y el de quienes deberán hacerse cargo del mismo: nuestros hijos. Pese a los recortes y a esa austeridad que toda Europa sufre y lamenta, hay gente que se enfrenta a los ajustes con tanta o más ilusión que en épocas de bonanza. Pienso en los profesores, en los maestros de infantil y primaria. Lo veo a diario, cuando reparo en el cariño con el que reciben a nuestros hijos. Lo veo en el esmero con el que preparan las actividades; en la ternura con la que les enseñan y atienden sus singularidades. ¿Acaso no son ellos los otros ángeles guardianes de nuestros hijos? (El Correo Gallego, 26/11/12). ISSN: 1579-1564
  • Desde Santiago para Europa. "Vieja Europa, vuelve a encontrarte. Sé tú misma. Descubre tus orígenes. Aviva tus raíces. Revive aquellos valores auténticos que hicieron gloriosa tu historia". Esto dijo Juan Pablo II en Santiago de Compostela hace 30 años, quien no quiso despedirse sin recordar que "Europa es una, y puede serlo con el debido respeto a todas sus diferencias, incluidas las de los diversos sistemas políticos". Así nos lo recordó el profesor de Filología Patrística en la Universidad de La Sapienza y director del diario vaticano L’Osservatore Romano, Giovanni Maria Vian, en una conferencia presidida por el arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio, quien clausuró el acto recordando que "Europa es historia, es memoria, es proyecto y es conciencia". (El Correo Gallego, 02/12/12). ISSN: 1579-1564
  • Letrados y sus legítimas demandas. Los gobiernos de uno y otro color han hecho caso omiso de las demandas de mejora y optimización de recursos realizadas por jueces y fiscales para poder dar un servicio más rápido y eficaz a la sociedad. Por su parte, abogados, procuradores y funcionarios de la justicia han tenido que soportar, con pundonor y sobreesfuerzo, los contratiempos que el exceso de burocratización provocaba en su trabajo y en sus clientes. Unos y otros aguardaban con resignación el momento en que un Gobierno decidiese sentarse a hablar con ellos hasta lograr un proyecto de reforma que mejorase el ejercicio de la justicia. En vez de eso, se han topado con unas iniciativas legales que no han tenido en cuenta su voz y su criterio. (El Correo Gallego, 17/12/12). ISSN: 1579-1564
  • Fusiles y katanas. Compungidos por la matanza de Newtown. Ahora ha sido en Connecticut, pero antes fue en Wisconsin, en Colorado, en Nueva York, en Texas; y antes en Alabama, en Virginia, o en Michigan. Y así podríamos seguir, recorriendo los diferentes Estados y recordando el dolor que cada cierto tiempo enluta el mapa ya no sólo de Estados Unidos, sino de otros muchos países (sobre 700 muertos en década y media), incluso europeos, que parecemos haber olvidado. Recordemos las masacres de Dunblane (Escocia), Winnenden y Erfurt (Alemania), Jokela y Kauhajoki (Finlandia), Oslo (Noruega), etc. Las iniciativas de los congresistas, e incluso de los portavoces de la NRA, no consiguen llegar al epicentro del problema: la educación que reciben nuestros hijos durante su etapa formativa, que luego se refleja en su fase adulta y de madurez. (El Correo Gallego, 21/12/12). ISSN: 1579-1564
  • No dejemos morir a los ancianos. El ministro de Finanzas japonés, Taro Aso, ha declarado que el sistema de salud no debería continuar cuidando de sus mayores debido al gasto que ello supone, por lo que sería bueno que ancianos y enfermos crónicos "se dieran prisa en morir". Ésos a los que Taro Aso llama "viejos chochos" y "achacosos", son los mismos que reconstruyeron Europa y Asia tras la Segunda Guerra Mundial y las guerras civiles que se libraron en ambos continentes. Despreciarlos ahora es desconocer que siguen siendo estos honorables ancianos quienes no han dudado en tomar una vez más las riendas y hacerse cargo de tantos millones de familias azotadas por la crisis. Es tiempo de repensar las políticas demográficas, de fomentar la natalidad con ayudas y estímulos fiscales, de reformular las leyes inmigratorias. Pero mientras diseñamos las nuevas políticas sociales, no nos olvidemos de dignificar y honrar la vida de nuestros mayores. (El Correo Gallego, 04/02/13). ISSN: 1579-1564
  • La santidad de Benedicto XVI. La decisión de Benedicto XVI de abandonar la cátedra de San Pedro simboliza la victoria de la persona humilde frente a la figura del líder, de la sencillez humana frente al apetito del poder, de la seriedad del magisterio frente a la ambición del mando. Estamos ante un papa que ha sabido asumir las culpas, reconocer los errores, comunicar el perdón, abrirse a otras religiones. Es el papa del examen de conciencia, del dolor de los pecados, de la reconciliación y del diálogo. También de la penitencia. Pues penitencia es tener la valentía de renunciar a los privilegios no ya del poder del Vaticano, sino de la mera presencia física activa y abierta al mundo. Por eso entiendo el respeto y la admiración que le tienen los más diversos pensadores, desde los iconos del ateísmo mundial, hasta los grandes intelectuales de las más variadas ideologías. (El Correo Gallego, 17/02/13). ISSN: 1579-1564
  • Los secretos del éxito de Chuchus. A sus 25 años, la compostelana María Jesús Suárez Núñez, Chuchus, se ha convertido en todo un referente dentro del mundo de la moda, el estilismo y la creación de tendencias. Los casi tres millones de usuarios que al año recorren con fervor El Blog de Chuchus lo tienen claro. Su fidelidad radica en el compromiso de la bloguera con la mujer real del instituto, de la universidad, del trabajo o de su casa que se preocupa por estar bella sin caer ni en excesos ni en obsesiones; y que ha sabido demostrar que la elegancia no está reñida ni con los precios razonables ni con las prendas asequibles. No hay más que asomarse al blog de esta it girl para descubrirlo. (El Correo Gallego, 18/02/13). ISSN: 1579-1564
  • Enseñanza pública y el Antón Fraguas. A partir de esta semana, los alumnos y alumnas del IES Antón Fraguas no sólo saben quién fue y quién es James Joyce, sino que conocen el inmenso legado que este escritor dejó a la cultura internacional, por la profundidad, la transcendencia y la influencia de su producción literaria. Pero más importante aún que el propio Joyce y que su obra, incluso que sus lazos con España y con históricos intelectuales gallegos, se me antoja el hecho en sí que motiva esta columna: la existencia de un ejemplar equipo docente trabajando codo con codo en una actividad fuera de programa, dedicando su escaso tiempo y sus exiguos recursos a la formación integral de nuestros queridos jóvenes. (El Correo Gallego, 25/02/13). ISSN: 1579-1564
  • La intensa vida del autor 'indignado'. Stéphane Hessel, falleció en París a los 95 años de edad. Sus dos textos más actuales, ¡Indignaos! (2010, con prólogo de José Luis Sampedro en la versión española de 2011), y ¡Comprometeos! (con el joven Gilles Vanderpooten, 2011), nos ayudan a trazar el perfil del hombre que fue capaz de insuflar ánimo a movimientos como el 15M, Democracia Real Ya, u Ocupa Wall Street; y que en su última etapa muestra una firme resistencia frente a la brutalidad financiera, la explotación, los prejuicios, la corrupción política y toda forma de injusticia social. Frente a esto está su otra cara más sosegada, que advierte de los riesgos que acarrean las revoluciones, defiende el respeto al pensamiento alternativo, se declara profundamente europeísta, detesta la ira y rechaza toda forma de violencia. (El Correo Gallego, 04/03/13). ISSN: 1579-1564
  • El progreso de la realidad femenina. La Jawaharlal Nehru University de Nueva Delhi celebró el Día Internacional de la Mujer. El maltrato y la discriminación en India sigue los patrones de violencia machista registrados en contextos que van desde Egipto, donde la mitad de las mujeres sufren agresiones sexuales a diario, hasta Rusia, donde se produce una violación cada 40 minutos, pasando por los feminicidios de Pakistán, Afganistán, el África subsahariana, México, Guatemala (dos mujeres asesinadas al día), o Sudáfrica (una cada seis horas); sin olvidar la violencia vejatoria de Nicaragua, El Salvador, Honduras, Indonesia, etc. Han sido las escritoras afroamericanas, asiático-americanas, anglo-indias y caribeñas, las que más han contribuido al reconocimiento y la superación de la realidad femenina, cuya marginación no tiene cabida en ninguna sociedad moderna, avanzada y globalizada. La reeducación social debe empezar desde muy temprano, es tarea de padres, madres y educadores, y debe ser vigilada institucionalmente. (El Correo Gallego, 11/03/13). ISSN: 1579-1564
  • Crisis, corrupción y visos de cambio. Es evidente que la alta gestión política, económica y financiera no funciona y es responsable de la crisis que vivimos. Las finanzas, los mercados, las primas, esconden personas detrás manipulando y enriqueciéndose. Tampoco ayuda la actitud proteccionista y corporativa de los políticos, cuyo silencio ante las irregularidades en sus filas los convierte en cómplices encubridores y desprestigia la tan necesaria política. El hecho de que haya tantos casos en los tribunales se podría interpretar como un signo de avance en la justicia, pues la corrupción asociada a los mismos viene de atrás. (El Correo Gallego, 18/03/13). ISSN: 1579-1564
  • El Grupo Promedia con el autismo. Estamos en el mes de la sensibilización con el autismo. Cada día conocemos más sobre este trastorno del desarrollo infantil que afecta a uno de cada 150 niños y que se evidencia en sus dificultades comunicativas y de interacción social. Hoy sabemos que las personas con autismo experimentan sensaciones y sentimientos como el resto de la población, y se esfuerzan por expresarlos pese a las barreras genéticas que dificultan su intercambio. Hablamos de personas como nosotros, que sufren, se alegran, aman, lloran y se enfadan; personas cuyas capacidades intelectuales no siempre se ven afectadas, y capaces de destacar en cualquier campo del saber. El Grupo Promedia, de diseño y desarrollo de webs y aplicaciones, elabora una herramienta informática (en Pictoaplicaciones.com) que aspira, de manera altruista, a facilitar la vida a las personas que presentan algún trastorno del espectro autista. (El Correo Gallego, 08/04/13). ISSN: 1579-1564
  • La lucha contra la explotación sexual. La Comisión Europea presentó el pasado lunes un revelador informe sobre Trata de Seres Humanos (TSH) elaborado por la agencia Eurostat. Describe cómo más del 60% de las víctimas de Trata sufren explotación sexual. El miércoles la Policía Nacional presentó un plan de concienciación que, bajo el lema "no seas cómplice", está destinado a luchar contra las redes de explotación sexual. La cooperación de las víctimas resulta fundamental. Pero para ello debemos acelerar los trámites de reagrupación familiar de quienes colaboren, incrementar los servicios de asistencia sanitaria, anular con celeridad los decretos de expulsión de las víctimas para que puedan integrarse laboralmente pronto, optimizar los permisos y licencias de actuación y seguimiento de los juzgados, dotar de mayor protección a las familias en sus países de origen, y concienciar a los propios clientes de prostíbulos (cada vez más jóvenes) sobre la utilidad de sus denuncias y sobre las trágicas e inhumanas circunstancias de esclavitud y engaño en las que viven las mujeres con las que alternan... (El Correo Gallego, 22/04/13). ISSN: 1579-1564
  • De Cataluña a Harvard. Los 10 millones de hablantes del catalán poco tienen que ver con el merecido derecho de protección y existencia del euskera (por su récord de longevidad), ni con el gallego, cuya proximidad al portugués refuerza su potencial comunicativo entre más de 200 millones de personas si incluimos a Brasil, Portugal, Angola o Mozambique. Entretanto, el español avanza imparable, desafiando al chino mandarín, y rivalizando con el inglés hasta superarlo en número de hablantes que lo tienen como lengua materna. Ahí está su crecimiento en Estados Unidos; un país que en 2050 acogerá a la mayor comunidad de hispanohablantes del mundo. No es de extrañar que la prestigiosa Universidad de Harvard remate estos días un observatorio de la lengua que, bajo el sello del Instituto Cervantes y su Aula de Boston, y gracias a la financiación del banco Santander, desarrollará un proyecto trianual cuyo fin último será la elaboración de un mapa filológico, cultural, político y económico del español en Estados Unidos... (El Correo Gallego, 28/04/13). ISSN: 1579-1564
  • Los avatares de la prensa. La crisis avanza y azota con dureza a un colectivo del que dependemos todos, pues ellos son nuestras voces, ellos son nuestras miradas, quienes se encargan de presionar a la justicia para que actúe, de transmitir las iniciativas de los poderosos, pero también las grandes verdades de los desprivilegiados y los pobres. No hablo de política o de ideologías, aunque podría hacerlo, pues no sería la primera vez (‘La prensa y la política. El componente ideológico del periodismo como valor irrefutable’, ECG 24/10/2010). Aludo a un sentido de la ética que no es irreconciliable ni con un modo personal y autónomo de entender el mundo, ni con el hecho de mostrar sentido crítico y adoptar la distancia que el justo análisis de la realidad requiere. En España ha cerrado un medio de comunicación cada mes desde 2008, y unos 2.000 periodistas pierden su empleo cada año. La publicidad mengua, las subvenciones desaparecen o resultan exiguas, y el ciudadano, constreñido, se resiste a pagar ese euro diario que vele por sus derechos y por su libertad. Como apuntaba el periodista José Luis Gómez en la cuarta Tribuna de Debate de la Fundación Araguaney el pasado 16 de abril, "la crisis mermó las posibilidades del sector de la comunicación, prácticamente la única actividad económica que está recogida en la Constitución". (El Correo Gallego, 19/05/13). ISSN: 1579-1564
  • Los beneficios de mantener la religión. Una parte de la sociedad protesta por el estatus optativo de la asignatura de religión. Me cuesta ver el daño que les puede hacer a aquellos jóvenes que, por propia voluntad, o animados por sus padres, decidan cursarla. Estoy convencido de que privarles de la posibilidad de matricularse en la misma sería como cerrarles las puertas a todo un mundo cultural, histórico, artístico, literario y filosófico difícil de compensar con el resto de las materias, lo cual, para mí, como padre y educador, es imperdonable. Eso sí, la disciplina de religión que yo propongo no es aquella que adoctrina en la fe, inculca el credo o enseña catequesis, sino la que profundiza en la evolución del pensamiento occidental, la que desvela los misterios de nuestra historia, la que nos ilustra sobre los motivos que inspiraron a los escritores, pintores, escultores, arquitectos y pensadores que avalan nuestra cultura. Porque, al enseñarles todo esto, les estaré revelando quiénes somos, los arcanos y entresijos del legado cultural y patrimonial español, y hasta cómo se construyó Europa y extendió su influencia por el mundo... (El Correo Gallego, 03/06/13). ISSN: 1579-1564
  • Prejuicios, beneficios e inmigración. El desprecio al extranjero se agudiza, los movimientos racistas y xenófobos delatan su existencia, y los radicalismos políticos brotan por doquier. A los inmigrantes de otros contextos religiosos se los mira con recelo, a los más pobres se les asocia con la delincuencia, a los que llegan con baja cualificación se les acusa de provocar la bajada de los salarios, y a los que traen bajo el brazo el título que certifica su capacidad y su talento se les acusa de usurpar puestos de trabajo. Pero no es cierto. Que actos de terrorismo aislados sirvan para generalizar el odio hacia toda una cultura es tan desproporcionado como pensar que si uno o varios de nuestros trabajadores no cumplen en su puesto de destino, todo el país del que proceden es vago, ineficaz e incumplidor... Entretanto, el Instituto Ortega y Gasset y Princeton revelan que el 80% de los inmigrantes nacidos en España se siente españoles; y el Senado de EEUU invita a la Cámara de Representantes a debatir su reforma migratoria toda vez que el Proyecto Hamilton, el Consejo Nacional de Investigación, el Instituto de Política Económica y la Oficina de Presupuestos del Congreso señalan que lo que aportan económicamente los inmigrantes al país es muy superior a los gastos que generan, que contribuyen a aumentar el salario de los nacionales, y que una vez asentados crean más puestos de trabajo que los locales por resultar más eficientes y emprendedores. (El Correo Gallego, 10/06/13). ISSN: 1579-1564
  • Los estudiantes deben ser lo primero. Algo hemos hecho mal todos estos años para no haber sido capaces de priorizar lo importante. Algo se ha ido pudriendo en este mundo politizado para que los gobiernos de turno y la oposición del momento no hayan sabido superar sus diferencias y acordar un pacto por la educación y el futuro de nuestros hijos. Cómo exigirles respeto ahora cuando hemos sido incapaces de velar por sus necesidades formativas y laborales, incluso sabiendo que en sus manos estaba el destino del país y de las generaciones venideras. La Xunta de Galicia ha decidido volver a congelar las tasas universitarias el curso que viene, consiguiendo que sean las más bajas de España en primera matrícula y sucesivas. Un respiro para los estudiantes prometido por Alberto Núñez Feijóo y el conselleiro Xesús Vázquez Abad. También acordó incrementar un 71,5 por ciento el presupuesto para ayudas, con un amplio paquete de becas que serán complementarias a las ofertadas por el Ministerio. Confiemos en que cunda el ejemplo en el resto del país y sea el inicio de un giro en materia de priorizaciones... (El Correo Gallego, 17/06/13). ISSN: 1579-1564
  • Andrea y Charo son nombres de amor. El sufrimiento que genera una salud quebradiza o debilitada es algo que todos, antes o después, de manera directa o a través de algún amigo o familiar, experimentamos. Pero el dolor más duro y cruel, por encima del propio, es el que sentimos cuando la enfermedad se ensaña con la parte más tierna y sensible del espectro humano: los niños y las niñas. Visitar una UCI pediátrica, adentrarse en una planta hospitalaria de niños con enfermedades de larga duración, crónicas o terminales es una experiencia tan desgarradora como frustrante. Por ello siento esta profunda admiración y respeto por la Fundación Andrea y el trabajo que en ella se realiza. Una entidad sin ánimo de lucro que dedica todo su esfuerzo altruista a asistir ya no sólo a los niños enfermos, sino a sus familias, en el desgarrador viaje de padecimiento que les acompaña durante semanas, meses, e incluso años. Lo hace acogiendo en sus "casitas" a los familiares de niños de larga hospitalización, pagando tratamientos y desplazamientos, o paliando el sufrimiento de los niños con actividades de entretenimiento y apoyo. Todo ello con la única ayuda de quienes colaboran de manera solidaria con un proyecto que es tan bello como necesario. Charo Barca, la presidenta de esta admirable fundación, ha convertido el nombre de su hija Andrea en sinónimo de amor y epítome de entrega... (El Correo Gallego, 24/06/13). ISSN: 1579-1564
  • Galicia la bella, ¿alguien da más? No debe de ser fácil localizar una zona o región en el mundo que reúna en un espacio geográfico tan abarcable como el que ocupa Galicia la calidad, la riqueza y la variedad cultural, patrimonial, paisajística y gastronómica de nuestra tierra. No es de extrañar que los caldos y los productos que ofrecen nuestros campos y costas constituyan sinónimos de excelencia, que nuestro turismo rural sea el mejor valorado por buscadores y turoperadores, que los viajeros alojados en nuestros hoteles hayan subido ya en mayo, que Galicia sea líder a nivel nacional de clubes náuticos distinguidos con la 'Q' de calidad, que Fitur 2013 y la revista Aire libre premie el Camino de Santiago como el mejor producto de Turismo Activo, que el aeropuerto de Lavacolla sea una de las cinco terminales españolas con saldo positivo de pasajeros en el global de los últimos cinco años, que Galicia sea líder en España de playas y puertos con bandera azul, o que aumente el número de nuestras fiestas declaradas de Interés Turístico. Y es que, como pudimos comprobar en el suplemento publicado y regalado el pasado día 23 por EL CORREO GALLEGO, la Catedral compostelana y el Camino de Santiago que la une al mundo no son más que la punta del iceberg ya no sólo de esa selección de Los 125 lugares más bellos de Galicia, sino de otros muchos parajes singulares. Si la nueva campaña promocional de la Agencia de Turismo de Galicia que dirige Nava Castro se titula Galicia, el buen camino, y en el video que la acompaña podemos escuchar y leer "si te quieren, te recomendarán Galicia", esta nueva y pionera iniciativa del Grupo Correo Gallego en favor de Galicia se me antoja un referente ineludible para saber, precisamente, qué recomendar y qué caminos seguir para empaparse de las maravillas de nuestra tierra... (El Correo Gallego, 01/7/13). ISSN: 1579-1564
  • Días de luto y adhesión. España llora a las víctimas de la tragedia ferroviaria acontecida la noche del miércoles en Compostela. Todo el país se siente estos días más cerca de Galicia que nunca. Desde que se tuvo noticia del fatal descarrilamiento del tren Alvia a su paso por el barrio de Angrois, todo fue solidaridad con el dolor y cooperación en el esfuerzo logístico y humano. La impotencia desgarradora que sentían los santiagueses sólo se paliaba con el cariño y el afecto llegado desde los cuatro puntos cardinales de España y el extranjero. Los lectores digitales de los diarios alemanes y británicos demandaban más información en sus medios, y la CNN estadounidense y la NHK japonesa variaban su programación para ir informando puntualmente sobre lo sucedido. La festiva víspera del gran Día de Galicia, representado en el culto al Apóstol Santiago, santo patrón de España y patriarca de los gallegos, se vestía de un luto que en nuestra tierra tendrá siete días de oficialidad y toda una vida de triste recuerdo... Una desventura que, sin embargo, sirvió para ver toda una muestra de solidaridad humana... (El Correo Gallego, 27/7/13). ISSN: 1579-1564
  • Un pastor en la JMJ. La Jornada Mundial de la Juventud que se celebró esta semana en Río de Janeiro no ha hecho más que confirmar la vocación pastoral del Papa Francisco. Al igual que a algunos de sus predecesores los identificamos hoy por su cariz teológico, su vocación diplomática o su dimensión intelectual, al Obispo de Roma actual, que hace gala de un perfil que aúna esas tres facetas tan propias de quien ostenta la Cátedra de San Pedro, debemos identificarlo con la labor desarrollada por aquél que convierte su magisterio en un motor de evangelización y difusión de la Fe. El antiguo presidente de la Conferencia Episcopal Argentina ha aprovechado el encuentro con los jóvenes de todo el mundo para orar por las víctimas de la tragedia de Santiago y reivindicar la importancia de la inserción laboral como medio de dignificación humana. Por ello Jorge Mario Bergoglio habla de la "cultura de la solidaridad" y exige un mayor compromiso de gobiernos e instituciones públicas y privadas a la hora de dar solución al problema del desempleo... Cada una de sus homilías es toda una lección de humanidad que han sabido reconocer ya los líderes internacionales del más amplio espectro político. Progresistas y conservadores, derechas e izquierdas cierran un arco ideológico que ha querido leer en el nuevo Papa el ideario al que toda sociedad justa habrá de amoldarse si pretende construir un mundo en el que el ser humano recupere el protagonismo que los avatares del mercado y los intereses espurios de ciertos grupos de poder le han usurpado... (El Correo Gallego, 28/7/13). ISSN: 1579-1564
  • Afecto y gratitud hacia los abuelos. Hoy deseo volver a rendirles un homenaje a nuestros abuelos y abuelas, y creo que hablo en nombre de todos cuando digo que interpreto sus tiernas arrugas como símbolos de todo el amor y los cuidados que nos han dispensado a lo largo de los años, cuando veo en sus manos y pieles curtidas la experiencia y los infinitos conocimientos adquiridos durante décadas, y cuando reconozco su salud quebradiza y sus cuerpos debilitados como resultado de la entrega, el esfuerzo y el trabajo realizado en favor de todos nosotros, sus hijos y nietos. Y es que, independientemente de que el viernes pasado hayamos celebrado el Día de los Abuelos, considero que nuestro cariño y reconocimiento hacia ellos es algo que debemos aprender a transmitirles cada día; por la mañana, con ese abrazo caluroso que tanto les reconforta y tanto bien nos hace a nosotros también; y cada noche, con ese beso entrañable como señal de amor y gratitud hacia quienes con sus sacrificios, anhelo y dedicación han hecho posible que hoy seamos lo que somos, sepamos lo que sabemos, tengamos lo que tenemos y vivamos como vivimos. Por eso les pido a nuestros responsables de la Xunta de Galicia y del Gobierno central que no les tiemble el pulso a la hora de aplicar medidas que favorezcan y dignifiquen a nuestros mayores; pues toda buena acción hacia ellos redundará en claro beneficio de esa noble sociedad que conformamos todos... (El Correo Gallego, 29/7/13). ISSN: 1579-1564
  • Ahorro y economía ya no son lotería. Desde hace años, nadie puede dormir tranquilo. No descansan quienes hacen números para llegar a fin de mes. Quienes se ven forzados a vivir al día, y el fin de año les resulta poco menos que una quimera. Pero lo más curioso es que ni siquiera aquellos que disponen de cierto remanente económico concilian el sueño. Los mercados se han vuelto tan volátiles que quienes supieron ahorrar en el pasado saben que su dinero no está a salvo en ningún país (por más serio, legalista o paradisíaco que sea); ni tampoco en esas entidades financieras (por grandes y poderosas que aparenten) que hoy abren, mañana cierran, pasado se fusionan... Incluso aquellos que apostaron por los títulos de propiedad sufren hoy las consecuencias de un sector inmobiliario estancado, de unas ayudas hipotecarias que no llegan, y de una oferta de fincas urbanas, solares y locales, que no tienen quien los quiera (ni al precio que nos costó adquirirlos)... Ahora el FMI y la CE aconsejan otra rebaja salarial del 10%. Dicen que esta devaluación interna, o "suavización de los costes laborales", favorece la competencia, la inversión exterior y la creación de empleo. Incluso los más optimistas hablan de un posible incremento del Producto Interior Bruto de cinco puntos en cinco años. Otros lo ven al revés, y temen una caída en el consumo, y un aumento de la deuda de las familias y, por tanto, del déficit. Y los más prudentes (u osados) dicen que los efectos negativos a corto plazo quizá se compensen a largo plazo gracias a las inversiones, la recuperación de la competitividad y el valor añadido que adquiera la marca España. Sea como fuere, pasará tiempo hasta que volvamos a dormir tranquilos... (El Correo Gallego, 12/08/13). ISSN: 1579-1564
  • La juventud muestra su compromiso. Julio y agosto han sido los meses de la juventud. No lo digo sólo por la ilustrativa foto que nos dejaron los millones de jóvenes que asistieron a la JMJ Río 2013, ni por la imagen de solidaridad que mostraron las infinitas colas de jóvenes donantes tras el accidente ferroviario de Compostela; ni siquiera por celebrarse cada 12 de agosto el Día Internacional de la Juventud. Tampoco por todos esos miles de jóvenes que participan en la Campaña de Verano de la Xunta de Galicia, los que asisten a los campos de trabajo organizados por la Dirección Xeral de Xuventude e Voluntariado, o los trescientos nuevos artistas de Galicia del certamen Xuventude Crea, también de la Consellería de Benestar. Lo digo porque los últimos datos publicados sobre ellos, como el informe del Instituto de la Juventud, revelan que ahora priorizan la familia frente al trabajo, el dinero o la sexualidad, han reducido el consumo de estupefacientes y estabilizado el de alcohol, y se muestran más interesados por el emprendimiento, la tecnología y la cultura. Quizá por ello hoy los miro, si cabe, con más admiración que antaño... No creo que la juventud de hoy sea la más "formada" de la historia. Sí, sin embargo, la más "informada" y la más dispuesta a aprender a través de los nuevos recursos tecnológicos y educativos. Existe, con todo, un peligroso exceso de información que puede resultar difícil de digerir si no se adiestra nuestro sentido crítico o no se tienen los filtros adecuados que ayuden a discernir entre datos fidedignos y mera propaganda. Es ahí donde nuestro papel como padres y educadores resulta primordial... Todo un reto. (El Correo Gallego, 26/08/13). ISSN: 1579-1564
  • El sueño de M. L. King. Medio siglo no parece ser suficiente para superar las diferencias entre blancos y negros ni siquiera en un país tan variopinto como EEUU. Así lo confirmaron los tres presidentes que el pasado miércoles, 28 de agosto, conmemoraron el 50 aniversario de la Marcha sobre Washington que congregara bajo las escalinatas del Memorial de Lincoln a más de 200.000 personas en 1963 y que sería decisiva para elevar al décimo de los oradores allí concitados, Martin Luther King y su famoso discurso improvisado ‘Tengo un sueño’ (I Have a Dream), a los altares de la lucha contra la discriminación racial y la defensa de los derechos civiles... Obama denunció la "discriminación legalizada" de los nuevos dreamers. Bill Clinton desde el afecto apeló al compromiso con la igualdad. Jimmy Carter fue más pragmático, y aludió a datos y cifras que demuestran que el sueño de King no se ha realizado. Sin embargo, aquel día caluroso de hace cincuenta años cuyo lema era ‘Por el trabajo y la libertad’ (For Jobs and Freedom), motivó la Ley de Derechos Civiles de 1964, la creación de la Comisión para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo y la Ley sobre Derecho al Voto de 1965; dignas herederas de la declaración de libertad a los esclavos realizada por Abraham Lincoln cien años antes, en 1863, y de la aprobación de la decimotercera enmienda a la Constitución un año más tarde prohibiendo la esclavitud. Pero la Ley de Derechos Civiles ratificada bajo mandato del presidente Lyndon Johnson, que ilegaliza toda discriminación por raza, religión o nacionalidad sigue siendo una quimera... (El Correo Gallego, 31/08/13). ISSN: 1579-1564
  • Muerte en la City. ¿Qué estaría dispuesto a hacer si, recién graduado, le ofreciesen trabajar unos meses como becario recibiendo más de 3.000 euros mensuales? ¿Hasta dónde llegaría si supiese que, de hacerlo bien, lo podrían llegar a contratar con un sueldo de seis cifras? ¿Y si tuviese la oportunidad de ingresar, tras cuatro o cinco años de dedicación exitosa, alrededor de dos millones de euros anuales? ¿Cuánto estaría dispuesto a esforzarse si fuese consciente de que antes de los 40 tendría la oportunidad de jubilarse millonario? Son las preguntas que debemos hacernos antes de juzgar casos como el del becario alemán de 21 años, Moritz Erhardt, aparecido muerto en la ducha tras las supuestas 72 horas que pasó trabajando sin interrupción en el Bank of America Merrill Lynch de la City londinense. Estos puestos de trabajo (de prácticas primero y laborales después) son asumidos voluntariamente por aquel afortunado que consiga imponerse por mérito y capacidad a los miles de aspirantes provenientes de las universidades más prestigiosas (y con los expedientes más brillantes) que solicitan unas becas que ven como puerta de entrada al éxito laboral y, sobre todo, económico. Los tutores (cada becario tiene uno) hacen un seguimiento de estos pequeños "tiburones" de las inversiones y el comercio internacional, y les advierten de los riesgos tanto como de las recompensas. Pero como no hay cama para tanta gente, los becarios emprenden una competitiva lucha para demostrar su idoneidad y capacidad de sacrificio. Es entonces cuando las horas laborales se multiplican (hasta 12 ó 15 diarias) por decisión personal (tienen libertad para gestionar su tiempo), la mayoría de las veces, innecesariamente (pese a la apertura escalonada de los mercados europeos, asiáticos y americanos). Lo mismo que hace un buen investigador, un científico, o un académico, pero por vocación y compromiso, sin esperar nada a cambio y sin apenas recompensa... (El Correo Gallego, 08/09/13). ISSN: 1579-1564
  • Cebollas, fuegos artificiales y esa Paz. ...Si bien las fiestas patronales de Sanxenxo son para el disfrute y deleite de todos, turistas y lugareños, opino que los auténticos protagonistas deben ser los habitantes de las siete cautivadoras parroquias del Municipio, desde Dorrón a Noalla, pasando por Bordóns, Padriñán, Nantes, Adina y Vilalonga. Digo esto porque los acogedores y sacrificados ciudadanos del Concello bien se merecen una recompensa lúdica por el ejemplar esfuerzo que realizan en periodo estival (y el resto del año) para hacer de esta localidad un referente turístico de excelencia y calidad en lo que a gastronomía, hostelería y demás locales comerciales se refiere, y que repercute en el auge que está adquiriendo la localidad como destino turístico también en invierno; algo a lo que contribuye su agradable microclima. Cuando el Concello me invitó a escribir un amplio capítulo sobre Sanxenxo para su Libro de Fiestas 2013, no lo dudé un instante y acepté el encargo guiado por el profundo amor que siento desde niño hacia esta perla de las Rías Baixas. Quizá por ello este año haya prestado, si cabe, más atención a unas Fiestas Patronales en las que participo cada año. Y aunque en el libro trato de resaltar el patrimonio humano, artístico, cultural, y de artes y oficios que atesora Sanxenxo, lo que hoy quiero enfatizar es la grandeza que emerge de la combinación de la protección y exaltación de los exquisitos productos agrarios de la zona (no sólo de pescados, mariscos y vino vive el hombre) a través de la cebolla, y unos portentosos fuegos artificiales que demuestran que, con esfuerzo y trabajo, se puede hacer mucho más, incluso con menos. Mi enhorabuena, por tanto, a la siempre discreta, infatigable, persuasiva y decidida defensora de su pueblo y de sus gentes, Paz Lago Martínez, concejala de Cultura y Educación... (El Correo Gallego, 09/09/13). ISSN: 1579-1564
  • Una Miss vapuleada. Era raro que los estadounidenses, tan amigos como son de los concursos de todo tipo, no reparasen en el resultado del famoso certamen de Miss América celebrado hace unos días en Atlantic City... Este año el veredicto del jurado de este viejo concurso (data de 1921), ha coronado a la joven estadounidense natural de Siracusa, 24 años y ascendencia india, Nina Davuluri, quien también ostenta el título de Miss Nueva York. Y aunque la nueva reina de la belleza, hija de una informática y un ginecólogo, afirma sentirse "americana antes que nada" y "estar haciendo historia" gracias al resultado de unas pruebas en las que no ocultó su condición hindú y actuó al más puro estilo bollywoodiense, los insultos personales y los ataques contra su imagen superan ya, con mucho, las primeras alusiones vejatorias a ella como "Miss Seven-Eleven", "Miss país extranjero", "Miss terrorismo", "Miss 11-S" o "Miss Al Qaeda"; estas últimas, pese a que profesa la religión hinduista, y no la musulmana. Cabe preguntarse qué queda del sueño integrador y contra la discriminación racial que hace 50 años predicó el reverendo Martin Luther King. Hasta qué punto los estadounidenses son conscientes del papel que desempeñó la diversidad étnica, religiosa y cultural de su país a la hora de construir la nación de la que hoy presumen. Y es que, cada vez que visito EEUU, tengo la sensación de que todavía hace falta mucha terapia identitaria y más énfasis educativo hacia ese otro mundo que ha permitido que hoy EEUU sea lo que es... Tras el llamativo concurso World Muslimah para mujeres con velo islámico que acaba de tener lugar en Yakarta, confío en que el certamen de Miss Mundo que se celebra hoy también en ese gran país musulmán que es Indonesia (en Bali) sirva (reproches feministas aparte) para fomentar la integración y la reconciliación entre etnias, religiones y culturas... (El Correo Gallego, 28/09/13). ISSN: 1579-1564
  • Los 10 retos del proyecto Eurovegas. 1. Tomar las medidas de prevención necesarias para que Eurovegas no se convierta en una nueva Casa de Campo de la prostitución o en una carretera de Andalucía de clubes de alterne, por poner dos ejemplos que pocos parecen lamentar. 2. Blindarse para no incrementar las estadísticas que aseguran que España es ya el mayor consumidor de cocaína de la UE. 3. Asegurarse de que el dinero de los impuestos que genere la construcción se invierta en políticas sociales, no como esas otras grandes obras realizadas por España que, o están vacías, o no han generado ni riqueza ni trabajo; sólo gasto inútil. 4. Luchar para que parte de los ingresos que acumularán las administraciones puedan ser destinados a I+D+i, servicios sanitarios, educación y cultura. 5. Asegurarse de que los cientos de miles de empleos que va a generar (tantos como parados hay en Galicia) gocen de protección laboral, no como esos cientos de miles que hoy operan en España al margen de la ley, explotados y desprotegidos, o engrosando esa economía sumergida que no contribuye al bien común. 6. Procurar que esa gran ciudad del ocio y la hostelería tenga capacidad para acoger la demanda de turismo, congresos y grandes convenciones que sin duda ocasionará. 7. Velar para que las infraestructuras de comunicación de Eurovegas estén a la altura de un país que, a falta de desarrollo industrial y alta tecnología, ofrece sobre todo y ante todo, no lo olvidemos, servicios y turismo (por eso fue elegido, aparte de por su ubicación estratégica). 8. Cerciorarse de que los planes de desarrollo de Eurovegas sean lo suficientemente atractivos como para que, en caso de que Adelson se eche atrás o sólo disponga de avales para ejecutar el 60% del proyecto, otros inversores puedan asumirlo y completarlo. 9. Optimizar la lluvia de vuelos y escalas internacionales que el proyecto va a suponer para nuestros decaídos aeropuertos, como Barajas, cada vez con menos enlaces y pasajeros. 10. Procurar que la Ley Antitabaco que pueda propiciar Eurovegas no eche por tierra los éxitos obtenidos en el ámbito de la salud, pero sí permita que los hosteleros puedan gestionar, desde su legítima libertad, sus negocios, y recuperar así las pérdidas de estos años. (El Correo Gallego, 14/10/13). ISSN: 1579-1564
  • La Acsug como garantía de calidad. ...cuestiones, todas ellas, sobre las que supo advertir el catedrático y director de la agencia, José Eduardo López Pereira. Como señaló el profesor López Pereira, el resultado "no conforme" del seguimiento de un título no significa que éste no valga o no tenga calidad para ser implantado e impartido, sino que el centro en el que está inscrito el título no ha realizado el informe interno de manera correcta, bien por falta de adecuación del mismo a la metodología de seguimiento empleada, bien por fallos en la coordinación entre los agentes implicados, como pueden ser los responsables del centro, los coordinadores de los títulos, los profesores o los propios estudiantes. Hay que decir a este respecto que, gracias a las indicaciones de la Acsug, los resultados del seguimiento han mejorado en los últimos años, pasando de un éxito del 38,3% en 2012, a casi el 77% en 2013 (hablamos, sólo en Galicia, de 119 títulos de grado, 226 de máster y 82 de doctorado). Por otro lado, conviene señalar que, como también apuntó el director, tanto el control de calidad de la agencia y posterior reconocimiento del ministerio (verificación del diseño), como el proceso de seguimiento (de 6 años en el caso de los grados y 4 en el de los másteres), así como la futura "acreditación", constituyendo normativas europeas que la agencia se limita a ejecutar con la ayuda de comisiones externas conformadas por catedráticos expertos, estudiantes, secretarios redactores técnicos, e incluso profesionales de distintos sectores en las primeras fases del proceso, están destinados a certificar la "calidad" que educadores, estudiantes y familias exigimos para la correcta formación de nuestros hijos; es decir, constituyen una "garantía" de calidad de la que se benefician tanto las instituciones (en este caso las universidades), como los propios destinatarios del servicio público universal que debe ofrecer la educación superior: la sociedad en general y los estudiantes en particular... (El Correo Gallego, 11/11/13). ISSN: 1579-1564
  • Iglesia, privilegios y nuevo socialismo. ...Considerar que los de derechas son todos creyentes y "capillitas" es tan erróneo como pensar que quienes presumen de ser de izquierdas han decidido renunciar a una tradición cristiana y católica sin la cual resulta imposible explicar ni quiénes somos ni por qué somos como somos. Aun asumiendo que en el ámbito de la Iglesia y sus doctores pueda haber mucho con lo que no "comulgar", eso no impide reconocer que, como familia y como proyecto de vida, la Iglesia trasciende las miserias humanas con las que nos topamos entre sus practicantes y ministros, pues "de todo hay en la viña del Señor". Tratar de obviar la labor espiritual y cultural de la Iglesia, así como su inmensa tarea social, asistencial y humanitaria (con 570 leproserías, 5.500 hospitales, 11.000 orfanatos, 210.000 centros educativos, etc.) es tan mezquino como meterse con su exención del IBI (aceptando la de sindicatos, partidos políticos, federaciones deportivas, asociaciones público-privadas, o sedes y comunidades evangélicas, judías y musulmanas), o como jugar con los titulares diciendo que "la mayoría de los católicos no quiere privilegios para la Iglesia", cuando lo que de verdad concluía la encuesta de Metroscopia para El País es que el 55% de los católicos practicantes aceptan la convivencia con otras religiones bajo el principio de igualdad de trato (ejemplo de aperturismo y respeto hacia lo diferente). También pasó inadvertido el dato que certifica que "7 de cada 10 españoles se definen como católicos" (tomen nota, analistas electorales), independientemente de que muchos de ellos (al igual que el Papa Francisco) propugnen un nuevo debate en torno al uso de anticonceptivos, el divorcio, el papel de la mujer en la Iglesia, o las parejas del mismo sexo... (El Correo Gallego, 18/11/13). ISSN: 1579-1564
  • Los niños que buscan quien les quiera. (...) Hablo de niños cuya única meta es sobrevivir a la noche, esquivar el fuego amigo o enemigo, o aprender a convivir con la miseria, la orfandad o la despiadada enfermedad. (...) Cáritas, Manos Unidas y Unicef nos recuerdan esos millones de niños en el mundo que dedican sus días a buscar el ansiado bocado con el que saciar un hambre infinita; niños que encuentran en un palo extraviado o en esa piedra cromada el juguete que compartir con sus dos fieles acompañantes: la luna que ilumina sus noches de penuria y el sol que calienta sus hálitos de supervivencia. Es fácil reconocerlos, pues sus cuerpos están debilitados o demacrados. No sonríen. Sus rostros revelan el dolor físico y psicológico que los abaten. Son los niños que descubrimos en la distancia, pero también en la cercanía. Son los explotados, los niños soldado, los maltratados física y psicológicamente. Son los damnificados de Filipinas, los desplazados de Siria, los agraviados de Pakistán, los hambrientos del cinturón del Sahel, los olvidados de Haití, etc. Pero también esos cientos de miles en España en riesgo de pobreza, malnutridos o en estado de semiabandono. Y lo que es peor, esos miles de niños con enfermedades de larga duración, crónicas o terminales, a los que ampara y sobre los que nos advierte desde Santiago de Compostela la admirable Fundación Andrea, que el próximo viernes, 29 de noviembre, reunirá en su gala benéfica de Navidad del pazo de San Lorenzo a tantos gallegos deseosos de demostrar, con su presencia y su ayuda económica, que en Galicia esos niños privados de salud y sus familias sí tienen quien les quiera y se preocupe por ellos; porque ahí estará siempre nuestra comprometida y querida Charo Barca... (El Correo Gallego, 25/11/13). ISSN: 1579-1564
  • Los profesores quieren ser maestros. Los profesores quieren ser maestros, pero no todos lo consiguen. Algunos no lo logran porque ser maestro son palabras mayores. No se trata sólo de enseñar e instruir, sino de hacerlo correctamente, con la suficiente maestría como para convertirse en un referente sobre el que la ciudadanía y los propios alumnos posen sus ojos con admiración. No lo consiguen porque una parte de la sociedad, sumida en la degradación ética y cívica, lucha para impedirlo. No lo alcanzan porque los poderes establecidos no han sabido reconocerles el esfuerzo realizado, ni recompensarlos por una labor a la que no se debería llegar sólo a través de un concurso de méritos, una acreditación, o una oposición, sino de algo mucho más importante: la vocación. Finalmente, tampoco lo consiguen porque otros compañeros, quizá por hastío, quizá por frustración, incluso por irresponsabilidad, convierten sus clases en tarimas desde las que adoctrinar políticamente a sus estudiantes; tribunas desde las que inculcar sus convicciones morales, su limitada y excluyente visión del mundo.(...). La manipulación de la docencia trae consecuencias. Porque estos estudiantes toman el ejemplo equivocado y pierden el respeto al enseñante. Son los que luego agredirán a otros compañeros que piensan diferente en la universidad Complutense; los que impedirán que Rubalcaba dicte una conferencia no obligatoria en la universidad de Granada. Son quienes se convertirán en padres y permitirán que sus hijos insulten y acosen a profesores en colegios e institutos. Y es que una cosa es que haya espacio para la reflexión democrática no violenta, y otra es que seamos los profesores los que, desde el encargo docente, pasemos de contrabando nuestros intereses e ideologías; una actitud nociva que se evidencia en cada proceso electoral académico... (El Correo Gallego, 02/12/13). ISSN: 1579-1564
  • Un enorme espacio de unión y debate. Tras el cúmulo de sensaciones que me provocó la exposición Nur: la luz en el arte y la ciencia del mundo islámico que reunió la Fundación Focus-Abengoa en el Hospital de Los Venerables de Sevilla, tuve el privilegio de asistir a los Premios da Cultura Galega 2013. Y si en la capital andaluza recordé la fuerza de una tradición islámica sin la que resultaría imposible explicar ni quiénes somos ni la riqueza de nuestra sangre, fue en ese imponente Museo Centro Gaiás de la Cidade da Cultura de Galicia donde percibí, un año más, a Galicia como esa "inspiradora factoría de contidos" de la que habla el conselleiro Jesús Vázquez; una tierra y un pueblo singulares que tienen mucho que ofrecer al mundo, y cuya identidad sólo es capaz de expresarse en toda su belleza y especificidad a través de esa cultura que nos une, de la poesía de la galardonada Luz Pozo Garza, de la letra de Rosalía de Castro y de la voz de esa compositora gallego-palestina, Najla Shami, que nos deja sin aliento. (...) ... en el Gaiás el culmen artístico vino de la mano de los también premiados Juan Durán y su compromiso con nuestro patrimonio musical; de la Fundación Eugenio Granell y su abrazo a los movimientos más vanguardistas; de la Mostra de Teatro de Ribadavia y ese colectivo Abrente que entiende la interpretación como un escenario para el debate; la afamada Bambú Producciones y su reivindicación del audiovisual gallego; el Museo Arqueológico del Castro de Viladonga que nos descubre y conserva; el Instituto Argentino-Gallego Santiago Apóstol que nos proyecta y enorgullece; y esa Asociación PuntoGal de Manuel González que demuestra que un "dominio" puede simbolizar también a todo un país unido social e institucionalmente. Por eso la cultura "espontánea e natural", como la concibe Alberto Núñez Feijóo, ya sea ésta islámica o galaica, constituye, como siempre digo, un inmenso espacio para el debate; el medio más adecuado para demostrar que, como apuntó el presidente de la Xunta, "Galicia está no mundo e o mundo está en Galicia". Antes del 12 de enero revisitaré "Orinoco" en el Museo Gaiás y volveré a unirme al mundo y a la historia... (El Correo Gallego, 16/12/13). ISSN: 1579-1564
  • Navidad, lacras y las pequeñas cosas. En Navidad descubrimos lo poco que hemos cambiado durante el año y lo difícil que es desprenderse de esas carencias y limitaciones que tenemos como personas y como sociedad. Caminamos por el mundo enfadados, malhumorados, desabridos. No somos siquiera capaces de disimular nuestras antipatías ni nuestras frustraciones. Lo veo en los debates televisivos y radiofónicos. Lo veo en las calles y plazas. Lo veo en los bares. (...) Y si los académicos no tienen paciencia para enseñar al que no entiende o no sabe replicar, y los comunicadores no son capaces de realzar la oratoria y desarrollar una conversación educada e inteligente, ¿por qué nos extraña que tantos jóvenes, privados de referentes éticos y morales, terminen en los extremos y el radicalismo? Esta amargura que nos debilita y esclaviza sólo se cura de dos maneras. Bien viajando, saliendo al exterior con el fin de airear las herméticas ventanas de nuestra mentalidad localista y limitada, hasta descubrir que existe mundo más allá de nuestras vidas imperfectas e inútilmente acomplejadas; bien practicando esa sabia reflexión que nos ayuda a descubrir que la felicidad que cada uno debe buscar en su interior, para poder transmitirla al exterior, siempre surge de las pequeñas cosas. En este sentido, me llamó la atención el precioso árbol que adorna las navidades del Colegio Pío XII de Compostela. Los motivos decorativos lo constituyen ingeniosas postales realizadas por los más pequeños; tarjetas que tratan de dar respuesta a una difícil cavilación: Las cosas que de verdad merecen la pena en la vida. Quien se acerque a visitarlo podrá leer “los buenos ratos en familia”, “la sonrisa de un hijo”, “el respeto a los mayores”, “el amor a los enfermos”, “un Te Quiero”, “el beso de papá y mamá”, “el cuidado de los animales”, “el abrazo de un amigo”, “la pasión por la lectura”, “una puesta de sol”, “el sonido de un río”, “el canto de los pájaros”, “jugar con las olas del mar”, o “una puesta de sol”. Es conmovedor que sean los críos, una vez más, quienes nos aleccionen. Yo ya he tomado mis notas. Feliz Navidad... (El Correo Gallego, 23/12/13). ISSN: 1579-1564
  • Las redes y el periodismo. Como pudieron comprobar recientemente los cientos de periodistas de más de treinta países que asistieron en San Petersburgo al Foro Diálogo de Culturas, la relación entre el periodismo y las redes sociales constituye hoy día un debate tan complejo como interesante. Porque, si bien es cierto que desde la irrupción y democratización de las nuevas formas de comunicación global, las cabeceras tanto nacionales como regionales o locales son capaces de colarse a golpe de teclado en las vidas y hogares de cientos de miles de personas de todo el mundo, no es menos cierto que las propias redes sociales pueden llegar a constituir una peligrosa competencia para los medios de comunicación tradicionales; incluso para aquellos que han apostado con más decisión por los contenidos web, las ediciones digitales y la presencia en los nuevos foros de intercambio de información. En Rusia se constató que las redes sociales, lejos de conformarse con aquella tarea inicial de difusión y reproducción de noticias, han pasado a reivindicar su propio papel como generadoras de información... (...) el proceso de verificación es condición inexcusable. Pero este principio de control que es y debe ser consustancial a las agencias de prensa y a los medios de comunicación, no siempre (casi nunca) se cumple a nivel de usuario particular. A este furor de las redes sociales como generadoras de noticias contribuye, de manera comprometida y más que delicada, la imprecisión de un marco legal y jurídico de control que, aunque lucha por ir a la velocidad que los tiempos dictan, no es capaz de poner coto al entusiasmo exacerbado de algunos usuarios, ni tiene capacidad para fiscalizar los miles de mensajes e informaciones susceptibles de incurrir en un delito y recibir una demanda... (El Correo Gallego, 29/12/13). ISSN: 1579-1564
  • Mario y Marcos con Marruecos. (...) Hablamos en esta ocasión del Maroc Challenge; un Raid Low Cost capaz de aunar en un mismo proyecto el espíritu aventurero de sus participantes con la dimensión más solidaria del ser humano, y cuyo próximo reto se extenderá del 11 al 18 de abril. Quienes asumen el desafío de adentrarse en la parte más dura del territorio alauí, recorrerán 4.800 kilómetros con la intención de aportar material escolar, ropa y otros enseres básicos a jóvenes marroquíes privados de casi todo; niños que se ven obligados a recorrer largas distancias para poder ir a la escuela (en algunos casos, hasta 40 kilómetros). Quizá por ello las bicicletas que aportarán los miembros del UMM Team Galicia cobran mayor importancia y generan una ilusión añadida. Un técnico del 061, Mario Rodríguez, y un farmacéutico, Marcos Bermúdez, ambos compostelanos, unirán su experiencia previa en el continente africano para llenar de esperanza a tantos niños faltos de la debida atención. Cuando el próximo 10 de abril estos dos hombres ejemplares y dignos de admiración partan de Santiago de Compostela al volante de un poderoso todoterreno portugués, el UMM Jabato de 1986, estaremos ahí para animarlos y para dar cuenta de todas aquellas empresas y particulares que hayan querido patrocinar esta singular e intrépida experiencia solidaria, para cuya realización, además de voluntad y vocación de ayuda, necesitarán demostrar toda su destreza y capacidad de orientación en un contexto geográfico tan bello a la hora de fotografiarlo, como hostil en el momento de recorrerlo en automóvil... (El Correo Gallego, 04/01/14). ISSN: 1579-1564
  • La Epifanía de los Padres Salesianos. (...) el rector mayor de los Salesianos de Don Bosco, Pascual Chávez Villanueva, enviaba desde Roma, la víspera de Navidad, una carta a José Rodríguez Pacheco, de la Inspectoría Salesiana Santiago el Mayor, anunciando el nombramiento del sevillano Juan Carlos Pérez Godoy como Superior Provincial de la nueva Inspectoría de Santiago el Mayor, con sede en Madrid. También hemos sabido que será el ovetense Ángel Fernández Artime (que realizó en 1984 la profesión perpetua en Compostela y fue director del colegio salesiano de Ourense) el superior provincial de la nueva Inspectoría de María Auxiliadora, con sede en Sevilla. Digo "nuevas" inspectorías porque serán éstas las dos que aglutinen y simplifiquen a partir de mayo de 2014 las seis que hasta ahora existen en España. (...) Me hago eco de esta noticia hoy, 6 de enero, festividad de Reyes, para recordar el espíritu que impregna la Epifanía del Señor, (...) Esa búsqueda y ese encuentro que describe san Mateo en su Evangelio, inspira el trabajo de unos salesianos que ven en María Auxiliadora y en las enseñanzas de Don Bosco, la fuerza de una vocación pastoral y formativa que tiene a los jóvenes como objetivo. De ahí que el rector mayor anime a "permitir que Cristo se encarne en los salesianos para que los jóvenes puedan experimentar su cercanía, su amistad, la fuerza inspiradora y transformadora de su Gracia y lograr en Él plenitud de vida". Un compromiso con esa educación de los niños como símbolos de futuro sobre la que nos advertía a finales de 2012 el obispo de Ourense, José Leonardo Lemos Montanet, en su carta pastoral ¡Querer creer!, con motivo del Año de la Fe. Una necesidad de "reavivar la Fe", a la que aludía el arzobispo de Santiago, Julián Barrio, en la ceremonia de Traslación de los restos del Apóstol, que motiva la labor de los centros educativos y asociaciones que forman la Familia Salesiana... (El Correo Gallego, 08/01/14). ISSN: 1579-1564
  • Suárez Quintanilla, Pose y Carracedo. El doctor José María Suárez Quintanilla reivindica humanizar las ciencias de la salud e involucrarse con los jóvenes para hacer del trabajo, de la honestidad y de la excelencia clínica los ideales sobre los que asentar nuestro futuro. Realista y pragmático, este profesional de reconocido prestigio y presidente del Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de A Coruña advierte de la dura situación que vivimos, y reclama un "cambio profundo de estructuras y de personas" que consiga hacer realidad el lema que este año acompaña la celebración de su patrona Santa Apolonia: "la ética profesional como única ventana al futuro"; un cambio, añado yo, que no debe limitarse al ámbito sanitario, sino a todas y cada una de las áreas del saber. Estas palabras, que pudimos escuchar quienes asistimos al nombramiento del investigador y catedrático de Medicina Legal Ángel Carracedo Álvarez como Miembro de Honor del Colegio, encajan perfectamente con el perfil de un homenajeado que, como bien apuntó el entrañable Amador Álvarez en la Laudatio, siempre ha sabido transmitir con cariño y humildad estos valores a alumnos, doctorandos, becarios y compañeros de profesión. Quizá por ello cuando el vicepresidente del Colegio, el tan querido doctor José Manuel Pose Rodríguez, procedió a imponerle la medalla de Honor a Ángel Carracedo, todos los allí presentes sabíamos que no eran sólo sus méritos docentes e investigadores los que estaban siendo premiados, ni siquiera su reconocida inteligencia, sino también su dimensión humana, y esa magnanimidad y humildad adicional que le pone a todo lo que emprende y que contagia a todo aquél con el que trabaja. Se trata de valores que la sociedad ha descuidado en el proceso formativo de los jóvenes, pero que académicos como José María Suárez Quintanilla y Ángel Carracedo reivindican para dotar a la sanidad de ese componente de humanidad y cercanía tan importante en este frío comienzo de siglo. (...). Sólo así, "con los brazos bien abiertos y desprendidos, conseguiremos recibir otros tantos abrazos", que diría la honorable madre de este firme candidato al premio Nobel... (El Correo Gallego, 17/02/14). ISSN: 1579-1564
  • Jáuregui y los nuevos emprendedores. Los hay. Y muchos. Son arriesgados, valientes, sacrificados. Los reconocemos por su rostro cavilante. Por su mirada analítica. Siempre calculando pros y contras. Moviéndose entre la ilusión del éxito y el recelo al fracaso. Inquietos y lúcidos. Gente capaz de renunciar a la tranquilidad de un empleo estable propiciado por la Administración o por otros jefes. Personajes que no desean estar sometidos a la comodidad de una nómina, ni a las presiones de los de arriba. Ya saben de quiénes les hablo. De los emprendedores. De esa raza de héroes incombustibles. De esa estirpe de rebeldes de la empresa. De esos inconformistas que, con su arrojo y decisión, arriesgando su capital y su salud física y mental, se lanzan a la difícil tarea de la creación de empresas, a la ampliación de sus negocios, a la apertura de nuevos mercados, a la apuesta por renovar sus productos, a proponer servicios vanguardistas. Son quienes generan empleo. Los únicos con capacidad real de sacarnos de este lodazal de ruina, carencias y temor al que insensatos ávidos de poder político y rebosantes de propaganda social nos han conducido. Los mismos que ahora no creen ni en el emprendimiento, ni en la innovación, ni en la internacionalización. Los que lo ven todo bajo esa lupa catastrofista que aspira a agarrotarnos a todos, a paralizar nuestras iniciativas, nuestra capacidad creativa, nuestro impulso emprendedor. Incapaces de valorar ni la nueva Ley de apoyo a los emprendedores y su internacionalización, ni la reciente Ley del emprendimiento y la competitividad económica de Galicia. (...) De esto se habló en el Hostal de los Reyes Católicos. El motivo: la presentación en Compostela del libro ¿Puedo montar mi propia empresa? Un revelador volumen editado por Fernando Jáuregui y Manuel Ángel Menéndez que constituye todo un "manual de economía y empresa", pues da cuenta de "doscientas historias de éxito de nuevos empresarios españoles" pertenecientes a los sectores más diversos. Son "historias ejemplares", dijo el aclamado Fernando Jáuregui; constituyen "un acto de revolución emprendedora". Virtuosos "rostros humanos con experiencias específicas y vivencias concretas", como los describió Alberto Núñez Feijóo. El presidente de la Xunta de Galicia supo precisar los esfuerzos, los sacrificios y las dificultades de tantos ciudadanos anónimos, pero también las nuevas medidas jurídicas y administrativas que contribuirán a que el loable viaje emprendido por estos "profetas del inconformismo" se convierta en un "recorrido por y hacia la esperanza"... (El Correo Gallego, 10/03/14). ISSN: 1579-1564
  • O pasado xa nunca pasará en Ourense. Tanto na elaboración do libro O pasado nunca pasa: Ourense, como na súa presentación no Teatro Principal de Ourense o pasado mércores, o Grupo Teófilo Comunicación conseguiu involucrar a centos de ourensáns de distintas xeracións nun proxecto común de vivencias compartidas. Os cidadáns da capital das Burgas foron convidados a compartir recordos e experiencias da súa vida e do seu paso por Ourense a través dun completo volume cuxo corpo fotográfico, composto por preto de mil cincocentas imaxes, reflicte o vivir e o sentir desta fermosa cidade ao longo da segunda metade do século XX (1940-2000). Como ourensán de nacemento e devoción que son, a miña asistencia ao acto de presentación limitouse a apoiar coa miña presenza unha publicación que considero esencial para poder entender moitas das claves que rexen a vida e a evolución non só de Ourense, senón de Galicia en xeral. Falamos dun magnífico modo de revisitar un tempo xa pasado, pero que continúa ben presente na actualidade, agardando a que sexamos nós os que honremos a súa memoria e o seu legado. E de legado histórico temos que falar, pois o volume publicado baixo o selo Teófilo Edicións ofrécenos de forma plástica e visual o mellor do noso patrimonio artístico e cultural. Tamén o desenvolvemento urbanístico, hoxe tan inxustamente paralizado a nivel local, así como o progreso no ámbito do ensino, o deporte e as manifestacións culturais atopan o seu espazo nunha publicación que demostra como as nosas tradicións e festas populares son quen de revitalizar, coa inestimable axuda desas familias, deses maiores e nenos, deses mozos e anciáns que aparecen retratados no libro, o impulso creativo que caracteriza á sociedade ourensá... (El Correo Gallego, 28/04/14). ISSN: 1579-1564
  • La Compostela que nos une. Me ha llenadode alegría tener noticia de que todos aquellos peregrinos que hayan recorrido el Camino de Santiago hacia la capital de Galicia podrán tener acceso al preciado diploma conocido como la Compostela, independientemente de que expresen o no su fe religiosa. Pese a mi condición personal de católico y practicante, entiendo este documento como el certificado de una experiencia vital enriquecedora de tal dimensión que lo religioso se entremezcla en perfecta y serena armonía con lo espiritual, lo cultural y lo meramente humano. La grata convivencia que siempre surge al abrigo del Camino, el diálogo íntimo que emana tanto del encuentro con uno mismo, como de aquel que se entabla con aquellos o aquellas con los que se comparte el trayecto, es tan fuerte y complejo, tan vital y reconfortante, que cualquier reconocimiento que aspire a poner trabas a una experiencia multidimensional e inabarcable estaría yendo en contra de un fenómeno religioso, pero también sociocultural, que aspira a revelarse en todo su esplendor a medida que avance el siglo XXI. Con este anuncio, el deán de la Catedral de Santiago, don Segundo Pérez, demuestra también toda la fuerza renovadora de una Iglesia compostelana que avala esa apertura del papa Francisco hacia quienes practican esas otras confesiones que el Santo Padre considera hermanas. Tampoco se impedirá a aquellos que lo deseen especificar en la misma si los motivos para acometer el Camino son religiosos. Pero este detalle, aunque no menor, no será condición sine qua non para obtener el certificado que da fe de que los últimos cien o doscientos kilómetros se han realizado a pie o en cualquier otro medio de transporte tradicional, como una bicicleta o un caballo. Lo importante es la vivencia transformadora que, como señaló el arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio, pueda llegar a experimentar el peregrino... (El Correo Gallego, 04/05/14). ISSN: 1579-1564
  • Amigas del Colegio Mayor Arosa. Me gustaría dedicaros unas palabras en señal de agradecimiento por esas entrañables Becas de Honor que generosamente nos impusisteis al catedrático de Farmacología, Manuel Freire-Garabal, al catedrático de Electromagnetismo, Jorge Mira, y a quien hoy os escribe, en el Acto Académico de Clausura e Imposición de Becas del Curso 2013-14, celebrado el pasado 29 de abril, y en el que estaban representados un buen número de colegios mayores. Quienes nos dedicamos a la docencia sentimos hoy una mezcla de orgullo y nostalgia. (...). Os enfrentáis ahora a una nueva fase de vuestras vidas. Debéis afrontarla como una prolongación de esa madurez que comenzasteis a experimentar cuando llegasteis a la universidad. Intentad aplicar lo aquí aprendido, y no me refiero sólo a los contenidos, sino también a tomar decisiones, a desarrollar un espíritu crítico, a expresar vuestras opiniones, a convivir, a respetar la diversidad y la disparidad de visiones, a reconocer los errores y a disfrutar de vuestros éxitos. Recordad también que la sociedad actual nos demanda a todos una formación continua que no debe finalizar con nuestra graduación. Os hemos señalado el camino, os hemos ayudado a localizar las fuentes donde se acumula el saber. Ahora sois vosotras las que debéis continuar rebuscando en esos manantiales del conocimiento. Pero nunca olvidéis que el saber no habita ni reside sólo en los libros, sino también en las enseñanzas de los padres y de los abuelos, de nuestros mayores, que hoy, como siempre han hecho, nos guían, nos acompañan, nos aconsejan y nos aportan el valiosísimo y generoso don de su experiencia, de su sensatez, de su paciencia y su saber hacer... (El Correo Gallego, 05/05/14). ISSN: 1579-1564
  • La imagen del español. Pese al número de hispanohablantes que pueblan el mundo, la crisis económica por la que ha pasado España, de la que sólo ahora parece empezar a reponerse, ha tenido un impacto terrible sobre la lengua de Cervantes. (...) Todo ello, unido a las ridículas luchas internas entre las lenguas del Estado, contribuye a que estemos echando abajo ese aura de relevancia que parecía querer mostrar el español hasta hace poco. La exposición sobre la influencia del fútbol en el diseño que se puede visitar en el Cervantes de Río de Janeiro, o esas pequeñas secciones de literatura y cultura gallega y catalana que luce la biblioteca del Cervantes de Nueva Delhi, por ejemplo, no semejan suficientes a la hora de vender las posibilidades que abre el conocimiento de nuestras lenguas cooficiales. El hecho de que nuestros vecinos del norte y centro de África las consideren estratégicas como vía de entrada a la UE, o que en el Este asiático se vean como algo exótico y divertido, no recuperará una reputación ahora deteriorada. Ni siquiera el aumento de la influencia hispana en EEUU redirige su atención más allá de América Latina. Tampoco ayuda la limitada inversión económica con la que dotamos a nuestros 86 centros Cervantes; ni los extraños convenios de gratuidad de actividades que solemos firmar con otros Gobiernos. A esto debemos añadir las dificultades de las familias para pagar las clases de un idioma que no ha sabido reivindicarse como lengua franca; familias que, como es lógico, priorizan para sus hijos esas otras leguas que adornan los acuerdos internacionales, abren puertas laborales, o llenan esas publicaciones científicas en idioma extranjero que también nosotros idolatramos. Conozco la realidad de quince o veinte de nuestros centros en el exterior; y esta semana he podido visitar el Instituto Cervantes de Atenas, envuelto en la vorágine hispana, lusófona y griega del VI Festival LEA (Literatura en Atenas). Dada la dura competencia que ejercen Francia y Alemania en Grecia, y las decenas de miles de estudiantes griegos que han apostado por los contextos anglófonos, la solvencia actual del Cervantes heleno frente a la caída de matrícula y a su reducido presupuesto semeja heroica. Y aunque Víctor Andresco, su sagaz director, se desviva por el Instituto, y profesoras como Penélope Villar Diéguez o Mercè Torra Bou se entreguen en sus clases, o el mismo embajador español Miguel Fuertes Suárez y su familia den el mejor ejemplo con su presencia constante en la biblioteca y las actividades del centro, si desde aquí no les ayudamos con renovados fondos económicos y literarios, dentro de unos años terminaremos hablando todos inglés, incluso en España... (El Correo Gallego, 14/06/14). ISSN: 1579-1564
  • Vacaciones y mucho arte en el Pío XII. Las vacaciones escolares han llegado a los colegios. (...). Ahora tenemos por delante un buen número de semanas que pondrán a prueba nuestra capacidad de entrega a los pequeños de la casa. Durante más de dos meses seremos nosotros, padres y madres, los que tendremos que asumir ya no sólo las tareas educativas, sino también, en la medida de nuestras posibilidades, las labores formativas y de enseñanza. La familia educa y el colegio enseña, solemos decir. Pues bien, ahora somos nosotros los que debemos asumir ambas labores. Todo un reto teniendo en cuenta las nociones equivocadas de "tiempo útil" y "tiempo libre" que solemos usar cuando tratamos de justificar nuestro alejamiento de quienes más nos necesitan. Quizá el problema resida en que no sabemos priorizar. No sabemos distinguir entre lo que de verdad importa y lo que sólo es secundario. No somos capaces de valorar las pequeñas cosas, el placer de adaptar nuestros ritmos a aquellos que merecen todo nuestro esfuerzo personal y familiar. Un minuto con uno de nuestros pequeños son sesenta segundos ganados a la vida. Ante esta bella tarea que ahora nos espera, decidí prestar atención a las actividades más recientes desarrolladas en los colegios. El resultado fue inspirador. Sólo en el colegio Pío XII pude encontrar un sinfín de posibilidades. La presencia en el mismo del pintor malagueño afincado en Lalín, Salvador López Torres, constituyó todo un estímulo para ayudar a los alumnos de educación infantil y primaria a desarrollar su impulso creativo, al tiempo que motivar las capacidades imaginativas, sensoriales y expresivas de esa formación integral que suele reivindicar la profesora Teresa Neira. No siendo esto poco, descubro a través de la profesora Belén Coego que estos últimos días hasta los más pequeños han tenido la posibilidad de recorrer la zona monumental de Santiago, empapándose de los oficios, pero también del arte que define a nuestra hermosa capital. Desde el Mercado de Abastos hasta la Catedral compostelana, cada espacio se convierte en un inmenso lienzo capaz de estimular el sentido ético y estético de todo aquel que se deje seducir por un escenario tan atractivo. Quizá ahí, en las cosas sencillas y en los rincones menos esperados de nuestro entorno, podamos encontrar el modo más eficaz de combinar esas tareas educativas y formativas que este nuevo periodo del año nos demanda... (El Correo Gallego, 23/06/14). ISSN: 1579-1564
  • Un santo global. (...) la beatificación de don Álvaro del Portillo (1914-1994), que tendrá lugar el 27 de septiembre en Madrid (...). Siete Papas no se pueden equivocar. Su trabajo meticuloso en la Santa Sede de Pío XII, Juan XXIII, Pablo VI y el fugaz Juan Pablo I; san Juan Pablo II arrodillado y rezando reclinado ante su cuerpo en 1994, e iniciando su beatificación en 2004; Benedicto XVI ensalzándolo e impulsando el proceso durante su papado; y ahora Francisco rubricando el decreto de su beatificación, son buena prueba de ello. El madrileño Álvaro del Portillo, principal colaborador y sucesor de un san Josemaría que lo denominaba cariñosamente "saxum" ("roca" en latín), por su firme, a la vez que discreta, entrega a Dios y a la formación del prójimo, (...). Aunque su extraordinaria dimensión humana y su infatigable labor pastoral han sido resaltadas en la prensa tanto española como extranjera, es su dimensión internacional la que más ha llamado mi atención, pues he podido comprobar una tenaz actividad formativa y asistencial que supo contagiar a medio mundo. Especial mención merecen el Centro Educacional da Pedreira en São Paulo, el Centro Banilad para el Desarrollo Profesional en la provincia filipina de Cebú, el Centro de Formación Rural Ilomba de Bingerville en Costa de Marfil, el Centro Sanitario Abidagba en Nigeria, o el Centro Kimlea de capacitación técnica para mujeres en Kenia. Y así podríamos seguir hablando de iniciativas de protección social en India, Tailandia, Hungría, Argentina, Uruguay, El Salvador, Bolivia o, dentro de Estados Unidos, en el mismo Bronx de Nueva York. También del fomento de sedes educativas en Chile, Perú, Ecuador, Guatemala, México, Brasil, Hong Kong, Filipinas o Japón. De centros de asistencia sanitaria en Venezuela, Honduras, Colombia, Italia, República Democrática del Congo o Nigeria. Así como de hogares para la promoción de la juventud en Camerún, Australia, Kazajistán, Estonia, Polonia, Canadá, e incluso en los suburbios de Chicago y el barrio chino de San Francisco en EEUU. No es de extrañar que hablemos de un santo global y de una beatificación universal en la que 60 países ya han confirmado su deseo de participar... (El Correo Gallego, 29/06/14). ISSN: 1579-1564
  • La Acsug ilustra la inserción laboral. Poseer un título universitario sigue siendo útil para lograr una rápida inserción laboral. Así lo muestra el estudio anual elaborado por la Axencia para a Calidade do Sistema Universitario de Galicia (Acsug), del que se desprende que cerca del 60 % de los egresados en el curso 2009-2010 consiguieron acceder a un empleo en los seis meses posteriores a la obtención del título. Un porcentaje similar, es decir, 6 de cada 10 titulados, mantenían un puesto de trabajo en 2012, a los dos años de finalizar sus estudios. Son números gratificantes, especialmente teniendo en cuenta que esto no significa que el 40 % restante no haya logrado un contrato laboral, dado que son muchos los que prefieren continuar sus estudios, realizar un máster o redactar una tesis doctoral, e incluso, en numerosos casos, preparar unas oposiciones. Esto demuestra que, aunque la crisis se ha cebado con nuestros jóvenes, aquellos que se han decantado por los estudios superiores no son los que más elevan los números de desempleo. Otra cosa es que Galicia siga figurando entre las comunidades con menor porcentaje de universitarios, a pesar de ser la región con las tasas universitarias más bajas del país. Además, hay que recordar que el tanto por ciento de estudiantes universitarios sigue siendo muy reducido en España, pese a la tendencia que ha hecho que pasásemos de una escolarización universitaria entre 18 y 24 años del 23,8 % en el curso 2008-2009, al 27,9 % en el curso 2011-2012. Otro aspecto reseñable del estudio de la Acsug, además de la información que aporta sobre empleabilidad por ramas profesionales, distribución por sexo, tipología de jornadas y modelos de contrato, valoración de conocimientos adquiridos, o satisfacción laboral, es la cuestión relativa a los salarios. Dadas las reducciones salariales generalizadas en Europa, así como el hecho de que hablamos del primer contrato laboral en el que los jóvenes no han tenido tiempo siquiera de demostrar su eficacia en el puesto obtenido, saber que cerca de un 40 % percibe un sueldo mensual que, a partir de 1.000 Euros, puede alcanzar los 1.500 Euros, y un 12 % más logra superarlos hasta rondar los 2.000 Euros (y un 3,5 % incluso rebasarlos), resulta muy alentador. Más aun sabiendo que el 83 % de los titulados trabajan en Galicia, poco más del 13 % lo hace en otras regiones de España, y sólo un 3,57 % ha tenido que salir del país (el 2,95 % hacia Europa y el 0,63 % hacia otro continente). (...).. (El Correo Gallego, 30/06/14). ISSN: 1579-1564
  • Del prestigio a la degradación playera. (...) Recorrer paseos marítimos sin toparse con una sola pareja de la Policía Local resulta desconcertante. Permitir que los arenales urbanos se conviertan en campos improvisados de fútbol para adultos, también. Consentir que se formen algarabías a altas hora de la madrugada en zonas de viviendas y, de nuevo, sin una triste pareja de la Policía disuadiendo con su presencia la efusividad de ciertos clientes, lo considero un despropósito impropio de un Ayuntamiento serio. No me extraña que algunos pueblos se hayan convertido en lugares capaces de albergar, en un solo fin de semana, hasta veinte despedidas de soltero. Y todos conocemos lo que atrae a ese tipo de fiestas. Por eso me alegra saber que muchas villas reforzarán sus plantillas estivales, como Sanxenxo, con más personal en sus playas y puerto, y con auxiliares de la Policía Local que, seguro, este año estarán bien ubicados en los puntos conflictivos del pueblo. Todo ello es importante porque, por mucho que EL CORREO GALLEGO se esfuerce en recordarnos la hermosura de Galicia, e incluso en dar cuenta de la saludable vida social y cultural de muchas localidades, si no somos capaces de entender que hablamos de tesoros que a todos corresponde cuidar, terminaremos degradando y desprestigiando nuestro patrimonio colectivo. De poco vale que la Xunta abra nuevas rutas, publicite las bondades de nuestra tierra, o fomente un turismo de calidad si, después, a nivel local o municipal echamos por tierra esos esfuerzos. El resultado sería pan para hoy y hambre para mañana. Y las consecuencias ya las conocemos. Un buen ejemplo sería, dentro del propio Sanxenxo, el ahora debilitado Portonovo, y hace años, la caída en ocupación y el deterioro sufrido por Baiona. Así pues, a ponerse las pilas. Porque alta gastronomía y playas de arena blanca las hay aquí y en cien o dos mil sitios más. Y nuestro turismo incluso autóctono no tiene un pelo de tonto. Si la gente no queda satisfecha, no espera a que le devuelvan el dinero. Simplemente, se va y no vuelve. Del éxito o fracaso de las nuevas medidas, de la eficacia o no de las actuaciones que ahora se anuncian, de la posibilidad de combinar diversión nocturna y el merecido descanso de familias y playa, daremos cuenta aquí... (El Correo Gallego, 07/07/14). ISSN: 1579-1564
  • Mayores vistos quizá como enfermos. Me he referido con anterioridad a nuestros mayores, a su inestimable experiencia, que siempre hemos de tener en cuenta; a la ayuda que proporcionan a muchas familias, contribuyendo al cuidado y a la educación de los nietos, y, en momentos de crisis económica como la actual, a su indispensable y generosa contribución económica a la supervivencia de sus descendientes. Pero hoy quiero referirme específicamente a sus cuerpos, y para ello tendré en cuenta la más que oportuna contribución de los llamados "estudios de la vejez" o, más recientemente, "estudios de la senectud". Esta novedosa aproximación teórica nos anima, en primer lugar, a hacer visibles a unos mayores que están ahí, a nuestro alrededor. Siempre lo han estado, pero ahora más que nunca, gracias a las renovadas expectativas de vida y al envejecimiento de la población. Otra cosa es que los ignoremos, o que no los queramos ver, enfrascados, como estamos, en nuestra más que arrogante priorización de la juventud. En segundo lugar, debemos prestar atención a la singularidad de unos cuerpos que no necesariamente están enfermos, ni tienen por qué estarlo (y aunque lo estuvieran), sino que están cambiando y experimentando una serie de limitaciones que no tienen por qué incapacitarlos, pero a las que debemos adaptarnos tanto ellos como quienes estamos a su lado. En este sentido, y como medida de concienciación social, me llamó la atención una singular iniciativa. En Estados Unidos, en algunos centros docentes, se ha llevado a cabo una experiencia pionera que llevó a numerosos jóvenes a enfundarse unos trajes que limitaban sus movimientos de forma semejante a cómo el cuerpo de algunos mayores experimentan limitaciones. Se trata de reconocer un nuevo estadio en la vida en el que el cuerpo cambia, como ya lo hizo en la adolescencia o en la madurez (climaterios femenino y masculino). Pues bien, nuestros mayores y nosotros mismos podemos adoptar, como también han identificado los estudios de la senectud, diferentes actitudes ante el nuevo cambio, pudiendo así colocarnos una máscara que niegue la realidad, y perpetuar y forzar hasta el ridículo la idea de una eterna juventud, o asumir serenamente una nueva etapa llena de posibilidades y vivencias a las que ojalá cada vez más gente y en mejores condiciones consigamos llegar. La literatura nos ha mostrado diferentes actitudes y modelos a este respecto, adelantándose, incluso, a los estudios de la senectud. Así lo hicieron en su día Doris Lessing, luego Muriel Spark y, más recientemente, las numerosas novelas protagonizadas por personajes de avanzada edad, como es el caso de destacados textos escritos por Sebastian Barry, David Lodge o Christine Dwyer Hickey. Por cierto, vienen a mi mente más mujeres que hombres tanto pensando en la calidad de los autores, como en sus protagonistas. Sobre ello escribiré otro día... (El Correo Gallego, 21/07/14). ISSN: 1579-1564
  • El galleguismo que todos defendemos. Me preguntaba un amigo por ese galleguismo que tanto se menciona. Se interesaba por el modo de definir un concepto que no sólo alude a un longevo movimiento intelectual y político, sino también a un sentimiento, a un modo singular de vivir la realidad gallega y los vínculos con Galicia. Mi colega no entendía cómo siendo todos gallegos, y amando profundamente a nuestra tierra, no conseguíamos celebrar unidos el Día de la Patria Gallega. Ni siquiera en el contexto del doloroso recuerdo de aquel Alvia que mostró al mundo nuestra capacidad para aunar esfuerzos. Se sorprendía de que el Gobierno y la oposición hubiesen sido incapaces de alcanzar una tregua durante un par de días. E incluso de que los mismos nacionalistas, disgregados y fraccionados, no lograsen conmemorar juntos ni el fatídico evento, ni el noble Día. Esto es lo que sucede cuando unos y otros asumen que su propuesta para defender y proteger a su amada tierra es la correcta, y no la de los otros. Todos se creen en posesión de una verdad que las urnas se empeñan en desmentir, y de una supuesta pureza que sus actitudes y odios degradan a diario. Por eso le dije a mi amigo que el auténtico galleguismo es aquél que defienden cada día con su esfuerzo nuestros empresarios; el que protegen nuestros hosteleros agasajando y mimando a los turistas; el que enseñan nuestros maestros desde sus aulas abiertas al mundo; el que abanderan nuestros profesores e investigadores mostrando aquí y allá lo mucho y bueno que tiene y sabe Galicia. Hablo del galleguismo que dignifican nuestros emigrantes con su honestidad; del que salvaguardan esos honrados responsables públicos comprometidos con una tierra que vale mucho más que unas ridículas ideologías en discordia; del galleguismo de los que luchan para devolver la esperanza a los que aguardan un puesto de trabajo; del que ennoblecen nuestras fundaciones y profesionales sanitarios; del que defienden aquellos juristas que luchan para que los derechos de los gallegos no se vean pisoteados ni dentro ni fuera de nuestra Comunidad; del que amparan aquellos funcionarios que velan por la gestión eficaz de nuestros servicios públicos. Hablo del galleguismo de los académicos que estudian la lengua gallega. Del de los traductores y escritores que enriquecen nuestro idioma. Y del de aquellos otros que usan cualquier otra lengua para hacer más universales, si cabe, nuestras peculiaridades y pensamientos. Hablo del galleguismo de los que cada día cuidan nuestras fincas y montes, del de los que limpian nuestras calles y playas; del de los que extraen los preciados frutos de nuestros campos y costas. El verdadero galleguismo lo representan esos mayores que han luchado duro para que hoy seamos lo que somos. Y lo simbolizan esos pequeños que portan la esperanza de una Galicia que quizá algún día aprenda a vivir el galleguismo unida... (El Correo Gallego, 28/07/14). ISSN: 1579-1564
  • La visión de Guiomar. Regresó de África el pasado sábado. Sus familiares y amigos la aguardábamos con impaciencia e ilusión. Y lo hizo como es ella, cargada de energía y portando consigo mil experiencias y más de una respuesta. Guiomar Fe Andrino Díaz es una de esas personas inconformistas, una mujer del nuevo milenio. Alguien con el suficiente coraje y la admirable capacidad de entrega como para adentrarse en África y demostrar que es mucho y muy importante lo que podemos hacer por un continente tan estimulante como desconocido, tan prometedor como necesitado. Regresó, como digo, el mismo día que publicábamos aquí una columna en la que tratábamos de denunciar el ostracismo al que nuestra sociedad avanzada y "civilizada" tenía sometido a ese Sur al que sólo miramos cuando el interés económico o el miedo a lo desconocido llama a nuestras puertas ("La llamada de África", ECG 16/08/2014). Un mundo tan cercano y tan distante a la vez. En el que sólo son capaces de inmiscuirse con generosidad infinita nuestros religiosos, nuestros misioneros y ese admirable colectivo de voluntarios que, un buen día, deciden abandonar su confortable vida, incluso renunciar a sus merecidas vacaciones, para colaborar con una de esas ONGs que nos revelan la cara más amable del ser humano. En esta ocasión fue con Cineastas en Acción, organización comprometida y altruista que, bajo la dirección de Federica Romeo, busca llevar formación tecnológica y recursos a las zonas más desfavorecidas de Senegal. Guiomar Andrino nos abre los ojos. Nos alecciona. Porque es capaz de ver más allá. De subvertir las barreras culturales y geográficas que tratan de interponerse entre nosotros y nuestros hermanos africanos. Guiomar no se queda en las carencias y la pobreza que tantos otros han descrito ya. Ella va más allá. Nos transmite con pericia y delicadeza la calidad humana y los valores de nuestros vecinos del Sur. Nos describe con dulzura y sencillez la elegancia, la belleza y la alegría que es capaz de brotar de los rincones más inesperados, a poco que seamos capaces de romper nuestros prejuicios y fijar nuestra atención en esas mujeres y hombres con una sorprendente capacidad de aprendizaje, en esos ancianos que, pese a sus privaciones, no renuncian a una pulcritud y una limpieza tanto física como espiritual, y, sobre todo, en la tierna y sabia curiosidad de unos niños y niñas cuyos gestos, miradas y sonrisas evidencian una profunda gratitud por ese cariño y esas caricias tan poco habituales en sus comunidades, quizá por miedo a que eso los haga menos fuertes, más vulnerables. Con su ejemplo, la gallega Guiomar, "mujer ilustre y valerosa en la batalla", como su nombre arcaico de origen germánico indica, nos enseña a mirar con otros ojos y a combatir la insolidaridad y la indiferencia... (El Correo Gallego, 23/08/14). ISSN: 1579-1564
  • Mi experiencia con don Emilio Botín. Conocí a don Emilio Botín hace años. Fue en la Universidad de Sevilla, donde ejercí como profesor durante una década y ocupé diversos cargos de responsabilidad académica. Guardo en mi memoria la imagen de un hombre tan exigente como sencillo, tan estricto como comprensivo. La tensión y disciplina que mostraba su equipo contrastaba con la relajación de mis colegas a la hora de recibirlos. Tras una larga jornada, uno de sus colaboradores me confirmaba que quien trabajaba para él se volvía autoexigente por el mero hecho de querer estar a la altura del compromiso que mostraba su jefe con cada uno de los proyectos en los que se implicaba. Era capaz de renunciar a sus horas de descanso, o saciar el apetito con un simple refrigerio, con tal de llegar a tiempo a una cita o preparar con solvencia una reunión. Ellos seguían su ejemplo. Quería saberlo todo, estar informado de todo. No había espacio para la improvisación. Cuando algo no estaba a la altura de sus expectativas, o del compromiso adquirido, preguntaba directamente al responsable del área, esperando una respuesta en positivo que él siempre matizaba y, en la mayoría de los casos, optimizaba. Comprendía como nadie las carencias de la Universidad, así como sus infinitas posibilidades. De ahí que desde 2002 asumiese la tarea de contribuir a su promoción en cada una de sus facetas principales. La difusión de los resultados de la investigación, la mejora de la calidad de la docencia, la optimización del acceso y distribución de los fondos bibliográficos, la protección del patrimonio artístico y cultural, la adecuación del ámbito académico a las nuevas tecnologías, la proyección de la Universidad en el exterior, y el apoyo a la gestión de los proyectos de investigación y de la transferencia del conocimiento fueron sus objetivos primordiales. Años más tarde, conocedor de la importancia de las prácticas en empresa, además de ofrecer su ámbito financiero y empresarial para tal fin, decidió aumentar su presencia a través de una Cátedra Santander de Empresa Familiar que sirviese para fomentar la interdisciplinariedad y establecer puentes entre las cátedras. Por todo ello, y aun asumiendo que no siempre supo o pudo evitar ciertos errores administrativos, fiscales y accionariales que caracterizan al mundo de la banca, hoy me quedo con el recuerdo de un hombre que supo rectificar, que amó y comprendió a la Universidad, que proyectó la mejor imagen de España desde la empresa, el arte y el deporte, que no precisó del Estado, que supo estar al lado de cuatro presidentes del Gobierno cuando lo necesitaron, y que siempre ha defendido la idoneidad de las mujeres para ámbitos tanto culturales como empresariales. Quienes la conocen bien dicen que su primogénita, Ana Patricia Botín, su querida Ana, ha heredado sus virtudes y excelencias. Le deseamos toda la suerte del mundo... (El Correo Gallego, 15/09/14). ISSN: 1579-1564
  • La UDC celebra su 25 aniversario. La celebración del aniversario de una universidad es siempre un motivo de satisfacción. Así lo hicieron ver el viernes el rector de la Universidade da Coruña, Xosé Luís Armesto, y el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo. El primero agradeció al presidente "el cariño y el apoyo" a la UDC en su conmemoración, defendió el "servicio público de calidad" de la universidad, y la describió como "pilar de la democracia" y garante de "un modelo económico basado en el conocimiento". Por su parte, el presidente de la Xunta recordó los méritos de la UDC, alabó su evolución y reivindicó a la universidad como "obra colectiva", depositaria de "un prestigio que también es colectivo". Como profesor y miembro de la Mesa del Claustro, comparto las palabras de ambos. Aunque muchos desearíamos todavía más de las universidades. Desearíamos una universidad blindada por las administraciones públicas; una universidad capaz de esquivar los envites de las crisis, ya fuesen éstas económicas, políticas o sociales; una universidad que no sumase un problema más en tiempos de zozobra, sino que constituyese un faro que iluminase las respuestas que busca una sociedad herida; una universidad que colaborase y aportase soluciones a los sectores tanto públicos como privados, pues de todos ellos se nutre a través del esfuerzo laboral y fiscal de los ciudadanos, y a todos ellos, por tanto, debe representar. Desearíamos una universidad capaz de optimizar sus fuentes de financiación, que aunase esfuerzos con sus hermanas regionales para resultar más competitivas dentro y fuera de España; una universidad eficiente, en la que las tareas de administración y las de docencia e investigación estuviesen tan definidas como para que nadie tuviese que intercambiar funciones. Desearíamos una universidad alejada de los radicalismos, blindada ante los siempre interesados posicionamientos políticos. Una universidad en la que todas las ideologías se estudiasen, pero ninguna se impusiese; una universidad en la que todas las culturas y religiones se aceptasen y analizasen, y no sólo algunas (las más cercanas) se marginasen. Son deseos, sueños a medio realizar, objetivos con los que comprometerse y por los que luchar en Galicia y el resto de España. Sin embargo, es ahí, en esos aspectos, donde debemos encontrar las claves que explican que todavía hoy, pese a considerarnos una sociedad moderna y avanzada, no hayamos conseguido el beneplácito del conjunto de la ciudadanía a la hora de proteger, mimar y admirar esa universidad pública y, por tanto, de todos, que tanto nos gusta invocar. Hace falta una buena dosis de autocrítica y un deseo sincero de cambio que no sé si todos, políticos, cargos académicos, familias, estudiantes y profesores, estamos dispuestos a afrontar con la honestidad, la valentía y la lealtad institucional que el reto demanda... (El Correo Gallego, 22/09/14). ISSN: 1579-1564
  • El ébola como martirio inabarcable. Sabemos los desvelos que genera en la Comunidad Internacional el virus de un ébola proyectado, más allá de en Liberia, República de Guinea y Sierra Leona, y según un reciente informe de la Universidad de Oxford, en 18 países, pero que amenaza con afectar a cualquier rincón del mundo. Conocemos también las cifras aportadas por la OMS, que ya señalan a más de 2.800 muertos y a unos 6.000 enfermos. Incluso intuimos que, de no responder de manera global y coordinada, el número de infectados podría llegar a finales de enero a 1,4 millones, como advierte un estudio de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU. Lo que todavía no sabemos es cómo combatir a un virus que presenta diversos brotes a lo largo de casi cuatro décadas y hasta cinco especies o cepas bien diferenciadas. Ni siquiera sabemos, como reconocen en el Imperial College de Londres, cuánto tiempo necesitaremos para ponerle freno a la mortandad que genera, por más que la ONU hable de nueve meses para controlar el contagio. De hecho, no han sido tantos los avances desde que en 1976 surgieran los primeros casos en lo que ahora es República Democrática del Congo y Sudán del Sur. Hoy prefiero dejarle los datos técnicos y las estrategias de control a las instituciones y laboratorios especializados, y fijarme más en el sufrimiento que genera en aquellos que lo padecen, y en la honorable capacidad de entrega de aquellos otros que, valerosamente, conviven con él a diario, sufriendo, en la mayoría de los casos, las fatales consecuencias. Y es que, desde los primeros síntomas de cansancio, fiebre, cefaleas y dolor muscular que sufren los infectados, hasta la pérdida de conciencia y la hemorragia interna letal que acaba con sus vidas, los enfermos tienen que soportar un calvario de sangrados por el tracto digestivo y por cada una de las vías respiratorias y oculares que resultan más hirientes que el propio daño cerebral experimentado en apenas unas jornadas. Todo ello ante la presencia de un personal sanitario exiguo (1 por cada 100.000 habitantes en África Occidental), y unos familiares (en países que llegan al 80 % de analfabetismo) incapaces ya no sólo de entender las estrictas normas de seguridad, sino que sucumben al pavor y las consecuencias de separación familiar que supone decir la verdad. El aislamiento fronterizo y aéreo de los países no ayuda. Y las cuarentenas y los toques de queda conducen a ocultar la sintomatología y acrecentar la pandemia. Los funerales públicos, la limpieza de los enfermos, y el traslado y adecentamiento de los cadáveres sin guantes ni mascarillas propician el contagio masivo entre los desolados familiares: padres, madres y hermanos que temen el ostracismo y la marginación dentro de la comunidad tanto o más que el propio contagio. Toda ayuda es poca, y hasta las casas constituyen trampas mortales... (El Correo Gallego, 29/09/14). ISSN: 1579-1564
  • De drones y fútbol. Lo advertí aquí hace más de cuatro años. Este martes el partido entre Serbia y Albania se tuvo que suspender por culpa del famoso dron de la discordia que portaba la bandera nacionalista de la denominada Gran Albania (que incluye territorios serbios y el propio Kosovo), y que desató la ira entre futbolistas y aficionados. Dos cosas han quedado claras. La inestabilidad social que reina en la región de los Balcanes, y la tensión política que ni siquiera la próxima e histórica visita del primer ministro albanés Edi Rama a Belgrado conseguirá rebajar. Lo cierto es que hubo un tiempo en que el fútbol representaba el compañerismo, el sentido de equipo, el trabajo en común, el decoro frente a los colores y escudos tanto propios como ajenos. Valores que, junto a la idea de disciplina y el respeto a las normas y las reglas de juego, generaban una imagen ejemplarizante del mal llamado "arte del balompié". Esto ya no es así ni en la península balcánica ni en ningún otro sitio. Este deporte de masas se ha pervertido por tres razones principales. En primer lugar, por las cifras obscenas que maneja, siempre al margen de la realidad social, económica y fiscal que lo rodea. En segundo lugar, porque una visión cada vez más generalizada entiende estas sociedades deportivas como máquinas de obtener dinero a costa de las ilusiones frustradas de muchos, los más débiles, los aficionados; clubes cuyos dirigentes actúan como si los escudos que portan las camisetas de sus jugadores fuesen meros símbolos empresariales al servicio de los intereses económicos e incluso ideológicos de unos pocos. En tercer lugar, porque la política se ha colado en un campo en el que sólo debería haber deporte. No en vano, los políticos no sólo se posicionan abiertamente a favor o en contra de un equipo determinado (gran error, pues a todos representan), sino que tratan de arañar votos robando la simpatía de las clases populares (al fútbol va todo el mundo, pero todavía hay palcos y zonas preferentes). También los equipos llegan a posicionarse ideológicamente en los procesos políticos secesionistas, y en los litigios unionistas o independentistas (en Cataluña y el resto de España lo sabemos bien). Aunque, como en su momento insinué, el fútbol no es ni aquí ni en ningún sitio "el único espejo de muchos de nuestros males", cuando vemos el "terreno de juego" convertido en "campo de batalla" entre dos países con aspiraciones de adhesión a la Unión Europea, nos damos cuenta incluso de lo peligroso que es decir en el fútbol "luchar hasta la muerte", en vez de "esforzarse todo lo posible", "no hay enemigo fácil", en vez de "no hay adversario asequible", o "pelear y dejarse la vida en el campo", en vez de "sudar la camiseta con fair play"... (El Correo Gallego, 18/10/14). ISSN: 1579-1564
  • Príncipe de Asturias. Envío esta columna desde Oviedo, dos horas antes de que comience en la capital del Principado la gala de entrega de los Premios Príncipe de Asturias 2014. Cuando lean esto el acto ya será historia. El centro de la ciudad es un hervidero de gente que se da cita aquí para asistir al evento o empaparse del ambiente de fiesta que vive la capital asturiana estos días. Los periodistas y reporteros gráficos de los más variados medios se entremezclan con autoridades institucionales, delegaciones de embajadas y representantes de la siempre diversa sociedad civil. Cargos académicos, mandos militares, agregados culturales, autoridades religiosas y políticas, y todo un abanico de intelectuales, investigadores y científicos disfrutan de la bella Vetusta clariniana cruzando su mirada con la de aquellos premiados que, acompañados por sus familiares y amigos, se resisten a quedarse en el famoso Hotel de la Reconquista aguardando a que llegue la hora de dirigir sus pasos hacia el Teatro Campoamor, como marca el protocolo. Éste es el ambiente habitual que rodea la efeméride de los Premios. Este año hay un idioma que adorna las voces de los viandantes de manera excepcional. Hablo de la lengua inglesa; que se cuela por las calles ovetenses con naturalidad y frescura. Y no es de extrañar. Sabemos que son varias las personas e instituciones premiadas que provienen de contextos anglófonos. Hasta tres países de habla inglesa están representados aquí: Canadá, EEUU y la República de Irlanda. No seré yo quien se queje. Bien al contrario, como analista del panorama sociopolítico de ese ámbito internacional, coordinador UDC del Máster Interuniversitario en Estudios Ingleses Avanzados y sus Aplicaciones (iMAES), director del programa de doctorado "Nuevas aproximaciones a los estudios anglo-norteamericanos e irlandeses" de la Universidade da Coruña, e investigador del Instituto Universitario Amergin, celebro la invitación para un evento del que todos los años me hago eco allá donde colaboro y en donde ejerzo mi docencia. Además del programa Fulbright de intercambio estadounidense que tanto he reivindicado yo mismo, del Maratón de Nueva York que aglutina valores cívicos y deportivos, y de un premio de las Letras otorgado al irlandés John Banville sobre el que incluso escribí aquí ("El mundo de Banville" ECG, 07/06/2014), son otros tres los galardonados que merecen nuestra atención. Hablo del arquitecto deconstructivista canadiense Frank Owen Gehry, que siempre recordamos al visualizar el Guggenheim de Bilbao; y de los profesores y químicos estadounidenses Mark E. Davis y Galen D. Stucky, expertos en sistemas moleculares, biomateriales y biomineralización. En definitiva, todo un acierto del ilustre jurado de esta célebre Fundación... (El Correo Gallego, 25/10/14). ISSN: 1579-1564
  • Días de premios gallegos y asturianos. Apenas unas horas después de asistir a la siempre deseada cita con los premios Gallegos del Año 2014, emprendí camino hacia otra emblemática gala, la entrega solemne de los premios Príncipe de Asturias 2014. Dos ciudades, Santiago y Oviedo, y dos contextos hermanos, Galicia y Asturias, unidos en torno a un noble fin que comparten tanto el Grupo Correo Gallego, como la Fundación Príncipe de Asturias: fomentar y ensalzar valores universales a través del ejemplar esfuerzo, compromiso y dedicación de personas e instituciones. Así lo hicieron ver en sus respectivas citas tanto Fernando Barrera, editor del Grupo Correo Gallego, como Matías Rodríguez Inciarte, presidente de la Fundación Príncipe de Asturias. Y si en la capital asturiana diversas labores culturales, científicas, técnicas y humanitarias fueron exaltadas a través de los premiados, en la capital gallega, además, se volvió a galardonar el tan necesario esfuerzo emprendedor del sector empresarial. Creatividad, crecimiento y valores como columnas vertebradoras de una sociedad más digna, democrática y libre. Tanto en Oviedo como en Compostela la perseverancia, la iniciativa y la capacidad creativa son reconocidas como virtudes esenciales para regenerar y ennoblecer un mundo en el que las bondades del ser humano deben ser protagonistas. Pero este mundo factible e ideal sólo es posible construirlo con generosidad, colaboración fraternal, espíritu conciliador y fuerza de voluntad. Es aquí donde los laureados se convierten en un referente para nosotros. Quizá por ello el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, definió a los galardonados por EL CORREO GALLEGO como personas en las que mirarse y con las que admirarse, que generan orgullo de país y una confianza renovada en Galicia. Y quizá también por ello Su Majestad, el rey Felipe VI, definió a los premiados en Asturias como referentes a los que admirar a través de un trabajo que es tan estimulante como inspirador. Tolo ello hemos de conseguirlo con orden y sosiego, como nos recordó Joseph Pérez, con sentido de justicia y respeto a una Ley ante la que todos debemos responder por igual de manera responsable, como apuntaron tanto el presidente Feijóo, como el rey don Felipe. De ahí la necesidad de afrontar el futuro con optimismo. Celebro que en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Galicia el presidente de la Xunta dijese que el esfuerzo y el sacrifico de los galardonados muestran una Galicia donde no tiene cabida el derrotismo, y que en el Teatro Campoamor el jefe del Estado señalase que viendo a los premiados no queda sitio ni para el pesimismo ni para el desánimo. Esa unión de los gallegos y ese principio rector de una Galicia que nunca se rinde que nos recordó Feijóo, y ese proyecto integrador de una España que mira siempre hacia delante que evocó Felipe VI, serán nuestro mayor legado... (El Correo Gallego, 27/10/14). ISSN: 1579-1564
  • La política debería ser otra cosa. Advierte el papa Francisco que es hora de "rehabilitar la política", por ser ésta, cuando está bien gestionada y mejor aplicada, "la forma más alta de caridad". El actual jefe de Estado de la Ciudad del Vaticano considera el servicio público como una vocación orientada al bien común. Reconoce, sin embargo, que está "desacreditada" por la "plaga" de la corrupción y el desprestigio de la verdad, la bondad y la belleza de la generosidad. Aun sin ser esto algo que le afecte a España de manera excepcional ("España debe seguir siendo ejemplar", ECG 03/11/2014), sí es cierto que debemos combatir esta lacra de forma honesta y realista. Porque si reprobable es incumplir un programa aun descubriendo que la situación no estaba como se preveía, mucho más indigno es mentir prometiendo una salida, a sabiendas de que las utopías, como demuestran nuestros vecinos cercanos y lejanos, no existen. Porque si deshonroso es utilizar el poder para lucrarse o beneficiarse de un sistema opaco, más vergonzoso es promover iniciativas rupturistas y secesionistas que atentan contra el marco jurídico y los preceptos constitucionales democráticamente pactados. Porque si indecoroso es juzgar al otro con un "y tú más" y no querer pactar con él medidas que favorezcan la transparencia y frenen la corrupción, mucho más cobarde y bochornoso es fingir posicionarse al margen del sistema de "castas" mientras se asesora, se colabora y se pacta con gobiernos y regímenes que practican la represión, usurpan las libertades, censuran la prensa y se lucran a costa de la miseria de sus ciudadanos. Porque si ignominioso es aceptar la existencia de ciudadanos de primera y de segunda en prerrogativas y prebendas, más infame es adoptar una falsa pose al margen del sistema desde posiciones personales, estatus sociales y privilegios familiares que nada tienen que ver con aquellos a los que se pretende manipular para obtener el rédito político. Porque si reprochable es no ser capaz de adaptar el progreso macroeconómico de un país al nivel microeconómico del ciudadano, mucho más censurable es utilizar la lentitud de recuperación de toda gran crisis para obtener unos votos que nos conduzcan a un callejón sin salida. Porque si recriminable es no ser capaz de defender y mantener las virtudes de una Transición democrática, mucho más punible es tratar de echar abajo una concordia y una paz social y política en la que todavía hoy se inspira nuestro entorno. Sólo resta esperar a que el sentido común, la lógica cívica y la razón más pura consigan reinar y no permitan que frente a las dificultades, las carencias o los errores, terminen imponiéndose la mentira, el engaño y el populismo. "Es deber del cristiano involucrarse en la política", dice el papa. Hagámoslo, pero sin olvidar que en nuestras manos está transformarla, o terminar de emponzoñarla todavía más... (El Correo Gallego, 10/11/14). ISSN: 1579-1564
  • Andrea nos llama y sigue creciendo. No se me ocurre una tarea más honrosa y admirable que dedicar la vida a mitigar el sufrimiento de tantos niños y niñas que se encuentran hoy día padeciendo la crueldad de tantas enfermedades de lento tratamiento y más difícil curación. Ésa es la labor que realizan quienes colaboran y trabajan a diario en la Fundación Andrea; una noble entidad sin ánimo de lucro que sigue batiendo récords no sólo en lo que a apoyo económico y asistencial a los pacientes más jóvenes se refiere, sino también en lo que concierte al amparo técnico y logístico de esos padres y madres que tienen que convivir, alejados de sus hogares, con la hospitalización prolongada de sus seres más queridos: sus delicados hijos. Como destacaba hace unos días EL CORREO GALLEGO, sólo este año han sido 120 las familias acogidas en las tres "casitas" que ya ha conseguido abrir la Fundación compostelana en las inmediaciones del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago. Aportar cama, comida y soporte económico a las familias sin suficientes recursos, y becas que complementan los cuidados sanitarios y terapéuticos que precisan sus pequeños, son algunas de las iniciativas inspiradas en el ejemplo y el ardor titánico mostrado en su día por una tierna y adorable Andrea que, con el resto de los espíritus benefactores y los ángeles, fue elegida para conformar el ejército de Dios al servicio del Bien hacia los más vulnerables. Andrea nos vuelve a llamar para que nos unamos a su noble causa, a la tarea específica para la que fue requerida: ayudar a tantos niños y niñas que sufren enfermedades de larga duración, crónicas o terminales. A medida que se acerca el próximo viernes, 28 de noviembre, la imagino más nerviosa e ilusionada. Casi puedo verla sonriente y salerosa, explicándole a sus amigas allá arriba la magia que desprende cada año a las nueve y media de la noche la Gala que ilumina el pazo de San Lorenzo; deseosa de contagiarnos con su fuerza y con su ahínco las bondades de un corazón solidario, las virtudes de un alma comprometida; y confiada en que, un año más, seremos capaces de demostrarle al mundo que en Santiago y en Galicia, como en el resto de España, sí sabemos distinguir entre lo que de verdad importa y lo que es sólo mundano y frívolo. A estas alturas, la bella Andrea es ya bien consciente de que somos muchos y muchas los que no queremos resistirnos a su dulce llamada. Ella sabe de sobra, porque así se lo decimos, que somos muchos los amigos que, en la medida de nuestras posibilidades, estamos dispuestos a aportar nuestro granito de arena y colaborar con ella aquí abajo. Quizá no tanto como su maravillosa y ejemplar familia. Quizá no tan eficazmente como la Fundación que lleva su nombre. Quizá con menos empeño, coraje y valentía que su mami: nuestra admirada Charo Barca. Pero sí con toda nuestra amistad, cariño y apoyo incondicional. (El Correo Gallego, 24/11/14). ISSN: 1579-1564
  • El firme azote de nuestras conciencias. Pasó casi desapercibida, pero hace apenas unos días, del 12 al 14 de diciembre, se celebró en Roma una nueva Cumbre Mundial de premios Nobel de la Paz y asociaciones afines. Fue su decimocuarta edición, y tan importante, o quizá más, dados los tiempos que corren, que cualquiera de las anteriores. Empezó con mal pie, pues pese a ser la capital italiana su clásica sede de creación y celebración, este año era uno de esos en los que el encuentro se trasladaba a otro sitio emblemático: Ciudad del Cabo, en la República de Sudáfrica (la próxima reunión será en Atlanta, EEUU). El conflicto con el visado del dalái lama, que quizá por la presión de China al gobierno sudafricano no llegó a tiempo, hizo que de nuevo fuese Roma la escogida. Siendo esto importante, pues demuestra la mezquindad que impera en el mundo incluso ante celebraciones como ésta, lo más relevante fue el mensaje que diez premios Nobel y doce organizaciones comprometidas con la paz quisieron transmitir. Los galardonados lamentaron la existencia de mentes carentes de amor, de compasión y de respeto por la vida y por la naturaleza. Nelson Mandela, cuyo aniversario se conmemoraba, recobró todo el protagonismo, al ser reivindicado como alguien que fue capaz de sobreponerse a la desesperación y al odio: el nítido ejemplo de que el amor puede transformarse en acción si la voluntad es clara y el empeño verdadero. En un mundo tan complejo y variopinto como el actual, es natural que la tolerancia y la comprensión resultaran invocadas, del mismo modo que resultó previsible que las múltiples formas de ejercer la violencia o atentar contra los Derechos Humanos fuesen denunciadas. El terror y las guerras, los fanatismos, la xenofobia y el racismo, las diversas formas de maltrato, la explotación laboral y la propia esclavitud a la que se somete a las mujeres y a los niños en tantas partes del mundo siguen siendo las grandes lacras de hoy día. Pero hubo críticas igual de agrias para los líderes; hacia aquellos que dirigen conciencias y gobiernos desde la religión, la cultura o la política. Se les exigió responsabilidad y compromiso, el mismo que deben mostrar, según los galardonados, los empresarios y los profesionales de los más diversos ámbitos de la sociedad civil y el conocimiento. Era lógico que Siria, Irak, el Congo, Sudán del Sur, Ucrania, y el propio conflicto palestino-israelí, entre otros enclaves, copasen la mirada de los ponentes. Lo que quizá no resultó tan apacible para nuestras mentes conformistas fue la denuncia de esos 1,7 trillones de dólares gastados en contiendas bélicas que bien podrían ser destinados a los 50 millones de desplazados; incluso a esos 2.000 millones de personas que subsisten con menos de 2 dólares al día. Imagínense, nos dijeron, lo que se podría hacer con el coste de las 16.000 armas nucleares que existen en el mundo... (El Correo Gallego, 22/12/14). ISSN: 1579-1564
  • La Galicia solvente y leal mira al 2015. Trato de evitar las ilusiones metonímicas que me lleven a interpretar el todo desde la reducida visión que me proporciona una parte. Lo hago porque sé que hay vida más allá de mi barrio o de mi calle. Incluso más allá de mi pueblo o mi ciudad. La visión de Galicia que yo tengo es fruto de un conocimiento insuficiente de la misma, pero que ha sido y quiere seguir siendo tan variado como enriquecedor. Dice esto quien es de padre pontevedrés y madre luguesa; con familia en Ourense, Vigo y A Coruña; nacido en Ourense, donde acudo los días más señalados y donde viví dos décadas. Dice esto quien está afincado en Compostela y trabaja a caballo entre A Coruña y Santiago; quien es asiduo de la Galicia rural, las Rías Altas y la Mariña Luguesa los fines de semana, y quien pasa el periodo estival desde niño en las Rías Baixas. Es esta visión global y a la vez puntual que tengo de Galicia, la que me permite señalar, incluso obviando los grandes números y las estadísticas macroeconómicas y microeconómicas, que Galicia está hoy mucho mejor que hace doce meses. Puede parecer imprudente decir esto cuando, como señalaba ayer al referirme al conjunto de España, son tantas las familias que todavía siguen padeciendo el lado más duro de una crisis que nos azotó con saña debido a nuestra imprudencia, a nuestros excesos, y nuestra falta de reacción rápida y eficaz. Son esas familias, quienes sufren la pobreza, la exclusión y la falta de oportunidades, quienes tienen que ser priorizadas, quienes deben constituir el eje sobre el que giren las medidas de ayuda, crecimiento y generación de empleo y riqueza que siga acometiendo el presidente Alberto Núñez Feijóo y su equipo desde la Xunta de Galicia. Pero, dicho esto, y teniendo claro que mientras exista una sola persona que desee trabajar y no pueda, o una sola pareja que desee formar una familia y no tenga posibilidades, la tarea del Gobierno seguirá inacabada, sí puedo confirmar que los gallegos afrontamos el 2015 con esperanza. No necesito estadísticas ni números, aunque los tengo y variados en mis apuntes, para percatarme de que conocidos míos han conseguido hacerse hueco en el mundo laboral, para constatar que mi amigo del puesto de pescados y mariscos de la Plaza ha vendido ya este año el doble que el año pasado, y que el dueño de la cafetería que frecuento ha conseguido el crédito que antes se le negaba para ampliar su negocio. Mientras ésta sea la tendencia que percibo de Norte a Sur de Galicia, seguiré reconociendo que lo mucho y bueno que se ha hecho hasta ahora debe ser un aliciente para seguir trabajando. Ojalá seamos capaces de controlar el poder autodestructivo que tenemos los gallegos por motivos políticos. Y ojalá, pese a los retos que nos quedan por lograr, Galicia siga siendo vista como un ejemplo de rigurosidad, sacrificio responsable y lealtad al resto del país. (El Correo Gallego, 29/12/14). ISSN: 1579-1564
  • ¿Podemos o podemos? Poder o podar. He ahí la cuestión. Cuando alguien dice "podemos", ¿se refiere a la primera persona del plural del presente de indicativo del verbo "poder", o a la primera persona del plural del presente de subjuntivo del verbo "podar"? Ambos son "podemos", pero me temo que, viendo las propuestas que hay sobre la mesa, y la ideología que parece ocultarse bajo el tapete, las políticas de "podemos" apuntan a cargarse el sistema, a "podar" de raíz todo aquello por lo que hemos luchado durante tanto tiempo: la libertad, la democracia y el progreso social y económico. Por eso pido que no me incluyan es su peculiar juego de términos y tiempos verbales mientras no se aclaren y expliquen bien. Es evidente que queda mucho por hacer hasta alcanzar ese ideal de país tantas veces soñado. Pero también es notorio que ha sido muchísimo lo conseguido hasta la fecha, especialmente desde la Transición, para hacer de España (y de Galicia) lo que hoy es, con sus carencias y defectos, sí; pero también con sus múltiples y reconocidas virtudes. Es difícil encontrar un lugar donde se pueda vivir con mayor calidad de vida y seguridad. Les habla de este Estado de bienestar quien cada año se tiene que desplazar por el mundo y quien, además, ha trabajado más de una década alejado de su hogar gallego. Ser incapaz de reconocer los logros sería tan injusto como despreciar el esfuerzo realizado por tanta gente para alcanzar esta mejoría. Es de personas honestas y honradas saber alabar el trabajo bien hecho, del mismo modo que es de gente decente y respetable criticar aquello con lo que no se concuerda o no se aprueba. Sin embargo, adoptar una actitud siempre crítica con el sistema y los responsables políticos me parece indigno, ya sea ésta asumida por ciertas agrupaciones políticas, por la sociedad en general, por los profesionales del periodismo, o por quienes simplemente cubrimos tertulias y columnas de opinión a cara descubierta. Es como si los que opinamos sólo pudiésemos decir lo negativo, y nunca lo positivo, cuando el progreso y la recuperación, por modesta y moderada que sea, se manifiesta, ya sea a nivel histórico o, de manera puntual, como ahora, tras los peores años de la crisis. Los profesionales del periodismo actúan según su criterio y profesionalidad. Quienes opinamos debemos interpretar, en la medida de nuestras siempre limitadas posibilidades y destrezas, la realidad y el modo en que nos la presentan. Ser incapaz de reconocer el gran progreso histórico de España, muchas de las recientes acciones del Gobierno, o el inicio de la recuperación, demuestra estar políticamente coartado y limitado. Sólo un ciudadano o un lector ideológicamente despistado por el radical "contrapoder" de la izquierda más antigua y rancia exige "podar" cualquier análisis diferente al suyo. (El Correo Gallego, 04/01/15). ISSN: 1579-1564
  • Del cuatro más uno, al tres más dos. Imagino que tanto el Ministerio de Educación, como el Consejo de Universidades y la Conferencia General de Política Universitaria habrán sentido cierta presión europea para lanzarse a homogeneizar con el nuevo Real Decreto de estudios universitarios, y en pleno año electoral, el modelo de grados y másteres. Sin embargo, la moratoria aprobada por la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) nos lleva a cuestionar la idoneidad de la nueva norma. Los rectores han decidido estudiar durante un año la propuesta. De momento, sus recomendaciones para homogeneizar los títulos en todo el territorio, igualar las tasas de máster a las de grado, renegociar los planes de financiación asociados, y buscar una cierta profesionalización e implicación empresarial en la etapa de máster, no parece mal remedio. Incluso, al igual que hacen nuestros vecinos, apostar por una vía de financiación que ayudase a los estudiantes a asumir el esfuerzo económico extra que demandaría la nueva distribución, sería bien recibida. Está claro que es mejor asemejarse al modelo que siguen nuestros socios del centro y norte de Europa, que continuar con un modelo que sólo parecen avalar países como Azerbaiyán, Bulgaria, Grecia, Letonia, Armenia, Turquía o Ucrania. Pero no es menos cierto que Alemania y Reino Unido han mostrado a veces sus dudas al respecto (y prestigiosas universidades americanas abogan por este sistema). Como profesor de grado y coordinador de máster, opino que el sistema de cuatro años, que aún se está evaluando, ha ido en detrimento de la formación de nuestros estudiantes frente a los antiguos cinco años. Por ello creo que un grado de tres años sería muy generalista, y los contenidos, habilidades y competencias adquiridas tan básicas que cursar el máster de dos años sería casi obligatorio si el futuro egresado aspirase a ser contratado dignamente en cualquier empresa. El sistema de cuatro más uno no parece tan irracional. Además, hoy día un máster es casi un requisito de inserción laboral, cuando no hace tanto tener un máster era un privilegio formativo y económico. Incluso en Galicia, donde se han congelado las tasas universitarias y los másteres tienen un precio razonable, muchos estudiantes consiguen no sin esfuerzos compaginar una primera ocupación con los estudios de máster; un sacrificio que se puede soportar un año, pero quizá no dos. Apostarlo todo a un sistema de tres más dos, parece precipitado. El nuevo Decreto da cierta libertad a las universidades, y éstas han pactado reflexionar y ver los resultados. Creo que la decisión ha de valorarse no sólo mirando a Europa (que a veces se confunde, como el tiempo ha demostrado), sino dando tiempo a evaluar las titulaciones actuales y el éxito de sus egresados. Entretanto, cuídense de considerarnos ratoncillos de laboratorio. No creo que sea el momento. (El Correo Gallego, 09/02/15). ISSN: 1579-1564
  • El valeroso ejército compostelano. Santiago es una ciudad infinita llena de posibilidades. Representa, con afecto y generosidad, a toda esa maravillosa Galicia de la que nos sentimos tan orgullosos. Desde hace siglos, Compostela se presenta ante el mundo como la gran puerta de entrada a esta fecunda tierra que ocupa un noroeste peninsular tan bello como diverso. Compostela no es propiedad de nadie, porque a todos pertenece. A los gallegos; pero también a todo aquél que decide acercarse a un embriagador contexto que no deja a nadie indiferente. Quizá por ello tanto los nacidos en Compostela, como aquellos que nos consideramos sus hijos adoptivos de Ourense, Pontevedra, Lugo y A Coruña, de Vigo o de Ferrol, e incluso quienes llegan de los confines más remotos del planeta, nos sentimos compostelanos desde el instante en que pisamos esta ciudad santificada por el Apóstol, pero también por sus gentes y visitantes. Quizá por ello un viaje a Compostela no supone sólo un peregrinaje purificador, o una acertada iniciativa turística, sino toda una declaración de intenciones; un compromiso que, una vez firmado ante la plaza del Obradoiro, ya nadie desea romper. Las estrellas que brotan de las Torres de la Catedral reconstruyen Europa por sus Rutas Jacobeas, al tiempo que iluminan nuestros campos y costas, proyectándose como puentes luminosos hasta abrazar ya no sólo a nuestros hermanos de Latinoamérica, sino también a nuestros amigos de Asia y las Antípodas. Por su carisma, por la honradez de sus gentes, por la amabilidad de sus ciudadanos, por la atención a los peregrinos y por el acogimiento a los estudiantes, la capital de Galicia ha dado muestra siempre de un aperturismo que invita a todo aquél que desea empaparse de siglos de historia, de admirable patrimonio artístico, de valiosísimo legado cultural, de una larga tradición cristiana que llena cada uno de sus rincones mágicos de una espiritualidad que trasciende cualquier intento de restricción religiosa, y en la que está representada, como en su Ciudad de la Cultura, toda la esencia de los pueblos y gentes de Galicia. Por eso somos todos, los de aquí y los de allá, quienes conformamos este valeroso ejército compostelano cuyas armas son el diálogo cultural, la integración social y el afecto espiritual. En Compostela, campesinos y empresarios, operarios e intelectuales, artistas y políticos, comerciantes y emprendedores, médicos y hosteleros, profesores y artesanos, ganaderos y letrados, compartimos en armonía espacios e inquietudes, ilusiones y retos. Y es esta singularidad lo que hace que cualquier crimen inhumano o intento de robo miserable queden eclipsados por la entrega y el esfuerzo solidario de un ejército que muestra su brío cuando el tren amado no alcanza su anhelado destino. Nos proponen un Lobby Compostelano que capitanee Galicia desde su capital. Bienvenido sea. El ejército, ya lo tienen. (El Correo Gallego, 16/02/15). ISSN: 1579-1564
  • Atractivo portugués. El portugués posee un atractivo mayor del que imaginamos. Y no sólo para nosotros, los gallegos, y para esa historia y esa cultura común que nos ha convertido en dos comunidades hermanas de pleno derecho, sino para muchos otros países y economías que han sabido ver la utilidad de una lengua que hablan ya cerca de 250 millones de personas. En Europa, con Portugal como gran patriarca, por descontado; pero también en ese Brasil tan bello y necesitado de inversión y desarrollo. Asimismo, el portugués que se habla en Cabo Verde, Guinea-Bissau, Santo Tomé y Príncipe, Guinea Ecuatorial, Angola y Mozambique, y se chapurrea en Senegal y República de Mauricio, bien vale un esfuerzo de aprendizaje. No hay más que ver las posibilidades que ofrece ahora, por ejemplo, un país como Angola, para percatarse de ello. Desde las costas mozambiqueñas, todavía podríamos cruzar las aguas del Índico hacia Timor Oriental, seguir practicando portugués, y adentrarnos en el Pacífico hasta el mar de China y la Región Administrativa de Macao sin haber variado apenas la lengua de nuestro periplo. Viendo este recorrido, no es de extrañar la satisfacción con la que acudimos el pasado jueves a la acogedora sede de la RAG, en la que Alberto Núñez Feijóo presidió, junto con el presidente de la República Portuguesa, Aníbal Cavaco Silva, el Memorando de Entendimiento entre la Xunta de Galicia y el Instituto Camões, destinado a fomentar la enseñanza del portugués en Galicia, de forma que nuestros estudiantes del sistema educativo no universitario puedan adoptarla como lengua extranjera evaluable. Las firmas del conselleiro de Educación, Román Rodríguez, y del embajador de Portugal en España, Francisco Ribeiro de Menezes, simbolizan, pues, esa cooperación, convergencia y acuerdo a los que se refirió el presidente de la Xunta, entre dos contextos hermanos que bien reflejan el europeísmo de dos pueblos unidos por unos horizontes aperturistas que, como también recordó Núñez Feijóo, por medio del afecto y el compromiso con la lusofonía nos adentran en la que ya es la sexta lengua más hablada del mundo, la quinta en Internet y la tercera más utilizada en redes sociales como Facebook y Twitter. Pues si eso sirve, además, como reconoció el presidente Cavaco Silva (recordando sus encuentros con Feijóo en este sentido en 2010 y 2012), como vehículo de reconocimiento mutuo, de diálogo cultural, y de puente económico, empresarial e inversor entre espacios afines, bienvenida sea la iniciativa, y bien hallados esos estrechos vínculos culturales y lingüísticos que, como señaló Henrique Monteagudo en su intervención, hacen que al conocer mejor Portugal y el portugués, nos conozcamos mejor a nosotros mismos. (El Correo Gallego, 22/02/15). ISSN: 1579-1564
  • Lo que Eva, Esteban y María enseñan. Febrero nos ha proporcionado instantes en los que pudimos desconectar de la complejidad que nos rodea y adentrarnos en el agradecido mundo del amor, la familia, la amistad, los valores cívicos, la solidaridad, y la paz espiritual que emana de los pequeños grandes eventos. Algo en nuestro interior nos dice que es ahí, en las diminutas acciones de la vida, en los instantes de pura y bondadosa creatividad, donde podemos encontrar el verdadero sentido de la existencia, el significado profundo de nuestro paso por este mundo tan degradado. Seleccionaré tres paradas, tres altos en el camino, tres momentos de verdad que derrotan el ambiente de falsedad y tristeza que nos rodea. Me refiero a ese glorioso desfile de Carnaval que pudimos disfrutar en las calles de Compostela bajo un sol que invitaba a sumergirse en todo un mundo de fantasía compartida; en una atmósfera de innegable júbilo que cobraba fuerza por emanar de la unión de los padres e hijos, abuelos y tíos, amigos y conocidos que copábamos las aceras de Santiago con la ilusión que contagiaba, por ejemplo, la impresionante comparsa Mar de Fondo de Sanxenxo, justa vencedora del primer premio de carrozas, y donde brillaba con luz propia Eva Chan Meis y sus 44 compañeros, quienes nos permitieron recorrer junto a ellos la popular Vuelta al mundo en 80 días de Willy Fog. Otro instante muy especial fue la presentación de esa magnífica exposición fotográfica, Miradas que falan, que nos brindó Esteban de la Iglesia, y que podremos seguir disfrutando en la Fundación Granell hasta el 15 de marzo. Imágenes, rostros de famosos y anónimos, de grandes y pequeños, de aspirantes y consagrados actores, que nos muestran el potencial artístico, creativo y expresivo que todos, sin excepción, guardamos dentro. Impresiona ver cómo el buen manejo de una cámara fotográfica desmonta los tópicos de la discapacidad humana, y logra irradiar arte y amor a la par. El colofón lo puso la presentación en sociedad del libro de María Solar, O meu pesadelo favorito (Galaxia), flamante premio Lazarillo 2014. Un acto mágico en la librería Couceiro en el que la emoción de la presentadora se entremezcló con la complicidad de una entregada audiencia de mayores y jóvenes que no sólo disfrutaron en amistad y en familia de todo el impulso creativo de la autora, sino también del entrañable arte que la siempre sorprendente profesora Belén Coego supo extraer de sus 25 alumnos de CEIP Pío XII; quienes, con sólo cinco años, fueron capaces de acompañar, a través de otros tantos dibujos de sueños, la fantasía que brota de un texto onírico para todos los públicos que bien merece otra columna. Instantes y actos como los arriba descritos nos llenan de esperanza, nos ayudan a valorar lo que realmente importa, y nos revelan la cara más dulce y amable de un mundo noble y afectuoso al que no debemos renunciar. (El Correo Gallego, 02/03/15). ISSN: 1579-1564
  • El Ejército no es así. Me pregunto cómo se sentirán nuestros hombres y mujeres de Libia, Bosnia y el Líbano; quienes ayudan a Haití, se enfrentan a la piratería en el Índico, y asisten a Somalia y Uganda; quienes cubren misiones en Cabo Verde, Senegal, Malí, República Centroafricana, Gabón, Yibuti, Afganistán o Turquía. Estarán avergonzados por el trato recibido por la capitán (ya comandante) Zaida Cantera. Estarán apesadumbrados por el modo displicente en que sus superiores reaccionaron ante las denuncias de su compañera. Estarán preocupados por si existen más mujeres u hombres maltratados (entre 2002 y 2012 se dictaron varias sentencias por acoso y abuso de autoridad). Estarán disgustados por la imagen negativa que esto imprime a un colectivo tan loable y valeroso. Sentirán impotencia por no poder hacer más para que las Fuerzas Armadas sigan siendo ese cuerpo ejemplar que tanto admiramos. Incluso sentirán pudor al saber que, pese a las acusaciones, el acosador fue promocionado ya en tiempos de Carme Chacón, o al ver cuán mal reaccionó Pedro Morenés al no comprometerse de manera más directa con la víctima, y no mostrar mayor complicidad en el Congreso. Ahora sabemos que existen nuevas sanciones y una reforma de la Ley de la Carrera Militar que mejora la norma aprobada en 2007 por el Gobierno socialista. Pero no es suficiente. No pude realizar el servicio militar, pero sí he escrito numerosos artículos sobre el Ejército; sí he podido compartir con ellos inquietudes y experiencias; sí he podido comprobar in situ y desde la distancia su coraje en muchas de sus misiones. Incluso los he visto trabajar cuando la fatalidad se adueñaba de las calles, cuando nuestros montes se quemaban, y las riadas inundaban nuestros pueblos. Por eso les digo que, aun compartiendo su dolor, la mayoría no aceptamos la demagogia política de aprovechar las carencias, los errores, e incluso los delitos puntuales que afectan a cualquier colectivo, para intentar hurtar unos cuantos votos. Me refiero a esas agrupaciones que hoy dicen que no hace falta un ministerio de Defensa y mañana se desdicen ante el peligro inminente, a esos partidos políticos que se niegan a condenar cualquier forma de terrorismo y no asumen que es imposible separar la violencia política del atentado a la democracia y la libertad. Porque, aunque escribir un libro aireando las imperfecciones del ejército no parece la mejor solución aun alegando que es por el bien del colectivo (y mucho menos si tu pareja recorre los platós animando a comprarlo), aunque pueda parecer que se pretende obtener un beneficio económico a partir de una desgracia personal, el perjuicio ocasionado por el condenado y sus cómplices no ha herido sólo a Zaida, sino a todos los españoles que amamos y defendemos a nuestras nobles Fuerzas Armadas. (El Correo Gallego, 15/03/15). ISSN: 1579-1564
  • Los excesivos deberes de los escolares. La polémica en torno a las tareas académicas que nuestros hijos llevan para casa afecta a los estudiantes, a sus padres y madres, a los profesores, y a la administración que regula las normas básicas sobre las que se asienta el proceso educativo. La opinión de cada uno de los agentes implicados habrá de ser tenida en cuenta a la hora de diseñar el sistema educativo ideal. Sin embargo, tengo la impresión de que una figura tan representativa como la del profesor suele ser obviada en el debate sobre los clásicos deberes. Constituye éste un error, dado que nadie mejor que el docente para saber cuáles son las necesidades específicas que un grupo de alumnos puede tener. También el estudiante debe ser partícipe de la discusión, pues sobre él o ella recae la tarea de completar en el hogar el proceso de enseñanza/aprendizaje iniciado en la escuela. Por descontado, la familia (incluyendo a tíos y abuelos, sobre los que muchas veces recae la labor de atención y cuidado de los niños) será clave para saber si el nuevo diseño concuerda con un ritmo de vida y de trabajo que ha ido variando con el tiempo. Finalmente, el criterio de los pedagogos, tan de moda últimamente, habrá de ser tenido en cuenta. Pese a que en Francia, Reino Unido y Estados Unidos se desaconsejan las tareas para casa (sobre todo entre 6 y 12 años), allí, al igual que en España, llevan muchos años complementando la formación reglada en colegios e institutos con el trabajo adicional para el hogar. Dicho esfuerzo puede sobrecargar al estudiante, al tiempo que privarle de desarrollar otras tareas creativas que, en ciertas etapas de la vida, pueden resultar igual de ilustrativas. Además, la diversificación de actividades, el tiempo libre para disfrutarlo con los amigos, así como las horas destinadas a conversar con padres, hermanos y familiares, resultan más que indicadas en un momento en el que el colegio por un lado, y la dependencia creada hacia dispositivos electrónicos de formación y divertimento por otro, tienden a copar el poco tiempo libre de nuestros hijos. Asimismo, los deberes para casa pueden generar desigualdades, pues ni todos los padres disponen del mismo tiempo para dedicárselo a los hijos, ni todos han adquirido la formación y los conocimientos necesarios para ayudarles (estas diferencias son cada vez menores), ni todos recuerdan con la misma facilidad lo aprendido tiempo atrás. Así pues, vemos que, más allá de esa tarea de enseñanza que corresponde a la escuela, y de esa labor educativa que solemos asignar a la familia, el proceso formativo de enseñanza/aprendizaje debe basarse en parámetros realistas de complementariedad entre el centro educativo y el hogar. Además, para ser eficiente y garantizar su éxito, el sistema que decidamos aplicar deberá diseñarse teniendo en cuenta el buen criterio de todas las partes implicadas, sin excepción. (El Correo Gallego, 16/03/15). ISSN: 1579-1564
  • Desarrollo y felicidad. Ayer se celebró en todo el mundo el Día Internacional de la Felicidad; una conmemoración oficializada en 2012 por la Asamblea General de las Naciones Unidas a propuesta del Reino de Bután. Esta efeméride, conmemorada cada 20 de marzo desde 2013, nos recuerda en su Resolución 66/281 "la pertinencia de la felicidad y del bienestar como objetivos y aspiraciones universales en la vida de los seres humanos de todo el mundo y la importancia de que se reconozcan en los objetivos de las políticas públicas". Asimismo, "invita a todos los Estados Miembros, las organizaciones del sistema de las Naciones Unidas y las demás organizaciones internacionales y regionales, así como a la sociedad civil, incluidas las organizaciones no gubernamentales y los particulares, a observar de manera adecuada el Día Internacional de la Felicidad". Para ello, solicita el compromiso de todos y todas a la hora de organizar actividades educativas e iniciativas de concienciación que contribuyan a tal fin. El principio que subyace a semejante aniversario, pese a su aparente candidez e ingenuidad, refiere al dato contrastado que certifica que cualquier cosa que hagamos en favor de la felicidad de los demás, redunda de manera directa en beneficio de todos. Del mismo modo, demuestra que un desarrollo sostenible en el que los parámetros sociales, económicos y medioambientales consiguen desarrollarse y crecer de manera equilibrada constituye el eje a partir del cual se construye la felicidad de un Estado y, como consecuencia, su crecimiento y progreso. Quizá por eso, en términos de desarrollo, Bután, ese hermoso reino surasiático y budista ubicado en el Himalaya, propuso hace ya más de cuatro décadas cambiar el clásico Producto Interior Bruto (PIB) por el Índice de Felicidad Nacional Bruta, de forma que quedase claro que el objetivo de esta singular monarquía absoluta transformada en constitucional, gracias a la aprobación de una Carta Magna aplicada desde hace apenas siete años, era la felicidad de sus ciudadanos. Fueron varios los países del mundo que enseguida apostaron por asumir la nueva variable que prioriza la felicidad frente a los ingresos y los beneficios económicos. Pero no deja de sorprender que aquellos que más entusiasmo mostraron en Asia y América Latina fueran los precisamente catalogados como "parcialmente libres", como el propio Bután. Aun así, dado que Naciones Unidas nos insta estos días a fomentar la felicidad, no insistiré demasiado hoy en el hecho de que para generar el bienestar y la prosperidad asociada, lo primero que deben hacer los entusiastas de los índices de felicidad es evitar la manipulación populista y garantizar los derechos humanos, la democracia y la libertad; una tarea en la que la propia ONU todavía tiene mucho trabajo pendiente. (El Correo Gallego, 21/03/15). ISSN: 1579-1564
  • Andalucía merece otro tipo de política. Pese a haber vivido una década en Andalucía, no dejo de sorprenderme. Aun reconociendo que el PSOE andaluz se ha esforzado para limitar la fiscalización de las cuentas públicas (hoy objeto de varios macroprocesos judiciales), no entiendo cómo la oposición, más fragmentada y numerosa que nunca, parece desconocer la idiosincrasia de un territorio con estatus de nacionalidad histórica, cuya forma de vida y pensamiento se ha ceñido a la estructura de poder y prebendas diseñada por su Gobierno socialista durante más de treinta años (administración, universidad, y entramado sociocultural y empresarial, incluidos). Y aunque la suma de las fuerzas de la oposición supera, con mucho, los votos que obtiene el partido que gobierna, sus votantes observan con frustración la imposibilidad de darle el empujón definitivo a una bellísima Comunidad llena de riqueza y posibilidades que, sin embargo, permanece paralizada en lo que a estímulo cultural, desarrollo económico, emprendimiento empresarial y políticas de empleo y protección social se refiere. El Partido Popular debería ser la fuerza mejor preparada para asumir el compromiso del cambio. Tantos años de esfuerzo y cálculo económico deberían permitirle asumir un liderazgo político y de gestión que recondujese la errática dinámica andaluza hacia el crecimiento y el progreso que merecen sus paisanos. Sin embargo, los acuerdos preelectorales y las alianzas postelectorales en unas ocasiones, y la ausencia de un líder carismático capaz de aglutinar expectativas y generar ilusión en el partido que mejor representa al amplio espectro social andaluz en otras, lo han condenando a sufrir los sinsabores de las urnas. En la presente campaña electoral incluso se vio cómo muchos andaluces se dejaron seducir por los cantos de sirena de Podemos, por la inexperiencia regional de Ciudadanos, y hasta por una Izquierda Unida cómplice de la corrupción y la debacle económica de la región. Más increíble aún es ese elevado número de personas embaucadas por la autoproclamada madre de Andalucía, Susana Díaz, quien, aludiendo de mil maneras a “su tierra”, fue incluso capaz de defender su “modelo de izquierdas” basado, dijo, en “el crecimiento económico y la creación de empleo”. Sólo dos cosas han podido impedir que los andaluces salieran a la calle con cacerolas y silbatos tras oír semejante osadía: o bien una buena parte de sus amigos andaluces ha recibido en mayor o menor cuantía algún caramelo de esa inmensa bolsa de golosinas usurpada a las arcas públicas (bajo investigación judicial), o bien se confirma la altivez, el engreimiento y la manipulación de tantos políticos que, si no se atreven a pedir la independencia de la comunidad, es sólo porque no sobrevivirían sin el soporte económico español y europeo, y porque con su autodeterminación se relamerían sus vecinos del otro lado del Mediterráneo. (El Correo Gallego, 23/03/15). ISSN: 1579-1564
  • Ribeiro, Rodríguez y Silva: ¡gracias! Dado que nuestros políticos no han sabido estar a la altura a la hora de arropar y recibir a nuestros jóvenes y valerosos campeones del Club de Piragüismo Portonovo, permítanme que sea yo quien les muestre a estos talentosos deportistas todo nuestro respeto y admiración. El orgullo que sentimos desde Galicia en general, y desde Sanxenxo en particular, al comprobar su singular hazaña en el Campeonato de España celebrado en Sevilla hace unos días es algo por lo que siempre estaremos en deuda con ellos. Porque ellos representan esos valores que cualquier sociedad avanzada desea para sus ciudadanos: coraje, entrega, compañerismo, trabajo en equipo, capacidad de sacrificio y alto sentido de la responsabilidad. En definitiva, son ellos los únicos capaces de conseguir, con su ejemplo diario, que también el deporte gallego, incluso en las categorías más juveniles, simbolice lo mejor de un pueblo capaz de asumir retos y alcanzar logros. Luis Rodríguez Vicente, cadete de segundo año y campeón de España en K-1; Francisco Silva Vieira, cadete de primer año y campeón de España en K-1; y David Ribeiro Sanjorge, extraordinario cadete de primer año y subcampeón de España en K-1, con sus éxitos llevan tiempo portando el estandarte de Galicia y toda la fuerza de nuestras Rías Baixas allá donde acuden a competir. Pero no sólo los varones despuntan en este duro y sacrificado deporte; también nuestras valientes chicas han sabido reivindicar la valía e idoneidad de la mujer en esta práctica deportiva. Ahí tenemos a otra de nuestras grandes campeonas, Lara Outón Méndez, junior medalla de bronce en C-1, y todo un orgullo también para el Club de Piragüismo Portonovo y para todos nosotros. Por ser ellos, junto con tantos otros jóvenes que luchan para destacar en éste y otros deportes, la más firme esperanza de una Galicia robusta y saludable, debemos saber mostrarles todo nuestro compromiso y ayuda. Cuando la administración local no sabe estar a la altura, y no los apoya logística y económicamente, comete un grave error, y nos ofende a todos los que vemos en el deporte la mejor de las inversiones para dignificar la vida y el proceder de nuestros jóvenes. Cuando una sociedad no sabe cómo compensar o agradecer el empeño y el esfuerzo de sus grandes promesas, está horadando los pilares elementales de esa juventud sana y trabajadora que todos deseamos. Cuando una alcaldesa y una concejala de Deportes y Juventud los desprecia, sin dignarse siquiera a recibirlos a su llegada, no es a ellos a quien agravia, sino a todos los que queremos y admiramos a estos pequeños luchadores como si de nuestros propios hijos se tratase. Sirva esta reflexión como muestra de respeto, cariño y profunda admiración hacia nuestros nuevos campeones. Muchas gracias por vuestro esfuerzo y enhorabuena por unos éxitos que, hoy más que nunca, sentimos todos como propios. (El Correo Gallego, 30/03/15). ISSN: 1579-1564
  • Los cachetes de Baltimore. Cuando visualizábamos pasmados las revueltas callejeras que se producían a menos de una hora de La Casa Blanca; cuando lamentábamos el mal ejemplo que las reyertas de Baltimore podían suponer para un país incapaz de superar los prejuicios raciales; cuando nos parecía imposible que en un lugar democrático y avanzado como EEUU aconteciesen disturbios más propios de contextos subdesarrollados y opresores; cuando intuíamos la impotencia de un Presidente demócrata y negro incapaz de frenar el avasallamiento de su propia comunidad; cuando nos sorprendíamos por el atípico toque de queda en la ciudad más poblada del Estado de Maryland; cuando nos escandalizábamos por la juventud de los manifestantes y nos preguntábamos dónde estaban los padres de esos jóvenes en guerra; cuando acontecía todo eso, una mujer irrumpió con vehemencia en el gran angular de las cámaras que recogían el tumulto. Toya Graham cerró el objetivo de los focos, y obtuvo un primer plano más llamativo y sorprendente todavía al adentrarse en la algarada y sacar a pescozones a un hijo que había identificado por televisión. No me gusta ver a una madre reprender a su hijo a cachetazos por la calle. No disfruto viendo a un joven de dieciséis años teniendo que ser amonestado de ese modo por quien le dio la vida, el amor y el sustento durante años. Pero sí puedo entender la frustración de una madre que conoce los vicios del sistema y por eso teme que su hijo pueda terminar como Freddie Gray. Y también logro percibir la impotencia de un vástago que descubre que no es correcto reclamar justicia con ira y violencia. Independientemente de la intrahistoria de esta ya afamada familia; más allá del esfuerzo de esta madre coraje por sacar adelante y en circunstancias adversas a sus seis venerados retoños, las imágenes que han dado la vuelta al mundo resultan tan explícitas como reveladoras. Dibujan a una madre segura de sí misma, sabedora de que lo que allí acontece no se ajusta ni a la corrección social que todo joven debe profesar, ni a las enseñanzas que una familia responsable debe inculcar. No es el deseo de maltrato el que mueve a actuar a Toya Graham de ese modo, sino el miedo, el amor y la impotencia que siente al ver a uno de sus seres queridos jugarse la vida desde una actitud equivocada ante la defensa de los derechos y la igualdad. Por otro lado, muestran a un hijo sumiso y complaciente, capaz de resignarse y de reconocer que se equivocó, que una madre siempre es maestra y sabia, que obedeciendo sus dictámenes, asumiendo su castigo y encajando dócilmente los guantazos de su madre, ha crecido. Quizá por eso, ante los ojos del mundo, y pese a sus dieciséis años, Michael es hoy más hombre que nunca, y digno de nuestro respeto. (El Correo Gallego, 02/05/15). ISSN: 1579-1564
  • El pío Nepal. El panorama humano de Nepal es colorido y dispar. Además de la siempre amable y sufrida población local, tan felices con el culto a sus templos y lugares sagrados, como oficiosos con la tierra que les ofrece el sustento, sus inmensos parajes acogen con gentileza tanto a quienes hasta allí viajan en busca de experiencias, como a aquellos otros que allí recaen debido a un tránsito inesperado o a una escala prefijada. A los nepalíes se les considera un pueblo noble porque siempre se muestran tan seguros del destino incierto de sus vidas, como complacientes con los turistas que buscan en las antípodas de las alturas lo que no encuentran en los sinsabores de las bajuras. En las ciudades, los valles, los pueblos y los campos base de sus cumbres "ochomiles", uno puede toparse con la maravillosa mezcla de nostálgicos y urbanitas, hippies y aventureros, pijos desaliñados y progres de Visa oro, románticos y naturalistas, montañeros y senderistas, deportistas y pensadores, apasionados y lisonjeros, soñadores y zalameros, artistas y emuladores, falsos profetas e intelectuales, historiadores y antropólogos, filósofos y cameladores, enamorados y buscones. Porque de todo hay en Nepal, como en tantos otros contextos atípicos del mundo. Todos ellos conviven en un paraje natural mágico y singular que empapa el alma del visitante y permite que cada uno acometa su propósito sin echar cuenta de quien sigue su senda o forja su propio camino. Cada ruta, cada sendero está impregnado de la idea cíclica de creación y destrucción que define al imperante hinduismo. Quizá por eso el caos que adorna y decora el país es ordenado de manera enigmática por la paz que imprime en cada rincón también la tradición budista y una naturaleza sabia que impone su ley de manera exuberante. Una paz y un sosiego que sólo se rompe cuando las entrañas de la tierra se retuercen buscando acomodo en un subsuelo incontrolable y letal que todo lo puede y todo lo quiebra. Es entonces cuando descubrimos la vulnerabilidad del ser humano, el carácter perecedero de los vestigios de la historia, la fragilidad de la vida. Es entonces cuando somos conscientes de la fuerza de una naturaleza que todo lo puede y sobre la que sólo reflexionamos cuando muestra sus fauces. Es entonces cuando la apacible meditación evoluciona en rabiosa reflexión, cuando el desprecio a lo desconocido se convierte en respeto a lo ignorado, cuando el odio al prójimo queda ridiculizado y cuando el amor al amigo resulta ensalzado. Es ahora cuando la frustración, el sufrimiento y la holganza se transforman en iniciativa, en lucha y en acción. Y aunque este sentimiento pueda parecer remiso, ojalá asumamos que nunca será tardío. Eso es lo que Nepal nos enseña desde tiempos pretéritos. (El Correo Gallego, 03/05/15). ISSN: 1579-1564
  • El alcalde que Compostela necesita. Dentro de la gestión política, si es bien llevada y fielmente aplicada, la más dura, sin duda, es la que se realiza a nivel municipal. Esto es así porque, a diferencia de otros cargos de responsabilidad pública, la representación popular que ostentan los ediles es la más cercana a los ciudadanos, ante los que deben rendir cuentas a diario y a los que es difícil eludir en las distancias cortas. Quizá por eso la figura del alcalde, como cabeza visible de un consistorio, es la más exigente y sacrificada. Y por eso nos fijamos tanto los votantes en quiénes son, de dónde vienen, y qué nos ofrecen para hacer de nuestras ciudades y pueblos esos recintos de vida eficiente y saludable que tanto demandamos. La responsabilidad de la que hablo se acrecienta si, además, hablamos de un ayuntamiento con la proyección y el renombre de Compostela, origen y meta de un Camino de Santiago que resitúa a nuestra ciudad en el mapa internacional y que atrae a nuestra tierra a los visitantes más exigentes y a las figuras más distinguidas de la cultura, la ciencia, la política y la sociedad en general. Por eso nuestro voto es tan necesario y relevante; y por eso debemos sopesar muy mucho en quién depositamos nuestra confianza. Sobre lo que la ciudad de Santiago ofrece y simboliza ya reflexioné aquí no hace mucho (El valeroso ejército compostelano, ECG 16/02/2015). Sobre cómo debe ser y actuar cualquier alcalde que quiera ser digno de llevar el bastón de mando, también (El mejor alcalde, ECG 09/11/2013). Ya sólo falta que nuestros candidatos actuales estén dispuestos a desprenderse de sus máscaras y confiesen, con honestidad, cuáles son sus intenciones, cuáles son sus ambiciones, qué capacidad tienen para dialogar e interactuar en favor de nuestra ciudad ante instancias superiores como la Xunta de Galicia o el Gobierno del Estado. También queremos que nos expliquen por qué alguno ha sido capaz de abandonar un cargo de alta responsabilidad por una labor mucho más exigente, e incluso prescindir de gente sabia y judicialmente honorable por la unión de la ciudad; por qué otros van saltando de partido en partido abandonando a sus hasta ahora representados y buscando un acomodo que les facilite el ambicionado puesto en el consistorio; por qué para otros pesan tanto unas ideologías rancias e inaplicables a nivel municipal; y por qué incluso alguno no ha sido capaz siquiera de reconciliarse y aglutinar las ilusiones de aquellos que apostaban por otra candidata dentro de su propio partido. Entretanto, los votantes, como personas responsables que debemos ser, seguiremos estudiando los programas de Gobierno que nos ofrecen, y distinguiendo claramente entre lo que pretende suponer un avance integrador y socialmente comprometido con nuestra ciudad, y lo que pueda representar una mera, populista y limitada declaración de intenciones. (El Correo Gallego, 04/05/15). ISSN: 1579-1564
  • Dudas propias de campaña electoral. Teniendo en cuenta las consecuencias que el voto tiene para nuestros municipios, dudar qué papeleta escoger no sólo no es malo, sino conveniente. De ahí el número de indecisos que, hasta el último momento, no tendrán claro en quién depositar su confianza. Estar indeciso no es malo. Hasta podría denotar inteligencia y compromiso a la hora de escoger la opción adecuada. Valoro menos la abstención, pues, pese a mostrar desencanto y apatía, en poco contribuye a mejorar aquello que valoramos. En los comicios locales, solemos fijar nuestra mirada en el perfil de los candidatos, en su calidad humana, en su profesionalidad, en su capacidad de gestión, en su vocación de diálogo, en su transparencia a la hora de exponer postulados, y en su realismo al proponer iniciativas. También los programas son tenidos en cuenta; aunque hay que conocerlos y saber leerlos. En el caso de los candidatos a la alcaldía de Santiago, sí resulta fácil distinguir entre la seriedad de algunas figuras, y los vaivenes e inseguridades políticas que han mostrado otros aspirantes. En esto Agustín Hernández lleva las de ganar. En el terreno de los programas, también. De hecho, resulta difícil encontrar una propuesta en las variopintas fuerzas de la oposición que no esté, de una manera u otra, incluida en el programa de 350 puntos del Partido Popular compostelano. Sin embargo, los programas, además de diseñarlos, hay que saber venderlos y explicarlos, y aquí, la derecha, pierde frente a unas fuerzas nacionalistas y progresistas que se han hecho dueñas de las redes sociales desde hace tiempo. Es más; cuando una columna de opinión (que siempre debe gozar de una especial libertad de pensamiento y convicción), ensalza a la izquierda o al nacionalismo, el artículo se vuelve viral. Pero cuando realza al candidato conservador, no sólo es atacada, sino que los propios asesores de la derecha o no se enteran, o no saben cómo moverla o destacarla. También es bueno saber cuán útil y práctico será nuestro voto. Incluso a quién ayudamos y a quién perjudicamos. Dadas las encuestas, dada la imposibilidad de que gobierne la lista más votada (como debería ser y de ahí el debate perenne), dada la dificultad para alcanzar mayorías absolutas, y dada la tendencia a crear artificiosos gobiernos de coalición (hasta un pentapartito), es normal que la gente se pregunte si votar al PSOE es votar al BNG, porque la respuesta es sí; y si votar al BNG implica votar a Podemos e IU, porque la respuesta también es afirmativa (ahí está Compostela Aberta). Y claro, esta realidad desconcierta, especialmente teniendo en cuenta el desprecio que ciertos líderes muestran por Galicia. Como ejemplo, el cabecilla de Podemos, que sólo hará un viaje relámpago a A Coruña, o el líder de Ciudadanos, que se resiste a acudir a nuestra tierra. ¡Como para no pensarse el sentido de nuestro voto! (El Correo Gallego, 11/05/15). ISSN: 1579-1564
  • Ciudadanos, Podemos y sus Mareas. Ni Ciudadanos, ni Podemos y las diversas Mareas en las que se integra, como Compostela Aberta en Santiago, la Marea Atlántica en A Coruña, la Marea de Pontevedra, Ourense y Ferrol en Común, o Lugo Novo, tienen claro qué les deparará el 24 de mayo. Esto es así porque las listas que presentan generan grandes dudas en el votante. En el caso de las Mareas, el conglomerado de partidos hasta ahora divididos y, por tanto, con distintas prioridades y programas, que se unen con el único propósito de lograr poder o desbancar al PP, hace que los votantes no sepan muy bien qué fuerza va a dirigir la gestión de los ayuntamientos que "conquisten". La ciudadanía, a última hora, quizá se plantee qué grado de libertad para actuar en favor de los intereses locales va a tener una agrupación política integrada por fuerzas lideradas desde el desconocimiento de Galicia o, en el caso de las que ya formaban parte del panorama gallego, quién llevará la voz cantante a la hora de tomar las decisiones. Es importante que lo expliquen antes del 24M. De lo contrario, corren el riesgo de dar la imagen de inestabilidad. Una especie de corrillo de voces discordantes que podrían bloquear el gobierno de la administración que debería ser la más diáfana y cercana a los ciudadanos. En el caso de Ciudadanos, nos encontramos con otras tantas dudas. Por un lado, la ausencia en nuestra tierra de Albert Rivera genera desconfianza, e incluso es vista como un desprecio a Galicia. Pero aunque sólo se trate de falta de interés o de desconfianza hacia los integrantes de sus listas, tampoco sabemos si su líder se postulará como cabeza de lista en las elecciones catalanas o como guía de cartel para las generales. Sus improvisaciones y las contradicciones en las que incurren provocan suspicacias y recelos. También unas listas que cambian a última hora, donde se añaden y se descartan nombres precipitadamente, conformadas por personas que poco tienen que ver con la ciudad a la que representan, hace que las encuestas y sondeos fluctúen en contextos tan estratégicos como Santiago de Compostela. Si a ello le añadimos postulados polémicos como la paralización del AVE, la habitabilidad de los pisos, la exigencia de unas primarias que ellos no aplican, el incremento impositivo, la legalización de la prostitución y las drogas, el contrato único, la tarjeta sanitaria a inmigrantes, o su disposición a pactar con cualquiera, entenderemos que su inexperiencia gestora y los criterios que le puedan dictar desde Cataluña jueguen en su contra. Incluso hay quien piensa que se aliarán con el PSOE, pues es ahí donde podrían encontrar un hueco cómodo, y no en el caladero de un PP que terminaría por absorberlos nuevamente. Así pues, Ciudadanos y los socios de Podemos deben explicarse, a menos que quieran ser interpretados como meros y potenciales desestabilizadores políticos. (El Correo Gallego, 18/05/15). ISSN: 1579-1564
  • Pactos que van más allá de la política. Los medios de comunicación se hacen eco hoy de unos resultados electorales que no dejan a nadie indiferente. Además de estrategias, de aciertos y errores de campaña, y del futuro de ciertos elegibles, hoy se habla de pactos. Acuerdos postelectorales destinados a formar gobierno incluso por encima de una mayoría que decidió apostar por el candidato o candidata que, a su juicio, mejor representaba los intereses de su municipio o de su región. Independientemente de los derechos de gestión que debería tener la lista más votada (pues no es lógico que un cúmulo de voces discordantes se imponga a los acordes de una voz mayoritaria), existen otro tipo de pactos que son igual de importantes (incluso más, diría yo) para el buen funcionamiento de cualquier consistorio. Me refiero al pacto entre los ciudadanos. Hablo de un pacto de convivencia. Un pacto de civismo y hermanamiento entre aquellos que compartirán espacios en calles, plazas y mercados. Familias que convivirán durante cuatro años en una ciudad o un pueblo que a todos pertenece, pues entre todos los hemos creado con nuestro esfuerzo y el dinero de nuestros impuestos. Padres y madres que verán cómo sus hijos juegan en el parque con los hijos de aquellos que prefirieron apostar por otra orientación política que, según su criterio, podría defender mejor los intereses de todos. Cuando nos veamos en el colegio de nuestros niños, en la cancha de baloncesto de nuestro pueblo, a la entrada de nuestra iglesia, en el bar de nuestra calle, o en el centro cultural de nuestro barrio, todos debemos mostrar esa satisfacción propia de quien vive y se realiza en un país democrático y libre como el nuestro. Todos hemos salido victoriosos de estos comicios, precisamente porque hemos participado de la fiesta de la democracia, porque hemos podido posicionarnos libremente, y porque todos deseamos lo mejor para el futuro de nuestra ciudad y de nuestras familias. Ése es el mensaje que deberíamos proyectar hoy en nuestras casas y barrios; el espíritu que debería imperar en nuestras comunidades de vecinos y en nuestros propios corazones. Ése es el mejor ejemplo que le podemos dar a aquellos que nos miran desde el respeto y la admiración, e incluso desde el recelo o la desconfianza. No se me ocurre mejor pócima ni para curar resquemores y resentimientos, ni para lograr esa limpieza, transparencia y compromiso que le exigimos a la Administración. Nuestra responsabilidad no finalizó ayer. Nuestra implicación con nuestra ciudad, con nuestro pueblo, o con nuestra aldea no termina hoy. Es más; es este lunes, precisamente, cuando comenzamos la más importante de las tareas: la de ver de qué manera cada uno, en la medida de sus posibilidades, puede reforzar la grandeza de su entorno, para contribuir, así, al bienestar de todos cuantos valoramos vivir en armonía, democracia y libertad. (El Correo Gallego, 25/05/15). ISSN: 1579-1564
  • Nuestras aspiraciones deben ser otras. Quien haya podido leer mis columnas de ayer y anteayer, sabrá que esta semana he visitado una de las zonas menos conocidas del territorio que une Asia y Europa: la zona del Cáucaso que ocupan Georgia, Armenia y Azerbaiyán. Las lecciones que uno puede aprender de una franja terrestre tan convulsa deberían ser tenidas en cuenta en aquellos otros contextos geográficos empecinados en hacer de las cuestiones religiosas, ideológicas, lingüísticas y territoriales un motivo de discordia entre ciudadanos iguales, cuyo principal objetivo de vida, en pleno siglo XXI, debería ser el establecimiento de las bases necesarias para hacer del mundo un lugar amable y sin conflictos, capaz de superar los errores y opresiones comunistas, fascistas y autocráticas del pasado, y proyectar un modelo de coexistencia basado en la unión, el progreso social, el desarrollo económico sostenible, y la libertad para realizarse personal y laboralmente. Quizá por eso sorprenden tanto en Transcaucasia las noticias que hasta allí llegan de países que, como España, gozan hoy día (tras superar sus propias miserias del pasado) de un estatus privilegiado tanto desde el punto de vista del Estado de bienestar, como del Estado de derecho y de unas libertades que, lamentablemente, nuestros vecinos no siempre pueden disfrutar. Quizá de ahí, también, esa conocida sentencia que dice que las aspiraciones nacionalistas, los deseos independentistas y las proclamas populistas se curan viajando; desaparecen tan pronto uno tiene la oportunidad de ver el sufrimiento, el dolor y las heridas provocadas por disputas ideológicas, tensiones bélicas y guerras fratricidas difíciles de justificar, y mucho menos de entender, desde parámetros cívicos, humanitarios e incluso éticos. En un momento en el que tanto se habla de pactos, uno se sigue preguntando, como hacíamos el lunes, ¿para cuándo ese gran pacto entre los ciudadanos? ¿A qué esperamos para dejar a un lado nuestras aspiraciones personales y partidistas, y unirnos en pos de una sociedad que no busque igualar por abajo, sino por arriba? ¿Cuándo seremos capaces de asumir que una sociedad verdaderamente libre no es aquella que pretende desproveer a los que más tienen de unos bienes que han conseguido gracias a su empeño y a su esfuerzo personal (eso sí, siempre que no haya sido a costa del sudor de los demás), sino la que es capaz de proyectar políticas destinadas a fomentar el emprendimiento y la inversión que facilite el empleo digno y, como consecuencia, genere una riqueza que todos puedan disfrutar? Hablo, en definitiva, de una sociedad valiente y tenaz, con ansia de superación; y no de ese modelo conformista, desmotivador y falsamente progresista que lo único que consigue es aletargar y paralizar a un ciudadano ávido de cambio que, de este modo, nunca conseguirá el Estado de bienestar al que legítimamente aspira. (El Correo Gallego, 01/06/15). ISSN: 1579-1564
  • La dignidad del himno. Decía una tertuliana que le preocupaban más los casos de corrupción en España que la pitada al himno. Se equivoca. Los españoles no podemos asumir como propios los casos de corrupción. Pero sí el himno y la bandera. Esos sí son de todos. Esos sí nos representan. Esos no son corruptos. Esos son puros y su dignidad la defendemos todos (o casi todos). Cabe preguntarse, ¿quién pitó al himno? Me temo que gente que sabía poco de fútbol. Salvo un tipo del Athletic Club, que ahora dice que sonrió a su hija (¡será inoportuno, el torpe!), que por cierto, jugó en su momento con la camiseta de la selección española, todos los demás deportistas del Barça y del Bilbao permanecieron firmes y serios mientras sonaba el himno nacional. Ejemplares me parecieron Messi y Neymar. La gran gesta que iban a hacer en el terreno de juego la dejaron patente antes del partido. Con su actitud apocaron a todos aquellos que pitaron a España y a los españoles (a los que permanecieron en silencio no se les escuchó tanto, porque no cayeron como pardillos en la trampa política). Todos los que pitaron y usaron los silbatos regalados por los radicales sociales e ideológicos, ofendieron y despreciaron a sus propias familias, a sus propios antepasados, a quienes lucharon tanto y tan duro para conseguir conformar un país que es capaz de dar cabida a todo un abanico de nacionalidades históricas ejemplares y envidiadas en medio mundo. Me emociono cuando escucho el himno nacional. Llego a llorar cuando reproducen el himno gallego. Me cuadro cuando ponen el himno vasco (el oficial, no los otros dos que dividen al nacionalismo) o el catalán. Porque todos me representan. Porque todos los considero propios. Porque me enorgullezco de todos ellos. Desde hace más de dos décadas estudio la singularidad del mundo en que vivimos. Desde entonces he visitado, analizado y escrito sobre decenas de países de los cinco continentes. Nunca he visto tal desprecio. Nunca he presenciado tal complejo. En ninguno de ellos me he topado con nadie que mostrase tal falta de consideración hacia el país que le acoge. Aun así, España, su himno y esa bandera que apenas se visualizó en el Camp Nou nunca serán denigradas, porque el mundo entero, independientemente de la ideología que sustente al país que decida estudiarnos, respeta nuestros símbolos de forma magistral. Los únicos que se denigraron, por tanto, y que tienen todo mi lamento, son los que pitaron a aquello que nos une. Debo añadir que no los desprecio, ni los aborrezco, pues los considero mis hermanos. Como mucho, me apena verlos actuar de ese modo, y siento no poder hacer más por remediarlo. Ni siquiera le pitaré a Marc Gasol en los premios Príncesa de Asturias, aunque piense que hay otros deportistas que merecen el galardón más que él. (El Correo Gallego, 06/06/15). ISSN: 1579-1564
  • Lo que PP, PSOE y BNG necesitan. Tras el 24M, hoy se habla de cambios. Rajoy los anuncia. Eso está bien. Como dice Feijóo, es de sabios rectificar y asumir las demandas de la sociedad, especialmente si éstas surgen de los votantes, sean éstos militantes o no. Tanto PP, como PSOE y BNG se enfrentan a grandes retos que apuntan a personas, programas y actitudes. De lo contrario, Ciudadanos, Podemos y sus Mareas seguirán nutriéndose de desencantados, personas con ideas y deseos de regeneración que no se sienten ni atendidos ni representados. El PSOE debe proyectar una sola voz, superar las divergencias entre Pedro Sánchez (no sabe que perdió) y Susana Díaz, para que ésta no le tenga que estar señalando el camino o cómo reaccionar frente a las fuerzas emergentes (diálogo con Ciudadanos y cerrazón ante Podemos, como en campaña). Debe reconciliarse con sus militantes, unir a las facciones en discordia. Debe dar paso a nuevas voces, a figuras de dentro y fuera de su militancia que puedan generar ilusión y una frescura de ideas que le permita defender su identidad sin pedir prestados oratoria y postulados a un Podemos al que sus votantes no desean seguir, y que puede fagocitarlo. Regeneración y renovación han de ser los retos del PP. Para ello debe buscar no sólo dentro de una militancia que no ha sabido estar a la altura a la hora de ser sincera con el poder, o en el momento de activarse mediáticamente para defender programas, amparar a candidatos y transmitir valores. En estos comicios he observado vagancia. Una indolencia (no creo que ignorancia) que se hacía evidente en los inexistentes comentarios de defensa ante los ataques que sufrían los candidatos del PP en redes sociales y medios de comunicación digitales, y en la actitud apática de los jefes de prensa de los elegibles y de ciertos superiores provinciales. Dispongo de datos de algunos que ni atendían peticiones de información, ni escuchaban o transmitían consejos de expertos en política y comunicación. De poco vale la tarea de una secretaría general de Medios, o tener un extraordinario director general de Comunicación, si la desidia de los cuadros políticos echa abajo el trabajo. El BNG debe asumir que su empecinamiento en abanderar un nacionalismo extremo y disputas lingüísticas que distinguen entre ciudadanos de primera y de segunda no les beneficia. Tampoco aceptar que su programa coincida "al 90%" con las Mareas (¿para qué votar a una fuerza en decadencia si la emergente cubre nuestros anhelos?). PP, PSOE y BNG deben buscar savia nueva. El éxito de los independientes a la hora de atraer el voto lo hemos comprobado en Portugal, Reino Unido, Alemania o EEUU. Es importante para fortalecer e higienizar los partidos, y también para impedir que muchos "valores" se sientan tentados por las invitaciones que reciben "a diario" de las nuevas formaciones hambrientas de conocimiento y prestigio. (El Correo Gallego, 08/06/15). ISSN: 1579-1564
  • Pactos, políticos, bisagras y "viagras". Los dos grandes partidos se debilitan. Sus compañeros de viaje se han caído del carro. Y los nuevos, las fuerzas emergentes, apenas han conseguido, en plena época de sacrificios y recuperación, ni la mitad de los objetivos marcados. Sí han sido útiles, sin embargo, para desestabilizar el sistema a través de falsos e interesados pactos. Han sido válidos para atentar contra la voluntad popular, para romper el deseo de tantas mayorías relativas. Ante sus limitaciones para conseguir mayores logros, algunos los llaman ya partidos bisagra, charnelas que se compran y venden para poner y quitar gobiernos a cambio de sillas, cargos o poder político. Otros van más allá, y los definen como partidos "viagra", organizaciones artificiales de nuevo cuño que, tratando de remediar una supuesta disfunción, sólo consiguen actuar de forma puntual para levantar de manera engañosa el ánimo caído de aquellos que presumían de ser grandes y vigorosos, pero que las urnas los han revelado pequeños y alicaídos. Es cierto que no hay dos elecciones iguales. Y también evidente que, de repetirse hoy la cita del 24M, el voto de muchos variaría. Lo dicen quienes piensan que se les fue la mano. Que queriendo dar un escarmiento al bipartidismo, ahora sufren las consecuencias del pentapartidismo, tan impropio de países avanzados. Porque el cambio a veces es bueno; pero ciertas actitudes que apuntan al desorden legal, a la inseguridad jurídica, y a la afrenta a principios constitucionales no era algo con lo que se contase; y la vulneración de la propiedad privada, la desobediencia civil, la conculcación de la presunción de inocencia, o el quebranto de tradiciones consolidadas y "consagradas", generan desasosiego. Quizá por eso donde cierta gente dice ver regeneración, otros muchos sólo ven degeneración. Donde parte del pueblo dice ver un nuevo orden ciudadano, otra importante porción sólo ve desorden y caos. Los indignados viven momentos de falsa euforia. Los sosegados sienten un cierto miedo. No sé qué es más peligroso. Ninguno de los dos sentimientos es real ni está justificado. El esperpento vivido estas semanas sólo va a generar más frustración. Desesperación, vanas ilusiones, falsas utopías y crudas realidades; propaganda vacua surgida de uno y otro bando. Unos se darán cuenta de la imposibilidad de romper un sistema que, aunque imperfecto, es capaz de generar recursos para mantener un Estado de bienestar siempre mejorable en tiempos de crisis. Otros lamentarán no haber aplicado una gestión y una comunicación más sinceras, transparentes y fluidas con los sectores más vulnerables. Entretanto, esa ciudadanía que tanto invocamos en época de retos y flaquezas, quizá llegue a arrepentirse del devenir de cuatro años que, aunque para algunos, los menos, ahora puedan aparentar prometedores, para otros, la mayoría, quizá resulten años perdidos. (El Correo Gallego, 15/06/15). ISSN: 1579-1564
  • Ciertos políticos juegan a ser dioses. Mientras en Cataluña y otros sitios las uniones entre partidos clásicos se rompen de manera forzosa, en Galicia y otras regiones, los partidos pequeños y los de reciente creación anuncian alianzas forzadas. Digo forzadas porque no emanan de una alineación natural de izquierdas, sino de un acercamiento interesado entre fuerzas que, lejos de compartir planteamientos específicos, buscan un objetivo tan legítimo como improductivo y cicatero: echar al PP de cualquier ámbito de poder, ya sea éste político, institucional o social. Y así seguimos, día tras día, pasando de uniones forzadas a rupturas forzosas. ¿Cuántos pactos de gobierno a nivel municipal y regional aguantarán la legislatura? ¿Cuántos se verán "condenados" a entenderse? ¿Cuántos no podrán sostenerse por disparidad de caracteres, ansia de protagonismo o deseo de poder? No hablamos de militantes y simpatizantes. Ni siquiera de esa manida "ciudadanía" bajo la cual, según algunos iluminados, sólo sus seguidores se encuadran. Los partidos grandes y clásicos hacen cambios y proyectos que son todo menos renovación, pero los pequeños y nuevos tampoco aciertan. Unos dicen que serán el Gran Hermano que vigilará las Administraciones. Otros anhelan asaltar el cielo. Hablo de líderes que, lejos de prestar atención a los ciudadanos, lo único que hacen es jugar a ser dioses, no sólo malinterpretando lo que la sociedad desea, sino incluso estableciendo ya, sin consultar a sus bases, el germen de lo que será la nueva batalla por el poder, la ambicionada lucha por las generales. Es decir; sin ni siquiera saber si sus promesas electorales darán o no resultado (algunos ya han dicho que sólo eran sugerencias, no compromisos programáticos), sin haber demostrado todavía nada (dicen que ya iremos viendo, pero que lo que se han encontrado no está tan mal), sin haber mejorado la gestión de esas instituciones que, como dicen, han conseguido "asaltar", han puesto en marcha toda su maquinaria política, toda su estrategia mediática, todas sus tácticas de "guerra", para hacerse con el poder en las generales. Les pediría prudencia. Les recordaría que el 24M no consiguieron alcanzar, pese a su euforia y a la caída del PP y el PSOE, ni la mitad de sus objetivos. Es más; la suma de los votos entre las variopintas coaliciones observadas a lo largo de España, desde A Coruña a Barcelona, pasando por Madrid y el resto de los territorios, apenas llega al 12% del total. Si desean triunfar en los próximos comicios, lo primero que deben hacer es demostrarnos que son alianzas políticas dignas, corporaciones creadas en beneficio de la gente, y no para buscar venganza frente a un sistema que antes criticaban, pero que ahora han asumido como propio. Si lo consiguen, ni tendrán que autoimponerse modas, ni seguir remangados o vistiendo vaporosas camisas cuando llegue el otoño, o el frío invierno. (El Correo Gallego, 22/06/15). ISSN: 1579-1564
  • La belleza casi inabarcable de Galicia. La riqueza y variedad paisajística de Galicia, su patrimonio arquitectónico y monumental, y su exquisito legado artístico, hacen de nuestra Comunidad un destino extraordinario para empaparse de naturaleza, arte, cultura e historia. La atracción que genera el Camino de Santiago ha de ser utilizada como vía de entrada a un sinfín de localidades, emplazamientos y lugares de visita obligada en nuestra tierra. Para ello, lo primero que debemos hacer los gallegos es reconocer el papel estratégico a nivel económico y laboral que juega en nuestra región el turismo. Lo segundo, y no menos importante, es ser capaces de reconocer y conocer tantos y tan variados parajes distribuidos bien en los ámbitos urbanos, bien en los contextos rurales; desde la costa a la montaña, desde la desembocadura de nuestras rías hasta esas zonas emblemáticas que adornan, con toda la fuerza de la historia y el poder evocador de la belleza natural, el interior de nuestras provincias. Para poder reivindicar el valor de lo nuestro, para poder promocionarlo como se merece dentro y fuera de nuestras fronteras, debemos ser capaces de apreciarlo, entenderlo y disfrutarlo. Sólo así seremos conscientes de la importancia que tiene proteger lo que es nuestro, lo que nos define como pueblo y como cultura, lo que nos identifica con una forma de ser y actuar específica de Galicia. Sólo desde el conocimiento de nuestro entorno seremos capaces de disfrutar y transmitir todo lo que puede llegar a aportar nuestra bella Galicia tanto a los gallegos como a aquellos otros españoles que decidan visitarnos. Por eso valoro tanto iniciativas de difusión y promoción de Galicia como las que desarrolla a lo largo del año El Correo Gallego. Un magnífico ejemplo es el suplemento especial "Los 125 lugares más bellos de Galicia", publicado por esta casa el pasado domingo, 28 de junio. Pese a lo que su título indica, no son sólo 125 los lugares allí registrados. La lista completa, que llega en esta tercera edición hasta los 381 emplazamientos de visita recomendada, abre un ambicioso abanico de excursiones seductoras. Lo más sorprendente de todo ello es descubrir la cantidad de lugares que, aun siendo considerados territorios ineludibles por los ilustres lugareños de Galicia, nos cuesta todavía hoy recordar y visualizar. No es extraño que esta iniciativa encandile a los expertos del sector turístico. De hecho, debo confesar que cada vez que repaso el suplemento con familiares y amigos, nos quedamos maravillados con la cantidad de sitios que nos quedan por analizar y fotografiar al detalle. Desde parajes naturales, hasta villas y pueblos, pasando por playas, monumentos y edificios singulares. Hagan la prueba; cojan el suplemento (http://www.elcorreogallego.es/galicia/lugares/), repásenlo en grupo, y verán cómo les conmueve reconocer la belleza casi inabarcable de Galicia. (El Correo Gallego, 06/07/15). ISSN: 1579-1564
  • No aportan nada, pero buscan poder. Se equivoca el líder de Podemos si cree que los gallegos nos vamos a dejar embaucar por su mera y tardía presencia en Galicia. En las elecciones municipales apenas pisó nuestro territorio. Una visita de apoyo a la Marea Atlántica fue prácticamente todo el esfuerzo que hizo por reivindicar la importancia de nuestra comunidad en el devenir de España. No hizo mucho más Albert Rivera, que ni siquiera pisó nuestra tierra, no sé si por desconfianza hacia las listas que aquí representaban su proyecto, o para disimular el desconocimiento de nuestras cuitas internas. Pero, al menos, este último no ha entrado ahora en Galicia como un elefante en una cacharrería. Sí lo ha hecho la cara más estampada de Podemos (recuerden su retrato en las papeletas de las elecciones europeas). Llegó con todo el ímpetu de un caballo que se siente ganador. La estrella mediática que asume que su mera presencia puede nublar la mente y el intelecto de quien contempla su famosa estela (a juzgar por su poder de convocatoria, hasta lo parece). En esta ocasión no se quedó en A Coruña. Visitó Ferrol y la capital gallega. Desde Compostela incluso dirigió sus pasos hacia Vigo, el gran motor industrial del Sur. Habló el madrileño de nombres, de logos, de poder, de elecciones, de votos, de alianzas, de siglas y liderazgos. También de despojar al PP de su mandato autonómico. De la oportuna caída del PSOE. De la división interna que muestra el nacionalismo gallego. De aunar fuerzas para conseguir el éxito electoral. Pero, ¿y Galicia? ¿Dónde quedó Galicia en su argumentario? ¿Qué hay de nuestros problemas? ¿Qué hay de las necesidades de nuestra Tierra Santa? ¿Cuáles son sus proyectos para las personas de esta virtuosa y honrada región? ¿Acaso no forma parte nuestra gente de esos ciudadanos que tanto invocan y dicen representar? De todo eso no dijo nada. Ni una palabra. Sólo habló de estrategias para alcanzar más y más poder. Me temo que aquí, al no conocernos, se confundió. Por equivocarse, hasta se confunde con su defensa ciega de Grecia y los postulados de Syriza. Podía haber dicho que apoya a Grecia, incluso la manida "dignidad" de los griegos, al tiempo que animarlos a cumplir sus obligaciones y compromisos. Así hubiese quedado allí, como aquí, como un caballero. Pero no. Su actitud (o un fallo en esa comunicación de la que tanto presume) ha hecho que parezca que prioriza lo ajeno a lo propio, lo de fuera a lo de dentro, las necesidades del otro, frente a nuestras propias carencias. Y no creo que lo haga por compromiso cristiano, sino por descuido populista, por estar tan cegado por su propia propaganda que parece incapaz de reclamar, incluso con mesura y comprensión, ese dinero prestado a Grecia por España que tan útil nos será también aquí (cuando "decidan" devolvérnoslo). Es como si el de Podemos no supiese lo que cuesta ganarlo (y ganarnos). (El Correo Gallego, 13/07/15). ISSN: 1579-1564
  • Lo que no nos gusta. No nos gusta que impongan tasas o limitaciones que repercutan negativamente en uno de los sectores que más empleo, inversión y riqueza genera en España, como es el turismo y la hostelería. No nos gusta porque no queremos que esto damnifique a los emprendedores ni menoscabe el ímpetu aventurero de los que ahorran para poder visitar otros lugares. No nos gusta que abran páginas web que coarten o cercenen la libertad de aquellos cuyo noble oficio es vigilar los despropósitos de quienes ostentan el poder. No nos gustan los chistes elaborados sobre el sufrimiento, las debilidades o las carencias de los demás, porque eso nos envilece y degrada como seres humanos. No nos gustan el odio y la ignorancia que desprenden los insultos y mentiras que se vierten en las redes sociales o a través de los comentarios que reproducen los medios de comunicación digitales, pues inducen a generalizaciones de bisoñez e inopia que manchan el buen criterio de tantos lectores comedidos. De hecho, atacar a quienes aplauden medidas sociales y políticas beneficiosas propiciadas por quienes, circunstancialmente, controlan la Administración, y encumbrar a quienes sólo saben ver los errores del contrario, resulta injusto, entre otras cosas, porque indica desconocer que los medios que en España van contra el Sistema son quienes más y mejor pagan, con mucho, a sus periodistas y columnistas de cabecera. No nos gustan la propaganda y el populismo, pues sabemos que el ansia mediática no beneficia ni a las ciudades ni al país, sino a los intereses espurios de quienes sólo buscan el éxito electoral, y no el beneficio real de los ciudadanos. No nos gusta que se confunda lo aconfesional con lo laico, pues con eso sólo se consigue importunar a la sociedad y ensañarse con la religión y costumbres que profesan la amplia mayoría de nuestras familias, con la excusa de beneficiar a otras orientaciones de fe que, aun siendo igual de legítimas, no nos caracterizan ni como país ni como cultura. No nos gusta que ciertos artistas y creadores avalen manifiestos políticos, pues dicha actitud desprestigia su trabajo y su profesionalidad, y socava la imagen de la cultura. Compromiso social, todo; pero dirigismo político, lo justo. No nos gusta que nos dicten cómo y dónde debemos hacer uso de nuestro tiempo y aficiones. Denostar la Fórmula 1, tratar de reeducarnos limitando nuestras tradiciones, ferias taurinas o fiestas populares, sólo consigue generar animadversiones, además de evidenciar un alarmante aire de superioridad por parte de aquellos que, de momento, todavía no han demostrado nada, salvo astucia para beneficiarse de un sistema que es capaz de apocar a una humilde pero comprometida profesional acá, al tiempo encumbrar a una meona o a una exhibicionista allá. (El Correo Gallego, 19/07/15). ISSN: 1579-1564
  • El gran secreto de la nueva izquierda. El PSOE no es un partido monocromático ni unidimensional. Nunca ha sido uniforme ni en el fondo ni en la forma. Bien al contrario, entre sus filas y entre sus simpatizantes y votantes encontramos un amplio abanico de ciudadanos capaces de sentirse identificados, desde diversos posicionamientos, con los principios rectores que, supuestamente, lo definen. Lo mismo pasa en el PP, que aglutina fieles procedentes de un variado arco ideológico de centristas, conservadores más o menos moderados, y neoliberales tempraneros o de última generación. Por eso sorprende que el líder de los socialistas se rebele (en las formas y en el fondo) contra todo aquello que suene al amigo en discordia, y sí acepte, sin embargo, postulados de una izquierda sectaria que, por su radicalismo, termina trazando la cuadratura del círculo en torno a la derecha más extremista. Véase la complicidad entre la Syriza griega, su socio de Gobierno, o el propio Frente Nacional francés. El hecho de que en España el centro-derecha y el centro-izquierda no hayan sido capaces de reconciliarse en torno a un proyecto común incluso en los momentos más difíciles (aun obligados unos a variar su hoja de ruta para sacar al país del abismo, y sufriendo otros por propiciar una herencia difícil de disimular), demuestra la inmadurez de nuestra democracia. También deja clara nuestra incapacidad para emular proyectos exitosos de colaboración entre conservadores y socialdemócratas (el caso alemán es buen ejemplo). Y, lo que es peor, constata que, pese a los esfuerzos realizados por una y otra parte durante el periodo democrático, y pese a las lecciones que nos proporcionó la Transición, no hemos aprendido nada. Ahora, la nueva izquierda (más bien la rancia y disfrazada), aprovecha la debilidad del PSOE para orquestar un simulacro de división y reunificación que responde al convencimiento de que, dados los tiempos, sólo ampliando todo lo posible el espectro progresista serán capaces de alcanzar su objetivo: el mando. Por eso juegan a mostrar una división que, al final, siempre será reconciliable. Por si Podemos (por el Cambio) suena a radicalismo y fracaso griego, montemos Ahora en Común. Por si algunos votantes ven al PSOE demasiado neoliberal, creemos Decide en Común. Unámosles los proyectos nacionalistas, independentistas, ciudadanos y asamblearios faltos de ideas constructivas, y ya tenemos asegurado el voto de un buen número de españoles que, llegadas las Generales, podremos manipular para crear ese frente popular propagandístico que pueda desbancar al otro gran movimiento popular, el abanderado por el PP. Cualquier estrategia es válida con tal de alcanzar la meta soñada: el poder político y la ruptura con todo aquello que nos define como país y como pueblo. El destino provechoso de España, y el futuro digno de nuestros hijos, parece que pueden esperar. (El Correo Gallego, 20/07/15). ISSN: 1579-1564
  • Voces y ecos de la semana del Apóstol. Son muchas las sensaciones que nos deja la semana del Apóstol, iniciada el 25 de julio con la celebración del Día de Galicia y la conmemoración de Santiago el Mayor, patrono de España. Siete días de reflexión, de repaso de acciones y logros, de revisión de carencias y asunción de nuevos desafíos. Me refiero a ese "alto no camiño para reflexionar sobre o que somos" al que alude el presidente de la Xunta, y a esa "unión, diálogo y entendimiento" para resolver retos y dificultades, que reivindica el presidente del Consejo de Estado. Si bien todos los gallegos debemos meditar sobre el modo en que podemos engrandecer, todavía más, nuestra amada tierra, siempre son las palabras de aquellos que nos representan las que reclaman nuestra atención, por su liderazgo y preeminencia. El suplemento Día de Galicia, que publica cada año EL CORREO GALLEGO, nos brinda una fantástica oportunidad para aproximarnos a los deseos que expresan quienes han asumido una responsabilidad adicional. Políticos de las principales ciudades y pueblos de Galicia, así como altos representantes institucionales y empresariales, nos muestran una Galicia orgullosa de sí misma y dispuesta a enfrentarse a los desafíos que nos depara el futuro. Esta semana, como indica Núñez Feijóo, Galicia se hace "máis visible a si mesma e ao mundo enteiro". Y es que, como apunta Mariano Rajoy, Galicia "tiene una vocación universal" a través de "Santiago como eje histórico y vertebrador del Continente". Es más, el presidente del Gobierno nos recuerda "la obligación de transmitir a las próximas generaciones la riqueza del significado de Santiago como ciudad clave en el contexto gallego, europeo y español"; un referente "a la hora de trazar nuevas conexiones" con otras culturas y economías, que diría la ministra de Fomento, Ana Pastor. Acierta José Manuel Romay Beccaría al decir que no es sólo Compostela, sino toda Galicia, la que "atrae y recibe", y la que "generosamente se da a todo el que la siente". De ahí que "manter viva a rica tradición que rodea o 25 de xullo, por riba de credos ou ideoloxías" sea "responsabilidade de todos", como advierte Pilar Rojo. Sólo así reforzaremos la presencia de Galicia en el mundo, como evidenció la Declaración de Galicia aprobada en la Asamblea de Santiago por la Conferencia de Asambleas Legislativas Regionales Europeas que capitaneó también la presidenta del Parlamento de Galicia. Quizá así logremos visualizar todavía más la "singularidade plasmada na nosa lingua, na nosa cultura e no noso territorio" a la que alude José Ramón Gómez Besterio, al tiempo que "encher de esperanza e ilusión as rúas", como desea Xavier Vence. Se trata, en definitiva, de "no olvidar el compromiso de trabajar por la edificación de una ciudad terrena más humana, justa y solidaria", como nos recuerda el arzobispo de Santiago, don Julián Barrio. (El Correo Gallego, 03/08/15). ISSN: 1579-1564
  • La lamentable gestión de Artur Mas. Tras leer el decreto de convocatoria de elecciones para el próximo 27S, rubricado con patética altanería por Artur Mas, a uno le surgen varios interrogantes y otras tantas conclusiones. ¿Cuántas inversiones ha perdido Cataluña por culpa de la actitud irresponsable del president? ¿Cuánto dinero ha dejado de ganar Cataluña debido a los miedos que provoca entre sus acreedores? ¿Qué ha hecho Artur Mas? ¿Cuál ha sido su gestión? ¿Qué legado deja de su paso por la Generalitat? Viendo el modo en que ha fracasado dentro y fuera de España, así como los temores que ha generado en el empresariado, podemos concluir que su gestión ha sido lamentable. Y es que, además de romper los pactos de gobierno, además de dividir a su propio grupo político, además de dilapidar el dinero con el que los españoles ayudamos a pagar sus servicios públicos, funcionarios e infraestructuras, además de despilfarrar las cuentas catalanas a base de convocar caros, ilegales e improductivos referéndums, además de reduplicar la deuda catalana, además de subir y multiplicar frente al resto de España los impuestos y matrículas que pagan los catalanes, además de contribuir a que Cataluña registre la mayor bajada de salarios de todo el país, además de malgastar en embajadas catalanas, además de maltratar la lengua española, prohibirla en los centros de enseñanza y excluir al castellano de los libros de texto, además de reescribir falsamente la historia de España, además de dividir vilmente a la sociedad catalana, además de provocar el enfrentamiento entre algunos catalanes y el resto de los españoles, además de fomentar el odio y politizar la cultura, la educación, la economía y el deporte, además de hacer el ridículo frente a otras naciones con aspiraciones soberanistas bien distintas, además de intentar enfrentar a nuestro Gobierno con las instituciones europeas, además de proyectar en el exterior una triste imagen de ruptura, además de privilegiar por interés político a otras culturas y religiones frente a la que es propia de los españoles, además de demostrar que su partido político está lleno de corruptelas, además de evidenciar su complicidad con su mentor y padrino, el deshonesto Jordi Pujol, además de generar desconfianza por sus intereses personales económicos y empresariales, además de violar los preceptos y normas constitucionales, además de pretender robarnos a los españoles una parte de nuestro propio territorio común, ¿qué otra cosa ha hecho Mas? Nada de nada. Mas no ha hecho nada. Y así pasará a la historia; como un hombre indigno que utilizó el poder y la confianza del pueblo para destruir la imagen y el honor de una Comunidad que hasta hace poco era referencia de buen criterio y seriedad, y que ahora es objeto de burla dentro y fuera de nuestras fronteras. Por eso creo que, como advertí en su día, Artur "Mas" ya no puede ser "menos". (El Correo Gallego, 10/08/15). ISSN: 1579-1564
  • Las fiestas son de todos. Una de las cosas que más y mejor definen a un país, una ciudad o un pueblo respetuoso con sus ciudadanos es la protección de sus fiestas y tradiciones populares. Ya sean de carácter religioso, gastronómico, histórico o cultural, las conmemoraciones y festividades constituyen un patrimonio que, independientemente del lugar donde se celebren, o del certificado de interés oficial que ostenten, representan a la mayoría de los individuos que las disfrutan. De ahí la razón de su origen, su existencia y su continuidad en el tiempo. Y aunque no tenemos la obligación de participar del folclore y las costumbres que definen nuestros asentamientos, sí tenemos todos (especialmente nuestros dirigentes y representantes) el deber de respetar un derecho que, por tradición, va más allá de gustos personales, criterios religiosos o posicionamientos ideológicos. Es en las personas en las que, en su sana mayoría democrática, recae la responsabilidad de salvaguardar algo que nos trasciende históricamente, independientemente de nuestro compromiso, sensibilidad, conocimiento o pericia a la hora de entender, interpretar o apreciar manifestaciones de carácter etnográfico, religioso, artístico o cultural. Por eso, cuando un dirigente, un político o un representante institucional prioriza ciertas celebraciones, y prohíbe o desampara otras, está dando muestras de su ineptitud como gestor de la voluntad de la mayoría social. Paradójicamente, el prohibicionismo que estamos visualizando últimamente a lo largo de la geografía española, impensable a nivel local en países como Italia, Reino Unido, Francia o EEUU, por poner algunos ejemplos, siempre parte de una minoría política. Es decir, aquellos responsables políticos que menos representan la voluntad de un pueblo, por haber llegado al poder sólo gracias a los acuerdos postelectorales y no como resultado de una mayoría cualificada, son quienes más tendencia tienen a imponer su criterio partidista e ideológicamente contaminado. Y en vez de trabajar en pos de esa supuesta igualdad que predican, fomentan la desigualdad, beneficiando al disconforme, y anulando la voluntad mayoritaria del entusiasta. Ver a ediles que no respaldaron en las urnas ni siquiera uno de cada cuatro lugareños, adoptando una pose altanera y petulante, resulta tan injusto como patético. Estas actitudes radicales se convierten, así, en ejemplos palmarios de lo que podríamos denominar una actitud fascista y dictatorial que no debería tener cabida en un momento como el actual, en el que a la sociedad se le presupone una madurez que es el resultado del esfuerzo, la dedicación y la apuesta por la convivencia ejercida durante años por nuestros padres, por nuestros abuelos y, en muchos casos, incluso por aquellos que los precedieron. (El Correo Gallego, 15/08/15). ISSN: 1579-1564
  • Los toros bien merecen una fiesta. Los toros son nobles y virtuosos. No se achican ante el peligro. No se arrugan frente al desafío que le brinda el matador. Su coraje y valentía para crecerse ante el dolor son tan sólo comparables a la osadía que supone para el torero enfrentarse a un morlaco sobre la arena, con la única intención de crear un bello arte efímero a partir del principio que ha definido a la especie humana desde sus orígenes: la lucha del hombre con el lado más salvaje de una naturaleza en la que el mundo animal ha estado y debe seguir estando al servicio del ser humano, y no al revés. Es esa tensión, ese reto, lo que hace que todos, más allá de nuestra ideología, o del lugar que ocupemos en la plaza, nos sintamos identificados con el duelo que se plantea sobre el ruedo. De ahí la admiración que profesamos por el torero que nos representa en el coso. Y de ahí el respeto que sentimos por ese toro de lidia cuya especie pervive gracias a la fiesta que los invoca y que supone, como apunta Manuel Valls, "un equilibrio para la naturaleza, el territorio, la economía y el hombre". Acierta Rubén Amón al decir que la tauromaquia "no convoca al gran toro bravo para torturarlo ni para humillarlo, sino para adorarlo". Al igual que Morante de la Puebla, lamento la violencia contra toreros y aficionados ejercida por animalistas y prohibicionistas. No sólo por los beneficios que genera en turismo e impuestos, ni por el hecho de que sean fundaciones y lobbies extranjeros los que financien los movimientos antitaurinos en España, sino porque el mundo del toreo no entiende de política, sino de creatividad, arte y patrimonio. No pienso sólo en el arrojo de un José Tomás republicano y de izquierdas, ni en que San Sebastián recupere la esencia de su Semana Grande gracias a un acuerdo entre PNV, PP y PSOE. Ni siquiera en las declaraciones de Sebastián Castella, quien deplora que los toreros se hayan convertido en una "moneda de cambio política", y que tanto a ellos como a los aficionados se les "cercene su libertad de expresión y creación artística en nombre de una presunta corriente animalista que no encierra más que una persecución política e ideológica". Como apunta el matador, "el toreo no es de izquierdas ni de derechas. No es político. Es de poetas, pintores y genios". Así lo expuse yo en un artículo accesible en la red (El sacrificio de los toros, ECG 15/08/2010) y en un debate televisivo en el País Vasco. Lo que denominé "una afrenta a la Constitución, a la libertad y al lenguaje", coincide con esa "dictadura a la que estamos sometidos" y ese "ámbito más de la libertad que puede perderse", que denuncia Alejandro Talavante. Hablamos de "una fiesta que a nadie obliga, pero que todo el que lo desee puede disfrutar", como me señalaba el armador Eloy García, al que tuve el honor de acompañar, un año más, a la Feria de la Peregrina en Pontevedra. (El Correo Gallego, 17/08/15). ISSN: 1579-1564
  • Prevención o extinción. Desde el origen de los tiempos, el fuego ha sido, a la vez, el gran aliado y la gran amenaza para el hombre. Quizá por eso el ser humano puede levantarse entendiendo el fuego como la llama de la vida, y acostarse pensando en el mismo como símbolo de la condenación eterna. La idea de dominar el fuego ha sido una constante en la evolución humana. Vivimos del fuego que alimenta nuestros altos y bajos hornos, del mismo modo que sucumbimos ante las llamas voraces que consumen nuestros bosques, nuestra fauna y hasta nuestras casas. De ahí nuestra obsesión y nuestra frustración. Obsesión a la hora de sacarle partido a uno de los elementos que da sentido y forma a lo que somos, al modo en que vivimos y al planeta que habitamos. Frustración a la hora de combatirlo y evitar que su lado más diabólico llegue a poseer el alma del pirómano o a devorar el mundo que nos acoge. Y de ahí, también, el debate perenne entre sus virtudes y sus defectos. Atendiendo al poder devastador del fuego, cada vez que vemos cómo las llamas se apoderan de aquello que amamos, la discusión en torno a su prevención, o a su extinción, se enciende. Lo argumentamos cada año, cuando reparamos en el abandono al que están sometidos nuestros campos y bosques, nuestras fincas y arboledas, nuestras huertas y viñas. Personalmente, lo tengo claro. Si importante es no escatimar esfuerzos a la hora de concienciar al prójimo sobre la prevención de incendios, mucho más relevante se me antoja la extinción de aquellos fuegos que convierten nuestras haciendas en pasto de las llamas. Por eso creo que si los recursos empleados en su prevención deben ser proporcionales al peligro que el fuego supone, la inversión destinada a su extinción debe ser ilimitada en esfuerzos y caudales. Sólo el que lo ha perdido todo, el que ha visto reducirse a cenizas su hogar y su patrimonio sabe de lo que hablo. Porque las imprudencias, los desatinos, los intereses económicos y hasta los procesos de degeneración mental no han de resultar impunes. Pero la rápida respuesta ante el pavor y la devastación que genera un fuego incontrolado debe ser el objetivo prioritario de un sistema y una gestión que cuida de sus administrados. La política habrá de quedar al margen. A estas alturas, pese a los intereses que pueda ocultar un incendio, ya sabemos que, independientemente de que gobierne un bipartito, como en 2006, o un partido con mayoría parlamentaria, como ahora, no parece ni lógico ni normal que se declaren cien fuegos en Galicia en apenas dos días, como ha sucedido antes y ahora. Cada uno sabe cómo y dónde debe actuar. Y no me refiero sólo al mito de la colilla mal apagada, ni a esa leyenda del cristal incandescente que, aunque ayudan a apaciguar conciencias, ya nadie, ni los expertos, ni los ciudadanos, se creen. (El Correo Gallego, 22/08/15). ISSN: 1579-1564
  • Los votos no llueven del cielo siempre. Como en España, de un modo u otro, nunca dejamos de estar en periodo electoral, el ciudadano de a pie acostumbra a estar muy atento al modo de actuar de aquellos que, por méritos propios, o porque algún mandamás lo ha decidido, aspiran a representarnos. El verano resulta más que propicio para que la sensibilidad del votante se agudice, prestando especial atención al modo en que actúan los aspirantes. De ahí que la prensa también observe las posturas (más bien poses) que adoptan en sus vacaciones tanto los elegidos, como los elegibles.
    Las conclusiones a las que uno llega son tan elocuentes como sorprendentes. Los epítetos con los que podríamos definir el modo de actuar de unos y otros fluctúan desde la petulancia infundada, hasta el pasotismo extremo, pasando por la resignación encomiable de aquellos que, paradójicamente, menos tendrían que entregarse al cultivo del voto. Ver al presidente del Gobierno rendirse a los ‘selfies’ de los viandantes, o al ministro de Justicia intercambiar impresiones con quienes se le acercan, sorprende tanto como presenciar la altivez de aquellos que, sin poder demostrar nada todavía, presumen de unos galones que no les pertenecen, pese a que el juego de alianzas postelectorales los haya encumbrado a un podio que les queda grande. Que unos se dejen ver (los primeros) y otros busquen el pretencioso escondite del divo (los segundos) no deja de ser llamativo. Especialmente sabiendo que las vacaciones de unos podrían estar justificadas; pero las de otros no aguantarían el veredicto del crítico más cándido (lo digo por eso de haber pasado de no hacer nada, o más bien poco, a no haber tenido ganas de gestionar lo mínimo, más allá de abanderar dos o tres poses panfletarias, o protagonizar alguna que otra portada inmerecida). Aun así, peor me parece el estilo de aquellos que aspiran a todo, pero que todavía no han logrado nada. Me refiero a los eternos aspirantes. Lo digo porque frecuentado ciertos arenales he podido ver a candidatos del sur y el sureste en el norte y el noroeste, y a candidatos del norte y el noreste en el sur y el sudoeste (tiene bemoles) sin reconocer ni saludar siquiera a sus propios convecinos. Por ver, hasta he visto a asesores y amigos del poder obviando a aquellos que bien podrían asesorarlos a ellos mismos. La pose de todos ellos es la más lamentable, pues engañan a quien les da de comer y evidencian una triste máxima política: mientras unos (los anónimos) se curran la calle en favor de la organización que se ajusta a sus ideologías, otros (los del cargo prestado) se benefician de los votos que les llueven del cielo gracias a la marca política que los ampara. Desengáñense, que España vaya más o menos bien no sólo no es suficiente para reorientar el sentido del voto, sino que, más bien al contrario, puede ser una magnífica excusa para divertirse con las urnas. (El Correo Gallego, 24/08/15). ISSN: 1579-1564
  • España en positivo. La crisis ha sido demoledora e implacable; y nuestra reacción renqueante y tardía ante la misma sólo ha conseguido hacerla más dolorosa para empresas y familias. Lo conseguido hasta ahora es innegable. El PIB crece a un ritmo impensable hace apenas tres años. El mercado laboral recobra el brío perdido durante el último lustro, las Encuestas de Población Activa confirman la creación de empleo, y los ERE disminuyen en más de un 40%. Los ciudadanos dan muestras de una mayor confianza, lo que repercute positivamente en el comercio y el consumo interno. El incremento de las exportaciones y el turismo nos devuelven el ánimo. Y la rebaja del IRPF, del impuesto de Sociedades y de otras cargas fiscales nos alivian el bolsillo. También valoro las nuevas leyes antifraude y las normas destinadas a hacer frente a la corrupción política y empresarial. Interpreto en clave positiva el adelgazamiento de la Administración y la eliminación de miles de organismos públicos que asfixiaban nuestras cuentas, así como los ajustes en materia de gasto y los esfuerzos para cumplir el objetivo de déficit. Celebro la ordenada apuesta por el gasto social y el emprendimiento, los esfuerzos para blindar las pensiones, y el compromiso de alcanzar un modelo de financiación más justo y equilibrado. Incluso me congratulo con la rotundidad y la firmeza constitucional mostrada por el Gobierno frente a los desafíos independentistas.
    Pero todo esto no es suficiente. No basta porque todavía son muchos los sectores que sufren la lacra del paro, porque la temporalidad laboral sigue siendo elevada, porque todavía hay miedo a la hora de subir los salarios, porque las cifras del desempleo juvenil nos siguen avergonzando, porque el sector industrial debe seguir apostando por la innovación y la diversificación, porque los precios de nuestros productos deben recobrar la dignidad perdida, porque la apuesta por la investigación debe ser más contundente, porque la implantación de la Lomce habrá de hacerse de forma coherente y pausada, porque el apoyo al arte y la cultura deberá basarse en criterios de excelencia y calidad, porque la sanidad y la enseñanza pública deben afianzar sus parámetros de universalidad y gratuidad, porque las ganancias de las grandes empresas han de repercutir más claramente en sus empleados más comprometidos, porque los beneficios de las entidades financieras y los bancos de referencia han de plasmarse en un más significativo aumento del crédito a pymes y familias. Por todo ello podemos concluir que, pese a que no somos tan bisoños como para no apreciar que España marcha en positivo, tampoco somos tan incautos como para obviar que es mucho lo que queda por hacer y mucho lo que nos jugamos todos. Y, para ello, la estabilidad y la seguridad jurídica resultan fundamentales. (El Correo Gallego, 30/08/15). ISSN: 1579-1564
  • Las cuentas del nuevo curso político. Los ciudadanos somos conscientes de la mejoría que ha experimentado España. Los datos son públicos y notorios. Lo sabemos porque estamos más informados que nunca. Porque la crisis ha hecho que todos reparemos en las cifras y en los números. Porque ahora, a diferencia de hace unos años, cada vez es más difícil maquillar una realidad que se evidencia en múltiples y variados factores, reveladores y palmarios todos ellos, como veíamos ayer al hacer balance de la situación y los retos del país (España en positivo, ECG 30/08/2015). Aun así, la bonanza que evidencia España no parece suficiente para terminar de convencer a la poderosa fuerza electoral que constituyen los indecisos, ni para conseguir movilizar a los potenciales abstencionistas, ni siquiera para reorientar el voto de los simpatizantes descarriados. Tampoco bastan los grandes congresos de partido, ni los encuentros multitudinarios que jalean a los de siempre y obvian a quienes lustran las bases. Se necesita mucho más para lograr afianzar la confianza que parecen mostrar los organismos y mercados internacionales; entidades que están dispuestas a apostar por España bajo claras condiciones de estabilidad sociopolítica y seguridad jurídica. Por eso es tan necesario ese "plan b" del que habla Alberto Núñez Feijóo; un plan que consiste en lograr "que todo el mundo trabaje para ganar las elecciones". Y esto es aplicable a los dos grandes partidos políticos, a ese bipartidismo del que se nutren los países desarrollados, alérgicos a los populismos y a los partidos de nuevo cuño que, o bien evidencian la improductividad de sus postulados (caso de Podemos y sus marcas blancas allí donde gobiernan, o de la propia Syriza en Grecia), o bien cometen el error de abrazar hipótesis de gestión que, en realidad, ya existen y se están aplicando (caso de Ciudadanos). El 24M evidenció las flaquezas del sistema y los costosos sustos que encuestas y sondeos infunden en las urnas. Lo sabe bien el PP; y lo debe tener muy presente un PSOE que está viendo hundirse a los laboristas en Reino Unido con la misma nitidez con la que el socialismo francés e italiano han tenido que recular hasta parecerse cada vez más a España en la gestión de la crisis. El éxito de unos y otros dependerá de su capacidad de autocrítica, y de su disposición a la renovación. Esto lo aplica Feijóo al PP, pero bien podría ser extensible al PSOE. La autocrítica la empiezo a ver. La capacidad de renovación ni siquiera la intuyo. Ni en el PP ni en el PSOE. Sólo percibo intercambio de cargos, movimiento de fichas sobre un tablero clásico. Y hoy día es la neo-modernidad la que genera ilusión y arrastra los votos. Es hora de cambiar los dados y rezar lo que uno sepa. De lo contrario, a más de uno se le atragantará el turrón. Y con ello el país, y todos nosotros, saldremos perdiendo. (El Correo Gallego, 31/08/15). ISSN: 1579-1564
  • El peligroso juego del Junts pel Sí. Sigo el proceso soberanista de Artur Mas y su lista unitaria a través de familiares, colegas y amigos catalanes. El desconcierto reinante emerge en cada mensaje, en cada correo, en cada llamada. Significativas me parecen las palabras de una compañera de una universidad pública catalana. Me dice que el hastío que provocan en la población las elecciones plebiscitarias del 27-S ha hecho mella en sus colegas. Me pregunta, impaciente, qué será de los funcionarios del Estado; de aquellos que forman parte de un ámbito académico que se sostiene sólo gracias al Gobierno central. Su pareja, trabajador él de una empresa de alcance nacional, tampoco lo tiene claro. Su puesto laboral pende de un hilo. Es consciente de que, llegado el caso, la fuga del capital empresarial hacia otros contextos del territorio español repercutirá en buena parte de sus compañeros, él incluido. "Todo este proceso llega mal, renqueante y a destiempo", me señala. Tantos años formándose. Tanto tiempo invertido en forjarse un camino que les permitiese unirse formalmente y formar una familia, para ahora tener que pararlo todo y esperar a ver qué derroteros toman sus vidas y sus ocupaciones. "Peor aún lo tienen los que viven a caballo entre el desempleo y el empleo precario que ha forzado la crisis", confiesan. Amigos que saben bien que, de consumarse la independencia, las condiciones laborales en Cataluña empeorarían hasta cotas insospechadas (los expertos hablan de un incremento del paro de hasta el 34 %). ¿Es consciente la Generalitat del futuro que le aguarda a sus conciudadanos? ¿Ha sido sincera con aquellos a los que ha embriagado con la utopía de dos estados en concordia? ¿Ha sido trasparente a la hora de mostrar la dependencia de Cataluña respecto a España en todos estos años de nefasta gestión autonómica? Me temo que no. El Estado español ha aportado a Cataluña más de 40.000 millones de euros sólo desde 2012, entre 1996 y 2015 fue la región que recibió una mayor inversión estatal en infraestructuras (más de 33.000 millones), entre 2014 y 2020 verá aumentada un 55 % su asignación de Fondos Estructurales Europeos, y en 2016 será la comunidad más favorecida por los Presupuestos, con un incremento del 12,12 %. ¿A quien beneficiaría, pues, una Cataluña independiente? ¿Quizá a los privilegiados por el poder? ¿Quizá a las familias bien posicionadas en el sistema catalán? ¿Quizá a aquellos que tienen mucho que ocultar y poco que aportar al bienestar de la comunidad de la que se nutren? No lo sé. Pero sí puedo certificar que allí, como aquí, nadie con sentido común y visión de futuro puede apostar por una vía catalana de la que no se conoce ni la hoja de ruta ni las consecuencias de tomar la dirección equivocada. Y con el pan y el porvenir de las personas, no se juega. (El Correo Gallego, 07/09/15). ISSN: 1579-1564
  • Cataluña nunca será independiente. La idea de una Cataluña independiente sólo es viable en la utopía mediática y filosófica engendrada en la mente de aquellos que, lejos de apostar por el entendimiento, pretenden pasar a la historia abanderando un proyecto que más que político es sentimental. Tratan así de disimular su ineficacia gestora. En pleno siglo XXI, demuestran su miopía a la hora de ocupar un espacio digno en un mundo que aspira a subvertir fronteras y apuesta por los proyectos cooperativos basados en el bien común. Una Cataluña independiente es inviable a nivel político, social y económico. A nivel político es inviable porque no existe consenso, porque nuestro sistema legal, amparado en la Constitución, lo impide, y porque el Estado no va a tolerar un arrebato irresponsable contra Derecho. También porque, dadas las diversas aspiraciones secesionistas a las que se enfrentan nuestros socios europeos (más de 30 regiones en toda Europa), los distintos Parlamentos, así como las Instituciones europeas, nunca apoyarían un movimiento político de carácter plebiscitario que lo único que consigue es dejar una profunda herida en la población. A nivel social una Cataluña independiente es inviable porque los datos de intención de voto nos muestran una sociedad muy dividida, porque la mayoría de los españoles no estamos dispuestos a prescindir de un territorio que sentimos como propio, porque las encuestas del CIS demuestran que los ciudadanos están más preocupados por el aumento del paro en Cataluña que por el proceso soberanista, y porque pese a que los escaños independentistas puedan coquetear con la mayoría absoluta, el número de votos favorables a la secesión apenas llega al 44% según la mayoría de los sondeos. No en vano, para que tomasen cierto impulso a nivel social las aspiraciones secesionistas, habría que contar, al menos, con un 65% o un 70% de mayoría social, lo cual nunca se dará. Tampoco es viable una Cataluña independiente desde un punto de vista económico. No lo es porque, como analizábamos el pasado lunes, el grado de dependencia que tiene Cataluña tanto respecto a España (a través de ayudas, inversión pública, financiación y partidas presupuestarias), como respecto a la UE (especialmente a través de los Fondos Estructurales) es tal, que el impacto que supondría para los catalanes el desamparo del Estado y las Instituciones europeas, la huida de empresas y capital hacia el exterior, el frenazo de las inversiones extranjeras, y el incremento de los tributos y gravámenes arancelarios, terminarían arruinando monetaria y laboralmente la región en un tiempo récord. Cuando antes retomemos el diálogo y mostremos nuestra generosidad a la hora de negociar una salida cabal a tanto despropósito, antes nos pondremos a trabajar en lo que de verdad importa: alcanzar un presente digno y un futuro próspero. (El Correo Gallego, 14/09/15). ISSN: 1579-1564
  • Diversidad o multiculturalidad. El antropólogo indio Arjun Appadurai, en su obra La Modernidad Desbordada, reconoce que la cuestión de las migraciones está más presente que nunca en la actualidad de un mundo dominado por la globalización. No en vano, y como han señalado intelectuales como Albert Camus, el siglo XX, el siglo de "las guerras mundiales", también emerge como el "siglo de los refugiados", un drama migratorio que ha permeado el siglo XXI como consecuencia de las guerras en Afganistán, Irak y actualmente Siria. Así lo entendía también ya en el año 2000 Nikos Papastergiadis en su libro The Turbulence of Migration, donde nos advierte de la abrumadora relevancia del término migrante, así como del peligro de adoptar una actitud hostil o estereotipada hacia el mismo. Quizá por eso, cuando hablamos de diversidad social y cultural, todos nos mostramos entusiasmados y receptivos, pero cuando mencionamos el fenómeno del multiculturalismo, nuestra actitud cambia de manera ­"radical". Como dice Tariq Modood, director del Centro de Investigación para el Estudio de la Etnicidad y la Ciudadanía de la Universidad de Bristol, en pleno siglo XXI, con el pasado y la experiencia migratoria que tenemos a nivel internacional y de la que somos testigos tanto en nuestra propia carne como en la piel de aquellos que cohabitan el mundo que compartimos, esta tensión entre una visión positiva de la diversidad, pero recelosa ante la multiculturalidad, resulta, como poco, sorprendente. Quizá por eso nos cuesta tanto distinguir en términos políticos, legales, sociológicos e incluso culturales entre emigrantes, inmigrantes, refugiados, desplazados y solicitantes de asilo. Y quizá por eso también el director del Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria, Jesús Núñez Villaverde, nos advierte del peligro de entender la "integración" como "asimilación", y no como ­"capacidad de adaptación" mutua. Es más, hasta podríamos decir que, en el fondo, aquí reside la razón de ser de esas actitudes insolidarias y hasta racial y étnicamente reprobables que muestran ciertos países de una Europa que, hasta ahora, y pese a ese forzado "reparto" (o puja) de refugiados, no ha sabido mostrar al mundo la diversidad cultural que, desde el origen de los tiempos, la ha caracterizado (recuerden las distintas culturas y civilizaciones que recorrieron nuestro espacio común a lo largo de la historia, y de cuya herencia somos hijos todos nosotros). Sin duda, y dados los tiempos que corren en términos de equilibrios presupuestarios, crisis demográficas y apasionadas defensas del estado de Bienestar, más pronto que tarde nos daremos cuenta de que lo peligroso y el problema no es que vengan los refugiados, sino que se terminen cansado de nuestro rechazo, y decidan no venir. (El Correo Gallego, 11/10/15). ISSN: 1579-1564
  • Feijóo refuerza su perfil de líder. Me interesa el Debate del Estado de la Autonomía porque me gusta saber, de manos de aquellos que administran la cosa pública y de quienes los fiscalizan, cuál es el estado de salud de mi Comunidad. Vi a un Presidente tan emocionado y agradecido por la responsabilidad asumida durante años, como seguro de sí mismo y feliz de poder devolver al pueblo parte de los esfuerzos exigidos. Sacrificios que Feijóo agradeció a unos ciudadanos ante los que supo reconocer errores tanto propios como ajenos en materia de decisiones o de falta de explicaciones. Su valiente autocrítica venía alentada por los números en positivo de la economía gallega (PIB, exportaciones, balanza comercial, producción industrial, ventas, etc.). Una solvencia que las agencias de calificación avalan (véase Standard & Poor’s), y que los organismos del país ratifican (recuerdo incluso el estudio del CSIC que confirma a Galicia como una de las Comunidades que mejor han resistido a la crisis). Le ayudaba llegar con los deberes hechos, y haber conseguido implementar más del 70 % de las resoluciones aprobadas hace un año, y tener otro 25 % en ejecución. Pero lo que más fuerza imprimía a su discurso era saberse portador de medidas sociales destinadas a fortalecer los sectores más vulnerables y los servicios públicos más esenciales: familias, educación, dependencia, sanidad, empleo y emprendimiento, etc. El hecho de que cada propuesta viniese acompañada o precedida de iniciativas complementarias, las hacía más eficaces. Dos ejemplos: la ayuda directa de 100 euros al mes a los recién nacidos, con la ampliación del cheque de guardería y la deducción por cuidado de los hijos asociada a la ayuda adicional para que quienes no tengan una escuela infantil cerca se puedan beneficiar de la atención de un cuidador. Todo ello sin olvidar el plan de conciliación familiar, el de flexibilidad laboral, el aumento de ayudas para libros, o el incremento de plazas de guardería y comedor. También la reducción del IRPF autonómico, complementado con la supresión del impuesto de sucesiones y donaciones que beneficiará al 99 % de los gallegos. Gracias a haber sido capaz de cumplir el objetivo de déficit, hacer un gasto eficiente, conseguir que Galicia sea la segunda Autonomía en la que menos creció la deuda pública desde 2009, y no haber tenido que acudir al Fondo de Liquidez, ahora dispone de 400 millones extra. Por ello Feijóo, al que siempre interpreté tan cómodo en el centroderecha como en el centroizquierda, se presenta más líder y solvente que nunca, libre para asumir el destino en el que mejor pueda servir a la ciudadanía, y preparado para superar el filtro a través del cual se juzga la valía de un dirigente: el éxito de su gestión y su capacidad para escuchar las exigencias y anhelos de los ciudadanos hasta el punto de llegar a optimizar su propio equipo de Gobierno. (El Correo Gallego, 19/10/15). ISSN: 1579-1564
  • 20-D: la cuenta atrás ha comenzado. La aprobación de los Presupuestos Generales del Estado para 2016 ha dado inicio a una reñida cuenta atrás que finalizará el 20 de diciembre. Los líderes de los partidos políticos apuran sus programas para tratar de encandilar a ese cúmulo de indecisos y abstencionistas cuyo voto, de producirse, inclinaría la balanza. La premura con la que desean pasar de contrabando sus "propuestas" dará lugar a meteduras de pata motivadas por la presión de las encuestas electorales, y por la necesidad de hacerse un hueco en la opinión pública a través de titulares. El precedente de Portugal, en el que las tres fuerzas perdedoras juegan a asumir un poder de gestión que no les pertenece, hace que la preocupación de unos por no perder preeminencia electoral, y el nerviosismo de otros por alcanzar una posición de privilegio, sean manifiestos. En el caso de estos últimos especialmente, pues hoy se creen legitimados para saltarse la norma no escrita del periodo democrático de dejar gobernar al partido más votado. Aunque la campaña electoral no ha comenzado, la precampaña constituye el marco perfecto para tantear la reacción popular ante los temerosos y temerarios globos sonda que envía la oposición. Ahí tenemos al PSOE, incordiando a la mayoría católica al proponer romper con el Vaticano y sacar la religión del horario lectivo y del temario evaluable, obsesionado con aumentar la presión fiscal sobre la Iglesia, cuestionar las becas de trabajo y de prácticas, y establecer la triple fórmula contractual de indefinido, temporal, y de relevo y para la formación. También pretende cargarse el contrato de incentivación de emprendedores, reducir el IVA cultural, derogar la ley de Seguridad Ciudadana, prohibir la prostitución, aumentar la recaudación impositiva (sociedades y patrimonio incluidos), y una mayor ayuda al desarrollo y fiscalidad medioambiental. Entre los profanos en gestión nos encontramos a un Podemos que juega a los órdagos inviables (renta generalizada, aumento del salario mínimo, reducción de edad de jubilación, incumplimiento de déficit, o reestructuración de la deuda); y unos Ciudadanos que muestran indefinición en materia de inversiones (¡qué será del AVE!), y flirtean con los copagos educativos y sanitarios, las reformas constitucionales equitativas, la cesión de más competencias y poder recaudatorio a las autonomías, etc. Entretanto, el partido de Gobierno, a sufrir. Si antes los ineludibles sacrificios resultaban malos para la oposición, su actual apuesta por lo social que posibilita un periodo de expansión económica desquicia todavía más a unos contrincantes que sólo pueden tachar de "electoralistas" unas medidas que, sin embargo, los números avalan. Si antes trabajar para cumplir el objetivo de déficit era malo, la mera hipótesis de poder incumplirlo ligeramente ahora, les parece todavía peor. ¡Cosas veredes! (El Correo Gallego, 26/10/15). ISSN: 1579-1564
  • ¿Qué queda por hacer en Cataluña? Dada la película independentista producida, realizada y protagonizada por los líderes del Junts pel Sí, y ahora apropiada y distribuida de manera más radical, si cabe, por los empecinados de la CUP, es justo reconocer que es poco o nada lo que queda por hacer en Cataluña, salvo aplicar las numerosas herramientas jurídicas que nos ofrece nuestro Estado de derecho. Hablo en plural, pues es a todos los españoles a quienes afecta la declaración de golpe de Estado presentada por las "fuerzas" secesionistas a la Mesa del Parlamento Catalán en forma de Propuesta de Resolución. Una Propuesta constituida por nueve puntos, de los cuales yo interpreto seis asentados en el marco de la ilegalidad y otros cuatro en el de la mentira. Visto el desprecio con el que los independentistas han acogido el aumento de la partida hacia Cataluña en los Presupuestos del Estado para 2016 (será la Comunidad más favorecida), y la ingratitud que demuestran pese a haber sido la región que recibió más dinero en los últimos tres años y una mayor inversión estatal en infraestructuras en las últimas dos décadas, opino que ya no hay margen para el diálogo con quienes se aprovechan de nuestra buena disposición y endeblez para hacerse más fuertes y justificar los falsos reclamos con los que manipulan a una parte de la sociedad catalana. Sólo cabe aplicar la Ley cuanto antes, de forma que en el futuro no nos hagan corresponsables de una fractura fraguada también por nuestra inacción. Todos conocemos diez o quince Estados fallidos o sumidos en la ruina que han surgido a lo largo del mundo en el último medio siglo de modo similar. No los mencionaré hoy para no favorecer peligrosas comparaciones. Pero sí citaré, además del Código Penal, preceptos de la Constitución Española que va siendo hora de que apliquemos sin miedo en Cataluña. Me refiero al artículo 1, que habla de esa soberanía nacional que reside en todo el pueblo español, y del Estado como Monarquía parlamentaria; al artículo 2, que nos recuerda la indisoluble unidad de una Nación española que es patria común e indivisible de todos los españoles; el artículo 8, que advierte del deber de las Fuerzas Armadas de defender la integridad territorial de España y su ordenamiento constitucional; o el artículo 155, que permite al Gobierno adoptar las medidas necesarias para que las Comunidades Autónomas cumplan forzosamente sus obligaciones. Si a ello le añadimos el amplio repositorio jurídico que emana del Derecho Internacional contra las sediciones y las secesiones, las resoluciones de la ONU contrarias a los procesos de desintegración nacional, o los Tratados de la UE, que ya desde Maastricht, en su artículo 4.2, avalan las acciones que tienen por objeto garantizar la integridad territorial de los Estados, ¿a qué esperamos para poner a disposición judicial a los cabecillas de esta trama criminal? (El Correo Gallego, 02/11/15). ISSN: 1579-1564
  • Mensajes falaces en el Parlament. Una cosa es que Artur Mas y sus secuaces dilapiden el dinero con el que los españoles ayudamos a pagar sus servicios públicos e infraestructuras, que despilfarren convocando ilegales e improductivos referéndums, que maltraten y prohíban la lengua española, que dividan a la sociedad catalana, que provoquen el enfrentamiento entre algunos catalanes y el resto de los españoles, que destruyan la imagen y el honor de Cataluña, que fomenten el odio e intenten enfrentar a nuestro Gobierno con las instituciones europeas, que traten de disimular sus presuntas corruptelas, que violen los preceptos y normas constitucionales, o que aspiren a robarnos una parte de nuestro propio territorio común (“La lamentable gestión de Artur Mas”, ECG 19/08/2015), y otra muy distinta es que ya incluso nos tomen por imbéciles manipulando el sentido del lenguaje en beneficio propio a través de los mensajes que filtran a la prensa y en sus escritos oficiales. Términos hasta ahora casi sagrados y pertenecientes al patrimonio colectivo como democracia, soberanía, independencia, o integración, están siendo denigrados de manera soez por la camarilla conformada por Junts pel Sí y la CUP. Al menos eso se desprende ya no sólo de las desvergonzadas declaraciones que hacen a diario en los medios, sino de la “Proposta de Resolució” enviada a la Mesa del Parlament y aprobada este lunes en el propio Parlament. Hablan de una “àmplia majoria sobiranista” cuando la única soberanía y la que es a su vez mayoritaria es la soberanía nacional que reside en todo el pueblo español. Pretenden un “estat catalá independent” cuando en verdad saben que lo que nos hace independientes es la indisoluble unidad de una Nación española que es patria común e indivisible de todos los españoles, así como la solvencia económica (que ellos no tienen) para gestionar nuestros recursos compartidos. Proclaman un “procés obert integrador” cuando dejan fuera del mismo ya no sólo al resto de los españoles, sino a más de la mitad de ese pueblo catalán que conforma la propia integridad territorial de España. Preparan las bases de una futura “constitució catalana”, cuando la única constitución que es válida en nuestro Estado de Derecho es la Constitución Española. Proponen “adoptar les mesures necessàries” cuando la única medida válida sería una reforma de la CE que avalasen las Cortes Generales. Pretenden dar respuesta a un “mandat democràtic”, cuando el único mandato democrático es el que surge del acuerdo mayoritario que reflejan las leyes y la CE. Y apelan a una “Cambra legítima i democràtica” y a “els drets fonamentals” cuando su propia “Resolució” constituye un Golpe de Estado que viola los derechos fundamentales de los ciudadanos y hasta los preceptos que emanan del propio Estatut d’Autonomia de Catalunya. (El Correo Gallego, 15/11/15). ISSN: 1579-1564
  • Galicia con la Fundación Andrea. Enfermedades de larga duración, crónicas o terminales que afectan a los más pequeños. Una dura realidad que nadie está libre de padecer, puesto que, como advierten los pediatras, si bien son múltiples las dolencias que se pueden evidenciar desde los primeros meses vida e incluso antes, muchas otras se manifiestan pasados los años. El sufrimiento que generan en las familias es inmenso, pues al impacto de la noticia hay que añadir la desorientación respecto a cómo afrontar un daño letal que se ensaña con la parte más vulnerable de la sociedad. Es aquí donde la Fundación Andrea emerge como epítome de solidaridad, comprensión, orientación y ayuda a las familias que pasan por dicho trance. Pero hay una segunda fase igual o más dura. Padres y madres que deben asumir un cambio que rompe su ritmo vital. Semanas, meses e incluso años de atenciones especiales, de cuidados personalizados, de revisiones, pruebas, ensayos, tratamientos, etc. Según los psicólogos, esta fase es decisiva tanto para la resistencia anímica de los familiares, como para el aliento curativo o paliativo que demandan los pequeños pacientes. La Fundación Andrea se presenta aquí, de nuevo, como pieza clave en las vidas de tantas familias, como ese ángel que cobija en sus entrañables y acogedoras "casitas", y asesora en domicilios, clínicas y centros hospita-larios, a esos familiares, amigos y vecinos nuestros, tan necesi-tados de amparo. ¿Qué podemos hacer nosotros? Más de lo que imaginamos. Nosotros, que nos emocionamos al ver las miserias que azotan el mundo, que sufrimos con esa crisis de refugiados que impacta cruelmente sobre los niños, podemos comprometernos también con quienes sufren a nuestro lado, con quienes tenemos a veces tan cerca que apenas reparamos en su existencia. Podemos difundir la encomiable tarea de la Fundación Andrea, aportar nuestra colaboración laboral y académica, contribuir desinteresadamente a su Fila Cero, y participar con generosidad y solidaridad en las actividades benéficas que organiza. La próxima ya la conocemos. Será este viernes, 20 de noviembre. El pazo de San Lorenzo se vestirá de Gala un año más (y ya van diez) para demostrarle al mundo que en Compostela y en Galicia los niños lo son todo; y que no estamos dispuestos a permitir que toda la responsabilidad de contribuir a su bienestar, a su curación o a esos caros tratamientos que le pueden hacer la vida un poquito más llevadera recaiga exclusivamente en el admirable equipo de la Fundación Andrea. El próximo viernes le mostraremos a Charo Barca y al maravilloso, tierno y tangible espíritu de nuestra adorada Andrea que también nosotros queremos formar parte de su equipo de benefactores; porque para nosotros, los más jóvenes y débiles, nuestros niños y niñas, y los hijos de nuestros amigos y vecinos, representan lo primero, lo principal, lo que de verdad importa. (El Correo Gallego, 16/11/15). ISSN: 1579-1564
  • Mujeres sufridoras. La peligrosa tendencia a asumir como normal la idea de la mujer como la parte sufridora de la sociedad surge de interpretar el rol femenino al servicio de los demás; un estatus que se alcanza a costa de renunciar a su propia identidad como mujer en igualdad de condiciones respecto al hombre. Esta circunstancia, que emana de su perfil multifacético como leal esposa y responsable última del hogar, como madre y encargada principal de la educación de los hijos, o como profesional, soltera e independiente en la que, incluso así, recae el peso de la atención a los mayores o más dependientes de la casa, ha influido en la construcción de una imagen de “sexo débil” que, sin embargo, la realidad constata como “sexo fuerte”. Un estereotipo que perdura en pleno siglo XXI, y que es tan real, como injusto y pernicioso. Este interesado reparto de roles incide en la imagen de la mujer al servicio del hombre y sirve de germen de muchos de los delitos de maltrato machista y violencia doméstica. Desde el pasado miércoles, 25 de noviembre, Día Internacional de la Erradicación de la Violencia contra la Mujer, han sido numerosos los actos para concienciarnos frente a una lacra, una especie de pandemia de violencia física, psicológica, laboral y sexual que trasciende fronteras y requiere una respuesta global (según la ONU Mujeres, 1 de cada 3 mujeres sufre violencia física o sexual en el mundo; y el 43% de las europeas, violencia psicológica). Y aunque es cierto que, como anuncié en la Jawaharlal Nehru University de Nueva Delhi, las vergonzantes cifras que sufre España y Europa no son comparables a “la violencia y el estatus subalterno y marginal” que padecen las mujeres en India, Egipto, Rusia, Pakistán, Afganistán, Indonesia, el África subsahariana, Sudáfrica, México, Guatemala, Nicaragua, El Salvador u Honduras (“El progreso de la realidad femenina”, ECG 11/03/2013), el respeto a la mujer, la reformulación de la masculinidad, la revalorización de la femineidad, y la igualdad de derechos y deberes entre hombres y mujeres “requieren una reeducación social que debe empezar desde muy temprano, que es tarea de padres, madres y educadores, y que debe ser vigilada institucionalmente a lo largo de todo el proceso evolutivo”. Pese a los 1.500 millones de euros y a las 250 medidas judiciales, legales, asistenciales y de concienciación de la “Estrategia para la erradicación de la violencia contra la mujer” que opera en España ­desde 2013 y hasta 2016, 51 mujeres muertas ya este año en nuestro país, y 58 el año pasado, se me antojan demasiados crímenes como para obviar que, como constata la Fiscalía de la Sala Delegada de Violencia sobre la Mujer, ­entre 2009 y 2014 apenas se detectaron 49 condenas por denuncia falsa de un montante de casi 784.000 denuncias interpuestas. (El Correo Gallego, 28/11/15). ISSN: 1579-1564
  • Debates y votos frustrados. No hay nada más peligroso en unas elecciones generales que votar desde la decepción. La experiencia dice que, con el paso del tiempo, la desilusión se vuelve frustración al ver que habitualmente no se consiguen colmar las expectativas creadas. Si negativo es reconocerse frustrado antes de votar, más pernicioso puede ser sentirse malogrado después de ejercer el derecho al voto, al ver que la nueva fuerza que parecía aglutinar las expectativas de los defraudados decepciona todavía más a aquellos que depositaron en ella su confianza. Lo hemos visto ya desde las Municipales, con la capacidad camaleónica de Ciudadanos para favorecer la gestión del PSOE en Andalucía mientras bloquea la del PP en la Comunidad de Madrid. Lo pudimos comprobar con la disposición del PSOE a pactar con Podemos allá donde hiciese falta. Y hasta lo ­estamos percibiendo con la dejadez y el modo de gobernar ineficiente y ­partidista de la izquierda ­radical. Por eso, cuando vi a Albert Rivera, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en el debate del lunes, me alegré de que no hubiese asistido Rajoy, e incluso de que El País no hubiese permitido a Soraya Sáenz de Santamaría acudir en su nombre (dicen que para la pretendida izquierda paritaria no queda bien ver a tres hombres litigar contra una sola mujer, especialmente si la señora se los merienda dialécticamente, como quizá intuía el diario, y como probablemente haga el lunes la Vicepresidenta en el show de Atresmedia). Además, ¿qué es eso de elevar al atril a dos partidos sin representación parlamentaria e ignorar, al tiempo, a UPyD, IU, o a los representantes de los diversos nacionalismos autonómicos, ésos que han ayudado a formar Gobierno en tantas ocasiones? Incluso estuvieron ausentes en las peroratas de los tres líderes, quienes prefirieron hacer protagonista a un Rajoy ausente (según El País, Pedro mencionó a Mariano hasta en 29 ocasiones; Albert lo hizo 25 ­veces (las mismas en las que aludió a Pedro); y, curiosamente, Pablo apenas lo citó 13 veces, casi tantas como a Pedro). Los sesenta segundos de que dispusieron para su mensaje final evidenciaron su afonía política. Rivera reconoció la valía de un pueblo español que sufrió, pero logró levantarse, superar la Transición, llegar a la democracia y alcanzar el bienestar actual (entonces, ¿para qué cambiar?). Sánchez volvió a priorizar a sus militantes y votantes frente al electorado común (¡para conquistar a los de casa no hubiese hecho falta el debate!). Iglesias, por su parte, invocó los programas electorales (ésos en los que toda utopía cabe) y la revocabilidad a medio mandato (¿cuántos de los suyos se librarían de la ira de las corporaciones municipales que ya hoy controlan?). Así las cosas, el vencedor del debate y el que menos se desgastó física y políticamente fue Rajoy. (El Correo Gallego, 05/12/15). ISSN: 1579-1564
  • ¿Qué nos queda tras el 20-D? Pese al grado de satisfacción que cada uno pueda tener con respecto a los resultados electorales de ayer, no nos queda otra que seguir luchando. Es como cuando uno termina de ver esos grandes enfrentamientos deportivos en los que, independientemente de que venza tu equipo o el contrario, cuando sales del estadio y la adrenalina regresa a sus niveles habituales, te preguntas: "¿Y ahora, qué? Y te respondes: "Pues eso, nada; a seguir en la brecha, dando el callo". Cada una de las formaciones políticas ha hecho todo lo que podía para encandilar al electorado con fórmulas más o menos limpias (algunas un tanto sucias, he de reconocer). Unos mostrando galones y resultados, otros añorando pasados gloriosos, y no pocos incluso disimulando el "copia y pega" de sus programas, ocultando su inexperiencia (que a la larga sale costosa en términos de construcción de equipos y articulación de programas improvisados), mintiendo de manera clamorosa, o prometiendo utopías de todo punto irrealizables. Aun así, quiero pensar que, al igual que estos últimos años nunca he imaginado a los líderes del PP levantándose cada mañana y diciendo "vamos a ver de qué manera podemos fastidiar a los españoles", sino "veamos qué medidas debemos tomar, por duras que sean, para mejorar la situación de manera duradera y en beneficio de todos", tampoco imagino a un PSOE pensando "vamos a radicalizarnos para captar a los incautos", ni a un Podemos especulando "asaltemos el poder y tomemos después venganza sobre las clases acomodadas"; ni siquiera a un Ciudadanos cavilando "improvisemos un programa que atraiga distintas sensibilidades, aprovechemos nuestra indefinición, y luego ya veremos cómo hacemos que funcione todo esto". No; no quiero pensar que los partidos actúan así con la única intención de lograr su cuota de poder y acomodar a los suyos. Quiero pensar que todos saben que sin trabajadores el país no sale adelante, que sin empresarios y emprendedores no habría trabajo para la mayoría de los españoles, que sin el control de un Gobierno fuerte sería más difícil la defensa del Estado de bienestar que ahora disfrutamos, y que los márgenes de acción política son cada vez más estrechos debido a la no- table y estabilizadora reglamentación europea. A partir de ahora les pediremos que rindan cuentas. Pero por mucho que le podamos exigir a aquellos en los que hemos depositado nuestro voto y, por tanto, nuestra confianza (y sobre todo a aquellos a los que consideramos nuestros adversarios políticos), el mayor beneficio que podamos obtener para nuestras familias y para el país que habitamos lo conseguiremos gracias a nuestro esfuerzo diario y a nuestro compromiso compartido. Es aquí donde, de nuevo, toma sentido aquel manido y viejo axioma de John F. Kennedy: "No te preguntes qué puede hacer tu país por ti, sino qué puedes hacer tú por tu país". (El Correo Gallego, 21/12/15). ISSN: 1579-1564
  • Miedo disimulado a gobernar. Antes del 20-D todas las formaciones con sueños de Gobierno lucían galones, fantasías o mentiras sin importarles el día después. Son tantos los incumplimientos de unos y otros al alcanzar el poder, que se asume que los ciudadanos dan por hecho la porción de estafa que esconden los programas (otra cosa es que unos se hayan pasado vendiendo propuestas más propias de la ciencia ficción, que de un país "supuestamente" avanzado). No hablo de las "fuerzas" minoritarias, regionales o nacionalistas, que sólo aspiraban a alcanzar una pequeña cuota de poder desde la que ganar influencia en esas Cortes Generales que critican. Me refiero a PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos. Pronto se acalló la euforia tanto de aquellos que creían que estaba todo el pescado vendido con sólo repasar el crecimiento de la economía, como de quienes pensaban que con cuatro pinceladas de corte social y unos cuantos impuestos rebajados el éxito estaba asegurado; de los que imaginaban que una cara bonita y un mensaje altisonante sería suficiente; de los que creían que con cambiar un par de nombres moviendo las fichas del viejo tablero estaba todo hecho; e incluso de quienes suponían que el número de incautos dispuestos a mostrar frustración, rabia o rebeldía era mayor que el tipificado por sociólogos y psicólogos (éstos aseguran que, independientemente del número de personas sobre el que se establezca la muestra, siempre existirá un 30% capaz de acometer la mayor osadía, sin importarle las consecuencias). Todas estas conjeturas, basadas en el asesoramiento ineficiente de quienes engordan bajo el manto que más abriga, se han venido abajo. Ahora toca formar Gobierno; y la mayoría se pone de perfil, o bien exigiendo al contrario condiciones irrealizables, o bien aduciendo una incompatibilidad de caracteres que la experiencia internacional ha demostrado infundada. Dada la incertidumbre económica, política y diplomática a nivel mundial, piensan que es mejor mantenerse en la oposición, esperar a que la perspectiva sea más propicia, y llegar a alcanzar así, quizá dentro de tres o cuatro años (incluso menos) la cuota de poder que les permita hacer y deshacer a su antojo. Sólo Mariano Rajoy parece dispuesto a seguir, con matices, la hoja de ruta trazada. Pedro Sánchez está peor, pues gobernar parece arriesgado, pero apartarse de la lucha supone su ocaso. Albert Rivera apuesta por un Gobierno de coalición a tres bandas que permita disimular fracasos de gestión; y Pablo Iglesias levanta barreras, no vaya a ser que tenga que administrar el cotarro fracasando como su amigo Tsipras, o con 42 diputados reales y desconocidos cuya experiencia, no ya en gestión, sino incluso laboralmente, ni sus vecinos conocen (esto también le preocupa a Rivera). Todos seguirán con sus máscaras. Y la casa sin barrer. (El Correo Gallego, 26/12/15). ISSN: 1579-1564
  • Jóvenes violentos y descarriados. Fanatismo político, humillación a los compañeros, vandalismo callejero, desprecio a la autoridad, violencia contra padres y madres, maltrato a los profesores, y proselitismo en las redes sociales, son algunos de los desatinos tipificados entre las pautas de conducta de nuestros jóvenes. Contra estos vicios formativos trabajan en sincronía los sistemas educativos de los países avanzados. Pero mientras en Hong Kong cierran el espacio aéreo para no molestar a sus estudiantes en exámenes, en Beijing, Singapur y otros contextos fichan a golpe de talonario a profesores destacados, en Japón el estatus del maestro es intocable, y en centros de Norteamérica no distinguen entre laborables y festivos ni profesores ni estudiantes, en España, nuestras trabas económicas y legales nos dejan a la cola de actitudes y resultados. La diferencia radica en que en esos contextos los padres forman parte del sistema de "enseñanza-aprendizaje", y que tanto éstos, como los propios estudiantes, reconocen al "maestro" como autoridad "incuestionable" (término así acuñado en las leyes de los países referidos). ¿Cómo podemos los padres combatir en España la deriva peligrosa de nuestros hijos, cuando el sistema legal aquí nos deja indefensos contra sus hábitos y costumbres? Si no podemos propinar un cachete a tiempo, si no nos permiten fiscalizar sus coqueteos en internet con los radicalismos, si tenemos que disimular nuestra autoridad de padres en público y en privado, ¿cómo puede la ley hacernos responsables civiles de sus actos y conductas? Zapatero enturbió el sistema educativo y la relación filio-parental, pero Rajoy no hizo lo suficiente para corregirlo. Cuando éramos estudiantes, pese a la tentación a la fechoría propia de la inmadurez, la llamada al orden de un profesor o el reproche de un adulto suponían un disgusto para hijos y padres. Hoy los progenitores se ponen del lado de sus hijos, sin llegar a cuestionar las gamberradas de sus retoños. "El profesor le tiene manía a mi niño"; "el vecino nos tiene inquina". Todo vale antes de reconocer nuestra culpa o la mala acción de nuestros vástagos. Si no distinguimos entre padres, hijos y amigos, y si no asumimos el papel director de aquellos que nos enseñan, ¿cómo vamos a convencer a nuestros hijos de que el respeto a la norma, el acato a la autoridad y el buen comportamiento nos hacen libres y decentes? Veinte años de docencia universitaria me han permitido convivir con miles de alumnos. Esta experiencia, anecdótica frente a lo vivido por quienes me precedieron, me permite afirmar que las leyes y costumbres actuales son incorrectas. Aun así, y pese a los atentados a la autoridad que vemos a diario, debo reconocer que la mayoría de los estudiantes son ejemplares, y que sufren tanto como nosotros los despropósitos de esos otros jóvenes que hemos dejado descarriar entre todos. (El Correo Gallego, 28/12/15). ISSN: 1579-1564
  • Seremos mayoría absoluta. Un gran Pacto, con mayúsculas, alude siempre a algo ambicioso, retador, desafiante. Como un acuerdo entre partes, en el que los intereses de un tercero, que suele ser mayoritario, es priorizado frente a las ambiciones cortoplacistas de corporaciones políticas o grupos de poder. Un gran Pacto siempre busca el bien común. Su grandeza radica en la capacidad de renuncia, en la generosidad de aquellos que saben que los réditos de su esplendidez se verán recompensados. El pacto del 78 es un buen ejemplo. ¿Quién teme, pues, este tipo de pactos? Desde luego, no los hombres y mujeres de Estado. No los representantes políticos y sociales que asumen que su verdadera función es la de estar al servicio de la sociedad. Aquellos que entienden que nociones como País, desarrollo económico y compromiso social, sólo logran alcanzar su verdadero significado a través de acciones propias de estadistas, de gente capaz de anteponer el bienestar y el progreso de una nación a las tensiones mezquinas que emergen del ansia de poder, de la miserable cuota de preeminencia que emana de contentar a los suyos, o de la cornucopia de los privilegiados del sistema. Esta reflexión brota de la situación por la que pasa España. Un temerario estado de circunstancias que amenaza con echar abajo el esfuerzo de tantos ciudadanos inocentes, y de tantos otros que, sin ser tan inocentes ante la crisis, también pueden ser víctimas de quienes contribuyan a tirar por tierra el sacrificio y la tenacidad de muchos. Los dos grandes partidos, PP y PSOE, y el tercero en "concordia", Ciudadanos (no puedo incluir aquí al cuarto en "discordia", Podemos), parecen incapaces de asumir este principio solidario que caracteriza a los países que siguen siendo los referentes de la economía o la política (véanse Alemania, Dinamarca, Francia, e incluso la unión entre radicales de izquierda y derecha en Grecia). Coincidirán conmigo en que parece ilógico que, precisamente el país que más ha sabido demostrar su capacidad de reacción ante la crisis, que más ha manifestado su fortaleza, que de forma más evidente ha asumido las reformas que luego han hecho suyas potencias como Francia o Italia, no sea ahora capaz de corresponder, con sus decisiones, a la confianza depositada en nosotros por nuestros socios extranjeros y por esos inversores que nos catalogaban como un país serio y responsable. Imagino que no seré yo el único que se sienta defraudado. Supongo que esa desafección hacia la política que hemos sentido tantos, se verá ahora acrecentada si aquellos en los que hemos confiado durante casi cuatro décadas no son capaces de estar a la altura. Si es así, que no cuenten con nuestro apoyo, y que asuman, sin embargo, la fuerza que puede llegar a emanar de los decepcionados, abstencionistas, independientes e indecisos el día en que intentemos organizarnos. Seremos mayoría. Absoluta. (El Correo Gallego, 04/01/16). ISSN: 1579-1564
  • Los zapatones de Rajoy. Una vez superada, o no, la larga resaca del 20-D, y una vez asumidos los mensajes políticos, vienen a mi mente otros signos de los cuatro candidatos que bien podrían resultar significativos desde el punto de vista de la semiótica, los estudios culturales y la tan popular comunicación no verbal. Me baso en sus entrevistas (no sólo en la 1 de TVE), y en los encuentros de Rajoy con los líderes de la oposición en La Moncloa. Les daré tres ejemplos. Empecemos por el calzado. No sé si se habrán fijado (todavía están a tiempo si manejan Internet), pero los zapatos de Rajoy resultan chocantes. Primero, porque nunca viste el típico calzado asociado a un vestir elegante, sino unos zapatones rudos, fornidos, de aspecto resistente. Parece que Mariano Rajoy prefiere sacrificar la elegancia en favor de la efectividad para el trabajo diario. Pedro Sánchez los lleva brillantes e impolutos; incluso rectilíneos, como Albert Rivera. Pablo Iglesias parece variar más, pero siempre buscando la comodidad y el toque informal. Los que más sorprenden son los de Rajoy, pues se retuercen en la punta hacia arriba, en señal de desgaste ante la mesa de despacho o por patear caminos empinados (en cierto modo, me recuerdan al calzado de obreros y campesinos). Sigamos con sus andares y poses. Rajoy camina decidido, pero con los brazos pendulantes, como si estuviese incómodo por no tener nada que manejar con las manos (de nuevo, como los obreros y campesinos). Sánchez e Iglesias, sin embargo, caminan como estrellas de cine, moviendo el cuerpo ligeramente a derecha e izquierda, casi como desfilando sobre una pasarela. Fíjense que Iglesias incluso se inclina levemente hacia delante, como desafiante y mostrando seguridad en sí mismo. Rivera adopta una postura de estudiada elegancia, estilo maniquí, jugueteando con los puños de la camisa o con el botón central de su planchada americana. ¿Y qué hay del modo de sentarse? Es más significativo todavía. Rajoy, hasta en La Moncloa, se sienta incorporado hacia delante, con las piernas separadas y en paralelo, como dispuesto a hablar o interesado en escuchar. Rivera combina esta postura con la que suele adoptar Pedro Sánchez, reposado, relajado sobre la silla o el sofá, y con las piernas cruzadas "a huevo prieto", como suelen hacer los banqueros o los grandes ejecutivos de traje caro. Iglesias no, él lo hace "a huevo suelto", con las piernas cruzadas, sí, pero con el tobillo sobre la rodilla opuesta y reclinado hacia atrás, como sobrado, como diciendo, "dime lo que quieras, que me entra por un oído y me sale por el otro". De creer lo que nos dicen los expertos en este tipo de lenguajes, parecería que uno, Rajoy, trabaja, mientras otros dos, Sánchez e Iglesias, desfilan, y un cuarto, Rivera, posa. Si alguien es capaz de interpretarlo de modo distinto, que me lo haga saber, y seguiré aprendiendo. (El Correo Gallego, 11/01/16). ISSN: 1579-1564

Política Internacional: Columnas de opinión y artículos de análisis

  • Paradojas de la actualidad. (El Correo Gallego, El Correo 2, 18/10/09). ISSN: 1579-1564
  • China. El gigante que ya está despierto. (El Correo Gallego, Portada del Suplemento Cultural Dominical El Correo 2, 01/11/09). ISSN: 1579-1564
  • Obama. EEUU: El sueño de un nuevo líder. (El Correo Gallego, Portada del Suplemento Cultural Dominical El Correo 2, 08/11/09). ISSN: 1579-1564
  • Berlín, muros e hipocresía. (El Correo Gallego, El Correo 2, 15/11/09). ISSN: 1579-1564
  • Piratas. Terrorismo, chantaje y extorsión en el agua. (El Correo Gallego, Portada del Suplemento Cultural Dominical El Correo 2, 22/11/09). ISSN: 1579-1564
  • Rumanos. Un deseo de orgullo y futuro en europa. (El Correo Gallego, Portada del Suplemento Cultural Dominical El Correo 2, 29/11/09). ISSN: 1579-1564
  • El clima anda revuelto. Las cumbres climáticas, éxodo rural y caos globalizado. (El Correo Gallego, El Correo 2, 20/12/09). ISSN: 1579-1564
  • Política e ideología en 2010. Comunistas millonarios, liberales comprometidos y nuevas vías. (El Correo Gallego, El Correo 2, 22/12/09). ISSN: 1579-1564
  • Europa sigue en obras. Ideales, educación, carencias, tratado de Lisboa y retos. (El Correo Gallego, El Correo 2, 07/02/10). ISSN: 1579-1564
  • Ya no voto a ZP. Decisiones que implican coste social y movilización política. PSOE, PP y BNG en el punto de mira. (El Correo Gallego, El Correo 2, 23/05/10). ISSN: 1579-1564
  • El Ave que no vuela. Los gallegos, al igual que José Blanco, se juegan mucho. El Ministro que salvó al PSOE. (El Correo Gallego, El Correo 2, 30/05/10). ISSN: 1579-1564
  • De caza en Gaza. El ataque al "Mavi Mármara" demuestra la prepotencia israelí. Una vida marcada por el miedo. (El Correo Gallego, El Correo 2, 13/06/10). ISSN: 1579-1564
  • Las dos caras del Mundial. No es oro todo lo que reluce en la Copa del Mundo de Fútbol. Sudáfrica puede con otros éxitos. (El Correo Gallego, El Correo 2, 20/06/10). ISSN: 1579-1564
  • El día de Estados Unidos. Cada 4 de julio celebran su Declaración de Independencia. Un país que atrae y aterra a la vez. (El Correo Gallego, El Correo 2, 04/07/10). ISSN: 1579-1564
  • El "burka" de la discordia. El uso del velo debe ser despolitizado y contextualizado. Una zona cero de tolerancia y libertad. (El Correo Gallego, El Correo 2, 22/08/10). ISSN: 1579-1564
  • Resurgen las cruzadas. Las luchas religiosas muestran nuestra actual decadencia. (El Correo Gallego, El Correo 2, 14/11/10). ISSN: 1579-1564
  • La falsa moneda. Desconcierto y especulación ante el Euro. (El Correo Gallego, 27/11/10). ISSN: 1579-1564
  • Del Watergate al "cablegate". El caso Wikileaks. (El Correo Gallego, 04/12/10). ISSN: 1579-1564
  • Europa y Fuenteovejuna. El Tratado de Lisboa cumple un año sin euforias ni mosqueteros. (El Correo Gallego, El Correo 2, 05/12/10). ISSN: 1579-1564
  • La China de Liu Xiaobo. Sobre el Premio Nobel de la Paz 2010 y la reacción de China ante el mundo. (El Correo Gallego, 11/12/10). ISSN: 1579-1564
  • Cancún da la alarma. Sobre la Cumbre del Clima y el cambio climático. (El Correo Gallego, 18/12/10). ISSN: 1579-1564
  • Lotería de mercados. Empresarios e inversores frente a las economías emergentes del mundo, BRIC y Eagles. (El Correo Gallego, 27/12/10). ISSN: 1579-1564
  • Un cubalibre, por favor. En Cuba se observa una apertura hacia la iniciativa privada y una disminución del control estatal. (El Correo Gallego, 02/01/11). ISSN: 1579-1564
  • Desde Rusia con amor. Las relaciones diplomáticas con Rusia en el Año Dual España-Rusia. (El Correo Gallego, 08/01/11). ISSN: 1579-1564
  • ¿Hay esperanza en 2011? Los errores demandan un pacto social y político ilusionante. (El Correo Gallego, El Correo 2, 09/01/11). ISSN: 1579-1564
  • Madrid-Moscú vía Pekín. Las relaciones económicas con Rusia y China. (El Correo Gallego, 15/01/11). ISSN: 1579-1564
  • La burbuja se desinfla. El precio de la vivienda debe bajar todavía más para seducir. (El Correo Gallego, El Correo 2, 16/01/11). ISSN: 1579-1564
  • Túnez me da 10 lecciones. El efecto contagioso de la lucha contra la tiranía. (El Correo Gallego, 22/01/11). ISSN: 1579-1564
  • El turismo aún seduce. Países desarrollados y emergentes compiten en el sector. (El Correo Gallego, El Correo 2, 23/01/11). ISSN: 1579-1564
  • ¿Quién ganó en Portugal? Análisis de los resultados de las Elecciones Presidenciales del 23 de enero de 2011. (El Correo Gallego, 29/01/11). ISSN: 1579-1564
  • Haití llora en silencio. Un país sufre, enferma y muere mientras les describo su angustia. La población haitiana pierde la esperanza. La ayuda no termina de llegar y el cólera acrecienta su dolor. (El Correo Gallego, Portada del Suplemento Cultural Dominical El Correo 2, 30/01/11). ISSN: 1579-1564
  • De Joyce a Berlusconi. De la parálisis europea y el caso del Primer Ministro italiano. (El Correo Gallego, 05/02/11). ISSN: 1579-1564
  • La mirada inmigrante. Un fenómeno que requiere un diagnóstico social y afectivo. (El Correo Gallego, El Correo 2, 06/02/11). ISSN: 1579-1564
  • ¿Quién queda tras Mubarak? Sobre los manifestantes de la plaza Tahrir de El Cairo y la renuncia al poder del Presidente de la República Árabe de Egipto. (El Correo Gallego, 12/02/11). ISSN: 1579-1564
  • Rania de Jordania y los otros. (El Correo Gallego, 19/02/11). ISSN: 1579-1564
  • Hermanos Musulmanes. Grupos islamistas en el punto de mira tras la revuelta egipcia. (El Correo Gallego, El Correo 2, 20/02/11). ISSN: 1579-1564
  • Obama y Ashton: 'ni-nis' en Libia. La pasividad internacional ante el genocidio. (El Correo Gallego, 26/02/11). ISSN: 1579-1564
  • El endeble gatito irlandés. Elecciones generales anticipadas y estrategias de futuro. (El Correo Gallego, 05/03/11). ISSN: 1579-1564
  • Experiencias de exilio. Del desarraigo interior al grito de esperanza y libertad. (El Correo Gallego, El Correo 2, 06/03/11). ISSN: 1579-1564
  • En Inglaterra cuecen habas. El impacto de la crisis en Reino Unido y otras cuestiones. (El Correo Gallego, 12/03/11). ISSN: 1579-1564
  • Facendo país. Londres e Oxford renden honras a Galicia e á súa literatura. (El Correo Gallego, El Correo 2, 13/03/11). ISSN: 1579-1564
  • Las 'Pepas' rigen el mundo. Constituciones, derechos y la construcción de los Estados. (El Correo Gallego, 19/03/11). ISSN: 1579-1564
  • Los aciertos de Ahmadineyad. Sobre la entrevista al presidente de la República de Irán, Mahmud Ahmadineyad. (El Correo Gallego, 21/03/11). ISSN: 1579-1564
  • Japón y sus verdades. En torno a la transparencia informativa tras la catástrofe. (El Correo Gallego, 26/03/11). ISSN: 1579-1564
  • 10 preguntas sobre Libia. ¿Qué ha estado haciendo la privilegiada clase diplomática todo este tiempo? (El Correo Gallego, 27/03/11). ISSN: 1579-1564
  • Siria no es Libia. El Asad, su ejército y la relevancia geopolítica siria. (El Correo Gallego, 02/04/11). ISSN: 1579-1564
  • Traición a la japonesa. Japón despertó a Godzilla al desestimar los riesgos nucleares y traicionar la memoria de los muertos en Hiroshima, Nagasaki y el Atolón Bikini. (El Correo Gallego, 04/04/11). ISSN: 1579-1564
  • El cinismo de las armas. La doble moral del mundo desarrollado en el tráfico internacional de armas. (El Correo Gallego, 09/04/11). ISSN: 1579-1564
  • Colombia, el Ritz y diez retos. Sobre la visita del presidente de la República de Colombia, Juan Manuel Santos Calderón, a España, y sus diez grandes retos. (El Correo Gallego, 16/04/11). ISSN: 1579-1564
  • Palestina y los Príncipes. En torno al futuro Estado palestino, al apoyo de asociaciones catalanas y a la reunión de don Felipe y doña Letizia con el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abbas, en Ramala, tras su encuentro con Simon Peres y Benjamin Netanyahu en Israel. (El Correo Gallego, 17/04/11). ISSN: 1579-1564
  • Mediterráneo, zona de guerra. Un viaje marítimo por las costas de Argelia, Túnez y Libia constatando la lucha bélica y de supervivencia que experimenta la zona. (El Correo Gallego, 24/04/11). ISSN: 1579-1564
  • Hacia el espacio Schengen. Del norte de África y Oriente Medio hacia Lampedusa, La Valeta en Malta y Mesina en Sicilia. El lado humano de la inmigración generada por la "primavera árabe" hacia el Espacio Europeo. (El Correo Gallego, 25/04/11). ISSN: 1579-1564
  • 10 polémicas y una boda Real. En torno a la boda del príncipe Guillermo y la plebeya Kate Middleton. (El Correo Gallego, 30/04/11). ISSN: 1579-1564
  • Irlanda mira al pasado. Irlanda en el punto de mira internacional para analizar los motivos de su fatal desplome. (El Correo Gallego, 01/05/11). ISSN: 1579-1564
  • Obama, el justiciero de Osama. La faceta más sombría de la Administración estadounidense frente a Bin Laden. (El Correo Gallego, 07/05/11). ISSN: 1579-1564
  • La cátedra de Juan Pablo II. ¿Qué tiene Karol Wojtyla que lo hace tan cercano a la gente? El corazón del Estado de la Ciudad del Vaticano. (El Correo Gallego, 08/05/11). ISSN: 1579-1564
  • Europa sin 'Eurovisión'. Tras el Día de Europa, euroescepticismo se acrecienta tanto entre los poderosos como entre los ciudadanos de las zonas periféricas. (El Correo Gallego, 14/05/11). ISSN: 1579-1564
  • La otra cara de Pakistán. Los paquistaníes están deseosos de limpiar la imagen de inseguridad que persigue a su país. (El Correo Gallego, 16/05/11). ISSN: 1579-1564
  • Isabel II no es irlandesa. Causas del recelo con el que la República de Irlanda ha acogido la histórica visita de la monarca británica. (El Correo Gallego, 21/05/11). ISSN: 1579-1564
  • La resaca del escocés. Alex Salmond revoluciona el panorama político en Escocia tras las elecciones autonómicas. (El Correo Gallego, 23/05/11). ISSN: 1579-1564
  • O'Bama a la europea. La presencia del presidente de EEUU en la República de Irlanda, Reino Unido, Francia y Polonia como acción para reforzar sus niveles de popularidad. (El Correo Gallego, 28/05/11). ISSN: 1579-1564
  • Las dos caras de África. El proyecto de la Unión Africana. Las celebraciones del Día de África reclaman responsabilidad en el desarrollo sostenido del Continente, más autogestión y el decisivo papel de los jóvenes. (El Correo Gallego, 30/05/11). ISSN: 1579-1564
  • En el Este se sufre más. El impacto de la crisis europea en los países del Este. Rusia y Moscú como destino. (El Correo Gallego, 04/06/11). ISSN: 1579-1564
  • Guillermo, Kate y los rumanos. Rumanía lucha por salir del bache e imponer su dimensión más internacional. (El Correo Gallego, 05/06/11). ISSN: 1579-1564
  • ¿Es Turquía un referente? Elecciones y retos de la 17ª economía del mundo. (El Correo Gallego, 11/06/11). ISSN: 1579-1564
  • Los vaivenes de la política. Crisis ideológicas y cambios en la dirección y en la intención del voto en los países europeos. (El Correo Gallego, 12/06/11). ISSN: 1579-1564
  • San Putin y el beato Medvédev. Ante las elecciones presidenciales de 2012, la madre Rusa se está replanteando el futuro que había planificado para sus hijos. (El Correo Gallego, 18/06/11). ISSN: 1579-1564
  • La celebración del Bloomsday. Ciudades de todo el mundo rememoran el 16 de junio de 1904, fecha en la que se sitúa la acción del Ulises de James Joyce. (El Correo Gallego, 19/06/11). ISSN: 1579-1564
  • ¿Norirlandés o "del Norte"? Nuevos "enfrentamientos" y "disturbios" (Troubles) en las calles de Belfast con la llegada del verano. La historia se repite cada año. (El Correo Gallego, 25/06/11). ISSN: 1579-1564
  • Democracia a la peruana. Las promesas de Ollanta Humala tras las elecciones presidenciales. ¿"Humalistas" enfrentados a "fujimoristas"? (El Correo Gallego, 27/06/11). ISSN: 1579-1564
  • Empresas al exterior. Nuevas estrategias de inversión en el mercado internacional. (El Correo Gallego, El Correo 2, 03/07/11). ISSN: 1579-1564
  • El llanto heleno. Las protestas del pueblo griego ante las nuevas medidas de ajuste decretadas por el Gobierno en impuestas por la UE y el FMI. (El Correo Gallego, 04/07/11). ISSN: 1579-1564
  • Carta a mis amigos árabes. Los anhelos, luchas y vicisitudes del pueblo árabe compartidas desde España. (El Correo Gallego, 09/07/11). ISSN: 1579-1564
  • El rastro del dragón. Un análisis semiótico del despertar y el impacto económico de la China moderna. (El Correo Gallego, 11/07/11). ISSN: 1579-1564
  • En EEUU sí habrá acuerdo. Sobre la posibilidad de aumentar el techo de la deuda estadounidense. (El Correo Gallego, 16/07/11). ISSN: 1579-1564
  • Rajoy lo sabe bien. La anemia de la Unión Europea nos hace todavía más débiles. (El Correo Gallego, El Correo 2, 17/07/11). ISSN: 1579-1564
  • Dónde está Sudán del Sur. La gestación de un país que quiere hacer un guiño al denominado mundo occidental. (El Correo Gallego, 19/07/11). ISSN: 1579-1564
  • Chicanos 'back home'. Dada la crisis económica estadounidense, los emigrantes mexicanos realizan un recorrido inverso y regresan a la economía emergente de México. (El Correo Gallego, 23/07/11). ISSN: 1579-1564
  • Yo a Las Vegas, tú a Nueva York. Con la Ley de Igualdad de Matrimonio, Nueva York se convirtió estos días en epítome de libertad e igualdad de derechos y deberes. (El Correo Gallego, 25/07/11). ISSN: 1579-1564
  • Oslo y los momentos de falsedad. Los atentados perpetrados en Noruega son una muestra más de la decadencia de la sociedad actual. (El Correo Gallego, 30/07/11). ISSN: 1579-1564
  • Las deudas con Guinea Ecuatorial. Desidia y colaboracionismo en un área geográfica que fue nuestra y abandonamos a su suerte. El compromiso de Juan Tomás Ávila Laurel. (El Correo Gallego, 01/08/11). ISSN: 1579-1564
  • Un regalo envenenado para Obama. Capacidad de negociación y consenso ante la Cámara y el Senado. Los recortes generan nuevas víctimas. (El Correo Gallego, 06/08/11). ISSN: 1579-1564
  • La casa que desea Berlusconi. Il Cavaliere defiende la solvencia italiana. La representatividad de Roma, Milán y Génova. (El Correo Gallego, 07/08/11). ISSN: 1579-1564
  • Hoy en Londres y mañana dónde. Las múltiples y variadas causas de los disturbios en Inglaterra. Del desempleo y los recortes sociales a la cuestión racista. (El Correo Gallego, 13/08/11). ISSN: 1579-1564
  • La imagen de Francia se deteriora. La gestión de los problemas de la Eurozona, el déficit público y la larga lista de escándalos deterioran al país galo. (El Correo Gallego, 14/08/11). ISSN: 1579-1564
  • Rajoy es y no es Obama. Mariano Rajoy es el caso opuesto a toda esta parafernalia que caracteriza a ciertos líderes actuales. Si mantiene su independencia de criterio, el éxito futuro lo tiene asegurado. (El Correo Gallego, 20/08/11). ISSN: 1579-1564
  • China ya alecciona a EEUU. Un país de tradición comunista aleccionando en materia económica y financiera a quien pasa por ser el epítome del capitalismo mundial. (El Correo Gallego, 21/08/11). ISSN: 1579-1564
  • Las dudas de la era pos-Gadafi. ¿Quién se erigirá como líder capaz de aglutinar sensibilidades tan dispersas? ¿Cómo se van a gestionar los intereses económicos y empresariales en Libia? (El Correo Gallego, 27/08/11). ISSN: 1579-1564
  • Los estudiantes chilenos se hacen oír. La necesaria reforma constitucional que logre erradicar una enseñanza a todas luces elitista. (El Correo Gallego, 28/08/11). ISSN: 1579-1564
  • B16 y la JMJ van de Madrid a Río. Se confirma el éxito de la visita de Benedicto XVI a España. Tras la JMJ, Río quedará preparada para acoger el Mundial de Fútbol en 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016. (El Correo Gallego, 29/08/11). ISSN: 1579-1564
  • Rajoy y la gran bola del mundo. La necesaria reconstrucción de nuestra imagen y de las políticas geoestratégicas exteriores. (El Correo Gallego, 03/09/11). ISSN: 1579-1564
  • Los conflictos del gigante asiático. Aumentan el malestar social y las movilizaciones civiles de las clases medias. (El Correo Gallego, 04/09/11). ISSN: 1579-1564
  • El utópico tándem Blanco-Rajoy. La experiencia política de Mariano Rajoy y José Blanco al servicio de la ciudadanía. (El Correo Gallego, 10/09/11). ISSN: 1579-1564
  • El legado del 11-S. Afirmaba Peter Ustinov que "el terrorismo es la guerra de los pobres y la guerra es el terrorismo de los ricos". Transcurridos diez años desde los atentados de Nueva York, persiste la falta de diálogo entre civilizaciones. (El Correo Gallego, 11/09/11). ISSN: 1579-1564
  • El Sur de EEUU, a debate aquí. La singularidad política, económica, social y cultural de dieciséis Estados con un don especial para la literatura. Santiago de Compostela alberga el Southern Studies Forum que coordina Constante González Groba. (El Correo Gallego, 12/09/11). ISSN: 1579-1564
  • El G-7 no cantó la Marsellesa. O ajuste presupuestario y recortes, o estímulos de reactivación e inyecciones económicas estatales. (El Correo Gallego, 17/09/11). ISSN: 1579-1564
  • Los palestinos como prioridad. Sólo la paz, la devolución de los derechos y libertades usurpadas, y el reconocimiento de un Estado Palestino hará que se puedan construir dos Estados verdaderamente democráticos en la zona. (El Correo Gallego, 18/09/11). ISSN: 1579-1564
  • Esas pobres señorías ricas. ¿Estamos ante un ejercicio de transparancia o presenciamos un acto más de demagogia política con la publicación del patrimonio de los parlamentarios? (El Correo Gallego, 19/09/11). ISSN: 1579-1564
  • Panamá amplía su canal gallego. Su mera situación estratégica realza y justifica su impresionante dimensión comercial. El mejor sitio para gritar al mundo las virtudes de Galicia. (El Correo Gallego, 25/09/11). ISSN: 1579-1564
  • Fukushima mon amour. Premio Príncipe de Asturias de la Concordia 2011 a los héroes de Fukushima. Una metáfora de apoyo a todo el pueblo japonés en medio de protestas antinucleares en el país nipón. (El Correo Gallego, 26/09/11). ISSN: 1579-1564
  • Brasil presume de mujer. Por José Manuel Estévez-Saá (El Correo Gallego, 27/09/11). ISSN: 1579-1564 SU NOMBRE es Dilma Vana Rousseff, tiene una mirada que infunde confianza y seguridad, y es, desde el 1 de enero, la primera mujer que preside el Gobierno de la emergente República Federativa de Brasil. Esta economista, de la cosecha del 47, manifiesta una clara solvencia en público y defiende con vehemencia unos postulados que harán que pase a la historia no por ser mujer, sino por haber demostrado al mundo que después de los 35 presidentes que la precedieron, la primera mujer que se hace con el control del Palacio da Alvorada, ha sido también la primera en inaugurar la Asamblea General anual de la ONU (y ya van 66 convocatorias) el pasado miércoles y dirigirse, con la fuerza que la caracteriza, a los jefes de Estado y de Gobierno de buena parte del mundo, no sin antes lamentar no poder “tener representada a Palestina como miembro de pleno derecho en la sala”. Resulta llamativo que tenga que ser una mujer recién llegada al máximo poder (la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner también apoyó la propuesta) la que llame la atención públicamente a la administración Obama por su compadreo con Israel y su empecinamiento en contra del reconocimiento legal del pueblo palestino; un reconocimiento, por cierto, que viene abalado por prácticamente la totalidad de los Estados miembros de la ONU, algo que, de por sí, tendría que ser vinculante por encima del derecho de veto que puedan tener países como Estados Unidos, la República Francesa, el Reino Unido, la República Popular China y la Federación Rusa (un veto que hoy se me antoja injusto y que demanda una revisión de los acuerdos pactados en la Carta de las Naciones Unidas; documento que data, no lo olvidemos, de junio de 1945).
    En su discurso inaugural, Dilma Rousseff afirmó que su voz reclamaba democracia e igualdad, y que su humildad personal no le impedía mostrar, desde la tribuna, su “orgullo de mujer”. Su objetivo era hablar de “coraje y sinceridad”, palabras que, al igual que “alma, vida y esperanza”, pertenecen al género femenino en lengua portuguesa. El mensaje ante la crisis fue claro: “O nos unimos todos y vencemos, o terminamos todos derrotados”. Insinuó que la “falta de recursos políticos” era más perniciosa que la “falta de dinero” y recordó a los más de doscientos millones de desempleados que hay en el mundo; un mal, según la Presidenta, que engendra desesperanza, violencia y dolor. Habló también de reformar los sistemas financieros y de incentivar los mercados internos de los países afectados, que son casi todos, y abrazó el espíritu de la Primavera Árabe. Pero el momento más memorable llegó cuando, tras dar la bienvenida a Sudán del Sur, anheló la reconstrucción del Estado palestino conforme a las fronteras de 1967, demandó la representación de pleno derecho de Palestina en la Asamblea, y antepuso su reconocimiento internacional a una futura “paz duradera en Oriente Medio”. Como muestra, Brasil, donde, como afirmó Rousseff, “árabes y judíos son compatriotas y viven en armonía”. www.josemanuelestevezsaa.com
  • Las mujeres víctimas de TSH. Por José Manuel Estévez-Saá (El Correo Gallego, 01/10/11). ISSN: 1579-1564 DURANTE toda esta semana han tenido lugar diversas acciones no sólo en España sino en todo el mundo para conmemorar el Día Internacional en contra de la explotación y el tráfico de mujeres, que se celebró el pasado día 23 de septiembre. Buena parte de estas iniciativas han sido gestionadas desde las múltiples ONG comprometidas con la asistencia y la integración social de las víctimas de Trata de Seres Humanos (TSH) para fines de explotación sexual. La incorporación de varios países a la Unión Europea y la posterior firma del tratado Schengen, especialmente tras la ampliación de 2004 y el derecho inherente a la libre circulación, ha motivado que las leyes de extranjería de los distintos Estados se hayan tenido que ir modificando a media que surgían nuevas necesidades sociales, jurídicas y económicas, teniendo como base el Protocolo de Palermo para prevenir, reprimir y sancionar la Trata de Seres Humanos y la Convención de Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional (2000).
    En España, el incremento que ha experimentado la prostitución en las últimas dos décadas (primero mujeres de origen latinoamericano, luego aquellas trasladadas desde África Central, especialmente Nigeria y Ghana, y, finalmente, las provenientes de los países del Este), junto con la proliferación de pisos y viviendas destinadas a los servicios de carácter sexual, ha dado como resultado una marea de mujeres engañadas, explotadas, anuladas por el miedo, las deudas contraídas, la falta de conocimientos, la ausencia de documentación personal y del viaje (que les es retirada a su llegada). Ello ha propiciado una nueva reflexión jurídica y un replanteamiento de las medidas de integración de las víctimas. Son tres los objetivos: el “control de flujo de inmigrantes”, la “adecuación a las directrices europeas” y la “lucha contra las mafias”. Especialmente relevantes han sido, por un lado, la Ley Orgánica 10/2011, de 27 de julio, que modifica la Ley Orgánica 4/2000 y la 2/2009, sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social, y abunda en las nuevas concesiones que se le otorgan a las víctimas y a sus familiares si deciden colaborar. Por otro, la reforma del Código Penal (23/12/2010), que tipifica y concretiza, por fin, el delito de Trata.
    En Europa, diversos centros se han especializado en asistir a las víctimas de explotación sexual. En Santiago de Compostela, además de la tarea del Grupo de Fronteras y de la excelente labor del Grupo de Extranjeros de la Policía Nacional, destaca el trabajo realizado por el Centro da Muller Vagalume, que, desde la gratuidad y la confidencialidad, y en colaboración con el Grupo Operativo de Extranjeros, lleva tiempo estudiando los mecanismos utilizados por las mafias para silenciar a las víctimas de Trata, analizando el proceso degenerativo físico y mental que sufren estas mujeres, informándolas acerca del amparo legal, residencial y laboral que las asiste, ayudándolas en materia de asistencia médica y psicológica, y realizando programas destinados a su formación e integración social. www.josemanuelestevezsaa.com
  • Los indignados de Obama. El presidente estadounidense critica a Europa para desviar la atención. El movimiento 17-S Occupy Wall Street y los problemas internos están socavando su popularidad. (El Correo Gallego, 02/10/11). ISSN: 1579-1564
  • Revueltas y desempleo global. Hay dos maneras de enfrentarse al paro y a la degradación de las condiciones laborales que están detrás de las revueltas civiles que experimenta el mundo. (El Correo Gallego, 03/10/11). ISSN: 1579-1564
  • EEUU, la OTAN y Zapatero. Discursos cruzados de Leon Edward Panetta y José Luis Rodríaguez Zapatero en torno al asentamiento en 2013 del escudo antimisiles en la base naval de Rota. ¿Qué gasto nos supondrá este acuerdo? (El Correo Gallego, 08/10/11). ISSN: 1579-1564
  • Los mundos y las políticas. Las revueltas civiles y los movimientos de indignación que recorren el mundo fuerzan nuevos gobiernos, aunque lo que pretenden es un cambio de políticas, no de políticos. (El Correo Gallego, 09/10/11). ISSN: 1579-1564
  • La aberrante pena de muerte. Una panorámica internacional con motivo del Día Mundial contra la Pena de Muerte. (El Correo Gallego, 15/10/11). ISSN: 1579-1564
  • Días de hambre y pobreza. Del Día Mundial de la Alimentación al Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza y a la hambruna en el Cuerno de África. (El Correo Gallego, 16/10/11). ISSN: 1579-1564
  • Partícipes de la Revolución Global. Del 15-M al 15-O en el mundo. Plataformas y preceptos que rigen los movimientos sociales. (El Correo Gallego, 17/10/11). ISSN: 1579-1564
  • Neocolonialismo en Libia. Gadafi tenía la lección bien aprendida. (El Correo Gallego, 22/10/11). ISSN: 1579-1564
  • La ONU está de fiesta. En el Día de las Naciones Unidas, no es oro todo lo que reluce en la organización. (El Correo Gallego, 23/10/11). ISSN: 1579-1564
  • Portugal bien vale una boda. Medidas destinadas al ahorro y recortes sociales damnifican a los sectores más inocentes. (El Correo Gallego, 24/10/11). ISSN: 1579-1564
  • Islamismo y democracia. La Primavera Árabe y el error de interpretar el islamismo desde la óptica de los posicionamientos ideológicos y religiosos del mundo occidental. (El Correo Gallego, 29/10/11). ISSN: 1579-1564
  • 10 soluciones para Libia. Claves para reconducir la regeneración de un país que se merece la libertad. (El Correo Gallego, 30/10/11). ISSN: 1579-1564
  • Irlanda sí es El Dorado. La verde Éire sabe cómo luchar para recuperarse en medio de las elecciones presidenciales. (El Correo Gallego, 05/11/11). ISSN: 1579-1564
  • ¿Para qué un G20? Objetivo original, prioridades y eficiencia en entredicho. (El Correo Gallego, 06/11/11). ISSN: 1579-1564
  • Nuevos logros para Rusia. De la estabilidad del tándem Vladímir Putin - Dmitri Medvédev al gasoducto Nord Stream y el ingreso del país en la Organización Mundial del Comercio (OMC). (El Correo Gallego, 12/11/11). ISSN: 1579-1564
  • Las tres citas de Egipto. Alaa al Aswany, las elecciones parlamentarias del próximo 28 de noviembre y la carta enviada por Ismail Serageldin, director de la Biblioteca de Alejandría, a la Cidade da Cultura de Galicia. (El Correo Gallego, 13/11/11). ISSN: 1579-1564
  • Rumbo al Pacífico. El Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico diseña la mayor y más rica zona de libre comercio del mundo. (El Correo Gallego, 19/11/11). ISSN: 1579-1564
  • Europa ni vende ni compra. Una profunda reforma estructural a nivel europeo que infunda confianza y devuelva la ilusión a personas y mercados. (El Correo Gallego, 20/11/11). ISSN: 1579-1564
  • Japón sí que sabe. La recuperación económica de Japón. La fe en el esfuerzo patrio y la confianza en la solvencia económica del país. (El Correo Gallego, 26/11/11). ISSN: 1579-1564
  • Nueva política exterior. Mariano Rajoy no debe descuidar las relaciones diplomáticas. Países que deben encontrar un hueco privilegiado en la agenda de Rajoy. (El Correo Gallego, 27/11/11). ISSN: 1579-1564
  • Reino Unido ya muerde. Huelga del sector público y oposición a los duros recortes anunciados por el Gobierno de David Cameron. (El Correo Gallego, 03/12/11). ISSN: 1579-1564
  • Marruecos sigue ahí. Abdelilá Benkirane, elecciones legislativas y la transformación del Reino de Marruecos. (El Correo Gallego, 04/12/11). ISSN: 1579-1564
  • Amergin y la Xunta en Dublín. Irlanda mostró su cariño y amistad con Galicia en el Instituto Cervantes de Dublín. (El Correo Gallego, 05/12/11). ISSN: 1579-1564
  • El mundo a Alta Velocidad. Modernización y dinamismo, un lenguaje que todos los países ambicionan dominar. (El Correo Gallego, 10/12/11). ISSN: 1579-1564
  • Más Rusia, por favor. Elecciones legislativas, voces discordantes y base sobre la que edificar la modernización de unos vínculos (España-Rusia) y de un país (Rusia). (El Correo Gallego, 11/12/11). ISSN: 1579-1564
  • Rajoy y Bono apuntan alto. Que las buenas intenciones de ambos se traduzcan en acciones compartidas y sensatas. (El Correo Gallego, 12/12/11). ISSN: 1579-1564
  • Latinoamérica y el Caribe. La Comunidad de Estados de Latinoamérica y el Caribe (CELAC): símbolo inequívoco de unión. (El Correo Gallego, 17/12/11). ISSN: 1579-1564
  • China allí y aquí. La relación de las empresas con el gigante asiático ha variado conforme han ido cambiando los tiempos. (El Correo Gallego, 18/12/11). ISSN: 1579-1564
  • El órdago de Cameron. Londres busca más flexibilidad por parte del BCE y una articulación reglamentaria fiscal menos impositiva. (El Correo Gallego, 24/12/11). ISSN: 1579-1564
  • Aún no es primavera. Los logros y las debacles generadas en torno a la Primavera Árabe. Una serie de preguntas pueden ilustrar la complejidad de la zona. (El Correo Gallego, 31/12/11). ISSN: 1579-1564
  • Galicia toma un nuevo impulso. Esta senda de apertura e internacionalización augura perdurables conquistas para nuestra tierra a medio y largo plazo. (El Correo Gallego, 02/01/12). ISSN: 1579-1564
  • Corea del Norte y la diplomacia. Son muchos los que quisieran ver en Kim Jong Un una esperanza de apertura para el país. (El Correo Gallego, 07/01/12). ISSN: 1579-1564
  • En economía no existen milagros. Pensemos en sectores alternativos que puedan demandar trabajadores: turismo, tejido industrial y exportaciones. (El Correo Gallego, 08/01/12). ISSN: 1579-1564
  • Los comicios de 2012. Un nuevo orden internacional que terminará afectándonos a todos. Procesos electorales, simulacros de democracia y juego mediático. (El Correo Gallego, 09/01/12). ISSN: 1579-1564
  • Haití sigue llorando. No se sabe dónde ni en qué se han invertido los 4.000 millones de dólares enviados para su reconstrucción. (El Correo Gallego, 14/01/12). ISSN: 1579-1564
  • Escocia no se achica. El debate lo abre ahora Cameron. Alex Salmond sabe que éste no es el momento. Ambos territorios saldrían perdiendo con la escisión. (El Correo Gallego, 15/01/12). ISSN: 1579-1564
  • Más y mejor turismo para Galicia. La clave pasa por el Plan Estratéxico de Turismo 2012-2020, que deberá contemplar renovadas campañas y una mayor coordinación con el exterior. (El Correo Gallego, 16/01/12). ISSN: 1579-1564
  • Sarkozy satisfecho. Quizá este periplo por España le ayude a decidirse a presentar (o no) su candidatura oficial. (El Correo Gallego, 21/01/12). ISSN: 1579-1564
  • De Fitur a Qatar de la mano del Rey. Debemos viajar para ser capaces de adaptar nuestra oferta a ese mercado internacional boyante y emergente. (El Correo Gallego, 23/01/12). ISSN: 1579-1564
  • Rumanía en guerra. Las revueltas más violentas y generalizadas de los últimos 20 años. Las medidas de austeridad y los recortes amenazan con hundir el nivel de vida del país. (El Correo Gallego, 28/01/12). ISSN: 1579-1564
  • El año de Palestina. Confiemos en que el apoyo mostrado a Mahmud Abás por parte de David Cameron y Nick Clegg, junto con la presencia estos días de Catherine Ashton, contribuya a "la creación de un Estado palestino independiente, democrático y viable". (El Correo Gallego, 29/01/12). ISSN: 1579-1564
  • Hollande, Le Pen y Sarkozy. Los tres han conseguido afianzar un buen número de incondicionales. En Francia las encuestas se han equivocado repetidas veces. (El Correo Gallego, 04/02/12). ISSN: 1579-1564
  • Los divos de Davos. El mejor y más influyente escaparate del mundo. No todo es negocio en Davos. También hay tiempo para la reflexión y el debate. (El Correo Gallego, 05/02/12). ISSN: 1579-1564
  • ¿Qué desea el Úlster? Martin McGuinness flirteando con la idea de convocar un referéndum. Allí conflicto y reconciliación son dos términos difícilmente "reconciliables". (El Correo Gallego, 11/02/12). ISSN: 1579-1564
  • Asuntos exteriores. Un fuerte compromiso de unidad nacional. La cultura y el conocimiento nos pueden favorecer en el exterior. (El Correo Gallego, 12/02/12). ISSN: 1579-1564
  • A vueltas con las Malvinas. La impericia de las oficinas diplomáticas de Argentina y el Reino Unido ha provocado un conflicto bilateral innecesario. El próximo 2 de abril se conmemorará el trigésimo aniversario de la guerra. (El Correo Gallego, 18/02/12). ISSN: 1579-1564
  • La Europa de Dickens. Conmemoramos los doscientos años del nacimiento del escritor británico. Este nuevo milenio que apenas acaba de empezar constituye, a la vez, "la primavera de la esperanza y el invierno de la desesperación". (El Correo Gallego, 19/02/12). ISSN: 1579-1564
  • La Venezuela de los pobres. Serán los más desfavorecidos los que decidirán el futuro de Venezuela al elegir entre Hugo Chávez y Henrique Capriles Radonski. Argumentos esgrimidos, intención de voto y simbólicos programas de ayuda. (El Correo Gallego, 25/02/12). ISSN: 1579-1564
  • En Irán sí habrá guerra. El inminente ataque israelí a Irán, con el apoyo manifiesto o soterrado de EEUU, se hace cada vez más evidente. Ciertos gobiernos priorizarán sus pactos e intereses estratégicos frente a las pérdidas humanas. Es irrevocable. (El Correo Gallego, 26/02/12). ISSN: 1579-1564
  • Apuntando hacia Irán. Elecciones legislativas, augurios de ataque y otros datos. Morteza Saffari Natanzi defiende el uso civil y no militar del uranio enriquecido. Varias agencias han declarado que Irán no tiene intención de fabricar armas nucleares. La destrucción de las plantas nucleares no paralizará la consecución de la bomba en caso de que ése sea el objetivo iraní. Sólo la retardará e incentivará. (El Correo Gallego, 03/03/12). ISSN: 1579-1564
  • El éxito de Putin. Pese a las nuevas tensiones, Vladímir Putin se perfila como triunfador de las elecciones presidenciales. Nuestros servicios diplomáticos deberán ser los primeros en felicitar al vencedor. Un país eslavo estratégico para España. Dependencia energética y riqueza que aporta el ciudadano ruso a nuestro turismo. (El Correo Gallego, 04/03/12). ISSN: 1579-1564
  • El mundo en femenino. Presencia, poder e influencia de las mujeres. Cumbre de Mujeres en el Mundo en Nueva York. Día Internacional de la Mujer y poder político internacional. Presidentas y primeras ministras. (El Correo Gallego, 10/03/12). ISSN: 1579-1564
  • La Europa de las mujeres. Las mujeres en los consejos de administración y cargos directivos de las compañías asentadas en la Unión Europea. Una politica comunitaria común en materia de paridad y cuotas. (El Correo Gallego, 11/03/12). ISSN: 1579-1564
  • La Irlanda de San Patricio. El embajador Justin Harman, la ministra Lucinda Creighton y el presidente Michael D. Higgins nos confirman que la celebración de hoy debe simbolizar la lucha contra la derrota y el fatalismo, y el orgullo de un pueblo unido. (El Correo Gallego, 17/03/12). ISSN: 1579-1564
  • El progreso dominicano. La República Dominicana como pueblo emprendedor. La visita a España de su ministra de Educación Superior, Ciencia y Tecnología, Ligia Amada Melo de Cardona. Colaboración de la Xunta de Galicia en la elaboración del Plan de I+D+i y la Iniciativa de Desarrollo Integral (IDI) en ese país. (El Correo Gallego, 18/03/12). ISSN: 1579-1564
  • ¡Viva La Pepa y la libertad! Conmemoramos uno de los grandes hitos en la historia de la libertad y los derechos de los españoles. Valores que propiciaron la promulgación de la Constitución de 1812. Las Cortes de Cádiz y la Constitución de 1812, publicado en Alianza Editorial, el episodio nacional Cádiz, de Benito Pérez Galdós, y La Construcción de la Libertad: apuntes para una historia del constitucionalismo europeo, de Roberto L. Blanco Valdés. (El Correo Gallego, 19/03/12). ISSN: 1579-1564
  • La política más sexy. El uso de la sexualidad, la sensualidad y el erotismo como armas electorales. Actrices porno y strippers pretenden llenar el vacío y las expectativas de los votantes con "transparentes" y seductoras campañas electorales. (El Correo Gallego, 24/03/12). ISSN: 1579-1564
  • Los niños soldado. Del último gran trending topic mundial Kony 2012 elaborado por Invisible Children y Jason Russell, a las vejaciones y raptos de menores para usos ilícitos, como niños soldado y esclavas sexuales. La Corte Penal Internacional (CPI) y Human Rights Watch. (El Correo Gallego, 25/03/12). ISSN: 1579-1564
  • Galway es buen ejemplo. Vínculos con España, actividad empresarial y deseo de abrirse al mundo, desde la Universidad Nacional de Irlanda NUI Galway. (El Correo Gallego, 31/03/12). ISSN: 1579-1564
  • Grecia y la política. Los vicios de la mala gestión, banales disputas ideológicas y salida del Euro. El modo más rápido e indecentemente sutil de cargarse todo un Estado. (El Correo Gallego, 01/04/12). ISSN: 1579-1564
  • Galicia conoce bien Alemania. Con motivo de la visita del embajador de Alemania en España, Reinhard Silberberg, y su encuentro con el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. Relaciones comerciales, minijobs y cifras de paro. (El Correo Gallego, 02/04/12). ISSN: 1579-1564
  • El petróleo de Canarias. Las prospecciones petrolíferas avaladas por el Gobierno de Rajoy a propuesta de José Manuel Soria: a favor, pero con prudencia y responsabilidad. Verán por qué. (El Correo Gallego, 08/04/12). ISSN: 1579-1564
  • EEUU mira a Brasil. Barack Obama utliliza términos como "progreso", "democracia" o "crecimiento" a la hora de encomiar las políticas económicas de su rival continental y como anticipo a la reunión del Diálogo de Cooperación Global EEUU-Brasil. Lo único que puede poner en peligro la hegemonía de Brasil es su falta de experiencia para gestionar el éxito, o su faceta camaleónica. (El Correo Gallego, 14/04/12). ISSN: 1579-1564
  • De nuevo, Gibraltar. Ni el encuentro de Mariano Rajoy con David Cameron y Nick Clegg, ni las conversaciones de José Manuel García-Margallo con William Hague tuvieron el éxito deseado. Si lo queremos recuperar, conquistemos la voluntad de los gibraltareños y su bolsillo. (El Correo Gallego, 15/04/12). ISSN: 1579-1564
  • Günter Grass desnuda a Israel. La imagen de Israel se ha vuelto a resentir tras la publicación de Lo que hay que decir, un poema-artículo escrito por el Nobel de literatura alemán. Una serie de intelectuales han decidido posicionarse. Israel debe dejar de aislarse y tratar de calmar las revueltas. (El Correo Gallego, 16/04/12). ISSN: 1579-1564
  • Un Pontífice con criterio. El séptimo aniversario del Pontificado de Benedicto XVI. Todos han podido comprobar la lucha contra los errores cometidos por la Iglesia, su coraje a la hora de promover una Nueva Evangelización, su compromiso con la juventud y el respeto de los intelectuales y la comunidad académica. (El Correo Gallego, 21/04/12). ISSN: 1579-1564
  • ¿Qué pasa en Latinoamérica? El síntoma de la "afección" es la "desafección" hacia Europa y Estados Unidos. Desaleceración, recesión, ajustes y aumento de precios como causas del distanciamiento. Sobreesfuerzo y tareas de nuestra diplomacia. (El Correo Gallego, 22/04/12). ISSN: 1579-1564
  • Son los políticos, no la política. Una mirada de desconfianza reveladora del recelo que todo lo que tenga que ver con la política provoca en la sociedad. Políticos que día a día se entregan con vocación a su trabajo. (El Correo Gallego, 23/04/12). ISSN: 1579-1564
  • La confianza de Polonia. El embajador Ryszard Schnepf hizo un recorrido por las relaciones entre Polonia y España. El ejemplo y la ayuda de nuestro país fueron clave. Nuevas vías de cooperación. (El Correo Gallego, 28/04/12). ISSN: 1579-1564
  • Ni euro ni Schengen. Un territorio en expansión que no es capaz de solventar las tensiones norte-sur, este-oeste. Los pilares básicos de la Unión se tambalean. Las fronteras definidas a través del Tratado de Schengen se ponen en tela de juicio. (El Correo Gallego, 29/04/12). ISSN: 1579-1564
  • Déjense de política y pónganse a trabajar. Ahora, aprovechando que ciertos grupos parecen estar heridos por sus errores, surgen escindidos, resentidos, advenedizos, cazadores de fama y privilegios. Nuevas "sensibilidades" nacionalistas galleguistas, vascas, catalanas, valencianas, etc., cargadas de demagogia y fantasía, de tópicos ilusorios e idearios infantiles por irreales. Ciertos personajes anodinos fomentan la (sub)división política y social. (El Correo Gallego, 30/04/12). ISSN: 1579-1564
  • Injusticia a la europea. La única fórmula que se les ocurre aplicar a nuestros "dirigentes" europeos para solventar esta precariedad global es la de la indigna "austeridad". Los mismos países que hasta hace poco estaban endeudados para adaptar sus modelos de crecimiento y acometer sus reformas estructurales, ahora que lo han conseguido con la ayuda de todos, nos imponen recortes y nos niegan al resto nuestro derecho a continuar creciendo. (El Correo Gallego, 05/05/12). ISSN: 1579-1564
  • Las trampas de la política. Amparados en las injusticias, las frustraciones y los abusos que ha puesto de manifiesto la crisis que asola Europa, peligrosas sensibilidades ideológicas se han ido colando en la mayoría de los países. Opciones políticas radicales de ultraderecha y extrema izquierda (los extremos se tocan) que, aprovechándose de la desorientación ciudadana, proponen idearios de división social y ruptura política. (El Correo Gallego, 12/05/12). ISSN: 1579-1564
  • Indignación y paro en la UE. El ciudadano que antes se quedaba en casa y maldecía al techo, hoy sale a la calle y grita. Y no es para menos. Los dígitos que proporciona la oficina europea de estadística Eurostat provocan escalofríos. Pocas cosas se me ocurren tan frustrantes como no ser capaces de hacer algo para ayudar a esos casi 17,5 millones de parados que tenemos en Europa, de los cuales más de un tercio son españoles. (El Correo Gallego, 13/05/12). ISSN: 1579-1564
  • Europa y los intelectuales del voluntariado. El vacío dejado por los intelectuales de antaño ha sido ocupado hogaño por tecnócratas y burócratas que han terminado sustituyendo las palabras por los números, los valores y la ética por las sumas y las restas de las hojas de resultados. Las redes sociales e Internet son vistos ahora como referentes últimos. El resultado lo conocemos. Políticos que no saben transmitir y votantes que cambian la orientación de sus votos con celeridad. En medio de esta apatía ontológica, el manifiesto El Año Europeo del Voluntariado para Todos propone "reconstruir Europa" de "abajo arriba" y no al revés: "No preguntes lo que Europa puede hacer por ti, sino lo que puedes hacer tú por Europa. ¡Haciendo Europa!". (El Correo Gallego, 14/05/12). ISSN: 1579-1564
  • Más tensiones por Gibraltar. La falta de acuerdo entre el Gobierno del Peñón y nuestros pescadores, la preeminencia del Real Regimiento de Gibraltar en el Jubileo de Diamante de Isabel II, la vistita de los condes de Wessex al Peñón y la ausencia de doña Sofía en el almuerzo conmemorativo de la llegada al trono de Isabel II. Ya va siendo hora de que se busquen nuevas fórmulas desde la UE para frenar el ímpetu británico y analizar por qué hay más sociedades mercantiles que habitantes en Gibraltar. (El Correo Gallego, 19/05/12). ISSN: 1579-1564
  • Afganistán en Chicago. La OTAN y el compromiso electoral de ciertos líderes a replegar las tropas (el caso de Hollande en Francia contrasta con el compromiso de permanencia de Merkel). Barack Obama se debate entre agilizar la retirada de las tropas estadounidenses, o convencer al resto (David Cameron no le dará problemas) de que el retorno debe ser según lo pactado. Si bien Hollande prometió adelantar la retirada a 2012, y Rajoy ya acordó traer de vuelta a más de la mitad de nuestras tropas entre este año y el que viene, la Cumbre seguirá viendo el 2014 como fecha de consenso. (El Correo Gallego, 20/05/12). ISSN: 1579-1564
  • El oxímoron palestino. Uri Davis, académico, judío e israelí, en la Fundación Araguaney-Puente de Culturas, nos ilustró sobre "el día de la catástrofe palestina", nos habló de cómo el sionismo se había desvirtuado en su tierra hasta alejarse de los valores humanos tradicionalmente asociados al judaísmo, de los millones de palestinos refugiados y desplazados, y de esa marginada minoría árabe interna a la que se le niega en Israel el derecho a la herencia, a la transmisión y a la propiedad, y que simboliza el oxímoron de "los presentes ausentes". (El Correo Gallego, 26/05/12). ISSN: 1579-1564
  • La visita del embajador. Justin Harman, embajador de la República de Irlanda, visitó el Instituto Universitario de Estudios Irlandeses Amergin de la UDC y nos habló del impacto de la recesión global en una economía dependiente del comercio internacional, del precio de las recapitalizaciones, de los incidentes sufridos por nuestros pesqueros en Irlanda, del referéndum que el 31 de mayo se pronunciará sobre el Pacto Fiscal Europeo, y de dos países hermanos como Irlanda y España, especialmente Galicia. (El Correo Gallego, 27/05/12). ISSN: 1579-1564
  • El Ejército no se libra. El ahorro no me parece mal si deriva de simplificar excesos. Pero una cosa es esto y otra bien distinta es hacer que nuestros trabajadores, militares y funcionarios al servicio de todo lo que rodea a las Fuerzas Armadass vean mermadas sus ya de por sí escuálidas compensaciones. Una cosa es ser antibelicista, pacifista y contrario al mercadeo y tráfico (negro e ilegal) de armas (no a la industria oficial que genera tantos puestos de trabajo), y otra es no reconocer y asumir la necesidad de un Ejército adiestrado y equipado. (El Correo Gallego, 02/06/12). ISSN: 1579-1564
  • La política de los márgenes. Cada vez que vuelvo a los países denominados periféricos, un reiterado pensamiento me viene a la cabeza: las injusticias históricas cometidas con los márgenes de Europa no sólo no han sido reparadas, sino que se siguen perpetuando de una manera tan obvia como peligrosa. Los esfuerzos para conseguir equilibrar el doble ritmo de crecimiento de la UE no han dado resultado. Me pregunto si esos líderes políticos (no todos) que llevan años representando a los Estados periféricos en las más altas instituciones europeas no han querido o no han sabido reivindicar la deuda contraída con los márgenes de Europa. (El Correo Gallego, 03/06/12). ISSN: 1579-1564
  • Con la cónsul del Reino Unido. La fragata de la Royal Navy HMS Lancaster visitó las costas de Galicia. La Cónsul Honoraria del Reino Unido en Galicia, María García de la Concha Álvarez, a quien tuve el placer de acompañar en la recepción, informó de las tareas de representación y asistencia, y de las virtudes económicas y culturales de nuestra tierra. Tuve tiempo de informar de nuestros centros y departamentos versados en estudios ingleses y relaciones internacionales, y debatir sobre cómo los empecinamientos localistas de ciertos Territorios de Ultramar dificultan el compromiso de dos Estados a la hora de solucionar asuntos del pasado. Relaciones bilaterales de estrecha colaboración y amistad. (El Correo Gallego, 10/06/12). ISSN: 1579-1564
  • La visita de los condes. A los británicos les preocupa poco qué se cuece en la Roca. El conflicto es más político que social. Gibraltar, como Territorio de Ultramar (que no colonia) representa un bocado mercantil demasiado apetitoso por su régimen fiscal para el Gobierno Británico. Los paseos de los condes de Wessex forman parte de un mero protocolo de visitas de celebración. (El Correo Gallego, 17/06/12). ISSN: 1579-1564
  • El Día E en el mundo. Cientos de actos conmemorarán la Celebración Mundial de El Día E, una iniciativa promovida desde 2009 por el Instituto Cervantes a lo largo de las 77 sedes que esta Institución tiene en 44 países. Su labor trasciende la propia difusión y estudio de la lengua española. Sirven de escaparate para mostrar la riqueza económica, turista y cultural. (El Correo Gallego, 23/06/12). ISSN: 1579-1564
  • Grecia y los enemigos. Los enemigos de Grecia y, por extensión, de Europa, están fuera, pero también dentro; y tan peligrosos son unos como los otros. Observando la Grecia actual y estudiando la clásica, descubriremos los problemas. Pero si nos fijamos bien, también la solución. (El Correo Gallego, 24/06/12). ISSN: 1579-1564
  • De Río+20 al brío de ADDIS-Galicia. En el mundo confluyen dos ritmos bien distintos. Por un lado, el de las negociaciones y decisiones políticas, demasiado lentas y temerosas. Pero por otro, el de la sociedad civil, mucho más activa y decidida. ADDIS-Galicia nos dejó asombrados por su compromiso con la infancia en África y los más desamparados de Etiopía y Burundi. (El Correo Gallego, 25/06/12). ISSN: 1579-1564
  • El Peñón, el Rey y más. El encuentro del rey Juan Carlos sirve para insuflar ánimos y motivación a las 300 familias afectadas. La solución debe atender a derecho y a la jurisprudencia que emane de una interpretación rigurosa de los dictámenes emitidos por la Comisión Europea y el Comité de Descolonización de Territorios no Autónomos de Naciones Unidas, de los Acuerdos de Córdoba de 2006, de la Declaración de Bruselas de 1984, y del olvidado Tratado de Utrecht de 1713. (El Correo Gallego, 30/06/12). ISSN: 1579-1564
  • El saludo de Isabel II. Esta semana la reina Isabel II visitó Irlanda del Norte. Detrás del doble saludo entre la Reina y McGuinness están más de tres décadas de duros disturbios (The Troubles) y miles de muertos de uno y otro bando. El dolor, las víctimas y la ansiada paz fueron las protagonistas de las breves pero intensas declaraciones de los actores implicados. (El Correo Gallego, 01/07/12). ISSN: 1579-1564
  • Intifada cultural. Los palestinos han encontrado en el arte una vía de escape a esos muros de cemento que los circundan y asfixian física y mentalmente. El Freedom Theatre se ha convertido en el símbolo de un sueño, una fábrica de ilusiones que cobija a un pueblo abarrotado de niños y niñas sin esperanza a los que el mundo parece haber olvidado. (El Correo Gallego, 07/07/12). ISSN: 1579-1564
  • Chipre y Afrodita. La República de Chipre, que acaba de asumir la presidencia de turno de la Unión Europea, de la que forma parte desde 2004 (desde enero de 2008 de la Eurozona), personifica hoy toda esa frágil y confusa hermenéutica que rodea a la imagen de Afrodita. El amor que sinten tantos (de dentro y fuera) hacia Chipre es más mundano que ideal. (El Correo Gallego, 08/07/12). ISSN: 1579-1564
  • Quién dijo que en Galicia no se puede. La confianza se gana mostrando nuestra preparación. La seguridad dando ejemplo de unidad social y política. Internacionalización, competitividad, innovación. Ésas deben ser las palabras que se asocien a Galicia. Ésas son las ideas que tenemos que transmitir, todos, dentro y fuera de España. (El Correo Gallego, 09/07/12). ISSN: 1579-1564
  • Obama y sus recursos. Los estadounidenses, desapasionados de la política pese a lo que pueda parecer, necesitan líderes que estimulen una y otra vez su atención y su devoción. Consciente del poder real y la influencia en las urnas de las clases medias, acaba de proponer reducir las cargas fiscales a aquellos que constituyen la inmensa mayoría de la población. (El Correo Gallego, 14/07/12). ISSN: 1579-1564
  • India es un ejemplo. Hubo un tiempo en que los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) parecían llevar un ritmo de crecimiento que provocaría un nuevo orden mundial. Hoy confirmamos que no es oro todo lo que reluce en los nuevos puntos cardinales del planeta. Ninguno de los BRICS se libra de términos como desaceleración, ralentización, agotamiento, tendencia negativa, etc. En muchas zonas conjugan sin rubor la tecnología más vanguardista con las carencias más básicas. (El Correo Gallego, 15/07/12). ISSN: 1579-1564
  • El abrazo de los Juegos. Nunca unos Juegos Olímpicos llegaron en tan buen momento. En una época cargada de conflictos internacionales, revueltas civiles y ataques despiadados entre economías en busca de la ansiada supremacía monetaria y geoestratégica, los valores asociados a las Olimpiadas y su Antorcha deben ser mejor recibidos que nunca. El mundo entero estará representado en Londres. (El Correo Gallego, 21/07/12). ISSN: 1579-1564
  • Juzgados por procesados. No es de recibo que la mala gestión política quede sin escarmiento. O que líderes y equipos que actuaron negligente, apática e indolentemente cuando tuvieron el poder, ahora se conviertan en el azote de quienes deben encarar no solo los rigores del presente, sino también los desaguisados de los que les precedieron. Sólo así evitaremos el esperpento de ver cómo ciertos políticos son juzgados a diario por aquellos otros (también políticos) que deberían estar procesados. (El Correo Gallego, 22/07/12). ISSN: 1579-1564
  • Hollande y Madonna. Pese a no haber transcurrido ni tres meses desde su llegada al poder, la popularidad de Hollande se desinfla. Mientras Le Pen y Madonna buscan notoriedad y se pelean en el escenario y en los tribunales, yo, mis políticas sociales y mi "pacto de crecimiento" nos tomamos un respiro, pensará el presidente francés. (El Correo Gallego, 28/07/12). ISSN: 1579-1564
  • España y su bandera. Un lamentable complejo hace que incluso aquellos que sí creen en la unidad representada bajo los colores de nuestro estandarte nacional tengan reparos a la hora de mostrar a sus vecinos su "orgullo de país". La vil coacción y la usurpación de la libertad del prójimo. Como si un catalán, un vasco o un gallego no pudiesen sentirse orgullosos de la bandera de su comunidad y, al tiempo, del país en el que se integra. (El Correo Gallego, 29/07/12). ISSN: 1579-1564
  • Carromero y la buena fe. La actuación de los gobiernos debe ser consensuada y contar con el apoyo explícito de la comunidad internacional, desde el instante en que se toman las primeras medidas cautelares. El caso Carromero es una gran oportunidad para que el Gobierno cubano muestre a España y al mundo su deseo de cambio y su buena disposición a la hora de colaborar con causas que trascienden su territorio. (El Correo Gallego, 04/08/12). ISSN: 1579-1564
  • La osadía de esas autonomías. El lamentable empecinamiento de unos cuantos Gobiernos autonómicos, especialmente Andalucía, Cataluña, Canarias y Asturias, a la hora de no asumir como propio un compromiso que es de todos y en el que todos, incluidos ellos, nos jugamos demasiado. Como si Mariano Rajoy no supiese que las medidas extremas que ha tomado constituyen un varapalo a su popularidad; como si muchas de esas restricciones no estuviesen causadas por los despropósitos de quienes hoy (tras solicitar ayuda) izan la bandera de la "insumisión". (El Correo Gallego, 05/08/12). ISSN: 1579-1564
  • El miedo a las armas. Estados Unidos es un claro ejemplo. Un país en el que trescientos millones de armas adornan las vitrinas y ocupan los cajones de una población cuyo único temor es encontrarse en una situación de indefensión sin un arma a mano. En el que los políticos saben que poner en tela de juicio el derecho a poseer armas supone el fin de su carrera y la caída estrepitosa de su popularidad. En el que tanto el demócrata Barack Obama como su rival republicano, Mitt Romney, olvidan sus recelos respectivos de antaño en Illinois y Massachusetts, (El Correo Gallego, 11/08/12). ISSN: 1579-1564
  • Las autonomías, en la picota. El mapa de las 17 autonomías creció viciado (mera delegación de competencias) al amparo de la Constitución de 1978, respondiendo a unos intereses más políticos que históricos, y nunca basados en el principio de solidaridad y organización equilibrada entre las partes (estados federales). No es de extrañar que muchos se replanteen su existencia, o unas estructuras internas plagadas de organismos inútiles y politizados que propician el clientelismo y favorecen la corrupción.Dos son las posibilidades: bien su reducción y enflaquecimiento (incluso desaparición), bien su reconfiguración siguiendo un modelo federal y proponiendo una revisión integral de las competencias y la estructura del Senado. (El Correo Gallego, 12/08/12). ISSN: 1579-1564
  • Vacaciones presidenciales. Lamento que no le hayamos permitido a Mariano Rajoy disfrutar de su familia y de su Sanxenxo de forma pausada y tranquila, como a él le gusta. Mientras tanto, Hollande luce bañador en la Costa Azul pese a una economía en claro retroceso; David Cameron pasea por Mallorca preguntándose por qué el Reino Unido lleva nueve meses con crecimiento negativo; Mario Monti desde Suiza manda vender los inmuebles históricos de su país; y Angela Merkel regresa de sus quince días de descanso, tras viajar de Baviera a Solda (Italia), presenciando el estancamiento de una locomotora alemana amenazada por la recesión, al igual que toda la Eurozona. (El Correo Gallego, 18/08/12). ISSN: 1579-1564
  • El futuro de Rajoy. Nuevas voces fatídicas presagiando la irrupción de un nuevo Monti made in Spain. Gobernantes forzados a tomar decisiones más que difíciles y a adoptar medidas impensables antaño, dejando eso de la "popularidad" para el cine. Rajoy ha modificado al menos diez puntos del programa del 20-N, pero dispone de tiempo para rectificar, sobre todo si es capaz de granjearse la confianza de otros líderes europeos y hacer un "frente de acción común". Si es cierto que a finales de 2013 abandonaremos la recesión y entre 2014 y 2015 lograremos crecer y crear empleo, tendremos Rajoy y gobierno del PP para rato. (El Correo Gallego, 19/08/12). ISSN: 1579-1564
  • El proceso Assange. Los delitos políticos pueden dar lugar a proveer de asilo a perseguidos por los Estados implicados, amparándose en el Convenio de Viena de Relaciones Diplomáticas (CVRD) de 1961 y en la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948. El error cometido por el Reino Unido al invocar la Ley Británica de Premisas Consulares y Diplomáticas de 1987. Assange no ha sido ni denunciado ni imputado en EEUU todavía. Estamos ante un caso que atiende a derecho, pero también a política y demagogia grotesca y peligrosa. Un acuerdo amistoso de extradición "segura y blindada" entre Ecuador y Suecia pondrá fin al conflicto y saciará las "aspiraciones" de unos y otros. (El Correo Gallego, 25/08/12). ISSN: 1579-1564
  • Rusia en la palestra. La influencia militar y política rusa se hace evidente cada vez que surge un conflicto bélico o diplomático en el que sus intereses puedan verse afectados. Transcurridos más de cien días desde que Putin retomase el poder, el Kremlin tiene por delante unos meses decisivos. Siria, el grupo de punk-rock feminista Pussy Riot y el ingreso en la OMC traen de cabeza a la Asamblea Federal. Pese a todo, Rusia no se desvía del objetivo económico marcado por todas las grandes potencias y que explica su actitud exterior. (El Correo Gallego, 26/08/12). ISSN: 1579-1564
  • La Convención no convenció. Mitt Romney deberá ir explicando su programa a medida que avancen las semanas. Hay temas como el narcotráfico, la inmigración, la sanidad, las armas, el aborto, el matrimonio gay, o la política exterior, que tendrá que manejar con prudencia. Los estadounidenses, más apáticos con respecto a la política de lo que imaginamos, votan a la persona, pero también los proyectos que redundan en beneficio de la mayoría. Se tata éste de un principio solidario y patriótico. (El Correo Gallego, 01/09/12). ISSN: 1579-1564
  • La España debilitada. Es evidente que Galicia y la marca España sí venden en el exterior, y que somos los propios españoles los que degradamos nuestra imagen con inútiles luchas internas y nefastas declaraciones. La desunión nos degrada, el desmembramiento autonómico nos debilita y la falta de un consenso político nos hunde dentro y fuera de nuestras fronteras. (El Correo Gallego, 02/09/12). ISSN: 1579-1564
  • Un nuevo otomanismo. El siglo XXI se caracteriza por la celeridad en las transformaciones políticas, sociales y culturales. Turquía, a caballo entre Europa y Asia, incluso geográficamente, es buen ejemplo. Los problemas que ocupan al Gobierno y a los ciudadanos de este país en pleno despegue sociocultural y económico: la guerra civil en Siria y las aspiraciones independentistas de un cuestionado Kurdistán. Las súbitas artes diplomáticas de Erdogan hacen que hoy hablemos ya de un postislamismo al abrigo de un neootomanismo. (El Correo Gallego, 08/09/12). ISSN: 1579-1564
  • Entre Asia y Europa. Hoy día una buena parte de los turcos ya no ven a la UE como el revulsivo definitivo para su apertura y florecimiento, sino como un proyecto que puede acentuar sus propios desequilibrios sociales, debilitar en exceso su nueva lira turca, frenar su milagroso crecimiento y acentuar los conflictos. Mi función en este país euroasiático es hablar sobre la transformación y la subversión de los procesos étnicos e identitarios. Orhan Pamuk, Homi Bhabha y Talat Halman hablan de apertura a Occidente a través de la literatura. las humanidades y la historia de las ideas. (El Correo Gallego, 09/09/12). ISSN: 1579-1564
  • La vergüenza del fanatismo. El fanatismo, entendido como cerrazón o incapacidad de alcanzar un mínimo de sentido común a través del diálogo y la negociación democrática, es un fenómeno lamentablemente extendido por todo el mundo, y no es exclusivo de ninguna cultura o religión. La  "primavera árabe" no sólo no es culpable de los hechos, sino todo lo contrario. El "verano árabe" todavía no ha llegado, pero confío logre brotar pese a despiadados acontecimientos como los acontecidos en los consulados y embajadas norteamericanas de Libia, Yemen o Egipto, entre otras. (El Correo Gallego, 15/09/12). ISSN: 1579-1564
  • El centrismo de Obama. La Convención demócrata celebrada en Charlotte, Carolina del Norte, trató de alcanzar el deseado centrismo que equilibre la balanza entre postulados "supuestamente" de izquierdas y aspiraciones "teóricamente" conservadoras; el justo equilibrio entre lo público y lo privado, entre el crecimiento personal y la ambición colectiva, entre una nueva forma de crear riqueza y los valores tradicionales emergentes del sueño y el sacrificio de pioneros y Padres Fundadores. (El Correo Gallego, 16/09/12). ISSN: 1579-1564
  • El 21-O Galicia debe ser lo primero. Una de dos: o no hay propuestas realistas frente a la gestión de Alberto Núñez Feijóo, o los portavoces no saben transmitirlas. Y ambas opciones resultan desalentadoras, pues podrían indicar bien una falta de capacidad comunicativa (algo esencial en política), bien algo peor: la mera aspiración a hacerse con una cuota de poder que le permita a quiméricos líderes colmar sus aspiraciones personales y superar sus frustraciones. La que sale perjudicada es Galicia que, en vez de ser priorizada, pasa a ser utilizada en beneficio propio y de forma partidista. (El Correo Gallego, 17/09/12). ISSN: 1579-1564
  • La ley de las fronteras. El sentido de los flujos migratorios, el trato que reciben los extranjeros, el grado de militarización, el nivel de control de mercancías y personas, el contrabando de armas y drogas, o los grupos humanos que se asientan a un lado y otro de esos espacios liminales constituyen las claves para interpretar y entender el devenir de los acontecimientos. Confines que reclaman nuestra atención si lo que de verdad queremos es dar una visión realista de cómo actúa el mundo, de qué se esconde tras el status quo de países y regiones, y del funcionamiento de la ley de las fronteras. (El Correo Gallego, 22/09/12). ISSN: 1579-1564
  • La Siria post-Asad. Todo se agota. Han sido muchos los límites que se han sobrepasado a nivel de derechos humanos y de desafíos políticos. Pero no queda otra que una salida pactada. De ahí que la ONU no ceje en su empeño de proponer enviados especiales para Siria. Primero fue el ghanés Kofi Annan, quien quiso proponer un alto el fuego y una liberación de presos previa a la creación de un Ejecutivo de transición e integrador. Ahora es el argelino Lajdar Brahimi quien habla de una "solución política" que no satisface. (El Correo Gallego, 23/09/12). ISSN: 1579-1564
  • Galicia se juzga en clave de gestión. En Galicia lo primero es el crecimiento y el control del déficit. Y es que una cosa es emitir cantos de sirena y jugar con palabras, y otra conseguir cuadrar las cuentas en época de crisis; algo que sí ha logrado Alberto Núñez Feijóo. Para juzgar el éxito o el fracaso de la gestión de una Administración, en este caso la gallega, hemos de hablar tanto de hechos y objetivos alcanzados, como de retos fácilmente asumibles por todos. (El Correo Gallego, 24/09/12). ISSN: 1579-1564
  • Los debates de la ONU. Un foro cuyo desarrollo respeta los principios democráticos fundamentales, como demuestra el hecho de que puedan tener voz y voto tanto dirigentes reconocibles por su respeto y sometimiento a las leyes y los acuerdos internacionales, como aquellos otros cuya imagen y reputación están en entredicho por su negatividad y cerrazón hacia el mundo, por su obstinación a la hora de negarse a renunciar a un cuestionable programa nuclear, o por su empecinamiento en saltarse las resoluciones de la propia ONU y negarse a negociar la legítima aparición de un nuevo Estado de pleno derecho en el mapa internacional. La Asamblea genera dudas por su eficacia en los grandes conflictos. (El Correo Gallego, 29/09/12). ISSN: 1579-1564
  • Un mundo de revueltas. Si Oriente y el Sur se sublevan contra la tiranía de los déspotas, Occidente y el Norte se rebelan contra la dictadura de los mercados. En España, la falta de escrúpulos de ciertos grupos radicales, amparados por formaciones políticas carentes de lealtad constitucional, han fomentado un estado de confrontación lamentable; y han conseguido que manifestaciones como las del Congreso, que bien podrían haber supuesto una bonita y pacífica llamada de atención a los grupos políticos allí representados, se hayan convertido en el nefasto ejemplo de un país que se caracteriza por ofrecer al visitante las garantías del mejor de los países. (El Correo Gallego, 30/09/12). ISSN: 1579-1564
  • De Denver a Nueva York. El exceso de confianza perjudicó a Obama; del mismo modo que la férrea preparación previa a la contienda en materia de oratoria y retórica política benefició a Romney. Pude presenciar el primer debate entre Obama y Romney en directo aquí, en EE.UU, y ver cómo los seguidores de uno y otro se mostraban sorprendidos: unos por el éxito inesperado, otros por el derrumbe inopinado. El "Yes, we can" de Obama se había transformado, cuatro años después, en el "It is time for a new path" de Romney. Pero el 6 de noviembre aún queda lejos. (El Correo Gallego, 06/10/12). ISSN: 1579-1564
  • Manhattan ya es Chino. Tienen razón los que dicen que Manhattan es cada vez más chino. Estos días camino por sus calles y compruebo cuánto ha cambiado. Seguro que cuando Mitt Romney mencionó a China en su debate con Barack Obama, y aludió a la dependencia que EE.UU ha adquirido con respecto al gigante asiático, ninguno puso cara de asombro. Tampoco provoca sorpresa el hecho de que la influencia china se haya colado en el Congreso. La relación entre Washington y Pekín se basa en una tensa amistad de conveniencia de la que Mitt Romney desconfía y explica con profundos recelos, y que sin embargo Barack Obama ve con resignados, a la vez que ambiciosos, ojos. (El Correo Gallego, 07/10/12). ISSN: 1579-1564
  • Claves y márgenes del debate gallego. Visto lo visto estos últimos meses en el ámbito de las políticas económicas, impositivas, financieras y de austeridad (incluso sociales) planteadas en la Francia de Hollande, en la Andalucía de Griñán o en la Cataluña de Mas, la retórica política que puedan aplicar en sus debates los aspirantes a dirigir el Gobierno gallego se verá muy limitada si de verdad desean desarrollar unas propuestas de crecimiento realistas para Galicia. Los votantes, más informados que nunca, no debemos dejarnos engañar, ni sucumbir ante los caramelos envenenados que nos puedan ofrecer posibles candidatos insolventes con discursos manifiestamente populistas. (El Correo Gallego, 08/10/12). ISSN: 1579-1564
  • El futuro de Venezuela. En Venezuela el resultado de las elecciones presidenciales no ha dejado a nadie contento. El propio Chávez es consciente de que su modo de actuar, de gestionar la economía y la sociedad de su prometedor país no puede ni debe ser el mismo que en años anteriores (para tranquilidad de empresarios e inversores). Una importante marea ciudadana lo mira hoy con mucha más fuerza y sentido crítico que antaño. (El Correo Gallego, 13/10/12). ISSN: 1579-1564
  • Artur Mas ya es menos. El mensaje del artículo del corresponsal del International Herald Tribune, Raphael Minder, aparecido en The New York Times. El trabajo aludía a un encuentro con Artur Mas, un personaje críptico, poco claro y hasta hace poco desconocido; que creció a la sombra de Jordi Pujol; que estudió en un colegio francés de Barcelona y luego quiso aprender inglés. Reproduce Minder las declaraciones de aquellos que en Cataluña lo denominan "falso profeta", las dudas que genera su repentino patriotismo en su partido, su intento de ocultar que Cataluña, debido a su gestión, hoy está mucho peor que hace dos años, y su lucha por disimular la dependencia económica que tiene de España. (El Correo Gallego, 14/10/12). ISSN: 1579-1564
  • Incierta alternativa a Núñez Feijóo. Las posibilidades de elección que ofrece el 21-O son muy limitadas. Conocemos la gestión de Alberto Núñez Feijóo. Sabemos que Galicia es un ejemplo de solvencia frente a la crisis, de eficacia en el control de las cuentas públicas, de eficiencia en el cumplimiento de los objetivos de déficit. Sabemos que Feijóo desea una Galicia "libre, bilingüe, plural y abierta". Frente a esto, una coalición de dos, tres, cuatro o hasta cinco partidos que poco tienen que ver entre ellos, que no ha sido valiente como para reconocer que sólo juntos conseguirán gobernar. De haberlo reconocido, hubieran podido plantear un programa realista común, abierto y sincero con la sociedad. (El Correo Gallego, 15/10/12). ISSN: 1579-1564
  • El ejercicio democrático. No me gusta abusar de la palabra democracia. Creo que la utilizamos demasiado, como si tuviésemos algún tipo de complejo o duda. Y no lo digo sólo porque algunos sectores de la sociedad y de la política se empeñen en adulterar una y otra vez el juego democrático a través de la coacción y el miedo, sino también porque es en aquellos lugares en los que más se invoca el término donde menos presente está... Mañana tendremos la oportunidad de elegir a los próximos presidentes de la Xunta de Galicia y del Gobierno Vasco. La democracia nos permite votar; y, si ésta es real, nos permite, además, elegir libremente y sin ningún tipo de miedo. Celebrémoslo. (El Correo Gallego, 20/10/12). ISSN: 1579-1564
  • En Escocia es diferente. El nacionalismo escocés no es comparable a las aspiraciones independentistas europeas o norteamericanas. Son muchos los rasgos que las separan. Se ha cimentado en un principio integrador multicultural y multilingüe (defienden la literatura escocesa como la escrita por sus ciudadanos tanto en inglés, como en gaélico y en escocés, dentro y fuera de Escocia; y definen su cultura en términos de "flujo de intercambios"), reivindicando su tradición europeísta (con eslóganes como "Escocia en Europa"), evitando presentarse como víctimas o colonizados (describen su papel colonizador en el Imperio Británico), protegiendo el pluralismo de ideas y el diálogo institucional. (El Correo Gallego, 21/10/12). ISSN: 1579-1564
  • Lo que EE.UU no debate. Sorprendente fue la ausencia en el tercer debate entre Obama y Romney de cuestiones relativas a la influencia rusa sobre los Países del Este, el estatus de Turquía en el tránsito entre Oriente y Occidente, la crisis sudafricana, el conflicto somalí, el auge del islamismo radical en contextos que aspiraban a la moderación religiosa, las soluciones al conflicto palestino-israelí (sólo aludido), o la cada vez más influyente presencia de América Latina en el panorama económico y político internacional. Incluso Europa pasó casi inadvertida, apenas mencionada de manera imprecisa por Romney al referirse al incierto destino de Grecia. Ni siquiera la cuestión fronteriza fue revisada. (El Correo Gallego, 27/10/12). ISSN: 1579-1564
  • En Montevideo como en Casa. La tarea asistencial, investigadora, docente y farmacéutica de la Casa de Galicia de Montevideo ha sido premiada con la Medalla de Oro de la Emigración que concede el Gobierno de España a través del ministerio de Empleo que preside Fátima Báñez. Casa de Galicia, desde sus inicios allá por el año 1917, ha tratado de velar por el bienestar de la colectividad gallega en Uruguay, y estrechar los vínculos con España en general y con Galicia en particular. Sus constantes actividades formativas, educativas y culturales buscan difundir, además, la identidad y la cultura gallegas, así como honrar a Galicia a través del cuidado sanitario que ofrecen sus clínicas. (El Correo Gallego, 28/10/12). ISSN: 1579-1564
  • El política no debería valer todo. Pese a que Alberto Núñez Feijóo se ofrece a "gobernar para todos" y Alfonso Rueda advierte que "no es momento de confrontación" y extiende la mano generosamente, comenzamos un nuevo ciclo con escasas esperanzas de que ciertos políticos de la oposición se muestren generosos, olviden sus aspiraciones personales y se suban, desde la concordia y el esfuerzo común, al tren del crecimiento y la lucha contra el desempleo. ¿Acaso no ven que es muy poco lo que ganan y mucho lo que destruyen y contaminan? Independientemente de los votos, si una campaña divulga falacias, sentimientos extremistas, o postulados inconstitucionales, debe ser reprobada. (El Correo Gallego, 29/10/12). ISSN: 1579-1564
  • Brasil no se libra. En España sentimos una profunda admiración por Brasil; una nación que se ha ganado a pulso un puesto privilegiado entre esas economías emergentes que ya conocemos como BRICS (Brasil, Rusia, India, China y, ahora, Sudáfrica). Sin embargo, tampoco este boyante Brasil se libra de los escándalos que manchan últimamente la imagen de tantos países. Estos días estamos conociendo las condenas derivadas de la sentencia dictada por el Tribunal Supremo Federal a propósito del "caso mensalão", que inculpa a 25 de los principales dirigentes del Partido de los Trabajadores (PT) de Lula da Silva y de su primer mandato (varios exministros incluidos). (El Correo Gallego, 03/11/12). ISSN: 1579-1564
  • Dos EEUU y un solo país. Como si no hubiese vida más allá de Romney y Obama, algunos piensan que si vence Obama, sus inversiones y políticas sociales beneficiarán a todos a largo plazo, sus programas de ayuda y refinanciación fomentarán una sociedad más justa y equitativa, y la economía se recuperará sin asumir riesgos; mientras otros opinan que si es Romney quien se lleva el gato al agua, el país resultará más competitivo y seguro, los mercados se abrirán generando empleo y riqueza, y la influencia de EE.UU se dejará sentir con más ímpetu. Pues no. Allí son tan poderosos y tan variados los intereses creados, que incluso los presidentes, a la hora de la verdad, se transforman en dóciles peones sobre un rígido tablero de ajedrez. (El Correo Gallego, 04/11/12). ISSN: 1579-1564
  • De Hu Jintao a Xi Jinping. El deterioro que sufre la imagen de la República Popular China en el exterior se fundamenta no en su boyante economía (una burbuja demasiado peligrosa para algunos), sino en la presunta corrupción (sus dirigentes acumulan ingentes fortunas), y en las desigualdades sociales que evidencia su territorio. Reconocerlo es el primer paso hacia un nuevo modelo económico más centrado en el consumo interno, que deberá basarse en una apertura política, un reforzamiento de las libertades individuales y un aparato judicial desmarcado del poder político. Confiemos en que el 18º Congreso del Partido Comunista Chino no se quede en un simple cambio de "guardia". (El Correo Gallego, 10/11/12). ISSN: 1579-1564
  • ¿Quién manda en EE.UU? Si uno se fija en el mapa electoral de Estados Unidos, verá que el rojo republicano parece imponerse; sin embargo, será el azul demócrata el que gobierne. Si uno repara en los votos electorales obtenidos por Obama frente Romney, pensará que el afroamericano lo tendrá fácil para gobernar, pero será el poder legislativo de la Cámara de Representantes, de mayoría republicana, quien tendrá la última palabra sobre las iniciativas del ejecutivo de Obama. El Presidente tendrá que pactar con sus adversarios republicanos si de verdad quiere reducir el déficit de EE.UU. Unos y otros se necesitan; y ninguno es inmune a factores externos que los condicionan y limitan. (El Correo Gallego, 11/11/12). ISSN: 1579-1564
  • Barack Obama vs. Mariano Rajoy. Sus discursos son similares. Ambos saben que en la lucha contra el déficit radica el éxito de su gestión. Ambos son conscientes de que las medidas de austeridad y los recortes no son suficientes, pero necesarios. Y ambos desean combatir las desigualdades. Ninguno lo tiene fácil. El americano tiene enfrente a los republicanos frenando sus propuestas. El español tiene que tomar duras decisiones en solitario, con críticas destructivas, pero sin ayuda constructiva. Obama no volverá a presentarse. Rajoy se lo juega todo. Lo primero que dijo Barack fue "lo mejor está por llegar". Un don Mariano recién elegido respondió: "Ahora viene lo más difícil". La actitud contrapuesta nos ayuda a distinguir entre el optimismo ilusorio del de allá y el realismo prudente del de acá. (El Correo Gallego, 12/11/12). ISSN: 1579-1564
  • Cultura y armas. Pese a la presencia constatada de "lo chino" a nuestro alrededor, China no ha conseguido cuajar en Occidente como un referente capaz de trascender lo exótico. Algo semejante le ocurre en el ámbito militar. Su ejército es ingente, sí; pero está anticuado y resultaría poco efectivo a la hora de enfrentarse a la tecnología armamentística desplegada por sus más directos rivales. Su gasto militar es cinco veces menor que el de EE.UU. Tendrá que esmerarse mucho hasta ser capaz de afrontar un ataque coordinado de sus vecinos o desafiar la presencia estadounidense. Eso sí; el día en que su cultura y su ejército resulten tan boyantes como su economía, ya saben de qué color será el mundo. (El Correo Gallego, 17/11/12). ISSN: 1579-1564
  • El influjo del Sur. Mientras se redacta la Declaración de Cádiz que saldrá de la XXII Cumbre Iberoamericana, el Rey apadrina la fraternidad y la colaboración entre países hermanos. El secretario general iberoamericano, Enrique V. Iglesias, invita a abrir vínculos entre las pymes de ambos lados del Atlántico, y habla de "exportar e invertir más". Y Mariano Rajoy y su ministro de Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, defienden la solvencia de nuestras grandes firmas, la versatilidad de nuestras pymes, y nuestra pericia empresarial en el exterior. Periodistas de todo el mundo dan fe de cómo la voz del Sur de Europa, de España y de América se hace oír con fuerza aquí y allí. (El Correo Gallego, 18/11/12). ISSN: 1579-1564
  • Pese a las huelgas, España vencerá. Pese al descrédito exterior hacia el que nos precipitan quienes buscan un beneficio ideológico y electoral en el desánimo de un pueblo herido por los rigores que impone una crisis que nos trasciende, España sabrá mantenerse unida y luchar para salir del bache. La Administración de Mariano Rajoy, y el país al que representa, gracias al esfuerzo de contención del gasto, disfrutan hoy del respeto de las más altas instituciones internacionales, como el FMI, el BCE, o los órganos de decisión de la UE. Nuestros ministros mandan al mundo mensajes inequívocos de confianza, deseosos de contagiar el espíritu de esfuerzo y superación que siempre ha caracterizado a los españoles. (El Correo Gallego, 19/11/12). ISSN: 1579-1564
  • Geopolítica en Palestina. Independientemente de los motivos geopolíticos que puedan estar ocultos, no se deberían permitir acciones bélicas de tal destrucción contra una población ya debilitada debido al bloqueo humanitario y al embargo comercial dictado por Israel hace cinco años. Se echa en falta una respuesta condenatoria por parte no sólo de la ONU, como así ha sido, sino de las más altas instituciones internacionales, la UE incluida. Es cierto que Hamás y ciertos grupos afines no dudan en lanzar cohetes con la imprecisión que provocan sus limitados recursos bélicos, pero no es menos cierto que el pueblo israelí formado sólo desea la paz y recuperar el nivel de vida que el derroche militar de su Gobierno le ha usurpado. (El Correo Gallego, 24/11/12). ISSN: 1579-1564
  • Palestina en la ONU. No debemos permitir que los egos personales o las ansias de influencia estratégica y poder económico, religioso y cultural supongan un riesgo constante para unos ciudadanos deseosos de llevar una vida digna y en paz. Quiero pensar que esto ha llevado a 138 países miembros de la ONU (sin contar las 41 abstenciones y los 9 votos en contra) a apoyar la entrada de Palestina en la Organización como Estado observador. No con la intención de privilegiar a los palestinos frente a los israelíes, sino como una medida que contribuya a reavivar las negociaciones de paz entre dos pueblos condenados a entenderse. Quien primero mueva la ficha de la paz se llevará el premio del respeto y la admiración. (El Correo Gallego, 01/12/12). ISSN: 1579-1564
  • Galicia, internacionalización y decoro. En su discurso de investidura, Alberto Núñez Feijóo habló de las líneas maestras de cualquier país moderno que desee enfrentarse al futuro con solvencia y decisión. Yo enfatizaría el concepto de internacionalización. Sólo así conseguiremos transmitir lo mucho y bueno que tenemos que aportar. Hablo de turismo, de cultura, de habilidades, de recursos, de productos; pero también de valores tan gallegos como la honradez, la responsabilidad, el esfuerzo o el compromiso. Debemos decirle al mundo que Galicia dispone de todo este potencial. De un sector humano capaz y eficaz. Y de servidores públicos dispuestos a mediar entre nuestras empresas y el exterior. (El Correo Gallego, 03/12/12). ISSN: 1579-1564
  • Los nuevos inmigrantes. La crisis ha hecho que un grupo social fundamental para nuestro país en términos no solo demográficos, sino también productivos, renuncien a seguir luchando por el sueño de un éxito que estos últimos años se ha revelado inalcanzable. El saldo migratorio negativo sobre el que nos advierte el INE (es mayor en número de españoles que abandona el país que el de inmigrantes que recibimos), explica que el 12% de la población española siga siendo extranjera, y en aumento. Y es que, mientras los latinoamericanos se van, la presencia de asiáticos, africanos y europeos del Este crece a un ritmo vertiginoso. Parece necesario repensar nuestras políticas de integración. (El Correo Gallego, 08/12/12). ISSN: 1579-1564
  • Un Nobel para la UE. Sé que la crisis económica y financiera internacional ha hecho especial daño a nuestro fervor europeísta; pero también sé que en el abandono y la renuncia a un sentimiento europeo de unidad y progreso solo nos perjudicamos a nosotros mismos, pues, ­querámoslo o no, somos hijos de más de 2.500 años de una historia común que no por accidentada deja de ser gloriosa en muchos aspectos. Por eso considero el Nobel otorgado a la UE como un premio a su lucha contra las ­desigualdades sociales y a su esfuerzo de siglos por ser capaces de superar las guerras del pasado y las diferencias políticas de posguerras y dictaduras, y aplicar ­fórmulas de integración y reunificación. Debemos seguir unidos en su construcción, y buscar nuevos alicientes que contribuyan a renovar la ilusión de un sueño común. (El Correo Gallego, 09/12/12). ISSN: 1579-1564
  • El Parlamento ante la IX Legislatura. Acabamos de estrenar la IX Legislatura en el Parlamento de Galicia. Pilar Rojo Noguera de nuevo recibió la confianza para presidir la Cámara. De su declaración institucional me quedaría con sus observaciones a propósito de que el Parlamento contribuya a resolver las dificultades de los ciudadanos, demuestre austeridad, eficiencia y transparencia en el cumplimiento de sus funciones, acepte el diálogo como camino a la excelencia, revalorice la actividad política, y transforme la diversidad en unidad. Como también señaló la Presidenta, sólo así el Parlamento se mostrará "permeable ás necesidades das persoas e sensible cos máis necesitados". (El Correo Gallego, 10/12/12). ISSN: 1579-1564
  • Oriente se rearma. El ambiente electoral previo a las elecciones generales que se celebran mañana en el país del Sol Naciente no ha hecho más que confirmar el auge de un nuevo nacionalismo a la japonesa surgido ya no tanto, que también, debido a la memoria de Fukushima y a los efectos del tsunami de marzo de 2011, cuanto al desafiante poder hegemónico al que aspira la República Popular China en un contexto bajo dominio colonial japonés en el siglo pasado. Desde el gobierno del primer ministro Yoshihiko Noda no se vacila en reconocer su estrategia de coalición frente a China; una aspiración que comparte su triunfal contrincante conservador de mañana en las urnas, Shinzo Abe. (El Correo Gallego, 15/12/12). ISSN: 1579-1564
  • Il Professore o Il Cavaliere. ¿Cómo reaccionarían el resto de los mandatarios europeos si el renovado sueño de Berlusconi se hiciese realidad? ¿Cómo responderían sus socios naturales de gobierno si su órdago se intuyese ganador? ¿Qué esperaría de Il Cavaliere un pueblo resentido por las medidas de austeridad impuestas por Il Professore Mario Monti? Silvio marca el ritmo de la música, como pretendiendo despojarse de su americana de corte italiano para abrigarse con la estética antisistema. Las claves debemos buscarlas en la actitud de los potenciales socios naturales de Berlusconi, y en lo que Monti decida hacer con su futuro; con el permiso de la centroizquierda de Pier Luigi Bersani, claro. (El Correo Gallego, 16/12/12). ISSN: 1579-1564
  • El conselleiro y Galicia por Navidad. Los gallegos que regresan por Navidad comparten un mismo sueño: una Galicia abierta al progreso, eficaz y eficiente, preparada para generar trabajo y riqueza. Una Galicia capaz de proteger a sus hijos. Especialmente clave para el crecimiento y la creación de empleo será la Consellería de Economía e Industria, ahora en manos de Francisco Conde López. Quiero creer en la apuesta de Alberto Núñez Feijóo. Deseo confiar en el nuevo conselleiro. Mi impresión es buena. Sus palabras y modos delatan a un hombre más académico que político, más realista que demagogo, más pragmático que aventurero. Innovación, internacionalización y crecimiento son sus metas. (El Correo Gallego, 24/12/12). ISSN: 1579-1564
  • La llamada del Embajador. El nuevo embajador de España en Rusia, José Ignacio Carbajal Gárate, ha puesto de manifiesto las inmensas posibilidades que su nuevo destino abre a los intereses de España. En su llamamiento no ha dudado en señalar los beneficios mutuos que se obtendrían de un mayor acercamiento entre los demás miembros de la UE y Rusia. España, que goza de experiencia empresarial internacional y de una rica oferta productiva y de bienes de consumo, debe mover ficha y adelantarse a sus competidores más directos y cercanos a la zona. El reciente Año Dual Rusia-España, o la misión liderada por el rey Juan Carlos en julio han sido grandes impulsos. Aprovechémoslos. (El Correo Gallego, 26/12/12). ISSN: 1579-1564
  • EE.UU en el precipicio. Dada la situación económica estadounidense (y su deuda pública), y pese al maquillaje que siempre provocan las grandes citas electorales (sobre todo las que designan a un presidente), los impuestos habrán de subirse y el gasto social disminuirse hasta un montante cercano al 5% del PIB (este es un principio de acción inevitable en cualquier contexto económico adverso). Otra cosa es negociar las cuantías, las cuotas, los destinatarios de los ajustes o el techo intocable de ingresos de los ricos. Las clases medias, tan poderosas (antes de los comicios) como vulnerables (tras las urnas), servirán para adornar la demagogia política en el Senado y en la Cámara de Representantes. (El Correo Gallego, 29/12/12). ISSN: 1579-1564
  • El año de Cameron. Queda por resolver qué le deparará 2013 a un primer ministro británico que en los últimos meses ha tenido que enfrentarse a las iras de una sociedad que trata de buscar en la gestión del Gobierno y en las exigencias impuestas desde la Unión Europea el origen de todos sus males. Habrá de decidir Cameron si desea hacer de banquero (como portavoz de la City londinense), de economista (pactando dentro y fuera del país los ajustes inexcusables), o de sociólogo (hablando con la calle hasta ver si acaso un Reino Unido más europeo no implicaría el abandono de una posición por veces autista y pendenciera para convertirse en un Reino más fuerte y más Unido). (El Correo Gallego, 30/12/12). ISSN: 1579-1564
  • Resultados, retos y luces en 2013. Pese a que el crecimiento no será el deseado y que el paro alcanzará un nuevo techo, 2013 no merece ser visualizado desde el pesimismo. A los ciudadanos ya no se les puede pedir más. Ahora es la Administración (central, autonómica y local) la que debe reducir su tamaño, simplificar su estructura. Si la Ley Antifraude da resultados, si el Tesoro sigue colocando su deuda, si la reforma financiera se vigila para que fluya el crédito, si nuestra balanza comercial se mantiene en verde, si conseguimos hacer un uso más eficiente y responsable de lo público, y si el Estado consigue rebajar la financiación exterior y reducir el déficit, quizá podamos vislumbrar la luz al final de 2013. (El Correo Gallego, 31/12/12). ISSN: 1579-1564
  • La UE y sus ciudadanos. 2013 se presenta como un año idóneo para reforzar un sentimiento europeísta que necesita ser revisado y alentado. Para ello, aprovechando que se cumplen 20 años del establecimiento de lo que conocemos como "ciudadanía europea" con el Tratado de Maastricht, 2013 ha sido declarado Año Europeo de los Ciudadanos. El que la presidencia de turno de la UE recaiga durante todo este primer semestre en la República de Irlanda puede contribuir a recuperar el debilitado ideario europeísta. Además de la estabilidad, sus objetivos serán el empleo y un crecimiento que favorezca la integración no sólo de los mercados, sino también y sobre todo de las personas. (El Correo Gallego, 05/01/13). ISSN: 1579-1564
  • La Europa de 2013. Además de asumir la ralentización del crecimiento interanual de China, India, EE.UU o Japón, la UE deberá velar por los países que oficialmente han acudido al rescate. España seguirá en el punto de mira, Reino Unido deberá asumir el estancamiento de su crecimiento, y, dentro de la Eurozona, Francia, junto a otros socios, luchará por disimular el contagio. En Italia y Alemania las elecciones marcarán el futuro. Quizá la Unión Bancaria, bajo el supervisor bancario único, consiga hacer aflorar una fase de unión política. El truco reside en suavizar "un poco" las normas y aumentar "un mucho" los compromisos. También Croacia, que entrará en la UE el 1 de julio, lo agradecerá. (El Correo Gallego, 06/01/13). ISSN: 1579-1564
  • Mariano Rajoy y sus preocupaciones. Su actitud reflexiva me hizo recordar la energía que reclamaba para "eliminar ineficiencias, mejorar la competitividad, hacer más con menos y ofrecer perspectivas a nuestros jóvenes". Los resultados de sus ajustes y reformas no están siendo, de momento, ni tan rápidos ni tan exitosos, lo que genera la "impaciencia, escepticismo y decepción" a los que supo aludir; una decepción que se debe de hacer más dolorosa cuando regresa a su Galicia sin poder traer todas las buenas nuevas que hubiese deseado. Quizá fuesen sus mismos recelos respecto a la capacidad comunicativa y de gestión de algunos de sus "responsables" lo que ahondase su cansancio y preocupación. (El Correo Gallego, 07/01/13). ISSN: 1579-1564
  • La presidencia irlandesa. El embajador de la República de Irlanda, Justin Harman, nos invitó este martes a los actos que rodeaban el izado oficial de la Bandera irlandesa en la sede de las Instituciones Europeas en Madrid, con motivo de la celebración de la Presidencia Irlandesa de la Unión Europea que se extenderá durante los seis primeros meses de 2013. Se trata de la séptima vez que Irlanda lidera una UE a la que se adhirió hace 40 años. El lema, Estabilidad, Crecimiento y Empleo, cuyo programa fue detallado en Dublín por el primer ministro irlandés, Enda Kenny, resulta más que apropiado porque, hechos los ajustes que la austeridad demandaba, ahora se requieren nuevas fórmulas de desarrollo. (El Correo Gallego, 12/01/13). ISSN: 1579-1564
  • India y sus mujeres. Este Estado emergente no está exento de contradicciones internas. Una es la defensa de la igualdad de la mujer que evidencia su Constitución (que les permite alcanzar puestos relevantes en el mundo político y empresarial), frente a la impunidad que reciben las agresiones sexuales. La solución pasa por aumentar las condenas (su cadena perpetua son 12 años), agilizar la justicia, reinterpretar el sistema patriarcal de castas, una educación que no sancione los procesos de occidentalización de sus mujeres y les permita tener novio y elegir marido, y no considerar la violación como una deshonra personal o familiar de las víctimas, ni forzarlas a casarse con sus violadores. (El Correo Gallego, 13/01/13). ISSN: 1579-1564
  • Pilar Rojo frente a Núria de Gispert. Pilar Rojo Noguera y Núria de Gispert i Català han asumido la presidencia del Parlamento gallego y del catalán. Mientras Rojo cree que el autogobierno se refuerza "colaborando cos nosos homólogos no contexto nacional e internacional, achegando unidade e multiplicidade, integración e solidariedade", De Gispert apuesta "per unes diferents relacions amb Espanya", por "explorar noves vies", por ser "un poble lliure i una nació plena". Es decir, una Institución "viva, realista e útil", frente a un organismo que prioriza unos intereses partidistas. Un Parlamento gallego "situado na modernidade, en España e en Europa", frente a una Cámara catalana alejada de España y, como consecuencia, de Europa. (El Correo Gallego, 14/01/13). ISSN: 1579-1564
  • Neoterrorismo en Grecia. Nada justifica la violencia, y mucho menos la ejercida por grupos terroristas que lo único que consiguen es acrecentar un clima de tensión que agrava la crisis y deteriora todavía más la imagen de Grecia. Tampoco ayuda el cruce de acusaciones entre agrupaciones políticas. Los responsables políticos no deberían caer en la trampa del fuego de los kaláshnikov y los artefactos explosivos, y sí manifestar su total repulsión hacia unos actos que, como dijo el conservador Samarás, sólo tratan de minar la democracia. El líder izquierdista de Syriza, Alexis Tsipras, insta a identificar a los responsables, lo que, pese a las tensiones entre gobierno y oposición, parece un buen punto de partida. (El Correo Gallego, 19/01/13). ISSN: 1579-1564
  • Elecciones y decisiones. En Israel unas elecciones nunca son fáciles. Es época de cambio. Es momento para tratar de buscar nuevas soluciones para viejos problemas. El diálogo se premia en Israel, tanto como se castigan los empecinamientos y las obsesiones. La negociación con Irán busca hacerse hueco frente a la guerra con el país temido. La idea de dos Estados en paz, el palestino y el israelí, cobra cada vez más fuerza pese a los esfuerzos de ciertos políticos y dirigentes (como pasó en esta campaña electoral) de obviar o ignorar un problema que a todos afecta. El curioso, y a veces confuso, ideario del neonato partido Yesh Atid (Hay Futuro), parecía tenerlo claro, y la gente lo premió con sus votos. Menos defensa y menos asentamientos, y más y mejor lucha contra el déficit. Porque siempre que arreglamos lo doméstico, lo exterior sale beneficiado. (El Correo Gallego, 26/01/13). ISSN: 1579-1564
  • El primer afroamericano. Se lanzó Barack Obama a la gestión de la primera potencia mundial, la más admirada por muchos, la más odiada por otros. Si las secuelas de Irak, las tropas de Afganistán, el conflicto libio y la sombra de Bin Laden fueron sus pesadillas estos cuatro años, los tres siguientes (el cuarto nunca cuenta en EE UU cuando hay nuevos líderes en la palestra) serán las relaciones con Rusia y la otra América, los giros de China, el devenir de Irán, los desafíos de Corea del Norte y la cuestión palestino-israelí, junto con el destino de la UE, los fantasmas que le acompañarán en su ansiado paseo. Si antes no consiguió mucho, pese a esperarse bastante de él, quizá ahora que no esperamos tanto nos sorprenda y consiga pasar a la historia no sólo por el color de su piel, sino por esa justicia social y esa paz verdadera que tanto invoca. (El Correo Gallego, 27/01/13). ISSN: 1579-1564
  • La banda de los ocho. Llevo varios días en Miami. Observo las portadas de las publicaciones. Desde el local y prestigioso The Miami Herald, hasta grandes cabeceras como The Wall Street Journal, The New York Times, e incluso el Usa Today, los periódicos llevan toda la semana haciéndose eco de la propuesta de ley de inmigración sobre la que el presidente Obama quiere concienciar a través de una campaña que comenzó en un lugar tan emblemático como Las Vegas. Las esperanzas son muchas, porque paralelamente al proyecto redactado por el equipo de humanistas, sociólogos y juristas de Barack Obama, cuatro senadores del partido demócrata, y otros tantos del republicano, han decidido unirse en un grupo de trabajo conocido como "la banda de los ocho". (El Correo Gallego, 02/02/13). ISSN: 1579-156
  • La futura presidenta. Se ha abierto un debate que apunta al futuro presidente de EEUU. La baza demócrata se juega entre el boyante vicepresidente Joe Biden, y una Hillary Clinton que Obama presentó como gran aliada, trabajadora incansable y profunda amante de su país. La idea de que por primera vez una mujer llegue a ser presidenta de EEUU resulta tentadora dada la influencia de éstas sobre el voto, y su hermanamiento con la causa hispana y los jóvenes, decisivos todos ellos en las presidenciales. Mucho tendrán que remar los republicanos, incluso bajo la figura del senador miamense de ascendencia cubana Marco Rubio, si desean conquistar a este electorado. Desde luego, llegar a ver competir a una mujer y a un latino en 2016 resultaría inspirador. (El Correo Gallego, 03/02/13). ISSN: 1579-1564
  • México debe regenerarse. Si lo que se pretende es apostar por el turismo, como apunta Claudia Ruiz Massieu, secretaria (ministra) de Turismo de México, para que se consolide como la tercera fuente de ingresos del país, continúe redundando en un 8,4% del PIB, y sigua generando 2,5 millones de empleos directos, el tardío reconocimiento del presidente municipal (alcalde) de Acapulco de Juárez, Luis Walton Aburto, de que es necesario "proporcionar seguridad no sólo a los extranjeros sino también a los mexicanos" no debe quedarse en palabras, sino en hechos. Y un primer paso debe ser el raudo esclarecimiento de lo sucedido en Acapulco y la pronta condena de esos miserables violadores que han herido a España y al mundo. (El Correo Gallego, 09/02/13). ISSN: 1579-1564
  • Las verdades de la Perla del Caribe. En Cuba la reforma migratoria se me antoja un paripé. Y esto es así desde el momento en que las autoridades locales se reservan el derecho de aceptar o denegar las solicitudes de partida. Del resto se encarga una rebuscada y desalentadora burocracia. Los simulacros de transformación existen. Pero, ¿de qué tipo? ¿Por qué? ¿Quizá porque el sistema revolucionario socialista cubano no da más de sí? ¿Quizá porque la destrucción de la económica y la falta de liquidez provocadas por el Gobierno de La Habana han llegado a un punto sin retorno? ¿Quizá porque tras la pérdida del soporte ruso, la posibilidad de quedarse sin la ayuda económica venezolana en caso de desaparecer Hugo Chávez resultaría insoportable? (El Correo Gallego, 11/02/13). ISSN: 1579-1564
  • Australia da un gran paso. El gigante de las Antípodas está haciendo un ejercicio de justicia histórica que alecciona al mundo y que ha unido tanto al partido laborista de la primera ministra Julia Gillard, como a los liberales de la oposición que lidera Tony Abbott. Me refiero a los progresos en materia de reconocimiento de los derechos de aborígenes e isleños sobre la tierra, el agua y el patrimonio cultural, que deben servir de ejemplo a otros gobiernos de África y América. Por eso a los amantes del país oceánico les duele que trasciendan casos de corrupción en el deporte y no su bajísima tasa de paro del 5,2%, o el hecho de que acoja con cariño y protección a los miles de personas que cada año buscan en Australia un lugar en el que hacer realidad sus sueños. (El Correo Gallego, 16/02/13). ISSN: 1579-1564
  • Mujeres de armas tomar. Tradicionalmente eran los hombres los que formaban ejércitos y comandos militares, mientras que las mujeres participaban en labores de asistencia y apoyo logístico. Pero desde hace varias décadas, en los países más comprometidos con las políticas de igualdad (como EE UU), o más ansiosos por mostrar su potencial humano (como China), la figura femenina ha ido adquiriendo un papel más activo en misiones tanto defensivas como de despliegue y actuación (no tanto de ataque). Pero esto no parecía ser suficiente, y las mujeres pidieron dar un paso más, y participar en actividades de combate. Lo vimos estos meses en EE UU. Lo consiguieron gracias a una directiva del Departamento de Defensa. (El Correo Gallego, 23/02/13). ISSN: 1579-1564
  • El próximo Pontífice. Unos piensan que sería buena la elección de un papa latinoamericano, dado el peso que tiene la Iglesia católica en esas tierras (acoge al 40% de los católicos del mundo). Otros preferirían un papa de América del Norte (un 8%), por lo que ello supondría para el fortalecimiento de las relaciones entre Europa y Norteamérica. Algunos desearían apuntar hacia el continente africano, puesto que es ahí donde el catolicismo ha crecido de una manera más abrumadora en las últimas décadas. Y no pocos apostarían por un papa asiático, por lo que ello supondría para la definitiva reconciliación entre Oriente y Occidente. Una buena mayoría prefiere que sigua siendo Europa quien lleve el peso de la evangelización, lo cual no es improbable, dado que casi la mitad de los cardenales están asentados aquí. (El Correo Gallego, 24/02/13). ISSN: 1579-1564
  • Cuba se repite. Raúl Castro seguirá como jefe de Estado, presidente del Gobierno e ideólogo del Politburó del Partido Comunista de Cuba (¡qué lejos queda ya el VI Congreso del PCC de 2011!). Ahí es nada. Demasiado poder para un hombre, quizá dos, que sin saberlo vive en un profundo estado de contradicción interior y exterior que contagia y paraliza a un país que dice abrirse sólo de boquilla. Y así siguen las cosas por allí. De guiño en guiño, como queriendo flirtear con un pueblo que no está para fiestas. Y es que, cuando el estómago está vacío (Cuba, desabastecida interiormente, importa el 80% de los alimentos), y el futuro se vislumbra negro (con un sueldo medio mensual de 15 euros), juergas, lo que se dice juergas con el régimen, las justas; y sólo porque usted "lo manda". (El Correo Gallego, 02/03/13). ISSN: 1579-1564
  • Desgobierno a la italiana. La falta de mano izquierda con la política del vecino es lo que ha provocado la zozobra de una Europa periférica que ahora amenaza con hundir, también, el centro y norte de esa otra acomodada Unión Europea. Llamativo es el desvío de la mirada hacia los posibles pactos de Gobierno, en vez de reparar en el tremendo batacazo de la fórmula de ­gestión aplicada por Il Professore Mario Monti; una tecnocracia que semeja fallida y poco estimulante frente al poder seductor bien de las hechiceras ­fórmulas mágicas de Silvio, bien de la utópica y temeraria rebeldía de Beppe. Mientras nuestros líderes europeos no despierten de su quebradizo "sueño de los justos", continuarán surgiendo populismos de derecha e izquierda, jugando a desestabilizar las estructuras de los Estados al tiempo que bufonean, alegre e inconscientemente, con el riesgo de la ingobernabilidad. (El Correo Gallego, 03/03/13). ISSN: 1579-1564
  • China desde las alturas. Estos días no sólo se constituirá el nuevo Gobierno de Pekín y se confirmarán los nombramientos de Xi Jinping y Li Keqiang como presidente y primer ministro respectivamente, sino que se impulsará un ambicioso paquete de medidas que tratará de suavizar los desequilibrios de una sociedad que, pese a seguir creciendo a un ritmo cercano al 8% (admirable aun siendo el más bajo en 13 años), no entiende cómo su influencia en la economía mundial no repercuten en la calidad de vida de sus ciudadanos. El Gobierno saliente y el entrante apuestan ahora por el fomento del consumo interno, para lo cual no sólo se comprometen a incrementar el salario mínimo y los intereses bancarios, sino a aumentar los impuestos a las privilegiadas empresas estatales (hasta en un 5%), y a ese incontable número de ricachones que llevaban tiempo mirando hacia otra parte con la connivencia de un poder político afeado por la corrupción. (El Correo Gallego, 09/03/13). ISSN: 1579-1564
  • De Bombay a Nueva Delhi. Si Mumbai representa el cosmopolitismo y la influencia de la industria de Bollywood, Nueva Delhi simboliza el prestigio universitario y el poder político de uno de los BRICS. Sin embargo, esta imagen de coloso no puede eclipsar un variado componente humano que evidencia las desigualdades sociales, no disimula la miseria que rodea las principales avenidas de ambas ciudades, ni oculta la curiosidad de unos niños que evidencian un problema de desnutrición cercano al 40%. Ni la ayuda alimentaria a los desfavorecidos ni los millones de trabajos precarios impulsados desde el Gobierno consiguen hacer despegar a un país que crece por arriba y hacia el exterior a una velocidad apenas percibida por abajo y en el interior. Debe abrirse a nuevos mercados, mejorar su política fiscal y recaudatoria, invertir más en educación, priorizar los intercambios universitarios, simplificar la burocracia administrativa, reorientar ayudas y subsidios, fomentar las infraestructuras y la producción autóctona, y frenar sus peligrosos déficits. (El Correo Gallego, 10/03/13). ISSN: 1579-1564
  • Iberia era de todos. Es a los jefes y a los líderes sindicales del momento, y no a los trabajadores de Iberia, no a su personal de tierra ni a sus pilotos, a los que hay que exigir cuentas y juzgar con severidad. La pésima gestión de aquellos que en su día firmaron un convenio con la poderosa British Airways que nos debilitaba dentro de la Alianza Oneworld hasta el extremo. Si continuamos así, haciendo pésimas fusiones, sin vigilar de cerca la alta gestión de quienes se benefician del Estado y de nuestro dinero, estaremos desamparando a los trabajadores y destruyendo España. Para eso, pongamos en venta el país, repartamos los beneficios (eso sí, entre todos, pues a todos pertenece), y listo. (El Correo Gallego, 16/03/13). ISSN: 1579-1564
  • Los doce retos de Francisco. Doce serán los retos del obispo de Roma. 1. Transparencia: deberá acabar con la opacidad de la alta gestión de la Iglesia, con especial énfasis en las vías de financiación del Banco del Vaticano. 2. Renovación: tendrá que remozar la Curia Romana y la mayoría de los cargos adscritos a la misma. 3. Limpieza: deberá continuar el saneamiento interno de la Santa Sede, no sólo zanjando el Informe Vatileaks, sino demostrando la pertinencia del mismo para resaltar la gestión del personal del Vaticano. Deberá acometer su propio informe de la situación del catolicismo y del buen hacer de sus sacerdotes. 4. Pulcritud: aspirará Jorge Mario Bergoglio a continuar la lucha iniciada por Juan Pablo II y Benedicto XVI contra aquellos que se desvían del magisterio sacerdotal, la ética civil y la moral cristiana... (El Correo Gallego, 17/03/13). ISSN: 1579-1564
  • Irak como fracaso. Es difícil encontrar un término más apropiado que fracaso para describir lo acontecido en los últimos diez años en Irak. Transcurrida una década desde aquella fatídica intervención militar alentada por EE.UU y Reino Unido, a la que se sumaron más tarde varias decenas de países, entre ellos España aun sin haber entrado directamente en combate, la República de Irak sigue sumida en una profunda crisis social, económica y política que mantiene enfrentados a chiíes, suníes y kurdos, ante la mirada inoperante del primer ministro Nuri al-Maliki, y de la que sólo se salva el Norte semiindependiente y autónomo del país. Entretanto, los beneficiarios de la guerra, ubicados la mayoría de ellos en el terreno fiscal americano, continuarán disfrutando sus cuantiosos "contratos" de reconstrucción y explotación en Irak. (El Correo Gallego, 23/03/13). ISSN: 1579-1564
  • Un Irán enrarecido. Las posibilidades de entrar en esta ocasión sin dificultad en esta República Islámica se me antojan escasas, especialmente teniendo en cuenta que estamos a sólo tres meses de las próximas elecciones presidenciales que se celebrarán en junio. El ambiente lleva tiempo enrarecido por aquí. Cuatro son las razones principales. Por un lado, la nueva advertencia de EE UU, bajo presión israelí, para que Irán detenga su carrera armamentística nuclear y dote de mayor libertad de acción al grupo colaborador de la OIEA P5+1 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Por otro lado, la amenaza de guerra israelí sigue constante. Porque la sociedad iraní, especialmente las debilitadas clases medias, dirigen su ira estos días no tanto hacia la cuestionable gestión diplomática de su Gobierno, cuanto hacia un Occidente al que consideran responsable de la economía de guerra y supervivencia que ha tenido que asumir Irán. Y, por último, el impulso que está cogiendo la oposición reformista al Gobierno desviacionista y nacionalista de Ahmadineyad... (El Correo Gallego, 24/03/13). ISSN: 1579-1564
  • De Dubái a Abu Dabi. Desde que en 1958 se descubriesen los yacimientos petrolíferos, y especialmente desde su independencia como antiguo protectorado británico en 1971, Dubái y Abu Dabi han experimentado la misma transformación económica e industrial que logró Europa y Norteamérica en más de dos siglos de historia. Si a ello unimos su compromiso con la internacionalización (estimulando inversiones en sentido bidireccional), la cultura (atrayendo el mejor deporte y emulando los museos y convenciones más ambiciosas), la educación (fomentando el intercambio académico y el asentamiento de las universidades más prestigiosas en el país), el sistema sanitario (aprovisionando sus laboratorios y hospitales con la tecnología y los profesionales más punteros), y la protección de sus ciudadanos autóctonos (defendiendo la familia hasta el extremo de asegurar, tras el matrimonio, casa, coche, seguro sanitario y educación gratuita para los hijos), no debe sorprender a nadie que incluso sus vecinos más aventajados observen con envidia un contexto que ha transformado el desierto en un paraíso de lujo y seguridad. (El Correo Gallego, 31/03/13). ISSN: 1579-1564
  • Una década para la primavera árabe. Pretender transformar en un par de años la compleja situación social, económica y política de pueblos que llevaban décadas sometidos a un abusivo y rígido control del Gobierno de turno es aspirar a un imposible. Diez años es el tiempo mínimo con el que tenemos que contar. Egipto, Túnez, Libia, Siria, y un largo etcétera, deben ser conscientes de ello, y de sus diferencias y singularidades. De lo contrario, sólo desgastaremos las debilitadas fuerzas de unas revueltas civiles que ya han hecho lo más difícil: remojar las barbas de Mauritania, Marruecos, Argelia, Sudán, Somalia, Yemen, Bahréin, Irak, o Líbano (e incluso de aquellos que parecen más dóciles, como Jordania, Kuwait u Omán; o más boyantes, como Arabia Saudí, Emiratos Árabes o Qatar), y derrocar a dictadores, destituir a déspotas y deponer a tiranos; los mismos que, amparados por los gobiernos occidentales, y bajo la inoperante excusa de cooperación frente al terrorismo yihadista y al integrismo más fanático e inmovilista, consiguieron desestructurar países enteros y deteriorar los pilares del islam; unos principios, por cierto, que el cristianismo comparte en gran medida... Las dificultades internas y externas con las que se topan la Primavera Árabe y sus deseadas democracias son las particiones artificiales provocadas por los procesos de descolonización, la diversidad social e identitaria que muestran sus territorios, las interpretaciones interesadas del Corán, o una ley islámica o Sharia mal aplicada… (El Correo Gallego, 01/04/13). ISSN: 1579-1564
  • Objetivos del Milenio. Cumbre sobre hambre y seguridad alimentaria celebrada en Madrid. Cada vez son más los cooperantes voluntarios (casi el 20% de los españoles en 2012) que están dispuestos a poner su granito de arena para erradicar el hambre y las muertes asociadas de tantos jóvenes, para proteger la salubridad del agua en el mundo como fuente de vida, para enfrentarse a las enfermedades y proveer de servicios básicos de salud, para garantizar la educación en zonas vulnerables e inseguras, para evitar el trato discriminatorio de mujeres y niñas, y para salvaguardar el clima y un planeta que a todos pertenece. Éstos son los Objetivos de Desarrollo del Milenio que ven en el 2015 la fecha ahora improbable de su plena consecución. No por ello debemos cejar en el empeño de seguir trabajando durante los 1.000 días que restan, porque es mucho lo que se ha hecho hasta ahora (como reducir en un 50% la pobreza "extrema" o un 8% la desnutrición mundial), y es básico ir pensando cuál será la estrategia a partir de la fecha señalada... (El Correo Gallego, 06/04/13). ISSN: 1579-1564
  • El juego de Kim Jong-un. Independientemente de que se trate del ansia de notoriedad de un joven inexperto en materia militar y diplomática, de la búsqueda del respeto y el reconocimiento de unos militares nonagenarios anclados en un pasado de lucha y guerra fría, de la respuesta a unas maniobras militares conjuntas de Corea del Sur y EE.UU interpretadas en clave de amenaza de invasión, de aumentar su poder negociador frente a los nuevos líderes Abe Shinzo en Japón, Park Geun-hye en Corea del Sur, y Xi Jinping en China, o de la necesidad de hacer ver a su país y a sus socios del exterior que se trata de un líder fuerte y ambicioso (véase la reactivación de sus reactores nucleares o su tercer ensayo atómico del pasado febrero), lo cierto es que será su maltrecho pueblo el que, una vez más, pagará las consecuencias del aislamiento económico y político que estas amenazas incluso de guerra nuclear no harán más que acentuar. (El Correo Gallego, 07/04/13). ISSN: 1579-1564
  • El legado de Chávez. Independientemente de quien resulte vencedor en las elecciones presidenciales que se celebran mañana, la supervivencia de la República pasa por la aplicación de profundas reformas estructurales que logren sacar a este ventajoso país del lamentable estado de degradación política y económica en el que se encuentra. Un bello país que, pese a haber sido agraciado con la fuerza minera, siderúrgica e hidroeléctrica del Orinoco y de sus poderosos afluentes, y contar con ingentes recursos de gas y petróleo, hoy se manifiesta hondamente desgraciado en términos socioeconómicos. Tiempos difíciles para una Venezuela que lleva más de una década, literalmente, de apagón en apagón. (El Correo Gallego, 13/04/13). ISSN: 1579-1564
  • Venezuela va de urnas. La campaña, de apenas diez días, ha sido tan breve como intensa. El desgaste anímico será clave en las urnas. Podríamos temer el cansancio de la oposición que lidera Henrique Capriles, con casi década y media de derrotas frente al chavismo. Aunque, a juzgar por lo apretado del resultado que auguran los sondeos independientes, la clave estará en la abstención que puedan manifestar los seguidores del autoproclamado "hijo de Chávez", Nicolás Maduro. Y mientras el oficialismo se apropia del lenguaje del catolicismo (pese al enfrentamiento con la nunciatura del país, además de con la comunidad judía), y habla de conspiraciones homicidas salvadoreñas, Capriles exige limpieza al Consejo Nacional Electoral (CNE), denuncia el desequilibrio en fondos y propaganda mediática, y teme el control de las calles por parte de las Fuerzas Armadas y la milicia bolivariana contratada para la ocasión. Por lo demás, miedo por ambas partes, promesas compartidas de respetar los subsidios del oficialismo, incrementar en torno al 40% el salario mínimo y las pensiones, aumentar las viviendas sociales, y luchar contra el crimen y la corrupción; pero poco de la tan necesaria reconciliación nacional... (El Correo Gallego, 14/04/13). ISSN: 1579-1564
  • La Thatcher y sus damas de hierro. Pese a quienes la acusan de haber dividido la nación con sus medidas de gestión, consiguió sanear una economía maltrecha e incentivar un orgullo patriótico malherido por la pérdida de su antigua influencia imperial, y es hoy uno de los personajes más relevantes del siglo XX. Salvo excepciones provenientes de su propio contexto y de un rencor no cicatrizado en sectores de la sociedad argentina, todo el mundo (incluidos los líderes laboristas) ha sabido reconocer su valía y su coraje a la hora de defender la libertad y la confianza en la capacidad del individuo para gestionar su esfuerzo, su trabajo y su dinero frente a un Estado que debe "favorecer la autorregulación". Sus postulados han marcado el camino a muchas mujeres que, siguiendo su estela, defienden unos ideales de capacidad, mérito e igualdad de género alejados de las cuotas que Thatcher tanto detestaba; y quienes sin renunciar a destacar en el mercado laboral, reivindican los rasgos propios de su femineidad y su influencia en el núcleo familiar... (El Correo Gallego, 15/04/13). ISSN: 1579-1564
  • EE UU, pánico y los mensajes. Si alguien piensa que el pánico se ha apoderado de EE UU tras el atentado de Boston, se equivoca. Su influencia económica y política, incluso cultural, hace que las tragedias que allí acaecen, especialmente aquellas que violan su seguridad o demuestran su vulnerabilidad, repercutan social y mediáticamente más aquí que allí. Su apatía política (que no patriótica; véase el Día del Patriota que se celebra en Massachusetts en estas fechas) y la inmensidad de su territorio (el tercero más extenso del mundo) hace que incluso cuando el terrorismo interno o externo cercena la vida de seres humanos, la mayoría tome aire y, tras una breve reflexión y algún que otro improperio maledicente, continúe con su faena diaria (y más con la subida de la Declaración de la Renta, cuyo último día de pago era el lunes). De ahí que ciertos políticos se permitan jugar a precipitar su economía hacia el abismo fiscal, con la misma facilidad con la que desprecian al inmigrante que levantó el país, o injieren en cualquier sustancioso conflicto bélico del exterior; incluso con la que, pese a las masacres acontecidas en el país, tumban en el Senado la ley que aspiraba a negar el acceso a las armas a individuos con antecedentes penales y a restringir la venta de munición y artefactos semiautomáticos. (El Correo Gallego, 20/04/13). ISSN: 1579-1564
  • Cameron se contradice. La lucha de David Cameron por controlar el déficit, paliar la tercera recesión de Reino Unido y acallar la pérdida de la triple A de Moody’s, hace que el Primer Ministro conservador viva en un constante estado de contradicción. Si por un lado amenaza con abandonar la Unión Europea y celebrar un referéndum que dé bríos a los euroescépticos, por otro apuesta por la necesidad de una Europa más fuerte y unida, capaz de reformar incluso el Tratado de Lisboa. Habla del progreso necesario de la UE, al tiempo que defiende la reducción de su presupuesto. Reivindica un estatus bancario y financiero privilegiado para la City de Londres, paralelamente a defender "la necesidad de un banco central activo y comprometido". Presume de la no pertenencia de Reino Unido a la Eurozona ni al espacio Schengen en el mismo discurso sobre la Unión en el que asegura "desear con el corazón y con el alma seguir formando parte de la UE". Amenaza con retirarse del tablero de Europa, con la misma facilidad con la que apuesta por ampliar las fronteras de la Unión hacia el Este y el Sur. Alardea de la "unión" de su Reino, mientras cede ante las fórmulas independentistas de la "nación escocesa". Y aboga por las buenas relaciones exteriores bilaterales de su país a la vez que promete inflexibilidad en el cambio de estatus de Gibraltar o reclama vía referéndum las Malvinas como territorio de ultramar de Reino Unido, "sus Falklands"... (El Correo Gallego, 21/04/13). ISSN: 1579-1564
  • Los ecos de Napolitano en España. Todos aplaudimos las críticas vertidas por Giorgio Napolitano en contra de unos representantes políticos cuya ineficiencia administrativa y gestora primero, y sus disputas partidistas después, han llevado al país al estado de degradación política y económica en el que se encuentra. Los vicios denunciados por el repetido Presidente de la República son aplicables a cualesquiera de los países vecinos del Mediterráneo. Si el caso griego es bien conocido, la casuística española no constituye ningún secreto. Nuestros altos representantes han preferido enredarse en rencillas internas y renovaciones artificiales de partido, en vez de buscar un pacto por el empleo y encarar las urgentes necesidades del país. Primero fue el Partido Socialista el que permitió que España se precipitase hacia el abismo. Ahora es el Partido Popular el que no parece capaz de defender aquellas ­políticas de crecimiento que prometió a su llegada. Y mientras los primeros pierden el tiempo y ofenden al militante con líos de primarias y supuestos "valores de futuro" para suceder a Rubalcaba (personas cuyo mérito doctrinal, ideario político, programa de gestión o plan de gobierno desconocen las bases, por inexistentes), los segundos se empeñan en esconderse detrás de un muro que los distancia no sólo de sus votantes, sino de sus propios "valores internos". No es extraño que la gente se canse del bipartidismo y apueste por nuevas vías... (El Correo Gallego, 27/04/13). ISSN: 1579-1564
  • Abdalá II y el abrazo del Rey. Occidente muestra simpatía por un monarca hachemita que trata de modernizar la política del país y recuperar el favor de un pueblo que le supo mostrar siempre respeto y cariño. El país, cuyos tesoros son, a falta de petróleo y agua, la amabilidad de sus gentes, los enigmas del río Jordán, de Petra, el Wadi Rum, el monte Nebo y el mar Muerto, y unas universidades que despuntan en medio mundo, lucha por superar un momento económico delicado que se evidencia en su excesivo déficit, en un turismo resentido por los conflictos vecinos, y en la necesidad cobijar a los cientos de miles de refugiados palestinos por un lado, y sirios por otro, que se adentran, desesperados, en su territorio. Los precios suben y los subsidios se reducen, pero la participación ciudadana se afianza, a la corrupción se le pone mayor veto y los sueldos públicos se incrementan a fin de mantener una paz social que favorezca la inversión extranjera... (El Correo Gallego, 05/05/13). ISSN: 1579-1564
  • Revive la Tierra de la Pascua Florida. Numerosas celebraciones conmemoran estos días y hasta más allá del verano no sólo el descubrimiento de aquello que en 1513 el vallisoletano Juan Ponce de León consideró una isla a la que puso el nombre de Tierra de la Pascua Florida, sino de la presencia española en la zona durante más de trescientos años y la preeminencia que ha mantenido durante los doscientos años siguientes, hasta completar cinco siglos de hermanamiento entre nuestro país y los Estados Unidos de América. Por muchas ceremonias y galas que haya, se me antojan pocas teniendo en cuenta la importancia que para nosotros tiene reforzar nuestros vínculos a través de Florida con la primera potencia política mundial, auténtica "fuente de la eterna juventud" económica. En un momento en el que se terminan de negociar los acuerdos de libre comercio entre la Unión Europea y EEUU, el papel de España como vínculo entre Europa y América resulta más necesario que nunca. La imagen de España debe salir reforzada de una festividad que reivindica nuestra afinidad e idoneidad ya no sólo en Latinoamérica, sino en Norteamérica. España debe reclamar su legitimidad como puente entre dos Continentes que cada vez se necesitan con más apremio... (El Correo Gallego, 06/05/13). ISSN: 1579-1564
  • Pakistán es un referente. Para lo bueno, para lo malo y para lo temido, Pakistán constituye un referente. Para lo bueno, porque el pueblo paquistaní trata de demostrar en las elecciones parlamentarias que se celebran hoy y que renovarán la Asamblea nacional y las provinciales, que los términos del binomio "islamismo y democracia" no tienen por qué ser irreconciliables. Para lo malo, porque esta República Islámica nos muestra a diario el infortunio de tener que vivir bajo la constante acción terrorista de los grupos talibanes. Para lo temido, porque el quinto país más poblado del mundo (el segundo de ascendencia islámica) reivindica su preeminencia en la zona gracias a un inquietante arsenal militar (y nuclear) que le permite plantar cara a poderosos vecinos con los que comparte frontera, como Irán, China e incluso India, con quien mantiene un largo litigio sobre Cachemira. No pretendo disimular mi amistad con el "país de los puros"; un afecto que en su momento pude explicar aquí ("La otra cara de Pakistán", ECG 16/05/2011), en el mismo artículo en el que narré la perseverancia de un pueblo que desea olvidar un pasado de dictaduras militares que ha impedido al país mostrar su potencial económico, sus ganas de crecer y su deseo de abrirse al mundo... (El Correo Gallego, 11/05/13). ISSN: 1579-1564
  • Siria debe preocuparnos. Tendrán que pasar años, quizá décadas, hasta que consigamos dejar de asociar a la hasta hace poco acogedora Siria conceptos como genocidio, masacre, represión, fratricidio, violación, desamparo o incertidumbre. Quizá el último, incertidumbre, sea el que perdurará más en el tiempo. Por dos razones. Por un lado, porque una vez superado el "conflicto bélico" en el que ambas partes se acusan incluso de la guerra sucia de las armas químicas, habrá que ver cuántos años necesita el "conflicto cívico" para reunificar una sociedad fracturada entre la mayoría suní, los influyentes chiíes, sus poderosos socios alauitas, los kurdos, los drusos, o las respetadas confesiones cristianas. Por otro lado, porque no está claro el impacto que tendrá el caso Sirio ni para el mundo ni para Europa... Hablo de la participación de no pocos europeos en el conflicto sirio del lado de las tropas rebeldes. Parten de puntos tan dispares como Bélgica, Alemania, Francia, Reino Unido e incluso Irlanda con el ánimo de unirse a la resistencia siria. Se teme que estas personas puedan terminar radicalizándose hasta el punto de regresar cargados de ira a una Europa demasiado distante. Existe la posibilidad de que el islamismo yihadista aproveche el gesto de estos europeos para estrechar vínculos siniestros con el viejo Continente que consoliden su presencia entre nosotros... La oposición la integran también grupos como Frente al Nusra, vinculado a Al Qaeda, sectores radicales también salafistas como... Un factor determinante a la hora de decidirse a proveer de armas a los rebeldes, porque no se sabe qué uso le podrían dar a las mismas una vez superado el conflicto en una zona de especial interés geoestratégico... (El Correo Gallego, 12/05/13). ISSN: 1579-1564
  • La UE persiste entre recelos y bullas. La Unión Europea celebró el jueves pasado el Día de Europa. Este año, la conmemoración adquiría una especial relevancia, al ser 2013 el año dedicado a festejar la Ciudadanía Europea. Pero ha sido la controvertida gestión de la crisis por parte de los dirigentes de la Unión y de aquellos países que mantienen una especial influencia sobre el resto lo que ha provocado que ninguno de los actos conmemorativos disimulase las críticas, la frustración y la desconfianza del 57% de los europeos hacia el proyecto común... Cabría preguntarse si lo que de verdad queremos es "menos Europa" (lo digo por los referéndums de adhesión y por los nacionalismos, populismos y radicalismos xenófobos que surgen dentro de la Unión), o, por el contrario, "más Europa" (pienso en las demandas de un mayor equilibrio presupuestario, una más clara capacidad de ayuda entre las partes, un control fiscal más exhaustivo, un objetivo de déficit menos asfixiante y una supervisión bancaria más uniforme). Opino que, a estas alturas, la paulatina desmembración de la UE nos llevaría a una especie de suicidio colectivo sólo aplaudido (incluso anhelado) por esos dos (o tres) gigantes que "a diestra y siniestra" especulan con nuestra caída para recuperar (o incrementar) su hegemonía política, económica y estratégica (hasta cultural, me atrevería a decir)... (El Correo Gallego, 13/05/13). ISSN: 1579-1564
  • La Nakba continúa. El pasado miércoles, 15 de mayo, se conmemoró el 65 aniversario de la Nakba, la catástrofe provocada por Israel en 1948 que, a modo de limpieza étnica, forzaría el exilio de casi el 70% de los palestinos y la aniquilación de su libertad y su soberanía. Hoy son muchos los analistas e historiadores, muchos de ellos israelíes, que dibujan un plan de ocupación y eliminación que se remonta a finales del siglo XVIII; un plan asumido por el Movimiento Sionista a través del fomento de la inmigración judía hacia la zona, que el Gobierno británico recuperaría cuatro décadas más tarde y que ya nunca abandonaría hasta que su gran aliado en la zona, EEUU, asumiese el ansia de influencia y hegemonía sobre los territorios ocupados. El resultado es un Estado de Israel forjado sobre una comunidad judía proveniente de ambos lados del Atlántico y del Este de Europa que, debido a la ambición de unos líderes sin escrúpulos, ha pasado en las últimas décadas de víctima de un terrible y deplorable holocausto, a verdugo de otro igual de injusto y reprobable. Los acontecimientos se pueden repasar desde 2008 gracias a un documental galardonado internacionalmente que lleva por título, precisamente, Al Nakba, que hoy podemos disfrutar también en YouTube dividido en dos partes igual de reveladoras... (El Correo Gallego, 18/05/13). ISSN: 1579-1564
  • El terror ya es global. El mismo día que David Cameron reunía en Londres al comité Cobra como respuesta al asesinato de un militar en el barrio de Woolwich, Barack Obama, con los atentados de Boston en la retina, pronunciaba en Washington su discurso en materia de seguridad y antiterrorismo. También fue el jueves cuando Pakistán amaneció sobresaltado por la explosión de un coche bomba en la capital de la región independentista de Baluchistán, y cuando el Gabinete sueco buscó en Estocolmo soluciones a los ­enfrentamientos entre inmigrantes y locales. Ayer eran el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y su homólogo francés, Manuel Valls, quienes debatían en Madrid estrategias para "combatir" el ­terrorismo. Aunque son temas y conflictos distintos, como diferentes son también los motivos que desangran Siria, que acrecientan la tensión palestino-israelí, que reviven los extremismos en Europa, que prueban la represión en Rusia, Cuba o China, que fomentan el radicalismo en Somalia, Sri Lanka o Indonesia, o que perpetúan la guerrilla en Latinoamérica, existe en todos ellos un denominador común: el terror que en pleno siglo XXI, en vez de paliarse, semeja incrementarse de manera desalentadora. La violencia se adueña de las calles del mundo y el terrorismo se hace cada vez más presente. Esta nueva realidad global requiere soluciones y medidas que habrán de ser también globales para ser efectivas... (El Correo Gallego, 25/05/13). ISSN: 1579-1564
  • Galicia y los embajadores. La mayoría de los embajadores para España de la UE más el de Croacia pasaron por Galicia. Lo supimos porque algunos, basándose en sus vínculos de amistad con algunas de nuestras instituciones académicas, nos informaron de su viaje con sobrada antelación. Es el caso de quien capitaneaba la comitiva, el embajador irlandés Justin Harman, quien ha visitado y mantiene una estrecha relación de colaboración y asesoramiento mutuo con el Instituto Universitario de Estudios Irlandeses Amergin de la UDC. Fue él, también, quien más y mejor supo reivindicar las posibilidades que ofrece esta tierra y el óptimo uso realizado por nuestra comunidad de los Fondos Europeos. Si interesante es reforzar nuestros vínculos con los centros gallegos en el exterior y con las embajadas de España en el extranjero, igual de oportuno parece facilitar a los diplomáticos asentados en España toda la información posible sobre nuestra tierra, especialmente si aspiramos a reclamar ante la UE un Fondo económico de transición que nos pueda amparar cuando el año que viene dejemos de ser objetivo prioritario... (El Correo Gallego, 26/05/13). ISSN: 1579-1564
  • En Venezuela todo y todos siguen mal. Quienes tenemos colegas y parientes en Venezuela sabemos bien que en la República Bolivariana las cosas van de mal en peor. Nuestros amigos de ambos lados del espectro político así nos lo confirman. Ni los ciudadanos ni el oficialismo ni la oposición están satisfechos con las duras circunstancias que asolan y enfangan el país hermano del otro lado del Atlántico. Una y otra vez, los medios de comunicación internacionales se hacen eco de un caos que además de económico y político empieza a ser, de manera irremediable, incluso humanitario... Mientras la inflación y el déficit conducen el país a la ruina, los ciudadanos, víctimas manipuladas de este entramado de despropósitos y propaganda populista, sufren en sus carnes y en sus casas el desabastecimiento de productos básicos y las miserias de un país que, de haber caído en manos eficientes, podría estar presumiendo de una hegemonía en la zona que por recursos y potencial riqueza le pertenece. (El Correo Gallego, 27/05/13). ISSN: 1579-1564
  • Las Fuerzas A(r)madas. Nuestras Fuerzas "Armadas" se transforman en Fuerzas "amadas". Esto es así porque, pese al enorme sacrificio que realizan a diario dentro y fuera de nuestro país, y pese a que su trabajo no ha perdido un ápice de riesgo para sus vidas, la austeridad que se impone en el Ejército hace que, pese a la tecnología, nuestros militares estén cada vez peor pertrechados, menos protegidos y, por tanto, menos "armados" a la hora de intervenir en misiones de defensa, seguridad o combate. Pero también porque, como viene señalando desde hace años el barómetro del CIS, las Fuerzas Armadas constituyen la institución mejor valorada por los españoles. Un reconocimiento ciudadano que en abril recibieron igualmente la Guardia Civil y la Policía; dos cuerpos que, por fin, han sido incluidos en la citada medición. Constituye éste un dato irrefutable que trasciende cualquier tipo de prejuicio o recelo hacia el ámbito militar o su implicación bélica. (El Correo Gallego, 01/06/13). ISSN: 1579-1564
  • España y su ceguera. Ahora vemos que ni el ladrillo, ni el deporte, ni las fotos, ni siquiera el turismo eran suficientes... Hoy suplicamos que se invierta en España, que amparen a nuestras empresas y que acojan a nuestros hijos, pues nosotros no podemos ya ni mantenerlos ni emplearlos. Hoy pagamos la falta de previsión de nuestra política exterior. De nuestra insolidaridad con Latinoamérica. De nuestro desinterés por Oriente y los países árabes. Incluso de nuestro desconocimiento de África. Ahora nos ven tan débiles que hasta China nos tasa sus inversiones. A nuestros vecinos del norte de Europa les cuesta aflojar la cuerda tanto como estirar la mano. Sudamérica nos recuerda la época en la que nos cantaba "arrieritos somos…". Y al continente africano llegamos tarde. Pero parece que algo empieza a cambiar. Las balanzas comerciales se equilibran. Intentamos aprender árabe y chino. Rememoramos nuestro pasado colonial en EEUU. Reivindicamos el portugués. Nos subimos en el Ave de Medina a La Meca. Soñamos con montarnos en el de Río de Janeiro a São Paulo y en el de Moscú a San Petersburgo. Y hasta jugamos a ser observadores en la Alianza del Pacífico. Confío en que no sea un nuevo espejismo que vuelva a cegarnos... (El Correo Gallego, 02/06/13). ISSN: 1579-1564
  • Irlanda se prepara. Los irlandeses se preparan para ceder la presidencia del Consejo de la Unión Europea a Lituania, que disfrutará de ese honor de julio a diciembre. Durante estos seis meses, la República de Irlanda ha demostrado su capacidad de liderazgo a la hora de formular iniciativas que redundasen en beneficio de los ciudadanos de la Unión y, en especial, de aquellos cuya situación dentro del espacio europeo ha sufrido estos años un deterioro más acusado debido a la crisis. La presión ejercida para buscar soluciones al problema del desempleo e impulsar un mayor apoyo a las distintas etapas formativas de nuestros jóvenes es algo que siempre le agradeceremos. Asimismo, estos meses les han servido a nuestros hermanos irlandeses para estrechar lazos entre los representantes de su reconocida diáspora en Europa y más allá. Pero también han tenido muy presente una fecha para ellos muy importante que cada vez está más cerca, la conmemoración del centenario del Alzamiento de Pascua de 1916 que motivó la legítima independencia del país por el que habían luchado tantos años. Lo pudimos comprobar en persona estos días pasados en Galway, cuya Universidad Nacional de Irlanda celebró el noveno congreso de la Federación Europea de Asociaciones y Centros de Estudios Irlandeses (Efacis) que, precisamente, tenía como lema "Hacia el 2016: la antigua y la nueva Irlanda"... (El Correo Gallego, 08/06/13). ISSN: 1579-1564
  • Rumanía y su memoria. El jueves llegué a Bucarest procedente de Dublín; y cuando lean esto estaré regresando a Santiago vía Barcelona. Han sido precisamente Rumanía como país invitado y la capital catalana como ciudad destacada, los protagonistas del Salón del Libro de París celebrado en marzo. Allí se pudo comprobar que en Rumanía algo estaba cambiando, ya que a la literatura existencial y de denuncia, y a las historias de intriga y tradición gótica, les acompañaban textos históricos y biográficos sobre los grandes ideólogos y politólogos del pasado lejano, pero también cercano. Quizá la realidad que vive una Rumanía azotada por la crisis, en la que está comprobando que “la periferia de la periferia europea” sufre en mayor medida que el resto de la Unión, esté motivando cierta moderación respecto al entusiasmo mostrado hace unos años hacia el “aperturismo del mercado global”. Y aunque es cierto que en Rumanía si hablamos de democracia y libertad “cualquier tiempo pasado fue peor”, no está mal hacer una pausa para analizar, desde la práctica de la “memoria”, la trayectoria histórica y cultural de un país que todavía tiene mucho que aportar a una UE que no debe abandonar a quienes habitan sus “márgenes”... (El Correo Gallego, 09/06/13). ISSN: 1579-1564
  • Japón en España. El Año Dual de España en Japón y de Japón en España forjado a finales de 2010 se inauguró con un concierto en el Teatro Real de Madrid celebrado el martes y con una cena de gala en honor al heredero del país del Sol Naciente que tuvo lugar el miércoles. Desde junio de 2013 hasta julio de 2014 serán numerosas las acciones culturales y las iniciativas empresariales destinadas a fortalecer unas relaciones bilaterales que, si bien se han reforzado a nivel diplomático en los últimos años, a nivel económico todavía pueden dar mucho más de sí. El heredero al trono nipón no ha dudado a la hora de encomiar tanto nuestra variedad cultural, como nuestra riqueza artística y literaria, e incluso alabó las posibilidades de nuestro liderazgo energético en materia eólica y demás renovables, o nuestros avances en el campo de la medicina y la cirugía. Tampoco olvidó Naruhito "la alegría y ternura" de los españoles, así como el afecto que muestran hacia su país; una simpatía que espero vuelva a percibir hoy en su periplo por las calles de Compostela... (El Correo Gallego, 15/06/13). ISSN: 1579-1564
  • De Galicia a Turquía. Las algaradas que vemos estos días en la plaza Taksim y el parque Gezi de Estambul nada o poco tienen que ver con las aspiraciones que desataron las revueltas de la Primavera Árabe en otros contextos islámicos. No hablamos de supervivencia económica o de falta absoluta de libertad democrática, sino de un cierto giro autoritario mostrado en los últimos meses por el Gobierno de Ankara que lidera el primer ministro Recep Tayyip Erdogan. La Turquía secular, los partidos opositores y el sector militar aprovechan las manifestaciones en Taksim para denunciar un modo de gobernar que, quizá debido a la apabullante fuerza que muestra en las urnas el Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) desde hace más de una década, se ha olvidado de tomar en consideración la voluntad y el criterio del pueblo en cuestiones como la reordenación de los espacios públicos, las nuevas iniciativas civiles y religiosas, o la presión hacia ciertos medios de comunicación contrarios al Gobierno. Sin embargo, esta inestabilidad no deja de ser anecdótica en el marco de un progreso económico y social que eleva al país a la categoría de nación modélica en desarrollo y crecimiento, y lo convierte en referente estratégico ineludible como puente entre Asia y Europa, y aliado ambicionado por el mundo más Occidental y Oriente Medio a la par... (El Correo Gallego, 16/06/13). ISSN: 1579-1564
  • Una UE que no es tal. El hecho de considerarme un profundo defensor del gran proyecto europeo no me ciega a la hora de constatar que la "desunión" afecta tanto a la Unión Europea como a esas otras, también "distantes" entre sí, Naciones Unidas. Esta actitud pesimista que hoy me cuesta disimular responde a las dudas que generan las elecciones al Parlamento Europeo que se celebrarán a finales de mayo del año próximo. El euroescepticismo forjado este último periodo de crisis hace prever una más que modesta participación. Además, hoy sabemos que toda esa corriente política antieuropea que recorre la UE de Reino Unido a Hungría, de Holanda a Grecia, y de Francia a Suecia, pasando por Alemania, está buscando alianzas estratégicas para intentar colarse en una Eurocámara que, al debilitar a los grandes partidos que dan estabilidad (por muy viciada que ésta esté) a la Europa del siglo XXI (el Partido Popular Europeo y el Grupo Socialista Europeo), puede llegar a volverse ingobernable si a los movimientos eurófobos se unen aquellas otras propuestas que en los últimos meses no han disimulado su desprecio hacia las altas instituciones del espacio común. De resultar así las cosas, la UE tendría su propio Caballo de Troya, y todos pagaríamos las consecuencias... (El Correo Gallego, 29/06/13). ISSN: 1579-1564
  • España se protege. Dice Leonard Weinberg que el terrorismo no es una filosofía o un movimiento, sino una actividad. Por su parte, Paul Wilkinson aseguraba que la mayoría de los ciudadanos, pese a las "imperfecciones de la democracia", están siempre dispuestos a apoyar aquellas iniciativas surgidas de un Gobierno que luche por combatir las diversas caras del terrorismo. Quizá por eso cuando el pasado 31 de mayo el Consejo de Ministros ratificó dentro de la Estrategia de Seguridad Nacional la creación de un Consejo de Seguridad Nacional, casi nadie puso pegas. El terrorismo convencional convive hoy con renovadas y complejas tácticas de agresión que reclaman la implicación de sectores tan variados como la defensa, la economía, las relaciones internacionales o la energía. Dadas las recientes e inquietantes revelaciones en materia de ciberespionaje, las acciones acometidas bajo el paraguas del ciberterrorismo, los desequilibrios generados por los ataques financieros y de mercado de los últimos años, las amenazas bioquímicas, o la vulnerabilidad de nuestras infraestructuras y recursos energéticos, toda precaución parece poca para asegurar la tranquilidad de una sociedad que, pese a ser consciente de que debemos entender el terrorismo como una amenaza global que requiere una respuesta también internacional, sabe bien que toda protección eficaz demanda un compromiso también a nivel local... (El Correo Gallego, 30/06/13). ISSN: 1579-1564
  • Democracia en Egipto. En la tierra de los faraones el sentimiento de euforia y ansiedad de los opositores al depuesto Mursi contrasta con la frustración y la incertidumbre que sienten sus seguidores. Unos y otros se muestran sorprendidos por la celeridad con la que se han sucedido los hechos. No hablo de esta última semana, sino de los doce meses y tres días en los que la República Árabe ha disfrutado de su supuesta primera democracia. El primer presidente elegido en las urnas no ha sabido gestionar el aval que le entregó el pueblo para reconducir Egipto hacia la posición de liderazgo emergente que merece. Y en vez de atender a esos ciudadanos que desde la plaza Tahrir reclamaban pan, libertad y justicia social, se ha dejado llevar por un impulso religioso del que no se han librado ni los tres poderes del Estado, ni los departamentos artificiosos del Gobierno de la nación. Pero si Mursi confundió los preceptos de una democracia legítima, la oposición, y el Ejército que de manera interesada la apoya, tampoco han sido capaces de entender que lo que se pierde en las urnas ha de recuperarse también en las urnas, y no a base de golpes de Estado en toda regla, por mucho que haya quien prefiera maquillarlo como un "golpe de democracia"... (El Correo Gallego, 06/07/13). ISSN: 1579-1564
  • Obama y su 4 de julio. Coincidiento con las celebraciones del Día de la Independencia, el pasado jueves, 4 de julio, la Estatua de la Libertad reabrió sus puertas al público tras recuperarse del huracán Sandy. Los fuegos artificiales, en el East River de Nueva York y entre la Estatua de la Libertad y Ellis Island brillaron con fuerza pese a los acontecimientos acaecidos en EEUU este año, quizá para hacer olvidar que el mundo se siente mucho menos libre desde que el agente Edward Snowden revelase sus programas de espionaje indiscriminado, o el presidente Evo Morales sufriese, debido a la sombra estadounidense, la humillación de una retención en toda regla. En su discurso, Barack Obama habló de proteger "el legado de libertad" que dejó la Declaración de Independencia hace ya 237 años, y de recordar la función de EEUU como "defensor global de la paz y la libertad". Pero el primer presidente afroamericano que alcanza la Casa Blanca sabe muy bien que hoy resulta difícil proyectar a su país en el mundo como "un icono para quienes admiran esos ideales", pues éstos no se pueden construir a costa de anular la vida privada de las personas por medio de una nueva forma de espionaje tan grotesco como generalizado. Quizá el inminente acuerdo de Libre Comercio e Inversiones con la UE ayude a que su presencia en el mundo vuelva a levantar pasiones... (El Correo Gallego, 07/07/13). ISSN: 1579-1564
  • ¿En qué contribuye Croacia a la UE? Son muchos los que no encuentran "beneficio" alguno en la entrada de Croacia. Un marcado euroescepticismo agudizado en los últimos meses, una clara apatía a la hora de elegir a sus representantes en el Parlamento Europeo (con poco más del 20% de participación), un paro superior al 20%, y una economía que lleva años en recesión no parecen las mejores credenciales para este pequeño gran país de apenas cuatro millones y medio de habitantes, católicos en su mayoría. Por mucho que el FMI hace unos años la clasificara como economía emergente, su opacidad administrativa, o los miles de millones de euros en ayudas que disfrutará durante los próximos ocho años pesan demasiado. Sin embargo, existe otro ángulo de visión mucho más constructivo. Aquél que avalan quienes ven la ampliación de la UE no tanto desde el turismo, el gas o el sector naval, cuanto como una lección frente a la eurofobia, un gesto que mejora la imagen de Europa como un gran proyecto que sigue seduciendo a nuestros vecinos más inmediatos. También ven en la incorporación de Croacia una buena ocasión para fomentar el respeto a las minorías, y para buscar un equilibrio entre las grandes economías y aquellas más modestas; una nueva oportunidad para que los Estados periféricos encuentren más apoyos a la hora de reclamar derechos y reivindicar singularidades... (El Correo Gallego, 08/07/13). ISSN: 1579-1564
  • Un Berlusconi incombustible. El ilusionado nuevo premier, Enrico Letta, ha visto cómo su puesto de mando cabeceaba al comprobar, para sorpresa de numerosos miembros de su propio partido, e indignación del Movimiento 5 Estrellas que lidera el antipolítico Beppe Grillo, cómo el Gobierno italiano puede ser paralizado por un Berlusconi que esta semana logró bloquear las decisiones y votaciones de la Cámara de Diputados y del Senado con el apoyo ya no sólo del centroderechista Pueblo de la Libertad (PDL), sino de un buen número de parlamentarios del centroizquierda que abandera el Partido Democrático (PD). Esta nueva muestra de poder que luce con solvencia el milanés de 76 años, pone a la República en una situación de inseguridad política, jurídica y económica, cuyos efectos destructivos para el país se hacen cada vez más evidentes; al tiempo que demuestra que Silvio Berlusconi, con gobierno o sin gobierno, sigue siendo el verdadero "rey" de la República. Pero por si las amnistías o las prescripciones no llegan a tiempo, y los "magistrados comunistas" consiguen su objetivo, hay quien dice que está dispuesto a seguir ejerciendo el poder desde la sombra a través de la polifacética empresaria Marina, su fiel hija mayor, una flamante candidata para liderar un centroderecha desnortado... (El Correo Gallego, 13/07/13). ISSN: 1579-1564
  • Galicia se abre a Asia. A mediados del mes pasado el príncipe Naruhito de Japón recorría las calles de Compostela reiterando su devoción por el Camino de Santiago y su afecto por Galicia. Hace quince días el magnate y benefactor Ratan Jindal, acompañado por el conselleiro de Cultura, Xesús Vázquez Abad, mostraba la simpatía de India hacia nuestra tierra y su interés por la Ciudad de la Cultura del Gaiás. Sólo unos días más tarde el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, se reunía con una delegación china que visitaba Galicia. Y esta misma semana el artista coreano NamGoong Moon, acompañado por el embajador de la República de Corea en España, Oh Dae-sung, y ante la mirada atenta del presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, del conselleiro Xesús Vázquez Abad, y del secretario xeral de Cultura, Anxo Lorenzo, inauguraba en la Casa de la Parra de la plaza de La Quintana la exposición Un artista coreano no Camiño de Santiago que muestra con detalle, a través de acuarelas, imágenes y bocetos, la peripecia jacobea acometida por el pintor hasta en cuatro ocasiones. Galicia se abre cada vez más a Oriente. Con el esfuerzo de todos se está consiguiendo que nuestra tierra tenga más presencia en Asia; y que tanto el mundo creativo como el empresarial, y el político, se den cuenta de que la distancia no puede ser la excusa que impida estrechar sólidos lazos entre dos contextos geográficos que se necesitan y que cada vez resultan menos lejanos... (El Correo Gallego, 14/07/13). ISSN: 1579-1564
  • El Rey en Marruecos. España y Marruecos se presentan hoy día como dos aliados estratégicos en el cada vez más necesario flujo económico, humano y cultural entre dos mundos complementarios: Europa y África. Si somos capaces, ambos, de reivindicar nuestra idoneidad diplomática, nuestro perfil como interlocutores válidos redundará en beneficio de dos pueblos que se conocen mejor de lo que imaginamos y cuyos ­vínculos históricos nadie pone en duda. Don Juan Carlos resulta fundamental como mediador entre ambos países; una relación que traspasa, en el caso de su majestad, lo meramente político para convertirse en algo más próximo a lo afectivo y familiar. El Rey, como ese hermano mayor de Mohamed VI en el que prometió convertirse a la muerte de su fiel y querido amigo Hassan II, ha recobrado estos días toda esa fuerza institucional que trasciende la influencia honorífica para presentarse como lazo de unión real y tangible a nivel político, económico, cultural y hasta educativo; cuatro aspectos que estuvieron muy presentes en el periplo de nuestra comitiva real en Rabat (cuyas llaves de oro le fueron cedidas a nuestro Rey)... (El Correo Gallego, 20/07/13). ISSN: 1579-1564
  • Líderes en Iberoamérica. Todo el mundo debería conocer ya las posibilidades estratégicas que ofrece España a la hora de estrechar las relaciones entre Europa y Latinoamérica... Así lo debió de entender la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, hace unos días en la entrega de diplomas a los Jóvenes Líderes Iberoamericanos, un ambicioso programa impulsado por la Fundación Carolina en el que participan el Banco Santander y otra de las entidades dedicadas a la promoción del saber y la formación de los potenciales dirigentes del futuro, la Fundación Rafael del Pino. Sáenz de Santamaría tuvo presente en su discurso los principios rectores de la propia Fundación Carolina como motor de la cultura, el conocimiento y el desarrollo que surge de unas sólidas relaciones internacionales en las que deben implicarse tanto organismos públicos, como corporaciones privadas y organizaciones no gubernamentales. La Vicepresidenta no olvidó animar a los jóvenes que rematan estos días su estancia formativa a que se conviertan en embajadores válidos de España en sus países de origen. Agilidad, flexibilidad y emprendimiento como idearios sobre los que han de basarse las iniciativas destinadas a fomentar la cooperación económica y la gestión estratégica entre dos continentes que se necesitan. Tampoco evitó resaltar la mandataria las acciones llevadas a cabo en nuestro país en materia de reformas estructurales, ni el proyecto europeísta que avala una UE en la que España ha de jugar un papel decisivo como enlace entre culturas y regiones de ambos lados del Atlántico... (El Correo Gallego, 21/07/13). ISSN: 1579-1564
  • La Unión Europea no tiene la culpa. Toca devolver las ayudas públicas y las bonificaciones fiscales concedidas al naval entre 2007 y 2011. Ni Almunia ni el Colegio de Comisarios han cedido a las presiones de la ejemplar unión entre políticos, patronal y trabajadores del sector. Ahora hay que interpretar la resolución, hacer números y decidir la suspensión cautelar del reintegro y el recurso ante el Tribunal de Justicia Europeo. Hablan de incompatibilidad en las ayudas y de falta de comunicación entre España y la Dirección General de Competencia. Pero lo cierto es que llevamos más de medio siglo sin ser capaces de hacer valer nuestra posición estratégica ni reivindicar nuestro papel mediador entre Europa y África, entre Asia y América, y entre Latinoamérica y Europa. Lo tenemos todo: infraestructuras, atractivo, experiencia, formación y capacidad laboral. Pero nuestra fuerza no se impone. Así, de poco vale que Alberto Núñez Feijóo se plante en Bruselas, o que Mariano Rajoy llame a Durão Barroso. Los idiomas francés e inglés siguen resistiéndosenos. No hemos conseguido contagiar nuestro entusiasmo y disponibilidad. Ni siquiera nos hemos empapado de la compleja red de instituciones, organismos y mecanismos legales que sustentan la estructura de la Unión. Apenas conocemos las leyes europeas, y nuestro papel a la hora de crear jurisprudencia o marcar directrices comunes es casi anecdótico... (El Correo Gallego, 22/07/13). ISSN: 1579-1564
  • Detroit no es Estados Unidos. Los números del PIB estadounidense del segundo trimestre han subido hasta un 1,7%. El gigante americano ha conseguido generar, sólo en el mes pasado, más de 200.000 empleos. Claro, con este súbito, azaroso e inesperado crecimiento, uno puede sentirse tentado a considerar casi anecdótica la bancarrota declarada por la Ciudad del Motor, e incluso que Detroit luzca una tasa de desempleo del 18%, esté sin alumbrado eléctrico en el 40% de su territorio y acoja a un 36% de su población viviendo por debajo del umbral de la pobreza. Algunos quizá piensen que esa deuda de 20.000 millones de dólares y ese 47% de propietarios que no pagan los impuestos de sus viviendas no es más que una treta para sanear unas cuentas que ni los demócratas de la ciudad, ni los sindicatos del Gobierno que la controlan han sabido contener debido a unas políticas sociales y de pensiones que han mantenido a muchos de sus ex funcionarios municipales viviendo muy por encima de las posibilidades de la urbe. Pero lo cierto es que las villas, ciudades y condados acogidos al Capítulo 9 de la Ley de Bancarrota se cuentan ya por decenas si miramos hacia atrás, e incluso municipios como Los Ángeles, Chicago, San Diego o el propio Nueva York, coquetean con la idea. Así es EEUU. Un coloso tan solvente y eficaz para unos, como impredecible y desconcertante para otros... (El Correo Gallego, 03/08/13). ISSN: 1579-1564
  • Proyección exterior. Los datos revelan que las distintas actuaciones llevadas a cabo tanto a nivel estatal como autonómico en materia de internacionalización y apertura hacia el exterior comienzan a dar resultados. Y si eso es así en el sector económico y empresarial, también en el ámbito cultural la marca España en general y la marca Galicia en particular parecen cobrar nuevos bríos. Dos nuevas iniciativas contribuirán a tal fin. Por un lado, en la reciente Reunión Anual de Directores del Instituto Cervantes celebrada en Cáceres y Mérida (Badajoz), se ha puesto de manifiesto la importancia de proyectar hacia el exterior "el talento, la diversidad cultural y la variedad lingüística" del Proyecto Iberoamericanizar avalado por el Cervantes. Como dijo don Felipe, es importante que a la hora de proyectar nuestra identidad, si deseamos que ésta muestre toda su fuerza y riqueza, conviene subrayar el pluralismo que nos caracteriza y "saber gestionar la convivencia dentro de la complejidad". Por otro lado, quisiera resaltar la decisión de la Xunta de Galicia, a través de su Consellería de Cultura, Educación y Ordenación Universitaria, de firmar 12 nuevos convenios de colaboración con diversas instituciones universitarias del resto de España y el extranjero destinados a "proyectar el idioma y la cultura gallegas fuera de la Comunidad". Un trabajo de conocimiento y apertura hacia Galicia que hoy realizan 37 universidades de Europa y América... (El Correo Gallego, 04/08/13). ISSN: 1579-1564
  • El sutil e injusto saqueo de Gibraltar. Ni las bases jurídicas del Tratado de Utrecht, que el pasado 13 de julio cumplió 300 años y estipula nuestro derecho de retracto en caso de ceder o transferir la soberanía de Gibraltar incluso a los gibraltareños (algo pretendido por Reino Unido para justificar su presencia allí y confirmado por el sistema de autogobierno instaurado en 2006), ni las resoluciones de la ONU en materia de descolonización de Gibraltar (que priorizan la integración territorial de España), han impedido que el alcalde-ministro Fabian Picardo haya obviado los principios elementales de la diplomacia bilateral y las reglas básicas del Derecho Internacional. El cierre voluntario de las comunicaciones que nos permite el Tratado hoy resultaría inadecuado dentro de la UE. Pero la tolerancia cero con la evasión fiscal y el tráfico ilegal de bienes, personas y mercancías que impone Europa avalan la respuesta así justificada por José Manuel García-Margallo, ante el cínico descontento de su homónimo británico William Hague... (El Correo Gallego, 05/08/13). ISSN: 1579-1564
  • Amenazados y ultrajados. Mientras la izquierda de Reino Unido muestra su lealtad al país y al Gobierno conservador de David Cameron, y exige firmeza y una "respuesta contundente" a las actuaciones acometidas por el Gobierno español en la Verja como reacción ante las injerencias de Gibraltar, la izquierda española ataca al ministro García-Margallo y al gabinete de Mariano Rajoy por aplicar una normativa no sólo española, sino europea, de control fiscal, lucha contra el contrabando y protección medioambiental... Si los británicos se equivocan desde su unidad patriótica con su estrategia de intimidaciones, nuestra oposición hace el ridículo al no escuchar a sus bases, mostrar deslealtad al país, obviar el fraude fiscal, el contrabando y el daño medioambiental, y caer en la trampa de desunión que buscan quienes nos amenazan desde Londres y nos ultrajan en Gibraltar... (El Correo Gallego, 10/08/13). ISSN: 1579-1564
  • El valor de las cifras. Las cifras del paro siguen siendo demoledoras. Sin embargo, hemos de reconocer que cinco meses seguidos de descenso en el número de desempleados es un dato que debería llenarnos de contenida esperanza... El hecho de que la caída del PIB se haya moderado hasta el -0,1% entre abril y junio invita al optimismo, dado que es el mejor dato registrado desde 2011... La prima de riesgo cae por debajo de los 300 puntos, y para final de año se prevé que pueda bajar incluso de los 200. Además, el Tesoro ha conseguido ya más del 75% de la financiación prevista para 2013, y a unos intereses menos sangrantes que antaño. Esto indica que la confianza en España se recupera, que los desequilibrios se corrigen, y que desde el exterior se cree que somos capaces de asumir los retos que esconden los ajustes propuestos por el Estado. Las exportaciones han aumentado significativamente (sólo en 2012 un 8%). La propia moderación salarial ha propiciado una atractiva disminución de los costes laborales, lo que ha favorecido la productividad en relación a los países de nuestro entorno. El sector servicios apunta a la recuperación, y el desplome de la construcción, el coste de la vivienda y el sector automovilístico parecen haberse estabilizado... En definitiva, podemos decir que si bien los brotes todavía no están verdes, si no bajamos la guardia y seguimos aplicándonos, podremos llegar a obtener los frutos deseados, quizá no más tarde de 2015. Que así sea. (El Correo Gallego, 11/08/13). ISSN: 1579-1564
  • Procesos de paz. La discrepancia, previa a la paz, debe resolverse siempre desde el ámbito de los derechos y los deberes de las personas y los pueblos. La justicia debe ser el trasfondo. La equidad, representatividad y proporcionalidad tienen que imperar en todo momento. En Egipto, una mayoría moderada, los Hermanos Musulmanes, ganan unas elecciones justas. Pero se olvidan de que habrán de gobernar para un pueblo complejo y diverso, con distintas necesidades y demandas. Luego se impone una Constitución apenas votada y muy poco integradora. En estas circunstancias, y con un Ejército golpista en alerta, era sólo cuestión de tiempo que la guerra volviese a adueñarse de las calles. Por su parte, las conversaciones entre israelíes y palestinos tratan de restablecerse desde una especie de clandestinidad y lejos de los focos de la prensa que no auguran grandes éxitos. Y aunque sean pocas las concesiones que unos y otros están dispuestos a dar sobre colonias y fronteras, el nuevo proceso está gafado mucho antes de empezar. Anunciar, como ha hecho Israel, la inclusión de 91 asentamientos ilegales en la lista del área de prioridad nacional, en la que el Gobierno se vuelca a través de diversos servicios públicos, suena a provocación previa a las conversaciones de paz. Del mismo modo que la decisión de construir 3.300 nuevas viviendas en sus colonias ilegales asentadas sobre territorio palestino del este de Jerusalén y Cisjordania parece todo un desafío... Si a esto añadimos los rifirrafes armados entre unos y otros en el entorno de Gaza, la paz hoy parece más lejana que nunca. (El Correo Gallego, 17/08/13). ISSN: 1579-1564
  • El descanso del presidente. Poca tranquilidad parece haber tenido el presidente de EEUU en su retiro isleño de Martha's Vineyard. Pese a las comodidades que ofrece Chilmark House, la mansión de su amigo y benefactor electoral David Schulte, Barack Obama no ha podido desconectar de los asuntos de Estado que preocupan a la Casa Blanca. No me refiero a las críticas de la prensa por los casi ocho millones de dólares que cuesta el asueto del presidente y su familia, sino a que ha tenido que interrumpir sus aficiones deportivas para emitir un comunicado en el que lamenta las circunstancias que vive el pueblo egipcio, evita tomar partido en favor de alguna de las partes y suspende los ejercicios militares bianuales que realizan EEUU y Egipto previstas para el próximo mes... Entretanto, se ha visto forzado a ordenar la publicación de nuevos documentos sobre sus programas de espionaje que, unidos a las filtraciones de Edward Snowden, demuestran que los países europeos, España incluida, constituyen "objetivos a espiar" para Washington... Hasta la isla de la costa de Massachusetts habrá llegado, vía la embajada de EE.UU en España, la preocupación expresada por el ministro José Manuel García-Margallo. Aunque, conociendo la prioridad que allí dan a la Seguridad Nacional, quizá sería mejor proponerle, como va a hacer Alemania, un acuerdo de antiespionaje. Por si esto fuera poco, ha tenido que moderar su enfado con Putin (asistirá al G-20 de San Petersburgo), y quizá enternecerse con las disculpas que ahora pide al país el soldado Manning... No parece que los Obama hayan disfrutado mucho de su idílico veraneo, por más que Michelle "rapee", o que Bo, el perro de agua portugués de Malia y Sasha, trate de animar a la familia... (El Correo Gallego, 18/08/13). ISSN: 1579-1564
  • Demasiados barcos para el Estrecho. Los barcos que surcan las aguas del Estrecho son y seguirán siendo símbolos de de afrentas, injusticias y desequilibrios... De aquí y hasta el final del verano, los submarinos y las gasolineras flotantes (bunkering) mancharán con sus estelas y desperdicios las mismas aguas que los bloques de hormigón vertidos por las autoridades del Peñón han ensuciado, para disgusto de los barcos ecologistas que se acercan a la zona, el deterioro de la flora y la fauna marina del entorno, y la frustración de los pescadores cuyos barcos recorren la franja en busca del ansiado sustento con el que alimentar a tantas familias. A esta tensión social, basada en la osadía de unas autoridades locales que no respetan ni dictámenes internacionales ni disposiciones jurídicas emitidas por los legítimos Gobiernos nacionales, tendremos que añadir la innecesaria tensión política y militar que trae consigo la flota de la Royal Navy rumbo a la Roca. Unas maniobras que bien podrían haberse postergado o evitado si lo que se buscase fuese dar muestra de buena voluntad por parte de un Gobierno británico que todavía, pese a su pujanza internacional, necesita la ayuda de España para solventar, a través de la presión diplomática, los perjuicios que el bloqueo al petróleo iraní le ocasionan a Reino Unido, su socio en el mar del Norte, e incluso para sacar adelante los privilegios fiscales y de supervisión dentro de la UE que demanda la City londinense. Pero si estos barcos simbolizan el conflicto político y diplomático que ocasionan gobiernos subalternos mal representados, existen otros barcos menos mediáticos, pero igual de significativos, que son muestra palpable de las tensiones humanas que generan la desigualdad y la injusticia social: las docenas de pateras y lanchas neumáticas, incluso de juguete, que este agosto exponen a las corrientes del Estrecho a cientos de inmigrantes subsaharianos que ven en nuestras costas una supervivencia que en sus lugares de origen se les niega... (El Correo Gallego, 19/08/13). ISSN: 1579-1564
  • Europa se necesita. Para recuperarse de la crisis y conseguir que las reformas efectuadas hasta la fecha obtengan el éxito deseado, Europa precisa de sí misma, además de la consolidación del crecimiento Chino y la estabilidad de las cuentas estadounidenses. Pero el primer paso, mucho antes de pensar en el exterior, es ser capaces de equilibrar los desajustes internos en el seno de la Unión Europea. La Europa del centro y el norte necesitan de la Europa del sur y la periferia para crecer. Sólo así unos y otros saldremos beneficiados... Este mes de agosto nos ha llenado de esperanza. Las cifras relativas al segundo trimestre del año son positivas... El cambio de tendencia de la economía europea responde al aumento de consumo interno, a la fuerza de las exportaciones y a una suavización de la caída en las inversiones. Pero lo importante de todo ello es recordar que la UE nutre a la propia Europa, que el principal destino de nuestras exportaciones son nuestros propios vecinos, y que si España ve en Reino Unido, Francia y Alemania sus esenciales mercados de exportación (aparte de Reino Unido, la zona euro absorbe casi la mitad de nuestras exportaciones), la propia España resulta básica para los mismos, y para otros como Portugal e incluso Italia (las exportaciones alemanas encuentran en la Unión su destino preferente). También la apertura hacia mercados emergentes y la diversificación de productos y oferta han tenido que ver, sobre todo en España, con el repunte de la economía... (El Correo Gallego, 24/08/13). ISSN: 1579-1564
  • De visita en Gibraltar. El memorándum elaborado por el equipo de José Manuel García-Margallo es bien esclarecedor, y va más allá del gravísimo atentado medioambiental y jurídico que supone el lanzamiento de los 70 bloques de hormigón sobre nuestros caladeros (más los otros 30 que ahora se investigan y los más de 1.000 proyectados). La Comisión Europea deberá pronunciarse también respecto al perjuicio continuado que sufren nuestros marineros (con pérdidas en torno a 1,5 millones de euros que han motivado el fondo de ayuda a los pescadores afectados diseñado por el Gobierno de Mariano Rajoy), la vulneración de normas medioambientales, el fraude fiscal imperante en Gibraltar, el blanqueo de capitales y el tráfico ilegal de mercancías, donde destaca, sin ser el único, el contrabando de tabaco. Pero también la contaminación que generan las gasolineras flotantes o bunkering, el terreno ganado al mar a través de espigones ilegales en el entorno de Sandy Bay, o el megaproyecto urbanístico de inminente construcción que algunos llanitos denominan cabo privilegiado, también al Este del Peñón... Cabe preguntarse cómo responderá Reino Unido a un informe que seguramente será contrario a sus intereses. Probablemente ni se inmutará. Al menos, ésa ha sido su actitud frente a las resoluciones de la ONU en materia de descolonización, frente a las bases jurídicas del derecho internacional, a las normas medioambientales y de control de fronteras de la UE, o frente a los propios preceptos jurisdiccionales y territoriales que avala el Tratado de Utrecht... (El Correo Gallego, 25/08/13). ISSN: 1579-1564
  • Intervención en Siria. Las dudas que ha generado entre la sociedad y la comunidad internacional la tardía intervención militar en Siria son más que razonables. Tras más de 100.000 muertos, dos millones de refugiados y casi cuatro de desplazados, uno tiene la sensación de que las cosas debieron haberse hecho de forma distinta desde el principio, identificando y apoyando a los sectores moderados de la oposición, buscando en la ONU y vía diplomática un consenso global de condena y sanción hacia la cúpula dirigente del país, y obteniendo un acuerdo de reprobación común por parte de la comunidad árabe y el resto de los países islámicos, que se tradujese en órdenes concretas de prohibición de movilidad, congelación de ­patrimonios y publicación de listas de censura internacional sobre civiles, militares y cargos políticos concretos responsables de las ­masacres y la represión. Ese paso quizá hubiese propiciado una vía negociadora y pacificadora que ahora semeja más enquistada que nunca... EEUU, amparándose en el discutible derecho a proteger de Naciones Unidas y en el acuerdo de la Convención Internacional sobre Armas Químicas, y para evitar hacer el ridículo reculando y desdiciéndose de sus amenazas de intervención militar, crea un peligroso precedente al arrastrar a otros países a actuar sin el consenso (ni siquiera la abstención de Rusia y China) del Consejo de Seguridad de la ONU. De nuevo, los civiles inocentes sufrirán las consecuencias... (El Correo Gallego, 01/09/13). ISSN: 1579-1564
  • España y su solvencia en Afganistán. Objetivo cumplido. Ésta es la conclusión que podemos sacar tras once años de una misión tan indeseada como eficaz en lo que a nuestra participación en la guerra de Afganistán se refiere. Han sido muchos, demasiados, los compatriotas que han intervenido en un conflicto al que, lamentablemente, nuestras alianzas y compromisos internacionales como miembros de Naciones Unidas y la OTAN nos arrastraron de manera casi inevitable... Desde aquel 25 de enero de 2002, han causado baja 100 españoles bajo ataques de la insurgencia, o debido a fatídicos accidentes aéreos como el del Yak-42 en 2003, o el del helicóptero Cougar en 2005. Pero también se calcula que nuestras Fuerzas Armadas, en cada una de sus áreas de influencia y desde las bases de Herat, Kabul y la difícil capital de la provincia de Badghis, Qala-e-Naw, han adiestrado a más de 350.000 soldados y policías afganos. Además, han levantado el aeropuerto y el prestigioso Hospital español Role 2 de Herat (que seguirá bajo control español y es ya una referencia en la región), han velado por la seguridad de los civiles, han participado en tareas de reconstrucción, han intervenido en peligrosas refriegas y soportado innumerables ataques, han afianzado la seguridad de espacios y rutas, y han colaborado en maniobras de todo tipo junto a efectivos de diversos países. Han dado muestra de que España es solvente en el ámbito militar y capaz de acometer las misiones más exigentes... (El Correo Gallego, 02/09/13). ISSN: 1579-1564
  • Viaje a un G20. En los encuentros del G-20 el orden del día es sólo orientativo y planificado con suficiente antelación como para que los acontecimientos más recientes se impongan en el programa hasta modificarlo. En esta ocasión, como era esperable, Siria se coló en la cena de trabajo sobre crecimiento y empleo, lo que es una pena dada la debilidad que muestra el mundo en estos sectores. Obama no disimuló su interés partidista, y aprovechó para buscar apoyos que ayudasen a presionar a la ONU, porque sabe que el visto bueno de Francia no es suficiente, y que el hecho de que Alemania no lo vea bien, y que Rusia y China no disimulen su contrariedad, no facilita las cosas ni siquiera con el apoyo "diplomático" de Reino Unido. Incluso los BRICS mostraron sus reticencias. Rusia no acepta la intervención por motivos geoestratégicos, mientras China, Brasil, India o Sudáfrica muestran sus recelos por el impacto financiero y económico negativo en esos países que supondría el ataque militar. Así las cosas, es evidente que las falsas poses y la diplomacia más cínica se imponen en cada G-20. No hay más que reparar en la sonrisa forzada y el apretón de manos protocolario entre Obama y Putin (enfrentados por el caso Snowden) para que a uno le vengan a la memoria las duras declaraciones de ambos líderes sólo unas horas antes, en las que el estadounidense definía a su homónimo ruso como "incoherente" y "permisivo", mientras el de Leningrado aludía al inquilino de La Casa Blanca como "irresponsable" e "ilegal". La energía y el medioambiente parece que pueden esperar. El fraude, ya veremos... (El Correo Gallego, 07/09/13). ISSN: 1579-1564
  • El fiasco olímpico. Ante el fracaso de Madrid, y por extensión de España, como sede de los Juegos Olímpicos de 2020, lo primero es reiterar que toda sociedad que se precie debe ser madura como para aceptar la derrota una y mil veces si fuera necesario. Tokio lo logra a la segunda; Estambul lo ha intentado ya cinco veces. Incluso en el supuesto, pese a que no creo que sea el caso, de que parte de la culpa recaiga en el otro, debemos asumir, por duro que sea, que las injusticias forman parte del sistema, tanto como los actos de justicia. Si lo que de verdad queremos es progresar como pueblo y como nación, debemos reconocer nuestros deslices, ser capaces de ejercer la autocrítica y aprender de unos errores que, bien diagnosticados, terminarán proporcionándonos otros tantos éxitos a largo plazo. El primer error quizá esté en entender los Juegos como un revulsivo frente a la desdicha económica. Bien al contrario, este tipo de mega eventos se plantean como el premio a un ejemplo de éxito y superación frente a la adversidad (como la actual hegemonía turca o el Japón posterior al tsunami)... El segundo gran error surge de nuestra tendencia a considerarnos autosuficientes, a priorizar lo que nosotros anhelamos y a soslayar lo que los otros desean. Y lo que los miembros del COI buscan es gasto, desenfreno, estipendio y contratos colaterales; en absoluto moderación, racionalidad, austeridad y obra hecha... El tercer gran error es nuestra debilidad ante la fama, el enchufismo y la falta de idoneidad. Salvo cuatro o cinco deportistas de élite y tres o cuatro políticos, al resto de la comitiva no la conocían ni nuestros vecinos más cercanos. Cualquiera que viaje algo lo podrá constatar. Sobraban el 75% de los miembros, pero faltaba ese otro 25% de personas que sí podían tener algo que decirle al proyecto y al jurado, siquiera por conocimiento de los otros dos países en discordia, por saber las debilidades de Tokio y Estambul, y así poder, ensalzando nuestras virtudes, evidenciar sus debilidades... (El Correo Gallego, 14/09/13). ISSN: 1579-1564
  • El mando alemán. Europa aguarda el resultado de las reñidas elecciones generales alemanas del próximo 22 de septiembre con gran expectación. Una actitud que contrasta con la apatía con la que se prepara para las elecciones al Parlamento Europeo en apenas ocho meses, en mayo de 2014. Esto, que podría resultar paradójico teniendo en cuenta que debería ser en el seno de las cardinales instituciones europeas donde se dirimiesen las grandes políticas que nos afectan a todos, cobra todo su sentido si atendemos al peso específico del mando alemán en las decisiones que emanan de los motores institucionales que rigen el destino de la Unión Europea... Y aunque el poder específico de su economía dentro de la Unión, su capacidad para recuperarse de situaciones críticas y de grandes crisis a lo largo de la historia, y su experiencia a la hora de acometer importantes procesos de unificación justificarían su puesto de mando hacia una Europa común, hoy por hoy, tanto los alemanes como sus líderes, lo que realmente desean es frenar el gasto energético y las desigualdades que afectan al nivel de vida de sus trabajadores, fijar unos sueldos mínimos dignos, repensar las pensiones y las políticas sociales, asegurar la eficacia de sus servicios públicos, y renovar sus deterioradas infraestructuras. Europa puede esperar... (El Correo Gallego, 15/09/13). ISSN: 1579-1564
  • Pedir y querer no es ofrecer y poder. Desde que se evidenciaron los peores momentos de la crisis, España, a través de sus mandatarios, no importa el signo político, ha entrado en una peligrosa dinámica de apocamiento que tiene mucho que ver con nuestra actitud como país hacia el exterior. Deambulamos por el mundo cabizbajos, avergonzados y suplicantes, en vez de mostrar arrojo, saber encuadrar nuestros errores en el marco de una coyuntura global que nos arrastró hacia el precipicio, y ser capaces de mostrar la fuerza y la convicción que nos sacará del abismo. No digo esto sólo por la penosa imagen de resignados sufridores necesitados de unos Juegos Olímpicos para salir de la crisis, sino de otros eventos más importantes en los que tampoco sabemos reivindicar la tan manida marca España. Pedimos y queremos hacer cosas, pero no sabemos hacer valer nuestro potencial ni demostrar que podemos asumir grandes retos... Estos días se celebra el VII Foro España-China. A nadie se le escapa la importancia del gigante asiático como revulsivo para cualquier economía que desee subirse al carro del progreso y el desarrollo... Lo peor viene en el momento de suplicar "no quedar fuera de las oportunidades de negocio" que facilita el Gobierno chino. E incluso al insistir, de manera reiterativa, en "los intereses de España en China y por China". Pero ¿qué hay de nuestras virtudes y puntos fuertes? ¿Dónde está el alegato que reivindique y demuestre nuestra capacidad en el ámbito de la construcción y las infraestructuras, nuestra experiencia en sectores energéticos renovables, la eficiencia y honradez de nuestras empresas en el exterior, nuestra formación e idoneidad laboral, nuestros recursos naturales, la calidad de nuestros productos o nuestra posición geoestratégica entre continentes?... (El Correo Gallego, 16/09/13). ISSN: 1579-1564
  • En Escocia y Cataluña. ... Lo económico y material sí importa, y mucho. No hay más que ver el goteo de deslocalización empresarial que tiene lugar en Cataluña (más de 1.000 empresas están trasladando sus centros estratégicos y domicilios fiscales fuera de la Comunidad), o las advertencias propinadas por los conglomerados económicos (los inversores de BCN World son un ejemplo). En el caso de Escocia, los gestores del desarrollo económico que implica Silicon Glen, o de la riqueza que supone el petróleo del Mar del Norte, de los que presume el nacionalista Alex Salmond nunca aceptarían el castigo de la salida de la UE. Tal es así que, estos días, incluso las islas Orcadas y las Shetland (que representan el éxito económico del petróleo, el gas natural, la energía marina y la pesca) han amenazado con independizarse de Escocia para no quedarse fuera de la UE. Y es que, como ha publicado esta semana el Instituto Nacional de Investigación Económica y Social (el independiente NIESR), las consecuencias fiscales, las primas y los costes que tendría que pagar Escocia si se escindiese de Reino Unido serían inasumibles a corto plazo. En el caso de España, parece que Cataluña se resiste a hacer las dolorosas cuentas de su inviable secesión... (El Correo Gallego, 21/09/13). ISSN: 1579-1564
  • Alemania sí prioriza. Tras las elecciones que se celebran hoy en Alemania, todos nosotros tendremos que saber digerir una buena dosis de realismo o, si lo prefieren, de pragmatismo germano. Pues, independientemente de que Alemania deba activar su mecanismo de Estado para lograr solucionar esos desequilibrios, carencias y problemas internos relativos a infraestructuras obsoletas, educación superior ineficiente, "minisueldos" indignos, políticas sociales limitadas, etc., de los que hablábamos el domingo pasado ("El mando alemán", ECG 15/09/2013), o de que la mayoría de los alemanes hayan mostrado que su interés por Europa es anecdótico, lo cierto es que las grandes decisiones que afectarían al destino de la UE, como son los tan manidos eurobonos, el fondo único europeo, o el mecanismo integral de control bancario, no resultan completamente atractivas para ninguna de las voces que han liderado los comicios. Son los nombres que, con mayor o menor apasionamiento, justifican su compromiso con Europa en las reducidas partidas destinadas a combatir el desempleo juvenil periférico y en las políticas de estímulo de la competitividad, la moderación salarial, las reformas laborales y la apertura hacia el mercado de fuera de la Unión (nada que Alemania no haya hecho). Así pues, poco o nada cambiará a partir de hoy, al menos hacia el exterior. Quizá sí a nivel interno. Los 62 millones de votantes tendrán que decidir hoy (y digo hoy porque ayer un 30% de los alemanes aún no había decidido su voto) si se apuntan a reeditar la gran coalición de hace dos legislaturas entre el CDU y el SPD (como desea Europa), o si prefieren prolongar la alianza actual entre los democristianos y los liberales del FDP... (El Correo Gallego, 22/09/13). ISSN: 1579-1564
  • Europa frente a la nueva Alemania. Son tres las actitudes que han mostrado los distintos gobiernos europeos durante el proceso electoral.... Pero, ¿cómo ven desde la República Federal la situación de sus vecinos europeos? Pues con cierta tranquilidad en muchos casos y no poca incertidumbre en otros tantos. Los socialdemócratas desean recuperar la "amistad verdadera" con Francia, dada su proximidad ideológica. Los democristianos, que también apuestan por un mayor acercamiento, creen, sin embargo, que Hollande no se emplea lo suficiente a la hora de fortalecer la economía gala. Los primeros tienden su mano comprometida a los países periféricos y del Sur, y denuncian las estrecheces sociales y laborales que están sufriendo, mientras que los conservadores del centro-derecha presumen de los éxitos obtenidos en Portugal, Irlanda y, sobre todo, España, gracias a sus políticas de austeridad y énfasis en la competitividad y las exportaciones. Y si ambos observan con inquietud la deriva de Italia, acrecentada por una latente inestabilidad política, Grecia sigue siendo su gran preocupación, aun habiendo asumido que su lugar está dentro de la UE. A Reino Unido y a sus homónimas fuerzas políticas las quieren y necesitan más que nunca unos y otros, y Polonia se ha revelado este último año como su nuevo aliado. Con todo, al gran proyecto europeo le queda un largo recorrido integrador; le hace falta mucho esfuerzo político y diplomático para convertirse en ese gigante internacional y en esa casa común con la que soñamos la mayoría... (El Correo Gallego, 23/09/13). ISSN: 1579-1564
  • Decisión a la escocesa. Hubo un tiempo en que el nacionalismo escocés miraba a la otra Europa buscando un referente sobre el que afianzar su ansia independentista. Ahora las cosas parecen haber cambiado, y son los separatistas isleños en Francia, norteños en Italia, flamencos en Bélgica y catalanes en España quienes ven en Escocia un referente sobre el que fundamentar sus aspiraciones. Pero ni unos ni otros lo tienen ni fácil ni claro. Además, la distancia política, económica y estratégica es cada vez mayor entre los secesionistas. Buena muestra son las dudas surgidas en Cataluña, donde, además de no disponer de un proyecto de país para el día después de la utópica independencia, han caído en un bucle de temores sobre cómo y cuándo plantear el referéndum soberanista. Y si la pregunta a formular hace que les tiemble el pulso a los líderes más mesiánicos, el momento de hacerlo les quita el sueño. De ahí los ridículos circunloquios en los que caen una y otra vez dentro y fuera del Parlament de Catalunya. Sabemos que el referéndum de independencia en Escocia tendrá lugar el 18 de septiembre de 2014. ¿Qué pasaría si, como todo apunta, el "no" sale triunfante? ¿Cómo afectaría esto a la pretendida consulta catalana si, en caso de ser permitida, ésta tuviese lugar en una fecha posterior a la votación escocesa? ¿Y si en Cataluña el recuento se hiciese antes, y el "no", como parece vislumbrarse, triunfase? ¿En qué posición de autoridad dejaría eso a la Comunidad catalana dentro y fuera de España? ¿Y si fuese el "sí" el que venciese aquí, y el "no" allí? ¿En quién ampararían los independentistas catalanes sus aspiraciones políticas y económicas, y sus demandas fiscales y europeas? Los políticos catalanes saben que el entusiasmo en Escocia se puede catalogar entre moderado y precavido... (El Correo Gallego, 29/09/13). ISSN: 1579-1564
  • La 'rauxa' frente al 'seny' en Cataluña. Tengo familia y amigos en Cataluña, y compañeros en sus universidades con los que colaboro desde hace años. Por eso me preocupa la deriva políticamente forzada que está tomando esa comunidad que tanto admiro. Tanto los catalanes, como aquellos otros que han decidido asentar sus familias y negocios en la región, han dado siempre muestra de gran cordura, buen juicio y mayor prudencia, y de un sentido práctico, cabal y eficiente de la vida que define ese sentido común que ellos denominan seny. Sin embargo, últimamente estamos viendo cómo un caótico laberinto político en el que se han metido líderes de derecha e izquierda como Artur Mas y Oriol Junqueras, o Duran i Lleida y Pere Navarro (por acción, omisión o cómplice indefinición) está provocando que una amplia minoría parezca, al igual que sus dirigentes, haber perdido el famoso seny en favor de una rauxa que no es más que un imprudente e irracional ataque de entusiasmo que, mal llevado, puede desembocar en una rabiosa locura. Es un hecho constatable sociológicamente que en cualquier sociedad, por más democrática, madura y sensata que sea, siempre habrá un 30% de individuos dispuestos a lanzarse al caos, la rebeldía, la irracionalidad, la ruptura y la contra norma menos juiciosa. Saquen un megáfono a la calle, pónganse a despotricar contra cualquier cosa, persona o institución, y verán cómo de cada 100 espectadores siempre habrá 30 dispuestos a apoyar con furor lo que usted manifiesta y a arremeter con furia contra aquello que usted denuncia; el tema o asunto es lo de menos. Así somos. Pero es que, si además nos aprovechamos de una crisis que hiere y debilita a familias enteras, usamos argucias para tocar la fibra sensible buscando falsos enemigos en el exterior, y somos capaces de disimular nuestra fracasada gestión política, pues ya tenemos todos los ingredientes para convocar una Vía Catalana con visos de éxito, aunque para ello cometamos el error inicial de olvidarnos de Lleida, la planifiquemos sobre la Vía Augusta imperial romana, o utilicemos a cándidos e inocentes niños, e incluso vacas y demás reses, para completarla. No me sorprende que las siempre activas universidades catalanas, incluso la Autónoma de Barcelona que tanto ambiciona el líder de Esquerra Republicana, no se hayan sumado al despropósito, ni que le reprochen a los autoproclamados salvadores del país catalán su engañosas presiones para que ese "derecho a decidir" sea "derecho a decidir Sí", ni incluso que desechen un proyecto secesionista que no dispone de un solo panfleto que explique "y después de la separación, ¿qué?". ¿Quién asegurará esa educación y esa sanidad doblemente recortadas por el Gobierno catalán? ¿Cuál será la política social? ¿Qué forma de Gobierno o qué tipo de Estado tendremos? ¿Quién asegurará la estabilidad? Los líderes mesiánicos ni saben ni contestan. (El Correo Gallego, 30/09/13). ISSN: 1579-1564
  • Coherencia en EEUU. Lo que esperan los votantes de los partidos políticos es, por encima de todo, sinceridad y coherencia; especialmente en lo relativo a las promesas electorales. Partiendo de esta premisa, está claro que el Tea Party no ha defraudado a sus seguidores, pues entre sus propuestas electorales estaba echar abajo la Ley de Atención Sanitaria Asequible de Obama. Así pues, no debemos menospreciar el posicionamiento de este grupo fuerte del republicanismo estadounidense, ni las estadísticas que apuntan a un 45% de la población contraria a la puesta en marcha de la famosa Obamacare. Por su parte, el Presidente asume que es mucho lo que se juega, especialmente sabiendo que fue su reforma sanitaria (junto con la modificación de las leyes migratorias) la idea que lideró su campaña electoral. De ahí que no le resulte fácil negociar ahora (su imagen, con un índice de popularidad de poco más del 40%, se debilitaría todavía más, tras enconarse con la guerra para luego asumir las propuestas rusas sobre Siria). A la desconfianza hacia la obligatoriedad de la cobertura sanitaria (cuya aplicación seguirá siendo privada) se suma una mayoría de la población (en torno al 70%) que, sin embargo, no ve con buenos ojos el bloqueo parcial de la Administración federal. Los estadounidenses deben decidir si prefieren pagar más impuestos que contribuyan a subsidiar unas políticas sociales más universales, o ver reducidos sus impuestos al tiempo que se fomentan estímulos fiscales y laborales que puedan generar un crecimiento más individualista, pero quizá también más efectivo. Echen ustedes cuentas, miren a la historia reciente de EEUU y juzguen cuál de las dos estrategias ha hecho del gigante norteamericano lo que es hoy, con sus virtudes, defectos y avatares... (El Correo Gallego, 05/10/13). ISSN: 1579-1564
  • El viaje de Rajoy. El viaje realizado por Mariano Rajoy a Kazajistán y Japón está lleno de significado. No sé cuánto le habrá influido su estancia en Nueva York, pero lo cierto es que el resultado de aunar, como objetivos de crecimiento exterior, tanto países en plena emergencia económica (éste es el caso del poderoso Kazajistán), como países consolidados (Japón sigue siendo la tercera economía mundial pese a los infortunios naturales y a los avatares fiscales de los últimos años), constituye todo un reto para cualquier país con potencial y hambre de crecimiento (como España). No hay más que ver cómo se comportan las grandes potencias del momento actual para constatar que buena parte de su éxito se debe a esa estrategia de diversificación del comercio exterior. Con sólo observar la insistencia de EEUU a la hora de abrirse al contexto asiático y del Pacífico, la obstinación de Brasil por ser el referente en Centroamérica y Sudamérica, la astucia de China e India para adentrarse en el Continente africano al tiempo que seducen a Europa, o los movimientos de Rusia para hacerse con el control estratégico y financiero del Este europeo, Asia occidental y buena parte del Medio Oriente, comprobamos que ninguna de las economías consolidadas o emergentes está dispuesta a abandonar sus iniciativas de riesgo pese al confort que garantizan los hasta hace poco hegemónicos mercados occidentales. Por ello defiendo para España la combinación de mercados que podríamos considerar de riesgo con esos otros ya afianzados gracias a su sólida gestión interna... (El Correo Gallego, 06/10/13). ISSN: 1579-1564
  • La necesidad de repensar la política. ... El ser humano, como ser social que es, cree en la política, pero desconfía de los políticos; lo que avala, una vez más, el viejo axioma del filósofo griego. Esta desconfianza que propician las promesas electorales irreales (por infundadas), unida al exceso de información panfletaria y a los casos de corrupción del espectro político, justifican y explican al menos cuatro cosas. Por un lado el alto grado de abstención en muchos de los comicios que han tenido lugar en Europa (un 45% en las municipales portuguesas, cerca del 53,5% en sus presidenciales de 2011). Por otro, la incertidumbre de los sondeos previos a las elecciones (entre un 30% y un 40% de indecisos en Alemania el día antes de la votación). En tercer lugar, la necesidad de grandes acciones que prioricen el beneficio general al partidario (véase el voto de confianza de la cámara italiana a Enrico Letta); de gestos que semejen pactos por el bien común (como el encuentro de trabajo de Alberto Núñez Feijóo con los anteriores presidentes de la Xunta de Galicia); o de declaraciones impregnadas de sinceridad, capaces de entonar el mea culpa (como las de Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía, corresponsabilizando al ex secretario general del PSOE y anterior presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, del independentismo en Cataluña). Finalmente, el surgimiento de fuerzas localistas, euroescépticas, radicales y xenófobas en el peor de los casos (como vemos en Bélgica, Grecia, Finlandia, Austria, Reino Unido o Francia); o, en el mejor, de individualismos que ofrecen ciudadanía y apartidismo (como el éxito en Portugal del futuro alcalde de Oporto, el independiente Rui Moreira, que se suma a las otras 10 alcaldías ahora independientes)... (El Correo Gallego, 07/10/13). ISSN: 1579-1564
  • Desconcertados o malpensados. El FMI nos tiene desconcertados... Podríamos llegar a entender que los números bailen en el contexto estadounidense debido a la incertidumbre que pueda provocar el pacto para elevar el techo de deuda federal; pero no, es precisamente aquí donde las dudas parecen menores y las variaciones que presenta el FMI con respecto a las de hace unos meses son mínimas: una décima menor a lo señalado en julio para 2013 (1,6%) y apenas dos por debajo de lo previsto para 2014 (2,6%). No sé si en esta ocasión les habrá afectado a los economistas del organismo verse inmersos en el caos que reina en Washington DC debido al parón de la Administración estadounidense, pero lo cierto es que si los españoles nos íbamos de ­vacaciones con poco que celebrar a ojos del FMI, ahora nos anima con una previsión de mejora; eso sí, de crecimiento todavía negativo en 2013 (del -1,6% al -1,3%); y del crecimiento cero al 0,2% en 2014 (muy lejos todavía de las cifras que presuponen creación neta de empleo). Y si ni nosotros ni los estadounidenses sabemos cómo interpretar estas vacilantes predicciones (que sólo se confirmarán, dicen, si seguimos aplicando reformas y ajustes aquí y allí), me pregunto qué opinarán o cómo reaccionarán esos otros países que, en el diferencial entre 2013 y 2014, deberán tragarse una supuesta caída más que considerable (como Paraguay, Marruecos y Japón), o aquellos otros que deben de estar celebrando este fin de semana las milagrosas subidas auguradas por el FMI, como Sudán del Sur, la República Democrática del Congo, la República de Chad, Irán, México, República Checa o Croacia y, a menor escala, pero igual de significativa, Kuwait, Suecia, Austria, Hong Kong, e incluso Irlanda. No sé, pero si fuésemos malpensados, hasta se nos podría pasar por la cabeza que a veces, y para disimular, se entremezclan previsiones ajustadas al sentido común y al esfuerzo de los países objeto de análisis, con otras que más bien parecen dirigir, alentar o frustrar intereses ocultos en según qué momentos y qué contextos internacionales... (El Correo Gallego, 12/10/13). ISSN: 1579-1564
  • Inmigración y desacuerdos. Mientras algunos Estados apuestan por reforzar la vigilancia en las aguas fronterizas y optimizar las barreras de contención, otros prefieren políticas de prevención en los países de origen, al tiempo que proponen "pasillos humanitarios" que ayuden a gestionar los flujos migratorios. Mientras algunos confirman su decisión de expulsar y repatriar a los irregulares a sus lugares de origen (condenándolos a "las torturas, las represalias, las mutilaciones, o la propia muerte" de las que ya hablamos ("Hacia el espacio Schengen", ECG 25/04/2011), otros prefieren modificar el Convenio de Dublín (y su Regulación II de 2003) para que los refugiados puedan pedir asilo preventivo no sólo en el primer país al que lleguen, sino en cualquier embajada de la UE. Y mientras ciertos miembros de la Unión proponen reforzar los centros de asilo e internamiento de los países fronterizos y parapetar ahí el problema, otros apuntan a la redistribución de los irregulares por toda la UE como medida para paliar los problemas de envejecimiento demográfico. Lo cierto es que mientras sigamos protegiendo intereses económicos y políticos partidistas en vez de fijar nuestra atención en el drama humano que motiva la tragedia, los "acordes y desacuerdos" dentro de la UE seguirán ahí, y los cuerpos sumergidos en esas aguas próximas a Lampedusa que en su momento visitamos y describimos aquí no descansarán en paz... (El Correo Gallego, 13/10/13). ISSN: 1579-1564
  • El escaparate de la Cumbre. El interés de la XXIII Cumbre Iberoamericana de Panamá viene marcado por diversas razones. Como pudimos presenciar el año pasado en Cádiz, por un lado constituye un foro privilegiado en el que debatir las últimas políticas internacionales que afectan no sólo a los veintidós países pertenecientes a la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), sino también a aquellos que han solicitado participar por compartir áreas geográficas, compromiso con la lengua española o portuguesa, o parte de su historia colonial, política o cultural con España o Portugal (lo que posibilita ampliar los potenciales participantes bien de pleno derecho bien en calidad de observadores). Por otro lado, nos permite ver cómo entienden los jefes de Estado y de Gobierno (o sus delegaciones en caso de no asistir en persona) sus respectivos conflictos nacionales, y cómo explican las iniciativas emprendidas para acometerlos (el diálogo de paz en Colombia, la transformación energética en México, las reformas estructurales en España, el crecimiento en Chile, los conflictos sociales en Brasil, los problemas fronterizos en Nicaragua, la inflación en Venezuela, la crisis y la inseguridad en El Salvador, las reformas legislativas en Uruguay, la curiosa lucha contra el narcotráfico de Guatemala, la polémica política petrolífera y medioambiental en Ecuador, etc.). Esto es especialmente relevante para los mandatarios, pues son conscientes del deterioro que supone para la imagen de un dirigente y de un país no ser capaz de afrontar sus problemas internos... (El Correo Gallego, 19/10/13). ISSN: 1579-1564
  • Los radicales son europeos. Las posturas políticas radicales (xenófobas y ultra-nacionalistas la mayoría) que surgen a ambos lados del espectro político (desde la extrema derecha a la extrema izquierda), notablemente en países como Francia (y el Frente Nacional de Marine Le Pen), Reino Unido (y el Partido por la Independencia UKIP), Grecia (con Aurora Dorada entre otros), Austria (Partido Liberal), Noruega (Partido del Progreso), Países Bajos (Partido holandés por la Libertad), Dinamarca (Partido del Pueblo), Suecia (Demócratas Suecos), Finlandia (Auténticos Finlandeses), Alemania (Alternativa para Alemania), o Italia (Movimiento Cinco Estrellas), entre muchas otras de variada factura y menor representatividad (pero igual de populistas) en Bélgica, Hungría o Eslovaquia, no podemos confundirlas con ese 57% de europeos que cuando son encuestados no ocultan sus críticas, su desconfianza y su frustración frente a una Unión Europea que perciben demasiado lejana. La UE es un proyecto ciertamente mejorable y manifiestamente inacabado, lo cual demanda un mayor compromiso por parte de todos (también en las urnas) que debe basare en la búsqueda del bien común, la equidad entre iguales, y un sentido de la responsabilidad que nos lleve a entender que ya no es posible optimizar una parte olvidando el todo en el que se integra. Y con "el todo" me refiero a los ciudadanos europeos; de forma que quizá algún día, viajando, cuando un "americano" nos pregunte de dónde somos, podamos responder orgullosos: "europeos"... (El Correo Gallego, 20/10/13). ISSN: 1579-1564
  • El interés del Debate de la Autonomía. Una cosa es que el debate no genere interés, y otra que no sea interesante. Las políticas anuales de Galicia son interesantes porque van dirigidas a los gallegos, porque lo que allí se decida tiene como finalidad favorecer a la mayoría sin olvidar a las minorías. Así debemos entender las iniciativas de Alberto Núñez Feijóo, cuyo énfasis en las propuestas jugó en detrimento de un análisis más minucioso de la dura realidad que vive el país, lo que aprovechó la oposición para obviar sus bonificaciones e incentivos fiscales a energías renovables y emprendedores, sus medidas de eficiencia para la Administración y el control de los fondos públicos, su apuesta por las infraestructuras, su cartera de servicios de empleo, y hasta la futura Unidad de emprendimiento de Galicia, la fiscalización de la eficacia de los servicios públicos, o esa renovada imagen de calidad que debe proyectar la Marca Galicia. Así debemos entender la actitud de José Luis Méndez Romeu y su preocupación por el paro y los desfavorecidos, independientemente de que cayese en la trampa de un Estado de bienestar que incluso nuestros vecinos aventajados ven como propio de tiempos pasados. Y también la de Francisco Jorquera, cuya defensa vehemente de la justicia social y de Galicia hace que tropiece con la irrealidad antidemocrática de la insumisión institucional y constitucional. Pero todos ellos, no lo olvidemos, luchan por y para Galicia, aunque una y otra vez caigan en el inmovilismo y la cerrazón... (El Correo Gallego, 21/10/13). ISSN: 1579-1564
  • La niña rumana. Dos aspectos deben marcar la lectura de las acciones llevadas a cabo en torno al caso de la niña rumana, también conocido como operación Perla. Por un lado, la eficiencia del Grupo Operativo de Extranjeros de Santiago de Compostela. Por otro, la ejemplar colaboración tanto del Gobierno de Rumanía a la hora de esclarecer los vínculos de la red de tráfico ilegal de seres humanos dentro del país amigo, donde cuentan con un servicio priorizado y especializado en este tipo de delitos, como la del Agregado de Interior del país rumano en España, clave para la rápida identificación de esta víctima de sólo quince años y de los clanes de explotación. El modus operandi de sus captores y explotadores es de libro. Captación de la llamativa y vital menor en los contextos de ocio del país de origen, promesa de un sueldo de 600 euros cuidando niños en España (el salario medio de un médico o un profesor en su país), engaño para la obtención del documento familiar de procura que permita trasladar a la menor, y el contacto con un gancho, también rumana, en el país de destino. Una vez aquí, la menor se enfrenta a la cruda realidad no sólo de la explotación sexual, sino de ver cómo el dinero prometido se ve reducido debido al número de "comisionados" que se van quedando con buena parte de una suma que deviene ridícula incluso para aquella que decida aceptar la verdad y las nuevas condiciones laborales... (El Correo Gallego, 26/10/13). ISSN: 1579-1564
  • Argentina nos inquieta. Es difícil encontrar un solo pueblo en Galicia, una villa, o una humilde aldea, que no tenga en la República representativa y federal argentina un centro cultural, un hogar social, una asociación, o un foro en el que se vea representada. Hablamos de miles de agrupaciones de diversa índole que hacen que Galicia esté presente en prácticamente cada rincón de un país que pasa por ser (si atendemos a sus demandas territoriales) el séptimo más grande del mundo. Digo más: es prácticamente imposible toparse con un gallego que no tenga un amigo o un familiar (empezando por quien les escribe) que no resida o haya vivido en Argentina. No es de extrañar que consideremos a Buenos Aires la capital de esa quinta provincia gallega que es nuestra querida Argentina, que nos preocupen la inflación, las pérdidas bancarias y las fluctuaciones del peso y el dólar paralelo (pese a su crecimiento, reducida deuda pública, bajo desempleo y mimo a pensionistas y jubilados), o que nos inquiete la incertidumbre que rodea los comicios de hoy, cuyos resultados impactarán en el ánimo y en el bolsillo de nuestros hermanos (no se sabe si para mejor o peor), en caso de que pierda el peronismo, sólo su facción kirchnerista, o ambos... (El Correo Gallego, 27/10/13). ISSN: 1579-1564
  • El sutil Movimiento de Albert Rivera. ...La opción de Albert Rivera resulta atractiva desde el momento en que basa su proyecto en tres nociones fácilmente asumibles por la mayoría: democracia, unidad nacional y compromiso sociopolítico. La imposibilidad para los últimos gobiernos de la nación de cumplir sus promesas electorales abre para el Movimiento de Rivera un amplio abanico de posibilidades que van, desde el adelgazamiento de la Administración y la lucha contra la burocracia, hasta la apertura de los partidos políticos a la sociedad, la apuesta por el mérito y la transparencia en los mismos, la división efectiva y normativa de poderes, el respeto constitucional y la priorización de valores civiles como la libertad, la igualdad, la solidaridad y la unión. Así las cosas, y constatando la incapacidad de los poderes establecidos hasta la fecha a la hora de "articular y vertebrar un proyecto común español atractivo, moderno y que mire hacia el futuro", parece factible que el joven y ambicioso diputado catalán de padre barcelonés y madre malagueña, si decide dar el salto a la política nacional, consiga hacer que un buen número de "ciudadanos" lo apoyen pasando "a la acción y a la ilusión" que él mismo invoca. Eso sí, siempre que su Movimiento europeísta cuaje ya no sólo en la calle y en las instituciones, sino en unas urnas que, no lo olvidemos, evidencian descontento, abstención e incertidumbre, lo que quizá justifique, como dijimos aquí, La necesidad de repensar la política (ECG, 07/10/2013)... (El Correo Gallego, 28/10/13). ISSN: 1579-1564
  • Una de espías. A nadie le ha sorprendido descubrir que somos espiados por las agencias de inteligencia. Todos sabíamos que los tentáculos de los servicios secretos de EEUU, Reino Unido e Israel, por citar sólo a la parte supuestamente aliada, aspiraron siempre a estar al tanto de lo que se cocía en el mundo. No tanto por el mero hecho de protegerse frente al enemigo terrorista, que también, cuanto por la realidad constatada de que "la información es poder", ya sea ésta económica, política o de seguridad. Para lo que quizá no estábamos preparados (tampoco nuestro CNI) es para que se llegase a revelar con fiabilidad dicha verdad asumida desde el silencio cómplice. Lo que nos preocupa es que nuestras miserias puedan llegar a ver la luz para vergüenza propia y ajena. Tampoco nos extraña la actitud impasible, casi inmutable, de EEUU (con 16 agencias especializadas y un presupuesto de casi 55.000 millones de dólares) ante las revelaciones, ni la comprensión mostrada por Reino Unido, o el mutismo de Israel. Supongo que a nadie se le pasará por la cabeza que esas prácticas van a acabar en ninguna de las grandes potencias en discordia... Sólo espero que nuestros datos se hayan perdido a lo largo de los filtros que pasan esos millones de anotaciones y registros y, sobre todo, que no caigan en manos de algún desalmado... (El Correo Gallego, 02/11/13). ISSN: 1579-1564
  • El enfado de Arabia. Hace poco más de medio año, tras recorrer buena parte del sur de la Península Arábiga y constatar las dificultades para entrar en un Irán preelectoral a través del Estrecho de Ormuz, dábamos cuenta aquí del clima de desconfianza que reinaba a ambos lados del Golfo Pérsico. Hoy, siete meses después, aquellos recelos se han intensificado y las dos grandes potencias de la zona, el Reino de Arabia Saudí y la República Islámica de Irán asumen posicionamientos opuestos con respecto al tercer "amigo en discordia": EEUU. La gran potencia norteamericana, temerosa ante la situación que pueda resultar de conflictos como la guerra civil en Siria o la transición en Egipto, reformula sus ansias bélicas contra los alauíes de Bachar el Asad (aceptando la destrucción de arsenales químicos pero obviando el crimen del pasado agosto), se abre al diálogo con los chiíes de Irán (a través de su nuevo presidente Hasan Rohaní y del ministro de Exteriores Mohamed Zarif), y no duda a la hora de enfrentarse a su aliado suní saudí cuando señala que la opción militar en Egipto no es la mejor opción para modernizar y democratizar la tierra de los faraones. Así las cosas, no es de extrañar que Arabia Saudí muestre su descontento... rechazando, en una actitud sin precedentes, su puesto como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas... Sin duda, las aspiraciones del rey Abdulá, y de los príncipes Saud al Faisal y Bandar bin Sultán van más allá de mantener su hegemonía sobre el petróleo y el gas; demandan una voz preeminente en la región y dentro de la comunidad internacional cuyas claves quizá se desvelen este mes en la conferencia Ginebra II sobre Siria... (El Correo Gallego, 03/11/13). ISSN: 1579-1564
  • El mejor alcalde. ...Es aquí, a nivel de alcaldía, donde los proyectos son más importantes que las ideologías, donde las personas cuentan más que los partidos políticos. Quizá por esto el demócrata Bill de Blasio ganó la alcaldía de Nueva York. Por eso este candidato de la rama más izquierdista del partido no sólo convenció al 75% de los neoyorquinos, sino a más del 60% de los ricos de la ciudad pese a su propuesta de subida de impuestos a las clases más acomodadas para ayudar a ese 40% de pobres que registra la metrópoli (con un 21% por debajo del umbral de la pobreza). Porque cuando se habla de justicia social todos aceptan contribuir, pues a todos beneficia el aumento de guarderías, la mejora de la enseñanza secundaria, la reducción del precio de la vivienda, la futura construcción de 200.000 residencias sociales, la renegociación de los contratos de casi 300.000 funcionarios, el control de un Wall Street que decide la política fiscal de la urbe, o el freno a una policía que "para y cachea" a quien quiere y cuando quiere. Si a esto añadimos el atractivo de unos orígenes humildes, la seducción de una familia multirracial (de madre italiana y padre de ascendencia alemana, casado con la poeta afroamericana exlesbiana Chirlane McCray y una pareja de hijos de estética "afro" en un Nueva York multiétnico con un 33,5% de blancos, 25,5% de negros, 29% de hispanos y 13% de asiáticos), grandes mensajes (como esa "historia de dos ciudades" ­dickensiana) y todos ellos conciliadores ("debemos caminar juntos"), pues ya tenemos más que justificada la victoria de este hombre de 52 años que un día decidió adoptar el apellido materno quizá para olvidar a un padre distante y alcohólico. (El Correo Gallego, 09/11/13). ISSN: 1579-1564
  • Se busca culpable. ...Se asume que las inspecciones llevadas a cabo por las sociedades clasificadoras (de capital privado y susceptibles de actuar de manera interesada) ya se encargan de velar por la seguridad del buque y de la carga. Pero no es así. Lo vimos con ABS, a quien la justicia estadounidense amparó en 2008 desestimando la demanda interpuesta por España, y quien certificó la seguridad de un viejo petrolero de más de 30 años que BP y Repsol ya consideraban "no apto" para su cometido. Es ahí, en las agencias de inspección, en las saturadas vías de navegación y en los intereses lucrativos de las empresas armadoras, en la falta de un eficaz organismo público de clasificación internacional, donde debemos buscar culpables, y no en nuestro propio país, que reaccionó como mejor supo ante los contradictorios dictámenes de expertos de medio mundo (como mucho podríamos reclamar que las decisiones se tomasen en Galicia, que conoce el terreno y tiene los medios, y no en un lejano Madrid). Tampoco son culpables el capitán y el jefe de máquinas (¿qué ganaríamos enchironando a estos ancianos?) cuyo cometido no es saber de construcción ni arquitectura naval; ni siquiera es culpa de esa treintena de filipinos inexpertos que, explotados, tripulaban el barco. Las pruebas documentales y los fundamentos jurídicos que no encuentran dolo en los encausados son nítidos, por lo que no tiene sentido seguir golpeando las albardas, cuando a quien hay que azuzar es al burro... (El Correo Gallego, 16/11/13). ISSN: 1579-1564
  • La sangre de la noticia. ...una cosa es jugar a visitar países en riesgo político, social o militar, y otra muy distinta es pasar días, semanas e incluso meses, respirando el olor a pólvora, conviviendo con el sonido de las armas, y presenciando el sufrimiento humano personal y ajeno que todo conflicto genera. De ahí la relevancia de las X Jornadas de Corresponsales de Guerra, celebradas en Madrid y Toledo organizadas por la Escuela de Guerra del Ejército de Tierra, que nos enseñan de manera práctica y real a sobrevivir y enfrentarnos a la pesadilla de este tipo de adversidades. Lo cierto es que si 2012 fue un año funesto para esta profesión (88 periodistas asesinados), 2013 parece continuar por la misma trágica senda, según nos indican desde Reporteros sin Fronteras. Pero si las muertes de periodistas y fotógrafos constituyen noticias infaustas, el secuestro de los profesionales de la información no es menos angustioso. Para ejemplo, lo que lleva sucediendo en Siria desde 2011, donde han muerto ya, oficialmente, 25 reporteros, y donde otros 16 permanecen desaparecidos. Si a esto unimos contextos como la República Democrática del Congo, Irak, la República Federal de Somalia y el Cuerno de África, o la República Islámica de Pakistán y sus áreas de influencia, por poner sólo algunos ejemplos, pues imagínense lo "abatida" que está la profesión. A esto debemos añadir las torturas, coacciones y amenazas que sufren a diario nuestros defensores de la libertad en amplios contextos de África, Asia Central y Latinoamérica (véanse las denuncias vertidas esta semana por periodistas en diversos países y la preocupación mostrada por la Organización de los Estados Americanos (OEA) ante los constantes ataques a la prensa independiente). No es de extrañar que en lo que llevamos de año sean ya 45 los reporteros asesinados, además de 31 analistas y colaboradores; 183 los periodistas encarcelados, y 171 los internautas, analistas y columnistas privados de libertad a lo largo del mundo... (El Correo Gallego, 17/11/13). ISSN: 1579-1564
  • JFK era sólo un hombre. ...Pienso más bien en si ese mismo hombre de 46 años de edad, con sus virtudes y sus notables defectos, hubiese recibido hoy los mismos honores, semejante reconocimiento. Mi respuesta, lejos de pretender ser tajante, sería un no. Su carácter fuerte con su mujer y allegados, sus múltiples y notorios líos de faldas, y el impulso belicista de la primera etapa de sus 1.000 días de gobierno (Cuba, Irak, Vietnam…) habrían sido suficientes como para defenestrar a un presidente que sólo al final de su corto pero intenso mandato supo que los derechos civiles del ser humano debían ser priorizados, que los “Cuerpos para la Paz” y la “Alianza del Progreso” importaban, y que la gran batalla, la “guerra fría” que quedaba por librar no estaba tanto en la Tierra, cuanto en el espacio. Cuando en 2017 se desclasifiquen más papeles, quizá comprobemos que JFK fue sólo un hombre, un católico de ascendencia irlandesa que no tuvo miedo al cambio. Este cambio de actitud, motivado por ese atípico afán de rodearse de asesores más inteligentes que él, por un mayor conocimiento de las “estrecheces” del mundo, por el sufrimiento de ver morir a dos hijos, por las limitaciones de su maltrecha salud, y quizá también debido a su admiración por “Il Papa Buono”, Juan XXIII, ha contribuido a forjar la leyenda hoy convertida en “mito”; un concepto que el propio Kennedy consideraba “el gran enemigo de la verdad”... (El Correo Gallego, 23/11/13). ISSN: 1579-1564
  • Los ucranianos son proeuropeos. El Gobierno ucraniano parece preferir la renta económica que le ofrece su socio ruso a la modernidad que le brinda la Unión Europea. Apuesta por la consolidación inversora, exportadora e importadora de Moscú frente a las exiguas ayudas a las que parecen comprometerse los países europeos. Prioriza el saneamiento de sus arcas y la cuadratura de sus cuentas a corto plazo frente a una ciudadanía que ve en la UE un motivo de esperanza y progreso democrático a largo plazo. En esto se basan las tensiones observadas en las principales avenidas de Kiev. La congelación del Tratado de Asociación con la UE previsto para ser firmado en Vilna constituye una medida desesperada para frenar las presiones ejercidas desde la capital rusa sobre la antigua república soviética; una coerción que han padecido diversos sectores de su economía en los últimos meses, y que le ha hecho perder a nuestros vecinos ucranianos miles de millones de dólares, como se ha revelado en la cumbre de Asociación Oriental celebrada en Lituania entre la UE y los Seis del Este (Armenia, Azerbaiyán, Bielorrusia, Georgia, Moldavia y Ucrania)... (El Correo Gallego, 30/11/13). ISSN: 1579-1564
  • Las agallas de Escocia. El prestigioso sociólogo londinense y premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales en 2002, Anthony Giddens, con motivo de la presentación de un nuevo libro en el que trata de diagnosticar el futuro del turbulento y poderoso continente europeo, decía esta semana en Bruselas que procesos independentistas como el escocés o el catalán no se han sustentado en un debate serio. El fundador de la famosa Tercera Vía que trató de reformular, hace unos años, la socialdemocracia en Europa, insiste, además, en que falta reflexión responsable y sobra ensalzamiento emocional gratuito en unos proyectos secesionistas fundamentados en discusiones y alegatos "poco adultos". Esta denuncia de la superficialidad que rodea las aspiraciones soberanistas escocesa y catalana concuerda perfectamente con la ridícula, ilusoria, costosa e infructuosa gira emprendida por Artur Mas por el mundo, y con los desafíos televisivos que le lanzan Alex Salmond y su viceprimera ministra, Nicola Sturgeon, a David Cameron. Estos últimos, como si de niños de patio de colegio se tratase, acusan al primer ministro británico de no tener "agallas" para enfrentarse en un cuerpo a cuerpo con el ministro principal de Escocia (...). Y si en el caso de Cataluña este realismo es más improbable dado que no existe una sola hoja de ruta sobre "el día después" de la independencia, en el caso de Escocia, este proyecto ulterior se basa en hipótesis que los propios escoceses se encargan de desacreditar, amenazando, como hacen los territorios isleños dotados de recursos petroleros, con independizarse, a su vez, de Escocia, para continuar dentro del proyecto británico y, sobre todo, europeo. El propio manifiesto White Paper, presentado por Salmond esta semana, ha sido catalogado ya como una mera y cándida declaración de intenciones que se derrumba ante las predicciones del Instituto de Estudios Fiscales (IFS) británico que demuestra un futuro ajuste de hasta el 1,9% del PIB en una Escocia independiente que, según evidencian las encuestas, sus ciudadanos no están dispuestos a sufrir... (El Correo Gallego, 01/12/13). ISSN: 1579-1564
  • Mandela a medias. (...) A nivel personal, Mandela se quedó a medias. Y lo hizo porque si bien interpretaba la familia como un eje clave sobre el que edificar una sociedad más amable y conciliadora, él mismo sucumbió ante la fragilidad del hombre y ante un deseo quizá egoísta e inconformista de alcanzar una felicidad demasiado idealizada. Tres matrimonios no exentos de polémica hicieron fracasar un ambicioso proyecto vital castigado por diversas disputas internas y por la terrible muerte escalonada de tres hijos de su primer matrimonio en momentos decisivos de su vida. A nivel político, su proyecto y su presencia como primer presidente negro de Sudáfrica marcó un antes y un después en la historia de un país que aprendió a hacerse democrático de la mano del hombre que supo superar con su sonrisa interminable un pasado, incluso personal, marcado por actitudes radicales. Pero su propia transformación y los logros jurídicos y legales en pos de la igualdad que siempre supo celebrar al ritmo de la música africana no han conseguido eliminar los recelos xenófobos en un país que parece resistirse a ser un símbolo de integración social y contra la discriminación racial. Tampoco las desigualdades sociales ni la brecha entre ricos y pobres han sido superadas, algo que Mandela trató de priorizar quizá para resarcirse de unos orígenes en gran medida privilegiados (que evitaron su muerte temprana, pero no sus 27 años de cautiverio). A nivel simbólico, Madiba es África. Un inmenso proyecto inconcluso lleno de posibilidades pero vulnerable a demasiados intereses partidistas. Al igual que Mandela, África se ha resituado en el mundo, reclamando el espacio que le pertenece. Un contexto lleno de posibilidades pero que sigue sujeto a la injerencia exterior y, lo que es más triste, al expolio y las desigualdades generadas por no pocos líderes autóctonos. ­Espero que los africanos de cualquier raza, etnia, casta o color, y todos nosotros, logremos preservar su memoria y honrar su inmenso legado... (El Correo Gallego, 07/12/13). ISSN: 1579-1564
  • Cambio de líderes. (...) Mientras unos países afianzan su presencia en el mundo y realzan la figura de sus líderes, otros parecen ahogarse en el descrédito, la pérdida de autoridad, y la desafección interna y externa hacia sus mandatarios. (...) El propio Barack Obama, que llegó a La Casa Blanca cargado de esperanza para ambos lados del Atlántico y el Pacífico, ha tenido que sucumbir ante la dificultad de un mundo más complejo de lo imaginado bajo el espíritu de aquel “Yes, we can”; y hoy su credibilidad dentro y fuera de EEUU se desploma tras los escasos éxitos de su primera legislatura y las notables carencias y escándalos de espionaje, promesas rotas, proyectos deficientes e injerencias de su segundo y definitivo mandato. Lo mismo podríamos decir de ­Hollande, a quien los franceses recibieron pletóricos, pero que hoy bate récords de ­impopularidad (sólo 1 de cada 6 franceses acepta su gestión), ha llenado las calles de París de decepcionados con sus políticas de austeridad, y no ha sido capaz de hacerse con las riendas de una ­economía de la que ahora ­desconfían hasta sus socios más cercanos. Y mientras David Cameron muestra su debilidad ante el ilusorio secesionismo escocés y la UE, Silvio Berlusconi, aún con el miedo en el cuerpo tras su expulsión del Senado, todavía sueña con mantener su influencia de la mano de sus adeptos y una hija Marina cargada de ilusión, y ante un fracturado Parlamento italiano con un Enrico Letta de perfil bajo. También ha caído el poder de Benjamín Netanyahu, cada vez más aislado, y debilitado tras las mismas negociaciones nucleares que han resucitado a Irán de la mano de Hasan Rohani; reforzando, al tiempo, a un Vladimir Putin capaz de arbitrar en el conflicto sirio, quien sigue expandiendo su influencia por la antigua geografía soviética y Oriente Medio, y al que sólo los intelectuales se atreven a criticar. Otro en ascenso es Xi Jinping, que con su apuesta liberalizadora, el guiño a los mercados de su cúpula comunista, y su envite al espacio aéreo y marítimo que circunda el país evidencia su ansia de influencia global. Son éstos últimos, junto a la pujanza del Papa Francisco, a las estrategias conciliadoras de una incombustible Angela Merkel, y a un Mariano Rajoy a quien en el exterior se le valora más que en el interior por su gestión de la “macroeconomía” española (véase la opinión de portugueses o alemanes), quienes reciben hoy el escrutinio internacional... (El Correo Gallego, 08/12/13). ISSN: 1579-1564
  • Cenizos, mala sombra y un gran país. ¿Quiénes son los cenizos que se empeñan en hacer olvidar al mundo la grandeza de nuestra tradición, el sacrificio y el esfuerzo de nuestra historia? ¡Qué más da! Lo importante es saber si somos capaces de enfrentarnos a esa mala sombra, a ese contradictorio cúmulo de noticias que informan sobre España. La misma crisis que minaba la confianza en nuestro país parece ser lo único que remite. Moody's habla de estabilidad en la economía, y Standard Poor's y Fitch mejoran la perspectiva sobre nuestra deuda soberana. Si a esto añadimos que el paro parece estabilizarse (siendo el doble que la media europea) y apunta hacia una cierta mejoría, pues ya tendríamos un leve motivo para el optimismo. Sin embargo, coincidiendo con esa imagen esperanzadora en el ámbito menos esperado, el económico, surgen nuevos datos que destruyen la ilusión. El informe Panorama de la Salud 2013 de la OCDE advierte de que los jóvenes españoles figuran a la cabeza de los malos hábitos derivados de la incorrecta alimentación, los problemas de obesidad y el consumo de alcohol y tabaco, lo que avala la OMS en materia de sobrepeso y consumo de drogas. El Informe PISA habla de la necesidad de mejorar en comprensión lectora, matemáticas y ciencias (lo que explica ese 33% de estudiantes repetidores), y de las diferencias en equidad educativa entre, por ejemplo, Galicia y Castilla y León, más aventajadas, y Extremadura y Andalucía, a la cola de la desesperación, y pese a haber aumentado un 35% el gasto en educación desde 2003. Transparencia Internacional, a través de su Índice de Percepción de la Corrupción (IPC), revela que España se sitúa a la cabeza de la corrupción y a la cola de la transparencia no sólo en Europa. (...) Es una pena que las nuevas leyes educativas, de transparencia, laborales, fiscales, etc., no hayan conseguido aunar voluntades, cediendo y negociando unos, superando intereses partidistas y oportunismo político otros... (El Correo Gallego, 09/12/13). ISSN: 1579-1564
  • Uno en el mar, cinco en tierra. Esta semana tuve la oportunidad de participar en un interesante debate en Andalucía en torno al acuerdo de pesca entre la Unión Europea y Marruecos. (...) hoy merece la pena hacerse eco de una negociación que mantenía a nuestros marineros y a sus barcos amarrados a puerto desde hacía demasiado tiempo incluso para un colectivo tan curtido y acostumbrado a sufrir los avatares del mar como el que integran nuestros avezados pescadores. Tras dos años de espera, de un total de 126 comunitarios, casi 100 barcos españoles podrán faenar en el caladero marroquí durante los próximos cuatro años. Pero la esperanza no llega sólo a esos cientos de familias, pues por cada empleo en el mar, por cada marinero que se suba a uno de esos barcos, se generarán entre tres y cinco puestos de trabajo directos en tierra, más los indirectos que, pese a ser igual de importantes, siempre son más difíciles de cuantificar. También los pescadores que aquí se queden podrán ampliar sus cuotas, por ejemplo, del Golfo de Cádiz, aumentando la carga de trabajo y el beneficio económico. Y aunque nada es gratuito (el pacto le costará 40 millones anuales a la UE), el Parlamento de Estrasburgo ha sabido visualizar los beneficios estratégicos, políticos y laborales del acuerdo. La Cámara Europea ha hablado; esperemos que sean ahora el Parlamento de Marruecos y el Consejo Europeo de Ministros del sector quienes así lo entiendan y subscriban... (El Correo Gallego, 14/12/13). ISSN: 1579-1564
  • Crea tu ley en la UE. (...) cuando Víctor Valle Silva me habló de la iniciativa juvenil "Crea tu ley" de la Asociación Eurobservatory de A Coruña, me llevé una grata sorpresa. Me alegré porque esta acción, que se integra en el Programa Europeo Juventud en Acción a través de los grupos de Democracia Participativa Europea está destinada a reforzar los valores europeos y los derechos humanos entre los jóvenes en un año 2013 que festeja la Ciudadanía Europea a través de la participación. Me ilusioné también porque entre sus objetivos está dar a conocer el funcionamiento interno de instituciones tan relevantes como el Consejo Europeo, el Consejo de la Unión Europea, la Comisión Europea, o el Parlamento Europeo. Pero sobre todo porque habían decidido agrupar los contenidos del debate en tres temas tan actuales e importantes como el aborto, el botellón, la violencia de género o el matrimonio entre parejas del mismo sexo por un lado, el proceso de incorporación de Turquía a la UE por otro, y, finalmente, la creación de ideas destinadas a reducir el desempleo juvenil. Para ello, esta avezada Asociación coruñesa estableció vínculos con otras dos ciudades europeas, Garwolin en Polonia y Alba Iulia en Rumanía. (...) Confío en que sus propuestas, basadas en la responsabilidad democrática y en aquella "solidaridad de hecho" que demandaban hace 63 años Robert Schuman y Jean Monnet, den pronto los frutos que todos deseamos... (El Correo Gallego, 15/12/13). ISSN: 1579-1564
  • Sufriemiento extremo. Las fotos filtradas por Associated Press a medios y analistas no dejan lugar a dudas. Siria se ha convertido en uno de los peores escenarios de guerra de todos los tiempos. Estos días, la agencia de noticias estadounidense mostraba dos instantáneas absolutamente desgarradoras. Porque si espeluznante es ver cómo los cadáveres de adultos y niños aparecen amontonados a las puertas de los hospitales de Alepo, la ciudad más poblada de la República Árabe y capital de la región del mismo nombre, más doloroso resulta, sin duda, aquella otra fotografía en la que se ve a un padre portando en brazos el cuerpo sin vida de su hijo de apenas cinco años de edad. (...) Los treinta niños asesinados esta semana se suman a esa larga y negra lista de unos 125.000 fallecidos y al sufrimiento de esos cerca de siete millones de desplazados y más de dos millones de exiliados en los países limítrofes registrados desde que comenzara la guerra civil en marzo de 2011. La propia ONU, que auxilia a decenas de millones de personas en 17 países, ha decidido esta semana destinar la mitad de los fondos previstos para 2014 a paliar el sufrimiento y las necesidades de la zona. Casi 5.000 millones de euros cuyo valor se reconoce al saber que una sola tonelada de alimentos asegura la supervivencia de 1.000 personas durante un mes. Los recuerdos y el cariño motivan mi reiterada denuncia de una reacción tardía de la comunidad internacional que ha convertido al país en un marasmo ingobernable de fuerzas opositoras y milicias integristas rebeldes sobre cuyo caos (véase el cobarde secuestro de Javier Espinosa y Ricardo García Vilanova) pretende hacerse fuerte un El Asad que busca despiadadamente presentarse en Ginebra el 22 de enero como la mejor solución para una post-Siria desmembrada y ensangrentada... (El Correo Gallego, 21/12/13). ISSN: 1579-1564
  • El comercio de los otros. Entre las lecciones que nos deja este final de año quisiera destacar la férrea actitud mostrada en la Novena Conferencia Ministerial de Bali, Indonesia, por aquellos países socios de la Organización Mundial del Comercio que pudiéramos considerar pequeños o menores. (...) Los proyectos de libre comercio y simplificación de mercados entre la UE y EEUU, entre la UE y el norte de África, entre Europa, Rusia y su área de influencia, entre Centro y Sudamérica, y en el contexto de Asia-Pacífico han provocado que nadie se quiera quedar fuera de una tendencia que marcará esta segunda década del siglo XXI. Ante la preeminencia que tratan de preservar las grandes potencias, cada vez más desdibujadas debido al crecimiento de los emergentes (BRICS) y a las posibilidades de futuro que ofrecen los EAGLES (economías de crecimiento y próximo liderazgo), entre los que destacan México, Turquía, Corea del Sur o la propia Indonesia, nadie (y menos China) quiere perder posiciones en un comercio exterior que pasa por incluir no sólo recursos energéticos, bienes o servicios, sino alimentos y otros productos de primerísima necesidad. Es precisamente en el sector agropecuario en el que los países hasta ahora más débiles tienen más que aportar, pues la agricultura y los productos alimenticios amparan, en gran medida, el peso de sus economías (India o Brasil, por ejemplo). Sin embargo, las exigencias de control de calidad, las medidas de seguridad alimentaria, y las normas de protección medioambiental constituyen un gasto añadido y una barrera para la que muchos no están preparados ni económica ni tecnológicamente. Eso mina su posicionamiento en el mercado internacional y debilita sus exportaciones de manera drástica. Es por ello que para compensar la pérdida de competitividad en este y otros sectores (o embargos como el de Cuba que denuncia el bloque bolivariano), exigen ayudas y una mayor comprensión a cambio de su visto bueno sobre el intercambio de otros bienes y servicios. La OMC, si no quiere perder su influencia ni rememorar los sonoros fracasos acaecidos en torno a la Ronda de Doha en los últimos años, deberá reformular sus políticas solidarias y de ­subsidios; algo que no a todos agrada... (El Correo Gallego, 22/12/13). ISSN: 1579-1564
  • Mustang y petróleo. 2014 será el año en que se conmemorará el 50 aniversario del lanzamiento definitivo de uno de los grandes iconos culturales de Estados Unidos: el Ford Mustang. Hace algo más de cinco años, en 2008, recorrí buena parte de la costa californiana al volante de un ejemplar de la quinta generación... (...) Hablamos de un coche que perdura, se renueva y trata de enviar un mensaje claro al mundo: pese al espejismo de colapso económico e industrial que pueda simbolizar la bancarrota de Detroit (donde nació el Mustang) y las dificultades para aprobar los presupuestos o pactar el techo de deuda, el gran gigante americano no está dispuesto a renunciar a los valores sobre los que edificó su musculatura; a saber: innovación, inversión y riesgo. Son, como vemos, tres características inherentes a cualquier proyecto empresarial ambicioso; una mentalidad que nunca ha escaseado ni en la actitud ni en las políticas emprendidas por los gobiernos estadounidenses. Prueba de ello es que, incluso la Administración Obama, que empezó buscando la templanza y el diálogo entre culturas y naciones, ha terminado sucumbiendo al apetito intervencionista que caracteriza al país en los conflictos extranjeros, al hambre economicista que le lleva al acuerdo de libre comercio con la Unión Europea, al deseo de influencia estratégica que le empuja a hacerse fuerte en el área de Asia-Pacífico, e incluso al ansia de información que empiezan a cuestionar algunos de sus propios jueces, quienes tachan de inconstitucional el espionaje masivo realizado en los últimos años por la NSA. Además, la capacidad de recuperación de nuestro vecino del otro lado del Atlántico queda patente al descubrir estos días que, gracias a la polémica tecnología de perforación, transformación y extracción denominada fracking, EEUU puede llegar a convertirse a finales de 2014 en el mayor productor de petróleo del mundo... (El Correo Gallego, 28/12/13). ISSN: 1579-1564
  • 2014: el año que cambió la historia. (...) la cultura y la memoria se convertirán, una vez más, en elementos esenciales para motivar cualquier cambio en positivo. La cultura para conocer al otro, y comprender al que piensa diferente. La memoria para recordar el sufrimiento y los errores del pasado, a fin de no repetirlos. 2014 será un año importante porque, a medida que nos acerquemos al mes de julio, iremos rememorando el inicio de una de las mayores tragedias de la humanidad: la Primera Guerra Mundial. Pero mientras conmemoramos el centenario de aquel fatídico comienzo, tendremos que ir preparándonos para otro no menos relevante del que se ocupará el 2015, el 70 aniversario del final de la otra letal contienda: la denominada guerra total, la más mortífera de las confrontaciones bélicas, la Segunda Guerra Mundial. Es decir, pasaremos de "la gran guerra" a la "guerra total", con un resultado global de cerca de cien millones de víctimas entre los caídos inmediatamente antes, durante y después de esos "genocidios fratricidas" que deshonraron al "género humano". La pregunta es: ¿estamos preparados para afrontar ambas efemérides? No lo creo. No, de momento. De lo contrario, ¿cómo explicar los dos bandos generados en torno a la guerra en Siria, los conflictos en República Centroafricana y Sudán del Sur, la violenta oposición de Israel al reconocimiento de un Estado Palestino libre, los gestos intimidatorios del aparato militar chino, la nueva estrategia militar y armamentística de Japón, los preparativos y maniobras de combate de Corea del Norte, los desafíos secesionistas europeos, o a las revueltas civiles que se extienden desde los países árabes hasta Sudamérica, pasando por Europa del Este? Repasando las guerras mundiales podremos comprender cómo muchas veces lo que aparenta empezar como algo heroico y patriótico, puede terminar siendo inútil, inhumano y hasta cobarde. Quizá por ello el Papa Francisco nos habla de las lecciones que aporta la memoria, de la gracia del perdón y de la cultura de la paz. Esperemos que sus bendiciones y advertencias sean escuchadas por quienes actúan y deciden... Feliz 2014. (El Correo Gallego, 30/12/13). ISSN: 1579-1564
  • Los retos de la UE. La Unión Europea estrena el 2014 con tantas esperanzas como incertidumbres. La Comisión augura un año provechoso en el que los grandes números referidos al crecimiento global de sus Estados se irán corrigiendo en positivo. Sin embargo, las deudas soberanas de algunos de los socios, así como las cifras de paro que azotan su territorio constituyen riesgos capaces de desequilibrar las expectativas de mejora. (...) La revisión de los Tratados de la UE, la consolidación fiscal, la unión bancaria, una política inmigratoria que corrija los desajustes y recelos que vemos estos días en Reino Unido, Italia, Francia, o la propia Alemania frente a rumanos y búlgaros (pese a la experiencia positiva con checos, polacos y húngaros), entre otras cuestiones, deberán pactarse desde un consenso solidario capaz de acallar los brotes xenófobos, las políticas populistas, el euroescepticismo o las engañosas aspiraciones soberanistas. El problema es que 2014 es año de votaciones. Las elecciones al Parlamento Europeo del próximo mes de mayo ralentizarán los cambios que tanto la Eurozona como el resto de la UE necesitan. (...) El éxito de la recuperación irlandesa, el optimismo de los datos macroeconómicos en España, la incertidumbre constitucional en Portugal de medidas impuestas desde Bruselas, el declive de Francia (con más paro y peor calificación), las dudas de un tercer rescate (o una quita pactada) que planean sobre Grecia (que preside de enero a junio el Consejo de la UE), la carga de la gran deuda italiana (país que sustituirá a Grecia de julio a diciembre), o ese estudio que sitúa a Reino Unido por encima de Alemania en 2030, son buena muestra de un tren europeo que necesita severos ajustes para que todos sus vagones circulen en la misma dirección y a un ritmo semejante... (El Correo Gallego, 05/01/14). ISSN: 1579-1564
  • En México, como aquí. (...) Y es que en México, como en España, (...) es la clase media la que sostiene la economía del país. Pero allí, como aquí, este sector social tan relevante para la economía nacional no termina de recibir la justa compensación por lo mucho que aporta su trabajo al beneficio global. La corrupción, que afecta por igual al complejo y denso aparato político, y al sector empresarial, ha pervertido el sistema hasta el punto de impedir que la enorme riqueza del país hermano revierta o redunde como debiera en una clase media que, pese a tímidos avances y al maquillaje de encuestas y estadísticas tan interesadas como motivadas, no termina de tener una calidad de vida acorde al crecimiento y la bonanza de la que presumen los grandes números de la macroeconomía mexicana. De nuevo, y esto tampoco nos resulta extraño, lo "macro" se vende con tanta fuerza que apenas deja vislumbrar las miserias de lo "micro". Me pregunto si se hablará de ello estos días en Puerto Vallarta, donde se celebrará a partir de mañana el Foro Parlamentario Asia-Pacífico, o a finales de enero en La Habana, durante la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), o en febrero, cuando se firme el convenio de la Alianza del Pacífico o cuando se celebren los 20 años del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) entre México, EEUU y Canadá, o al mes siguiente, con los diez años del tratado comercial con la UE... (El Correo Gallego, 11/01/14). ISSN: 1579-1564
  • Las 'reformas' de México. (...) La ralentización de la economía estadounidense en 2012 y primera mitad de 2013 frenó las exportaciones mexicanas y debilitó el consumo interno en 2013. Ahora Standard and Poor's (SP), el FMI y el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) hablan de un crecimiento para el 2014 superior al 3.2% del PIB (pero inferior al 3.9% de 2012). Confío en que estos buenos augurios repercutan no sólo en los mercados internacionales, sino también en los bolsillos nacionales. Y espero que, pese a la sorprendente euforia mostrada recientemente por colegas de Harvard en uno de nuestros diarios, ese "nuevo México" de las grandes reformas (desde la fiscal a la de las telecomunicaciones, pasando por la educativa y por la polémica liberalización del sector energético que ofrece el pastel de Pemex a las grandes empresas, entre las que destacan, entre otras muchas, además de las ya conocidas estadounidenses ExxonMobil, Schlumberger, Halliburton, Kinder Morgan KMP o Chevron Corporation, la alemana Siemens, la suiza Weatherford International, o la británica BP que protagonizó la catástrofe del Golfo de México en 2010), el país de ese Pacto por México de Enrique Peña Nieto, llegue a convertirse en un referente de crecimiento en Latinoamérica, pero también de equidad, transparencia y distribución justa de la riqueza entre aquellos a los que de verdad pertenece... (El Correo Gallego, 12/01/14). ISSN: 1579-1564
  • Janet y Carmen: dinero y educación. (...) las dos mujeres que protagonizan esta columna: Janet Yellen, de 67 años, futura presidenta de la Fed, y Carmen Fariña, de 70 años e hija de emigrantes gallegos de Sada, quien es desde el 1 de enero la nueva titular del departamento de Educación de la ciudad de Nueva York. Tanto la primera, que tendrá que domar la poderosa Reserva Federal de Estados Unidos tras la marcha de Ben Bernanke a finales de mes, como la segunda, que sucumbió a las súplicas del nuevo alcalde Bill de Blasio, y tratará de dulcificar un frío y poco integrador sistema educativo que afecta a más de un millón de estudiantes, coinciden en, al menos, dos aspectos principales. En primer lugar, su experiencia con la juventud desde el ámbito de la docencia (la primera, Janet, ha sido durante años profesora, primero en Harvard como ayudante, y luego como titular en la Universidad de California en Berkeley; la segunda, Carmen, atesora un dilatado currículum como brillante maestra y gestora de centros educativos). En segundo lugar, y relacionado con el anterior, su decidida apuesta común por las medidas de gestión destinadas a combatir el desempleo, lo que demuestra y justifica la confianza de los estadounidenses en las mujeres a la hora de gestionar el dinero y la educación. Quizá por ello las candidatas a puestos políticos en EEUU suelen recaudar más fondos que los hombres: porque la sociedad sabe en quién depositar su confianza y quién suele hacer un uso más responsable de su dinero... (El Correo Gallego, 13/01/14). ISSN: 1579-1564
  • El conflicto de Panamá. (...) Los vínculos entre ambos territorios, además, vienen de muy atrás; pues, al igual que hoy con los trabajos de ampliación, hace más de cien años, y durante una década, fueron muchos los gallegos (además de asturianos y cántabros), los que contribuyeron con su esfuerzo sobrehumano (e incluso con sus vidas en cientos de casos debido a las alimañas, la desnutrición y las enfermedades que ocultaba la selva) a que la mayor obra de ingeniería de la Historia llegase a buen puerto. Hoy los españoles nos orgullecemos de haber sido la segunda fuerza laboral del Canal, del mismo modo que presumimos de ser un referente en ingeniería civil y construcciones internacionales. Por ello temo que los desencuentros entre las Autoridades del Canal de Panamá (ACP), que quizá no fueron precisos en sus pliegos al detallar las características geológicas de la zona, y el consorcio Grupos Unidos por el Canal (GUPC), que, además de reconocer un retraso de casi un año en la ejecución, amenaza con interrumpir la obra sin hacer uso previo de los mecanismos de negociación estipulados en el convenio, aduce problemas de liquidez, sobrecostes adicionales (pese a que todo contrato los debe presuponer e incluir), y exceso de lodo bajo el nivel del mar y encarecimiento del hormigón (por problemas con el basalto de la zona y la inclusión de aditivos de durabilidad, resistencia e impermeabilidad), deteriore la imagen de España en el exterior (hasta Ana Pastor ha tenido que intervenir), incremente los precios de licitación de futuras infraestructuras, lastre la credibilidad de nuestras empresas, dificulte la presencia de firmas españolas en futuros consorcios, y frene el éxito de nuestras constructoras en proyectos internacionales... (El Correo Gallego, 18/01/14). ISSN: 1579-1564
  • La marca de Rajoy. Mariano Rajoy ha puesto una pica en Flandes, y en Estados Unidos también. En una semana en la que hemos rememorado la época de Carlos V con la concesión de la medalla homónima a José Manuel Durão Barroso, la expresión “poner una pica en Flandes” recobra todo su significado. El éxito de la España de entonces frente a la Europa protestante e imperios como el Turco Otomano, se traduce hoy en el esfuerzo del Presidente del Gobierno español para convencer ya no sólo a Europa de que España es ejemplo de tenacidad frente a la crisis, sino de hacer oír su voz ante el gran coloso al que todos quieren arrimarse y atraer: el gigante americano. Los empresarios que lo acompañaron fueron encantados, y muchos de ellos han confesado ya haber regresado maravillados. (...) es España y su imagen las que salen reforzadas en un momento clave para la recuperación y la confianza que demandan mercados e inversores extranjeros. (...) que el Presidente sea capaz de recibir los elogios de un Barack Obama al que tantos escuchan (y que criticó en el pasado la lenta reacción de Zapatero ante la crisis), es digno de reseñar. Porque que España haya dejado de ser una preocupación de primer orden para la UE es tan importante como recibir el visto bueno de una potencia, como la estadounidense, ante la que debemos reivindicarnos (ya sea en la Cámara de Comercio de EEUU, o en la misma Casa Blanca) como socios estratégicos dentro y fuera de nuestras fronteras, en el ámbito de América Latina, y como puente hacia la Europa del Mediterráneo y más allá. Y si además, como así ha sido, recibimos la congratulación del FMI a través de Christine Lagarde, su directora gerente, o del presidenciable senador republicano, Marco Rubio, pues miel sobre hojuelas. (...) el viaje era exclusivamente de trabajo, no de placer; de ahí que la siempre discreta esposa del Presidente, Elvira Fernández Balboa, no le haya acompañado en esta ocasión. Sea como fuere, si de lo que se trata es de dar una imagen de sobriedad, seriedad y trabajo, bienvenida sea esta nueva marca España que parece pasar por Mariano Rajoy... (El Correo Gallego, 19/01/14). ISSN: 1579-1564
  • Pilar Rojo al frente de la Europa real. Con Pilar Rojo Noguera al frente de la Conferencia de Asambleas Legislativas Regionales Europeas (Calre) es la UE la que sale ganando, precisamente, porque los valores que propugna la presidenta del Parlamento de Galicia coinciden con las demandas y expectativas de la ciudadanía respecto a Europa. Pilar Rojo habla de transparencia, de cercanía, de proyectar en el seno de la Unión las inquietudes reales de los pueblos. Es ése el objetivo que deberían plantearse las más altas instituciones europeas, especialmente en el año en que las elecciones al Parlamento Europeo de mayo de 2014 marcarán la agenda de los partidos políticos. (...) Digo todo esto siendo muy consciente tanto del debate actual abierto en España en torno a las autonomías (que quizá precisen una reformulación consensuada para resultar más operativas en según qué ámbitos), como del planteado respecto a los parlamentos regionales, y que van, desde la simplificación de sus estructuras, la reducción de los diputados y la implementación de medidas de eficacia y ahorro, hasta su posible eliminación, propuesta por nuevos grupos políticos (como el recién creado Vox de Ortega Lara y Santiago Abascal) atendiendo al objetivo de lograr "un Estado más funcional y eficiente". Y aunque todo es susceptible de ser mejorado y optimizado, dada la dificultad de ciertas aspiraciones utópicas debido al asentamiento de las instituciones legislativas en, al menos, y como vemos en la Calre, esos ocho países europeos que albergan un total de 74 parlamentos, hoy por hoy lo que procede quizá sea, como apuntó Pilar Rojo, reforzar la colaboración de la Calre con las instituciones europeas (para aumentar la visibilidad regional), así como los vínculos con el Comité de las Regiones, la Conferencia de las Regiones Europeas o el Congreso de Poderes Locales y Regionales del Consejo de Europa... (El Correo Gallego, 20/01/14). ISSN: 1579-1564
  • La madre centroafricana. Aunque la presidenta de Liberia y premio Nobel de la Paz, la economista de 75 años Ellen ­Johnson-Sirleaf, así como su homónima malauí, la abogada ­Joyce Hilda Banda, de 63 años, merecen nuestra atención por ser las dos primeras jefas de Estado de África, quien hoy reclama nuestro interés es la nueva presidenta interina de la República Centroafricana: Catherine Samba-Panza; una cristiana, madre de tres hijos, formada en Francia, licenciada en Comunicación y especialista en Derecho de Seguros, de 59 años, de padre camerunés y madre centroafricana, que asume el cargo hasta las elecciones de principios de 2015 a las que no podrá presentarse. Sumida en una crisis civil provocada por los enfrentamientos entre los sanguinarios musulmanes de la Seleka ("alianza") y los despiadados cristianos justicieros anti-Balaka ("antimachete"), la República Centroafricana debe amparar al millón de desplazados (de un censo en torno a cinco millones) que huyen de la ira (...). La nueva presidenta (...) consciente de su papel unificador, se ha dirigido a los violentos de ambos bandos para pedirles, "como hijos suyos y del país que son", que entreguen las armas y paren este fratricidio. (...) Seguro que con el genocidio de Ruanda, las presiones rebeldes del Congo, y la reciente guerra de Malí en la memoria, esta mujer dialogante sabrá enfrentarse a un conflicto que no sólo es religioso y étnico, sino también jurídico y económico, pues además de reconstruir una Administración, un sistema fiscal y un Ejército estables, deberá esclarecer qué se oculta detrás de un país tan rico en oro y, sobre todo, en diamantes... (El Correo Gallego, 25/01/14). ISSN: 1579-1564
  • Irlanda ha vuelto. La presentación en la Real Academia Galega de la traducción del Ulises de Joyce al gallego por parte de la editorial Galaxia el viernes, así como la asamblea de la Asociación Empresarial Hispano Irlandesa celebrada en la Casa de Irlanda de Madrid el pasado jueves, me han hecho pensar si de verdad Irlanda ha vuelto, o si, como defiendo cada vez que viajo a la República, y como haré en los 25 Encuentros de la Asociación Española James Joyce de estudios irlandeses que organizarán las tres universidades gallegas para toda España en Santiago en abril, nunca se ha ido del todo. No lo digo sólo por su influencia cultural, especialmente literaria y cinematográfica, sino también por una flexibilidad laboral, una excelente formación educativa y unas facilidades para la creación de empresas que siguen siendo un referente para el mundo. Es cierto que su excesivo endeudamiento, su burbuja inmobiliaria y su deuda acumulada, con una política fiscal bajo mínimos y un sector bancario muy desregulado, precipitaron el ocaso temporal del hasta entonces "Tigre Celta". Hoy lo peor ha pasado, y las medidas de austeridad aplicadas por el Gobierno bajo supervisión de la Troika, el control a ejecutivos de empresas y banca, la optimización de los servicios públicos, la reestructuración del déficit financiero, y la presión sobre los depósitos bancarios, han conseguido devolver la soberanía a un país cuyo ministro de Finanzas, Michael Noonan, advierte que "la libertad política no se consigue sin libertad económica y financiera". Acierta el primer ministro Enda Kenny cuando dice enorgullecerse del heroísmo mostrado por sus ciudadanos (...). (El Correo Gallego, 26/01/14). ISSN: 1579-1564
  • Profesionales o políticos para Europa. A medida que avancen las semanas, las agrupaciones políticas con aspiraciones europeas nos hablarán del Parlamento Europeo (PE), de lo importante que es la defensa de nuestros intereses nacionales y regionales en tamaña Institución. (...) Pero más que proyectos de futuro y acciones a desarrollar en el PE, somos muchos los que preferiríamos hablar del presente y del pasado reciente. Muchos los que quisiéramos saber qué han hecho estos últimos años y meses quienes nos representan. ¿Qué propuestas han defendido los eurodiputados? ¿Qué trabajo han realizado en el seno de las distintas comisiones? ¿De qué manera han participado? ¿Cuánto ha sido su esfuerzo? ¿De qué forma han tratado de hacer oír nuestras voces? ¿Cuánto han contado con nosotros para defender en la Eurocámara nuestros intereses y anhelos? Digo esto porque debería ser eso, y no otra cosa, lo que justificase su petición de voto, lo que demostrase la importancia de nuestra participación en los comicios. La desafección ciudadana hacia Europa tiene mucho que ver con la opacidad con la que nos encontramos al tratar de indagar las tareas realizadas por nuestros representantes. O quizá sea porque no terminamos de entender la idoneidad de los perfiles de algunos de ellos, independientemente del partido político o la ideología que los sustente. (...) Porque si lo que queremos es una Europa fuerte y conocedora de las singularidades de los Estados que la integran, ésta debe construirse con la ayuda de expertos que conozcan la historia y la cultura de Europa y de sus Estados (...). Yo ejerceré mi derecho al voto porque deseo ser un ciudadano responsable y porque creo en el futuro de la UE. Pero antes de decidirme preguntaré qué méritos acreditan aquellos para los que se me pide el voto. Será entonces cuando tome una decisión responsable... (El Correo Gallego, 26/01/14). ISSN: 1579-1564
  • Trabajo y emigración. (...) casi todos conocemos a alguien que emprendió la siempre difícil aventura ­migratoria. De tomar la dura decisión, la siguiente fase es saber hacia dónde dirigir nuestros pasos, (...). En este sentido, y aunque Alemania, Reino Unido, Francia y Suiza siguen acogiendo, según los últimos estudios, a cerca del 80% de nuestros emigrantes, las posibilidades no se limitan a la abarcable Europa, pese a lo que nuestra experiencia y prestigio puede aportar en materia turística, hotelera y hostelera en los países situados más al Norte, las demandas sanitarias y educativas, respectivamente, de Reino Unido y la República de Irlanda, las ofertas sobre nuevas tecnologías del centro europeo, o los huecos para administrativos y gestores especializados detectados en la ­Europa más mediterránea. Hace un par de años ('Las rutas del empleo', ECG 26/06/2011), ya advertíamos que no podíamos descartar ningún contexto internacional (además de EEUU, Canadá o Australia, y su demanda de técnicos para cargos y puestos intermedios), y apuntábamos hacia las nuevas posibilidades abiertas tanto en los países del Centro (India) y del Este y Sudeste asiático (China es buen ejemplo), como aquellos que se ­distribuyen a lo largo de Oriente Medio (que ahora, además, apuestan por agentes y promotores culturales, como Qatar y Emiratos Árabes), así como las costas africanas más turísticas y en desarrollo. Hoy seguimos insistiendo en que, en materia de infraestructuras, asesoramiento, mediación e inversión, es mucho lo que queda por hacer allí, al igual que en ­emergentes más o menos consagrados, como Turquía, México o Brasil (aunque también Panamá y Chile, o Perú y Uruguay a medio plazo) en sectores o bien tradicionales, o bien más novedosos, como los renovados controles de calidad o la protección del medio ambiente... (El Correo Gallego, 01/02/14). ISSN: 1579-1564
  • Salidas laborales. Mientras discutimos y polemizamos con los números contradictorios aportados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), los datos facilitados por embajadas y consulados, las cifras elaboradas por el Padrón de Españoles Residentes en el Extranjero (PERE), o los estudios publicados al amparo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), o del Real Instituto Elcano, dejamos de hacer los deberes importantes, desviando el foco de atención de donde realmente importa: las salidas laborales dentro y fuera de nuestro país. Lo que ahora urge es abrir caminos de esperanza y nuevas rutas de empleo tanto en el exterior, como hacíamos ayer ('Trabajo y emigración', ECG 01/02/2014), y hace unos años ('Las rutas del empleo', ECG 26/06/2011), como en el interior de nuestro querido país. Todo ello, sin olvidar nunca las causas y consecuencias de tanto despropósito y exilio forzoso. (...) Debemos prepararnos para responder laboralmente a lo que esta sociedad española cada vez más global a la que pertenecemos nos demanda desde sus diversos sectores de influencia dentro y fuera de nuestro país. Y lo que se nos pide ahora son perfiles técnicos, pero también humanistas. Si las ONG y los organismos de cooperación exterior abren nuevas vías de trabajo, el compromiso con la internacionalización empresarial, con las exportaciones y la intermediación cultural generan, igualmente, posibilidades laborales. Sectores de distribución, venta comercial y marketing publicitario y corporativo son ya tan importantes como ámbitos cada vez más consolidados como los que abre la nueva banca electrónica, los análisis de resultados y balances, o las agencias de inversión. También la venta minorista compite ya con la industria farmacéutica y de transformación, las ingenierías técnicas, la industria agroalimentaria, la revitalización de zonas rurales, las industrias culturales, las nuevas TIC, la administración y gestión electrónicas, o el incombustible sector turístico, hotelero y hostelero. Todo ello matizado y priorizado por el conocimiento de, a poder ser, dos idiomas a mayores del nuestro. Eso sí; el inglés, preferiblemente, que no falte; (...). (El Correo Gallego, 02/02/14). ISSN: 1579-1564
  • Jóvenes, alarmismo y vías de empleo. El escritor griego Petros Márkaris dice que en vez de correr y marcharse cuando llega la crisis, los jóvenes deberían "quedarse y luchar". Por su parte, el rebelde y polémico comunicador Félix Marquardt asegura que los jóvenes europeos "han perdido la fe en su capacidad para modificar la realidad". Se trata de dos duras aseveraciones que parecen responsabilizar a la juventud de un desánimo y un deseo de "fuga" que surge de su incapacidad para afrontar la realidad. Pues no. No es que hayan perdido la fe en su capacidad para alterar las circunstancias, sino que hemos sido nosotros quienes les hemos usurpado toda esperanza. (....) prometiéndoles un futuro halagüeño basado en un esfuerzo personal que se ha revelado ilusorio. Así lo expuse aquí hace más de dos años y medio (Cerebros estafados, ECG 03/04/2011), cuando advertía que los jóvenes eran "víctimas propiciatorias de un sistema mezquino". Tras dos años de crisis y profundas reformas, seguimos sin ser capaces de dejar de lado nuestros intereses políticos y aportar ideas originales que perfilen y mejoren las adoptadas hasta ahora por un Gobierno que, como es lógico, no iba a quedarse de brazos cruzados. Nuestra honestidad ya no política, sino humana, debería pasar por ser capaces de apartar nuestras diferencias ideológicas en favor de un bien mucho mayor: el futuro de nuestros hijos. Pues no. Al revés. Fomentamos el alarmismo. Deterioramos la imagen de nuestro país con la misma facilidad con la que privamos de ilusión y esperanza a aquellos inocentes que utilizamos con fines políticos. Me niego a aceptarlo. Me resisto a creer que no consigamos ponernos de acuerdo para amparar los riesgos y desafíos de los emprendedores, incrementar el crédito a las pymes, fomentar iniciativas y creatividad, organizar foros de integración laboral, celebrar cursos de adaptación profesional, desarrollar políticas fiscales beneficiosas para quienes generen empleo, impulsar la diversificación de mercados y ámbitos empresariales, adaptar la formación a las demandas sociales, reducir el fracaso y el abandono escolares, o incentivar la formación profesional, entre otras medidas... (El Correo Gallego, 03/02/14). ISSN: 1579-1564
  • Sochi se la juega. Los Juegos Olímpicos de Invierno de la ciudad balneario de Sochi son algo más que una competición deportiva internacional. Constituyen todo un reto. Quizá el mayor desafío al que se ha tenido que enfrentar el Gobierno de Vladímir Putin en los últimos tiempos (sin olvidar su apuesta por Ginebra II o sus esfuerzos por ganarse el favor de Ucrania). No se trata sólo de intentar demostrar al mundo su modernidad y capacidad de desarrollo tecnológico a través de las infraestructuras e instalaciones erigidas en medio de un escenario ciertamente adverso. El Presidente ruso busca salir triunfante de unos Juegos que simbolizan la hermandad de los pueblos y la participación democrática. Valores e ideales utilizados por los grupos opositores para desacreditar al Gobierno y que tampoco tienen nada que ver con los movimientos yihadistas, el integrismo islámico, el terrorismo generalizado ("viudas negras" incluidas), y las diversas formas de insurgencia que azotan a las vecinas repúblicas musulmanas de Karacháyevo-Cherkesia, Kabardino-Balkaria, Chechenia o Daguestán, además de a repúblicas escindidas de Georgia como Abjasia u Osetia del Sur. Con ese panorama de fondo (...), la Marbella rusa que baña el mar Negro se ha transformado en un verdadero "kremlin", término ruso que, precisamente, alude a fortaleza o ciudad amurallada. Un complejo sistema de seguridad (...). Pero también tendrá que enfrentarse el de Leningrado (actualmente San Petersburgo) a (...) los ecologistas (que denuncian daños medioambientales pese a la reforestación y a las nuevas plantas de residuos), Amnistía Internacional (que alude a actos de represión y a la explotación de trabajadores inmigrantes), o los colectivos de gais y lesbianas (como All Out, LGTB o ILGA) que critican las leyes que subyugan sus derechos y reprimen la denominada por las autoridades "propaganda homosexual" y la adopción homoparental, (...). Sochi se convertirá para la oposición al Gobierno en la excusa perfecta para denunciar toda una suerte de supuestos abusos de propiedad y presunta corrupción económica (...) que ha provocado que los gastos finales hayan más que triplicado el presupuesto original... (El Correo Gallego, 08/02/14). ISSN: 1579-1564
  • La resaca del naval. La suerte parece ponerse de cara para un sector tan vital para la economía y el empleo en Galicia. Y es que no cabe duda que la confianza de las grandes empresas sobre un territorio y una industria concreta genera un efecto contagio. Las compañías basan su confianza en la probada capacidad ejecutiva y tecnológica, en la competitividad de precios y costes, y en la tan necesaria paz social. Porque no hay nada que asuste y aleje más a una compañía que la crispación política y el ruido y los riesgos sociales que puedan provocar unos sindicatos incontrolados o unos comités laborales agresivos. Alberto Núñez Feijóo asumió la responsabilidad de capitanear una lucha por el naval gallego que trascendía sus competencias. Amparado por el visto bueno de Mariano Rajoy, el ministerio de Hacienda y, sobre todo, el de Industria, se lanzó con su equipo a hacer el trabajo que le correspondía a los gestores de unas entidades, una pública y otra privada, que no supieron estar a la altura ni de sus trabajadores ni de los puestos de responsabilidad que ostentaban. El presidente de la Xunta de Galicia cumplió su promesa; pero los gestores se limitaron a delegar responsabilidades. Por eso entiendo que los trabajadores no hayan perdido el miedo acumulado durante estos años de sequía laboral, y reivindiquen un mayor esfuerzo y compromiso por parte de sus jefes. (...) La unión, la eficiencia, la dedicación y la competitividad serán nuestra mejor tarjeta de visita frente a los siempre competitivos Corea del Sur y Singapur, y ante nuestros rivales holandeses, noruegos y franceses. Al menos, hasta que la UE consiga aplicar algo más de equidad y sentido común en lo que a licencias, políticas fiscales y competitividad interna se refiere... (El Correo Gallego, 09/02/14). ISSN: 1579-1564
  • Memorias y avatares de dos reinados. El pasado jueves, 6 de febrero, la reina Isabel II celebró sus 62 años en el trono. (...) Pese a la modesta conmemoración (una celebración religiosa en la Abadía de Westminster y apenas unas salvas de cañón, una por cada año de reinado), seguro que buena parte de sus homónimos la habrán acompañado, incluso vía misiva o a través del teléfono, en una fecha tan señalada. No me resulta difícil elucubrar una hipotética conversación entre la reina de Inglaterra y nuestro rey de España. Imagino a don Juan Carlos interesándose por la familia real británica, compartiendo anécdotas de su común afición viajera, preocupándose por la situación de Europa y el devenir de ese Continente africano por el que ambos sienten gran devoción. A ella la imagino evocando sendos pasados coloniales, recordando los avatares de dos grandes imperios que, pese a las injerencias, las intrusiones y los perjuicios ocasionados a terceros, han hecho de España y Reino Unido lo que hoy son a nivel de presencia e influencia internacional. Tras un primer momento de efusiva conversación, los imagino a ambos mostrando su más humana debilidad. Hablando tanto de sus nietos y del recién llegado príncipe Jorge, como de esos dolorosos incidentes familiares que han erosionado las dos casas reales. Arrepintiéndose de haber permitido que sus hijos e hijas abriesen su corazón a personajes carentes de respeto hacia la Institución monárquica, hacia los ciudadanos a los que representa, hacia la tradición que encarna y hacia la imagen que proyecta de un país en el exterior. Los veo asumiendo la necesidad de transparencia, la apertura explicativa de sus familias a una sociedad civil cada vez más crítica e informada, y, por tanto, más exigente y menos transigente. Los percibo convencidos de implicar más al príncipe de Gales y al príncipe de Asturias en sus respectivas jefaturas de Estado, pero sin ninguna prisa por abdicar (...). (El Correo Gallego, 10/02/14). ISSN: 1579-1564
  • La visión del Ambassadeur. La visita oficial a Galicia del embajador de Francia en España, Jérôme Bonnafont, tiene como objetivo consolidar las excelentes relaciones que guarda el país galo en la actualidad con España. Además de entrevistarse con el presidente Alberto Núñez Feijóo y con el director general de relaciones con la UE de la Xunta, Jesús Gamallo, el diplomático tuvo ocasión de acudir al Igape, visitar la Catedral compostelana y la Universidad, e intercambiar visiones comerciales con importantes empresarios gallegos. Este embajador de dilatada experiencia, (....) no titubea a la hora de encomiar tanto los éxitos macroeconómicos alcanzados estos dos últimos años por España, como una reforma laboral que, según él, "ha dotado al país de mayor competitividad" y "acrecentado el interés de los empresarios franceses" por nuestra tierra. (...). Sobre España remarcó la simpatía de nuestros vecinos hacia nuestro país, su convencimiento de que saldremos pronto de la crisis por la pujanza de nuestra balanza comercial y el esfuerzo para controlar déficit y deuda. También vislumbró la creación de una exitosa red económica, recordó el reconocimiento de las medidas aplicadas por el Gobierno en los medios de comunicación liberales, y la impresión generalizada de que los esfuerzos se deben enfocar ahora a combatir el paro. En cuanto a Francia, Jérôme Bonnafont reconoció un cierto desequilibrio entre gasto público y crecimiento económico, lamentó que estos últimos años no se hubiese logrado construir una industria tan eficaz como la alemana, y que el paro del 11% de su país implicase a un 25% de sus jóvenes. Como fortalezas reseñó una futura apuesta por frenar el gasto público, el aumento de la fiscalidad a las empresas, la pujanza demográfica que genera la inmigración, y la reivindicación de su presencia internacional como quinta economía del mundo, con poder nuclear y capacidad de decisión dentro del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas... (El Correo Gallego, 15/02/14). ISSN: 1579-1564
  • Justicia universal. La reforma de la Ley de Justicia Universal anunciada estos días, pese a seguir la senda marcada en 2009 por el anterior gobierno socialista en materia de recorte de competencias, ha generado un nuevo debate no exento de contradicciones. Si hace unos años el PSOE hablaba de reducirla a casos en los que "existiese un claro ­vínculo con España", ahora el PP, además de ampliarla a aspectos relacionados con la violencia contra las mujeres, concreta que se actuará siempre que se atente contra los derechos de los españoles. Si es en el exterior, se pedirá la colaboración de las respectivas autoridades judiciales del país. Si los delincuentes extranjeros se encuentran en territorio español, será nuestra justicia la que actúe. Porque si bien la "justicia universal" se basa en el más noble de los ideales, consigue un gran impacto mediático y genera una cercana sensación de amparo y protección, lo cierto es que acostumbra a crear expectativas tan entusiastas como estériles y frustrantes para los afectados. Además, apenas ha dado éxitos reseñables y exentos de polémica. Asimismo, hace peligrar los acuerdos de soberanía nacional con terceros países, y rompe el principio de no intervención de la ONU. Ha sido precisamente la inalcanzable voluntad de los Estados, la falta de recursos económicos, técnicos y humanos para ­acometer grandes procesos judiciales, y las profundas crisis ­diplomáticas generadas lo que motivó la creación en 1998 de la Corte Penal Internacional (CPI), que juzga crímenes de lesa humanidad, ­guerras, agresiones y otros delitos sobre los que ya advierte el ­propio preámbulo del Estatuto de Roma. Un importante órgano de justicia amparado por Naciones Unidas que, sin embargo, no ­reconocen ni muchas de las ­grandes ­potencias (como EEUU, Israel, Rusia o ­China), ni aquellos países ­enzarzados en conflictos sociales (Cuba) o bélicos (Irak, Sudán, etc.). Si las resoluciones de la ONU son ­ninguneadas y la propia CPI (con 139 firmantes y 122 ratificaciones) desoída, ¿cómo vamos a esperar el éxito del dictamen de una simple Audiencia Nacional, más allá del componente simbólico que pueda generar un veredicto de condena? (...). (El Correo Gallego, 16/02/14). ISSN: 1579-1564
  • La ambición de Matteo Renzi. (...) El hasta ahora alcalde de Florencia no parece ser un tipo acostumbrado a aceptar que el tiempo dicte el curso de la historia, sino a hacerse con las riendas (de ahí su ascenso meteórico) hasta el punto de ser él mismo quien marque las reglas de ese complejo juego gubernativo que caracteriza a la política de La Bota. Ahora que ya sabemos que el resignado y casi nonagenario Giorgio Napolitano, no tanto por deseo personal, sino por imposición divina, ha depositado en el secretario general del Partido Democrático (resultado de la unión de las antiguas fuerzas de izquierda) la confianza para reconducir, como primer ministro, el rumbo vacilante de la bella Italia, aguardamos expectantes la completa definición de un equipo de Gobierno que no ha resultado fácil configurar (...). La desconfianza y el miedo a la traición, por esto y por lo otro (pienso en el desengañado Enrico Letta y en las comparaciones de antaño con Zapatero), están más que justificados. (...). Se avecinan tiempos duros para un líder cargado de adrenalina reformista, pero, quizá, llegado el momento, sin la suficiente templanza como para contentar a los de aquí y allí. Y no lo digo porque piense que en política todo el mundo debe ser complacido, faltaría más, sino porque parece ser ése el propósito de un hombre que luce las siglas de la izquierda, pero que bien podría haber recaído en la derecha o en ese centro en el que tan descansado se siente; un florentino que sabe, sin duda, que no será fácil mantener un poder que no han avalado las urnas... (El Correo Gallego, 22/02/14). ISSN: 1579-1564
  • Escoceses, quedaos. Son amplia mayoría los británicos que desean que Escocia siga formando parte de Reino Unido. Esta actitud de galeses, norirlandeses, ingleses y buena parte de los escoceses favorece el mensaje de unidad que transmiten cada vez con más vehemencia los más importantes líderes del Parlamento británico. Conservadores, liberal-demócratas y laboristas se han unido ya no sólo para reivindicar los beneficios de un patriotismo unificado, sino también para advertir de los riesgos económicos, políticos y estratégicos que supondría para Escocia su escisión de Reino Unido. (...). Entretanto, David Cameron apela a la parte más sensible de los escoceses, les pide abiertamente "no os vayáis", y recupera las fórmulas clásicas de un patriotismo basado en hazañas comunes, éxitos compartidos (sobre todo los conseguidos bajo el ‘Team GB’), y amor por una bandera tricolor (roja, blanca y azul) cargada de simbolismo tras las 65 medallas conseguidas en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Pero como las personas, y más en los duros tiempos que corren, se mueven tanto por el corazón como por el devenir de sus carteras y bolsillos, le recuerda el primer ministro a Alex Salmond, ministro principal de Escocia y jefe del Partido Nacional Escocés (SNP), que el 70% de las exportaciones de su pretendido país van destinadas al resto de Reino Unido, pero que el comercio en sentido inverso apenas llega al 10%. Esto lo hace Cameron amenazando dejar a Edimburgo fuera de la libra y del Banco de Inglaterra, y sabiendo que el contraataque de Salmond negándose a pagar la deuda compartida con Londres supondría para el antiguo reino al que están vinculados desde el Acta de Unión de 1707, la pérdida de credibilidad y competitividad en los mercados exteriores. Parece difícil y hasta injusto que un hipotético 40% de votantes del ‘Yes Scotland’ de esos 4 millones de electores mayores de 16 años, puedan tumbar los deseos de un United Kingdom que conforman los 60 millones restantes de británicos y norirlandeses... (El Correo Gallego, 23/02/14). ISSN: 1579-1564
  • Los 'Three Amigos' se citan en México. ASÍ, mezclando el inglés y el español en la frase, es como se le denomina al cenáculo que reunió en la ciudad de Toluca, capital del estado de México, al presidente de Estados Unidos Mexicanos, Enrique Peña Nieto, al presidente de Estados Unidos de América, Barack Obama, y al primer ministro de Canadá, Stephen Harper. (...) La séptima Cumbre de Líderes de América del Norte (CLAN) adquirió este año una relevancia especial por coincidir con el vigésimo aniversario del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), en vigor desde el 1 de enero de 1994. (...) Conscientes de su interdependencia comercial, para nutrirse energéticamente en el caso de EEUU, para vender y exportar en el caso de Canadá, y para atraer inversiones y divisas en el caso de México, estas tres potencias norteamericanas (una global, otra consagrada y la tercera en plena ebullición), han disimulado durante unos días sus rifirrafes. Es más, los asuntos más polémicos favorecieron el avance socioeconómico y político trilateral. Se platicó de esa reforma migratoria en EEUU que afecta tanto a México, pero que no termina de concretarse ni proteger a los mexicanos en la frontera; se debatió la barrera que suponen para los mexicanos los visados exigidos por Canadá; y se habló de colaborar en la lucha contra el fraude y el tráfico de armas y drogas con EEUU, pero sin que ello implique el espionaje indiscriminado (Peña Nieto incluido), ni la barra libre que disfrutaban DEA, CIA y FBI en territorios vecinos. Pero lo que más interesaba a "los three amigos" y a sus delegaciones era estudiar el modo de reforzar vínculos con los mercados de la región Asia-Pacífico, resultar competitivos frente al gigante chino, y vigorizar la dura colaboración comercial con la UE. Y aunque el medioambiente, el empleo, los combustibles, el transporte y el turismo estuvieron en la agenda, yo me quedo con la futura red de emprendedores y, sobre todo, con el inminente Consejo Trilateral de Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i)... (El Correo Gallego, 24/02/14). ISSN: 1579-1564
  • Políticas educativas. Dice el nuevo primer ministro italiano que para hacer arrancar Italia hay que empezar por la educación. Que es necesario restituir el respeto y la confianza en maestros y profesores. Es más, promete visitar cada miércoles una escuela, y reforzar los centros educativos desde las guarderías hasta la universidad. Matteo Renzi parece decidido a dejarse imbuir por ese nuevo espíritu de compromiso con la educación que recorre los países más aventajados del planeta, y que invocan los nuevos partidos políticos que van surgiendo aquí y allí. La semana pasada veíamos el acuerdo entre el mexicano Enrique Peña Nieto, Barack Obama y el canadiense Stephen Harper (acompañados de un buen número de docentes) para construir una alianza educativa y favorecer la investigación. Y el nuevo alcalde de Nueva York prioriza la enseñanza integral en su ciudad. Hace unos meses incluso descubríamos que Finlandia convocaba a su Gobierno a una reunión de urgencia tras perder su reinado al frente de PISA. Entretanto, España promueve una reforma educativa que frene el abandono escolar y el bajo rendimiento académico. Y en Reino Unido, Francia y Alemania se buscan novedosas fórmulas educativas que favorezcan la integración de territorios y ciudadanos, serenen los movimientos diferenciadores, y refuercen la competitividad de sus estudiantes. También en Japón y China la educación se vuelve prioritaria. Esto no es fruto de la casualidad. Nos hemos dado cuenta de que los países mejor formados y con un sistema educativo más competitivo son los que han resistido mejor la crisis, el paro y la caída de los salarios. La educación beneficia el progreso no sólo económico, sino democrático de las naciones. Lo que existe al otro lado ya lo conocemos (...). (El Correo Gallego, 01/03/14). ISSN: 1579-1564
  • Conflictos y fronteras. Hablar de fronteras a casi nadie le resulta grato. Porque es hablar de poner barreras y límites a un espacio global que, por derecho natural, a todos pertenece. (...) Este desasosiego se vuelve más evidente en un siglo XXI en el que vemos cómo la tendencia entre los diversos pueblos y las naciones que los integran es trabajar por alcanzar acuerdos destinados al libre tránsito ya no sólo de mercancías y bienes, sino también de personas Porque lo uno y lo otro suelen ir de la mano. Es ése el espíritu que se desprende de los Tratados de la Unión Europea, el que se manifiesta tras las reuniones en torno al Tratado de Libre Comercio de América del Norte; el que anima nuevos proyectos entre los pueblos de América Latina, o entre Norteamérica y Europa. Y mientras Oriente Medio se recompone y Asia se redefine, África parece ser el amigo pobre e incómodo al que nadie desea invitar a la fiesta, pero sí visitar cuando se trata de beneficiarse de la inmensa riqueza que oculta un territorio cuyos habitantes, privados de derechos y formación, son incapaces de gestionar de manera justa, eficiente y equitativa. (...) Luego surge la pobreza, la miseria y el miedo. Y tras ello el ansia de supervivencia y una nueva época de grandes migraciones que ocultan tras de sí todavía mayores tragedias humanas. (...) Y ahí aparece España. Maltratada por los de dentro e incomprendida por los de fuera. Sin ayuda ni recursos suficientes para ordenar el caos, pero con la presión de sus socios del Norte para sacar pecho frente a las miradas famélicas de quienes piden compasión desde el otro lado de las ingratas y traicioneras vallas que limitan el Sur. Espero que mañana el ministro Jorge Fernández Díaz le recuerde en Bruselas a Cecilia Malmström, comisaria de Interior de la Comisión Europea, que la solución al conflicto de la inmigración debe buscarse en el origen y no en la frontera... (El Correo Gallego, 02/03/14). ISSN: 1579-1564
  • Tras los Andes y el Cabo de Hornos. En el Debate del Estado de la Nación, el Presidente utilizó uno de los puntos más meridionales de América, el Cabo de Hornos, en el archipiélago de Tierra de Fuego, como metáfora náutica para explicar la dura superación de los difíciles momentos por los que ha pasado la economía. Consciente de lo que todavía queda por hacer, dijo que no era para estar satisfechos, pero que bien podríamos decir que “hemos alcanzado la primera cumbre”. No sé si estaba pensando en las metas de montaña de ese ciclismo al que es tan aficionado, o si tenía en mente el senderismo, la escalada o el alpinismo a los que tanto ha inspirado esa cordillera de los Andes que desaparece, en su parte más austral, y tras servir de frontera natural entre Argentina y Chile, bajo las mismas aguas del archipiélago chileno de Tierra de Fuego y la isla argentina de los Estados. Lo cierto es que ninguno de estos deportes acepta bien esas “improvisaciones” en las que Mariano Rajoy no piensa caer. Nadie debe esperar “ni atajos apresurados”, “ni bandazos”; tan temidos ellos, también, en el ámbito deportivo. Parece lógico, no sólo por el oleaje, los vientos y los iceberg que surgen frente a la Antártida, sino porque Bruselas incrementa nuestra previsión de crecimiento, la agencia Moody’s mejora nuestra calificación crediticia incluso con “perspectiva positiva”, la OCDE y el FMI encomian nuestras reformas, y líderes tan dispares como Obama y Merkel alaban su gestión al frente del Gobierno de España (el propio Hollande trata de aplicar nuestros progresos en Francia). Hasta en el Financial Times y en el G-20 de Australia nuestras acciones se pusieron como ejemplo. La actitud apocalíptica y aterradora de la oposición ningunea y ofende los sacrificios y esfuerzos de tantos ciudadanos heroicos. Sabido es que sólo si funciona la macroeconomía, si hay crecimiento real, podrá combatirse el paro. Claves serán las nuevas medidas de reducción de la presión fiscal a pymes y familias, y las renovadas providencias de contratación. También las entidades financieras deberán ser supervisadas para que fluya el crédito y el consumo interno se acelere. Atención especial merecerá esa caída de salarios advertida en las encuestas de costes laborales del INE y por el Banco de España, que nos invita a repensar ciertas políticas laborales obsesionadas con esa competitividad que atrae a empresas e inversores. Habrá que buscar fórmulas que favorezcan la capacidad adquisitiva de las familias, de forma que ese “tono moderadamente positivo” que apunta el Banco de España no se limite sólo al empuje del sector de las exportaciones (y ahora las importaciones), y a la evolución positiva del sector servicios, sino que permita recuperar la seguridad industrial y afianzar el constatado incremento de los índices de confianza de hogares y comerciantes que certifica la Comisión Europea. (El Correo Gallego, 03/03/14). ISSN: 1579-1564
  • ¿Cuánto vale Ucrania? (...) Las guerras de hoy son de números y cifras (...). También geoestratégicas, amparadas en pactos. Algunos, escritos, como el Memorando de Budapest, que garantiza la soberanía y la integridad territorial de Ucrania. Otros, con un carácter más bien tácito, como el que asegura que el Muro de Berlín se pudo derribar, ante la mirada de Rusia, a condición de que Europa renunciase a expandir su influencia hacia el Este. Pero como los mercados lo pueden todo, y la economía establece puentes sobre las fronteras en forma de Tratados, cuando las terceras partes en discordia se ven amenazadas, ya sea política o económicamente, resurgen unos conflictos para los que los argumentos del pasado se vuelven obsoletos. Pretender que Rusia renuncie a su preeminencia sobre la República Autónoma de Crimea, o sobre la singularidad jurídica y administrativa de la ciudad portuaria de Sebastopol y otras, es tanto como pedirle que se resigne a perder su consanguineidad con la mayoría rusa de la península, con la lengua compartida o, lo que es más improbable, que prescinda de una de las claves de su Seguridad Nacional. Más aún viendo cómo EEUU refuerza su presencia en Polonia y los países bálticos, y afianza su escudo antimisiles en otros muchos puntos de Europa, las bases de Morón y, sobre todo, Rota, incluidas. Y como la UE tiene una dependencia energética y comercial de Rusia que ahora se muestra excesiva, y la Federación Rusa, sus ansiados turistas y sus inversores llevan años hinchando sus arcas y su solvencia por si llegaba un momento como éste, sólo espero que el corazón partido de los ucranianos lo cicatricemos políticamente, de forma que nuestros líderes europeos no se vuelvan imprudentes diciendo "esta ronda la pago toda yo", pues nuestros bolsillos se resentirían, si no lo han hecho ya... (El Correo Gallego, 08/03/14). ISSN: 1579-1564
  • Con el Papa en el Vaticano. La revitalización social y gestora que está llevando a cabo el papa Francisco es tal, que a casi nadie ha dejado indiferente. Y mientras los grandes intelectuales internacionales de derechas y de izquierdas aguardan ansiosos su oportunidad para intercambiar ideas y visiones con el sucesor de San Pedro, los pensadores de medio mundo, admirados y sorprendidos, escudriñan sus escritos y publicaciones para dar con las claves que expliquen la rejuvenecida ilusión que ha generado el argentino entre los católicos, y el interés que ha suscitado en buena parte de quienes practican esas otras confesiones a las que el Papa considera hermanas. Desde el pasado día 24 de febrero, (...) 83 obispos españoles han tenido la oportunidad de encontrarse en el Vaticano con el obispo de Roma. (...) Jorge Mario Bergoglio les habló de renovación espiritual, de hacer frente a la indiferencia, de la "misión permanente" fortalecedora de la Fe, de "salir al encuentro de los marginados y excluidos", y de frenar tanto la "cultura mundana" que genera "grandes desigualdades", como ese "pensamiento único en economía que desplaza de su centro a las personas". El jefe de Estado de la Ciudad del Vaticano conoce nuestra situación económica y social, y está preocupado por nuestra "dificultad como país para estar unidos", como reveló el arzobispo de Toledo, monseñor Braulio Rodríguez. Y si ciertas dignidades eclesiásticas lo animaron a viajar a España en 2015 con motivo del V Centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús, el arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio, le reiteró la invitación para visitar la Tumba del Apóstol antes del Año Santo de 2021. Por su parte, el obispo de Ourense, monseñor Leonardo Lemos Montanet, le recordó una pobreza en recursos que contrasta con la vitalidad asistencial, académica y pastoral de nuestras Iglesias diocesanas, de cuya dinamización es buen ejemplo el proyecto Ourense en Misión. Además, seguro que monseñor fray José Rodríguez Carballo le tiene al día sobre Galicia y el Año Franciscano... (El Correo Gallego, 09/03/14). ISSN: 1579-1564
  • Elecciones europeas. Nuestra Unión Europea constituye un proyecto demasiado noble y ambicioso como para caer ahora en el conformismo, en la apatía o en la peligrosa abstención. Si mostramos pasotismo, si pretendemos evidenciar desafección no acudiendo a las urnas el próximo 25 de mayo, lo único que conseguiremos será fortalecer a aquellas fuerzas políticas con las que no nos identificamos, o, lo que es peor, a aquellas otras que aspiran a destruir y sumir en un profundo caos aquello que ha costado tanto empezar a construir con el esfuerzo de todos nosotros. Los errores, carencias y desequilibrios han sido detectados. Sabemos, por fin, que son necesarias nuevas políticas para favorecer el crecimiento. Somos conscientes de que el empleo juvenil se ha vuelto una prioridad. Entendemos que las inversiones y el crédito han de constituir revulsivos de desarrollo y progreso. Hasta trabajamos para reducir el endeudamiento privado, corregir las deudas soberanas, generar mecanismos de supervisión financiera y conseguir una eficaz unión bancaria. Ahora, finalmente, ya todos se han dado cuenta de que el Norte no puede sobrevivir demasiado tiempo sin el consumo y la pujanza del Sur; del mismo modo que la periferia es consciente de que requiere del esfuerzo del centro para corregir la inseguridad y la inestabilidad entre países y regiones. No es sólo el Parlamento, el presidente de la Comisión Europea y los futuros comisarios y eurodiputados quienes están en juego. Los casi 400 millones de personas que estamos convocados a las urnas disfrutaremos de las ventajas de ese nuevo Gobierno europeo más visible, eficiente y coordinado que dicta el Tratado de Lisboa, o del cúmulo de despropósitos y el ataque al euro y a la libre circulación que desatarán los populistas, nacionalistas, euroescépticos extremistas y soberanistas si de verdad llegan a superar la cuota de representación del 25% que auguran los peores sondeos. Y estos últimos, no lo olvidemos, van contra todo y contra todos. (...) Por eso es importante repasar las propuestas electorales de cada uno de los eurogrupos parlamentarios y estudiar el modo en que han actuado quienes aspiran a representarnos, así como analizar el éxito o fracaso de las políticas ejecutadas por las distintas familias políticas en cada uno de los países en los que tienen representación y, mejor aún, capacidad de decisión... (El Correo Gallego, 15/03/14). ISSN: 1579-1564
  • Petróleo y responsabilidad. El gasto que supondría para la UE renunciar al gas y al petróleo procedentes de territorio ruso vía Ucrania llegaría en el peor momento; pues sólo ahora empezamos a encauzar la senda de la recuperación. Es verdad que Rusia obtiene notables recursos financieros de su comercio energético con sus vecinos del oeste, pero tampoco faltaríamos a la verdad si augurásemos una reubicación de su oro negro hacia otros contextos más orientales. En medio de unas acciones diplomáticas caracterizadas por la cautela y la prudencia, España, carente de una eficiente energía nuclear, y cuyas provisiones energéticas de hidrocarburos líquidos y gaseosos proceden de cerca de 20 países, se erige como testigo privilegiado de riesgos y disputas entre pares. Aún así, las circunstancias nos han hecho reflexionar nuevamente sobre la idoneidad de desarrollar nuestros propios recursos energéticos a partir de las prospecciones petrolíferas planificadas en Canarias y Baleares. Porque cuanto más fuerte y menos dependiente en recursos sea un país, más libre será, y más fuerza tendrá a la hora de renegociar su estatus y prebendas en el exterior. Además, reforzar la capacidad energética autóctona no es incompatible con la apuesta por las renovables, a las que todavía les queda un largo recorrido hasta ser capaces de abastecernos. Pienso en California y en el Caribe, y veo que es posible aunar la riqueza que generan las plataformas de prospección y extracción, con el turismo, el respeto al medioambiente y el disfrute de la biodiversidad. Así lo expuse aquí hace casi dos años, en un artículo que titulaba 'El petróleo de Canarias' (ECG, 08/04/2012), en el que analizaba tanto los aspectos positivos de las prospecciones petrolíferas, como aquellos riesgos que, por responsabilidad y confianza en nuestra propia gestión, debemos asumir nosotros, para así evitar que otros, en este caso las compañías que ya operan sobre la Mediana que separa nuestras aguas de las de Marruecos y el Sáhara Occidental, puedan sondear y perforar sin la prudencia que fuerza saber que otro Gobierno, con intereses similares, te vigila con la rigurosidad que exigen los estándares internacionales de control y seguridad. (...). (El Correo Gallego, 16/03/14). ISSN: 1579-1564
  • Un San Patricio feliz y bien merecido. (...) Este año, desearía destacar dos eventos. En primer lugar, la publicación del volumen La presencia irlandesa en la milicia española; un libro que muestra con solvencia y de la mano de prestigiosos historiadores de ambos países el relevante papel jugado por los voluntarios irlandeses en los diversos ejércitos españoles desde principios del siglo XVI hasta nuestros días. Fue el pasado jueves cuando esta aportación a nuestra historia común fue presentada en la sede del Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional (Ceseden), ante la presencia activa del ministro irlandés para la Pequeña y Mediana Empresa, John Perry. Con sólo leer la Introducción al volumen que realiza el embajador de Irlanda en España, Justin Harman, uno se da cuenta no sólo de esa "especial empatía entre España e Irlanda" de la que hemos hablado aquí en tantas ocasiones, sino también de la importante labor desarrollada por la Comisión Española de Historia Militar (Cehismi), y por su vicepresidente y coordinador de la edición, Hugo O'Donnell. Este volumen, desde una perspectiva histórica y militar, complementará eficazmente los últimos estudios políticos y literarios llevados a cabo en el Instituto Universitario de Investigación en Estudios Irlandeses Amergin de la UDC. En segundo lugar, quisiera mencionar la gala solidaria celebrada el pasado viernes en el Hotel Westin Palace de Madrid, y organizada por la Asociación Hispano-Irlandesa y la Embajada de Irlanda en España. Además de servir para afianzar los lazos comerciales y empresariales entre ambos países, recaudó importantes fondos donados a la Asociación Piel de Mariposa (Debra España y Debra Irlanda) (...) Esta muestra de esfuerzo y colaboración justifica las emotivas palabras tanto del presidente laborista Michael D. Higgins cuando habla del "espíritu de amistad y generosidad que caracteriza a la amplia y diversa familia irlandesa a través de la figura de San Patricio", como las del primer ministro conservador Enda Kenny cuando reivindica la heroicidad de una ciudadanía orgullosa de sus orígenes que, con arrojo y voluntad, ha conseguido sacar a la República de la recesión económica, y encauzarla hacia el crecimiento que ya certifican los organismos internacionales... (El Correo Gallego, 17/03/14). ISSN: 1579-1564
  • Estrategias de liderazgo. Mientras en Crimea (...), el mundo sigue su curso, reordenándose y replanteándose quién manda en según qué contextos. Rusia, como ya hiciera en Georgia (con Abjasia y Osetia del Sur) y en Moldavia (con Transnistria), continuará extendiendo su área de influencia estratégica y económica sobre aquellas ex repúblicas con las que define su “glorioso” pasado soviético. Aspirando a edificar ese gran pacto euroasiático sobre Bielorrusia, Kirguistán y, quizá, Armenia y Tayikistán (además de Kazajistán y Uzbekistán, también en la CEI) y sin olvidar nunca el megaproyecto de suministro de hidrocarburos firmado hace un año con China que pasa por la construcción de un inmenso canal por el que ­circule tanto su demandado oro negro, como su deseado gas. Al tiempo, verá cómo su ­posicionamiento como interlocutor válido en Siria e Irán cobra todavía más fuerza. Entretanto, China aprovechará su mutismo en el Consejo de Seguridad de la ONU y su connivencia con Rusia para afianzar sus pretensiones sobre esas islas del Pacífico que reivindica Japón y sobre su ascendencia sobre el Tíbet y la región Uigur de Xinjiang. Estados Unidos seguirá sin querer hablar de Afganistán, Irak o Libia, priorizando sus aspiraciones comerciales frente a unos conflictos bélicos y políticos en terreno palestino y otros contextos árabes en los que cada vez tiene menos intereses. (...) Y mientras reduce su presupuesto militar y en defensa, refuerza sus vínculos dentro del Tratado de Libre Comercio con México y Canadá, a la vez que termina de perfilar su inminente alianza comercial con la Unión Europea. (...) La UE, hoy más que nunca, se habrá dado cuenta de que ante un clima prebélico o una intervención clandestina nunca llegará a ser un interlocutor válido si no diversifica sus fuentes de suministro energético y desarrolla una fuerza de intervención y defensa común que permita que su voz se eleve incluso sobre una OTAN que sólo ahora, tras su flirteo errático y descontextualizado con las primaveras árabes, parece recobrar cierto sentido... (El Correo Gallego, 22/03/14). ISSN: 1579-1564
  • Acuerdo en la Santa Sede. (...) las otras religiones que definen el mundo asumen la Santa Sede como centro privilegiado para pactar y acometer proyectos que protejan y beneficien al ser humano allá donde esté. Hablo del "acuerdo histórico" y sin precedentes anunciado por los representantes de las principales confesiones religiosas en torno a la lucha contra la trata de seres humanos (TSH) para fines de explotación sexual y laboral. El gran Imam de Al Azhar, el arzobispo de Canterbury, y el propio Francisco han delegado su firma sobre un documento con carácter de declaración en el que también figura la asociación Walk Free Foundation, principal organizadora de la Global Freedom Network que exhorta a los representantes espirituales, políticos y empresariales del mundo a unirse contra las formas de esclavitud que surgen o se afianzan en los contextos geográficos más diversos. (...) el memorándum alerta sobre las más de 30 millones de personas que sufren formas de represión a través de una explotación que ya no es sólo sexual, sino también económica e incluso física. Apelan los firmantes a los "valores humanos", al "poder espiritual" de las personas, a la noción de "libertad" en su más amplia acepción, y al "esfuerzo conjunto" como claves desde las que combatir esta lacra que en el 2020 debería estar erradicada. Nos animan a aproximarnos a las víctimas, a tenderles la mano y mostrarles nuestra solidaridad y comprensión. Apelan a la responsabilidad de familias, gobernantes, multinacionales, universidades y congregaciones a la hora de denunciar las diversas formas de esclavitud, y a no ser copartícipes de aquellas actividades e incluso intereses económicos y empresariales que puedan esconder formas de explotación de jóvenes y niños, mujeres y hombres, por más maquillada de legalidad que pueda estar la actividad objeto de reprobación. (...). (El Correo Gallego, 23/03/14). ISSN: 1579-1564
  • La concordia fue posible. (...) El tiempo verbal en pasado nos devuelve a la cruda realidad actual, en la que aquella "concordia" que en su momento "fue posible", ya no lo es. El término es susceptible de ser analizado atendiendo a las tres acepciones que nos ofrece la RAE, y que no parecen ser aplicables hoy día. Como concepto genérico, la noción refiere a "conformidad", a "unión". Pues bien, considero que más bien es la disconformidad, la desunión, la discordia y la división lo que nos caracteriza. No hay más que pensar en las tensiones entre regiones en materia fiscal, en el celo entre Comunidades por la financiación autonómica, o en las aspiraciones independentistas que recorren España para constatarlo. Como principio sociopolítico, en sentido de "ajuste o convenio entre personas que contienden o litigan", la concordia tampoco resulta aplicable en los tiempos que corren. Baste pensar en nuestra incapacidad para alcanzar el consenso en materia de inmigración, o para lograr un gran pacto de Estado por el empleo, para confirmar la "discordia" reinante incluso ante las grandes causas. Finalmente, como vía legal, como "instrumento jurídico, autorizado en debida forma, en el cual se contiene lo tratado y convenido entre las partes", tampoco funciona. Los rifirrafes en torno a las resoluciones del Tribunal Constitucional, los litigios sobre los márgenes de la Constitución Española y sus preceptos, o las contiendas generadas por las interpretaciones interesadas del Derecho Internacional en la Europa del Este y en los territorios coloniales y de ultramar lo demuestran. (...) Ojalá regrese el día en que los intereses partidistas y las discrepancias políticas queden en un segundo plano con respecto a un fin mucho más noble: el futuro y el éxito de una España bien unida y hermanada. Sólo así conseguiremos honrar lo mejor del legado de Suárez... (El Correo Gallego, 29/03/14). ISSN: 1579-1564
  • De México a Panamá. (...) valoro el esfuerzo llevado a cabo por la Xunta de Galicia en los últimos años, y a través de su presidente, en materia de internacionalización y apertura de nuevos mercados. Cuando Alberto Núñez Feijóo, trascendiendo las competencias que le son propias, consigue contratos para nuestros astilleros, cuando reivindica en México el potencial de nuestra industria naval, o avala con su presencia la solvencia de nuestros empresarios, está contribuyendo al crecimiento de Galicia en el ámbito que más réditos nos puede dar hoy día: el comercio exterior. Cuando en Panamá defiende la idoneidad de nuestros cinco grandes puertos como vías de entrada a Europa y puentes de conexión entre ambos lados del Atlántico, está ayudando a resituar a Galicia en este mapa estratégico que llevo tanto tiempo reivindicando aquí y en otros foros. Cuando en ambos países ensalza la calidad de nuestros productos textiles, agroalimentarios y vitivinícolas; las virtudes de nuestro sector pesquero, eólico, forestal y turístico; o nuestra probada experiencia en ingeniería civil, construcción, grandes infraestructuras y hasta gestión de servicios y tecnologías aplicadas incluso al ámbito sanitario; cuando hace todo eso, Núñez Feijóo está actuando como el primer emprendedor de Galicia. (...) necesitamos emprendedores y personas intrépidas que estén dispuestas a preparar una maleta cargada de todo lo bueno y variado que tiene Galicia, y emprendan una y otra vez viajes de confraternización empresarial y comercial. Si es con nuestros hermanos naturales, como es México, Panamá y el área de influencia de América Latina, donde, aunque parezca mentira, está casi todo por hacer en materia de exportación e internacionalización gallega, pues fantástico. Y si además somos capaces de adentramos en el norte y el sur de África, en Asia ­Meridional y el Extremo Oriente, e incluso en las Antípodas neozelandesas y australianas, pues todavía mejor... (El Correo Gallego, 30/03/14). ISSN: 1579-1564
  • El secesionismo como derrota global. Utilizamos el Derecho Internacional a nuestro antojo. Interpretando las resoluciones dictadas a su amparo como mejor nos conviene. Como si no fuésemos capaces de distinguir entre los movimientos culturales y políticos partidistas que, sin base social ni argumentación económica, buscan una independencia tan irreal como ilusoria, de aquellos otros que parten de una situación de claro dominio colonial, cuando no de una flagrante represión, limpieza étnica y violación de derechos humanos. La misma imprudencia que nos lleva a comparar la "autodeterminación", anexión (o expropiación) de Crimea por parte de Rusia, con la débil sentencia de la Corte Internacional de Justicia forzada por la actuación militar de Serbia sobre Kosovo y avalada por la propia Constitución yugoslava; e incluso con las aspiraciones de líderes mesiánicos que buscan en los órdagos políticos la gloria que no son capaces de obtener a través de una gestión eficiente de los problemas de la sociedad a la que representan, como ocurre en Cataluña o, en materia de recursos, en Escocia. Poco han tardado en dejarse oír los amigos del espíritu secesionista de la Liga Norte italiana, que ahora desean para Venecia y su región del Véneto un estatus de "república federal independiente y soberana", al estilo, supongo, de aquella Serenísima República de Venecia clausurada a finales del XVIII tras siglos de esplendor estratégico y económico. Pero también aquí los movimientos ilustrados y artísticos, por inspiración, imagino, de San Marcos, su santo patrono, consiguieron ensombrecer un estatus político condenado al fracaso de no haberse integrado en lo que hoy es Italia. También aquí, como digo, se mezclan churras históricas con merinas identitarias, se hacen referéndums, incluso por internet (en Crimea ha sido bien rápido; con urnas y en 8 días), y se acusa al Gobierno central de trato injusto y desigual. Y aunque nada tiene que ver con el perfil político, histórico, lingüístico e incluso religioso que define las aspiraciones independentistas de la provincia canadiense de Quebec, éstos y aquéllos la citan según convenga. Y si mañana la inspiración viene de Transilvania, de los flamencos de Bélgica, de los cinco frentes abiertos que tiene Francia, o de cualquiera de las más de 30 regiones con ansias secesionistas que amenazan Europa, pues bienvenida sea. Todo vale con tal de engañar al incauto. Unos y otros se frotan las manos, alimentando el apetito de los euroescépticos. Empeñados en huir de un futuro que aspira a derribar fronteras y aunar esfuerzos en pos de un mundo que por definición ya es transcultural e interdependiente incluso en términos económicos y comerciales. Pero luchar por un mundo más justo y equitativo requiere esfuerzo y compromiso. Es más fácil subirse al cómodo carro de la derrota global que define al secesionismo populista e interesado... (El Correo Gallego, 31/03/14). ISSN: 1579-1564
  • Australia revisada. Australia está de moda, y Galicia tiene razones para apuntarse. Y no lo digo sólo por la comunidad gallega asentada en las antípodas (unos 1.600 gallegos), ni por los estudios que investigan la similitud entre nuestros eucaliptos y los que pueblan el oeste australiano; ni siquiera por las publicaciones de Roger Hervé o ese informe de Eduardo Rolland que llega a apuntar el posible descubrimiento de la isla-continente a manos gallegas (...). Lo digo porque incluso nuestras universidades investigan cuestiones tan relevantes como las relaciones bilaterales entre Galicia (y por extensión España) y Australia a nivel político, comercial, histórico y cultural. Si hace seis meses se celebraba en las facultades de Filología y Economía de la Universidade da Coruña (UDC), en colaboración con la Australia Spain Business Association (ASBS) un simposio sobre los vínculos entre Galicia y Australia en el que pudimos participar diferentes profesores, además de empresarios y emigrantes retornados, más recientemente, el 14 de marzo, una de mis doctorandas, la profesora Belén María Méndez Muñoz, defendía en la UDC y a través del Instituto Universitario Amergin, su tesis doctoral Australian Aborigine Art: An Analysis of Sally Morgan’s Oeuvre; una investigación que obtuvo el sobresaliente cum laude sobre la relación entre la política, el arte aborigen y la literatura, y que fue para mí todo un honor dirigir. En medio de estas iniciativas de aproximación y colaboración con Australia que el presidente Alberto Núñez Feijóo impulsa también a nivel comercial, y la embajadora australiana Jane Hardy define como estrechas y multifacéticas, debemos encuadrar el Simposio ‘Da civilización á cultura: Rosendo Salvado e o mundo aborixe’ que se clausuró ayer en Compostela organizado por el Consello da Cultura Galega (...). (El Correo Gallego, 05/04/14). ISSN: 1579-1564
  • La iniciativa es nuestra. Algo se mueve en Galicia y, por extensión, en España, en el terreno del comercio exterior y la internacionalización incluso de la UE. El lobby gallego que opera tanto desde Santiago de Compostela como desde Madrid está dando una nueva vuelta de tuerca a nuestras relaciones internacionales gracias a la revalorización de una imagen de marca basada en la seriedad, la solvencia, el compromiso y la confianza. La presencia de los dos pesos pesados de la Xunta estos días pasados en América Latina, Alberto Núñez Feijóo en México y Panamá, y Alfonso Rueda en Brasil, resulta estratégica a la hora de visualizar el papel de Galicia en el continente americano; máxime en un momento en el que las negociaciones de la UE con Mercosur se han retomado para alcanzar un ambicioso acuerdo de Libre Comercio (...). También la visita oficial de Mariano Rajoy a un EEUU cada vez más hispano en enero, donde pudo reunirse con empresarios e inversores, cobra mayor significado ahora, tras la reciente visita de Barack Obama a Bruselas, dada la inminencia (finales de 2015) del Tratado de Libre Comercio entre la UE y EEUU. Asimismo, África ha acaparado estos días la atención mediática debido a la IV Cumbre UE-África. El presidente Rajoy, de nuevo, fue protagonista en Bruselas, no sólo por el modo en que propuso nuevas políticas de inmigración y gestión de fronteras basadas en una “responsabilidad compartida”, sino por la manera en que diagnosticó el acelerado crecimiento económico del continente africano, y los beneficios mutuos de una colaboración comercial más eficiente. (...) Sin olvidar tampoco el otro gran Tratado de Libre Comercio que se negocia con más fuerza desde el verano entre la UE y Japón, coincidiendo con el Año Dual España-Japón que (...), y que supuso el viaje del príncipe heredero Naruhito a España y su peregrinaje por las calles de Santiago de Compostela al lado de Alberto Núñez Feijóo. Nuestra experiencia exterior y nuestra aguerrida diáspora, así como nuestra idoneidad geoestratégica, deben animarnos a continuar trabajando para que España y Galicia sigan reivindicándose como bisagra, puerta y enlace entre tantos contextos geográficos como sea posible... (El Correo Gallego, 06/04/14). ISSN: 1579-1564
  • Isabel II y Obama también escuchan. Sólo un día después de la conmemoración del estallido de la Guerra del Atlántico Sur, acaecida hace 32 años, el papa Francisco recibió a la reina de Inglaterra. Dado el carácter privado de esta audiencia, que ya habíamos anunciado aquí meses atrás (Memorias y avatares de dos reinados, ECG 6/2/2014), no han trascendido los asuntos de conversación del jueves, pero parece improbable que el conflicto de las Malvinas estuviera sobre la mesa, dado el carácter reconciliador del Sumo Pontífice con todo aquél que acude al Vaticano, e incluso por el hecho de que el Santo Padre, desde que asumió el Obispado de Roma, ha manifestado una posición de neutralidad sobre el tema. Además, de haber retomado la postura reivindicativa que mostraba antes de firmar la Cátedra de San Pedro, o denunciar las polémicas declaraciones de David Cameron recién asumido el Pontificado, Isabel II le hubiese podido atacar con la exclusión social reinante en Argentina, con la inseguridad y los linchamientos que denuncian sus ciudadanos, o con el aumento del narcotráfico y la violencia. (...). En estas visitas, la diplomacia suele imperar, pese a que el retraso de la reina, de 20 minutos, no es fácil de disculpar, y menos justificándolo por "el agradable almuerzo previo con el presidente Napolitano". "No pasa nada", habrá pensado el comprensivo Francisco, "nuestra sesión privada durará 17 minutos en vez de 30". Como así fue. Y tras recibirla en inglés, se pasó al español. El protocolo de los regalos también sufrió (...). Interpreto la visita como un signo de respeto hacia el Santo Padre; y deseo que la "gobernadora suprema" de la iglesia de Inglaterra, al igual que afirmara Barack Obama días antes, haya considerado "maravilloso poder conocerle" y haya acudido al Papa "para escuchar"... (El Correo Gallego, 07/04/14). ISSN: 1579-1564
  • Los discursos de Higgins. Esta semana tuvo lugar la primera visita oficial de Estado de un presidente de la República de Irlanda a Reino Unido. Michael Daniel Higgins, expresidente también del Partido Laborista irlandés, con el beneplácito, el saludo y el mensaje del Gobierno que dirige como primer ministro el conservador Enda Kenny, tuvo así la oportunidad de corresponderle a Isabel II por aquel otro viaje histórico realzado por la monarca a la República de Irlanda en 2011 que pudimos analizar aquí ("Isabel II no es irlandesa", ECG 21/05/2011), y por su posterior peregrinaje reconciliador a Irlanda del Norte un año más tarde ("El saludo de Isabel II", ECG 01/07/2012). Acogido junto a su esposa, Sabina, con gran afecto en el castillo de Windsor, el presidente amigo de Galicia que "disfruta conversando con los gallegos" (recordemos su estancia este verano en Porto do Son, y sus paseos por Cambados y Santiago de Compostela), tuvo ocasión también de dirigirse a los parlamentarios de ambas Cámaras en el palacio de Westminster. (...). El noveno presidente de la República de Irlanda habló de interacción e influencia mutua entre Reino Unido e Irlanda, de las infinitas posibilidades de colaboración abiertas en los últimos años, y de hospitalidad y generosidad recíproca. Animó el ilustre septuagenario a acoger y aceptar la mejor versión del otro, y esa contribución del pueblo irlandés a la realidad británica que va, desde la construcción de canales, carreteras y puentes en décadas pasadas, hasta la presencia de irlandeses al frente de grandes conglomerados empresariales en el presente, pasado por la personalidad y la imaginación irlandesas que tanto han influido en la lengua y la literatura inglesas actuales. (...) especial mención merece su referencia al egregio parlamentario nacionalista irlandés Tom Kettle, que murió como ejemplo de patriota irlandés, soldado británico y auténtico europeo, que soñó la reconciliación entre el Úlster protestante e Irlanda, y entre Irlanda y Gran Bretaña, y que supo mostrar, en palabras de Higgins, que "para ser auténticamente irlandeses, debemos ser capaces de asumir nuestra identidad europea"... (El Correo Gallego, 12/04/14). ISSN: 1579-1564
  • Cansancio en Cataluña. (...) visualizan a Artur Mas más enrocado que nunca. Tampoco aceptan su cobardía a la hora de no acudir al Congreso de los Diputados a defender sus convicciones. (...) Como si necesitasen un no rotundo para poder llegar a esa declaración unilateral de independencia que Mas y sus imprudentes acólitos parecen desear, pero que importantes sectores de la propia ERC no ven con buenos ojos. Como si haber cumplido el compromiso de buscar la vía legal, justificase ahora la ­senda ilegal. (...) El caso es preguntar y, quizá así, tener una baza más fuerte con la que negociar. A fin de cuentas, y pese al visto bueno de Westminster, la consulta en Escocia tampoco puede ser vinculante jurídicamente (sí políticamente). Pero aquí algunos pretenden ir más allá, y ya se habla del día de Sant Jordi de 2015 como posible fecha para que la Asamblea Nacional Catalana proclame su independencia. Dejando aparte las disquisiciones jurídicas y políticas, la sensación generalizada en Cataluña es de pérdida de tiempo. El Gobierno autonómico sigue haciendo recortes y aumentando el número y la cuantía de sus impuestos, de los que culpa al resto de España, al tiempo que se muestra incapaz de explicar qué modelo de Cataluña quiere. Las pagas extras de los funcionarios que ha reactivado Rajoy se las apropia el Gobierno de Mas a través de la supresión de los complementos autonómicos, forzando así a sus funcionarios a pagar esta especie de impuesto revolucionario; expoliándolos. Pero lo cierto es que la Generalitat no habla ni de su moneda futura, ni de qué va a ser de las pensiones, ni de quién va a rebajar unas tasas universitarias que en su Comunidad son las más caras de España, ni de dónde se van a sacar los recursos para afrontar las políticas sociales y los servicios públicos del futuro. "Es como si nos obligasen a firmar una hipoteca sin saber qué va a pasar en un par de años", me dicen. Por no hablar, ni se habla del futuro de esa mayoría de empresas que viven de vender sus productos al resto del país. Nada. Se mantiene la cerrazón hacia la UE y hacia España, como ignorando sus firmes advertencias... (El Correo Gallego, 13/04/14). ISSN: 1579-1564
  • Cómo responder al lamento haitiano. Dirijo mis pasos hacia Haití. La primera vez que estuve en esta República de las Antillas Mayores fue hace poco más de seis años. Por aquel entonces, el país luchaba con decisión y coraje para consolidar un proceso democrático que había comenzado poco antes, en 2006, con unas elecciones generales que trataban de dar voz a todo el abanico de posicionamientos políticos que albergaba este hermoso país del lado oeste de la isla La Española. Pero fue en la última etapa de Gobierno del presidente René Préval cuando aquel terremoto devastador de enero de 2010 hizo tambalear todo aquello por lo que se había trabajado desde la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH), desarrollada tras el golpe de Estado contra Jean Bertrand Aristide de 2004. (...) En 2011 quise ver cómo había reaccionado la comunidad internacional ante una de las desgracias más graves de la historia. En un largo artículo titulado Haití llora en silencio y subtitulado explícitamente Un país sufre, enferma y muere mientras les describo su angustia (ECG, 30/01/2011), traté de relatar la situación de un pueblo antillano que mostraba el afecto de sus ciudadanos con la misma transparencia que evidenciaba sus limitados recursos. Denunciaba entonces la lenta llegada de la cobertura económica prometida por los organismos internacionales y la incertidumbre que rodeaba el reparto de importantes ayudas. (...) Un año más tarde, en 2012, decidí insistir en el drama. En otro artículo (Haití sigue llorando, ECG 14/01/2012), mostraba cómo ni siquiera la llegada al poder del presidente Michel Martelly había conseguido revelar dónde ni en qué se habían invertido los 4.000 millones de dólares que habían sido enviados a Haití para su proceso de reconstrucción; ni a qué se debía el distanciamiento internacional hacia el territorio francófono. Ahora, 27 meses más tarde, regreso a esta tierra amiga con la esperanza de hablar de procesos migratorios y de comprobar qué países y qué donantes siguen ahí, luchando al lado de nuestros hermanos haitianos... (El Correo Gallego, 14/04/14). ISSN: 1579-1564
  • Migraciones antillanas. Envío esta columna desde La Española, también conocida como isla de Santo Domingo, que alberga a Haití en su parte occidental y a la República Dominicana en su amplio territorio oriental. Junto con Cuba, Jamaica y Puerto Rico conforman lo que se conoce como el archipiélago de las Antillas Mayores. He viajado a la zona en varias ocasiones, y puedo dar fe de que, pese a los avances que he podido constatar en los países mencionados (en unos más que en otros), hay algo que ha permanecido invariable a lo largo de los años: su deseo de progresar y alcanzar un futuro más halagüeño y obsequioso. Es por ello que tener la oportunidad de hablar aquí de tipologías migratorias constituye un estímulo irrenunciable. El hambre, en sentido real y metafórico, es la base para llegar a entender qué esconden los sueños de estas afables y concienzudas gentes. En sentido real, porque si bien la pobreza es evidente en la Jamaica profunda, así como en la República Dominicana alejada de los puntos estratégicos de turismo del Norte y del Este del país, y en Haití se vuelve endémica dados los niveles de pobreza de un territorio en fase de reconstrucción, en Cuba el racionamiento resulta cada vez más ineficaz, y en Puerto Rico se trata de olvidar el pasado y mirar hacia otro lado, precisamente, por ser testigo privilegiado de la miseria de una vecindad no deseada. (...) Por una u otra razón (pobreza, expectativas personales, progreso familiar, formación, huida de la represión y la corrupción, etc.), aquí todos anhelan emigrar, pero nadie desea acoger a inmigrantes. Los cubanos, ya sabemos, lo tienen harto difícil, y cuando lo consiguen, les cuesta adaptarse a un ritmo que rompe la engañosa espera del precario puchero. Las dominicanas huyen a España, Suiza o Italia, al tiempo que sus hombres miran hacia Estados Unidos; muchas veces vía un Puerto Rico que no los quiere ni en su territorio, ni como compañeros de viaje hacia el socio norteamericano. Los haitianos, los más pobres, son despreciados por su capacidad para adaptarse tanto a las labores que otros desprecian, como a las que los demás realizan, pero que éstos aceptan a menos de la mitad de sueldo... (El Correo Gallego, 20/04/14). ISSN: 1579-1564
  • La República Dominicana pide paso. En la República Dominicana es mucho lo que queda por hacer. El progreso de sus provincias llenas de contrastes no sólo paisajísticos, sino también en términos de riqueza, es el resultado de varios factores. Además de la minería, la agricultura o la exportación de tabaco, azúcar o ron, muy importante ha sido el dinero generado por los emigrantes tanto retornados como por aquellos que permanecen en el extranjero y que, como adelantábamos ayer, tiene su origen en Europa en el caso de las dominicanas, y en EEUU en el de los hombres (también en Chile y Argentina). Aun así, el turismo sigue nutriendo a buena parte del país, y genera un empleo del que se beneficia toda la República, pese a que el Norte y el Este constituyen los emplazamientos favoritos de los grandes complejos hoteleros que se han ido asentando desde los noventa en sus costas tropicales. Estos conglomerados turísticos han sido escrupulosos a la hora no sólo de no quebrar la flora autóctona (algo sobre lo que suele alertar el ministro de Turismo, Francisco Javier García), sino de revitalizarla hasta dibujar paisajes paradisíacos y espectaculares jardines. Asimismo, es cierto que, como me reconocía estos días el presidente de la cadena Meliá, Gabriel Escarrer Juliá  (que se comporta con la humildad de un huésped más en sus propios hoteles, y quien, por cierto, tiene en alta estima y colabora con el Centro Superior de Hostelería de Galicia), sus resorts constituyen una sólida vía de formación integral y transferencia del know-how en el país en el que se asientan. A modo de ejemplo, el Meliá Paradisus Palma Real, emplazado en Playa Bávaro, Punta Cana, y dirigido por el prestigioso granadino Rafael Torres, con la inestimable ayuda de su avezada directora residente, la santanderina Belén Sanmartín, se ha convertido ya en epítome de formación hostelera y generación de empleo, así como en referente mundial de confort y lujo respetuoso con la naturaleza. Del anunciado avance educativo de la nación (El progreso dominicano, ECG 18/03/2012), da buena cuenta el debate que ha tenido lugar estos días en el país antillano relativo al modo en que las universidades deben proveer a la sociedad con técnicos y especialistas en sectores estratégicos (algo que defiende la ministra de Educación Superior, Ciencia y Tecnología, Ligia Amada Melo de Cardona), así como con profesionales para el resto de las áreas del conocimiento social, jurídico y humanístico, como sostiene la Asociación Dominicana de Rectores de Universidades (ADRU). El nuevo brío que muestra el país desde la llegada al poder de Danilo Medina Sánchez y su vicepresidenta Margarita Cedeño quizá consiga terminar con las notables diferencias existentes entre áreas como Santiago de los Caballeros y Neyba, sin tener que esperar al rebrote turístico que podría generar la cristalina Bahía de las Águilas... (El Correo Gallego, 21/04/14). ISSN: 1579-1564
  • Desde Cracovia con anhelos. (...) hoy, que les escribo desde Cracovia, puedo relatarles los ecos dejados en Polonia tras la Conferencia Internacional de Rectores celebrada en la prestigiosa Jagiellonian University, donde se discutieron cuestiones tan relevantes como los sistemas de evaluación y acreditación de las instituciones académicas polacas, su modelo de financiación, la colaboración entre los mundos empresarial y académico, las enmiendas relativas a la propiedad científica e intelectual, o la contribución de las universidades al desarrollo y la modernización del país. Por eso me incomoda que este tipo de reuniones académicas se vean eclipsadas por noticias de corte puramente político y bélico que van en contra de los principios de hermanamiento, conocimiento y respeto mutuo entre culturas y saberes que representan las universidades. Me refiero a la llegada de contingentes militares estadounidenses con el fin de reforzar en Polonia las tropas aliadas frente al desafío ruso evidenciado en la vecina Ucrania. Dadas las circunstancias, parlamentar en esta impresionante universidad de emigración e inmigración europea constituye todo un reto para mí, pues hablamos de un país conocido por su sólida diáspora que todavía hoy sufre las consecuencias de un duro y azaroso pasado histórico frente a nazis y soviéticos. Pero más paradójico es ver cómo se rearma la zona al tiempo que se refuerzan las relaciones universitarias con países como la propia Ucrania, con las conferencias de rectores del centro y sur europeo, y con las asociaciones homónimas de Latinoamérica también representadas aquí. Como dijimos cuando su antiguo embajador en España, Ryszard Schnepf, visitó Compostela ("La confianza de Polonia", ECG 28/04/2012), confiemos en que esta hermosa República consolide el salto cuantitativo y cualitativo experimentado en los últimos años... (El Correo Gallego, 27/04/14). ISSN: 1579-1564
  • Sudáfrica multicolor. (...) tras las primeras elecciones de la era post-Mandela todo parece indicar que ni la Constitución que hoy se busca modificar desde el poder, ni la gestión realizada bajo su paraguas, han sido capaces de evitar el fracaso educativo (sobre todo entre la comunidad de color), los altos niveles de paro (7% de blancos, 29% de negros), y las brechas sociales y económicas (los blancos ganan seis veces más). Todo ello en un territorio que se cita como una de las grandes economías emergentes: la famosa "S" de los BRICS, ya casi superada por Nigeria (por cierto, nigerianos yihadistas de Boko Haram, "Bring Back Our Girls"). Las elecciones del pasado miércoles poco han variado el escenario político del país. El actual presidente, Jacob Zuma (en el poder desde 2009), así como el partido heredero de Madiba que lo arropa, el Congreso Nacional Africano (CNA), han vuelto a salir victoriosos, llegando a contar, al 86,6% del escrutinio, con casi el 63% de los votos. Eso sí; una cuarta parte del país no ha ido a votar, especialmente los más jóvenes. Y más de siete millones ni siquiera se han inscrito para poder hacerlo; y esto también es significativo. Con todo, ni la influencia blanca en toda el área de Ciudad del Cabo y provincias anexas de Helen Zille (férrea opositora desde una Alianza Democrática que aumenta sus adeptos centristas y mantiene el segundo puesto), ni la izquierda dura que abanderan los Luchadores por la Libertad Económica bajo la figura del polémico Julius Malema (con una cosecha casi anecdótica de votos), han conseguido variar sustancialmente el panorama administrativo y parlamentario. Así pues, la corrupción, la ineficiencia y falta de preparación de muchos altos cargos y funcionarios elegidos a dedo, y el derroche de no pocos políticos (no pienso sólo en los más de 14 millones de euros de la nueva mansión privada del Presidente), seguirán boicoteando el sueño maltrecho de Mandela... (El Correo Gallego, 10/05/14). ISSN: 1579-1564
  • Obama y el clima. El emabajador de Estados Unidos en España, James Costos, visitó Compostela esta semana. Lo primero que me señaló fue la belleza de la ciudad y del paisaje de Galicia. Lo segundo la hospitalidad que había percibido desde el mismo instante de su llegada. Quizá fue por eso, y por su declarado apoyo a nuestras relaciones comerciales con EEUU, por lo que evité preguntarle sobre el informe climático recién publicado por la Casa Blanca. Un estudio altamente revelador que demanda una rápida reacción a nivel político y económico, lo que ya ha generado el descontento de un buen grupo de republicanos proteccionistas con el sector energético del país (especialmente del ámbito del carbón). No sé si el embajador es consciente de las atípicas inclemencias meteorológicas sufridas en Galicia, de las severas fases de ciclogénesis explosivas, de las altas temperaturas que venimos experimentado en ciertos periodos del año y que convierten nuestros montes en pasto de esas llamas provocadas por malnacidos y descuidados. De lo que sin duda es consciente es de los efectos destructivos del decimoctavo ciclón tropical que afectó a su país en 2012; el trágico huracán Sandy que sólo allí acabó con la vida de 147 personas y causó pérdidas por valor de casi 50.000 millones de dólares; y que se encuadra en ese ciclo fatal de olas de calor, sequías, lluvias torrenciales e incendios que afectan a EEUU en los últimos años. Condiciones climáticas, todas ellas, que se evidencian en el deshielo progresivo de Alaska, en las duras sequías de Arizona y Nuevo México, y en ese aumento del nivel del mar que amenaza a ciudades como Miami. Dada la extensión que ocupa EEUU, su posición entre dos océanos, y el hecho de ser el segundo país después de China que más gases de efecto invernadero emite, los más de trescientos expertos que firman el informe elaborado durante cinco años ejemplifican sobre Norteamérica los efectos del cambio climático que afecta ya a todo el mundo... (El Correo Gallego, 11/05/14). ISSN: 1579-1564
  • Sobre el hecho de votar, incluso bien. (...). En general diré que, dadas las pocas oportunidades que tenemos para hacer oír nuestra voz en Europa, parece absurdo no hacer uso de ese derecho. Pero la clave está en decidir qué queremos. Más o menos Europa. Aunque parece desatinado no acudir a las urnas, si lo que deseamos es menos Europa, entiendo que nuestra abstención sea la mejor opción. Pues es ilógico participar en algo en lo que no creemos, dando nuestro voto, además, a los que, aun yendo en contra de la UE, desean formar parte de ella y apoltronarse en sus más altas instituciones. A estos es fácil identificarlos por su eurofobia más o menos declarada. Si Europa aspira a consolidarse como símbolo de Unión e integración entre pueblos y ciudadanos, los antieuropeístas son todos aquellos que sucumben al juego de banderas y que, aun sin asumirlo ni reconocerlo, defienden o bien la destrucción del euro, o bien la desintegración de los Estados representados en la Unión, y dan pábulo a las aspiraciones secesionistas, soberanistas e independentistas que recorren Europa (populistas e ilusorias todas, pues sus alternativas no parecen ni factibles ni viables hoy día). Luego están aquellos que, aun deseando más Europa, no tienen claro a quién votar. Decirles que deben ser pragmáticos y mirar a su alrededor, a los gobiernos que rigen el destino de sus vecinos de dentro y fuera de España. Observen el grado de éxito o fracaso de las políticas que aplican unos y otros para salir de la crisis. Porque con pasta y en época de bonanza, gobernar, como comer, está chupado, aunque sea mal. En plena crisis, la cosa cambia. Fíjense en si las derechas copian a las izquierdas o si, por el contrario, son las regiones y países socialistas los que terminan aplicando las reformas formuladas en contextos más conservadores. También pueden comparar los perfiles y la preparación de los diez o quince elegibles de cada lista. Y si esto no les parece suficiente, siempre pueden preguntarle a los candidatos cuáles creen que son los aspectos en los que hay que presionar desde España, y en los que no se debe ceder desde Galicia. Hasta podrían interrogarlos a propósito de los países con los que debemos establecer alianzas de cara a fortalecer nuestras reivindicaciones. En sus respuestas hallarán el sentido de su voto... (El Correo Gallego, 12/05/14). ISSN: 1579-1564
  • El gigante nacionalista. Las elecciones legislativas desarrolladas durante cinco semanas en India merecen toda nuestra atención. Primero, por tratarse por unos comicios que movilizan a 551 millones de votantes de una población de más de 1.200. Segundo, por estar hablando de la mayor democracia del mundo y una de las economías más influyentes de los BRICS. Tercero, porque todo apunta a un cambio radical en el Gobierno de este gigante asiático y la consiguiente caída del longevo peso político de la familia Gandhi, representada en estos comicios por Rahul Gandhi, candidato del partido socialista de centro-izquierda Indian National Congress (INC). En marzo de 2013, a mi regreso de un largo viaje por India (...). La miseria que rodea las grandes ciudades, el 40% de niñas y niños desnutridos, o los millones de trabajos precarios contrastan con la imagen de coloso que vende el Gobierno, con un PIB que, aun ralentizado, crecerá en 2014 en torno al 5.4%, y que reclama resituarse tanto dentro de la Mancomunidad de Naciones a la que pertenece, como a escala global. Pero ese crecimiento "por arriba y hacia el exterior", no parece percibirse "por abajo y en el interior". Y quizá sea esto, junto con las sospechas de corrupción que persiguen a sectores del poder, y esas políticas obsesionadas con el proteccionismo hacia la diversidad religiosa lo que ha motivado que los votantes le hayan dado un vuelco a las expectativas del Gobierno. Hablamos de una marea humana que exige mayor equidad en el desarrollo, una apuesta decidida por la formación y la educación de sus jóvenes, una política fiscal y recaudatoria más justas, y una apuesta por la producción autóctona y la optimización de ámbitos como las infraestructuras, la burocracia administrativa, la eficiencia en el gasto y el control de sus disparados déficits. La necesidad de una justicia más rápida y eficaz, y de una mayor protección de las mujeres, frente a la atracción que generan los mercados exteriores, ha hecho brotar un sentimiento nacionalista que busca un crecimiento igual de cuantitativo, pero mucho más cualitativo. El futuro primer ministro conservador Narendra Modi, líder del Bharatiya Janata Party (BJP), el partido nacionalista hindú, no debería olvidar las demandas de su pueblo a la hora de trasladar a todo el país, como promete, los logros económicos alcanzados en Gujarat, Estado que dirige desde 2001 en calidad de ministro principal... (El Correo Gallego, 17/05/14). ISSN: 1579-1564
  • España, UE e inmigración. La inmigración irregular se acentúa en los países sensibles al impacto de la misma, como Italia y España, pero también Grecia y Polonia. (...) en el cara a cara entre Miguel Arias Cañete y Elena Valenciano. El cabeza de lista por el Partido Popular tomó la iniciativa al reconocer la necesidad de una "política común de inmigración". También llamó la atención sobre la importancia de poner en marcha políticas destinadas a la "prevención" del tránsito ilegal, y "una lucha reforzada contra la trata de seres humanos". Finalmente, reclamó la aplicación de "criterios de solidaridad y cooperación con los países de tránsito". No se olvidó el exministro de ensalzar y reconocer la labor llevada a cabo por quienes velan por nuestra seguridad e intereses en el siempre difícil terreno fronterizo. Por su parte, Elena Valenciano, líder del PSOE español de cara a las europeas de mayo, se limitó a reiterar el mensaje de Arias Cañete. Citó el reto de "una política común de inmigración", al tiempo que criticó la actuación de nuestro país en Ceuta y Melilla, y repitió su mensaje de aumentar la cooperación y las ayudas a los países en vías de desarrollo. Un mensaje, éste último, también incluido en la propuesta de cooperación solidaria avalada por Arias Cañete. Pero mientras este último defiende un gasto responsable de esas ayudas que no deben excluir a los países de tránsito, y reclama "un reparto de cargas entre los estados miembros y la UE", Elena Valenciano pone un arriesgado énfasis en los países de origen. Debemos dejar claro ante nuestros socios, que el problema de la inmigración irregular es una contrariedad para todos. Segundo, que el gasto y la inversión deben ser proporcionales al poder económico de los países que integran el espacio europeo. Tercero, que los países receptores deben ser compensados por el esfuerzo económico, asistencial y en materia de seguridad que realizan. Dado nuestro delicado proceso de recuperación económica, hablar de aumentar la ayuda al desarrollo sin las antedichas matizaciones transmite un mensaje que nos puede arrastrar al infructuoso gasto evidenciado en el pasado reciente; y más sabiendo que, según la Agencia Europea para la Gestión de las Fronteras Exteriores (Frontex), "la llegada irregular de inmigrantes a Ceuta y Melilla aumentó un 208% entre enero y abril de 2014, y se triplicó en toda la UE"... (El Correo Gallego, 18/05/14). ISSN: 1579-1564
  • Inmigración y crecimiento. (...) hablábamos de los problemas que genera una llegada irregular de inmigrantes (...), y hace siete meses de los desacuerdos que su impacto y presencia genera entre los socios de la Unión ("Inmigración y desacuerdos", ECG 13/10/2013), (...) hoy deseo fijar la mirada en aquellos otros inmigrantes que, por derecho propio o por haber regularizado su situación, forman parte ya del paisaje humano de nuestros países y ciudades. Hablo de esos más de 20 millones de extracomunitarios que viven en nuestro territorio compartido y, si quieren, también de los 12 millones de europeos que, aun siendo comunitarios, residen en un lugar diferente al de su país de origen. Hablo, en definitiva, de integración. Y de cuán útil y provechosa es su presencia para el desarrollo ya no sólo demográfico, sino también económico de buena parte de las economías ­europeas. Los beneficios de la inmigración los han reconocido ya un buen número de países. Incluso EEUU, con su tira y afloja en torno a la reforma migratoria, sabe que "lo que aportan económicamente los inmigrantes al país es muy superior a los gastos que generan", e incluso que, una vez asentados, "crean más puestos de trabajo que los locales por resultar más eficientes y emprendedores" ("Prejuicios, beneficios e inmigración", ECG 10/06/2013). Quizá por ello no termino de entender el severo recelo que muestran ahora, quizá por motivos electorales, países como Alemania, Reino Unido o Suecia, cuando han sido, junto con Francia, por poner otro ejemplo, los contextos cuyo crecimiento más se ha beneficiado de la presencia de extranjeros, y cuando son, además, los países que más asilo conceden. Pero como todo se mezcla, y a los irregulares se les mete en el mismo saco que a los regulares al hablar de inmigración, la confusión de la gente en la calle resulta comprensible. Esta actitud antiinmigratoria parecería lógica en España, Grecia, Polonia o Italia, donde podemos detectar el mayor número de irregulares; pero en países que han crecido al amparo de la integración laboral y social de los inmigrantes, resulta extraña. De ahí mi insistencia en la necesidad de estudiar los flujos migratorios y aprovechar el potencial de crecimiento demográfico y económico que puede surgir de la mano de obra asistencial, técnica y cualificada de los inmigrantes regularizados ("Los nuevos inmigrantes", ECG 08/12/2012)... (El Correo Gallego, 24/05/14). ISSN: 1579-1564
  • Yoani Sánchez. En esta ocasión no fue una coincidencia fugaz ni a través de la Red, sino en persona. Hablamos durante más de una hora que se me hizo muy corta. (...). Hablo de Yoani María Sánchez Cordero. Así se llama esta intrépida activista y bloguera cubana nacida en La Habana hace 38 años. Filóloga y amante del buen periodismo de autor e investigación, forma parte de esa lúcida generación de mujeres que han sido capaces de romper las barreras políticas y geográficas de sus amados países, para poder así denunciar las circunstancias adversas que viven tantos otros conciudadanos bajo unos regímenes comunistas y dictatoriales que, afortunadamente, hoy vislumbran ya el ocaso de sus días de aparente gloria partidista. Un declive político e ideológico al que ha contribuido la democratización de la información propiciada por las nuevas tecnologías de la comunicación y por la labor dentro de las mismas de lideresas sociales como Yoani Sánchez. Primero fue con su blog Generación Y, que le valió la fama y un reconocimiento mundial al que se han sumado intelectuales de renombre y los más destacados líderes políticos internacionales. Ahora eleva el vuelo con un proyecto gestado durante cuatro años, aunque quizá soñado media vida: el periódico digital 14ymedio.com. El objetivo de ambos proyectos, que hoy se unen en uno, es "contribuir con su información a que los cubanos decidan con mayor madurez su propio destino". Ambos ponen de manifiesto "el deseo de llegar a muchos lectores dentro y fuera de Cuba, de ofrecer un completo espectro de noticias y datos sobre la realidad de nuestra Isla". Así lo expresa ella en su artículo de cabecera "para tener sueños más elevados". Y así me lo confesó en su momento. Un amor incondicional por los 11 millones de cubanos que viven en la Isla, extensible a esos 2 millones adicionales que conforman su admirada diáspora. Un arduo trabajo que, tras superar las contrariedades y tropiezos de todo gran reto, ahora debe enfrentarse al boicot y el bloqueo del régimen impuesto por los hermanos Castro en la perla más grande de las Antillas Mayores... (El Correo Gallego, 25/05/14). ISSN: 1579-1564
  • La Unión Europea tras el 25 de mayo. (...) una amplia mayoría sigue apostando por una UE más fuerte y solidaria, más cohesionada y equitativa. Además, independientemente del desencanto generado por la dura crisis que hemos vivido, y de la lenta, desorientada y tantas veces cuestionada reacción de la UE ante el impacto que ésta supuso para los países periféricos, es bien sabido que el compromiso ciudadano con las urnas suele ser más bien exiguo. Si a esto añadimos que los temas más sonados en campaña han sido "el machismo" y "las mujeres" (cuestiones impropias ya del siglo XXI), pues como para renunciar al día de acampada o sobreponerse a la resaca futbolera para ir de visita a un colegio electoral. Lo único que sabemos con certeza es que los 751 europarlamentarios de esa Eurocámara que el Tratado de Lisboa hace más fuerte ante la Comisión Europea y el Consejo de la UE, seguirán "codecidiendo" el presupuesto anual de la UE y buena parte de las leyes que los Estados deberán incorporar a sus normas nacionales, y podrán elegir por mayoría al futuro presidente de la Comisión Europea (eso sí, a propuesta del propio Consejo y quizá cediendo su liderazgo para compensar). El hecho de que el 80% de las decisiones que se toman en Bruselas y Estrasburgo, y que la Secretaría General firma en Luxemburgo, nos afecten a nuestra vida diaria hará que, pese a nuestra apatía, estemos muy atentos al nuevo equilibrio de poderes y a ese crecimiento frente a la austeridad por el que tanto el conservador luxemburgués Jean-Claude Juncker, como el socialista alemán Martin Schulz, prometieron apostar durante la campaña; el primero desde la prudente estabilidad financiera, y el segundo desde el apasionado compromiso social. Entretanto, la euforia de los euroescépticos y antieuropeos se irá apagando a medida que la recuperación se confirme y nuestros representantes sean capaces de demostrar que la construcción de una Europa de los ciudadanos, más transparente y blindada a los caprichos de las crisis y los mercados, es posible... (El Correo Gallego, 26/05/14). ISSN: 1579-1564
  • Mercados y fútbol. Me pregunto qué habrán pensado los jugadores de la Selección Española de Fútbol al enterarse de que el banco de negocios estadounidense Goldman Sachs (GS) afirma que La Roja tiene menos de un 10% de posibilidades de ganar el Mundial de Brasil. A la selección Canarinha la dan como campeona, con casi un 50% de probabilidades de llevarse la sexta. (...). Cabría preguntarse qué interés tiene esta entidad de alcance mundial y con presencia en los más insospechados ámbitos comerciales para jugar con las expectativas de Copa de tantos millones de seguidores entregados a sus respectivas selecciones. Porque si se trata de animarnos a invertir en Brasil, o a comprar su vistosa camiseta, llegan tarde, pues eso está hecho. Pese a los ilustres nombres que trabajaron para la firma, no nos fiamos. Primero por su más que cuestionada actuación ante la crisis de 2008, o a la hora de jugar de forma temeraria con el déficit y la crisis financiera griega en 2010. Segundo por las dudas que nos ocasiona recordar el reciente libro y las declaraciones en prensa de su antiguo alto ejecutivo, Greg Smith, explicando las razones por las que abandonó la empresa y denunciando el modo en que la financiera presuntamente utilizaba a sus clientes como marionetas para obtener suculentos beneficios. Y tercero porque los distintos agentes bursátiles, grandes inversores, entidades financieras y corporaciones empresariales que se ocultan tras el concepto de "mercados" semejan vivir de espaldas a la realidad circundante y reaccionar sólo cuando les interesa. No hay más que ver el modo en que las Bolsas marcaron máximos históricos tras las elecciones del 25-M pese al auge del euroescepticismo; el pasotismo con el que respondieron los mercados a ese riesgo de burbuja de deuda soberana en la Zona Euro sobre la que alertaba esta semana el BCE; o la parsimonia con la que el Dow Jones y el Nasdaq recibieron el jueves el anuncio de contracción del 1% del PIB en EEUU. Esto demuestra que en el comercio y las finanzas internacionales, al igual que en el fútbol, los intereses particulares son tan importantes como el azar... (El Correo Gallego, 01/06/14). ISSN: 1579-1564
  • Quién mandará en la Unión Europea. Muchos nos preguntábamos antes del 25 de mayo quién tomaría el mando de la UE. Tras unos primeros momentos de dudas y algún que otro sobresalto, enseguida nos dimos cuenta de que, afortunadamente, la Unión seguirá en manos de los mismos. Y no lo digo por lo bien que lo han hecho últimamente, sino porque el resultado de aplicar muchas de las fórmulas propuestas por esos euroescépticos y antieuropeos que, desde su pose antisistema, sueñan con formar parte del mismo, nos llevaría a un caos de tales dimensiones que terminaría por destrozar el esfuerzo y los logros conseguidos por nuestros mayores a la hora de reconstruir una Europa degradada y fragmentada tras la Segunda Guerra Mundial. Poco o nada cambiará ni ahora (521 de los 751 escaños serán europeístas) ni en las próximas elecciones al PE. A poco que esa masa de ciudadanos que han apostado por la abstención crea que sus destinos pueden terminar en manos de ultras y radicales de distinto pelaje, se activarán con tal fuerza que aplastarán cualquier aspiración eurófoba, por populista y engatusadora que ésta pueda ser. (...). Una unión entre el Partido Popular Europeo (PPE), la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas (S&D) y la Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa (ALDE), echa por tierra cualquier aspiración advenediza basada en un populismo utópico y en unas propuestas tan disparatadas como infantiles por su desubicación en el marco geográfico y temporal en el que nos encontramos. Además, si esto es todo lo que son capaces de lograr los euroescépticos y los fundamentalistas ideológicos de derechas e izquierdas (...), precisamente en el momento más delicado de una Unión que lucha para recuperar el crecimiento y sobreponerse a la dura crisis, imagínense lo poco que conseguirán en el futuro si se confirman las predicciones que auguran la salida definitiva de la recesión, la vuelta del empleo, y la consolidación de ese proyecto político, económico y financiero gestado durante tanto tiempo en los territorios compartidos. Bastará con que todos esos ciudadanos íntegros, llenos de sentido común, y amantes de la democracia, las libertades y la paz social decidan salir de su letargo y demostrar en las urnas que Europa sigue siendo un Continente serio y cabal... (El Correo Gallego, 02/06/14). ISSN: 1579-1564
  • La herencia del Rey. Coincidí con el rey en dos ocasiones. En una de ellas pude incluso intercambiar un par de frases y algún que otro pensamiento. Fue en los Premios Universitarios y Trofeos Taurinos de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla. Su cercanía y trato distendido con la gente llamó mi atención. No hacía distingos entre premiados, autoridades académicas y civiles, y personal de servicio. Observaba con detalle cuanto sucedía o se decía a su alrededor, como si todo mereciese su atención. Pese a estos encuentros recientes, debo reconocer que mis años de infancia coincidieron con un proceso de Transición de cuya trascendencia no fui plenamente consciente hasta pasados los años. Lo primero que aprendí fue que el papel conciliador asumido por don Juan Carlos daría lugar a la Constitución del 78. Una tarea de mediación que incluso facilitaría la legalización del Partido Comunista, razón por la que, cuando Santiago Carrillo aludía a Juan Carlos el Breve, no dudaba en reconocer la contribución del monarca a la causa democrática y a la libertad en España. Quizá de ahí también ese "lado rojeras" del rey sobre el que nos suele advertir Fernando Ónega y que nunca ha negado el propio Borbón, o su cercanía a los presidentes González y Zapatero durante sus mandatos. Hoy siento una mezcla de admiración e interés por don Juan Carlos. Admiración por los valores que proyecta, entre los que destacaría la humildad para reconocer sus errores y pedir perdón, su cercanía al pueblo, la sensibilidad con los problemas de la gente, o su compromiso con la unidad de España. Tampoco olvido su firmeza el 23-F, o su severidad frente al terrorismo. Sin embargo, lo que a mí más me ha interesado es su papel hacia el exterior. Hablo de su gestión discreta y eficaz en el plano diplomático, social, político y económico a la hora de defender los intereses de nuestro país, algo que reconocen todos nuestros exministros de Exteriores. Los viajes propiciados por mis obligaciones académicas e investigadoras me han permitido constatar en primera persona la admiración y el respeto que infunde nuestro monarca a lo largo y ancho del mundo, así como el interés y la simpatía que despierta el príncipe. Su solvencia en el uso de varios idiomas, algo que comparte con el futuro Felipe VI, le facilitan, también, esa imagen de "valedor fundamental del europeísmo" que señala Durão Barroso; y no sólo por su firma en los documentos de adhesión, o por el Premio Carlomagno que recibió en 1982. Nacido en Italia, residente en Suiza y Portugal, enlace estratégico con Alemania y vinculado a EEUU a través de una relación con los presidentes del último medio siglo que le ha permitido dirigirse a la nación desde el mismo Capitolio, ha logrado estrechar lazos con 102 países de los cinco continentes. Ése es su mayor legado... (El Correo Gallego, 08/06/14). ISSN: 1579-1564
  • El Mundial de Brasil como escaparate. El Mundial que comienza esta semana en Brasil no sólo servirá para comprobar el estado de forma de las selecciones nacionales, sino también para mostrar, como si de un escaparate se tratase, las demandas que exigen los ciudadanos de un país tan prometedor como desconocido. Digo prometedor porque allí, como es sabido, es mucho lo que queda por hacer. Y digo desconocido porque la imagen que proyecta parece distar mucho de esa otra realidad más sufrida y cruel que se oculta tras la pompa y el boato que suelen acompañar a una Copa del Mundo, a una economía emergente (especialmente si está incluida en el grupo de los BRICS), o a un país en el que las elecciones presidenciales están a la vuelta de la esquina (octubre). Las decisiones que se han ido tomando a medida que se ha ido acercando la competición futbolística han generado más de un sobresalto. No me refiero sólo a ese extenuante ritmo laboral al que han estado sometidos los trabajadores, y que ha incidido en el aumento de los accidentes laborales y en una evidente falta de seguridad. Hablo también de los sobrecostes a la hora de subcontratar partidas, a fin de que todo estuviese dispuesto para la fecha. Ello ha motivado que los ciudadanos salgan a las calles a denunciar la corrupción que parece rodear la gestión tanto del país como del evento deportivo. Unas acusaciones de las que ni siquiera la oposición se libra. El crecimiento se ralentiza, el gasto se dispara, el endeudamiento es cada vez mayor y la inflación llega a cotas inéditas en la última década. El suministro energético se tambalea, llegando incluso a hablarse de racionamiento. El consumo de gasolina se incentiva, pero el único beneficiario semeja ser la tan cuestionada Petrobras. Las tarifas del transporte público, congeladas tras las recientes manifestaciones de protesta, no parece que puedan aguantar invariables mucho más tiempo. Y el propio Programa de Aceleración del Crecimiento ha sembrado un mar de dudas. También el servicio público de salud se ha visto resentido; y la iniciativa Más Médicos tiene que nutrirse de personal extranjero bajo duras condiciones salariales y laborales. Todo ello ha hecho que las inversiones en el país se hayan moderado; y que sean muchos los que saquen su dinero de un contexto político que ha asumido demasiados riesgos para mantener unos privilegios electorales cada vez más insostenibles. Los últimos sondeos electorales llegan a pronosticar una posible y peligrosa segunda vuelta en las presidenciales de octubre, al haber obtenido Dilma Rousseff apenas el 35% de intención de voto, por delante del candidato socialdemócrata Aécio Neves, con el 23,7%, y del socialista Eduardo Campos, con el 11% (entre ambos sumarían un amenazante 34,7%). La economía y el rendimiento de la selección canarinha serán decisivos a la hora de azuzar o aplacar el deseo de cambio... (El Correo Gallego, 09/06/14). ISSN: 1579-1564
  • Ésta no es mi Grecia. Haber falseado desde dentro y desde fuera su solvencia financiera y su resistencia económica durante años, hace que Grecia resulte ahora tan poco creíble a nivel internacional, como débil a la hora de renegociar las condiciones y fases de su forzoso rescate. Una semana recorriendo el país me ha permitido constatar que ésta no es la Grecia que yo adoré. La cultura helena se degrada y se desangra por una herida que tardará más de una década en curarse. Los graffitis que ensucian sus paredes y calles más emblemáticas son prueba de ello. También los campamentos improvisados que inundan aceras y plazas; o las innumerables guarniciones de policías y otras fuerzas del orden que, protegidos con sus cascos y escudos, "corren" la ciudad una y otra vez a lo largo de estos días llenos de sobresaltos. Cientos de indignados evidencian su desencanto ataviados con pancartas y camisetas reivindicativas. No parece que haya un solo sector que no se haya visto afectado por las duras exigencias de subida de impuestos, degradación de servicios públicos, recortes en pensiones y salarios, y precariedad laboral, por no decir desempleo (más del 27% de paro en adultos y casi el 60% en menores de 25 años). He podido hablar con unos y otros. Con los sacrificados del sector educativo de la plaza Sintagma, con los estudiantes repudiados de la Universidad de Atenas, con el personal de limpieza despedido por el ministerio de Economía, con los médicos sin posibilidades ni medios para asistir a los enfermos desahuciados, incluso con los que denuncian los excesos que acarrea el Mundial frente a las carencias de las favelas. Y aunque es cierto que la tensión social es menos vehemente y numerosa que en 2011 y 2012, no es menos cierto que el número de suicidios bate récords, y que tanto el jubilado que se quitó la vida frente al Parlamento, como la anciana y su hijo que lo hicieron desde una azotea, pervivirá para siempre en la mente de todos. Ni en los doce dioses del Olimpo, ni el oráculo de Delfos parecen encontrar respuesta unas gentes que sólo esperan que sus lamentos hagan ver que con el esfuerzo compartido todavía sería posible reconstruir un país que semeja haberlo perdido todo. Y aún así, por algún tipo de milagro que se me escapa, la vida sigue, y las terrazas de sus principales ciudades continúan abarrotadas de lugareños hasta altas horas de la madrugada. Quizá en las islas y en los pueblos, al igual que en Atenas, la economía de los grandes números esconda otro tipo de subsistencia más sumergida y menos cuantificable; o quizá sea que hayan sido como siempre los más débiles los que, embriagados por tanta leyenda mitológica, hayan idealizado demasiado a sus líderes recientes, y lo sigan haciendo ahora con los que van surgiendo... (El Correo Gallego, 15/06/14). ISSN: 1579-1564
  • El previsible origen de los extremistas. Una vez más, Grecia se muestra como ejemplo ante el mundo. Pero esta vez no para ilustrar las enseñanzas de la mitología griega, ni la precoz democracia ateniense, ni los valores de aquella incipiente polis griega, sino para evidenciar las consecuencias que una mala gestión política de los que han ostentado el poder durante demasiados años puede acarrear para una sociedad que sabe cómo castigar los excesos políticos. También sabe cómo aprovecharse del sufrimiento ajeno en beneficio propio. Pues es indudable que si bien son muchos los nuevos partidos que, luchando contra el sistema, aspiran a hacerse con el control del mismo, también son numerosos los que, con su actitud distante y deshumanizada, debieran considerarse responsables del germen del extremismo que brota en Grecia y se extiende por toda Europa. Unos por omisión y otros por acción (más bien por errática actuación), deben asumir que al igual que en ellos podemos ubicar las culpas, también es en ellos donde se pueden hallar las soluciones. La coalición de izquierda radical Syriza y la derecha extrema de Amanecer Dorado son prueba de ello. Y aunque los primeros asustan por la excesiva estatalización y la peligrosa expropiación que predican frente a todo aquél que pueda poseer algo (aunque lo haya obtenido con el sudor de su propia frente), y los segundos atemorizan por prometer echar abajo el carácter conciliador y aperturista, y los derechos humanos que abanderó Europa durante tanto tiempo, unos y otros reciben el apoyo popular a través de unos votos que se me antojan, hoy por hoy, tan castigadores como desesperados. La izquierda y la derecha radicales hablan de democracia, cuando lo que de verdad representan es el fin de las libertades individuales. Sin embargo, el pueblo evidencia su amenaza a través de los votos, aunque sólo sea para remodelar una idea de democracia en la que no se ven representados ni sus derechos, ni su felicidad, sino más bien los errores y vicios que han terminado por degradar tanto a la sociedad como a las personas que la integran. La reacción de los moderados de dentro y fuera del poder no debe hacerse esperar. De lo contrario, cuando lo haga quizá sea demasiado tarde. Como pude exponer la semana pasada en Atenas junto a colegas que representaban a universidades de medio mundo, los ciudadanos griegos aguardan una reacción más humana y responsable por parte de unos intelectuales y una UE que, hoy más que nunca, deben saber estar a la altura. Y aunque, como veíamos ayer al describir el sufrimiento y la inestabilidad griega (Ésta no es mi Grecia, ECG 15/06/2014), cualquier paralelismo con Grecia resulta casi obsceno, la aguardada respuesta solidaria de las instituciones europeas al caso heleno que los escritores y su literatura tendrán que testimoniar, debería poder aplicarse y servir de ejemplo en otros (con)textos futuros... (El Correo Gallego, 16/06/14). ISSN: 1579-1564
  • Colombia y su presidente. Conocí al presidente Juan Manuel Santos Calderón hace tres años. Por entonces apenas llevaba nueve meses en el cargo, pero sus objetivos de gobierno eran claros. Los pudimos resumir aquí bajo diez retos con los que aspiraba a "dar un giro radical al devenir de la siempre afable y sufrida sociedad colombiana bajo el respeto a la Constitución y a las leyes democráticas de su país" ("Colombia, el Ritz y diez retos", ECG 16/04/2011). Hoy, tras haber revalidado la confianza de los colombianos para un segundo mandato, el de Bogotá (1951) tiene como hoja de ruta culminar ese proceso de paz con las FARC iniciado de forma pública a finales de 2012 en Oslo y La Habana; todo ello, sin alejarse del ámbito de la ley ni olvidar el sufrimiento generado tanto a raíz de las más de 220.000 víctimas que perdieron la vida en las últimas cinco décadas, como de los millones de desplazados que el conflicto ha propiciado. La prometida reforma de la Justicia, así como un renovado esfuerzo en la lucha contra la inseguridad ciudadana serán, junto con esa tarea de apertura al exterior que siempre reivindica el Presidente, los grandes objetivos que coparán la agenda de un mandatario que tendrá que luchar para que el pueblo colombiano renueve su fe en el aparato político del país. (...) Hoy las cifras de crecimiento económico que ha conseguido Juan Manuel Santos (más del 4,5%), su lucha contra el desempleo (con un paro en torno al 9%), y la reducción de la pobreza en más de 2,5 millones de personas, constituyen un gran estímulo para erradicar las desigualdades que sigue padeciendo Colombia, renovar el compromiso con la sanidad y la educación, y atraer esa inversión que refuerce el ámbito de la vivienda y, sobre todo, el de las infraestructuras... (El Correo Gallego, 21/06/14). ISSN: 1579-1564
  • La Corona se gana. Una Corona puede ganarse de diversas maneras. Pero todas ellas han de estar relacionadas si lo que se quiere es ser digno de portar todo el peso real y simbólico que sostiene la más noble de las distinciones. Se puede obtener de forma hereditaria, como es el caso, tras la abdicación del rey emérito don Juan Carlos I. Al abrigo de todo un articulado legal, como también es el caso, dado el amparo jurídico que brinda la Constitución. Y como respuesta a una voluntad popular que confía en los beneficios de este sistema de representatividad nacional frente a otras opciones igual de legítimas. En este caso, la legitimidad de la Corona habrá de lograrse a través de ese "aprecio, respeto y confianza" de la "sociedad a la que sirve" y de esa "vocación integradora" a la que aludió en su discurso Felipe VI. Y aunque sé que la propia Constitución limita la capacidad de decisión del nuevo monarca, su influencia, a través de palabras y gestos, deviene fundamental. Por ello confío en que S. M. el rey don Felipe VI, como rey constitucional que es, demuestre la idoneidad de una monarquía parlamentaria que otorga al jefe del Estado la máxima representación de todo un país, por más heterogéneo y diverso que éste pueda ser. De ahí el gran reto de un mandatario real que deberá reivindicar el papel de España en una Europa cada vez más "fuerte, unida y solidaria" no sólo dentro de la Unión, sino también con respecto a nuestros hermanos de ambos lados del Atlántico y el Mediterráneo. Dentro de los valores "humanísticos y éticos", así como del progreso solidario y la modernización cercana que seguro sabrá defender, le rogaría a nuestro joven monarca que en las ilusiones e inquietudes de la princesa Leonor y la infanta Sofía sea capaz de vislumbrar los duros retos a los que se enfrentan nuestros hijos; una juventud que, dadas las dificultades del presente, necesita todo el apoyo afectivo e institucional para sobreponerse a las circunstancias y mostrarse como la más firme garantía de futuro de nuestro país. Mi agradecimiento, pues, por "el conocimiento, la cultura y la educación" que supo invocar el 19 de junio. Asimismo, le rogaría que ese afecto que siente hacia su padre y su madre, fruto de tantos años de "apoyo, experiencia y cariño" por parte de los reyes don Juan Carlos y doña Sofía, fuese capaz de contagiarlo hacia los millones de ancianos que conforman el grueso más sacrificado y honorable de nuestra envejecida sociedad. Nuestros mayores, con su inmenso esfuerzo vital que hoy continúa, son quienes han levantado este país en los momentos más duros de su historia, y quienes nos han permitido a todos ser lo que hoy somos. Por ello merecen ser priorizados y dignificados en cada una de nuestras acciones y decisiones. Sólo así podremos decir que Felipe VI supo ganarse su Corona... (El Correo Gallego, 22/06/14). ISSN: 1579-1564
  • En Malabo y donde sea. Aunque es importante recabar apoyos para recuperar, en octubre, un puesto en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para el período 2015-2016, interpreto la presencia de Mariano Rajoy en la Cumbre de la Unión Africana celebrada en Guinea Ecuatorial como una acción altamente estratégica para los intereses diplomáticos y económicos de España. En repetidas ocasiones he reivindicado aquí la necesidad de reorientar nuestros esfuerzos de inversión y colaboración comercial hacia el Continente vecino. Una política exterior integral que llevaba muchos años paralizada pese a la idoneidad de nuestra ubicación geográfica y a los vínculos históricos con nuestros hermanos del sur del Mediterráneo. Nuestro alejamiento ha propiciado que las empresas del centro y norte europeo hayan ocupado un espacio económico que sólo ahora se ve amenazado por la abrumadora presencia de China allí. Por ello considero acertada la decisión de aceptar la invitación cursada por Mauritania para asistir a la Cumbre de Malabo. Más aun cuando nuestras acciones de cooperación exterior siguen vigentes y cuando nuestra asistencia en materia de seguridad se hace cada vez más evidente en territorios tan conflictivos como Nigeria, la República de Malí, la República Centroafricana o la República Federal de Somalia. Sin embargo, al ir siempre de la mano de un tercero, la gloria del compromiso con los países afectados por conflictos militares y civiles se la llevan otros. (...). Poner reparos políticos que impidan viajar y reivindicar la democracia y los derechos humanos en contextos reprobables, es como mirar hacia otro lado de manera sumisa y temerosa; (...). Es esa actitud de cinismo y cerrazón lo que ha alejado a España de las áreas estratégicas y le ha usurpado la influencia que quiso ejercer en el mundo... (El Correo Gallego, 28/06/14). ISSN: 1579-1564
  • Marejada en Escocia. (...) tanto los que apoyan el proceso secesionista, como aquellos que prefieren seguir formando parte de Reino Unido no consiguen disimular el nerviosismo reinante. Los últimos, los del "mejor juntos", debido a las últimas encuestas de la empresa YouGov para el diario The Times, que muestra una importante caída de los independentistas, y una diferencia a favor de los unionistas de hasta 22 puntos (sin incluir al 9% de indecisos que, probablemente, incrementen la bolsa del "no" a la independencia, dado que por algo están dubitativos; y los escoceses no son de los que asumen riesgos a lo loco). Este 61% real (o 70%, por tanto, hipotético) de encuestados que apuestan por mantener los lazos fraternales con el resto del país emerge de los datos económicos que advierten, cada vez con menos réplicas, sobre las dificultades administrativas y de gestión de la riqueza con las que se encontrarían como Estado independiente (véase la postura de la propia autora británica asentada en Escocia J. K. Rowling, quien incluso ha donado dinero a la causa del "no"); y más teniendo en cuenta que conservadores, laboristas y liberales hace meses que descartaron incluso mantener la unión monetaria con los amigos de las nuevas fronteras. De ahí que el nerviosismo por la dicha de unos, conviva con el desasosiego de los que avalan la propuesta de escisión abanderada por el Partido Nacional Escocés (SNP). Es tal la marejada reinante, que incluso las redes sociales han caído, también allí, en el despropósito de las amenazas y los insultos. Una especie de escraches digitales de los que ni unos ni otros parecen librarse. Y si la semana pasada varios jóvenes eran reprobados y un hombre de 43 años procesado por supuestos ataques digitales contra el nacionalista Alex Salmond, estos días se han confirmado las denuncias interpuestas por simpatizantes e integrantes del partido laborista frente a las calumnias y las injurias vertidas en las redes sociales por los nacionalistas y que apuntan, incluso, al propio Campbell Gunn, asesor estratégico del Ministro Principal de Escocia. Así las cosas, no es de extrañar que el aniversario de la victoria de Bannockburn de 1314 frente a los ingleses, pese al brillante montaje del National Trust of Scotland, sólo cubriese media entrada, y que el propio Alex Salmond haya moderado su entusiasmo hacia la efeméride... (El Correo Gallego, 05/07/14). ISSN: 1579-1564
  • Paradojas catalanas. En medio de ese marasmo educativo catalán en el que la formación ha ido perdiendo fuerza frente al adoctrinamiento político, al populismo independentista y al avasallamiento lingüístico, hemos tenido noticia de un proyecto de acción social que comenzará a hacerse realidad a partir del próximo curso. De manera progresiva a lo largo de los cinco años venideros y hasta alcanzar los casi 70.000 estudiantes, todos los alumnos de tercero y cuarto de ESO de los más de mil institutos públicos y concertados catalanes irán asumiendo la obligatoriedad de "realizar un servicio a la comunidad". Como si de un trabajo de voluntariado se tratase, deberán elaborar un proyecto social o cultural de 20 horas que será evaluado como cualquier otra materia. Esta bella iniciativa que aspira, entiendo yo, a defender una formación integral y a inculcar el sentido de compromiso en nuestros jóvenes (y que espero no sirva para manipular), contrasta con los últimos delirios abanderados por la Generalitat. Hablo de esa Armada y de ese Servicio de Inteligencia que ahora se proponen desde una de esas estrambóticas comisiones sectoriales de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) para combatir en la "guerra fría" contra España que anuncian las agencias de la Generalitat. Vamos, que se han puesto a alentar el sentimiento militarista frente al resto de los españoles y a jugar, cual niños imberbes, a soldados y guerrillas, hablando incluso de sabotajes e invasiones. Hasta el líder de ERC, Oriol Junqueras, comparaba el miércoles su secretismo ante un posible "plan b" a la consulta con sus amores juveniles: "Cuando me gustaba una chica no iba explicando que si no me salía bien ya lo intentaría con otra", dijo en Catalunya Ràdio. Es como si a medida que los dirigentes políticos fuesen incurriendo en ensoñaciones propias de la más tierna juventud, a los estudiantes se les pidiese una madurez de la que carecen sus mayores. Lo peor de todo este despropósito más propio de un cómic o del Día de los Inocentes es que lo estamos financiando entre todos con nuestros impuestos y los miles de millones que les transferimos a través del Fondo de Liquidez Autonómico y demás partidas. Entretanto, las mafias del Mediterráneo se frotan las manos aguardando que el ­sueño de estos iluminados se haga realidad, y los chinos se relamen, conscientes de que una Cataluña independiente no conseguiría colocar su deuda en los mercados ni atiborrada de cava. Espero que el desnortado Artur Mas y parte del Parlament catalán (que tiene el presupuesto más alto de las 17 Cámaras autonómicas) recobren la sensatez, escuchen las advertencias de la plataforma Societat Civil Catalana (SCC), y sepan cumplir la Constitución y el Estatuto que en su ­momento juraron... (El Correo Gallego, 06/07/14). ISSN: 1579-1564
  • Los niños de Obama. Barack Obama se enfrenta, dentro de su propio territorio, a una de las peores crisis de Gobierno de su segundo mandato, debido a la llegada masiva de menores inmigrantes a sus fronteras, que podría llegar a los 100.000 niños a finales de diciembre, triplicando, así, la cifra registrada en 2013, y quintuplicando la de 2011. Una crisis migratoria que ha alcanzado la categoría de crisis humanitaria no sólo por las condiciones en las que llegan los jóvenes, sino por situación de hacinamiento en que se encuentran una vez interceptados en la frontera y ubicados en los centros militares y civiles habilitados a lo largo del suroeste del país. Esto ha generado un encrespado debate social en California, Arizona y Texas, así como en Nuevo México e incluso en Oklahoma (principales Estados en los que el Gobierno distribuye a los niños a la espera de su deportación). Cuestiones de carácter social se entremezclan con posicionamientos políticos que parecen superar las posturas tradicionales en torno a la reforma migratoria aprobada en el Senado el verano pasado pero que continua paralizada en la Cámara de Representantes. Voces de la vertiente republicana piden un mayor compromiso con los niños de la carretera, mientras algunos de sus compañeros, quizá atemorizados por el auge que pueda tener el Tea Party si se muestran demasiado flexibles ante los irregulares (ilegales se dice allí), piden medidas más contundentes. Tampoco los demócratas lo tienen claro. Si bien la reforma que habrá de dar respuesta a los 11 millones de inmigrantes se ve como una prioridad, a nivel local y de los Estados implicados esta actitud se modera debido a las dudas que generan las políticas de reubicación, al descontrol sanitario de los recién llegados, al impacto económico negativo que pueda tener para la zona su cuidado, o al pasado criminal que puedan poseer. Las manifestaciones a favor y en contra de los indocumentados aumentan; y las negociaciones se suceden con los altos representantes no sólo de México (con quien hay un acuerdo de deportación rápida), sino sobre todo con El Salvador, Guatemala y Honduras, que conforman la región de procedencia de la mayoría de unos menores que huyen de la falta de oportunidades del triángulo con la mayor tasa de homicidios del mundo según la ONU. De ahí las reuniones lideradas por el vicepresidente Joe Biden a finales de junio en Guatemala, o los 3.700 millones de dólares que solicitó Obama al Congreso para reforzar funcionarios en las zonas fronterizas, aumentar la vigilancia aérea con drones, cooperar con los países de origen, o destruir las redes criminales y las promesas falsas de esos "coyotes" que ganan entre 5.000 y 10.000 dólares con cada niño al que engañan y con el que trafican... (El Correo Gallego, 12/07/14). ISSN: 1579-1564
  • Los amigos de Picardo. El ministro principal de Gibraltar, siguiendo las costumbres de esa Fiesta Nacional tan asentada en Andalucía, se ha propuesto torear a España y al resto de la UE. Y si bien las Instituciones europeas han sabido mantener la justa distancia, en nuestro país han sido varios los grupos políticos que, cual vaquillas cegadas por el populismo independentista, le han entrado al trapo. Ahí tenemos al PNV, resaltando la honorabilidad del dirigente gibraltareño, a La Izquierda Plural (IU, ICV-EUiA, CHA), aprovechando la condición de paraíso fiscal del Peñón para atacar a España y sus vínculos con Suiza, o a ERC, reivindicando el apoyo y las buenas relaciones entre Cataluña y las autoridades de La Roca, y deseosos de informarlos sobre la consulta. Y aunque nuestros supuestos representantes dicen haberse quedado deslumbrados tras sus encuentros con el chief minister, yo más bien creo que se refieren a cegados y desnortados, al igual que un toro recién salido de los toriles. Nuestras fuerzas políticas alternativas han envestido con todo su ímpetu secesionista y populista; pero Fabian Picardo, como gran maestro del género, ha dado capotazos a unos y a otros. Él sólo quería mostrar ante el Gobierno de Reino Unido y ante los dignatarios europeos su influencia y pericia a la hora de hacerse escuchar y manejarse dentro de la Administración española (a la que insulta calificándola de "mentirosa" e "intimidatoria"). Con ello pretende dar verosimilitud y credibilidad a su imagen (en 2015 tratará de revalidar su mandato) y postulados, así como presionar para relajar los controles españoles sobre la Verja (que la Comisión Europea considera legítimos) y garantizar un "tráfico" tranquilo durante el periodo estival. El engaño es mayúsculo, pero para eso cuenta con uno de los equipos de intermediación y comunicación mejor pagados de Europa. Hubo quien cayó en la trampa: periodistas, medios de comunicación y políticos (incluso el PSOE, que parecía recular, se reunió con él en secreto). Pero como las fullerías siempre son traicioneras, supongo que más de uno se habrá sentido decepcionado al comprobar que el dicharachero mandatario gibraltareño, lejos de mostrar su comprensión hacia las ideas que le expusieron nuestros entusiastas de la causa británica, saludó educadamente, se despidió y regresó a sus paradisíacos aposentos. Es más, ante los guiños de sus anfitriones e incluso frente a las preguntas de ciertos contumaces periodistas, se limitó a mostrar su distancia y a reafirmarse en su deseo de evitar valorar los procesos soberanistas que le habían presentado. Aunque el corte ha sido de órdago, no creo que le haya sacado los colores a sus interlocutores españoles, pues hasta para ruborizarse hay que tener vergüenza... (El Correo Gallego, 13/07/14). ISSN: 1579-1564
  • La voz de las mujeres parlamentarias. Las condiciones y perspectivas vitales de las mujeres difieren de unos lugares a otros de manera persistente. Véase la discriminación que sufren en Oriente Medio y el Norte de África, frente al lento pero decidido avance en otros puntos de África, América Latina y Extremo Oriente. Es esa la razón por la que cada vez es más evidente que la presencia de mujeres en los parlamentos mejora la salud de las sociedades democráticas. No tanto por cuestiones de equidad o cuotas políticas, cuanto por aspectos que atienden a los derechos y deberes de todos. De ahí las críticas recibidas incluso por ciertas corrientes del feminismo occidental sobre las que tantas veces hemos hablado aquí. Incluso el término "feminismo" ha dejado de ser operativo en buena parte del mundo, para dejar paso a un "womanism" que parece más capaz de abarcar y dar cuenta de una realidad africana, asiática o latinoamericana que muchas veces no entra dentro de los parámetros analíticos ni del campo de visión de unas doctrinas sociopolíticas y filosóficas occidentales que no consiguen responder a los fenómenos sociales desarrollados al amparo del concepto de "subalterno". Por eso celebro que exista el Foro Global de Mujeres Parlamentarias (WIP), y que este organice de forma asidua cumbres que demuestren la pertinencia de alterar un porcentaje de representatividad política femenina a nivel nacional de solo el 20 % en un mundo en el que el 50 % de la población lo conforman las mujeres (en España la representación femenina en el Parlamento ronda el 36 %, pese a que el peso de su toma de decisiones socioeconómicas, educativas y de salud dentro de la familia podría superar el 70 %). Es el caso de la Cumbre de Ruanda celebrada estos días pasados en Kigali, donde la Delegación Española estuvo representada por la Comisión de Igualdad del Congreso que dirige nuestra diputada nacional María del Carmen Quintanilla Barba. Esta avezada parlamentaria, que además de en el acto inaugural también intervino en el panel sobre Equilibrio de Género en la Política y su Papel en el Cambio Social, al lado, entre otras, de Nkosanzana Dlamini-Zuma (presidenta de la Comisión de la Unión Africana), habló de la presencia de las mujeres en los parlamentos como medio para obtener "la igualdad real de oportunidades entre mujeres y hombres en el mundo"; una fórmula que, sin duda, contribuye a conquistar "mayores logros" a todos los niveles para la sociedad. Carmen Quintanilla, quien recordó que en el 90 % de los 143 países analizados por el Banco Mundial todavía existen leyes restrictivas contra las mujeres, pudo demostrar cómo en los países que apuestan por una mayor presencia de mujeres en los parlamentos se evidencian notables avances legislativos en materia de igualdad y mayores niveles de desarrollo económico, empresarial, cultural y social. Y menos corrupción, añado yo... (El Correo Gallego, 14/07/14). ISSN: 1579-1564
  • Felipe VI y Mohamed VI.  En diversas ocasiones hemos analizado la importancia de nuestras relaciones diplomáticas con Marruecos. Como ejemplo, el ­artículo que publicábamos tal día como hoy del año pasado, en el que nos hacíamos eco del viaje del rey don Juan Carlos al reino alauí, y de los honores y agasajos con los que había sido recibido (al igual que Felipe VI esta semana) en un país en el que actuaba como "lazo de unión real y tangible a nivel político, económico, cultural y hasta educativo" ('El rey en Marruecos', ECG 20/07/2013). Dos años antes, en 2011, también tuvimos ocasión de reparar en los evidentes "indicios de una transformación que era económica, pero también social, política, ideológica y espiritual" en un hermoso país que lucía un nuevo Gobierno recién elegido que tenía por delante la tarea de poner en funcionamiento la reforma de una Constitución (que sofocó el Movimiento 20F) aprobada en referéndum sólo unos meses antes ('Marruecos sigue ahí', ECG 4/12/2011). Un Abdelilah Benkirane, del partido Justicia y Desarrollo (PJD), recién elegido primer ministro, y que hoy sigue buscando un poder demasiado arraigado en Mohamed VI, hablaba ya entonces de cooperación y armonía entre dos pueblos que, como tuvimos ocasión de recordar en el libro 50 años del Reino de Marruecos, que editamos en 2006 un grupo de profesores de la Universidad de Sevilla, "están condenados a entenderse". Es esta asunción, reconocida por ambas partes, así como la especial relación fraternal entre el sucesor de Hassan II y don Felipe VI, lo que ha motivado que Marruecos haya sido el primer país de fuera de la UE (Vaticano aparte) visitado por nuestros recién estrenados monarcas. Quizá por ello no era el momento de hablar de cuestiones espinosas como la soberanía territorial, el conflicto saharaui, o los aranceles agrarios (véase la exportación de tomates hacia Europa), y sí de aspectos más gratificantes, como la firma del Tratado de Pesca con la UE que tanto beneficia a nuestros pescadores, la colaboración en materia inmigratoria, la cooperación frente al terrorismo, o la Zona de Libre Comercio con la UE. Si a ello unimos la importancia que tiene para Europa que su frontera sur permanezca estable políticamente (como apuntó el propio Felipe VI en el Palacio Real de Huéspedes de Rabat), nos resultará más fácil entender el interés que muestran nuestros socios del Norte para que la lucha contra la corrupción y a favor de la libertad de prensa, la reforma de la justicia y el afianzamiento de la democracia parlamentaria se haga cada vez más evidente en un país en el que España es el primer Estado inversor y su segundo mayor cliente después de Francia, y que el miércoles, 23 de julio, celebrará el 15 aniversario de la llegada al trono de Mohamed VI... (El Correo Gallego, 20/07/14). ISSN: 1579-1564
  • La foto de una niña palestina. Es difícil que una foto así deje a alguien indiferente. Una niña palestina, en el transcurso de un ataque israelí sobre Gaza, tapa con su mano izquierda la cara de una deteriorada muñeca que sostiene abrazada contra su pecho. Este acto de protección, que busca evitar que los ojos de la muñeca presencien el horror de la destrucción causada por el ejército invasor del Gobierno israelí y del que la propia pequeña es testigo, constituye una imagen cargada de significado real y metafórico. No sólo advierte sobre el espanto que viven a diario los niños de la franja de Gaza (cada hora es abatido un menor gazatí), que se convierten en víctimas directas e indirectas del conflicto causado por la ocupación y usurpación de la tierra a los palestinos, sino que alude al modo indiscriminado en que el ejército opresor, el Tzáhal israelí, uno de los más sofisticados del mundo, responde ante los debilitados cohetes de Hamás. La desproporción del ataque por tierra, mar y aire que realiza Israel es difícil de entender no sólo desde el punto de vista jurídico y de los Derechos Humanos, sino también como estrategia político-militar. La única explicación posible es el interés que pueda tener el Gobierno hebreo en fortalecer a Hamás, provocando en esta organización yihadista y nacionalista reacciones claramente terroristas por aire y por tierra (a través de los túneles de supervivencia excavados entre ambos territorios) gracias a las cuales Israel pueda justificar la invasión total de la Franja y la desaparición del pueblo palestino; dos sueños confesados en público y en privado por las facciones más extremistas del Gobierno israelí, y que en absoluto se corresponden con los deseos de la amplia mayoría de israelíes que, al igual que la población palestina, apuestan por la armónica convivencia de dos Estados proporcionados y respetuosos con los derechos territoriales avalados por la historia y las leyes internacionales. El bloqueo y asedio a Gaza, definido dentro de los parámetros del genocidio por prácticamente todos los organismos internacionales independientes, así como por los mayores expertos en conflictos territoriales y bélicos, también es susceptible de ser interpretado a partir de la foto de la niña palestina, pues nos recuerda el modo cobarde en que Occidente cierra los ojos ante un proceso que tiene muy poco de militar y mucho de exterminador. Los intereses estratégicos y económicos de EE.UU en Israel, y la incapacidad de la UE para hablar alto y claro con una sola voz, hace que todos los que presenciamos la masacre a través de los medios, así como aquellos que tuvimos la ocasión de visitar la zona, no podamos evitar sentirnos cómplices de un enésimo ataque a Gaza (el tercero desde el año 2007) que es tan injusto como inhumano... (El Correo Gallego, 26/07/14). ISSN: 1579-1564
  • De Perú a Chile. La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, viajó a principios de semana a Perú y Chile. El hecho de que Mariano Rajoy haya enviado a su sagaz número dos para entrevistarse con Ollanta Humala en Lima y con Michelle Bachelet en Santiago de Chile, da muestra de la relevancia que estos dos países tienen para los intereses de España. Y es que, pese al recorte en las previsiones de crecimiento para Chile realizadas por el FMI, el espigado país del sudoeste americano aún mantiene un crecimiento más que esperanzador del 3,2% para este 2014. Es más, incluso teniendo en cuenta el "debilitamiento del precio del cobre" y una moderación en el ámbito de la inversión proveniente del exterior, debido, entre otras cosas, a la fluctuación del crecimiento en todo el contexto sudamericano y a la "volatilidad financiera internacional", su apuesta por el desarrollo de las infraestructuras y su disposición a realizar cuantas reformas sean necesarias para obtener una tributación más eficiente y un desarrollo energético y productivo más eficaz, hace que el país siga constituyendo un contexto más que apetitoso para aquellos Estados, como España, dispuestos a expandir sus redes comerciales y empresariales por el Continente americano. No en vano, no hace demasiados meses la propia OCDE vislumbraba en este país un extraordinario potencial de crecimiento que, sin embargo, no era inmune a la ralentización de uno de sus principales mercados, el chino, ni a la reducción del estímulo monetario en EE.UU. Por su parte, Perú sufre de los mismos males, derivados de la fluctuación económica en China, de la caída de la inversión extranjera y de la desaceleración de las exportaciones. Al igual que en el caso chileno, Luis Castilla Rubio, ministro de Economía y Finanzas, prometió recientemente una serie de ajustes (será su tercer paquete de medidas) destinados a contrarrestar la situación, y que abarcan aspectos tanto tributarios como del ámbito de la relajación de las exigencias medioambientales y burocráticas para los empresarios de dentro y fuera del país. Aun así, el Banco Central de Reserva del Perú (BCRP) mantiene una previsión de crecimiento del 4,4%; y hace apenas dos meses el BBVA aseguraba que la peruana sería la economía más pujante de América Latina en 2015, seguida de Colombia y, de nuevo, de Chile. Así las cosas, no es de extrañar que la propia Soraya Sáenz de Santamaría visitase a principios de semana el proyecto de la línea 2 del metro de Lima adjudicado en marzo a los grupos españoles ACS y FCC por valor de 3.900 millones de euros; o que se reuniese, como vicepresidenta del primer socio inversor en esos dos países, con los principales empresarios españoles allí asentados... (El Correo Gallego, 27/07/14). ISSN: 1579-1564
  • Los otros catalanes. Me pregunto qué pensará esa otra mayoría catalana, la conformada por los no independentistas, al escuchar las críticas que se vierten sobre el Gobierno y que tachan a Mariano Rajoy de inmovilista e insensible. Lo digo porque a veces estamos tan obsesionados por escuchar a los que vociferan, por atender las demandas de los que berrean, que nos olvidamos de aquellos otros que, por sabia prudencia, por sentido común, o por amor realista a Cataluña (también por sentirse parte de España), permanecen en silencio, alejados de cualquier algarabía populista, trabajando por el futuro de su comunidad autónoma. Si el Gobierno de la Nación diese pábulo a las demandas ­secesionistas, además de romper los principios básicos de nuestro Estado de derecho y de atentar contra el articulado de nuestra Constitución, estaría priorizando un supuesto "sentimiento popular", frente a otro igual de válido, pero mucho más respetuoso con la legalidad. No es que Rajoy sea "inmovilista", es que somos muchos, muchísimos, mayoría, los españoles de dentro y fuera de Cataluña que le pedimos que no se mueva ni un ápice. Son precisamente estos otros catalanes, los que conocen y respetan las leyes democráticas, los solidarios e igualitarios, los que también saben que cualquier "movimiento" efectivo que pueda hacer el presidente a favor de unas demandas tan demagógicas como desordenadas significaría caer en una trampa de no retorno. ­Además, ninguna de las respuestas parece válida. Se habla de la reforma de la Constitución obviando que el consenso necesario alcanzado en el 78 hoy es impensable. Se menciona un proyecto federal, aludiendo incluso a EEUU, Alemania o Suiza, sin reconocer que España es uno de los países más descentralizados, y que tanto allí, como aquí, deben regir los principios de igualdad y solidaridad entre territorios y personas. Se proponen terceras vías, buscando el paraíso que supone para ciertos dirigentes avariciosos una Agencia Tributaria propia, el absoluto (des)control local, las (discriminatorias) plenas competencias en cultura, lengua y educación, o el (ilegal) estatus de nación para Cataluña. En Cataluña viven más de siete millones y medio de "españoles" y ahora sabemos que en la pasada Diada los asistentes a la ­manifestación soberanista no llegaron a los ochocientos mil (muchos de ellos niños y menores manipulados). Criticar al Gobierno del Estado por su "insensibilidad" es olvidarse de otra mayoría que, pese a su racional y legítimo silencio, también existe. Ante ellos tampoco debemos mostrarnos insensibles. No vaya a ser que algún día se les ocurra romper su silencio, salir todos juntos de sus casas, y demostrar que en las calles de Cataluña, no hay espacio para tanta gente... (El Correo Gallego, 03/08/14). ISSN: 1579-1564
  • Elecciones en Turquía. Mañana Turquía celebrará unas elecciones presidenciales en las que, por primera vez tras la reforma de la Constitución, podrá elegir a su máximo representante institucional por sufragio directo. El prestigioso profesor universitario e historiador Ekmeleddin Ihsanoglu se presenta como el candidato "del cambio" capaz de aunar voluntades y abanderar la paz social e institucional que tanto beneficia a Turquía; lo que le da muchas más posibilidades de destacar en las urnas que a su joven contrincante prokurdo, del Partido Democrático de los Pueblos (HPD), Selahattin Demirtas. Pero el hecho de que el reputado académico haya sido designado tanto por el Partido Republicano del Pueblo (CHP), como por el Partido del Movimiento Nacionalista (MHP), incluso su perfil personal conservador, no parece ser suficiente para conseguir batir al actual primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP), quien durante la campaña ha sabido portar la bandera del progreso económico, del avance en materia de infraestructuras, y de la defensa del país frente a los avatares externos. Esta última idea, la del impacto negativo que la crisis internacional (la recesión europea y la ralentización de EEUU y China) ha tenido sobre el país, que ha frenado sus picos de crecimiento de hasta el 8 % (pero mantiene una media del 5 % en los últimos años), es la que utiliza Erdogan para frenar cualquier crítica al hablar de deuda y déficit energético, así como de falta de ambición en inversión e innovación tecnológica. Sin embargo, el potencial de Turquía sigue siendo ilimitado en materia comercial. Así lo expusimos hace tres años ("¿Es Turquía un referente?", ECG 11/06/2011), y así quedó evidenciado en el Foro Turquía organizado por EL CORREO GALLEGO en junio de 2013. Incluso en 2012 tuvimos la oportunidad de enviar varias columnas desde ese hermoso país a caballo entre tres mares y dos continentes, en las que advertíamos de los beneficios estratégicos y económicos de una futura Turquía asociada a la Unión Europea, cuyo europeísmo, sin embargo, se ha moderado notablemente; y no sólo por las dudas recientes de Angela Merkel, o por las reticencias de Francia heredadas del mandato de Sarkozy. El país con la media de edad más joven de Europa ha superado las revueltas de la plaza Taksim y el parque Gezi, pero observa con recelo el giro autoritario ante la prensa y las redes sociales de un Erdogan que con este nuevo cargo y una posible reforma legal si gana las legislativas de 2015, podría seguir dirigiendo la República hasta el centenario de su creación, en 2023, algo que ya apuntamos aquí hace tres años al reparar en un eslogan que rezaba: "objetivo 2023"... (El Correo Gallego, 09/08/14). ISSN: 1579-1564
  • Intención de voto. Pese a que los sondeos de intención de voto ya han dado más de una sorpresa, como aconteció en las últimas elecciones europeas con la firme irrupción de fuerzas por las que nadie daba un euro, los resultados de las últimas encuestas han hecho saltar las alarmas en los cuarteles generales de las principales formaciones políticas del país. PP, PSOE e IU ven cómo agrupaciones populistas radicales parecen obtener el beneplácito de una ciudadanía que se muestra apática para la reflexión ideológica seria y proclive a subirse al carro de la utopía fácil. Pero lo cierto es que no siempre, ni todos, aplicamos el sentido común a la hora de dirigir nuestros pasos hacia las urnas; lo cual justifica ya no tanto la posible abstención, sino el alto grado de indecisión que suele acompañar a un buen número de españoles hasta el mismo momento de ejercer el derecho al voto. Si a esto añadimos que está demostrado sociológicamente que siempre habrá un 30% de individuos dispuestos a emprender una arriesgada aventura, por muy irracional, insensata y disparatada que ésta sea, pues ya tenemos los ingredientes necesarios para condimentar ese caldo de cultivo que empapa y oscurece el paladar de cualquier fino analista electoral. El PP, pese a caer, aumenta su distancia con el PSOE, lo que no le suaviza ni un ápice los riesgos de perderlo todo por culpa de más que probables convenios y alianzas entre unos y otros. Confía en que la recuperación económica se confirme, el crecimiento siga haciéndose evidente, y las nuevas medidas fiscales relajen la presión sobre el bolsillo de sus votantes. El PSOE, en sus horas más bajas, se adhiere a un volátil y cambiante Pedro Sánchez, que busca en su chistera y nombramientos la magia para resultar una alternativa creíble frente a la oferta del mercado. IU, la que más sufre ante la nueva demagógica populista bolivariana, se muestra ya solícita y dispuesta a colaborar, por miedo a terminar incluso desapareciendo (esto también lo teme el PSOE). Entretanto, unos y otros toman el camino equivocado. Los primeros hablando y publicitando, por tanto, en demasía a los recién llegados. Los segundos, permitiendo que sus intelectuales de cabecera avalen parte de las advenedizas tesis mesiánicas. Todo vale con tal de tratar de debilitar al PP. Y los terceros, apresurándose a dormir con el enemigo, pese a que al encamarse corren el riesgo de perder el espacio electoral que la historia y la reciente crisis le habían ensanchado. Si lo que observamos a diario en la prensa y la televisión se trata de una locura transitoria política y ciudadana, no hay nada que hacer. Esperar y punto. Pero si hablamos de la incapacidad de unos y otros para defender lo propio y acometer, con solvencia, sus pasadas promesas, con los nuevos chavistas que dicen haber llegado para quedarse, ¡aviados vamos!... (El Correo Gallego, 10/08/14). ISSN: 1579-1564
  • La llamada de África. El occidente africano, al que denominamos Sur, tan paupérrimo, olvidado y distante, ha protagonizado las portadas del primer mundo, al que llamamos Norte, para demostrarnos que los efectos positivos y negativos de la globalización y las comunicaciones intercontinentales alcanzan dimensiones impredecibles. Nuestro occidente privilegiado, desarrollado, rico y, supuestamente, autosuficiente, prepotente en todo caso, se muestra temeroso y vulnerable ante a una amenaza en forma de ébola. Es ahora cuando tratamos de poner en funcionamiento nuestra maquinaria investigadora y técnica para combatir un mal que lleva años azotando a nuestros hermanos africanos. Es ahora cuando nos damos cuenta de que vivimos en un mundo demasiado pequeño como para priorizar una parte y condenar al ostracismo la otra. Es ahora cuando vemos que los unos dependemos de los otros para lo bueno, pero también para lo malo. Sólo ahora, cuando el miedo y la amenaza de lo desconocido llaman a nuestras puertas, descubrimos el abandono al que está sometido el continente africano desde dentro y desde fuera. Desde dentro, por culpa de unos mandatarios que no pueden, no saben o no quieren abrirse a un mundo capaz de llevar el progreso y el desarrollo a unas tierras y unas gentes a las que prefieren ver sometidas e incultas para perpetuarse en el poder y disfrutar de los privilegios que le han usurpado a sus propios conciudadanos. Desde fuera, debido a una sociedad avanzada y “civilizada” que sólo mira a África cuando el interés lucrativo y la avaricia explotadora enturbia sus mentes, como queriendo saciar una ambición desmedida. Ambas actitudes constituyen un error de enormes dimensiones en un mundo en el que las fronteras tanto interiores como exteriores se muestran incapaces de detener un mal que nos afecta a todos, llámese ébola, guerra, inmigración, tráfico de seres humanos, terrorismo, o, simplemente, muerte. Por eso es tan importante estar ahí, al lado de nuestros hermanos africanos, ayudándolos a crecer, contribuyendo a su desarrollo con nuestra tecnología y experiencia. Por eso admiro la entrega y el amor incondicional de nuestros sacerdotes, misioneros y ONGs en tierras africanas. Por eso celebro la valentía de empresarios dispuestos a invertir en el desarrollo de un continente tan necesitado de pericia y conocimientos. Y por eso aplaudo esas acciones gubernamentales de asistencia, seguridad y cooperación exterior que se evidenciaron en la reciente Cumbre de la Unión Africana en la que Mariano Rajoy, además de reivindicar la democracia y los derechos humanos, supo mostrar a España como socio para el crecimiento y el renacimiento de África... (El Correo Gallego, 16/08/14). ISSN: 1579-1564
  • Opinión y secesionismo. Colaboro con la radio pública de Aragón desde hace años. Casi siempre en materia de política internacional. Generalmente es el programa matutino Despierta Aragón el que se hace eco de las crisis geoestratégicas, socioeconómicas y políticas que tienen lugar allende nuestras fronteras. La sección relacionada con los conflictos exteriores suele empezar con una serie de preguntas a propósito del país objeto de análisis, para luego pasar a desmenuzar los datos que se tienen sobre el problema y, finalmente, iniciar un debate abierto y plural. Pues bien; esta semana, una vez más, he comprobado que, cuando la política se convierte en protagonista y, especialmente, si lo que acontece fuera puede tener algún eco, similitud o paralelismo con lo que sucede en España, para según qué profesionales resulta harto difícil adoptar la distancia necesaria como para analizar el tema con cierta objetividad, separando lo que es aportar datos, de lo que significa manifestar una opinión. Digo esto porque, tras hablar del proceso de gestación del referéndum escocés, del mayor o menor éxito que auguran los últimos sondeos, y del impacto económico y político que tendría para el país; como digo, tras afrontar todas estas cuestiones desde un punto de vista puramente estadístico, una de nuestras interlocutoras, tertuliana periodista de un diario regional español destinada en Glasgow, no tardó ni cinco segundos en decir que no estaba de acuerdo con los analistas, y que no compartía, en absoluto, nuestra "opinión" sobre el proceso independentista. Es decir, priorizaba (y confundía a la vez), la "opinión" personal, la suya, frente a la "información" previa al debate que plasmaban, desde 2011, las estadísticas, los sondeos al servicio de la prensa británica (la escocesa incluida, por supuesto), o los mismos agentes económicos nacionales e internacionales. Independientemente de que los "datos" de intención de voto aportados desde 2011 tanto por The Times, como por el Scottish Social Attitudes Survey, YouGov, Survation, o el Daily Mail escocés apaleen las ansias secesionistas; aunque la UE no acepte una Escocia independiente; pese a la pérdida de credibilidad y competitividad del país en el exterior; que el propio Royal Bank of ­Scotland amenace con trasladar su sede a Londres; que el 70 % de las exportaciones escocesas recaigan en Reino Unido; que las islas Orcadas y las Shetland (las del petróleo y el gas) amenacen con independizarse de Escocia; la inasumible carga fiscal y económica que supondría para Escocia; o que laboristas, conservadores y liberal-demócratas se nieguen a compartir la libra y crear la "zona esterlina"; independientemente de todo eso, siempre habrá quien piense que una opinión puede tener más peso que los datos que abren un debate... (El Correo Gallego, 17/08/14). ISSN: 1579-1564
  • Crecimiento, petróleo y otras mejoras. Mucho nos gusta hablar de autosuficiencia, de pujanza exterior, de la importancia de hacer oír nuestra voz, de hacer valer nuestro criterio ya no sólo dentro de la UE, sino en todo el contexto internacional. Sin embargo, no solemos darnos cuenta de que para hacernos escuchar, para conseguir la ansiada preeminencia, debemos crear las bases productivas y económicas necesarias. Porque sólo un país que es capaz de demostrar solvencia en estos sectores consigue posicionarse con fundamento en los foros en los que se toman las grandes decisiones que a todos afectan. Por eso es tan importante que se evidencie el crecimiento que ahora constatan los organismos internacionales y las agencias de calificación. Por eso es tan necesario que se confirme la creación de empleo neto que ya muestran las estadísticas. Por eso es tan relevante continuar con las reformas estructurales que blinden la solvencia del país de cara al futuro. Por eso son tan loables los esfuerzos realizados en materia de innovación, internacionalización y emprendimiento. Y por eso resulta tan apremiante controlar la deuda pública y que la propia banca facilite el crédito a las pequeñas y medianas empresas. Porque sólo así, tras el necesario fortalecimiento macroeconómico, conseguiremos una microeconomía pujante y hacer partícipes a las familias de la recuperación. Y sólo así, quizá también, lograremos calmar esas luchas internas que tanto debilitan nuestra imagen en el exterior. En este deseo de crecimiento debemos situar la prioridad energética que emana de las prospecciones petrolíferas en Canarias, que, de resultar exitosas, conseguirían reducir nuestra factura energética (importamos el 73%; el 98% de hidrocarburos, de hasta 20 países diferentes) y ahorrar 30.000 millones de euros; además de revitalizar la industria comercial, técnica, portuaria y de servicios, y generar, con ello, miles de puestos de trabajo en una zona azotada por un paro que el sector turístico no logra mitigar (véanse los esfuerzos realizados este año por EEUU para ser autosuficiente energéticamente). A ello debemos añadir las reformas tributarias anunciadas por el Gobierno de Mariano Rajoy, que beneficiarán a la comunidad canaria, además de a sus ayuntamientos y cabildos; así como el hecho de que servirá para decirles a franceses y estadounidenses (interesados en la zona), que en España sabemos gestionar nuestros recursos; y que deseamos minimizar los riesgos que asumirá Marruecos en la misma zona con sus propias prospecciones. Si California y el Caribe (véase la Alianza Petrocaribe) consiguen combinar turismo, medioambiente y biodiversidad con riqueza, prospección y extracción, ¿por qué nosotros íbamos a ser menos (eso sí, con toda la meticulosidad, la prudencia y la seguridad requerida)? ¿Quizá por un infundado complejo de inferioridad? ¿O por miedo a hacernos algo más fuertes?... (El Correo Gallego, 18/08/14). ISSN: 1579-1564
  • Sangre y sufrimiento. La sangre de la noticia; así titulábamos el pasado noviembre los padecimientos que sufrían a diario periodistas y reporteros de todo el mundo, especialmente en contextos como Siria o Irak. Sufrimiento extremo; así denominábamos un mes más tarde a la realidad que vivían ciudadanos y medios de comunicación en territorio sirio. Hoy ambos términos, sangre y sufrimiento, alcanzan su dimensión más dramática en la figura de James Foley, el camarógrafo estadounidense decapitado a manos del Estado Islámico (EI) en Siria. Un vil y cobarde asesinato que incrementa la luctuosa lista de 44 periodistas muertos en lo que va de año en el mundo, y a la que hay que añadir, como nos recuerdan desde Reporteros sin Fronteras, otros 8 analistas y colaboradores, y 12 internautas informativos, así como 177 comunicadores y 188 gestores de web encarcelados. Un infierno que se recrudece con el tiempo y que no respeta ni a aquellos profesionales freelance al servicio del noble derecho a la información más imparcial. El cruel martirio de este profesor de literatura norteamericana, que veía en el periodismo, como nos recuerda su padre, el medio más eficaz para "arrojar luz en medio de la oscuridad y el sufrimiento que domina las guerras", nos demuestra lo tarde y mal que hemos respondido al conflicto sirio, así como la ligereza con la que hemos osado entrar y pretendido salir de Irak. Con nuestra alevosía y nuestra incapacidad de dar apoyo unificado a quienes demandaban una respuesta coordinada por parte de la comunidad internacional, hemos permitido el auge de un yihadismo más atroz que el de Al Qaeda. Ahora, en vez de buscar estrategias compartidas frente a un peligro común, perdemos el tiempo discutiendo si la diplomacia francesa y española es más eficiente que la británica o la estadounidense (con su firme negativa a pagar rescates por sus ciudadanos rehenes), cuando en verdad sabemos que lo desproporcionado de las cifras exigidas (132 millones de dólares en el caso de Foley) demuestran el deseo de no liberar con vida a un secuestrado con cuya ejecución se desea vengar el comportamiento errático de todo un país. Acierta Obama al calificar el asesinato de Foley como "brutal" y "desgarrador", pero se equivoca cuando afirma que "si alguien hace daño a los americanos, haremos lo que sea necesario para que se haga justicia", en vez de decir que allá donde se violen los derechos humanos (y no sólo en la provincia kurda de Erbil, de interés económico y militar para EE.UU), siempre habrá una hermanada comunidad internacional dispuesta a dar auxilio y protección a quienes lo necesitan. De otro modo, difícilmente podrá moderar, y menos reconducir, a esos 11.000 hombres (y mujeres) llegados de 74 países a Siria e Irak, dispuestos a defender un nuevo califato... (El Correo Gallego, 24/08/14). ISSN: 1579-1564
  • Mis conversaciones con Angela Merkel. En breve descubriremos los temas de conversación entre Mariano Rajoy y Angela Merkel en Santiago. Salvo lo ya trascendido, y lo que podemos presuponer, como la idoneidad de Luis de Guindos para presidir el Eurogrupo o la de Miguel Arias Cañete para ser comisario, la firmeza del Gobierno frente al desafío catalán, la presión inmigratoria o la respuesta europea a las diferentes crisis, poco más se puede decir ahora que no se vaya evidenciar a medida que trascurran los meses, se esclarezcan los cargos que ahora se rifan, y la UE vaya respondiendo a conflictos como el iraquí, el sirio, el ucraniano, el palestino, o el mismo Acuerdo Transatlántico de Comercio e Inversión con EE.UU. Sí puedo, sin embargo, exponer aquí lo que cualquier ciudadano compostelano le diría a la canciller alemana. A la maquinista de la locomotora europea le recordaría que el interés de los inversores extranjeros en la deuda española y la ventajosa caída de los tipos de nuestras letras no surge de la nada, sino de los profundos sacrificios asumidos por los españoles tras las reformas del Ejecutivo de Rajoy para recuperar la solvencia y la confianza en nuestro país. Le pediría que permitiese que el Banco Central Europeo (BCE) siguiese con su política de inyección de liquidez, rebaja de tasas de depósito y reducción de los tipos de interés. Le agradecería las ayudas de la UE para sanear nuestro sistema bancario, y los acuerdos logrados en materia de relajación de déficit. Le advertiría que nuestros esfuerzos reconocidos por los organismos internacionales habrán de ser compensados con un mayor compromiso hacia España, hacia nuestro sector pesquero, naval y energético (tan discriminados e injustamente tratados), y hacia nuestro ámbito agroalimentario (tan dañado por el veto ruso). No en vano, somos ahora nosotros los que dinamizamos la economía europea. Quienes tiramos de la industria incluso automovilística alemana, y los que compramos su tecnología. Por eso, le pediría que igual de inflexible que fue con España, lo fuese ahora con Francia e Italia a la hora de exigir las reformas de sus estancadas economías. Le advertiría que ni nuestras cifras de crecimiento, ni la reforma laboral, ni la pujanza de nuestro sector turístico son suficientes para acabar con el desempleo, razón por la que le solicitaría que presionase desde Berlín, pero también en Fráncfort y Bruselas, para redoblar esfuerzos e inversión destinada a la inserción laboral de nuestros jóvenes, que son eficientes y están bien preparados, como ella misma puede comprobar en nuestros emigrados a sus empresas y negocios. Le invitaría a apostar por una Europa equilibrada en productividad y competitividad. Una Europa a una sola velocidad; pues, como esta crisis demostrará, si a la periferia le va mal, al resto de los socios del centro y norte, más tarde o más temprano, les irá igual, o peor... (El Correo Gallego, 25/08/14). ISSN: 1579-1564
  • Perfiles opuestos. Dos franceses han acumulado estos días las portadas de buena parte de los diarios e informativos: Arnaud Montebourg, exministro de Economía y la Recuperación Industrial, y Emmanuel Macron, nuevo responsable de la misma cartera. Ambos son criticados desde dentro y desde fuera de su propio partido. Al primero se le achaca su falta de realismo, su carencia de propuestas válidas frente a la austeridad y sus rancias premisas antiglobalización. Al segundo se le reprocha su carrera en la banca privada, su sintonía con el ámbito empresarial, su talante neoliberal e incluso, como experto en finanzas, su formación elitista en la Escuela Nacional de la Administración. El primero pedía calma en el cumplimiento de las obligaciones fiscales contraídas por el país, moderación de hasta 15.000 millones de euros en los recortes anunciados por el primer ministro Manuel Valls, reducción drástica de impuestos, patriotismo económico basado incluso en el consumo y la priorización del producto propio frente al importado, y dureza frente a la CE, el BCE y las medidas auspiciadas desde Berlín. El segundo apuesta por devolver la solvencia a Francia, reforzar el diálogo con la Eurozona, mostrar una imagen ejemplarizante en el cumplimiento del objetivo de déficit, afianzar las relaciones entre Estado y empresa, y premiar los esfuerzos destinados a combatir el paro. Así las cosas, todo hace pensar que el primero, Arnaud Montebourg, está más preparado para gestionar la economía francesa en época de bonanza; mientras que el segundo, Emmanuel Macron, semeja más idóneo para enfrentarse a las duras exigencias del momento actual. Por eso entiendo y considero coherente tanto la huida y renuncia de uno, el que trata de competir con los postulados más comunistas, como la valentía y el arrojo del otro, el que busca en el centro y en postulados incluso neoliberales la vuelta al crecimiento. Nada que no estén haciendo, o hayan hecho ya, otros vecinos europeos (Alemania incluida). Aun así, no le resultará fácil al joven de la región norteña de la Picardía (vecina de la Alta Normandía de la que es originario el presidente Hollande), acometer su nueva responsabilidad con libertad de movimientos. Especialmente teniendo en cuenta una presión social que, alentada por los movimientos radicales del país, sobre todo el Frente Nacional de Marine Le Pen, amenaza con desestabilizar todavía más la maltrecha situación gala. Con todo, el presidente podrá respirar tranquilo al menos unos meses, el tiempo en que se vaya olvidando de los insultos de "mentiroso" y "fracasado" que, no sólo como político, sino también a nivel personal, parece que le propina su exministro Montebourg, en un libro que publicará en pocos días. Sospechosa coincidencia... (El Correo Gallego, 30/08/14). ISSN: 1579-1564
  • Prejuicios raciales. Hace justo un año, el pasado 31 de agosto, publicábamos aquí un artículo que se hacía eco de la conmemoración del 50 aniversario de la Marcha sobre Washington acontecida un 28 de agosto de 1963 y que sería decisiva para elevar a Martin Luther King "a los altares de la lucha contra la discriminación racial y la defensa de los derechos civiles". Pues bien, aquella columna recobra estos días plena actualidad, pues además de dar cuenta de los discursos de Obama, Clinton y Carter respecto a la igualdad y la no discriminación, así como de los avances legales acometidos por EEUU a lo largo de los años, también advertía que el "sueño" de King estaba lejos de haberse realizado. En "El sueño de M. L. King" (ECG, 31/08/2013), informábamos de la perenne brecha social y laboral entre blancos y negros en un país en el que "el paro de los segundos duplica al de los primeros", en el que la renta media de una familia afroamericana es casi 20.000 dólares inferior al de las familias blancas (ganan un 40 % menos), o en el que los seguros médicos cubren al 59 % de los negros frente al 85 % de los blancos. Como nota sociológica, recordábamos que el 72 % de los afroamericanos nacen hoy fuera del matrimonio, frente al 29 % de los blancos. Finalmente, acudíamos a los penales y al corredor de la muerte, donde las diferencias se disparan todavía más. Es más, asegurábamos hace un año que, pese a que cada vez son más los afroamericanos que acceden a la educación superior (38 %), los títulos universitarios se siguen inclinando hacia los blancos, con más de un 13 % de diferencia. Así las cosas, no es de extrañar que cuando surgen incidentes como los acontecidos en Ferguson (St. Louis, Missouri) el pasado 9 de agosto, con el abatimiento de un joven afroamericano, Michael Brown, a manos de un policía blanco, Darren Wilson, la indignación que hemos podido ver hasta esta misma semana se extienda como la pólvora por todo un país en el que persiste la discriminación por raza, religión y nacionalidad. Las perspectivas de futuro no son halagüeñas. Y las oportunidades que abría Obama como primer presidente de color y Nobel de la Paz parecen haberse evaporado. Quizá la clave esté en la incapacidad de los políticos y de la sociedad en general para hablar de desconfianza entre blancos y negros; de esos prejuicios raciales que generan la ira de los negros y refuerzan la supremacía blanca. Desde luego, las acciones realizadas esta semana por la policía de todo el país para "promover lazos de confianza" con las comunidades negras no parece ser suficiente ni siquiera para frenar la demanda interpuesta este viernes contra la Policía de Ferguson por sus constantes muestras de brutalidad y sus arrestos ilegales en un contexto de mayoría negra, controlado por los blancos... (El Correo Gallego, 31/08/14). ISSN: 1579-1564
  • Pragmatismo frente a populismo galo. El socialismo francés nos muestra la dificultad que supone enfrentarse con solvencia a un momento de grave crisis económica. Desde mediados de 2012, momento en que el presidente Hollande asumió el control del Gobierno galo, el de la Alta Normandía ha tenido que enfrentarse a una dura decisión: bien ser coherente con los principios y promesas de crecimiento exento de sacrificios que lo habían aupado al poder, bien asumir la dura realidad que también a Francia le tocaba vivir, hasta reconocer que sin austeridad y notables sacrificios, difícilmente se podría sostener el ritmo de vida de una sociedad viciada desde hacía décadas. Ha tenido que elegir entre populismo y pragmatismo, entre gozar del visto bueno y el beneplácito de sus vecinos y votantes, u optar por acometer las reformas necesarias para dotar al país de un sólido plan de futuro. A juzgar por las cuatro remodelaciones de su Ejecutivo realizadas hasta la fecha, todo indica que es por esta segunda opción por la que ha decidido apostar el mandatario francés. Creo que acierta; y que, a la larga, si la Asamblea Nacional le deja, será recordado como un presidente que antepuso el futuro de su país a los incómodos sondeos de imagen e intención de voto. Pero el camino para recuperar la maltrecha economía francesa es largo y está lleno de baches. Está socavado porque Hollande ya sabe lo que es recibir las críticas y los insultos más duros desde dentro de su propio partido. Y es largo porque no parece fácil acometer en un par de años las reformas que le permitan a Francia cumplir con el pacto fiscal que la Eurozona y el propio Tribunal de Cuentas le exigen. Ni siquiera ese duro plan a tres años de recortes por 50.000 millones de euros parece suficiente. Y se habla ya de moderación presupuestaria, férreo control del gasto, incluso social (con ayudas, eso sí, a las rentas más bajas que también aviven el consumo), y austeridad administrativa, además de ese Pacto de Responsabilidad con el ámbito empresarial basado en rebajas fiscales a cambio de estímulo a la contratación. Para ello ha tenido que rebuscar en las filas del socialismo hasta encontrar un grupo de fieles a su figura e ideario, como pudimos apuntar aquí este sábado (Perfiles opuestos, ECG 30/08/2014). Cualquier otra actitud hubiese sido temeraria, habría significado nadar a contracorriente, y, lo que es peor, debilitar el prestigio del país y anular la voluntad y la confianza de unos inversores extranjeros que ya no se la juegan. Mucho menos existiendo contextos geográficos y económicos más apetecibles en los que gastar las perras acumuladas en épocas de bonanza. Si hay que acudir a fórmulas de crecimiento más próximas a los postulados neoliberales y conservadores, bienvenidas sean. Lo prioritario es asegurar el crédito y el futuro del país. Además, si a Francia le va bien, nosotros lo notaremos... (El Correo Gallego, 01/09/14). ISSN: 1579-1564
  • Desfalco en Gibraltar. Mira que somos buenos. Me refiero al escamoteo realizado a nuestras arcas por parte de ese complejo sistema de sociedades y de ese especial régimen fiscal gibraltareño que resulta más que lesivo para los intereses financieros tanto españoles como de toda la UE. Ahora que la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF) ha confirmado presuntos delitos de contrabando de tabaco (casi 3.000 infracciones en poco más de cinco meses) y blanqueo de capitales en Gibraltar, ahora que la propia Audiencia Nacional ha abierto diligencias judiciales, ahora que vemos que los controles de la Verja estaban y están más que justificados, no sólo no sacamos pecho sino que, guiados por la sensatez que a la mayoría de los españoles caracteriza, nos mostramos dispuestos a instalar un Sistema Inteligente para el Transporte (ITS), un Control Automático de Fronteras (ABC), optimizar el denominado carril rojo y ejecutar obras de mejora para perfeccionar el tráfico de mercancías, personas y vehículos. La inversión asciende a varios millones de euros, y contará con la financiación de la UE para su ejecución. Aunque, visto el desfalco que supone para la UE y los, al menos, 1.200 millones de euros que deja de recaudar anualmente Hacienda (10.000 millones en toda la UE según el Foro Europa Ciudadana), el esfuerzo anunciado hace unos días por Íñigo Méndez de Vigo, secretario de Estado para la UE, merece mucho la pena. Como para quejarse de que nuestra Armada y Guardia Civil patrullen esas aguas. Es más, hasta hemos podido ver esta semana cómo el Gobierno británico ha decidido poner coto a esta opacidad fiscal. Una nueva ley, la Gambling Act exigirá a las empresas de juego ubicadas en Gibraltar (las suyas incluidas) tributar por el 15% de sus beneficios, terminando así con el goloso 1% que disfrutaban hasta ahora. Pero lo más curioso de todo ello es que el equipo de Fabian Picardo no está dispuesto a aceptar las nuevas normas de Londres, y amenaza con recurrir la decisión adoptada en Reino Unido apelando incluso a los principios de libre circulación que enarbola el Tratado de la Unión. Inconcebible. El paraíso fiscal del juego por internet, del dinero blanqueado, del contrabando y de los riesgos del trasiego fácil de las cargas de petróleo, tratando de convertirse en adalid de la legalidad y las normas transnacionales. O el mundo se ha vuelto loco, o la prepotencia más desvergonzada se ha hecho ya reina de la escena. Es ahora cuando se hacen evidentes los desatinos ocasionados por la inocencia y los excesos de confianza de Zapatero y Moratinos; y también cuando el mundo reconoce, Londres incluido, que acierta José Manuel García-Margallo cuando dice que el control sobre el Peñón y su Verja ha pasado de ser una opción, a una verdadera obligación... (El Correo Gallego, 06/09/14). ISSN: 1579-1564
  • Puerto Rico es España. Resulta llamativo que, coincidiendo con el proceso secesionista enarbolado por una parte de la sociedad catalana y en un momento en el que el patriotismo brilla por su ausencia, como podemos ver en ciertas partes de España a la hora de reivindicar nuestra soberanía sobre Gibraltar, surja al otro lado del Atlántico un Movimiento de Reunificación con España (MRE) que aspira a obtener el reconocimiento de Puerto Rico como una comunidad autónoma más de nuestro país. La última vez que visité esta hermosa isla fue en 2008. Desde entonces muchas cosas han cambiado. Aunque no todas. Mis colegas de su Universidad pública nos confirman que la sociedad sigue dividida y quizá temerosa. Dividida entre quienes todavía aspiran a ser el Estado 51 de EEUU y aquellos que se conforman con seguir siendo un mejorado Estado Libre Asociado (desde 1952) de la gran potencia, que, sin embargo, semeja más una colonia que cualquier otra cosa, dado que, pese a su nacionalidad estadounidense (desde 1917), siguen sin tener capacidad para gestionar a nivel internacional su economía, y sufren una presencia sin voto y meramente representativa en el Congreso de EE.UU. También el referéndum no vinculante celebrado a finales de 2012 constató que la opción independentista (5%) daba cierto miedo, quizá por temor a perder el amparo económico de más de 5.000 millones de dólares, además de otras ayudas cuantificables, por parte del Gobierno estadounidense. En medio de esta situación de inmovilismo, el denominado Movimiento de Reunificación con España (MRE), liderado por José Nieves, y con numerosos apoyos recibidos desde nuestro país a través de las redes sociales, se propone dar un giro de tuerca, y reclama ya no sólo su ascendencia española (estuvo bajo control español durante 400 años hasta aquel fatídico Tratado de París de 1898 que nos obligó a cederle la isla a EE.UU), sino que saben que con la Carta Autonómica otorgada por España en 1897 gozaban de mayor autonomía que ahora. Es más, están dispuestos a acogerse al Euro e incluso a convertirse en un apetecible puerto de entrada de España y la UE en América. Lo cierto es que la población taína, además de con africanos, se nutrió en gran medida de nuestros antepasados catalanes y, sobre todo, canarios. De ahí el proteccionismo que los puertorriqueños, católicos ellos, han mostrado siempre con la lengua española. Veremos cómo responde nuestro cónsul en San Juan, Tomás Rodríguez Pantoja, y el propio Ejecutivo de Mariano Rajoy ante este nuevo reto de nacionalidad y pertenencia. Porque la Ley de Memoria Histórica y el propio Tratado de París, que nuestros hermanos están dispuestos a denunciar ante el Tribunal de La Haya, no parecen ser suficientes... (El Correo Gallego, 07/09/14). ISSN: 1579-1564
  • Degradar y destruir. Apenas unas horas antes de la conmemoración de los atentados del 11 de septiembre de 2001 y en horario de máxima audiencia, Barack Obama reveló a sus compatriotas y al mundo su plan para "degradar" y en última instancia "destruir" al Estado Islámico (EI), al que considera una formación terrorista. Su discurso se puede dividir en cinco partes. Una introducción a la situación de EE.UU frente a la amenaza terrorista, que incluye una valiente definición del EI, una exposición de las amenazas y las acciones acometidas hasta la fecha, la descripción en cuatro piezas de su plan para acabar con el Ejército Islámico en Irak y Siria, una invocación a la unidad nacional e internacional y, finalmente, una laudatio de EE.UU, de los valores que representa, y del papel de la nación en el mundo. Sus asesores le habían advertido sobre la necesidad de usar con cautela términos y expresiones. Y un buen ramillete de expertos en política internacional y acción exterior, con quienes habló y se reunió los días e incluso las horas previas tanto a su encuentro con los líderes del Congreso, como al momento de pronunciar el discurso, le dieron la confianza suficiente como para tratar de disimular el cúmulo de incertidumbres a la hora de enfrentarse y conocer al enemigo yihadista. El tono subió en intensidad con respecto a sus palabras del viernes pasado durante la cumbre de la OTAN celebrada en Gales. Ya no se trata de "degradar y derrotar", sino de "degradar y destruir" al EI, quizá sabedor, como es, de que hay registros de su existencia en paralelo y al margen de Al Qaeda desde hace más de una década, de que el germen de apego al EI se extiende por Europa y Norteamérica, y de que el marco temporal para derrotarlo (como ocurre en Yemen y Somalia con otros grupos afines del integrismo islámico, por mucho que el mandatario invoque sus éxitos allí), trascenderá su propio mandato al frente de La Casa Blanca. El presidente Obama también corrigió con su discurso el desafío unilateral frente a quien atente "contra los intereses estadounidenses" que denunciamos aquí hace algunas semanas ("Sangre y sufrimiento", ECG 24/08/2014). Además de implicar, como hizo en Gales, a la Alianza Atlántica, y a los países árabes y de influencia islámica de la zona (el jueves John Kerry anunció en Jeddah la cesión de su territorio por parte de Arabia Saudí como campo de acopio y entrenamiento militar, así como la colaboración de Kuwait, Qatar, Bahréin, Emiratos Árabes Unidos, Omán, Irak, Egipto, Jordania, Líbano y Turquía - este último con matices), Obama hizo extensiva su invitación "a otras naciones en nombre de nuestra seguridad y humanidad común"; una exhortación a la comunidad internacional que reiterará en el próximo Consejo de Seguridad de la ONU... (El Correo Gallego, 13/09/14). ISSN: 1579-1564
  • La misma Escocia. El juevez los escoceses decidirán su futuro. Al día siguiente, una declaración oficial nos revelará los resultados. Éstos influirán en las elecciones generales de mayo, así como en el destino de Alex Salmond y del propio David Cameron. En caso de ganar el Sí, no será hasta bien entrado 2016, el 24 de marzo, cuando Escocia declararía su Independencia, previo paso para constituir su nuevo Parlamento y aprobar, quizá en mayo de ese mismo año, la Constitución que han estado preparando estos meses. Ése es el calendario oficial que los medios internacionales han difundido durante estas semanas de incertidumbre. El mundo mira hacia este hermoso país de Reino Unido con la esperanza de entender las ansiedades de esos 30 territorios que, sólo en Europa, aspiran a dirigir su propio destino, al margen del Estado del que forman parte ("El secesionismo como derrota global", ECG 31/03/2014). Pero las conclusiones sólo serán relativas, pues la casuística es dispar, y las coincidencias meramente anecdóticas. Allí se permitió la consulta porque así lo decidieron dos Estados que gozaban de la titularidad sobre su soberanía, porque no existía un marco constitucional que, como en España, lo prohíbe y sanciona (artículos 2 y 155 de nuestra CE), y quizá también porque siempre se asumió que el referéndum tiraría por tierra y para siempre cualquier aspiración secesionista auspiciada desde Edimburgo. Así lo constataban las encuestas hasta hace poco. Los últimos sondeos resultan más contradictorios, y han generado euforias encontradas que bien poco contribuyen a apaciguar el ambiente. El miedo a posicionarse y la radicalización de la campaña tampoco ayudan. Yo confío en que el sentido común se imponga, ya no sólo por las dificultades de una Escocia independiente ("Opinión y secesionismo", ECG 17/08/2014), sino porque los ciudadanos que se sienten tan británicos como escoceses son mayoría. Dicen que ahora conservadores, laboristas y liberal-demócratas prometen más poder y mayores transferencias para Escocia, pero esto no es nuevo. El Partido Nacional Escocés (SNP) se hizo con el Gobierno gracias a esas demandas ("La resaca del escocés", ECG 23/05/2011). Dicen que estos días Cameron, Miliband y Clegg apelan a los sentimientos como último recurso. Pero esto tampoco es nuevo, y el "Mejor Juntos" lleva meses invocando al corazón ("Escoceses, quedaos", ECG 23/02/2014). Pese a esa minoría que preferiría otro país (algunos incluso una República), los condes de Strathearn, provincia histórica y hermoso valle de Escocia, Kate Middleton y Guillermo de Cambridge, serán testigos de una Escocia con quizá mayor autonomía, pero que seguirá siendo la misma que hoy admiramos... (El Correo Gallego, 14/09/14). ISSN: 1579-1564
  • El 'seny' escocés. Muestra de gran cordura, buen juicio y mayor prudencia, y de ese sentido práctico, cabal y eficiente de la vida que caracteriza al sentido común. Así definimos hace un año aquí ese 'seny' que invoca la mayoría silenciosa catalana frente a una 'rauxa' que, como decíamos, no es más que un imprudente e irracional ataque de entusiasmo que, mal llevado, puede desembocar en una rabiosa locura ("La 'rauxa' frente al 'seny' en Cataluña", ECG 30/09/2013). Pues bien, en Escocia, como habíamos anunciado tantas veces y augurado el domingo pasado, el 'seny' se ha impuesto, pese a ese caro y abusivo entramado panfletario montado por los dirigentes nacionalistas escoceses con el dinero de todos, también el de aquellos que imploraban el No desde el silencio. El habitual control de las redes sociales de las fuerzas independentistas, la usurpación de los espacios públicos y el monopolio de los canales de información y comunicación locales no fueron suficientes para motivar el deseo de segregación en una mayoría de escoceses que, quizá amedrentados por la vehemencia del griterío y sus desnortadas reivindicaciones identitarias, prefirieron ocultar, hasta el último minuto, los designios de su corazón. Porque sí, también los que apostaban por permanecer unidos a Reino Unido apelaban al sentimiento, pero al sentimiento de unidad, al de cooperación y colaboración mutua. Algunos dirán que votaron con el cerebro, con el bolsillo, por Europa o por más de trescientos años de historia común. Pero yo creo que lo hicieron con el lado más afable del corazón. Algunos lo hicieron por sus hijos y familiares, ésos distribuidos por todo un Reino Unido conciliador e integrador. Otros lo hicieron por su futuro, por sus estudios, por las posibilidades que ofrece un gran país; las mismas que no ven quienes apostaron por el Sí a la independencia. El Edimburgo cosmopolita e internacional y el Aberdeen integrado por británicos de uno y otro lado apostaron por la unidad. La magna, pero no por ello más abierta, Glasgow, prefirió abanderar la desunión. Parece ser verdad que eso del nacionalismo se cura subiendo las persianas, conociendo y cooperando. Menos los líderes del Partido Nacional Escocés (SNP), a los que se les ha quedado cara de eso que primero Marx y luego Lenin denominaron "tontos útiles", todos han salido ganando. Gana Escocia (y por extensión Irlanda del Norte, Gales e Inglaterra) por las nuevas transferencias y poderes prometidos. Gana David Cameron, pues su nombre no pasará a la historia como el 'Premier' que no pudo evitar la desintegración británica. Y ganan, y mucho, los laboristas, que no pierden esos 41 escaños por Escocia que tanto necesitan para ganar las elecciones. Aun así, esto no quedará aquí. Algunos confabularán para que la historia se repita... (El Correo Gallego, 20/09/14). ISSN: 1579-1564
  • La risa de Renzi. Al socialista Matteo Renzi le da la risa cuando le señalan a España como referente sobre el que inspirarse para enderezar la maltrecha economía italiana. Reconoce su aprecio y respeto por Mariano Rajoy. Y también dice estimar a España. Pero cuando le ponen a nuestro país como modelo a imitar, manifiesta sentirse preocupado. He hablado con varios colegas italianos para que me ayudasen a interpretar las palabras de su Primer Ministro, pero las respuestas de los académicos resultan contradictorias. Por eso, conociendo al peculiar personaje y su fulgurante trayectoria ("La ambición de Matteo Renzi", ECG 22/02/2014), he decidido hacer yo mismo un ejercicio de hermenéutica política. Quizá le dé la risa a Renzi al comprobar, ya no sólo mirando a España, sino a la propia Francia socialista de su amigo Manuel Valls, que las promesas inviables, por utópicas, condenan al inmovilismo en que está sumida Italia desde hace tiempo. Quizá le preocupe reconocer que las profundas reformas y los duros ajustes realizados en nuestro país han conseguido que España sea ya denominada por nuestros colegas europeos "la nueva Alemania", ésa a la que tanto admira, por cierto, el florentino, y a la que dice querer emular. Quizá le dé la risa al asumir que, a lo mejor por ser de letras, se equivocó cuando pidió cien días para renovar el país, cuando en verdad, como ahora comprobamos y él mismo solicita, eran mil, y no cien, las jornadas que necesitaba para enderezar un árbol demasiado encorvado por la recesión. Quizá le desconcierte ver que mientras nuestra deuda se mantiene elevada, la suya desafía ya el 133% del PIB; que mientras nuestro desbocado paro disminuye, el suyo sigue en aumento; y que las reformas laborales y de contención salarial, razonablemente aplicadas, no siempre son reprobables, si con ellas conseguimos aumentar la competitividad, crear empleo neto y generar confianza en los inversores y empresarios a la hora de jugarse los cuartos y, la mayoría de las veces, el patrimonio personal y familiar. Quizá le dé la risa al ver cómo su país, con la complicidad de Francia, es capaz de frenar la recuperación de la UE; o al constatar que su debilidad económica lastra y ralentiza nuestras exportaciones. En definitiva, quizá se preocupe Renzi porque, pese a que a los españoles nos gusta la bella Italia y sentimos un gran afecto por los italianos, somos ahora nosotros los que no queremos políticos como ellos, no queremos parecernos a ellos, y huimos del tipo de gestión que realizan como de la peste. Ojalá no tenga que adelantar las elecciones a 2015, como insinuó el martes, y ese "desguace" que promete de los sindicatos y esas reformas judiciales, electorales y políticas que anunció en las Cámaras den sus frutos, aunque para ello tengamos que esperar tres años... (El Correo Gallego, 21/09/14). ISSN: 1579-1564
  • Brillantes credenciales. Nuestro monarca, el rey don Felipe VI, presentó de manera brillante sus credenciales ante la ONU. Su discurso en la Asamblea General, sin duda, constituyó un magnífico rito de paso personal, y una nueva y extraordinaria puesta de largo de nuestra querida España ante la comunidad internacional. Sus palabras fueron tan elocuentes como medidas, y su disertación, que difundió amablemente el departamento de Comunicación de la Casa del Rey previo al inicio de su exposición, tocó los puntos cardinales de nuestra evolución histórica y de los numerosos compromisos adquiridos desde hace tiempo en el contexto exterior. Tras una primera parte en la que Felipe VI presentó los valores que representa España, como su "vocación universal", su carácter renovador, su equilibrada diversidad cultural y su afán reconciliador, el Rey centró su alocución diplomática en resaltar la ideal posición geoestratégica y económica de un país avalado por el poder de su idioma, por su defensa de un "desarrollo global y sostenible", y por su capacidad integradora en torno a la UE, la Comunidad Iberoamericana, los países bañados por el Mediterráneo, Oriente Medio y el mundo Árabe; todo lo cual le aporta ese aventajado perfil de "encrucijada de continentes, mares y civilizaciones" que lo caracteriza. La tercera parte del discurso (leído en cuarto lugar tras el de Brasil, EE.UU y Uganda, país organizador) tuvo un componente tan humano como político. Nuestro Jefe de Estado aprovechó la versión del Guernica que adorna la entrada a la Sala del Consejo de Seguridad para denunciar los efectos perversos que ocasionan los conflictos sobre los más vulnerables: los niños, los enfermos, las mujeres, las familias y los profesionales de la comunicación. En su defensa de nuestra candidatura para ocupar un puesto no permanente en el Consejo de Seguridad para el bienio 2015-2016 (España compite con Turquía y Nueva Zelanda para ocupar uno de los dos puestos de nuestro grupo regional), recordó el Monarca el compromiso humanitario y en favor de la Paz de nuestras Fuerzas Armadas durante los últimos 25 años, así como el tradicional esfuerzo de cooperación económica desarrollado por nuestro país (mucho más limitado, como es lógico, desde el inicio de la crisis). Remató su aplaudido discurso Felipe VI con un guiño a la vecina África, y con una especial mención a la figura de su padre, el rey don Juan Carlos, quien, recordemos, intervino con notable éxito ante Naciones Unidas en 1986, 1991 y 2005, y que, como pudimos señalar aquí (La herencia del Rey, ECG 08/06/2014), estrechó lazos con 102 países de los cinco continentes. Sus últimas palabras sirvieron para hacer un llamamiento a la unidad "para defender con firmeza la dignidad de todo ser humano". En definitiva, todo un éxito... (El Correo Gallego, 27/09/14). ISSN: 1579-1564
  • China lo merece. Ha merecido la pena el trabajo realizado estos dos últimos años para aproximarnos al gigante asiático. Una labor ahora recompensada con el visto bueno al viaje oficial del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a la Ciudad Prohibida. China lo vale. Hasta la Audiencia Nacional, como muchos le pedíamos, tuvo que recular con el asunto del Tíbet gracias a repensar eso de la Justicia Universal. Ya saben, "agua que no has de beber...". Todo el esfuerzo que podamos realizar durante el próximo lustro (21.000 millones de euros de relación comercial se me antojan escasos) será poco para seducir a esa segunda economía mundial a la que, desde hace una década, quizá más, todas las grandes potencias se han querido aproximar con pocos miedos y menos reproches. Porque una cosa es la diplomacia, la política internacional y las tensiones estratégicas surgidas de las revueltas civiles y militares, y otra muy distinta es ser astutos como para saber que, hoy por hoy, no hay mejor forma de abrillantar nuestra balanza comercial y asegurar el futuro de nuestros productos e industrias, que siendo recibido con honores en la Plaza de Tiananmen. Un socio, por cierto, ya reconocido como "vecino global", que extiende sus redes de influencia inversora, financiera y comercial a tal velocidad y con tanta eficacia que es casi imposible toparse con una región en el globo, ya sea ésta consolidada o en proceso de expansión, adonde no haya llegado ya una magna China que, como invitado privilegiado, recuerda que la Gran Muralla es Patrimonio de la Humanidad (su último gran esfuerzo: la propia India). ¡Ay de aquellos que no consigan traspasar la Puerta de la Paz Celestial! Con Shanghái como epicentro económico, China sigue siendo la gran exportadora mundial; posición reconocida por la mayoría de las potencias occidentales (España incluida). Pero ahora el proceso ambicionado va en dirección contraria. Ahora somos nosotros los que ansiamos abrir nuevas vías de exportación hacia Oriente. Ya no tanto por compensar aquello que importamos con la bandera roja de las cinco estrellas (cuatro veces más de lo que les vendemos), sino porque sabemos que su apuesta por cualquier producto nacional, ya sea éste tecnológico, textil o agroalimentario, supondría tal pelotazo que, de generalizarse allí, podría hacer eclosionar los mismos resortes de las arcas del Estado (de momento, los más de 3.000 millones que generará el viaje de Rajoy no son poca cosa). Bienvenidos, pues, los fondos chinos. Bienvenida su apuesta por nuestro sector inmobiliario. Y bienvenidos aquellos nacionalizados con capacidad para hacerse aquí con un inmueble que supere los 300.000 euros. Si las universidades más prestigiosas del mundo se abren a Asia, sólo faltaría que nuestros empresarios mirasen, desorientados, hacia otra parte... (El Correo Gallego, 28/09/14). ISSN: 1579-1564
  • Un Renzi desacreditado. Alguno habrá que piense que estoy obsesionado con el florentino. Incluso con ese país al que tanto me gusta viajar. Pero es que los medios italianos me lo ponen en bandeja. Y no me refiero a que parezca que el Primer Ministro italiano esté todo el día de cachondeo, o a que incluso aproveche reuniones de la solemnidad de una Asamblea General de Naciones Unidas para andar de chistes y cotilleos entre las bancadas, sino a la desconfianza que ha generado ya en una parte importante de la sociedad italiana. Si hace ocho meses les advertía aquí de la peligrosa "ambición de Matteo Renzi", y más recientemente de que "la risa de Renzi" quizá escondía su frustración por no poder cumplir lo prometido, y necesitar al menos mil días (y no cien, como había dicho) para salvar a Italia del abismo, últimamente la propia prensa italiana viene a confirmar mis peores augurios, ensañándose duramente con el joven líder (cuando uno ronda los 40 sigue siendo joven, ¿no? Quizá habría que preguntárselo a Pedro Sánchez, que tiene 42, o a Diederik Samson, de 43, con los que posaba en la famosa foto al estilo Il Divo - con los que comparten edad - junto a Manuel Valls y Achim Post). Desde el liberal Corriere della Sera, al izquierdista La Repubblica, pasando por Il Sole 24 Ore, son muchas las publicaciones italianas de peso que comparten una notable desconfianza hacia el modo de ser y actuar de Renzi (de la Conferencia Episcopal Italiana, los sindicatos, la patronal y los popes de su propio partido, el Partido Democrático, mejor ni hablamos). Incluso el Financial Times advierte de los riesgos de la actual gestión italiana. Pese a que el ex alcalde de Florencia se autodefine como "beatíficamente ingenuo" y como un simple "boy scout", son muchos los que critican su "excesivo autoritarismo", su "charlatanería", o su "falta de experiencia laboral". Y si Eugenio Scalfari sorprende desde la portada del diario La Repubblica hablando de un "personaje que nos gobierna" que no es más que una "oscura seducción" cuyas ideas y apoyos "empiezan a evaporarse", más duro es el director del Corriere della Sera, Ferruccio de Bortoli, quien habla desde su propio Editorial del "ego excesivo" de Renzi, de su "personalidad hipertrófica", de sus "profundas lagunas", de la "debilidad de sus ideas", y de la "superficialidad de sus eslóganes". Yo opino que tanta presión no es buena para el regidor italiano, que aunque nunca podrá defraudar a sus electores (su puesto no ha sido avalado por las urnas), quizá aspire a aguantar un poco más antes de tirar la toalla para alegría de muchos y lamento de pocos. Me pregunto qué estará pensando el resignado presidente de la República, don Giorgio Napolitano. ¿Quizá en el napolitano Ignazio Visco y en el romano Mario Draghi como sus respectivos sucesores?... (El Correo Gallego, 04/10/14). ISSN: 1579-1564
  • De India a Marte. A mi regreso de India, hace año y medio, se lo adelanté con humor a unos amigos, que hoy me lo recuerdan. Ya lo habrán oído. India no se achica, y se codea con los gigantes. Si hasta ahora sabíamos que destacaba en el terreno económico entre los emergentes, los denominados BRICS, que también incluyen a Rusia, China, Sudáfrica e incluso, pese a los últimos avatares, a Brasil, ahora también lo hace en el ámbito de la alta tecnología. Desafía a los más grandes plantando una misión en Marte. Y encima lo ha hecho al estilo low cost; con un gasto casi diez veces menor que el realizado por sus más directos competidores. La broma de mandar un cacharro a la órbita del planeta rojo ronda los 600 millones de euros, lo cual resulta obsceno si tenemos en cuenta que "la cuarta en concordia" lo logró por apenas 60 milloncejos. Digo "cuarta", porque el viaje ya lo han hecho antes EE.UU, la Rusia soviética y nuestra Agencia Espacial Europea. Y digo "en concordia", porque no sólo colabora con la NASA, sino que ayuda a terceros a poner en órbita esos satélites que tanto nos gusta dibujar con nuestros hijos. Pero bueno, sabiendo que en 2008 ya había viajado a la Luna, era sólo cuestión de tiempo que se pusiese a buscar vida en Marte. En unos meses promete plantar allí una misión tripulada. Y lo hará como nos gusta: de manera bonita, buena y barata. De ahí el interés de Obama por el primer ministro Narendra Modi, a quien recibió esta semana con los brazos abiertos y con quien incluso firmó un artículo. Y más sabiendo que en EE.UU el 73% de los inmigrantes de India logran finalizar sus estudios superiores (por no hablar de másteres y doctorados). Todo un ejemplo para ese 70% de estadounidenses que aún hoy no lo consiguen. Con tanta hambre de conocimiento, como para no tocar "el cielo". O como para sorprenderse del paseíllo que le hicieron al nacionalista hindú en el Madison Square Garden de Nueva York. El mismo que hace nueve años era repudiado por Washington, hoy es su "mejor amigo" (sin despreciar al País del Sol Naciente, claro). No en vano, Japón e India son sus aliados para contrarrestar el poderío chino en el Continente asiático. Hasta parece la revancha por ese buen rollo que mostró el presidente chino con Modi en Nueva Delhi a mediados de septiembre. Recordemos que Xi Jinping, que no quiere ser menos que el primer ministro japonés Shinzo Abe en eso de recorrer Asia, ahora dice que India y China deben colaborar para ser los "dos" motores asiáticos (¡qué pensará Tokio, que presumía de su acercamiento a India!). Por su parte, India también se deja querer por China, y obvia los conflictos fronterizos del Himalaya, no vaya a ser que los del Dragón sigan estrechando lazos con los vecinos que la circundan hasta aislarla... (El Correo Gallego, 05/10/14). ISSN: 1579-1564
  • Hollande también prefiere a Sarkozy. El ímpetu de Hollande para lanzarse con todas sus fuerzas a combatir el terrorismo yihadista en Irak y Siria ha sorprendido a muchos. Lo de República Centroafricana y Malí es comprensible. Pero en Oriente Medio, y tal y como están las cuentas domésticas, muchos lo ven como un desafío demasiado caro. ¿Acaso no ve el presidente Hollande, ni su primer ministro Valls, que la recesión es muy gorda; que la cosa pinta mal; que la economía gala renquea por la recesión y no crece ni un ápice? ¿No entiende que a Alemania se le puede agotar la paciencia; y que nos está achicando a los demás, especialmente a aquellos que empezábamos a retomar el vuelo? Es más; esos recortes en gastos de Estado, políticas sociales, sanidad y ayudas a las familias de 21.000 millones de euros anunciados esta semana no servirán ni para cumplir con el déficit prometido a Bruselas (quizá no lo haga hasta 2017, tras el tijeretazo total de los 50.000 millones presupuestados). Por eso hay quien piensa que este último esfuerzo contra el Estado Islámico (EI) es una distracción, una forma de desviar la atención hacia temas con menos costes políticos (pese a ser más caros). Una especie de Artur Mas y Oriol Junqueras tratando de disimular con ese rollo de la independencia su ineficiencia a la hora de gestionar Cataluña y cuadrar las cuentas públicas. Nada de lo prometido en campaña vale ya para salvar a Francia. Pero este giro "del populismo al pragmatismo galo" que describíamos a finales de agosto pasa factura, real y metafórica. Real porque exprime, y mucho, el bolsillo de nuestros queridos gabachos. Y metafórica, porque la imagen del presidente sigue cayendo sin remisión. Disfruta de un pírrico 13% de popularidad. Y arrastra con él a todo el que se le acerca: la de Manuel Valls ha descendido al 30%. No me extraña que se haya alegrado tanto cuando se enteró de que Nicolas Sarkozy volvía a la primera línea de la política. Le importa un bledo que el vigesimotercer presidente de la República lo haga por sacar al país del abismo en el que se encuentra, o porque pueda estar tratando de alcanzar cierta inmunidad para sobrellevar la media docena de causas judiciales que tiene pendiente. A Hollande le gusta el retorno del "pequeño gran hombre" porque es el último recurso que le queda para tratar de reconciliarse con su propio partido (luego ya lo hará con su ex pareja, Valérie Trierweiler, y con su ex de economía, Arnaud Montebourg, tan dados ambos a escribir sin piedad contra él). Y es que los díscolos del Partido Socialista ya le han enseñado los dientes en demasiadas ocasiones (las dos últimas en julio y septiembre), sus socios comunistas le dicen que no a todo, y los ecologistas siguen más que divididos. En un par de meses volveré a Francia. Y veré si ha dado sus frutos eso de unirse frente a un enemigo común, ya sea estratégico (EI), o político (Sarkozy)...(El Correo Gallego, 06/10/14). ISSN: 1579-1564
  • La visión del jeque. La lucha contra el grupo terrorista Estado Islámico (EI) va a durar más de lo previsto. Ni el compromiso de cooperación internacional liderado por EEUU, y que incluye a buena parte de la comunidad árabe, ni el papel cada vez más activo de Turquía son suficientes para solucionar un duro y cruel conflicto que debe ser combatido ya no sólo a nivel económico, tratando de cortar y debilitar sus vías de financiación, o a nivel militar y por aire, sino también a pie y sobre el terreno. Sin embargo, aquí los peligros son notables. Cualquiera que haya visitado la región sabe de lo que hablo. A la dificultad orográfica debemos unir la complicidad forzosa o voluntaria de los lugareños, así como las atípicas vías de comunicación y los medios de transporte no convencionales. Todo ello evidencia los contratiempos con los que se topan los más avezados militares a la hora de planificar y ejecutar (tanto desde sus despachos como sobre el terreno) las acciones bélicas de ataque y defensa. Asimismo, es esencial controlar las mismas redes sociales que utilizan los yihadistas cuando tratan de manipular no sólo a los doscientos millones de jóvenes que pueblan esta región, sino a todos aquellos otros esparcidos por el mundo que, ante la falta de oportunidades, se lanzan a secundar el odio incivilizado (el EI ha logrado reclutar a jóvenes de hasta ochenta países). Pero más importante aun es tener la capacidad y la voluntad de desbaratar a nivel filosófico e intelectual el falso credo islámico que predican los terroristas. Por eso son tan importantes declaraciones como las vertidas esta semana por el jeque Mohamed Bin Rashid Al Maktum. El primer ministro y vicepresidente de Emiratos Árabes Unidos, al tiempo que emir de Dubái, reconoce que la acción militar contra el EI es una solución parcial. Afirma el mandatario árabe, conocido por su filantropía y su compromiso con la educación de los jóvenes de Oriente Próximo, que la auténtica paz sólo se conseguirá ganando la "batalla de las ideas", para lo cual no sólo es necesario clarificar la dignidad, la paz, el respeto a la vida y la apuesta por el bien y el desarrollo humano que promulga la religión islámica, sino también fomentar proyectos que contribuyan a erradicar la pobreza y las carencias educativas y sanitarias; así como apoyar las iniciativas que apuesten por mejorar las condiciones laborales y de vida de la población. Todo ello, junto con el establecimiento de Gobiernos estables e integradores, constituye, a criterio del Jeque, el único camino para derrotar el "oportunismo destructivo" del terrorismo. Ojalá estas ideas y esta ejemplar transformación, que yo mismo pude comprobar acompañado de mi familia en cada uno de los siete Emiratos que conforman esta bella Federación, tenga el impacto regional e internacional que merece... (El Correo Gallego, 11/10/14). ISSN: 1579-1564
  • Consejo de Seguridad. En los próximos días se dirimirá nuestro posible puesto no permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU para el bienio 2015-2016. Desde aquel 2005 en que nuestra candidatura fue presentada por José Luis Rodríguez Zapatero y más tarde asumida por Mariano Rajoy, la tarea no ha sido fácil, puesto que cada uno de nuestros rivales (Turquía y Nueva Zelanda) también cuenta con importantes apoyos de la Comunidad Internacional. Sin embargo, nuestro compromiso con Latinoamérica, y nuestra apuesta vigorosa por estrechar lazos políticos y diplomáticos con los países africanos (recuérdese la presencia destacada de Mariano Rajoy en la reciente Cumbre de la Unión Africana) ha contribuido a allanar el camino, por no hablar de nuestro compromiso con los Objetivos de Desarrollo del Milenio, nuestra contribución al debate sobre la Agenda de Desarrollo Post-2015, o nuestro papel de mediador privilegiado entre continentes y culturas. No olvidemos tampoco la eficiente Oficina de Servicios para Proyectos de Naciones Unidas de Quart de Poblet, en Valencia, o el compromiso de ayuda y socorro, y contra el terrorismo y la piratería, mostrado en Haití, Timor Oriental, Líbano, zona del Mediterráneo y área de influencia del Índico. Además, nuestras acciones de cooperación exterior siguen vigentes, y nuestra asistencia en materia de seguridad se hace cada vez más evidente en territorios tan conflictivos como Nigeria, la República de Malí, la República Centroafricana, la República Federal de Somalia o Afganistán. Véase también nuestro papel mediador ante el conflicto libio, o nuestro apoyo a la lucha contra el Estado Islámico adiestrando a los militares Iraquíes. Aun así, la cosa está muy difícil. Pero quizá aquí no esté el tema de fondo. La clave y el debate es si merece la pena formar parte de ese selecto club de los quince (5 permanentes con derecho de veto: EEUU, Reino Unido, Rusia, China y Francia; y 10 no permanentes), al que ya perteneció España en los bienios 1969-1970, 1981-1982, 1993-1994 y 2003-2004. Habrá quien piense que no, que eso puede fomentar enemistades, así como generar riesgos indeseados por causa de injerencias o tensiones con terceros países. Otros, sin embargo, preferimos ver el vaso medio lleno, y asumir que cuanto más visible en el exterior sea nuestro país, cuanta más presencia tengamos en los órganos que toman las grandes decisiones, más protegidos estaremos, más fácil nos resultará defender nuestras posiciones e intereses, y más se tendrá en cuenta nuestro criterio y opinión ante desafíos internacionales que, por grandes o pequeños que puedan ser, siempre nos terminarán afectando. A fin de cuentas, hablamos de contribuir al mantenimiento de la paz y la seguridad a nivel internacional... (El Correo Gallego, 12/10/14). ISSN: 1579-1564
  • La lucha global por un empleo digno. No hay nada más frustrante para unos padres que ver a sus hijos deprimidos por no poder encontrar trabajo. No hay nada más decepcionante para unos hijos que verse incapaces de llevar a cabo un proyecto vital propio. No hay nada más desesperante para un hombre o una mujer que tener dificultades para contribuir al bienestar de su familia. Por eso creo que si el problema del desempleo es una lacra entre los menores de 25 años, igual de preocupante lo es entre aquellos que superan los 45, o en aquellos con edades entre ambos estadios. Hablamos de una carencia que está detrás incluso de esa Primavera Árabe que se extendió por el Magreb y Oriente Medio, así como de ese impulso migratorio que presiona el Sahel desde el Sáhara Occidental hasta el Mar Rojo (el artículo 15 de la Carta Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos reivindica el Derecho al Trabajo). Los jefes de Estado o de Gobierno de 15 países de la UE y sus ministros de Trabajo se reunían esta semana en Milán para buscar soluciones, porque incluso en la Zona Euro, cuando algunos países muestran avances y apuran medidas (caso de España), otros aplacan esos progresos por la debilidad de unas economías (caso de Francia o Italia) que frenan exportaciones e inversiones. Por eso el paro debe ser atacado a nivel local y regional, pero también estatal y global. Y no sólo para gestionar esas sumas de dinero que siempre se terminan agotando. Hablo de verdaderas estrategias de empleo que nos devuelvan esa dignidad que nos aporta el trabajo, como nos advierte el papa Francisco. Si la Biblia incide en la honorabilidad del trabajo, y hasta San Juan denuncia que a veces unos pocos se benefician del sudor de la frente de otros muchos, una serie de textos legales más recientes nos recuerdan nuestro Derecho al Trabajo. En España conocemos el art. 35 de nuestra Constitución. Pero también recordamos el art. 23 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, o el 6 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales. El alcance del problema lo hemos visto incluso en economías como EE.UU. La gran potencia busca dar salida a los millones de ciudadanos azotados por el desempleo. Senadores y economistas debaten estos días propuestas que van, desde impulsar la abaratada construcción y reforzar los salarios que fomenten el consumo y la inversión, hasta ampliar el inicio de la etapa educativa, fomentar el abaratamiento de la formación superior a través de la enseñanza on-line, reforzar la especialización en sectores estratégicos, o fomentar la producción y exportación de productos y bienes autóctonos. Son medidas que bien podríamos aplicar en España, junto a otras que optimizasen la oferta de servicios destinados a la dependencia, el cuidado de una población envejecida, la asistencia a los niños, o la atención a esos domicilios cada vez más dispersos... (El Correo Gallego, 13/10/14). ISSN: 1579-1564
  • Movimiento al Socialismo. Me preguntaban qué había detrás del nuevo éxito electoral de Evo Morales. La respuesta, lejos de resultar sencilla, requiere diversas perspectivas de análisis. El Movimiento al Socialismo, que así se llama el partido político que lidera desde su fundación el presidente boliviano, ha sido capaz de crear tal estructura de poder por todo el país andino, que es difícil encontrar un solo sector de la sociedad que no haya caído en sus populistas, a la vez que pragmáticas redes. Si bien predica, como el propio Morales, un claro sentimiento de aversión y odio hacia el imperialismo, hacia el capitalismo, y hacia el colonialismo, no duda en bajar su listón anti-mercantilista a la hora de fraguarse el favor de los grandes empresarios de dentro y fuera del país. Si a esto le unimos una oposición fragmentada y desorganizada, y un Tribunal Constitucional politizado, capaz de reinterpretar el adelanto electoral de 2009 para favorecer, así, la nueva candidatura del Presidente, pues ya tenemos el marco sociopolítico perfecto para que el natural de Orinoca continúe al frente del país hasta 2020 (o más allá). Hemos de reconocer, sin embargo, que el amerindio ha sabido generar crecimiento (en torno al 5,2% este año), ha sido capaz de reivindicar la bonanza económica de Bolivia (eso sí, generada gracias a los elevados precios de exportación de unas materias primas e hidrocarburos que, ojo, siempre pueden caer, como parece vislumbrarse), y ha conseguido disminuir la pobreza extrema en un 15% de media (siendo menor en las urbes que en el rural), sin olvidarse de integrar a la comunidad mestiza e indígena, ni de bonificar a ancianos, mujeres embarazadas y estudiantes. Hasta presume de su satélite y de invertir en energía atómica para fines pacíficos. La tentación de definir a Bolivia como economía emergente es mucha. Sin embargo, la corrupción, las carencias tecnológicas, las maltrechas infraestructuras, los bajos salarios, la emigración, las penurias educativas, los problemas de narcotráfico y producción de coca, la delincuencia urbana, la inseguridad, las nacionalizaciones, la violencia contra las mujeres, y la supresión de libertades que denuncian desde el exilio tantos opositores, nos muestran un país alejado del resto de los Estados aventajados de la zona. Tampoco se parece a los países e ídolos a los que dedicó su victoria: Fidel Castro y Hugo Chávez. Evo es mucho más listo. Es buen amigo de las clases ricas, pacta con los grandes empresarios, envía a ciertos estudiantes a las grandes universidades estadounidenses, y trata de seducir a importantes inversores internacionales para que le ayuden a industrializar el país y a explotar unos ricos yacimientos de hierro y litio que por sí solo no podría. Todo un lince... (El Correo Gallego, 19/10/14). ISSN: 1579-1564
  • Dónde están los estudiantes Mexicanos. México no es así. México no debería ser así. México no puede ser así. Me niego a creer que un país que está destinado a ser el líder del futuro hispanoamericano sea incapaz de responder con toda la fuerza de la administración, de la investigación judicial y de la actuación policial ante un escándalo de dimensiones internacionales como el vivido la noche del pasado 26 de septiembre en la ciudad de Iguala, en el bello Estado de Guerrero, donde seis jóvenes fueron abatidos, 25 personas resultaron heridas, y a 43 estudiantes los han hecho desaparecer tras su enfrentamiento con sicarios y policía. Se trata de estudiantes cuyo único delito ha sido dejarse seducir por un ambiente delictivo que los extenúa. Hasta nublarles un horizonte más allá del cual no son capaces de vislumbrar esperanza alguna. ¿Dónde está la mano férrea del Gobierno? ¿Dónde la respuesta airada de la Comunidad Internacional? ¿Dónde la colaboración de los servicios de inteligencia? ¿Dónde los millones de dólares gastados en la lucha contra las mafias y el crimen organizado? Nadie parece saber nada. ¿Cómo es posible? No me lo creo. Más bien semeja que todo el mundo sabe algo. Mucho. Hay miedo. Desprotección. Pánico a delatar a unos malhechores malnacidos que tienen a la población de toda una región atemorizada hasta el punto de hacerlos mirar hacia otro lado. Al menos eso es lo que han hecho estos años. Ahora vemos las consecuencias de tanto despropósito. Pero también el resultado de semejante cobardía. Incluso las detenciones infructuosas realizadas hasta la fecha sólo sirven para dar cuenta de la corrupción reinante. No es posible que sólo los estudiantes, los compañeros de los malogrados alumnos salgan a la calle a pedir justicia. No lo hacen por la vía legal. Tampoco ellos. ¿Acaso es tan grande la desconfianza en la ley? ¿Acaso creen que es el único camino? Esta actitud no es la correcta. De nosotros depende enderezar una senda equivocada. Es responsabilidad de todos advertirles que fuera del marco legal sólo hay más injusticia y frustración. Para corregir esta deriva estudiantil de respuesta violenta hemos de decirles que no están solos. Que estamos aquí. Que somos muchos los que no estaremos dispuestos a callarnos hasta que se resuelva el maléfico misterio y nos devuelvan a los hijos de nuestros amigos, de nuestros hermanos mexicanos. Dennos los nombres de los sospechosos. Dennos los apellidos de los responsables políticos. Dennos los cargos de quienes, aun pudiendo hacer algo, no hacen nada. Dennos esa información. Y tengan por seguro que con el limitado pero efectivo poder de los medios de comunicación, no descansaremos hasta recordarles a unos y a otros su mezquindad, su complicidad y su responsabilidad en la muerte y agresión a uno de los sectores más desamparados de la sociedad: los amados hijos de nuestros queridos mexicanos... (El Correo Gallego, 20/10/14). ISSN: 1579-1564
  • Brasil se la juega. Hoy Brasil se juega su futuro en las urnas. Una Dilma Rousseff cargada de energía no tanto por los éxitos de su mandato, cuanto por el apoyo de última hora de su mentor, el incombustible Luiz Inácio Lula da Silva, se enfrenta a un inesperado Aécio Neves, al que la abatida Marina Silva ha brindado más que un aliento. Dos formas de gobernar, dos modos de entender y proyectar el futuro de la República Federativa de Brasil se enfrentan en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales. No es poca cosa. A fin de cuentas, hablamos de uno de los denominados BRICS. Una de esas economías emergentes hacia la que todos los países con aspiraciones de crecimiento miran con más ambición que recelo. Y si de inversión exterior hablamos, está claro lo que prefieren sus vecinos, especialmente los lejanos: cambio. Así se explica, por ejemplo, que cuando las encuestas vaticinan el auge de Dilma, la Bolsa caiga de manera drástica, y el Real se debilite frente al dólar. Sin embargo, está claro que no son los mercados los que dictarán el rumbo del quinto país más grande del mundo. Serán sus gentes: los ricos y, sobre todo, los menos privilegiados, quienes marquen las horas de aquí a 2018. También la clase media, esos casi 30 millones de nuevos consumidores salidos de la pobreza. Sin olvidarse tampoco de la influencia que hayan podido ejercer los 300 líderes evangélicos (en una nación oficialmente laica) que controlan las voluntades de casi 43 millones de fieles. Son ellos, junto a la distribución de votos de los desairados seguidores de Marina Silva, quienes tendrán hoy la última palabra. Dilma, que se ha hecho reina de las redes sociales (recibo cada día sus mensajes llenos de amor y ternura maternal hacia los brasileños), a falta de grandes logros económicos (salvo los heredados de Lula) sabe que puede hacer valer su pasado guerrillero y su perseverancia frente a la enfermedad y los avatares políticos personales. Y cuenta con el apoyo del norte y del este del país. ­Aécio, quizá demasiado rico y conservador, cuenta con los éxitos de la gestión liberal que le fraguó su puesto de Gobernador en la influyente unidad federal de Minas Gerais, y con el apoyo del más desarrollado y educado sur y oeste del país. Aun así, pese al paupérrimo crecimiento de Brasil, pese a los bajos salarios, al deterioro de los servicios públicos y a la casi nula inversión (de corrupción y Petrobras ni hablamos), sabe lo difícil que es para un partido más conservador imponerse en un Estado que todavía vive de gloriosas rentas y no ha tocado suficiente fondo (¡nada nuevo bajo el sol!). Mi predicción la hice aquí el pasado junio. Ahora toca desearle lo mejor a un país en el que nuestro ímpetu emprendedor, pese a lo que podamos imaginar, apenas ha entrado... (El Correo Gallego, 26/10/14). ISSN: 1579-1564
  • Lección aprendida. Allá por enero de 2011, un mes después de la trágica autoinmolación a lo bonzo del joven tunecino Mohamed Bouazizi, a quien la Policía usurpara su humilde puesto ambulante de verduras en las calles de Sidi Bouzid, publiqué aquí un artículo en el que presagiaba que la revuelta cívica de respuesta que había ocupado la plaza Kasbah de la capital tendría un efecto contagioso en los países que mostraban circunstancias vitales semejantes. La columna la titulé "Túnez me da 10 lecciones" (ECG, 22/01/2011). La sexta lección aludía, precisamente, a otros contextos islámicos, a los que animaba a poner "sus barbas a remojar". Y hacía especial énfasis en la Libia de Muammar al-Gaddafi, en el Egipto de Hosni Mubarak, y en la Siria de Bashar al-Assad, cuyo resultado ustedes ya conocen. Otros contextos que mencionaba necesitados de reformas eran la Mauritania de Uld Abdelaziz, la Argelia de Abdelaziz Bouteflika y el Marruecos de Mohamed VI; países que tampoco se han librado del espíritu de aquella Revolución de los Jazmines que daría paso a la Primavera Árabe. Casi cuatro años más tarde, aquella primavera se ha quedado en un largo invierno en el que los logros en materia de libertades, derechos y trabajo son más que limitados. Pero es en Túnez, precisamente, donde podemos encontrar quizá los mayores avances democráticos. Este miércoles hemos conocido los resultados oficiales de las elecciones parlamentarias celebradas el domingo pasado. El partido laico, secular y centrista Nidaa Tunis (la llamada de Túnez), fundado en 2012 y liderado por el octogenario Beji Caid Essebsi, se ha hecho con una victoria que le llevará a pactar con varias de las agrupaciones políticas que han quedado por debajo. El partido islamista moderado En Nahda (renacimiento) ha asumido la derrota y el segundo puesto con naturalidad y resignación, y se muestra incluso dispuesto a colaborar en un país que luce una nueva Constitución altamente integradora. Hasta 80 partidos se presentaron a las elecciones para participar en una Cámara en la que hoy están representadas 20 agrupaciones. Ahora toca esperar al próximo 23 de noviembre, fecha en la que los tunecinos volverán a ser llamados a las urnas, en esta ocasión para elegir al Presidente del país. Y aunque Essebsi, que tendrá 88 años para entonces, tiene muchas papeletas para hacerse con la victoria tras integrar en su equipo a la variedad civil, incluso del régimen de Ben Alí, el también experimentado líder islamista Rachid Ghanuchi (73 años), seguirá presionando entre bambalinas (tampoco Marzuki ni Riahi tiran la toalla). Sólo espero que los jóvenes y las mujeres, auténticos protagonistas de la transición, vayan adquiriendo mayor protagonismo y sus demandas sean escuchadas. Así la lección tunecina será completa... (El Correo Gallego, 01/11/14). ISSN: 1579-1564
  • Legislativas en EEUU. Las elecciones legislativas del martes en Estados Unidos serán decisivas para Barack Obama, pues influirán en las acciones gubernamentales a nivel nacional e internacional que pretenda llevar a cabo el inquilino de la Casa Blanca en los apenas dos años que le restan de mandato. A su falta de control sobre la Cámara de Representantes (con 435 miembros en total) podría añadirse la pérdida más que plausible de una mayoría en el Senado (seis senadores serán suficientes para inclinar la balanza de un total de 100) sin cuyo respaldo las políticas del Gobierno se verían coartadas, y la imagen del Presidente rozaría mínimos históricos (inferior incluso al 40% de aceptación actual que lo ha eliminado de los principales escenarios de campaña). Asimismo, la carrera hacia las presidenciales de 2016, que comienza de manera indirecta el próximo miércoles, se iniciaría con mal pie para los demócratas, que perderían fuelle frente a un partido republicano que aspira a recuperar el control de la Administración más poderosa del mundo. Ocho Estados han concentrado los esfuerzos de ambas facciones en los últimos días, y cualquier sorpresa puede ser demoledora, como muestran ciertas encuestas de intención de voto que parecen favorecer a los republicanos, quizá debido a las trabas burocráticas para participar en los comicios que sufren las minorías, y a la propia apatía que muestran afroamericanos e hispanos ante cualquier urna que no implique elegir al presidente. Si a esto añadimos la ralentización industrial, la precarización laboral y salarial (pese a la "oportuna" retirada de estímulos anunciada por una Reserva Federal que quiere mostrar fortaleza económica), la crisis de hacinamiento y retención de inmigrantes en la frontera Sur, y la cuestionada ley migratoria que no termina ni de aprobarse ni de satisfacer a las partes, entenderemos que estos comicios de "mitad de mandato" puedan dar más de una sorpresa. Sin embargo, el trabajo que pueda realizar el Congreso en los próximos meses, y las decisiones que pueda tomar, son tan importantes para los defraudados estadounidenses (apenas un 20% aprueba la gestión del ente bicameral), como para nosotros. Está en juego la evolución del Tratado de Libre Comercio entre la UE y EEUU, cuyo mandato final de negociación fue publicado el día 10 de octubre con la finalidad de mostrar mayor transparencia y desmontar muchas de las críticas infundadas vertidas por ciertas agrupaciones políticas; pero también el bloqueo de Cuba, la firmeza frente a Israel en el conflicto palestino-israelí, la crisis diplomática con Rusia debido al trance ucraniano, la lucha contra el Estado Islámico en Irak y Siria, e incluso la homogeneización de las políticas para combatir el ébola tanto en EEUU como en territorio africano... (El Correo Gallego, 02/11/14). ISSN: 1579-1564
  • España debe seguir siendo ejemplar. Nunca es tarde para cambiar lo que no funciona bien. Siempre estamos a tiempo de mejorar. Esta máxima hemos de aplicarla a la vida y a la política. En España también. Pero no porque aquí exista un problema de corrupción institucional y política excepcional (con un pírrico 0,2 % de políticos encausados); sino porque hemos de demostrarnos y mostrar al mundo que en este país no huimos de los problemas, sino que los afrontamos y les ponemos solución. A poco que visualicemos el globo terráqueo, observaremos que no hay un solo Continente que pueda presumir de no haber caído en el vicio de la corrupción, ya sea ésta tácita o manifiesta (piensen incluso en esos países que asesoran y defienden nuestros nuevos partidos anticasta). Tampoco nuestros vecinos europeos son ejemplares. Ni siquiera aquellos con los que nos gusta compararnos. La corrupción administrativa y política griega, la que afecta a todo el sistema italiano, la que daña las altas instituciones francesas, o la que nunca han conseguido disimular muchas multinacionales alemanas (indaguen y verán), justifica ese llamamiento que hace la Unión Europea a sus socios para que no se alejen de los estándares comprometidos en los Tratados de Adhesión. No me parece tan bien, sin embargo, que este último año haya sido España uno de los países señalados por Transparencia Internacional y la comisión de Interior de la UE; y menos sabiendo que su llamada al orden se basa en la pésima opinión que mostramos los españoles sobre nosotros mismos (percepción de la corrupción, le llaman), en el elevado número de casos de corrupción que han reflejado nuestros medios de comunicación en los últimos cinco años, y en la cantidad de procesos judiciales incoados últimamente. El desprecio que mostramos en este país por lo nuestro es conocido (e inversamente proporcional a la buena opinión que tienen los daneses, por ejemplo, del suyo, aun pagando casi el 40 % de sus ingresos en impuestos, sin tener derecho a huelga y con uno de los despidos más gratuitos y libres del mundo); pero el hecho de que los medios reflejen abiertamente las ilegalidades cometidas y que nuestro sistema legal y jurídico reaccione ante cualquier irregularidad no sólo no es malo, sino que muestra una prensa libre y un sistema judicial que ya no duda en ir contra quien sea y donde sea, cuestiones éstas propias de un país democrático basado en un claro Estado de Derecho. Peor sería que la prensa permaneciese muda, o que los tribunales no actuasen, como parecía pasar hasta ahora aquí (y sigue pasando en los países bolivarianos). Otra cosa es que podamos reformar el ámbito penal y modernizar la administración de la justicia para hacerla más eficiente, despolitizando el sistema y dotándolo de medios y directrices más eficaces. Quizá así los casos de corrupción serían resueltos en tiempo récord, como sucede en EEUU... (El Correo Gallego, 03/11/14). ISSN: 1579-1564
  • El país más hermético. La traducción al español del libro Evasión del Campo 14 ha hecho que nuestra mirada regrese, una vez más, a la compleja realidad que vive Corea del Norte. Desde que en 2012 el escritor y periodista estadounidense Blaine Harden decidiese sacar a la luz las crueles e inhumanas experiencias sufridas por el joven recluso Shin Dong-Hyuk en uno de los cinco grandes gulags del país asiático, cada idioma al que se traduce su biografía constituye un duro golpe al régimen de Pyongyang. La editorial Kailas ha decidido dar este paso en España, y desde el pasado martes ya podemos leer en nuestro idioma el estado de esclavitud en que vivió el cautivo norcoreano desde su nacimiento hasta aquella heroica huida del infernal campo de reclusión que lo convertiría en el primer sometido capaz de cruzar la frontera y gritar al mundo las torturas, las miserias y el trato inhumano sufrido por tantos ciudadanos en su país. La dureza del relato, que nos anticipó el pasado domingo desde su crónica de El Mundo Javier Espinosa y sobre la que también nos ilustró el traductor Alfredo Blanco Solís el martes, fecha de lanzamiento del libro, hacen que nadie se muestre indiferente ante la biografía de un joven Shin que, a diferencia de otros muchos miles de hombres y mujeres, consiguió pasar, como reza el subtítulo de la biografía, "del infierno de un campo de concentración en Corea del Norte a la libertad"; y cuya historia hemos de entenderla, en palabras de Espinosa, como "la pesadilla interminable del enemigo público número 1 de Corea del Norte". Este mensaje, con el que el avezado periodista titulaba su aproximación a la figura de Shin, y que quizá haga reflexionar a quienes defienden las virtudes de los regímenes socialistas totalitarios, nos lleva a repasar la situación política de un territorio que analizan con lupa sus vecinos, así como la ONU, la UE, o la propia Corte Penal Internacional de la Haya, que también está en preaviso. Lo cierto es que, dados los recientes rifirrafes de espionaje telefónico y con barcos surcoreanos, las maniobras militares realizadas frente al Mar del Japón y la retención de extranjeros en territorio norcoreano de los últimos meses, la advertencia de prudencia que hicimos aquí tras la llegada al poder en diciembre de 2011 del joven Kim Jong-Un ("Corea del Norte y la diplomacia", ECG 07/01/2012) recobra plena actualidad en un país que, aun reconociendo la hambruna que sufre su población, persiste en mostrar ante el mundo su mirada más desafiante, pese al leve desapego que, por disimulo estratégico, a veces muestran sus incondicionales amigos chinos, vietnamitas, sirios, iranís, rusos, cubanos y venezolanos. Cuando dejen de censurar las fotos en la frontera y nos devuelvan las miles de cámaras fotográficas ­confiscadas, sabremos y diremos mucho más... (El Correo Gallego, 08/11/14). ISSN: 1579-1564
  • Los muros que no caen. Parece que fue ayer, pero han pasado ya cinco años desde aquel 2009 en que conmemorábamos en EL CORREO GALLEGO con un largo artículo el vigésimo aniversario de la caída (o mejor, derribo) del muro de Berlín ("Berlín, muros e hipocresía", ECG 15/11/2009). Hoy ya no son veinte, sino veinticinco los años cumplidos. Sin embargo, tenemos la sensación de que, pese al tiempo transcurrido, poco o casi nada hemos aprendido. La represión, el sufrimiento, el aislamiento, la frustración, la desesperación que simbolizaba aquella tapia temeraria perduran en nuestras vidas. Ni siquiera hemos sido capaces de demoler definitivamente las decenas de murallas que avergüenzan al mundo y denigran al ser humano: Corea del Norte frente a Corea del Sur, EEUU frente a México, la marroquí del Sahara Occidental contra el Frente Polisario, Ceuta y Melilla, Arabia Saudí frente a Yemen, India frente a Cachemira, Israel en Cisjordania frente a Palestina, el de Chipre en Nicosia, o el de Irlanda del Norte en Belfast; también los erigidos desde y en torno a Cuba, o el que intentan revivir Venezuela, Rusia, el este de Ucrania, o el Estado Islámico. A nivel político y sociocultural semeja que no son suficientes. Que es necesario construir más. Incluso la manipulación popular y el delito cometido por los líderes políticos que avalan hoy en Cataluña la consulta del 9-N constituyen un nefasto ejemplo. En estos actos secesionistas y en estos muros de la vergüenza, la lógica humana y razón natural no existen. No es el sentido común el que rige, ni la moral, ni la ética más elemental. Los valores sobre los que ha de asentarse el individuo se pervierten ante los dictámenes de la política más inhumana, o frente a los intereses de la economía más despiadada. Cuando esto ocurre; cuando confundimos las prioridades, el sentido y el significado de la vida, las paredes, tabiques, tapias, fronteras y "defensas" emergen hasta impedirnos ver la luz que se esconde tras los diversos "telones de acero"; la misma que debería guiar nuestros pasos. La perplejidad que uno siente al observar y visitar estos grupos humanos exigiendo ruptura y escisión, y estas masas contranaturales de hormigón y alambre, es infinita. El grito independentista que se escucha hoy en el noreste de España, y que condenaría a los catalanes a la marginación y la pobreza, deshonra la valentía y el coraje de tantas personas que lucharon por la unidad, la reconciliación y la paz entre los pueblos. Personas que sabían que incluso rasgos identitarios como la cultura o el idioma debían servir para aunar voluntades y abrir espacios, en vez de para elevar barreras físicas y psicológicas interesadas y partidistas. Circunstancias y movimientos políticos que sólo buscan dividir a pueblos y segregar entre hermanos... (El Correo Gallego, 09/11/14). ISSN: 1579-1564
  • El voto rumano. Mañana, 16 de noviembre, se celebra la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Rumanía. El socialista Victor Ponta, con el 41% de los votos en la primera vuelta, se ha apresurado a prometer cargos y pedir apoyo a muchos de los 12 candidatos que no pasaron el corte, y habla de unidad, estabilidad y mejoras. Por su parte, el centroderechista Klaus Iohannis, con el 31% de votos, recuerda los esfuerzos realizados por su país para adaptarse a los estándares de la UE, y defiende el trabajo bien hecho y la dignidad del pueblo rumano. Me gustaría que la participación de los rumanos en estos comicios fuese elevada. No sólo en Rumanía, sino también en los distintos puntos de la geografía europea en los que se asienta su diáspora. España e Italia son dos de los países donde su presencia es más destacada. Sin embargo, en nuestro país (al igual que en Italia) la participación en la primera vuelta, celebrada el pasado 2 de noviembre, fue más bien discreta. Tampoco en Galicia se vieron cifras significativas de votación. Pese a ser en torno a 9.300 los rumanos asentados en nuestra tierra, no llegó a 60 el número de rumanos que se acercaron a los Bajos de Raxoi, en la sede de la oficina de empadronamiento del Ayuntamiento, para ejercer su derecho al voto. Considero muy importante la participación de los rumanos en estos comicios. Primero, porque la figura del Presidente en Rumanía no es anecdótica ni meramente simbólica. Allí el máximo representante del país es quien nombra al Primer Ministro, participa decisivamente en la elección de jueces y fiscales, y tiene capacidad para asumir o vetar las propuestas del Gobierno. Segundo, porque, pese a estar alejados de su país, el afecto, los vínculos y el compromiso de los rumanos con sus familiares y amigos atrás dejados nunca terminan de romperse, lo cual les honra. Tercero, y quizá más importante, porque un buen número de países de la UE tratan de limitar su libertad de movimientos, con leyes inmigratorias que violan el espíritu de unos Tratados de la Unión que amparan el libre tránsito de personas en territorio europeo. En este último sentido, cuanto menos organizada se muestre la diáspora rumana, cuanto menos capacidad de reacción tenga ante las decisiones que tanto en su país como en el resto de la UE se tomen con respecto a ellos, menos tenidos en cuenta serán por gobernantes y países a la hora de respetar y hacer cumplir los derechos que le son propios. Incluso el Gobierno rumano, al detectar apatía y descoordinación entre las comunidades rumanas del exterior, tendrá menos fuerza para enfrentarse a otras Administraciones a la hora de denunciar atropellos legales y jurídicos, y siempre podrá alegar desmotivación cuando toque defender los intereses de sus ciudadanos dispersos por Europa... (El Correo Gallego, 15/11/14). ISSN: 1579-1564
  • El fiasco ucraniano. Estos días se ha constatado la noticia con la que amanecíamos el jueves y que confirmaba lo anunciado por la ONU la jornada anterior. Ya el martes nos hacíamos eco en una entrevista radiofónica de las advertencias de los altos mandos de la OTAN y de la propia Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE). En el Este de Ucrania está teniendo lugar un nuevo auge del conflicto armado que implica a las fuerzas rebeldes prorrusas de la región de Donbás, y a los ejércitos tanto ucraniano como ruso. El acuerdo de paz alcanzado en Minsk el 5 de septiembre continúa roto, y el fuego de mortero de los separatistas, así como el trasvase de convoyes rusos a través de la porosa frontera del país son difíciles de disimular pese a los esfuerzos oratorios de la nueva "diplomacia" asentada tanto en Donetsk y Lugansk (donde ya ocupan sus cargos Aleksandr Zajarchenko e Igor Plotnitsky, respectivamente, tras las elecciones inconstitucionales del pasado 2 de noviembre), como por parte del portavoz del ministerio de Defensa ruso, y en los propios territorios colindantes de la Federación rusa. El conflicto en Ucrania es un fiasco para todas las partes. La respuesta de la Comunidad Internacional, como en tantos otros casos, ha llegado tarde. De ahí que ahora ya podamos decir que todos pierden, como suele pasar en este tipo de enfrentamientos. Pierde Rusia, que a las forzadas fluctuaciones y caídas del rublo debe añadir las sanciones y la bajada del precio del petróleo que, pese a los acuerdos con China para construir dos imponentes gaseoductos, ve cómo su economía se estanca, con una previsión de crecimiento cero para 2015. Pierde el FMI y la UE al ver que, al veto ruso a nuestros productos, ha de añadir la ralentización de la regeneración prometida por Ucrania y el incremento de gasto e inversión en el país para asegurar el suministro de gas ruso este invierno. Pierde Ucrania, que todavía depende en un 40% del carbón de Donbás, y que se ve forzada a reducir gastos y a subir el precio del gas. Y pierden, y mucho, las áreas rebeldes de Donetsk y Lugansk, que no conservarán las competencias cedidas ni las amnistías prometidas, se verán sometidas a un duro bloqueo económico en el suministro energético, y perderán muchas de las ayudas a la dependencia, pensiones, subvenciones sociales y subsidios de paro provenientes de Kiev. Incluso se habla de consolidar una férrea frontera en torno a la región que dificulte el trasvase humano en territorio nacional. Aun así, el empecinamiento es tal, que los secesionistas siguen con la intención de alcanzar una salida al mar de Azov, mientras el ejército ucraniano aspira a fragmentar Donetsk y Lugansk con sus incursiones, para debilitar la coordinación militar y logística de los insurgentes... (El Correo Gallego, 16/11/14). ISSN: 1579-1564
  • Emigración y política internacional. Tres días en Madrid han sido suficientes para constatar los esfuerzos antropológico-literarios, políticos y jurídicos que está realizando la comunidad académica para delinear el marco teórico en que debe basarse cualquier análisis riguroso del fenómeno migratorio. También pude comprobar la idoneidad de aunar esfuerzos a la hora de estudiar las relaciones internacionales e interpretar la política exterior. La primera parada fue en el Instituto Franklin de Estudios Norteamericanos de la UAH, que dirige con maestría el doctor Julio Cañero Serrano. Además de un ente investigador de referencia internacional, este centro académico funciona como una auténtica embajada de los EEUU en España a nivel no sólo de relaciones diplomáticas con nuestro vecino del otro lado del Atlántico, sino también en el intercambio de profesores y estudiantes con sus universidades más prestigiosas. Tras repasar el inminente Tratado de Libre Comercio entre EEUU y la UE, nos trasladamos a la Universidad Pontificia de Comillas. Allí pudimos comprobar no sólo la oportuna colaboración entre una institución pública como el Instituto Franklin y una privada como Icade, sino también debatir, de la mano de John Hudak (del think-tank Brookings, asentado en Washington DC y dedicado a análisis de la gestión gubernamental), del director del Departamento de Relaciones Internacionales, Alberto Priego Moreno, del propio profesor Cañero Serrano, y del Departamento de Diplomacia Pública de la Embajada de Estados Unidos (y su asesora Sandra Sánchez Frontera), sobre las causas y consecuencias de los resultados de las elecciones legislativas de mitad de mandato celebradas en EEUU el 4 de noviembre. De ahí regresé a la Universidad de Alcalá para presentar, con mi equipo de investigación, los últimos resultados del proyecto sobre nuevas tipologías de (e/in)migración en el siglo XXI que tienen a Europa como punto de partida o llegada. Nuestro proyecto, financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad, fue presentado en el 38 Congreso Internacional de la Asociación Española de Estudios Anglo-Norteamericanos (Aedean), y estudia los fenómenos migratorios desde una perspectiva interdisciplinar que se nutre de campos del saber como la literatura de las migraciones, la teoría de la diáspora, los estudios poscoloniales, los estudios transculturales, la retórica política de las ideologías en conflicto, el Derecho comunitario y el constitucional de las soberanías nacionales, la historia de las civilizaciones, los estudios de trauma, mestizaje e hibridación, etc. Una compleja investigación en la que colaboran universidades tanto españolas como del resto de la UE. Como colofón destaco nuestro encuentro con la escritora chicana Ana Castillo, referente inexcusable en la recreación y análisis del estatus de la mujer mexicana en Norteamérica y el resto del mundo... (El Correo Gallego, 17/11/14). ISSN: 1579-1564
  • El futuro de Obama. Desde el pasado 4 de noviembre en que perdió el Congreso a manos de los republicanos, Barack Obama ha tratado de acallar las voces que apocaban su imagen y su figura tanto en EEUU como en el terreno internacional. De ahí que se apresurase a pactar con el presidente chino Xi Jinping un ilusorio acuerdo medioambiental por el que el gigante asiático se comprometía a reducir las emisiones de dióxido de carbono y reconocer su repercusión en el cambio climático. El Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), también sirvió para reforzar unos vínculos comerciales con el gobierno indio de Narendra Modi (entusiasta del libre mercado y la liberalización comercial), que suavizasen las trabas aduaneras y la polémica surgida en torno a los subsidios agrícolas al amparo del Acuerdo sobre Facilitación del Comercio que avala la OMC. Dos gestos estratégicos que buscan devolver la credibilidad a un presidente en el que muchos tuvieron puestas sus esperanzas de cambio durante demasiado tiempo. Pero el cambio nunca es fácil; sobre todo si sabes que tus modos, tu retórica política, tu perfil académico, tus ilusiones conciliadoras e incluso tus orígenes exasperan a un amplio sector de la población estadounidense caracterizado por su pragmatismo, su vehemencia y su lealtad a unos valores patrióticos a los que no están dispuestos a renunciar. Ver al inquilino de La Casa Blanca hablar de visados y lazos militares con China, e incluso flexibilizar sus reparos armamentísticos con Vietnam, no es algo que el partido Republicano digiera fácilmente. Si a esto unimos los últimos intentos negociadores realizados con Irán (último cartucho para afianzar un cierto legado personal) a fin de que la República Islámica se comprometa a no incrementar su programa nuclear (con la oposición de poderosos think tank como la Heritage Foundation o la Brookings Institution, que apuestan por una mayor firmeza frente a la antigua Persia), entenderemos que el titular del Despacho Oval trate de usar los comodines que le quedan para pasar a la historia con más gloria que pena. Sin embargo, un reciente y ambicioso sondeo, que indica que el 80% de los estadounidenses quiere que su presidente se centre más en los problemas internos de su país, y menos en cuestiones de política exterior, quizá nos ayude a contextualizar el último intento desesperado por regularizar (pese a la oposición de la mitad del país) a un tercio de los inmigrantes sujetos a deportación, a través de una amnistía ejecutiva que, por no contar con el beneplácito del Congreso y violentar la división de poderes, podría bloquear los presupuestos, paralizar la Administración, e incluso alentar la destitución de un presidente que se resiste a ser considerado un "pato cojo"; es decir, un líder aislado e incapaz... (El Correo Gallego, 22/11/14). ISSN: 1579-1564
  • El nuevo Xi Jinping. Impresionados nos hemos quedado al ver las artes diplomáticas del presidente chino. Tanto en el Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico celebrado en Pekín, como en la nueva cumbre del G20 que en esta ocasión acogió Brisbane, capital del estado australiano de Queensland, Xi Jinping hizo gala de sus renovadas cualidades oratorias. Lejos de apocarse ante líderes más mediáticos que él, el presidente de la República Popular mostró la eficacia de aunar alarde científico y estratégica filológica a la hora de dirigirse a sus colegas y, por extensión, al mundo. Esa eficaz combinación de ciencias y letras que caracteriza el auge del gigante asiático, y sobre el que suele asentarse la formación de los líderes chinos (Xi es ingeniero químico y doctor en filosofía marxista) se hizo estos días más evidente, si cabe, en un secretario general del Partido Comunista que, aun sin renunciar en el plano teórico a los principios maoístas y marxistas-leninistas, sabe bajarse a la realidad más pragmática y aplicar unas prácticas neoliberales vanguardistas (en las que el Estado no renuncia a tener un cierto control tecnocrático y político de la economía de mercado) que llevarán a China a convertirse en la primera potencia mundial. Lo mejor del capitalismo y el liberalismo como estrategia para despertar del letargo y ­extender, todavía más, la influencia oriental y el peso de su ­economía oportunista por todo el planeta. La fuerza de Xi Jinping es tal, que incluso no duda en erigirse en baluarte de la concordia y bastión de la paz. Quien también es jefe de la Comisión Militar Central de este miembro permanente con derecho a veto del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, habló estos días de poner freno a la carrera belicista. Incluso se dirigió al primer ministro japonés, Shinzo Abe (con quien disputa la soberanía de las Senkaku en el Mar de China Oriental), recomendándole mantener "un desarrollo pacífico", ser "prudente en defensa y seguridad", y constructivo "para salvaguardar la paz y la estabilidad regional". Ahí es nada, el silencioso aliado de tantos entuertos, enseñando conciliación. Está claro que el mundo se le queda pequeño. Lo mismo cierra un acuerdo comercial con Corea del Sur, que sube a la tribuna del Parlamento Australiano y anuncia un acuerdo de libre comercio que en una década consolidará la relación entre los dos principales socios de Asia y Oceanía. Le da igual firmar un segundo gaseoducto con su aliado Vladímir Putin, que ayudar a limpiar la imagen de Obama con un atípico pacto medioambiental. Si hay que suavizar las tensiones con la ASEAN en Myanmar, o idear un Área de Libre Comercio Asia-Pacífico, se hace. Y si después toca "hacer las Américas" dejándose cortejar por Enrique Peña Nieto, Ollanta Humala y Michelle Bachelet, pues mejor... (El Correo Gallego, 23/11/14). ISSN: 1579-1564
  • Putin se enfada. Tras escribir el sábado y domingo pasados sobre el presente y el futuro de Barack Obama y Xi Jinping, me parecía injusto, casi un desprecio, no dedicarle unas líneas a Vladímir Putin. No me refiero tanto a su trayectoria (eso ya lo hemos hecho), cuanto a su imagen y capacidad de liderazgo. Si esta semana no ha sido demasiado buena para el presidente ruso, las dos anteriores, fines de semana incluidos, todavía fueron peores. Incluso su hasta ahora gran amiga, ésa con la que practica alemán (al tiempo que ella habla ruso), le echó un buen rapapolvo. Me refiero a Angela Merkel, quien se subió a la tribuna del Bundestag para decir que su colega ruso "hacía peligrar la paz en Europa", llegando a utilizar la palabra "violación" repetidas veces para referirse a las últimas tropelías de Moscú contra el Derecho Internacional y la integridad legal de Ucrania. En la Cámara Baja del Parlamento federal, siguió con la actitud iniciada en Australia, donde toda la política exterior rusa fue puesta en entredicho, y donde la anexión de Crimea (aislada ahora económicamente por los 28 de la UE) fue motivo de reprobación por parte el G20. Fue en Brisbane donde peor lo pasó el pequeño gran mandatario. A sus incómodos encuentros con primeras espadas como el primer ministro británico, David Cameron, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, o el propio presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy (quien le advirtió de las nuevas sanciones y vetos por parte de la UE), hemos de añadir el duro encontronazo sufrido con el primer ministro canadiense, Stephen Harper, quien, reticente a la hora de saludarlo, le indicó al estrecharle la mano que lo hacía sólo para pedirle que abandonase Ucrania. No es de extrañar que el de Leningrado (hoy San Petersburgo) amenazase con abandonar la Cumbre; cosa que finalmente hizo, alegando cansancio, pero una jornada más tarde. No debe de ser fácil para un líder con la autoestima de Putin verse acosado de ese modo. Digo "acosado", y no "amedrentado", porque difícilmente lo podría haber estado habiendo llegado escoltado por cuatro barcos de guerra que, anclados en el noreste del país, alegaban estar ahí para velar por la seguridad de su líder. Aun así, pese al crecimiento cero previsto para 2015, y a la caída del rublo y del precio del petróleo, sigue adelante con los dos gaseoductos pactados con China, con los dos reactores que desea construir en la central nuclear iraní de Bushehr, y no duda en responder a Harper y a Merkel: al primero diciéndole que no puede salir de Ucrania porque nunca ha entrado allí; y a la segunda exigiéndole el máximo respeto al dirigirse a Rusia. ¿Les enviará Putin sus tigres descarriados si continúan las críticas, o sólo les aplicará su nueva Ley de "indeseados" del exterior?... (El Correo Gallego, 29/11/14). ISSN: 1579-1564
  • Socialismo portugués. Abatidos se encuentran estos días nuestros vecinos debido a la detención y envío a prisión preventiva del ex primer ministro socialista José Sócrates, que gobernó Portugal entre 2005 y 2011. La familia socialista es muy consciente de que esta noticia les llega en el peor momento. El programa político del recién elegido secretario general del Partido Socialista de Portugal (PS), António Costa, ha perdido todo el protagonismo frente a una prensa que se vuelca, con lógico interés, en el complejo caso de presunta corrupción, blanqueo de dinero y fraude fiscal que afecta a su antiguo líder. El propio Costa, actual alcalde de Lisboa y en quien tenían puestas sus esperanzas los socialistas, no solo es un reconocido amigo del ex primer ministro Sócrates, sino que incluso ocupó la cartera de Interior a las órdenes del ahora encausado. Esto, que en cualquier otro contexto no implicaría más que una fatal coincidencia a la que le queda un largo proceso judicial a manos de la Fiscalía General y del sagaz juez Carlos Alexandre, adquiere en Portugal una mayor trascendencia, si cabe, dada la ventaja en intención de voto que mostraban hasta ayer los socialistas frente al partido del Gobierno que dirige Pedro Passos Coelho: el Partido Social Demócrata (PSD) que, pese a su denominación, en Portugal es de centro-derecha. Este auge reciente del partido socialista se debía, en primer lugar, a los duros sacrificios que habían tenido que asumir los ciudadanos en materia de austeridad y recortes en los últimos años. En segundo lugar, porque se avecinaban nuevos esfuerzos por parte de la sociedad y del Gobierno para conseguir equilibrar las cuentas del país y cuadrar los presupuestos a las exigencias de la Comisión Europea. En tercer lugar, y más importante, porque los socialistas habían conseguido hacer olvidar a los ciudadanos que la situación a la que se ha tenido que enfrentar Portugal estos años la habían provocado ellos mismos, al pactar con la denominada Troika (FMI, Banco Central Europeo y Comisión Europea) un rescate de 78.000 millones de euros a costa de deteriorar las prestaciones sociales, reducir drásticamente los salarios y menoscabar el poder adquisitivo de la sociedad lusa. Pero como el tiempo parece que lo borra todo, y aunque el Gobierno de centro-derecha portugués ha conseguido proyectar una recuperación económica y un encomiable crecimiento del país ya no solo para 2015 y 2016, sino para este mismo 2014, el mensaje de contención y moderación que se emitía desde Lisboa le daba pábulo a la izquierda para pedir incluso adelantar las elecciones legislativas que tendrán lugar en 2015. Ahora los independientes renuevan sus fuerzas, y los socialistas, reunidos ayer y hoy en congreso extraordinario, ya ni cuentan con la soñada mayoría absoluta... (El Correo Gallego, 30/11/14). ISSN: 1579-1564 
  • El acertado viaje de Margallo a Cuba. El viaje de José Manuel García-Margallo a Cuba sigue generando polémica entre aquellos que critican este gesto de "diplomacia económica" defendido desde el Ministerio de Asuntos Exteriores. Aunque puedo entender los motivos de esa súbita reacción contraria a la misión, no comparto su lectura. Nuestros reproches al déficit democrático y a la falta de libertades que sufre la perla del Caribe bajo el régimen de los Castro (que evidenció el ministro al hacerle un claro guiño de apoyo a la oposición cubana hablando en La Habana de transición, pluralismo y derechos civiles, políticos y sociales) no es óbice para ignorar que más de 300 empresas españolas, junto a sus diversas sucursales y filiales, operan en la República socialista, y que el intercambio comercial entre ambos países aspira a superar los 1.000 millones de euros de 2013. Pero no son sólo económicas las razones que nos fuerzan a replantear nuestra actitud hacia la gran isla antillana. Las hay también sociopolíticas, diplomáticas y geoestratégicas. Somos muchos los que creemos que la era Pos-Castro que se vislumbra a partir de 2018 debe ser protagonizada por una sociedad civil cada vez más organizada y consciente de que otra forma de vida y de Gobierno es tan posible como necesaria para unos cubanos a los que nunca se les debió usurpar su dignidad. En esa lucha por la libertad, España debe hacerle ver a nuestros primos cubanos que no están solos; y que, si deciden dar el paso de romper con décadas de represión y opresión, cuentan con la ayuda y el compromiso de un país hermano. Quizá éste sea el mejor momento para recordárselo, ahora que, dada la crisis económica internacional, el Gobierno cubano, sin tanto apoyo ruso y con la amenaza de una Venezuela incapaz de colaborar económicamente, no ha tenido más remedio que construir una farsa en torno a su Reforma Migratoria y a una Ley cubana de Inversión Extranjera llenas de arbitrariedad, revocabilidad e injerencia por parte del Estado. Dado que la UE ha dado los primeros pasos enviando a la isla altos funcionarios de Bruselas e incluso eurodiputados, España debe saber postularse como el interlocutor más válido entre las partes. Alberto Núñez Feijóo, con visión y perspicacia, supo adelantarse. Los representantes de exteriores de Reino Unido, Francia y Países Bajos, no han querido ser menos y también han viajado a Cuba. Sólo faltaría que nosotros, a nivel de Estado, decidiésemos ignorar un debilitamiento del régimen que incluso EEUU ha detectado al restablecer un diálogo que facilita sus relaciones con Latinoamérica. Al igual que a Obama le interesa que Cuba esté presente en Panamá en la Cumbre de las Américas de 2015, a Mariano Rajoy le incumbe lograr la presencia de Raúl Castro el 8 y 9 de diciembre en una Cumbre Iberoamericana de Veracruz, México, a la que no faltará Felipe VI como principal impulsor... (El Correo Gallego, 01/12/14). ISSN: 1579-1564 
  • Un nuevo Irán. La República Islámica de Irán quiere crecer y abrirse al mundo, pero no le dejan. No se lo permiten desde dentro ni desde fuera. Su presidente, Hasán Rohaní, desde su llegada al poder en agosto de 2013 ha hecho guiños de diálogo para resituar al país tanto a nivel internacional como dentro de esta compleja y fluctuante región. Pero mucho más que el presidente y otros altos cargos del Gobierno dispuestos a redirigir el futuro de la antigua Persia, es la mayoría de la sociedad iraní la que está deseosa de asumir los estándares vitales y democráticos de Occidente. Sin embargo, la cerrazón de ciertos ayatolás y, en especial, del líder supremo Alí Jameneí, constituyen un freno a esta disposición ­aperturista. El ímpetu de la ciudadanía, con fortísimas conexiones familiares y de amistad con Europa y Norteamérica, choca con un empecinamiento interno marcado por el pretendido peso de una religión islámica que, de ser bien interpretada y mejor aplicada por el Gobierno, no debería bloquear el ansia de progreso y desarrollo que demanda la mayoría civil. Hablamos de romper con la desigualdad social, acabar con una pobreza que, de un modo u otro, y a ­diferente escala, afecta a más del 40 % de la población, y potenciar una reestructuración económica, fiscal y financiera que permita ­respirar a los funcionarios, a los ­profesionales liberales, y a una ­pequeña y mediana empresa ­asfixiadas. El lujo que ostentan determinados barrios de Teherán no refleja la presión a la que está sometida una sociedad y una economía marcadas por la amenaza de la recesión. De ahí que resulte tan importante llegar a un acuerdo con el grupo conformado por los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas más Alemania (P5+1) a la hora de pactar el desmantelamiento del programa nuclear iraní para fines militares. Irán, que se ha convertido en pieza clave de la lucha contra el Estado Islámico, defiende el enriquecimiento de su material radiactivo para uso civil. No ha sabido aprovechar unas negociaciones de Viena iniciadas en noviembre de 2013, pero que han terminado frustradas tras un intenso año, prorrogándose a junio de 2015. La discrepancia es sencilla: el número de meses necesarios para fabricar una bomba atómica (12 meses, frente a los 6 que exige Irán), el número de centrifugadoras de enriquecimiento de uranio (Irán quiere unas 19.000, más de nueve veces lo sugerido), la falta de transparencia denunciada por el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), y un levantamiento de sanciones que Teherán desea inmediato frente a las dos décadas propuestas por el P5+1. Entretanto, la caída de los precios del petróleo abre las heridas, sectores de EEUU e Israel piden más mano dura, y Arabia Saudí recela del auge de un Irán chií. Y así, es difícil avanzar... (El Correo Gallego, 06/12/14). ISSN: 1579-1564 
  • La derecha francesa. El fracaso del Gobierno socialista le ha dado alas al centroderecha y a la ultraderecha en Francia. Desengañados, nuestros vecinos galos parecen querer darle un nuevo giro de tuerca a la política en la República semipresidencialista. Mientras el conglomerado administrativo y gubernamental francés, desde el Palacio del Elíseo al de Versalles, desde el Del Luxemburgo al de Bourbon, trata de ajustar y reajustar sus presupuestos, recorta sus previsiones de déficit para 2015, y adapta fórmulas conservadoras y liberales para dejar de frenar el crecimiento en la Eurozona, los partidos políticos de la oposición le piden al electorado francés su confianza para reconducir la maltrecha economía gala. Y mientras los socialistas se enfrascan en duras y desleales luchas internas, al tiempo que pierden el apoyo de sus socios comunistas y ecologistas, la Unión por un Movimiento Popular (UMP) de Nicolas Sarkozy, y el Frente Nacional (FN) de Marine Le Pen copan las noticias y la atención de los compungidos ciudadanos. De hecho, la irrupción de Sarkozy, y la persistencia de Le Pen, no parecen suficientes siquiera para cambiar el sentido del debate económico y disimular las vacilaciones sufridas por un Gobierno al que las presidenciales de 2017 se le presentan muy cuesta arriba. Entretanto, los márgenes de los conservadores se moldean y malean según los sondeos. Y las elecciones internas van aumentando el poder de los nuevos líderes mediáticos. Marine Le Pen gira hacia el centro, y manifiesta públicamente que para votar al FN no es necesario ser de ultraderecha. Sarkozy, por su parte, camina en sentido inverso, afanoso por hacerse con un amplio sector conservador que, a falta de un líder carismático capaz de devolver la esperanza, se había escorado peligrosamente a la derecha. Quizá por ello el experimentado político apuesta por la conciliación entre los descarriados de su partido, al tiempo que habla de renegociar el Tratado de Schengen, controlar de manera más eficaz los flujos migratorios, reconsiderar las competencias cedidas a la Comisión Europea, revisar los reglamentos laborales y el poder sindical, e incluso relajar las restricciones medioambientales al tiempo que se fomenta la industria y la inversión, y se refuerza el papel de la familia como eje de la sociedad. Y aunque las tensiones e intersecciones entre la UMP y el FN se prevén apasionantes, al parisiense todavía le queda superar los duros envites de la Justicia y el difícil trago de las primarias de 2016 (ante Alain Juppé y François Fillon), antes de concentrarse en la reconquista del Elíseo y avalar o desmentir las encuestas que le ven "madera de presidente". En 2017 serán los jóvenes quienes, una vez más, tendrán el poder de decidir qué tipo de país desean... (El Correo Gallego, 07/12/14). ISSN: 1579-1564
  • Uruguay puede ser un rutilante oasis. Comparada con otros países latinoamericanos, la República Oriental del Uruguay podría ser considerada una especie de paraíso, un oasis en medio de la incertidumbre, los retrocesos, las prisas por despuntar y los conflictos surgidos en sus contextos vecinos. Desde el final de la dictadura, y durante tres décadas, Uruguay ha querido tomar las riendas de su destino con la ayuda de diversos gobiernos, sobre todo de centroderecha y, desde 2005, de izquierda. Pero quienes más han hecho por "la Suiza de América", han sido sus ciudadanos, de origen europeo la mayoría, que, capitaneados por unos sacrificados trabajadores y por un entregado sector empresarial y emprendedor (llegado sobre todo de Italia y España, en particular de Galicia y Cataluña), han asumido la responsabilidad de hacer de este país del Cono Sur un referente de equidad social, desarrollo sostenible y transparencia. Pese a sus puntuales crisis, son muchos los que deciden vivir en un país cuya moderación social, humildad cívica y ejemplaridad política son objeto de estudio internacional. Eso lo saben nuestros familiares gallegos allí asentados, y aquellos otros que, en su día, encontraron en Montevideo y en tantas otras ciudades uruguayas, la paz y el hogar que aquí se les negaba. También lo sabe el más que centenario Centro Gallego de Montevideo (homenajeado por el propio Parlamento uruguayo a principios de septiembre), la longeva Casa de Galicia de Montevideo, premiada con la Medalla de Oro de la Emigración (de la que ya hablamos: "En Montevideo como en Casa", ECG 28/10/2012), y una admirable Asociación de Empresarios Gallegos del Uruguay (AEGU), que el viernes celebró con honores su 25º aniversario en la Cámara de Industrias del Uruguay. Tras la segunda vuelta de las elecciones presidenciales del 30 de noviembre, gracias a las que el oficialista Tabaré Vázquez retomará la presidencia dejada en 2010 y sucederá, a partir del 1 de marzo de 2015, al entrañable "Pepe", el también izquierdista José Mújica, Uruguay comienza un ciclo cargado de retos. Al igual que en su momento Mújica, Tabaré Vázquez asume el Gobierno con casi 75 años, lo cual quizá no le impida acometer desafíos como la modernización del sistema de comunicaciones e infraestructuras, moderar el peso de los sindicatos, seguir estimulando el empleo y la equidad, poner fin a la violencia machista y al elevado número de feminicidios, aumentar la seguridad ciudadana frenando atracos y hurtos, reforzar el sector industrial y energético, lidiar con una despenalización del aborto en la que no cree, gestionar una casi inaplicable ley de la marihuana y, sobre todo, aplacar un fuerte aumento del fracaso escolar y educativo (pese a su alto índice de alfabetización) evidenciado en los últimos informes PISA. Nuestros hermanos uruguayos merecen que estos desafíos se consigan también desde la izquierda... (El Correo Gallego, 08/12/14). ISSN: 1579-1564
  • Colombia y las FARC. Desde el pasado miércoles, y hasta el próximo día 17, tiene lugar en La Habana un nuevo ciclo de negociaciones entre el Gobierno de Juan Manuel Santos Calderón y los órganos de decisión de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Siete días decisivos tras la ruptura que tuvo lugar el pasado 17 de noviembre por el secuestro a manos de la guerrilla del general Rubén Darío Alzate el día 16, quien permaneció privado de libertad durante dos semanas. Este incidente supuso un varapalo al proceso negociador, precisamente, por tratarse de un alto cargo militar que, sin embargo, se encontraba haciendo una gestión de carácter administrativo y energético en una de tantas zonas selváticas del país con otros colaboradores. Este hecho nos hizo recordar aquel otro secuestro de un avión y un senador en 2002, que también tuvo un impacto notable. Ahora, tras semanas de incertidumbre, las partes vuelven a sentarse a una mesa de diálogo en la que tendrán especial protagonismo los países garantistas del proceso de Paz (Cuba y Noruega), así como el nuevo "mecanismo permanente" que tratará de solventar las posibles crisis que vayan surgiendo. Cuando hace tres años y medio conocí al Presidente Juan Manuel Santos, pude comprobar que su máxima prioridad era ser capaz de alcanzar un acuerdo definitivo entre las partes sin alejarse ni un ápice del marco jurídico y democrático, y con el respeto a la Constitución como eje de toda negociación. Posteriormente, tras su reelección y su toma de posesión en junio de 2014, el de Bogotá reiteró su compromiso personal y político con la Paz. Sin embargo, como vemos, este proceso reconciliador se muestra demasiado frágil. No hablo sólo de estos dos últimos años de nuevas negociaciones que se cumplieron el mes pasado, sino de una historia de encontronazos que dura ya cinco décadas, y que ha dejado más de 220.000 víctimas y cerca de seis millones de desplazados. Esta fragilidad se debe a que nunca se acordó entre las partes parar la "guerra" mientras durase el proceso negociador. También al hecho de que, pese a que se pactó no secuestrar con fines de extorsión, ciertos sectores y facciones de las FARC son indisciplinados incluso con su propia cúpula paramilitar. Tercero, porque hay grupos de guerrilleros que no permiten inspecciones ni proyectos de desarrollo en zonas controladas por ellos. Finalmente, porque al igual que parte de la oposición al Gobierno de Santos, con el expresidente Álvaro Uribe a la cabeza, ciertos sectores de las FARC no tienen una clara voluntad de Paz por miedo al "día después". Es en la salida sociopolítica y el estatus legal de los guerrilleros y los presos tras el hipotético acuerdo donde radican la inestabilidad y la discordia. De ahí la necesidad de unas negociaciones sinceras y bien transparentes... (El Correo Gallego, 13/12/14). ISSN: 1579-1564
  • Elecciones en Japón. Hoy se celebran en Japón elecciones anticipadas. Destacados colegas de las universidades niponas afirman no estar preocupados ni por el resultado de los comicios ni por el futuro del país del Sol Naciente. De ahí que la mayoría de los japoneses no entiendan la necesidad de esta especie de referéndum sobre las políticas de estímulo planteadas por el primer ministro Shinzo Abe. Sólo un 30% ve con buenos ojos una cita electoral que el mandatario tokiota considera sin embargo clave ya no tanto para obtener el visto bueno del pueblo, cuanto para ejecutar su proyecto reformista con la misma firmeza y decisión que si estuviese aplicando un mandato directo de la sociedad civil de su país. Y aunque sí es cierto que casi un 40% de los ciudadanos opina que el denominado proyecto Abenomics, basado en estímulos monetarios, políticas fiscales expansivas y reformas estructurales, no ha dado, hasta el momento, los resultados previstos, la mayoría es consciente de que la ralentización del consumo interno (del que depende el 60% de su economía) que ha provocado una nueva e inesperada recesión (en parte debido a un incremento del IVA del 5% al 8%), no ha conseguido frenar unos salarios que siguen incrementándose (pese a la caída de los últimos años), ni aumentar un paro de apenas el 3,6%. Peor parecen tenerlo las pequeñas y medianas empresas, muy afectadas por la devaluación de un Yen que ha encarecido la importación de productos y sólo beneficia a las grandes empresas exportadoras. El Partido Liberal Demócrata (PLD) y su socio Nuevo Komeito seguirán controlando un Gobierno que ha pillado desprevenida y desorganizada a la oposición, y tratarán de poner en marcha otras reformas quizá menos conocidas pero igual de importantes. Algunas, incluso, tan simbólicas como necesarias, como el impulso al proyecto de revalorización de imagen Cool Japan, que tratará de reorientar la producción artística popular nipona, así como sus productos digitales de entretenimiento hacia el exterior, más allá de hacia los 127 millones de japonés que habitan su territorio. También las mujeres con hijos serán priorizadas en el mercado laboral y en la cúpula de los Consejos de Administración. El comercio seguirá la senda de la liberalización, y sectores como el agrícola o el de la salud perderán parte de su excesivo proteccionismo. La denominada Constitución "pacífica" será modificada para que las Fuerzas Armadas del antiguo Imperio Japonés puedan operar y colaborar en el exterior; y las plantas nucleares, paralizadas desde Fukushima 2011, serán reactivadas pese a la oposición de parte de una sociedad que guarda en su memoria el compromiso de no proliferación. No es fácil doblegar a la tercera economía del mundo... (El Correo Gallego, 14/12/14). ISSN: 1579-1564
  • La necesaria Cumbre Iberoamericana. Hay quienes cuestionan la idoneidad de la Cumbre Iberoamericana en Veracruz, México. La cita no se limitó al 8 y 9 de diciembre, ya que antes tiene lugar el Encuentro Empresarial y el Foro de Comunicación, y más tarde diversas misiones comerciales sectoriales permanecen para intercambiar ideas y proyectos de carácter bilateral y multilateral. Por ello considero esta Cumbre tan relevante desde el punto de vista tanto estratégico como diplomático. Si a eso le añadimos que es España quien capitanea desde el principio estas citas, y el hecho de que gracias e ellas los vínculos entre Portugal, Andorra y la propia España salen reforzados en múltiples y diversos sectores, parece más que coherente defender un foro que es supranacional e intergubernamental. Restarle relevancia es mostrar desconocimiento de los principios elementales en los que se basan la política internacional, las relaciones exteriores y el comercio mundial. Implica despreciar el papel de mediador internacional e interlocutor para América Latina de España. Incluso obviar la fuerza que ello nos da en los G20, en el Consejo de Seguridad de la ONU, o al negociar cualquier tratado de libre comercio que nos afecte. Prueba de ello es que, lejos de reducirse este tipo de cumbres y foros, en los últimos años han sido muchos los países que han querido afianzarse en cada una de las citas que proliferan por el mundo. También en Centro y Sudamérica. Además de la costera Alianza del Pacífico, o de la ambiciosa Alianza Transpacífica (TPP) de asociación económica, todo el ámbito latinoamericano busca resituarse. Cuba trata de recuperar protagonismo gracias a la nueva Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac). Argentina hace lo propio dentro de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), cita a la que no faltó estos días la Presidenta, pese a su "debilitado" estado de salud. Brasil reivindica el espacio perdido en el Mercado Común del Sur (Mercosur); y Venezuela sufre al perder liderazgo en el Tratado de Comercio de los Pueblos que auspicia la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA-TCP). Otra cosa es que Dilma Rousseff esté hoy más cuestionada y pueda recelar del protagonismo mexicano en Veracruz; que Cristina Fernández se vea forzada a hablar de transparencia y reconocer que junto con Venezuela y Brasil está frenando el crecimiento en la zona; que Evo Morales no quiera oír hablar de desigualdades y de ese libre comercio que él gestiona sólo a nivel bilateral; que Daniel Ortega no logre subirse a la economía global; que Nicolás Maduro haya perdido influencia política y petrolífera; o que los Castro huyan de debates sobre libertad de prensa y apertura económica. Pese a ellos, la Cumbre Iberoamericana debe seguir celebrándose. Aunque sea cada dos años. Y si hay que invitar a EEUU, como segundo país en hispanohablantes, ¡adelante! (El Correo Gallego, 15/12/14). ISSN: 1579-1564
  • Ilusión o frustración. No sé si Obama y los Castro son conscientes del paso que han dado. No me refiero al impacto que su renovada diplomacia ha tenido en el panorama internacional, sino a las expectativas generadas entre los ciudadanos de ambos países. En uno y otro lado, el anuncio ha motivado actitudes contrapuestas. Pero quizá debiéramos fijarnos en aquellas personas de buena voluntad y mejor corazón que quieren ver en la noticia algo positivo para ambos pueblos. Los detractores del acuerdo, que los hay, y muchos, en ambos lados, tendrán más fácil salir en los medios y argumentar los motivos de su desconfianza (que yo comparto). Pero quienes hoy se aferran a la ilusión creada (que yo también comparto), son quienes más nos deben preocupar, pues serán éstos quienes más sufran si este impulso no repercute de la manera que todos esperamos en aquellos a los que se les ha robado la dignidad durante tanto tiempo. El único que no me da pena (sí sus acogedores ciudadanos) es el ­caudillo venezolano, quien, por mucho que en las últimas horas haya moderado su lenguaje y su actitud hacia el "enemigo imperialista", queda como el gran ­derrotado (y desnortado) en todo este laborioso proceso al que tanto han ­contribuido Canadá, el ­Vaticano, la Unión Europea y la propia España (Galicia incluida). La esperanza que provoca a nivel diplomático el restablecimiento del diálogo entre EEUU y Cuba es proporcional a la expectación que genera a nivel económico, y a la posible decepción con la que ojalá no se tengan que enfrentar aquellos que luchan desde hace tiempo por las libertades usurpadas durante décadas en la Perla del Caribe. Si la Reforma Migratoria frustró muchas de las expectativas creadas (volviéndose selectiva, dificultosa y farragosa), y la reciente Ley cubana de Inversión Extranjera no ha obtenido mayor celebración (por su arbitrariedad, revocabilidad e injerencia), el acuerdo pactado esta semana quizá tarde en dar los resultados aguardados por la mayoría. No es sólo la diáspora cubana la que suena discordante, sino también los partidos republicano y demócrata, que ya emiten voces disonantes sobre el tipo de compromiso alcanzado entre las partes. Sea como fuere, 2018 se presume demasiado cerca para un cambio brusco al final de la era Castro, Venezuela no tiene capacidad de liderazgo ni ayuda (su economía quizá reviente en 2015), y la maltrecha Rusia ya vemos cómo está. Pese al preponderante papel pretendido en la CELAC, la Cuba huérfana se beneficia de un Obama deseoso de hacer historia, al que el Nobel le escuece, dadas las condenas recibidas de la ONU por el bloqueo a la Isla. En tres meses regresaré a Cuba. Quizá entonces pueda comprobar si las expectativas se van confirmando o si, por el contrario, la ilusión se ha quedado en frustración. (El Correo Gallego, 20/12/14). ISSN: 1579-1564
  • Guerra al terrorismo. El miedo, la impotencia y la desolación volvieron a azotarnos esta semana. El terrorismo perpetrado por un lobo solitario en Australia dio paso a la masacre ocasionada por un grupo talibán en Pakistán. El mundo se estremece. Y nadie sabe cómo frenar un impulso destructivo que no respeta ni países ni culturas. Ni siquiera a la parte más inocente de la sociedad: los niños. El radicalismo individual en Estados avanzados se entremezcla con el desgobierno de países llenos de desequilibrios y carencias. Nadie permanece inmune, porque nadie puede librarse de un dolor tan frustrante. No por desconocido, sino por inesperado. Incluso esos controles y esos niveles de seguridad que los países aumentan en tiempos revueltos se revelan ineficaces y apenas disuasorios. Y cada vez que hay un avance en contextos bélicos como Siria o Irak, o en aquellos otros en los que una vez entramos con injerencia, y después abandonamos a su suerte, los atentados contra la vida y los derechos se multiplican sin remisión. Cada vez que una célula yihadista es desbaratada, como ocurrió esta semana en España, otros grupos se refuerzan por medio de redes sociales y reuniones clandestinas para lanzarse al despropósito, a la esclavitud e incluso a la inmolación más absurda y despiadada; dispuestos a blandir el negro estandarte, la bandera que anuncia que la mal llamada guerra santa está por llegar, y que nadie está exento de sufrir sus letales consecuencias. Son apenas tres las opciones que nos quedan. En primer lugar, asumir que a una sociedad bien unida no es posible arrebatarle la libertad; y que el compromiso de todos, ciudadanos y líderes políticos y religiosos, ha de erguirse por encima de la amenaza. En este sentido, ver la respuesta ciudadana, y a los representantes de las tres grandes religiones afincadas en Australia rebelarse contra el mensaje viciado de un lobo despiadado, nos llena de esperanza. En segundo lugar, agradecer y animar a las fuerzas de seguridad de los distintos Estados a que no cejen en su valeroso y arriesgado empeño de dar caza y abatir a quienes actúan con peor saña que los propios depredadores. En tercer lugar, bendecir las tareas de reconstrucción, las misiones de seguridad y las labores sanitarias, de formación y adiestramiento que realizan esas valientes y admiradas Fuerzas Armadas en los puntos más inhóspitos del planeta. Como nuestras tropas desplegadas en Afganistán (que estos días visitó Soraya Sáenz de Santamaría, y cuya nueva misión refrendó el Congreso), quienes, al igual que tantos otros compatriotas que se juegan la vida en Irak, en Gabón, en República Centroafricana, en Malí, en Yibuti, en Somalia, y en tantos otros sitios, defienden la democracia y la libertad... (El Correo Gallego, 21/12/14). ISSN: 1579-1564
  • Un mundo conectado. La política exterior de los países y las relaciones internacionales se han revelado este año más importantes que nunca. Los gobiernos rediseñan sus estrategias globales, conscientes como son desde la Segunda Guerra Mundial, y sobre todo desde el final de la Guerra Fría, de que ya no es posible vivir, desarrollarse o protegerse dándole la espalda a los vecinos tanto cercanos como lejanos. El impacto que tienen decisiones como la brusca caída del precio del petróleo se ha hecho evidente, una vez más, estas últimas semanas. La necesidad de reaccionar de manera conjunta ante importantes desafíos terroristas como el abanderado por el Estado Islámico en Irak, Siria y cualquier otra parte del mundo, ha copado los esfuerzos de los últimos meses. La comunidad internacional, con la UE a la cabeza, ha sancionado la actitud separatista de ciertos sectores en Ucrania, así como la complicidad manifiesta de una Rusia que, como vemos, ha perdido en un tiempo récord toda su influencia internacional. Acciones coordinadas, como el desbloqueo de Cuba, reorganizan las relaciones internacionales en buena parte de América, reordenan la preeminencia de EEUU en toda la región y hunden en el ostracismo más absoluto los posicionamientos y estratégicas políticas y económicas de ALBA-TCP, el fallido y ruinoso proyecto bolivariano y chavista. Los trasvases comerciales y humanos de las distintas subregiones africanas generan nuevos y ambiciosos proyectos intergubernamentales desde el África Occidental a la zona de los Grandes Lagos y el área más ­austral del Continente Negro. Y ante la APEC y la ASEAN, se ­proyectan ahora iniciativas como el Área de Libre Comercio de Asia Pacífico (FTAAP), impulsada por China para aumentar su influencia sobre la región y crear su propia zona de libre comercio, y la correspondiente Alianza Transpacífica (TPP) que propone EEUU al margen de China. La UE y Norteamérica perfilan la puesta en escena del gran Acuerdo Transatlántico de Comercio e Inversión, al tiempo que Mercosur, Unasur y la Celac redefinen estrategias y objetivos para cobrar sentido y abrirse al mundo. Y en medio de todo ello, el enorme susto y la mayor lección que ha dado a los autosuficientes, separatistas y aislacionistas un cruel virus del Ébola que ha conmovido al mundo. Si después de todo ello decidimos mirar hacia otro lado e ignorar las tiranías de Oriente Medio y el Magreb, el conflicto palestino-israelí, o circunstancias como las que viven el Congo, Sudán del Sur, República Centroafricana, Malí, Somalia, Yemen, o la frontera entre Afganistán y Pakistán, es que no hemos aprendido nada; y que nos dan igual las atrocidades de Boko Haram en el norte de Nigeria, o la masacre perpetrada contra los estudiantes del Estado de Guerrero, que las viles y constantes amenazas de Pyongyang... (El Correo Gallego, 27/12/14). ISSN: 1579-1564
  • La senda de España. Siempre es importante, pero quizá más en estas fechas, acordarse de quienes sufren, de quienes padecen con más vehemencia la tiranía de una profunda crisis que, debido a nuestra imprudencia, a nuestros excesos, y a nuestra falta de reacción rápida y responsable, hizo que se sintiese con especial virulencia en nuestro país. Me refiero a los pobres, a los excluidos, a las familias azotadas por el paro y por la falta de oportunidades. Hablo de aquellos que tardarán más tiempo en percibir el resultado de las acciones acometidas por el Gobierno de Mariano Rajoy para sacar a España de un oscuro abismo en el que nunca debió caer. La Administración y nuestros ­representantes han trabajado otros doce meses para tratar de recuperar la senda del crecimiento económico y el progreso social. Han luchado para mantener, en la medida de nuestras posibilidades, el Estado de bienestar que tantos esfuerzos y tanto compromiso había exigido a un país que, sin ser perfecto, está lleno de ­posibilidades que ­debemos saber interpretar y ­explorar para ­hacernos más ­fuertes. Lo conseguido este año ha sido con el esfuerzo y el sacrificio de la mayoría, bajo el prisma de una sociedad que debe regirse por los principios de hermanamiento y solidaridad entre regiones y personas. La moderación salarial, los recortes, los ajustes, los doy por buenos si con ellos hemos contribuido a blindar el futuro de nuestros hijos y equilibrar unas cuentas y un dinero que es de todos. No seré yo quien mire hacia otro lado. No seré yo quien exija mantener mi nivel adquisitivo mientras otros muchos apenas tienen para comer, apenas pueden reunir a la familia alrededor de la tradicional mesa navideña, apenas tienen con qué o por qué brindar la noche de fin de año. Asumo la parte que me toca, y me congratulo de haber colaborado, en este sentido, a que las cosas vayan un poco mejor para un país que conformamos entre todos, pues a todos pertenece. Celebro que los países de nuestro entorno nos tomen ahora como referente, consideren a España un ejemplo de trabajo bien hecho. Me alegro al ver que no hay un solo organismo nacional o internacional especializado en materia económica y financiera que no sepa reconocer el proceso de recuperación iniciado por nuestro país. Es bueno que se nos ponga como ejemplo de eficacia y responsabilidad frente a la crisis en cada foro internacional y en cada cumbre intergubernamental. De hecho, ver cómo otros países que pretendían seguir una línea de trabajo más utópica y supuestamente progresista, como Italia o la propia Francia, han tenido que bajarse a la realidad y rediseñar modelos de recuperación y crecimiento cada vez más semejantes al español, demuestra que, pese a lo mucho que queda por hacer, el camino, ahora, lo señalamos nosotros... (El Correo Gallego, 28/12/14). ISSN: 1579-1564
  • ¿España chavista? Por mucho que algunos lo pretendan, será difícil que los españoles permitamos que nuestro país sea un nuevo ejemplo del fracasado y mal llamado "socialismo del siglo XXI" que se ha pretendido imponer por la fuerza en Venezuela y demás países bolivarianos. Sin embargo, ése parece ser el nuevo objetivo de los dirigentes de la República Bolivariana de Venezuela. Así lo he podido confirmar con familiares y amigos residentes en Caracas y otras ciudades de Venezuela estos días pasados. Nicolás Maduro y sus acólitos utilizan los diversos medios oficialistas para decir que España se ha convertido en el mejor apoyo para extender la reforma chavista, en el más actual baluarte del proyecto revolucionario que ha hundido en la miseria a un buen número de países latinoamericanos, y privado de derechos y libertades a la mayoría de sus ciudadanos, salvo a aquellos más cercanos y cómplices de las cúpulas del poder. El desnortado caudillo caraqueño, desubicado incluso antes del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre su tradicional socio caribeño (Cuba), y el denominado por el chavismo "enemigo imperialista" (EEUU), parece querer reorientar su habitual confrontación atacando a España. Por ello combina sus críticas y acusaciones más estrambóticas y extemporáneas hacia nuestros altos dirigentes de ahora y de antes, con la esperanza de que el nuevo partido de izquierda radical emergido en nuestro país se convierta en la plataforma de difusión del chavismo en Europa. De hecho, Nicolás Maduro, con la ­inestimable ayuda y consejo de su embajador en España, Mario Isea, desean la victoria de Podemos para que España constituya la gran aliada de ­Venezuela ante la Unión Europea. Sería la mejor recompensa por la ayuda mutua y la colaboración interesada entre el Gobierno de Caracas y la cúpula del nuevo partido populista radical ­español, también a través del ­Centro de ­Estudios Políticos y Sociales (CEPS) y su Fundación española. Los hostigados estudiantes venezolanos, los represaliados líderes opositores, y los perseguidos medios de comunicación alejados del oficialismo, asisten incrédulos a esta declaración de intenciones. Entretanto, la cúpula de la izquierda radical y populista española maquilla su discurso y trata de disimular su vinculación al régimen bolivariano, amparándose en la supuesta altura intelectual que les aportan los contratos puntuales que vienen disfrutando algunos de sus líderes dentro del sistema universitario español; los mismos de los que se valieron para seducir a los líderes bolivarianos. Y así continuarán los chavistas allí y aquí algún tiempo más: jugando con las expectativas de los incautos, y adoptando una falsa pose "antisistema" desde los beneficios y privilegios que les genera el propio "sistema". (El Correo Gallego, 03/01/15). ISSN: 1579-1564
  • El ocaso de Venezuela. El pírrico 22% de popularidad del que disfruta el presidente venezolano constituye todo un récord de desprestigio nunca antes visto entre los mandatarios de cualquier país de América Latina. Es más, el malestar con Venezuela de toda Latinoamérica es manifiesto, dado que la desnortada gestión del equipo que dirige el caudillo venezolano está repercutiendo de manera nefasta en la seguridad, la economía y el crecimiento de toda la región. El hecho de que muchos de los dirigentes del país se vengan interesando desde hace tiempo en inversiones personales y familiares en puntos estratégicos del exterior (Miami incluido), demuestra que son muy conscientes de que su época de mando y gloria está llegando a su fin. Entretanto, los mercados del país siguen desabastecidos, las deudas con la industria alimentaria aumenta de manera exponencial, y las listas de espera y la colas para hacerse con los bienes de consumo más elementales no dejan de incrementarse en supermercados y comercios. El abaratamiento del petróleo repercute de manera nefasta en las fuentes de financiación, pese a que estamos hablando del país con mayores reservas de crudo del mundo; pero un petróleo, eso sí, que, además de necesitar ser tratado para resultar competitivo no sólo en cantidad, sino también en calidad, se ha convertido desde hace años en la única moneda de cambio con la que pagar los favores económicos recibidos de sus antiguos socios internacionales que ahora recelan de la decadencia del régimen y de la gestión que sufren los venezolanos. Los 20.000 millones de dólares que pueda haber obtenido Nicolás Maduro en su viaje a China no son más que un espejismo que aumentará la deuda de un país malherido. De hecho, el gigante asiático sólo pretende consolidar sus tentáculos en todo el área centro y sudamericana, pero no desea, en absoluto, la publicidad negativa que le genera la colaboración específica entre la República Popular y una República Bolivariana a la que cada vez le cuesta más devolver las ayudas. La única incertidumbre que le deparará el 2015 al cabecilla venezolano, pese a que el precio del petróleo pueda volver a subir en el segundo trimestre del año, es el modo de abandonar un mando errático que, de no enmendarse, terminará llevando a su prometedor país a la miseria más absoluta. La tasa de inflación más alta del mundo (64%) y la amenaza constante de suspensión de pagos, combinadas con la necesaria reducción de gastos, le auguran un futuro bien oscuro, por más que se empeñe en controlar los distintos poderes públicos, políticos y judiciales del Estado, o en gastar el poco dinero que le queda al país en fortalecer la compleja y numerosa red de medios de comunicación (prensa, televisiones y radios) que él mismo controla y supervisa. (El Correo Gallego, 10/01/15). ISSN: 1579-1564
  • Inquietud en Grecia. A un buen número de griegos les resulta, como mínimo, inquietante, que el partido político revelación de los últimos años, no haya sido capaz de mantener un mensaje coherente y lineal. A medida que avanzan las semanas y se acerca el 25 de enero, la Coalición de la Izquierda Radical, Syriza, ha ido cambiando su discurso no sólo en lo relativo al futuro de su propio país, sino a la relación de éste con la Unión Europea. El ansia de cambio de nuestros hermanos helenos y su confianza en Alexis Tsipras, más allá de lo que apunten los siempre eventuales y dudosos sondeos, se ha ido moderando al ver que, incluso antes de hacerse con el poder, los populistas reconocen la dificultad de llevar a cabo muchos de sus "mensajes fuerza". Porque si decepcionante es ver que un partido, una vez llegado al poder, se ve forzado por las circunstancias inesperadas, o debido a los datos ocultados por el Gobierno anterior, a modificar algunas de sus premisas de actuación, más desesperante, si cabe, resulta ver que, incluso antes de hacerse con las riendas del país (y sin conocer, por tanto, los números absolutos), ya estén reculando en muchas de sus promesas de hace apenas unas semanas. Esta actitud cambiante, tan propia de los populismos, si bien genera cierto sosiego en la UE (a la que no quieren renunciar ahora, por cierto, los de Syriza, y con la que ya parecen dispuestos incluso a pactar), en el electorado no sólo provoca desasosiego, sino desconfianza. A mí, que conozco bien el país heleno, y que, como recordarán, he podido hablar en persona con buena parte de sus colectivos de indignados ("Ésta no es mi Grecia", ECG 15/06/2014), no me sorprende esta actitud veleta de los partidos griegos. De hecho, en más de una ocasión he podido manifestar mi sorpresa al ver que, pese al estado de descomposición, corrupción y degeneración en que se encuentra la cuna de nuestra cultura grecolatina, las agrupaciones políticas muestran allí un apetito voraz por hacerse con el poder. Y es que, las formaciones en Grecia no sólo no disminuyen, sino que florecen por cada esquina, como pretendiendo hincarle un bocado, cueste lo que cueste, a un pastel más bien escaso y ciertamente caducado. Alexis Tsipras, que, como todos los populistas, procede de una influyente y acomodada familia (en su caso de constructores), deberá hilar muy fino si no quiere engañar y terminar de echar por tierra las esperanzas de un buen número de ciudadanos desesperados que, tras padecer tantos "sacrificios", están ahora dispuestos incluso a renunciar a los "beneficios" de tanto esfuerzo, y a una Grecia que prevé crecer en 2015 por encima del 2%, que reduce el paro, y que desea cumplir sus obligaciones y devolvernos la ayuda que le hemos prestado entre todos... (El Correo Gallego, 11/01/15). ISSN: 1579-1564
  • España y el islam en estado de alerta. Conozco sus países de origen y a ellos. Y sé que quienes más sufren este estado de ansiedad frente al islamismo son nuestros propios amigos musulmanes. La idea de verse metidos en el mismo saco del fundamentalismo les llena de pavor, les genera la impotencia propia de aquellos que saben que están siendo prejuzgados, y les ocasiona la frustración de no saber cómo ayudar a combatir un extremismo que aparece sin avisar y donde menos te lo esperas. A ese 2 % oficial de la población española, además de pedirles disculpas por nuestra incapacidad para referirnos a las malas hierbas sin ofender a la mayoría, les diría que es mucho lo que pueden hacer para contribuir a la erradicación de un germen de violencia, ira y terror que lo único que consigue es romper el tan necesario diálogo entre civilizaciones (la islámica también existe). Les diría que su cooperación con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado es fundamental. Sólo ellos, con el conocimiento que tienen de sus círculos de reunión y socialización, son capaces de adelantarse a los hechos y llegar a predecir cuándo una mezquita apunta a desviarse de las premisas del Islam, o cuándo un grupo de jóvenes empiezan a coquetear con la idea de sumarse a la siempre destructiva yihad. Su responsabilidad a la hora de enfrentarse a los radicales de su religión es total, ya sea en la calle o a través de las redes sociales. Deben hacerlo, además, conscientes de que el mayor número de víctimas civiles, policiales y militares del islamismo radical lo engrosan sus propios hermanos musulmanes en un número superior al 80 %. Sepan ustedes que además de los cientos de mezquitas oficiales que hay en España (sólo en Galicia unas 23), existen multitud de ellas clandestinas. Los informes policiales muestran que en más de 100 se fomenta un salafismo revisionista radical. También sabemos de las conexiones de Al Qaeda y otros grupos con nuestro territorio. Y se da por asumida la implantación de grupúsculos del Estado Islámico en Ceuta y Melilla. Los grupos de vigilancia e información, además, llevan meses neutralizando aquí células yihadistas y de reclutamiento (la última en diciembre; la penúltima hace cuatro meses). Aún así, cada mes transitan por nuestro país una media de 35 muyahidines con destino a los conflictos de África y Oriente Medio. Los más jóvenes y los conversos son quienes tienden a asumir la versión más radical de la fe islámica; y se adoctrinan en torno a líderes religiosos y excombatientes carismáticos. Además de en Madrid, Castilla y León, y Andalucía, es sobre todo en Cataluña y todo el Levante donde más ha aumentado la presencia de yihadistas. Si a esto le añadimos la pretendida revisión del Al Ándalus, del califato de Córdoba y de los reinos de taifas, queda claro que, aunque nos digan que no debemos estar "alarmados", sí debemos permanecer muy "alerta". (El Correo Gallego, 12/01/15). ISSN: 1579-1564
  • Desde Malasia. Visto desde Malasia, el mundo parece más vulnerable. Las Torres Petronas de su capital, Kuala Lumpur, constituyen el símbolo de un país del Sudeste Asiático que quiere codearse con los países desarrollados. Pero esto no se consigue de un día para otro. Además, la fragilidad de las economías ante los avatares financieros (véase la crisis actual), o ante imprevistos como la brusca caída del precio del crudo, es evidente. La compañía de gas y petróleo del Gobierno malasio, Petroliam Nasional Berhad, Petronas, que ocupa la mayoría de las oficinas de las 88 plantas de las Torres, desea que se reformulen en pocos meses unos precios del oro negro que ha forzado al Gobierno de este país de mayoría islámica (pese a los beneficios en la industria del trasporte y las exportaciones) a reestructurar a la baja las previsiones de crecimiento y el presupuesto para 2015, así como sus esfuerzos de consolidación fiscal y las inversiones previstas en el Programa de Transformación Económica (ETP). Pero las ansias de no incurrir en un déficit comercial debido al derrumbe del petróleo, la aplicación del impuesto del 6% sobre bienes y servicios en abril, la ralentización del consumo, y la incierta demanda externa (provocada por la ralentización de la economía global), no parecen suficientes para impedir que la previsión de crecimiento del PIB se mantenga en un 5,5% para 2015, tras un 2014 que paree haber cerrado en torno al 5,8%. Y aunque la tarifa eléctrica ha sido reajustada al alza desde el 1 de enero, los ciudadanos malasios seguirán disfrutando las subvenciones que abaratan la gasolina que consumen. Tras visitar el esforzado Instituto Cervantes que dirige desde hace once años Susana Martínez Vellón, pude hablar con los estudiantes del University College of Arts and Technology (HELP CAT), y presentar nuestros progresos investigadores ante los compañeros de la prestigiosa (151 del mundo) Universidad de Malaya (UM). Eso me permitió constatar los desajustes que existen en tantos países. El propio Este y Sur de Malasia sufre el devastador efecto de las lluvias monzónicas que han anegado en diciembre y enero pueblos y casas, sin que el Norte y el Oeste del país apenas se enterase, salvo por el esfuerzo económico para paliar unas riadas, olas gigantes y ciclones tropicales que, por frecuentes, deberían poder predecirse y combatirse mejor, con un desarrollo más equilibrado, y un urbanismo y ordenación del territorio mejorables. Si a esto le añadimos los planes para recuperar un turismo que los accidentes de sus líneas aéreas ahuyentan, un mayor compromiso con la seguridad y la lucha contra el yihadismo, y una corrección de las discriminaciones hacia las minorías china e india, quizá Malasia consiga progresar como desea. (El Correo Gallego, 17/01/15). ISSN: 1579-1564
  • Singapur saltando. Una de las cosas que más me sorprende de mi viaje a Singapur es la dificultad que uno tiene para conseguir que algún lugareño sea capaz de decir algo negativo sobre su ciudad-Estado. Si a esto le añadimos el hecho de que hablamos de una de las metrópolis más espectaculares, lujosas y limpias del mundo, entenderán ustedes que sea fácil tener la impresión de estar en un paraíso (no sólo fiscal) del siglo XXI. Pongamos un ejemplo que entendamos todos: tomen lo mejor del Manhattan neoyorquino (edificios y avenidas incluidos), júntenlo con la ostentación de la madrileña calle Serrano, agítenlo todo bien (de manera ordenada) como si de una coctelera arquitectónica y urbanística se tratase y, lo más importante, planten el combinado resultante en el jardín más amplio y bello que puedan imaginar (sin que falte en él ninguna de las flores del mundo, que para eso nos hemos gastado 1 billón de dólares singapurenses en la más exquisita flora); pues bien, el resultado es la República de Singapur (con una superficie unas tres veces Compostela). Si además son capaces de recrearlo en un 2020, su imagen será más ajustada (visualicen su Marina Bay Sands y verán). Pero, ¿cuál es el trasfondo de todo ello? ¿Por qué esos reparos a la hora de reconocer posibles carencias y lacras? ¿Quizá debido a una férrea Administración capaz de confiscar hasta un paquete de chicles de esos que manchan nuestras aceras europeas, o de sancionar a aquél que ose fumar fuera de los pocos espacios pseudo-clandestinos que se ocultan tras las plantas más frondosas o en las escasas mesas destinadas para tal fin en las terrazas que adornan la ciudad? ¿Quizá por miedo a expresarse libremente en el 50 aniversario de un país levantado por una saga de legisladores, en su mayoría chinos? Habrá que preguntárselo a esos alumnos que ocupan ya el primer puesto en el Informe PISA, o a esos doctorandos y compañeros a los que me pude dirigir en la prestigiosa Nanyang Technological University Singapore (NTU), que ocupa el envidiable puesto 39 del mundo. Quizá se trate, simplemente, de la clásica discreción china (el 74% de la población) que asume y propone el inglés como primera lengua oficial y obligatoria del país. Es como si este puerto estratégico (primero en el mundo en capacidad contenedora, segundo en volumen de negocio) se hubiese contagiado del formalismo de los 150 edificios de bancos de todo el mundo aquí asentados; como si las viviendas públicas subvencionadas por el Gobierno y cedidas al 80% de los lugareños durante 99 años, compensasen el precio de los coches (dos veces más caros que en Europa). En definitiva, como si sólo pensasen en disfrutar el Festival Pongal de la Cosecha que celebra la minoría india estos días, o en prepararse para el Año Nuevo Chino que se festejará el 19 y 20 de febrero. (El Correo Gallego, 18/01/15). ISSN: 1579-1564
  • Asia y África aspiran a medrar más. Hablar de organizaciones intergubernamentales implica reconocer un fenómeno en evolución, pues han sido muchas las instituciones supranacionales que se han creado en las últimas décadas. Es difícil cuantificar el número exacto de ellas, pues muchas han terminado por ampliarse, absorberse e incluso desaparecer ante la creación de una más fuerte y ambiciosa. Pese a ello, entendiendo el concepto de organización o institución intergubernamental en su sentido más amplio, podemos hablar de entre 330 y 370 entidades fundadas para acometer un ambicioso fin común. Este objetivo último varía dependiendo de las regiones en las que surgen, de las necesidades generadas por los países que deciden asociarse, y de los retos planteados por sus Gobiernos. El caso más cercano para nosotros es la UE. Uno lejano pero bien conocido podría ser Unasur en América Latina. Dentro de los contextos africano y asiático, también podemos percibir diversas instituciones y organismos en constante transformación que aspiran a dar una mayor solidez e influencia exterior a los Estados que comparten ubicación geográfica y una cierta identidad de tipo económico e incluso cultural. Tanto en Asia como en África, los procesos de descolonización han jugado un papel decisivo a la hora tanto de formar los futuros países independientes, como de entablar sus relaciones económicas y diplomáticas. Sin embargo, las desigualdades en materia de recursos naturales, crecimiento económico y desarrollo, han lastrado (y lo siguen haciendo) muchas de estas nuevas instituciones. La pobreza, los conflictos sociales, políticos y militares, las subidas y bajadas en los precios de las materias primas, los tan diversos sistemas jurídicos, la debilidad de muchas transformaciones democráticas, las carencias en ciertos sistemas de salud y educativos, el impacto de los fenómenos medioambientales, e incluso la corrupción y la falta de libertades localizadas en no pocos contextos, constituyen los principales hándicaps con los que se han topado instituciones como la Conferencia Internacional de la Región de Los Grandes Lagos (CIRGL), la Comunidad Económica y Monetaria de África Central (CEMAC), la Comunidad para el Desarrollo de África Meridional (SADC), la Comunidad Económica de los Estados del África Occidental (CEDEAO), o la propia Unión Africana (UA). Y si esto es así en África, en Asia observo que afrontan similares riesgos y desafíos el Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), la Asociación para la Cooperación Regional de Asia del Sur (SAARC), o la propia Organización para la Cooperación de Shanghái (OCS), entre otras. Ojalá la tan deseada colaboración económica genere una correcta productividad, un sistema financiero controlado, un desarrollo sostenible y un progreso justo, equitativo y duradero. (El Correo Gallego, 19/01/15). ISSN: 1579-1564
  • Tailandia y sus cuitas. Tras recorrer Singapur y Malasia, y visitar sus principales universidades, sobre las que ya escribí aquí el sábado y domingo pasados, me trasladé al Reino de Tailandia y a su prestigiosa Universidad de Chulalongkorn de Bangkok. Ése fue el punto de partida de un periplo tailandés que me permitió confirmar y hablar allí de los trasvases migratorios entre Europa y el Sudeste Asiático, y de la relevancia de las nuevas instituciones supranacionales de la región, además de contrastar las desigualdades y carencias de un país que se resiste a seguir siendo considerado popularmente como la capital del turismo sexual de todo un continente, pese a los cuantiosos ingresos que estas prácticas y esta imagen generan desde el punto de vista turístico en un contexto nacional, por otro lado, profundamente budista. Baste recordar que el 95 % de la población se esmera en cuidar y visitar los más de 40.000 templos budistas y las más de dos millones de estatuas de Buda en cada una de sus seis posturas habituales que recorren y adornan el país. Sin embargo, sus "barrios rojos" siguen ahí; sus "go-go bars" proliferan en calles y áreas como Patpong, o en las igual de populares Soi Cowboy y Nana Plaza. Incluso, si me apuran, sus "ladyboys", cuyo número, relevancia y capacidad de atracción contrastada ha hecho que la reforma de su Constitución o Norma Fundamental prevista para abril contemple reconocer a los transexuales como el "tercer sexo" (algo que sólo India ha aceptado ya), pese a las dificultades administrativas y fiscales que sufren las parejas del mismo sexo. Ese ansia de superación,esa fama y esas estadísticas que apuntan hacia los tailandeses como los ciudadanos más felices del mundo entregados a placeres tan básicos como la conducción y adquisición de un vehículo, y el disfrute constante y diario de todo ese abanico de sabores y texturas que ofrece su comida, contrasta con un territorio constantemente maltratado por los avatares meteorológicos y naturales (recuerden el tsunami de 2004 en el que murieron 8.200 personas sólo en este país, un tercio de ellas turistas), o las riadas y monzones que hacen que medio país permanezca inundado de agosto a noviembre generando multitudinarios trasvases migratorios de ida y vuelta que nos descubren las miserias del interior de un país que nada tiene que ver con la benevolencia casi ostentosa de los resorts y playas ubicadas frente al mar de Andamán o el Golfo de ­Tailandia. Ojalá los logros educativos y exportadores del país favorezcan pronto el restablecimiento de un Gobierno democrático que sepa amparar los derechos y las libertades de esta acogedora población tan maltratada durante demasiado tiempo por las sublevaciones militares y los golpes de Estado. (El Correo Gallego, 24/01/15). ISSN: 1579-1564
  • Sri Lanka me ilustró. Fue una gran lección de humildad que suelo recordar a menudo y que me ayuda a escudriñar la realidad sin prejuicios y a mirar a mi alrededor con prudencia, respeto y devota atención. La recuerdo diminuta y silenciosa entre los veinticinco estudiantes llegados de todo el mundo y seleccionados a través de un proyecto que habíamos tenido que presentar meses antes. Orgullosos de nuestros centros académicos de origen, casi todos presumíamos del prestigio de nuestras universidades y de la pujanza de los países en los que se éstas se asentaban. Era como si el hecho de estar en la idealizada Universidad de Oxford nos forzase a resaltar las virtudes de las universidades de las que proveníamos. A todos menos a ella. Porque recién llegada de Sri Lanka, un país tan desconocido para el resto, situado entre el mar de Bengala y el noreste del Océano Índico, y lleno de desajustes y duras luchas internas, nuestra discreta y casi invisible compañera consideraba que era poco lo que tenía que aportar. De ahí que buscase siempre un rincón discreto en el que casi esconderse y pasar desapercibida. Tampoco nosotros, tan jóvenes entonces, le prestábamos mucha atención. O al menos así fue hasta que hubo que trabajar en grupo. La fortuna hizo que mi habitación fuese la más amplia y luminosa, por lo que pronto se convirtió en centro de reunión. La sorpresa fue descubrir que cada vez que terminábamos una actividad para entregar a nuestro tutor, cada vez que, orgullosos y engreídos, considerábamos que nuestra tarea estaba rematada, ella, con su voz baja y entrecortada, nos aportaba una perspectiva que echaba abajo nuestra argumentación y hacía que tuviésemos que empezar de nuevo. A partir de entonces, cada vez que concluíamos algo, buscábamos su mirada cómplice, su expresión de aceptación para saber si el trabajo estaba rematado o si, por el contrario, debíamos darle otra vuelta. Fue así cómo aquella discreta estudiante nos proporcionó una cura de humildad que ya nunca olvidaríamos. Y así fue también cómo descubrí que Sri Lanka, la denominada por su pequeño tamaño, forma y ubicación "lágrima de la India", se terminaría convirtiendo en un gran país capaz de superar las frustraciones, los conflictos y las disputas que han mantenido enfrentados a la mayoría cingalesa y a los separatistas tamiles del norte durante casi tres décadas. Estos días he podido estar con otros dos amigos de la isla con los que ha querido contar el nuevo Gobierno del recién elegido Maithripala Sirisena. Estoy seguro de que Sri Lanka se convertirá en breve, además de en todo un aliado geoestratégico basado en la integración multicultural y el diálogo interreligioso, en un referente de belleza natural y turismo de calidad con el que ya flirtean China e India... (El Correo Gallego, 25/01/15). ISSN: 1579-1564
  • Otras cosas que también dijo Obama. Obviando los lugares comunes y los buenos deseos, del Discurso del estado de la Unión de Obama, lo que a mí más me interesa no es tanto lo que ya se dijo y explicó, cuanto lo que no se quiso escuchar y lo que no se quiso entender. Me llamó la atención la respuesta que dio el presidente al aplauso "espontáneo" de los republicanos cuando, casi al final de su alocución (conocida y distribuida de antemano), hizo referencia al hecho de que no hablaba en clave electoral: "Ya no tengo que realizar ninguna campaña política", señaló, "mi único programa para los próximos dos años es el mismo que he tenido desde el día en que presté juramento en los escalones de este Capitolio", concluyó. No me refiero aquí al hecho de que, si el programa es el mismo, significa que poco o casi nada ha conseguido hasta la fecha. Me refiero a la alegría con la que los republicanos recibieron la ya sabida noticia de que no volvería a ser candidato. Como bien me recordaba estos días el director del Instituto Franklin, Julio Cañero Serrano, el inquilino de La Casa Blanca se apresuró a decir que él ya había sido candidato en dos ocasiones. Dos veces, por cierto, en las que había conseguido batir a sus adversarios: "Lo sé bien porque ya me he presentado en dos ocasiones. Y he ganado en ambas", apuntó Obama. Esto irritó a los republicanos. Y más cuando dio a entender que no interpretaba las legislativas de noviembre en clave plebiscitaria sobre su persona. Por otro lado, para muchos estadounidenses quedó bien claro que cuando un país aspira a crecer y a mostrarse solvente ante el mundo, es cuando es capaz de respetar y honrar el esfuerzo y los valores que han hecho de EEUU lo que hoy es. Daba aquí a entender el presidente la necesidad de contribuir al desarrollo de la nación desde las "ideas prácticas, no partidistas". Incluso apuntó la idoneidad de ser constructivo y no destructivo; la importancia que tiene saber reconocer el camino andado y estar "a la altura de la cámara y del país". "Una política mejor no requiere que los demócratas abandonen su programa político ni que los republicanos tengan que aceptar mi programa con los brazos abiertos", subrayó el presidente. En definitiva, quiso resaltar que "una política mejor requiere que debatamos sin demonizar al otro". Una política mejor supone "hablar de temas importantes, de valores, de principios y de hechos, en vez de sobre metidas de pata insustanciales, errores triviales o falsas controversias". Es decir, menos populismos y más sentido práctico de la vida y del país. Menos tiempo invertido en "campañas sucias" y engañosas. Más tiempo dedicado a "construir unidos" algo mejor de lo que tenemos, y no a destruir separados lo que ha costado tanto conseguir. Tras escuchar esto, pienso en las nuevas fuerzas políticas surgidas en Grecia y en España y, como es lógico, me pongo a temblar... (El Correo Gallego, 26/01/15). ISSN: 1579-1564
  • La Celac y sus retos. La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), cuya tercera cumbre se celebró esta semana en Costa Rica, es buen ejemplo del nuevo énfasis que el colaboracionismo intergubernamental está teniendo en el mundo. Esta organización política supranacional busca aunar voluntades y fomentar compromisos, lo cual es bueno. Incluso aspira a lograr, de manera conjunta, beneficios económicos y de desarrollo para la región, lo cual tampoco es reprochable. Sin embargo, además de incidir en aquellos aspectos que generen ventajas mutuas, la Celac debería esforzarse también en limar las diferencias y desequilibrios que atentan contra la justa integración de sus Estados socios. Este año se ha hablado mucho de desigualdades sociales y de la erradicación de la pobreza, pero me temo que no demasiado de regímenes antidemocráticos, de la falta de transparencia, de los dispares ritmos de crecimiento, o de inestabilidades financieras provocadas por mandatarios populistas y desnortados. Porque si importante es tratar de superar las brechas sociales fomentando el justo reparto de la riqueza, igual de pertinente resulta ser capaces de prever futuras divisiones políticas y sociales, favorecer sistemas civiles y políticos de participación ciudadana, apostar por la eficacia y la transparencia administrativa, o luchar contra esa corrupción, opresión y falta de libertades que sigue caracterizando a muchos de los países que conforman la Celac. Sólo así la tan deseada colaboración económica generará una correcta productividad, un eficaz sistema financiero, un desarrollo sostenible, y un progreso justo y duradero. Prueba de estos desequilibrios y desavenencias fueron tanto los encontronazos entre varios de sus líderes, como las soflamas propagandísticas que nada aportaron al desarrollo de la cumbre. Ahí están la declaración partidista de respaldo a Cuba frente el embargo estadounidense; los rifirrafes entre el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y el de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, que frustró el encuentro privado entre presidentes y cancilleres; la intervención de Raúl Castro, advirtiendo que no está dispuesto a hacer cambios en su política interna; o el discurso de Rafael Correa, presidente de Ecuador, hablando de "derechos", "descolonización" e "imperativos morales". Ahora la Celac pone todo su empeño en hermanarse con China, y desea reforzar sus vínculos con la Unión Europea. Pues si con la primera el camino está andado, dado el interés del gigante asiático en usurpar la influencia de EEUU y Canadá (que están en la OEA, pero no en la Celac) en el Continente, en la UE quizá le resulte más difícil hablar de progreso económico sin asumir el necesario progreso democrático... (El Correo Gallego, 31/01/15). ISSN: 1579-1564
  • Pleitesía al rey Saudí. El Reino de Arabia Saudí es un bellísimo país lleno de posibilidades para España gracias a la estrecha y larga amistad de don Juan Carlos no sólo con el recientemente fallecido rey Abdalá, sino también con el nuevo monarca Salmán Bin Abdulaziz Al Saud. Ahí está el consorcio hispano saudí que está llevando el AVE de Medina a La Meca, su posible ampliación hasta Yeda (Jeddah), o el modo en que los hijos del rey Salmán han contribuido a dotar de carga de trabajo a diversas empresas españolas salvándolas de la quiebra. Su influencia ha quedado patente, una vez más, en el modo en que los líderes internacionales se han apresurado a viajar al país arábigo para expresar sus condolencias y mostrar pleitesía ante el nuevo jefe de la casa de Saud. Pero pleitesía no significa sólo cortesía, sino también convenio, acuerdo y colaboración. Hablamos de un país con disponibilidad para ser el primer productor y exportador de petróleo del mundo, y capacidad para hacer temblar los mercados con sus motivadas subidas y bajadas del precio del crudo. Si a esto le añadimos su faceta de gran importador de industria militar y armamentística, y su posición estratégica en un Oriente Medio cargado de inestabilidades, entenderemos que la visita de Felipe VI, de Carlos de Inglaterra, del príncipe Naruhito, o de Hollande y Medvédev, entre otros muchos, fuese más que obligada. También Obama viajó con su mujer a Riad. Es más, la amistad estratégica entre EEUU y el Reino del Desierto no sólo quedó evidente por el cabello suelto que lució Michelle (algo normal para la diplomacia saudí, pese a la polémica torpe e infundada surgida en Occidente), sino por el hecho de que la delegación estadounidense estaba integrada por nombres tanto del partido demócrata como del republicano (figuras relevantes de las administraciones Bush incluidas). Además, y pese a las acusaciones de colaboracionismo con el terrorismo radical, amparadas quizá en el dinero y en una de las más férreas y restrictivas interpretaciones del islam, es cierto que tanto Al Qaeda en el malogrado Yemen, como el Daesh (EI) en su frontera noreste con Irak, se han convertido en dos amenazas probadas dados los últimos ataques e incursiones perpetradas en sus fronteras. De ahí que al muro sureño frente a Yemen, se sume ahora el megaproyecto que está levantando ya en su línea divisoria Norte. Y aunque Salmán habla de un "proceso continuista" y de seguir "la voluntad de Dios", si es capaz de gestionar sus tensiones con Irán, controlar la inestabilidad que pueda llegar de Egipto, Siria, Irak o Israel, y asumir que el respeto de las religiones y las minorías, y el favor del pueblo y las mujeres, se ganan pero no se imponen, quizá llegue a alcanzar todo el protagonismo que dice merecer... (El Correo Gallego, 01/02/15). ISSN: 1579-1564
  • Mucho más se podría ganar en Cuba. Es mucho lo que nos jugamos con el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre EEUU y Cuba. En ambos países ha influido reconocer la dependencia mutua que tienen para alcanzar sus fines más ambiciosos a nivel económico, político y estratégico. Así lo expusimos aquí a principios de diciembre (El acertado viaje de Margallo a Cuba, ECG 01/12/2014), incidiendo en "el debilitamiento del régimen" castrista que incluso EEUU había detectado, y que había favorecido su disposición "a restablecer un diálogo que facilita sus relaciones con Latinoamérica". Si entonces quisimos adelantarnos al anuncio que coparía dieciséis días después, el 17 de diciembre, editoriales y portadas, hoy quisiéramos también tomar cierta ventaja en un proceso diplomático en el que España en general, y Galicia en particular, tienen mucho que aportar. Tras la decidida actuación de varios hombres de Estado, capitaneados por el papa Francisco, y bajo la tutela del primer ministro conservador canadiense, Stephen Harper, del secretario de Estado de la Santa Sede, Pietro Parolin, de Barack Obama y del propio Raúl Castro, ahora serán dos mujeres, Roberta Jacobson y Josefina Vidal, las que tendrán la oportunidad de gestionar un proceso que se les había atragantado, pese a que ambas llevaban casi dos años comprometidas con esta tarea específica. En la primera reunión celebrada en La Habana entre ambas delegaciones, pudimos ver que si bien existe un cierto acuerdo a la hora de reabrir embajadas, enfrentarse al narcotráfico, reforzar las medidas antiterroristas, en incluso colaborar en materia sanitaria, la cuestión de los derechos humanos y la libertad de expresión social y política genera cierto recelo entre una estadounidense capaz de reunirse con la oposición cubana, y una isleña que, además de desconfiar de las iniciativas migratorias y de la ya clásica Ley de Ajuste Cubano, tiene muy presente Guantánamo y los abusos policiales en EEUU como posibles armas arrojadizas. Debemos reivindicar nuestro papel de mediadores, y ofrecernos a ambas delegaciones para contribuir no sólo a un acercamiento integral entre las partes, sino también para aportar nuestra experiencia tanto desde el punto de vista de una posible transición democrática, como desde la perspectiva de nuestra trayectoria económica y diplomática no sólo en Cuba, sino en toda América Latina. Sé reconocer los esfuerzos realizados por el secretario xeral de Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, por Aurelio Miras Portugal, director general de Migraciones, y por Pablo Gómez de Olea, director general para Iberoamérica de la Secretaría de Estado de Cooperación Internacional. Y valoro la influencia y los recientes logros económicos e institucionales alcanzados por el presidente Alberto Núñez Feijóo. Pero creo que nuestro papel protagonista en este nuevo proceso puede dar más de sí... (El Correo Gallego, 02/02/15). ISSN: 1579-1564
  • El discurso de un Rey. Es una pena que el discurso pronunciado por Felipe VI en el transcurso de la cena ofrecida por el primer ministro etíope, Hailemariam Desalegn, haya pasado tan desapercibido aquí en España. Digo aquí porque desde luego allí, en la capital de Etiopía, las palabras de nuestro monarca fueron recibidas con entusiasmo. Es cierto que era la primera vez que un jefe del Estado español participaba de manera tan directa en una Asamblea de la Unión Africana (UA). Además, saber que tus palabras van a llegar a los 54 estados representados en Addis Abeba a través de sus delegaciones, debe de constituir todo un estímulo. Fue un discurso cargado de contenido práctico, al que tampoco le faltó ni la oportuna dosis de esperanza, ni la inexcusable crítica constructiva a algunos de los males que afectan al continente vecino. Especialmente aguda me pareció la relación que estableció nuestro rey entre "seguridad" y "pobreza". Pues es bien cierto que allá donde más esfuerzo se pone en luchar contra las desigualdades, donde los "pilares básicos" de la sanidad y la educación son respetados y protegidos, es más difícil que la sinrazón de la violencia y el terror se adueñen de una sociedad que es capaz de priorizar las condiciones de vida del ser humano y aunar esfuerzos en pos de un desarrollo sostenible. También me pareció oportuno su repaso por nuestra historia común; su retrato de los vínculos políticos, geográficos y culturales entre un país, España, y un continente, África, felizmente condenados a entenderse y apoyarse. Pero la sinceridad debe ser priorizada; de ahí que no le temblara la voz a don Felipe a la hora de ofrecer ayuda, a la vez que reivindicar el necesario avance de los procesos democráticos y las libertades que amparan los derechos humanos en un contexto geográfico tan amplio y variado. En este sentido, y también con la paz como objetivo último de cualquier socio, el monarca español supo recordar el valor y el trabajo de nuestros contingentes militares desplegados en territorio africano. Y es que no debemos olvidar que allí donde ha surgido el conflicto o la necesidad de ayuda, España ha estado siempre sobradamente representada. No hablo sólo de la labor humanitaria de nuestros religiosos, oenegés, y servicios médicos distribuidos por toda África (además de en esa parte occidental tan debilitada por el ébola), sino también de la valentía y el riesgo asumido por nuestro Ejército en contextos tan dispares como Cabo Verde, Senegal, Malí, República Centroafricana, Gabón, Somalia o Yibuti, entre otras misiones puntuales y de igual trascendencia. Quizá por ello sea el momento de renovar el Memorando de Entendimiento firmado hace años con la UA, al tiempo que afianzar una cooperación que, para ser eficaz, habrá de implicar a todas las partes... (El Correo Gallego, 07/02/15). ISSN: 1579-1564
  • Un Obama populista. Habrá de tener cuidado Barack Obama a la hora de adoptar ciertas poses que podrían interpretarse como populistas en un contexto estadounidense poco dado a alejarse del sentido práctico de la vida. El populismo en sentido clásico, ya sea éste europeo o latinoamericano, no es algo con lo que le guste comulgar demasiado ni a republicanos ni a demócratas. De ahí que asumir demasiados riesgos en este sentido, le podría ocasionar más de un dolor de cabeza al inquilino de La Casa Blanca de aquí al 2016. Los guiños a Grecia, o el flirteo con la causa tibetana a través del Dalai Lama podrían ser malinterpretados por sus socios. Incluso a nivel interno, su nuevo compromiso con las clases medias y los sectores menos privilegiados habrá de medirse en clave nacional y de futuro. Prometer un aumento del 7 % del gasto público, pese a la elevada deuda o al déficit que pueda generar, no me parece tan negativo si, como asegura, constituye éste un esfuerzo asumible. Una ­previsión del crecimiento superior al 3 % para 2015 y un 2014 que cerró cercano al 2,5 % podría ser un aliciente para arriesgar la estabilidad que aportan inversores y conglomerados empresariales, con la pretendida reforma tributaria que aumente entre un 14 % y un 19 % los beneficios de sus compañías en el extranjero, o un 7 % las tasas impositivas sobre los pasivos de sus empresas más punteras. Pero estas medidas, que supuestamente buscan mejorar las infraestructuras y las comunicaciones, así como el sistema educativo y de salud del país, habrán de explicarse como respuesta a una situación de duros recortes y ajustes presupuestarios que han tenido que sufrir sus ciudadanos durante demasiado tiempo, especialmente desde marzo de 2013. Incluso el 5,2 % de paro actual sólo puede entenderse desde la brusca caída de los salarios y desde el reconocimiento de un empleo que sigue siendo altamente precario para un importante porcentaje de la población (50 millones viven bajo el umbral de la pobreza). Tras los esfuerzos y los estímulos monetarios, quizá ahora llegue el momento, también allí, de recompensar el esfuerzo asumido por los ciudadanos. Incluso de ampliar las partidas destinadas a Defensa y Seguridad. Y, si me apuran, hasta de ayudar a Centroamérica para controlar esa emigración indiscriminada hacia el norte, incrementada estos últimos doce meses. Sin embargo, emprender un camino electoralista, sin reconocer los abusos de poder sufridos por latinos y afroamericanos, las desigualdades socioeconómicas que afectan a sus minorías étnicas, la dura pérdida de ingresos que sufre el 90 % de los hogares estadounidenses, la situación de pobreza en la que vive el 21 % de los menores de 18 años, o los altos índices de abandono escolar que muestran sus estudiantes, puede ser poco realista y, quizá, demasiado ­populista... (El Correo Gallego, 08/02/15). ISSN: 1579-1564
  • Las armas de Minsk. A partir de esta medianoche, las armas de fuego deberían dejar de escucharse en el Este de Ucrania. Pero para eso tanto los militares y políticos ucranianos, como las milicias rebeldes y sus representantes prorrusos inconstitucionalmente elegidos, tendrían que sentirse satisfechos. Sin embargo, parece impensable asumir que todos han salido ganando con el "nuevo" acuerdo de Minsk. Un acuerdo que, al menos atendiendo a los trece grandes puntos difundidos hasta la fecha, más bien parecen una copia remozada de lo ya pactado en septiembre, pero que nunca llegó a respetarse. Parece difícil concluir que nadie haya terminado perdiendo aspiraciones o exigencias. Y si esto es así; si alguna de las partes se ha sentido o llega a sentirse perdedora en las negociaciones de paz, la estabilidad durará tanto como aguanten los soldados y las milicias sin apretar el gatillo. La clave está en descifrar la letra pequeña de un acuerdo que sólo los altos representantes de Ucrania, Rusia, Alemania y Francia conocen. Sin embargo, estoy seguro de que han sido esos detalles los causantes de que el acuerdo se haya podido firmar tras "quince" horas. Ahí se esconden las cláusulas que explican, por ejemplo, el modo de compensar estratégica o económicamente a la parte que saldrá debilitada. Pese al ímpetu militar de Francia en República Centroafricana, Malí u Oriente Medio, o a su acuerdo de rearme pactado con Egipto, Francia y Alemania (que no está preparada militarmente) han preferido la opción del entendimiento. Esta vía negociada es priorizada también por diplomáticos y analistas, de forma que consigamos evitar el enfrentamiento militar con una potencia inexpugnable como la Federación Rusa. Aun así, también entiendo (y acepto) que, como apuntaban no pocos países del Este y Norte de Europa, así como EEUU y Canadá, la inexistencia en Ucrania de un mayor contingente armamentístico y militar hará que este nuevo escenario de diálogo dure tanto como resista la buena voluntad de los "convidados de piedra" del acuerdo, aquellos que se han posicionado política y estratégicamente ante sus vecinos de dentro y fuera de Ucrania a favor de una Rusia que, "sin controlarlos" en su totalidad, sí influye, aviva y avala sus aspiraciones tanto independentistas como de adhesión. Toda la región de Donbás, pero especialmente las arruinadas Donetsk y Lugansk, constituyen una carga demasiado pesada tanto para una Europa en recuperación que necesita una Ucrania que se logre abastecer energéticamente, como para una Rusia mermada económicamente y amenazada por la UE también a nivel bancario. Quizá por eso habrá quien piense desde el Este que, mientras los números no mejoren, se puede seguir peleando por lo mismo a nivel político y desde dentro... (El Correo Gallego, 14/02/15). ISSN: 1579-1564
  • Ínfulas yihadistas. Mientras el salafismo radical predica la re-islamización violenta del mundo, degrada la moralidad de sus jóvenes, y denigra la figura y el papel de la mujer, las sociedades modernas y avanzadas de Occidente se enfangan en disputas ideológicas internas. Mientras el terrorismo yihadista se enroca en una interpretación tan rígida como engañosa del Corán y de la Sunna, Occidente se debilita despotricando contra su propia tradición cristiana, apocando la misma esencia de su identidad y su naturaleza. Mientras Daesh, el autodenominado Estado Islámico, arrasa pueblos y ciudades, aniquila a las minorías religiosas, secuestra y asesina a sus propios hermanos musulmanes, y sacrifica y esclaviza a sus mujeres y niños, Occidente practica su propia guerra diplomática interna, jugando y amenazando con sus aviones y tanques. Parece que no nos hemos enterado de que antes de lanzarnos a echar una mano a nivel militar a aquellos países y pueblos de Oriente Medio que así nos lo pidan explícitamente, hemos de saber organizar nuestras fronteras y gestionar nuestras relaciones diplomáticas con aquellos países que puedan constituir una peligrosa vía de entrada (o de retorno) de radicales yihadistas de distinto origen, motivación y orientación, hacia la UE en general y hacia España en particular (véase cómo presumen de los atentados del 11-M), ya sean los contextos bañados por el Mediterráneo, o aquellos otros como Turquía que, además, constituyen el límite poroso de nuestro territorio. Sólo espero que el Parlamento Europeo logre aprobar las medidas acordadas esta semana en Bruselas relativas a la redefinición de los protocolos de Schengen, el registro europeo de pasajeros aéreos, o la supervisión de nuestras fronteras exteriores. Además, teniendo en cuenta los miles de jóvenes que se embarcan hacia Siria e Irak, así como los cerca de diez millones de personas que habitan el amplio territorio del autoproclamado califato, quizá deberíamos replantearnos tanta manifestación briosa a favor de la libertad de expresión, y tan poco impetuosa en favor de algo mucho más importante: el derecho a la vida. Somos muchos los que lamentamos el atentado contra la sede de Charlie Hebdo, casi tantos como los que echamos de menos los rostros y nombres de esos policías, militares, periodistas y cooperantes que han sido víctimas del ensañamiento más cobarde e inhumano (quizá el futuro Memorial de Madrid ayude). Mientras no aprendamos a entender la libertad (incluso de expresión) desde el respeto al prójimo y sus convicciones, quienes practican la yihad seguirán tratando de debilitarnos y dividirnos social y políticamente, así como de atraer a aquellos que no entienden, porque no se les ha explicado, la presencia extranjera en tierras que les son propias... (El Correo Gallego, 15/02/15). ISSN: 1579-1564
  • La cabra china. De no ser por la contaminación que afea algunas de las más importantes ciudades chinas, el gigante asiático hubiese echado la casa por la ventana para celebrar con más pólvora que nunca un Año Nuevo que comenzó oficialmente en toda su área de influencia asiática el pasado jueves, 19 de febrero. Digo oficialmente porque, como ya pudimos apuntar aquí hace unas semanas tras regresar de nuestro periplo por el Sudeste Asiático, los festejos y preparativos se adelantan a la fecha señalada hasta un mes, y perduran durante, al menos, un par de semanas más. China, como gran país supersticioso que es, encara el nuevo año con ciertas dudas generadas a propósito del octavo animal que consiguió cruzar el río en la carrera que los llevaría a aquel legendario banquete del Emperador de Jade, donde se decidiría qué puesto ocuparía por su rapidez y astucia cada animal en el zodíaco del calendario lunar. Las dudas que genera la cabra, oveja o carnero, no surgen tanto por sus atenciones y colaboración con el mono y el perro, animales posteriores, sino por su carácter más retraído y hogareño que el animal precedente en el horóscopo chino, el activo y animoso caballo, y por una serie de antiguas leyendas que han generado cierta superstición negativa. Sin embargo, el hecho de que la cabra ocupe el octavo lugar (siendo el ocho el número quizá más deseado de Asia), y que a la misma también se le asocien valores como la inteligencia, la solidaridad y la gentileza, ayuda mucho a que nuestros amigos chinos afronten el 2015 con renovadas energías. A fin de cuenta, el caos que parecía predecir en el 2014 un caballo con ascendente de fuego, si bien es cierto que generó más de un conflicto internacional, y un reequilibrio entre economías emergentes y consagradas, así como más de un susto natural y meteorológico de diversa intensidad sobre todo en Oriente, no ha sido tan negativo y azaroso para la gran potencia oriental como auguraban los agoreros. Opino que el reto asumido por China para convertirse en la primera potencia económica mundial no lo va a parar una superstición de moderación y sosiego que, si bien se nota en la ralentización de su ritmo de crecimiento, contrasta con su ambicionada Área de Libre Comercio de Asia Pacífico (FTAAP) para competir con la Alianza Transpacífica (TPP) que propone EEUU, con su entrada decidida en toda la zona de influencia africana y del subcontinente asiático, con su cortejo de América Latina y su incómodo flirteo con los miembros ahora mendicantes del ALBA-TCP, y, si me apuran, hasta con esa mirada que se relame soñando, quizá, con montar un sólido cuartel general en una Grecia alejada del Euro, o en una hipotética Cataluña independiente. De "cibercensuras", reeducación religiosa y libertades hablamos otro día. Hoy no toca. (El Correo Gallego, 21/02/15). ISSN: 1579-1564
  • Feijóo debe seguir la senda trazada. Si lo que queremos es ser una economía pobre, endogámica y de subsistencia, lo mejor es no moverse y sucumbir al infradesarrollo y el aletargamiento; pero si lo que deseamos es sentar las bases de una economía abierta y desarrollada, conectada a las vías del crecimiento y la prosperidad, resulta obligado adentrarse en la senda de las relaciones internacionales comerciales y culturales. La iniciativa empresarial y la diligencia inversora no surgen de una postura conformista, no se consiguen adoptando una actitud resignada, sino llenando las maletas de todo lo bueno y variado que tiene Galicia, y emprendiendo viaje hacia donde aquello que nos distingue haga más falta, o resulte más valorado. Nuestros países hermanos de América Latina constituyen un objetivo más que acertado. No sólo aquellos que por tradición guardan una más nítida conexión con nuestra tierra, como México, sino aquellos otros que, por su pujanza económica o por su apuesta por el crecimiento, como Perú y Colombia, nos invitan a participar de su innegable y reconocido auge. En esta clave interpretamos los gallegos el meritorio viaje realizado estos días pasados por el presidente de la Xunta de Galicia. De poco valdría que Alberto Núñez Feijóo defendiese nuestros intereses sólo en Bruselas, si no estuviese dispuesto a subrayar nuestra valía en Alemania, a reforzar nuestro potencial en Uruguay, o a recordar nuestra idoneidad geoestratégica en Panamá. Si Brasil le ofrece a nuestras empresas posibilidades infinitas, Japón y Cuba suponen todo un reto, y la cada vez más cercana Corea del Sur un socio comercial estratégico. Sus visitas al extranjero y sus recepciones e invitaciones a visitar nuestra tierra constituyen el cumplimiento de una promesa hecha por Feijóo en su Discurso de investidura, en el que se comprometió con los gallegos a incentivar la innovación, el emprendimiento, la inversión extranjera y la internacionalización: "é na apertura de novos mercados onde podemos atopar maiores oportunidades económicas para a nosa terra". Cualquier reproche partidista o disputa ideológica resulta absurda frente a la posibilidad de avalar nuestro sector de la automoción o la pericia de nuestras empresas de infraestructuras, abastecimiento y saneamiento ante el secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano del Gobierno de México o el gobernador del Estado de Puebla; o nuestra destreza en materia pesquera, acuícola, de transformación y seguridad alimentaria y marina ante el ministro peruano de Producción, o ante su colega de Vivienda, Construcción y Saneamiento; incluso nuestro sector textil, nuestra capacidad conservera, nuestras TIC y sectores agroalimentario y de construcción naval ante el ministro de Tecnologías de Colombia o el propio presidente Juan Manuel Santos. Aunque sólo alguno de estos proyectos tenga éxito, habrá merecido la pena. (El Correo Gallego, 23/02/15). ISSN: 1579-1564
  • Inoportuno Zapatero. "Inoportuno" es uno de los términos que más se han utilizado para definir el encuentro del expresidente Zapatero con Raúl Castro. El calificativo me parece acertado. De hecho, Zapatero ha resultado "inoportuno" desde el mismo instante en que decidió seguir al frente de España en el peor momento de la crisis. Quien no lo vea así es que todavía no se ha enterado de su responsabilidad en el fatídico devenir de la historia reciente de nuestro país. Como se empeña en recordarnos el Gobierno, e hizo el propio Obama en su momento, la lenta agonía económica que hemos sufrido estos años, y de la que sólo ahora empezamos a recuperarnos, se debe, precisamente, a la falta de visión y reacción del nuevo amigo del castrismo y de los bolivarianos de Morales y Podemos. Vi la intervención de Pedro Sánchez en el debate del estado de la nación y eché de menos asesores capaces de hacer algún que otro número, de presupuestar alguna que otra propuesta, de construir alguna alternativa coherente de gestión que devolviese la confianza a la bancada socialista, más allá de prometer echar abajo muchas de las reformas de reciente aprobación. Ahora veo la actitud comprensiva de Pedro Sánchez hacia Zapatero, y la propia pose del expresidente, y me pregunto si no habrá nadie tampoco en las filas socialistas que sea capaz de explicarle a uno y al otro que ningún exmandatario de un país democrático, constitucional y parlamentario como se supone que es España (y como nos recordó el propio Tribunal Constitucional esta semana), no puede ni debe jugar a proyectos políticos o empresariales, ni propios ni ajenos, en contextos sensibles; y mucho menos si además está dispuesto a fotografiarse con los líderes de la discordia internacional, al margen del beneplácito de Exteriores, y sin la presencia, al menos, del embajador allí ­asentado. ¿Nadie le ha explicado, dado que él parece no entenderlo, que un expresidente, cuyo nivel de vida pagamos todos, sigue teniendo estatus de alto funcionario del Estado y, por tanto, no tiene "asuntos personales" ni "viajes privados" ni "cargos de representación" cuando la política exterior de España o la UE puede verse afectada? ¿Tan mal andan las cosas por Ferraz? Ésta, que es la tercera metedura de pata de Zapatero y su cuadrilla (tras la de Marruecos y Guinea Ecuatorial), debe encuadrarse en aquella otra falta de lealtad de Pedro Sánchez ya no sólo con España, sino con la propia socialdemocracia europea, cuando en julio ordenó votar en contra del presidente de la Comisión, pese a que el pacto obligaba a Juncker a incluir en su proyecto iniciativas de los socialistas de la Unión. De ahí la falta de entusiasmo y la distancia mostrada en Madrid el pasado fin de semana por muchos líderes del PSE. Entretanto, Trinidad Jiménez se enfanga, y Carme Chacón se relame. (El Correo Gallego, 28/02/15). ISSN: 1579-1564
  • El Dorado no existe. Como ya he hablado de la innegable propensión que tenemos en España a hablar mal de nuestro propio país, hoy deseo denunciar otra de nuestras más absurdas debilidades: esa tendencia a mostrar admiración por todo lo que alude al exterior o proviene de fuera. No sé si se trata de un complejo infundado o de una falsa humildad, pero una y otra vez observamos en la calle, en los medios, y en boca de nuestros políticos, peligrosas idealizaciones de contextos extranjeros. Esta admiración gratuita, que nos lleva a crear versiones altamente positivas de nuestros vecinos, al tiempo que despreciar lo que tenemos en casa, se viene abajo a poco que seamos capaces de analizar los rasgos que los definen. Pongamos un par de ejemplos. Ahí tenemos a Dinamarca, un país de Gobierno socialdemócrata al que miramos embobados sin saber que su bajo índice de corrupción emana, sobre todo, del corporativismo y de la alta percepción y consideración que los daneses tienen de sí mismos. Tal es nuestra admiración por el país nórdico, que ni siquiera reparamos en que el despido allí es prácticamente libre y gratuito; y que cuando los sindicatos pactan un convenio pírrico de indemnización con las empresas, lo hacen a cambio de una paz social que priva a los trabajadores del derecho a la huelga. Y claro, aunque esto no sea comparable con ese índice de depresión por habitante que bate récords en Finlandia, reconocerán que es para pensárselo dos veces antes de firmar un contrato laboral. Otro buen ejemplo podría ser Alemania, a la que tantas veces ponemos como modelo europeo, como locomotora socioeconómica de la Unión. Pues bien, dejando aparte su liderazgo manifiesto, incluso su reconocida influencia internacional, no podemos dejar de reparar en el nuevo tope de personas que vive por debajo del umbral de la pobreza que ha alcanzado el país tras la alianza de los conservadores de la CDU de Merkel con los socialdemócratas del SPD, y que los lleva a los bajos sueldos y las exiguas pensiones aprobadas en su día por el socialista Gerhard Schröder. Si a esto añadimos los más de 7,5 millones de trabajadores que viven de los "minijobs", los casi 13 millones de habitantes que sufren unos pírricos salarios, y la perenne desigualdad entre las dos antiguas divisiones territoriales, quizá entendamos que casi el 16% de la población sea pobre y que otros tantos no puedan permitirse un solo capricho. Otro ejemplo podría ser EEUU, de cuyos 50 millones de habitantes que viven bajo el umbral de la pobreza, precariedad laboral (unskilled workers y low-wage jobs), brusca caída de salarios, desigualdades económicas, pérdida de ingresos que sufre el 90 % de los hogares, situación de pobreza del 21 % de los menores de 18 años, o altos índices de abandono escolar, hablé hace poco. Como vemos, El Dorado no existe. (El Correo Gallego, 01/03/15). ISSN: 1579-1564
  • Netanyahu se equivoca. Lo que Benjamin Netanyahu había diseñado como una estratégica electoral en EEUU de la que obtendría suculentos beneficios para las legislativas del 17 de marzo en Israel, se volvió en su contra debido a las críticas recibidas dentro y fuera de su país. En el exterior la perspectiva varía según el bloque al que miremos, si bien estos últimos años sus socios habituales se han ido distanciando hasta dejarlo aislado en términos políticos. Su carácter impulsivo lo vimos en su enfado con España cuando nuestro Parlamento acordó sumarse a la reivindicación de dos Estados equilibrados y en paz en Palestina. La amistad con Netanyahu crea problemas incluso para aquellos capaces de obviar los dictámenes reprobatorios de la ONU contra la política ilegal de ocupación del Gobierno de Israel. Pero el peor varapalo lo ha sufrido dentro de sus propias fronteras. Incluso en las filas conservadoras del Likud. A las críticas de la oposición y de la coalición de centro-izquierda Unión Sionista, relativas a la dimensión electoralista de su intervención ante los congresistas estadounidenses y en el Centro de Convenciones de Washington, ahora debe añadir los reproches de sus compañeros por haber violentado sus relaciones con la Administración Obama (la que más ha ayudado a Israel en materia militar: 20.000 millones de dólares), priorizando al sector más duro de los republicanos, y obviando así a los 28 (de 29 legisladores judíos) que pertenecen al partido Demócrata. Parece difícil entender la obsesión del líder israelí para paralizar unas negociaciones entre EEUU e Irán que la comunidad internacional cataloga de históricas. Salvo su empecinamiento en vender un Estado de Israel vulnerable en seguridad y defensa frente a las potencias vecinas (con el ánimo de obtener el fervor de los votantes), poco más ha sido capaz de aportar al debate político electoral (ignorando las protestas callejeras y las críticas por el alto precio de la vivienda). Ni siquiera esta política del miedo es ya creíble viendo su poderío nuclear y militar, o su brutal e indiscriminado ensañamiento contra las bandas terroristas y los adversarios políticos de Gaza (de ahí la inminente demanda palestina contra Israel ante el Tribunal Penal Internacional). Su partido le reprende y da muestras de división interna. Hasta sus invitaciones a los judíos del mundo a trasladarse a Israel, como si fuese el único comprometido con su afecto y protección, han sido criticadas por los Gobiernos y poblaciones aludidas. Incluso se cree que mientras el destino de los israelíes esté en sus manos, las tensiones con los vecinos continuarán, la unidad del pueblo árabe frente al inquilino yihadista será difícil, y la esencial intervención de un futuro y renovado Irán contra el salafismo radical del Califato seguirá siendo una quimera. (El Correo Gallego, 07/03/15). ISSN: 1579-1564
  • La mujer de la Cúpula. No es coincidencia que hoy, Día de la Mujer, le dediquemos esta columna a una madre china que ha dado al mundo una hermosa lección de valentía y arrojo. Mucho más, si cabe, teniendo en cuenta que hablamos de un país en el que la mujer ha ocupado tradicionalmente (y en la actualidad) un papel secundario (por no decir marginal e indeseado). Sin embargo, esta nueva madre coraje (me pregunto qué madre no lo es), no ha dudado en enfrentarse al Gobierno de su país para denunciar, cámara en mano, unos índices de contaminación que, de no remediarlos, seguirán incidiendo de manera letal en nuestros afables hermanos chinos (se habla de unas 500.000 muertes anuales por dolencias asociadas). Chai Jing, que así se llama la valiente madre, parece saberlo bien, pues ciertos indicadores apuntan hacia la polución como posible causa del tumor con el que nació su bebé, una hermosa niña a la que le quiere legar un mundo mejor. Tal ha sido el impacto de su reportaje "Bajo la Cúpula" en Internet, que el nuevo ministro de Medio Ambiente, Chen Jining, y hasta el primer ministro chino Li Keqiang, lejos de enviar a sus censores a silenciar a la famosa expresentadora del canal público CCTV y secuestrar la reveladora cinta, no ha tenido más remedio que aceptar el interés de un vídeo que debe terminar de concienciar a políticos y empresarios a la par. No hablamos de un país en el que las restricciones contaminantes no estén tipificadas, pero sí de un inmenso territorio en el que las mediciones contaminantes son obviadas una y otra vez. La obsesión por el crecimiento y los recelos frente a unos Protocolos que llegan tarde a un territorio en plena ebullición (cuando las potencias rivales ya han alcanzado su máximo nivel de desarrollo), explica la doble vara de medir que muestra la Administración. Pese a ello, el impactante documental de 103 minutos, pagado del propio bolsillo de este nuevo símbolo de la mujer del siglo XXI, quizá consiga ahora hacer aplicar la Ley de Protección Medioambiental aprobada en enero en una China dependiente de un carbón abusivo y de un combustible de baja calidad que proporciona a las petroleras suculentos beneficios. De ahí la falta de control de emisiones en vehículos y fábricas. Una China que aspira a extender su influencia por todo el mundo, no puede preocuparse sólo por seguir aumentando su capacidad armamentística, incrementando cada ejercicio (este año un 10%), su presupuesto de Defensa. El espíritu de la valerosa periodista se ha colado ya en la Asamblea Nacional Popular anual que se celebra estos días. Chai Jing ha conseguido que el pueblo chino le recuerde a sus dirigentes que "no están satisfechos" y que están "dispuestos a movilizarse". Y eso, en China, da mucho miedo. (El Correo Gallego, 08/03/15). ISSN: 1579-1564
  • Juncker desenmascaró al populismo. El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, quien recoció los malos hábitos europeos de evasión fiscal y rebaja de impuestos a multinacionales como los señalados en su propio Luxleaks, y también que la Troika debió haber exigido a los países protección social para sus ciudadanos, no se movió ni un ápice de los postulados del Gobierno español tanto en el diagnóstico de la situación actual, como en su visión sobre las nuevas y erráticas estrategias urdidas por los populismos europeos. Como antesala de su visita a España, y en una lúcida entrevista concedida a Claudi Pérez, el luxemburgués dejó claro que, como repite el equipo de Rajoy, mientras no consigamos reducir el nivel de desempleo, la situación de crisis, en términos laborales, no habrá terminado. Acierta, porque si bien es cierto que en nuestras mejores épocas hemos registrado entre un 8% y un 11% de paro, y que la media del mismo, en todo el período democrático, ha estado en torno al 17%, las últimas cifras que nos hablan de entre un 22% y un 23% de desempleo no resultan nada reconfortantes, incluso sabiendo que si fuésemos rigurosos habría que recortarle algo más de un 5% derivado de la economía sumergida. Sin embargo, también reconoció Juncker en El País que "la recuperación está ahí: quizá no haya llegado aún lo suficiente hasta el empleo, y eso puede dar la impresión equivocada a los españoles de que las cosas no se mueven en la dirección correcta". La entrevista y las palabras de Juncker en Madrid nos revelan que se equivoca Alexis Tsipras cuando elucubra un complot de España y Portugal. El luxemburgués reveló que la actitud de firmeza frente a Grecia está avalada, incluso con más vehemencia que por Alemania, por países como Holanda, Finlandia, Austria, Eslovaquia y los socios del Báltico. Le advierte a Syriza que debe reconocer que no va a cumplir la promesas vertidas en campaña electoral; y llega a apuntar que, de acometerse las propuestas de Syriza o Podemos, estaríamos condenados "al total bloqueo del proyecto europeo". Pero esto no será así, porque incluso cuando estos partidos ganan elecciones "son incapaces de transformar sus programas en realidades". Esta sentencia, que hiere menos en España porque el partido mencionado todavía no ha tocado poder, produce sarpullidos en una Syriza que ya muestra divisiones internas, que sufre las primeras protestas contra su Gobierno, y que ya decepciona a ese menos del 25% de griegos que en su día sucumbieron al populismo de izquierda radical liderado por el potentado y acomodado Tsipras. Pero aquí no pasará lo mismo. Estoy seguro de que sus socios españoles, también más que solventes, repartirán sus jugosas cuentas bancarias entre los "sin nómina", devolverán a los afiliados en paro los euros pagados al partido, y cederán sus segundas viviendas a los desahuciados y a los "sin techo". (El Correo Gallego, 09/03/15). ISSN: 1579-1564
  • La rabia de Maduro. Maduro muestra toda su rabia al ver que las instituciones más representativas de la Comunidad Internacional le presionan para que frene su violencia contra las manifestaciones ciudadanas y contra la oposición política de su país, y ponga fin a sus constantes atentados contra la libertad de expresión en Venezuela. Tan sólo Fidel Castro desde Cuba, Evo Morales desde Bolivia, Rafael Correa desde Ecuador, y el equipo de Podemos desde España y sus escaños del Parlamento Europeo, parecen avalar con su actitud una represión que ha alcanzado en Venezuela cotas inimaginables. Si hace una semana era una representación de la propia Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) la que, liderada por su secretario general, viajaba a Caracas para moderar la violencia política que vive el país, este jueves ha sido la Eurocámara desde Estrasburgo la que firmaba una declaración condenatoria de la persecución que sufre la "oposición democrática", al tiempo que denunciaba la privación de libertad y de derechos fundamentales a los que estaban sometidos los estudiantes y los manifestantes en la República Bolivariana. El Parlamento Europeo también le exige la "inmediata" puesta en libertad de los presos políticos del régimen. Maduro, acostumbrado a hacer oídos sordos a las súplicas provenientes del exterior, incluso si éstas surgen del propio Nuncio Apostólico, como sucedió en 2014, ha reaccionado incrementando sus amenazas y sus poderes despóticos una vez que la Administración Obama decidió añadir a las sanciones de hace tres meses, la aplicación de la Ley para la Defensa de los Derechos Humanos y la Sociedad Civil de Venezuela, firmada en diciembre en el Congreso de EEUU. La reacción de Obama era esperable dadas las constantes acusaciones de intento de "golpe de Estado" y los ataques de Maduro al "enemigo imperialista", pero sobre todo como respuesta a las órdenes dictadas por el autócrata caraqueño el 1 de marzo relativas a las prohibiciones de entrada y restricción de funcionarios, visados y reuniones diplomáticas estadounidenses en su territorio. Tras soportar la llamada a la "rebelión mundial contra EEUU", la Casa Blanca aplica ahora sus propias sanciones a destacados líderes de la represión venezolana (pese a que el texto de la Ley parezca indicar algo más), conociendo, como dice conocer, las decenas de millones de dólares que ocultan las familias del régimen en cuentas estadounidenses; y sabiendo, además, que Venezuela necesita seguir exportando su petróleo a EEUU incluso para su refinamiento y reimportación. Sólo espero que la nueva Ley Habilitante que otorga poderes especiales a Maduro no sirva, como me temo, para aumentar la tiranía en Venezuela, para disimular la miseria que sufre el país, y para desviar la atención de los ciudadanos. (El Correo Gallego, 14/03/15). ISSN: 1579-1564
  • La baza del miedo. Si hay algo deplorable es utilizar la baza del miedo para lograr un objetivo; una carta de la que se valen tanto el terrorismo, como la manipulación política y la represión ideológica. Generar pánico en los ciudadanos, miedo entre los votantes, y represión en la población, son tres actitudes que, aunque distintas, deben ser reprobadas por cualquier sociedad responsable, democrática y libre. Pongamos un ejemplo de cada una.
    No cabe duda de que el pánico generado en Túnez esta semana por los terroristas islámicos estaba más que calculado. Golpear al Gobierno democráticamente elegido por primera vez en tantas décadas en este pequeño país del Magreb implica dar a entender que el yihadismo condena la transición hacia la libertad, el islamismo moderado y la concordia entre el laicismo político y el pensamiento religioso. Por ello desestabilizar la gran fuente de riqueza tunecina (el turismo), y atemorizar a la población por apostar por la democracia, constituyen dos objetivos más valiosos para los terroristas que el derecho a la vida. Como modelo de manipulación política podemos fijarnos en esa advertencia ficticia de Netanyahu diciendo que los árabes estaban acudiendo a votar en masa para hacerse con el poder y destruir el Estado judío. Si a ello le añadimos sus dudosas predicciones sobre Irán, y su promesa temeraria de que mientras él esté al mando no existirá un Estado Palestino y continuarán las ocupaciones de Cisjordania, entenderemos (pese a que apenas obtuvo el 24% de los votos totales) que un buen número de israelíes (incluso de ese 70% que apuesta por la paz entre dos Estados soberanos) hayan caído en la trampa, llegando a ignorar el 27% de niños que viven por debajo del umbral de la pobreza, el malestar social por el alto coste de la vida, la tensión generada con los países vecinos, el desprecio al Derecho Internacional y a las resoluciones de la ONU, o la desigualdad económica que azota el país. Del tercer tipo de miedo encontramos ejemplos en el pavor a hablar que tienen los ciudadanos de Venezuela a la vista de la represión ejercida por el Gobierno contra la oposición; o en las alusiones constantes al “miedo de la derecha” que hace Podemos en España, y que dejan entrever el ansia de venganza y el deseo de “asalto” al poder de esta controvertida formación política. En este caso la intimidación surge tanto por sus “amistades peligrosas”, como por rememorar e intentar reproducir los errores del pasado. Son ejemplos distintos, sí; pero nos ayudan a entender el significado de un miedo que la RAE define como la “perturbación angustiosa del ánimo por un riesgo o daño real o imaginario”. La clave está en descifrar las pistas y descubrir cuánto hay de real y cuánto de imaginario en los miedos que nos acechan. (El Correo Gallego, 22/03/15). ISSN: 1579-1564
  • Emergencia en Yemen. Hace dos años tuve la oportunidad de recorrer buena parte del sur de la península Arábiga. Hablamos de un contexto altamente complejo en lo que a diversidad cultural, variedad identitaria, tensión política e incluso contraste orográfico se refiere (con un Oeste montañoso y un Este de desierto y mesetas). Una zona, por cierto, sobre la que quizá no repararíamos si no fuese por sus recientes hallazgos de petróleo y gas natural, por su estratégica ubicación y por la relevancia tanto de sus expectantes socios del Este y Sudeste asiático, como de sus vecinos cercanos (como Arabia Saudí o el Irán chií). Eso lo saben bien las familias y grupos tribales que, desnortados quizá por una distribución arbitraria de las tierras y bienes que les son propios, llevan tiempo cuestionando un proceso de descolonización que no parece haber respondido a los intereses de los lugareños, ni a los de la antigua República Árabe del Norte, o Yemen del Norte (sobre la que tanto Arabia Saudí como Egipto tuvieron gran preeminencia), ni a los de Yemen del Sur, la denominada República Democrática Popular del Yemen, de corte marxista e influencia británica. A esto debemos añadir el criterio de unos líderes autóctonos, jeques o shaykh que, desde la unión de las dos partes como República de Yemen en 1990, llevan a cabo unos métodos de gestión alejados muchas veces de las normas de convivencia y del buen criterio de responsabilidad democrática y defensa de las libertades de los ciudadanos. La artificialidad de sus fronteras, de hecho, constituye una de las claves para entender, también, las aspiraciones de unas fuerzas políticas en las que se mezclan cuestiones religiosas (el 53% son suníes, frente al 46,9% de chiíes), con motivaciones ideológicas, aspiraciones políticas, recelos identitarios, suspicacias culturales, prejuicios raciales e incluso fuertes dosis de terrorismo (la Al Qaeda más peligrosa se gesta allí enfrentada a los hutíes). Solemos criticar la injerencia internacional. Sin embargo, al no haber sido capaces de interesarnos y reaccionar con mayor presteza ante situaciones de emergencia política como la que define a Yemen, ahora es necesario tomar partido y forzar una estabilidad que, de lo contrario, desembocaría en una guerra civil de trágicas consecuencias y más difícil reparación (véanse los conatos de 1994 y 2000). Así lo advertí hace dos meses una entrevista radiofónica en la que, además, repasábamos las consignas de los cabecillas chiíes denominados hutíes (zaidíes chiís), que invocaban tras el golpe de Estado, y en plena plaza central de Saná, la victoria del islam a costa de la muerte de EEUU e Israel. Por ello me temo que, sin una mediación exterior de carácter neutral, el diálogo entre el Comité Revolucionario y los seguidores del depuesto presidente Abdo Rabbu Mansur Hadi será prácticamente imposible. (El Correo Gallego, 28/03/15). ISSN: 1579-1564
  • La zozobra brasileña. Lo peor de la zozobra que está viviendo Brasil no es la desestabilización de su sistema político; no es el impacto de los nuevos, vergonzantes y generalizados casos de corrupción que afectan al Gobierno y a las instituciones, organismos y empresas públicas gestionadas por la misma Administración; ni siquiera el déficit presupuestario, el prácticamente nulo crecimiento de la economía, o el impacto que este frenazo tiene en la ralentización de toda América Latina. Lo realmente preocupante es observar la desesperación y la frustración que todo ello ha generado en unos ciudadanos que, o bien se ven engañados por un Gobierno que les pidió su voto a cambio de falsas prebendas, o bien se sienten impotentes por no haber sido capaces de reorientar con su voto opositor el devenir de un gigante de los BRICS que, como ya advertimos aquí en tantas ocasiones y especialmente durante los últimos comicios, no sólo no ha conseguido afianzar esa evolución social que ejemplificaba, sino que ha adoptado lo peor de tantos otros contextos internacionales en los que el respeto al ciudadano no ha dejado de erosionarse. No sé yo si la deriva sufrida por Brasil en los últimos meses se hubiese corregido de haber obtenido la victoria en las elecciones presidenciales de octubre el opositor Aécio Neves, líder del Partido de la Social Democracia, o incluso Marina Silva, del Partido Socialista Brasileño (aunque tengo sospechas de que podría haber sido así). De lo que no tengo duda alguna es que de seguir así las cosas, al que le toque recoger el bastón de mando del país a medio plazo, tendrá que remar mucho para reconducir el rumbo ahora extraviado y llevar el país a buen puerto. Esto de las nefastas herencias, desgraciadamente, lo conocemos muy bien en España, y lo han sufrido también en muchos otros contextos americanos y europeos. Ahora quizá entendamos esas bruscas caídas que sufría la Bolsa cuando las encuestas vaticinaban el auge de Dilma Rousseff, o el súbito debilitamiento del Real frente al Dólar cuando presagiaban su victoria final. Dilma, que ha quemado ya los cartuchos propiciados por su mentor Luiz Inácio Lula da Silva, y sólo disfruta de un 13% de popularidad, apenas cuenta ya con el apoyo del norte y del este del país, y se enfrenta a la rendición de cuentas que le piden los más desarrollados y formados sur y oeste del país. Ya nadie parece estar dispuesto a sufrir por más tiempo ni los bajos salarios, ni el deterioro de los servicios públicos, ni la nula capacidad de atraer inversión hacia un territorio en el que son tantas y tan variadas las necesidades. Se acabó la época de lo que en su día denominé aquí las “gloriosas rentas” del pasado. Llegó la hora de saber si el Partido de los Trabajadores hace honor a lo que su propio nombre indica. (El Correo Gallego, 29/03/15). ISSN: 1579-1564
  • América con Irán. Mi estancia al otro lado del Atlántico me permite observar, además de aspectos propios del Continente vecino sobre los que seguiré dando cuenta, el modo en que se perciben en esta otra América las cuestiones internacionales que, de un modo u otro, afectan a su economía. Uno de esos asuntos es la nueva fase de entendimiento entre EEUU e Irán en materia nuclear ("Un nuevo Irán", ECG 06/12/2014). Ni que decir tiene que en los contextos de preponderancia bolivariana y castrista, el énfasis se pone en la renovada influencia internacional que el nuevo marco de entendimiento proporciona a la República Islámica; un territorio persa y chií que, con mayor o menor vehemencia y transparencia, se evidencia desde estos países, y a diferencia de en Norteamérica, como espacio amigo. Quizá por ello el foco de atención se pone, por un lado, en el impacto negativo que las sanciones por su programa nuclear de EEUU, la UE y la ONU han tenido sobre la economía iraní, que ha caído casi un 9 % en los últimos dos años, debido, sobre todo, a que sus exportaciones de petróleo se han reducido de manera exponencial (también a la caída del precio del crudo). Pese a esta debacle financiera, que impacta de lleno en las arcas de Irán, y que en Venezuela o Cuba se ve como un atentado contra la soberanía y la solvencia del país, los medios afines a ambas administraciones resaltan el compromiso de la República Islámica con su departamento militar y de defensa; un sector que en marzo se ha visto reforzado gracias a un aumento de más del 30% del presupuesto habitualmente destinado a sus fuerzas armadas y a su Guardia Revolucionaria. Pero más relevante aún se entiende el papel que juega Irán en Oriente Medio. De ahí